Jaque al neoliberalismo

Distribuir contido
Una mirada no convencional al modelo económico, la globalización y las fallas del mercadoMarco Antonio Morenonoreply@blogger.comBlogger7056125
Actualizado: fai 5 horas 25 min

La hipocresía del alto a la guerra química

Ven, 13/04/2018 - 13:11
Robert Fisk, Independent

Oh, la hipocresía de todo. Los innobles objetivos. La distracción. Las escandalosas mentiras y excusas.

No hablo del presidente estadounidense, dado a tuitear como si disparara un revólver, y su deseo de escapar a la incursión de la policía en la oficina de su abogado; claro que hay una conexión rusa. Y tampoco hablo de su desaseo más reciente. Tal vez la vida con Melania no sea estupenda en este momento. Es más distractor sentarse con los generales y ex generales y hablar de Rusia y Siria.

No hablo de Theresa May, que quiere salir de la zanja del Brexit con cualquier distracción propia: los ataques en Salisbury, Duma… incluso Trump. ¿Así que Trump telefoneó a Macron cuando la pobre dama creía que había ganado su mano? ¿Qué tonterías son esas?

Macron ha atado ahora su propia carreta a los sauditas contra el expansionismo israelí, y sin duda las ventas de armas al reino tienen algo que ver con eso. Pero qué triste que el deseo de los jóvenes presidentes franceses de actuar como Napoleón (puedo pensar en algunos otros) signifique unirse a una guerra en vez de negociar contra ella.

Ahora tenemos a nuestros voceros y ministros despotricando sobre la necesidad de prevenir la normalización de la guerra química, evitar que se convierta en parte de la guerra normal, en un retorno a los terribles días de la Primera Guerra Mundial.

Esto no significa ninguna excusa para el gobierno sirio, aunque sospecho, luego de ver con mis propios ojos el involucramiento ruso en Siria, que tal vez Putin se impacientó con terminar la guerra y quiso erradicar a los que quedan en los últimos túneles de Duma para no esperar que pasaran más semanas de combates. Recuérdese la crueldad de Grozny.

Pero todos conocemos los problemas de obtener pruebas cuando se trata de armas químicas y gas. Al igual que el uranio empobrecido –que solíamos usar en nuestras municiones–, no dejan un revelador trozo de metal con una dirección grabada, como un fragmento de proyectil o un recubrimiento de bomba. Cuando empezó todo esto con el primer ataque con gas en Damasco, los rusos lo identificaron como municiones de gas manufacturadas en la Unión Soviética, pero enviadas a Libia, no a Siria.

Pero hoy recuerdo una guerra diferente: la de Irán-Irak entre 1980 y 1988, cuando Saddam Hussein invadió Irán. Cuando los iraníes volvieron a cruzar su frontera e irrumpieron en Irak, años después, Saddam usó gas contra miles de soldados iraníes… todos civiles, porque había enfermeros y médicos en el frente de guerra. Curioso que hoy olvidemos eso. No hablamos del tema. Hemos olvidado todo lo referente a él. Hablando de normalización de la guerra química… ¡aquello lo fue!

Pero en nuestro deseo de concentrar las mentes en Siria, no mencionamos los gaseos en Irán –ese país es otro de nuestros enemigos actuales, claro–, y tal vez sea por nuestra falta de memoria oficial.

Más probablemente es por lo que ocurrió: la institucionalización de la guerra química, el uso de químicos por Saddam, que entonces era aliado de Occidente y de todos los estados sunitas del Golfo, nuestro héroe sunita en el frente. La radio iraquí se refirió a los millares de soldados iraníes que iban a morir después de cruzar la frontera. Anunció que los insectos persas habían cruzado la frontera. Y así los trataron.

Los precursores del gas iraquí provinieron en gran parte de Estados Unidos –uno de Nueva Jersey– y más tarde personal militar estadounidense visitó el frente sin hacer comentario alguno sobre los químicos que fueron vendidos al régimen iraquí, desde luego, para fines agrícolas. Así es como se trata a los insectos, ¿o no?

Nadie menciona ahora aquella guerra terrible, librada con nuestro total consentimiento. Es casi una exclusiva mencionar ese conflicto, así de religiosamente lo hemos olvidado. Esa fue la verdadera normalización, y nosotros permitimos que ocurriera. Religiosa, sin duda, porque fue la primera gran batalla de la guerra sunita-chiíta de nuestros tiempos. Pero fue real.

De los miles de iraníes que fueron asfixiados, unos cuantos sobrevivientes fueron enviados a hospitales británicos para recibir tratamiento. Yo viajé con otros en un tren militar a través del desierto a Teherán; los vagones estaban atestados de jóvenes sin sonrisa, que tosían moco y sangre en vendajes blancos mientras leían Coranes en miniatura.

Tenían ampollas en la piel y algo horrible: más ampollas sobre las ampollas. Escribí una serie de artículos sobre esa obscenidad para el Times, en el que trabajaba entonces. Más tarde la Oficina del Exterior dijo a mis editores que mis artículos no ayudaban.

No hay tal discreción hoy día. No había temor entonces de que salieran a capturar a Saddam porque en esos días, por supuesto, los chicos buenos usaban los químicos. ¿No recordamos a los kurdos de Halabja, que fueron gaseados por Saddam con gas que la CIA ordenó a sus oficiales afirmar que fue usado por los iraníes?

Saddam debió ser juzgado por ese crimen de guerra. De hecho fue un animal que mata con gas. Pero fue colgado por una masacre mucho menor con armas convencionales… porque, como siempre sospeché, no queríamos que expusiera a sus socios en la guerra química en un tribunal abierto.

En eso estamos, pues. May realiza un gabinete de guerra, por todos los santos, como si nuestras bajas crecieran en el Somme en 1916, o estuvieran despegando Dorniers de la Francia ocupada para arrasar Londres en 1940.

¿Qué hace esta pueril primera ministra? Conservadores más viejos y sabios han identificado la calidad juvenil de esta tontería, y quieren un debate en el Parlamento. ¿Cómo podría May seguir a un presidente estadounidense a quien el mundo tiene por un demente, crónicamente inestable, pero cuyos mensajes infantiloides –sobre misiles “nuevos, bonitos e ‘inteligentes’”– son tomados en serio por muchos de mis colegas en Estados Unidos? Tal vez debería preocuparnos más lo que ocurriría si se aparta del tratado nuclear con Irán.

Este es un momento muy malo de la historia de Medio Oriente. Y, como de costumbre, serán los palestinos quienes sufrirán, con su tragedia totalmente olvidada en medio de esta locura. Entonces, ¿iremos a la guerra? ¿Y cómo saldremos de esa guerra una vez iniciada? ¿Alguien tiene planes? ¿Qué tal si ocurre un caos gigantesco, como el que las guerras por lo regular producen? ¿Qué ocurrirá entonces?

Bueno, supongo que Rusia vendrá al rescate, como lo hizo con Obama cuando por primera vez se usó gas en la guerra en Siria.


Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Trump ordena atacar a Siria por presunto uso de armas químicas

Xov, 12/04/2018 - 17:51
David Brooks, La Jornada

El presidente Donald Trump anunció por tuit este miércoles un inminente ataque de misiles contra Siria, mientras el segundo republicano más poderoso del país expresó su intención de jubilarse, alimentando la percepción del hundimiento de su partido ante las próximas elecciones intermedias a consecuencia del repudio popular al mandatario más reprobado en la historia moderna del país.

Esta mañana Trump declaró vía tuit que está ordenando un ataque contra Siria, y se burló de que Rusia había prometido interceptar los misiles: “Prepárate, Rusia, porque (los misiles) estarán llegando, bonitos, nuevos e ‘inteligentes’. No deberías ser socio de un animal que mata con gas, que mata a su pueblo y lo goza!”

Poco más tarde, tuiteó: “nuestra relación con Rusia es peor ahora que nunca, y eso incluye la guerra fría. No hay razón para esto. Rusia necesita que le ayudemos con su economía, algo que sería muy fácil hacer, y necesitamos que todas las naciones trabajen juntas. ¿Poner fin a la carrera armamentista?”

Y poco más de una hora después decidió enlazar la guerra en el extranjero con la guerra política en casa, explicando en otro tuit que mucha de la "mala sangre con Rusia es causada por la Investigación Falsa & Corrupta sobre Rusia, encabezada por todos los leales a los demócratas, o gente que trabajó para Obama. Mueller es quien tiene mayores conflictos de todos (excepto Rosenstein). No hay colusión, entonces enloquecen".

Rod Rosenstein es el subprocurador general, segundo en rango en el Departamento de Justicia, quien fue instalado en su puesto por Trump; Robert Mueller es el fiscal especial encargado de la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones y posible colusión con la campaña de Trump, entre otros delitos relacionados con eso, y fue nombrado en ese puesto por Rosenstein. Ambos son republicanos.

Trump, como candidato y al inicio de su presidencia había declarado que estaba en contra de abrir otro frente de guerra en Medio Oriente, criticando la política bélica de Barack Obama y George W. Bush. Hace unos días había anunciado por tuit su intención de retirar todas las fuerzas estadunidenses del conflicto en Siria. Pero ahora ha revertido el curso –aun antes de que existan pruebas que comprueben el ataque químico y los responsables– en Siria que está sirviendo de justificación para lanzar sus misiles.

Vale recordar que Obama rehusó bombardear Siria (aunque la CIA se dedicó a capacitar a fuerzas contra el régimen de Bashar Al Assad) evitando confrontar a Rusia en ese terreno, algo que fue criticado por una amplia gama de demócratas, incluida Hillary Clinton, muchos de los cuales hoy están apoyando la aparente decisión de Trump de un ataque con misiles. No es la primera vez que Trump se atreve a provocar una crisis mayor contra Rusia en Siria, en abril del año pasado ordenó el bombardeo de un campo de aviación militar en ese país.

Mientras tanto, una de las aparentes bajas de la guerra en casa es el representante republicano Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes –el segundo puesto político más poderoso de Washington y tercero en línea de sucesión, después del vicepresidente–, quien este miércoles anunció que no buscará la relección en los comicios intermedios de noviembre.

Aunque se había especulado sobre esta posibilidad, el anuncio sorprendió a muchos en sus filas y de inmediato detona una batalla de aspirantes para su puesto dentro de un partido cada vez más dividido internamente entre sus filas tradicionales y un ala ultraderechista.

Más aún, el anuncio de Ryan podría alentar el éxodo ya notable de más de 40 legisladores republicanos que huyen del repudio popular al no buscar su relección. De hecho, una hora depués de que Ryan anunció su decisión, otro colega, Dennis Ross, de Florida, hizo lo mismo.

Ryan insistió en que las razones de su decisión son para poder dedicar más tiempo a su familia, pero el panorama electoral para su partido en las próximas elecciones es cada vez menos positivo, ante una creciente ira contra Trump, quien permanece como el presidente más reprobado en la opinión pública a sólo poco más de un año de iniciar su presidencia. Más aún, Ryan ha sido sujeto de los ataques y críticas del presidente, así como por tratar de maniobrar en torno al comportamiento errático del ocupante de la Casa Blanca.

Por cierto, en su distrito en Wisconsin, Ryan estaba enfrentando una batalla electoral encabezada por dos demócratas, el trabajador metalúrgico Randy Bryce (quien es de herencia mitad mexicana y mitad polaca) y una maestra, y por un republicano apoyado por supremacistas blancos.

En otro frente de la guerra local, desde el martes por la noche el jefe del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Devin Nunes, feroz defensor de Trump, amenazó con proceder hacia la destitución del subprocurador general Rosenstein y del jefe de la FBI, Christopher Wray (por cierto, otro republicano), si éstos no entregan el documento que en 2016 desató la investigación de la FBI sobre la injerencia rusa en la campaña de Trump.

El presidente está considerando, según varias fuentes citadas por medios nacionales, despedir a Rosenstein, Mueller y hasta posiblemente al procurador general Jeff Sessions, desde que se enteró del allanamiento por agentes federales a las oficinas y residencias de su abogado personal, Michael Cohen, el lunes pasado, algo que calificó de un ataque contra nuestro país.

Desde su toma de posesión como presidente, 61 por ciento del equipo seleccionado por Trump al iniciar su presidencia en la Casa Blanca ya no está ahí (14 de 23), mientras una cuarta parte de su gabinete inicial también se ha esfumado (otros dos integrantes están en riesgo de renunciar o de ser expulsados), reportó el Washington Post.
Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Trump ordena atacar a Siria por presunto uso de armas químicas

Xov, 12/04/2018 - 17:51
David Brooks, La Jornada

El presidente Donald Trump anunció por tuit este miércoles un inminente ataque de misiles contra Siria, mientras el segundo republicano más poderoso del país expresó su intención de jubilarse, alimentando la percepción del hundimiento de su partido ante las próximas elecciones intermedias a consecuencia del repudio popular al mandatario más reprobado en la historia moderna del país.

Esta mañana Trump declaró vía tuit que está ordenando un ataque contra Siria, y se burló de que Rusia había prometido interceptar los misiles: “Prepárate, Rusia, porque (los misiles) estarán llegando, bonitos, nuevos e ‘inteligentes’. No deberías ser socio de un animal que mata con gas, que mata a su pueblo y lo goza!”

Poco más tarde, tuiteó: “nuestra relación con Rusia es peor ahora que nunca, y eso incluye la guerra fría. No hay razón para esto. Rusia necesita que le ayudemos con su economía, algo que sería muy fácil hacer, y necesitamos que todas las naciones trabajen juntas. ¿Poner fin a la carrera armamentista?”

Y poco más de una hora después decidió enlazar la guerra en el extranjero con la guerra política en casa, explicando en otro tuit que mucha de la "mala sangre con Rusia es causada por la Investigación Falsa & Corrupta sobre Rusia, encabezada por todos los leales a los demócratas, o gente que trabajó para Obama. Mueller es quien tiene mayores conflictos de todos (excepto Rosenstein). No hay colusión, entonces enloquecen".

Rod Rosenstein es el subprocurador general, segundo en rango en el Departamento de Justicia, quien fue instalado en su puesto por Trump; Robert Mueller es el fiscal especial encargado de la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones y posible colusión con la campaña de Trump, entre otros delitos relacionados con eso, y fue nombrado en ese puesto por Rosenstein. Ambos son republicanos.

Trump, como candidato y al inicio de su presidencia había declarado que estaba en contra de abrir otro frente de guerra en Medio Oriente, criticando la política bélica de Barack Obama y George W. Bush. Hace unos días había anunciado por tuit su intención de retirar todas las fuerzas estadunidenses del conflicto en Siria. Pero ahora ha revertido el curso –aun antes de que existan pruebas que comprueben el ataque químico y los responsables– en Siria que está sirviendo de justificación para lanzar sus misiles.

Vale recordar que Obama rehusó bombardear Siria (aunque la CIA se dedicó a capacitar a fuerzas contra el régimen de Bashar Al Assad) evitando confrontar a Rusia en ese terreno, algo que fue criticado por una amplia gama de demócratas, incluida Hillary Clinton, muchos de los cuales hoy están apoyando la aparente decisión de Trump de un ataque con misiles. No es la primera vez que Trump se atreve a provocar una crisis mayor contra Rusia en Siria, en abril del año pasado ordenó el bombardeo de un campo de aviación militar en ese país.

Mientras tanto, una de las aparentes bajas de la guerra en casa es el representante republicano Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes –el segundo puesto político más poderoso de Washington y tercero en línea de sucesión, después del vicepresidente–, quien este miércoles anunció que no buscará la relección en los comicios intermedios de noviembre.

Aunque se había especulado sobre esta posibilidad, el anuncio sorprendió a muchos en sus filas y de inmediato detona una batalla de aspirantes para su puesto dentro de un partido cada vez más dividido internamente entre sus filas tradicionales y un ala ultraderechista.

Más aún, el anuncio de Ryan podría alentar el éxodo ya notable de más de 40 legisladores republicanos que huyen del repudio popular al no buscar su relección. De hecho, una hora depués de que Ryan anunció su decisión, otro colega, Dennis Ross, de Florida, hizo lo mismo.

Ryan insistió en que las razones de su decisión son para poder dedicar más tiempo a su familia, pero el panorama electoral para su partido en las próximas elecciones es cada vez menos positivo, ante una creciente ira contra Trump, quien permanece como el presidente más reprobado en la opinión pública a sólo poco más de un año de iniciar su presidencia. Más aún, Ryan ha sido sujeto de los ataques y críticas del presidente, así como por tratar de maniobrar en torno al comportamiento errático del ocupante de la Casa Blanca.

Por cierto, en su distrito en Wisconsin, Ryan estaba enfrentando una batalla electoral encabezada por dos demócratas, el trabajador metalúrgico Randy Bryce (quien es de herencia mitad mexicana y mitad polaca) y una maestra, y por un republicano apoyado por supremacistas blancos.

En otro frente de la guerra local, desde el martes por la noche el jefe del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Devin Nunes, feroz defensor de Trump, amenazó con proceder hacia la destitución del subprocurador general Rosenstein y del jefe de la FBI, Christopher Wray (por cierto, otro republicano), si éstos no entregan el documento que en 2016 desató la investigación de la FBI sobre la injerencia rusa en la campaña de Trump.

El presidente está considerando, según varias fuentes citadas por medios nacionales, despedir a Rosenstein, Mueller y hasta posiblemente al procurador general Jeff Sessions, desde que se enteró del allanamiento por agentes federales a las oficinas y residencias de su abogado personal, Michael Cohen, el lunes pasado, algo que calificó de un ataque contra nuestro país.

Desde su toma de posesión como presidente, 61 por ciento del equipo seleccionado por Trump al iniciar su presidencia en la Casa Blanca ya no está ahí (14 de 23), mientras una cuarta parte de su gabinete inicial también se ha esfumado (otros dos integrantes están en riesgo de renunciar o de ser expulsados), reportó el Washington Post.
Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Máquinas, inteligencia artificial y el futuro del capitalismo

Xov, 12/04/2018 - 07:00
Alejandro Nadal, La Jornada

La automatización preocupa a los economistas desde los albores de esa disciplina. La inquietud es que las máquinas roban o destruyen empleos, con todas sus implicaciones sociales. En su obra, David Ricardo introdujo un capítulo para descartar estos miedos afirmando que la destrucción de empleos se acompañaba a la postre de una mayor creación de puestos de trabajo.

Mucho tiempo después, John Maynard Keynes escribió en su ensayo sobre las Posibilidades económicas de nuestros nietos que el progreso técnico en la economía llevaría a un incremento sin precedente en el bienestar de la población mundial. Según él, en unos cuantos años la semana de trabajo podría reducirse a unas 15 horas. En las sociedades humanas habría más tiempo para el cultivo de las bellas artes y las disciplinas de la ciencia. Pero, cuidado, advertía Keynes: durante algunos años todavía necesitaremos que la avaricia y la usura sigan siendo nuestros dioses, pues sólo así podremos salir del túnel de la necesidad económica y descubrir la luz del día.

Pero las máquinas no se construyen por la naturaleza, señaló Marx en los Grundrisse. En respuesta a las ingenuas consideraciones de John Stuart Mill (y de Keynes) explicó que tampoco tienen por objeto reducir el esfuerzo físico que realizan los seres humanos. Su destino es extraer la mayor cantidad de plustrabajo bajo el sistema de explotación capitalista.

Hoy estamos frente a una nueva oleada de innovaciones que está remplazando fuerza de trabajo con máquinas a un ritmo inusitado. Esta automatización toma la forma de la robotización en las actividades más disímbolas, desde la aplicación de una soldadura ultra fina hasta la preparación de una hamburguesa, pasando por el cambio de pesados troqueles en una prensa o el uso de algoritmos en la especulación financiera. Se calcula que en Estados Unidos están amenazados más de 50 millones de empleos directos por la creciente robotización. Eso es equivalente a un tercio de la fuerza de trabajo. Las cifras a escala mundial son también sobrecogedoras: los escenarios contemplan el remplazo de entre 400 y 750 millones de puestos de trabajo en el próximo decenio. En un proceso en el que buena parte de la fuerza de trabajo se hace redundante, ¿qué le sucederá a países como China?

La generación de empleo para una economía capitalista es clave por varias razones. La primera tiene que ver con la creación de valor, pues por sí solas hasta las máquinas más sofisticadas son incapaces de crear algo. Pero si bien el trabajo directo sigue siendo un componente clave en el proceso de producción, cada vez lo es menos en la automatización. Y aquí surge la segunda razón que está relacionada con lo que Marx llamaba la pequeña circulación: los salarios adelantados por los capitalistas regresan a sus manos cuando los trabajadores en su conjunto compran las mercancías que han producido. O como dice un aforismo atribuido a Kalecki, cuando los trabajadores gastan lo que reciben, los capitalistas reciben lo que gastan. El problema es que si los trabajadores intervienen cada vez menos en el proceso de trabajo, ¿quién va a comprar las mercancías producidas por la economía capitalista? Se puede pensar que este problema podría resolverse con un mecanismo que distribuya poder de compra a la población para garantizar una demanda agregada suficiente y ganancias adecuadas para los capitalistas. Pero todo esto requiere una arquitectura macroeconómica distinta. Sin duda, el futuro del capitalismo se anuncia complicado.

Hoy, la llamada inteligencia artificial no rebasa la fase en que una computadora realiza millones de operaciones en un milisegundo. Eso sirve para la especulación financiera, para distinguir visualmente la forma de un objeto para manipularlo o para identificar la ruta más rápida dadas las condiciones de tráfico. Pero eso es suficiente para remplazar a millones de operadores humanos en funciones muy disímbolas. Sin embargo, está muy lejos el día en que podamos tener una discusión significativa con una máquina. Se puede fantasear sobre la llegada en el futuro de la singularidad, palabra acuñada por Von Neuman para denotar el momento en que las computadoras/máquinas tengan conciencia de sí mismas, pero el proceso puede tardar cientos o miles de años. ¿Existirá el capitalismo todavía ese día?

Para abordar esa pregunta vale la pena considerar lo que sucederá cuando se profundice el proceso de producción de máquinas por máquinas. Marx señala en los Grundrisse que cuando la mayor parte de la riqueza sea producida por máquinas, entonces la apropiación del tiempo de trabajo ajeno aparecerá como una base insignificante de la riqueza frente a esta nueva fuente que es el complejo de máquinas creada por la gran industria. En ese momento, continúa Marx, cuando el trabajo en su forma directa deje de ser la gran fuente de riqueza, el tiempo de trabajo dejará de ser la medida del valor de cambio. Pero, en ese caso, ¿existirá la explotación todavía? Y si la ley del valor de Marx desaparece, ¿eso acontecería antes o después de haber desaparecido el capitalismo?Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Máquinas, inteligencia artificial y el futuro del capitalismo

Xov, 12/04/2018 - 07:00
Alejandro Nadal, La Jornada

La automatización preocupa a los economistas desde los albores de esa disciplina. La inquietud es que las máquinas roban o destruyen empleos, con todas sus implicaciones sociales. En su obra, David Ricardo introdujo un capítulo para descartar estos miedos afirmando que la destrucción de empleos se acompañaba a la postre de una mayor creación de puestos de trabajo.

Mucho tiempo después, John Maynard Keynes escribió en su ensayo sobre las Posibilidades económicas de nuestros nietos que el progreso técnico en la economía llevaría a un incremento sin precedente en el bienestar de la población mundial. Según él, en unos cuantos años la semana de trabajo podría reducirse a unas 15 horas. En las sociedades humanas habría más tiempo para el cultivo de las bellas artes y las disciplinas de la ciencia. Pero, cuidado, advertía Keynes: durante algunos años todavía necesitaremos que la avaricia y la usura sigan siendo nuestros dioses, pues sólo así podremos salir del túnel de la necesidad económica y descubrir la luz del día.

Pero las máquinas no se construyen por la naturaleza, señaló Marx en los Grundrisse. En respuesta a las ingenuas consideraciones de John Stuart Mill (y de Keynes) explicó que tampoco tienen por objeto reducir el esfuerzo físico que realizan los seres humanos. Su destino es extraer la mayor cantidad de plustrabajo bajo el sistema de explotación capitalista.

Hoy estamos frente a una nueva oleada de innovaciones que está remplazando fuerza de trabajo con máquinas a un ritmo inusitado. Esta automatización toma la forma de la robotización en las actividades más disímbolas, desde la aplicación de una soldadura ultra fina hasta la preparación de una hamburguesa, pasando por el cambio de pesados troqueles en una prensa o el uso de algoritmos en la especulación financiera. Se calcula que en Estados Unidos están amenazados más de 50 millones de empleos directos por la creciente robotización. Eso es equivalente a un tercio de la fuerza de trabajo. Las cifras a escala mundial son también sobrecogedoras: los escenarios contemplan el remplazo de entre 400 y 750 millones de puestos de trabajo en el próximo decenio. En un proceso en el que buena parte de la fuerza de trabajo se hace redundante, ¿qué le sucederá a países como China?

La generación de empleo para una economía capitalista es clave por varias razones. La primera tiene que ver con la creación de valor, pues por sí solas hasta las máquinas más sofisticadas son incapaces de crear algo. Pero si bien el trabajo directo sigue siendo un componente clave en el proceso de producción, cada vez lo es menos en la automatización. Y aquí surge la segunda razón que está relacionada con lo que Marx llamaba la pequeña circulación: los salarios adelantados por los capitalistas regresan a sus manos cuando los trabajadores en su conjunto compran las mercancías que han producido. O como dice un aforismo atribuido a Kalecki, cuando los trabajadores gastan lo que reciben, los capitalistas reciben lo que gastan. El problema es que si los trabajadores intervienen cada vez menos en el proceso de trabajo, ¿quién va a comprar las mercancías producidas por la economía capitalista? Se puede pensar que este problema podría resolverse con un mecanismo que distribuya poder de compra a la población para garantizar una demanda agregada suficiente y ganancias adecuadas para los capitalistas. Pero todo esto requiere una arquitectura macroeconómica distinta. Sin duda, el futuro del capitalismo se anuncia complicado.

Hoy, la llamada inteligencia artificial no rebasa la fase en que una computadora realiza millones de operaciones en un milisegundo. Eso sirve para la especulación financiera, para distinguir visualmente la forma de un objeto para manipularlo o para identificar la ruta más rápida dadas las condiciones de tráfico. Pero eso es suficiente para remplazar a millones de operadores humanos en funciones muy disímbolas. Sin embargo, está muy lejos el día en que podamos tener una discusión significativa con una máquina. Se puede fantasear sobre la llegada en el futuro de la singularidad, palabra acuñada por Von Neuman para denotar el momento en que las computadoras/máquinas tengan conciencia de sí mismas, pero el proceso puede tardar cientos o miles de años. ¿Existirá el capitalismo todavía ese día?

Para abordar esa pregunta vale la pena considerar lo que sucederá cuando se profundice el proceso de producción de máquinas por máquinas. Marx señala en los Grundrisse que cuando la mayor parte de la riqueza sea producida por máquinas, entonces la apropiación del tiempo de trabajo ajeno aparecerá como una base insignificante de la riqueza frente a esta nueva fuente que es el complejo de máquinas creada por la gran industria. En ese momento, continúa Marx, cuando el trabajo en su forma directa deje de ser la gran fuente de riqueza, el tiempo de trabajo dejará de ser la medida del valor de cambio. Pero, en ese caso, ¿existirá la explotación todavía? Y si la ley del valor de Marx desaparece, ¿eso acontecería antes o después de haber desaparecido el capitalismo?Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

FMI ve "nubes oscuras" por las tensiones comerciales de EEUU

Mér, 11/04/2018 - 21:37

La directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ve "nubes más oscuras" en el horizonte del crecimiento mundial debido sobre todo a tensiones entre Estados Unidos y sus socios que amenazan el libre comercio. "El panorama general es actualmente luminoso. Pero podemos ver nubes más oscuras en el horizonte", declaró en una conferencia en Hong Kong antes de las Reuniones de Primavera previstas para la próxima semana. Lagarde recordó que el organismo multilateral revisó al alza en enero sus previsiones de crecimiento económico mundial, hasta 3,9% para 2018 y 2019.

Señaló que el FMI sigue siendo optimista porque "las economías avanzadas deberían crecer por encima de su potencial de crecimiento medio este año y el próximo" y porque en Estados Unidos hay pleno empleo. Paralelamente, las perspectivas siguen siendo sólidas en Asia, "lo que es bueno para todo el mundo puesto que esta región contribuye en casi dos tercios al crecimiento mundial". Sin embargo, el ritmo del "crecimiento esperado para 2018 y 2019 puede desacelerarse" en la medida en que las políticas de apoyo a la economía van a disminuir, especialmente en Estados Unidos y en China. En este contexto, Lagarde subrayó la necesidad de que los gobiernos actúen mientras el contexto económico siga siendo favorable.

"La ventana de oportunidad está abierta. Ahora hay una nueva urgencia porque la incertidumbre ha aumentado de forma significativa", dijo citando las tensiones comerciales, mayores riesgos presupuestarios y financieros y la incertidumbre geopolítica. Además, Lagarde enumeró sus prioridades para respaldar el crecimiento económico, la primera de las cuales es que los gobiernos "se mantengan al margen del proteccionismo bajo todas sus formas".Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

FMI ve "nubes oscuras" por las tensiones comerciales de EEUU

Mér, 11/04/2018 - 21:37

La directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ve "nubes más oscuras" en el horizonte del crecimiento mundial debido sobre todo a tensiones entre Estados Unidos y sus socios que amenazan el libre comercio. "El panorama general es actualmente luminoso. Pero podemos ver nubes más oscuras en el horizonte", declaró en una conferencia en Hong Kong antes de las Reuniones de Primavera previstas para la próxima semana. Lagarde recordó que el organismo multilateral revisó al alza en enero sus previsiones de crecimiento económico mundial, hasta 3,9% para 2018 y 2019.

Señaló que el FMI sigue siendo optimista porque "las economías avanzadas deberían crecer por encima de su potencial de crecimiento medio este año y el próximo" y porque en Estados Unidos hay pleno empleo. Paralelamente, las perspectivas siguen siendo sólidas en Asia, "lo que es bueno para todo el mundo puesto que esta región contribuye en casi dos tercios al crecimiento mundial". Sin embargo, el ritmo del "crecimiento esperado para 2018 y 2019 puede desacelerarse" en la medida en que las políticas de apoyo a la economía van a disminuir, especialmente en Estados Unidos y en China. En este contexto, Lagarde subrayó la necesidad de que los gobiernos actúen mientras el contexto económico siga siendo favorable.

"La ventana de oportunidad está abierta. Ahora hay una nueva urgencia porque la incertidumbre ha aumentado de forma significativa", dijo citando las tensiones comerciales, mayores riesgos presupuestarios y financieros y la incertidumbre geopolítica. Además, Lagarde enumeró sus prioridades para respaldar el crecimiento económico, la primera de las cuales es que los gobiernos "se mantengan al margen del proteccionismo bajo todas sus formas".Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Joseph Stiglitz pide acabar con las AFP chilenas: “Sólo gana el sector financiero”

Mér, 11/04/2018 - 18:11

El premio Nobel de economía Joseph Stiglitz, quien participó por videoconferencia en el seminario “Sistema de Pensiones: experiencias y tendencias internacionales”, pidió que Chile debía alejarse cuanto antes del actual sistema privado de fondo de pensiones, ya que generaba poca cobertura, mala seguridad en la jubilación y valores mínimos de pensiones.
“Chile tendría que estar sumamente preocupado, porque es uno de los países de la OCDE que tiene mayor cantidad de inequidad. A pesar que toda la sociedad está pagando este enorme costo, aquí el que gana, ciertamente, es el sector financiero. Esto simplemente ha realzado el ingreso al sistema financiero en ese país y esto es un juego con una suma negativa. Esto es una enorme pérdida para la sociedad. Es muy importante alejarse del segundo pilar que se refiere al sistema privado”Como resume el Diario Financiero, Stiglitz ejemplificó que en el mundo hay 23 países que privatizaron sus sistemas de pensiones, pero siete de ellos ya revirtieron su decisión y muchos lo están reconsiderando. En esa línea, propuso alejarse de este sistema de pensiones y contar con uno público dando el ejemplo de Canadá, donde crearon un fondo gubernamental que tiene independencia, altos retornos, baja volatilidad y costos de transacción e incluso es inmune a la influencia política.
“Esto me lleva a mi recomendación de políticas: lo que necesitan (en Chile) es un primer pilar más fuerte. Es más necesario para evitar pobreza en la vejez y asegurar un nivel mínimo de seguridad. Se debería crear un segundo pilar público, que debe tener un componente de redistribución importante y debe haber un elemento de suavidad intergeneracional que evite la relativa pobreza en la vejez. Estos sistemas de pensión públicos tienen bajos costos de transacción y muy buen servicio al cliente”
Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Joseph Stiglitz pide acabar con las AFP chilenas: “Sólo gana el sector financiero”

Mér, 11/04/2018 - 18:11

El premio Nobel de economía Joseph Stiglitz, quien participó por videoconferencia en el seminario “Sistema de Pensiones: experiencias y tendencias internacionales”, pidió que Chile debía alejarse cuanto antes del actual sistema privado de fondo de pensiones, ya que generaba poca cobertura, mala seguridad en la jubilación y valores mínimos de pensiones.
“Chile tendría que estar sumamente preocupado, porque es uno de los países de la OCDE que tiene mayor cantidad de inequidad. A pesar que toda la sociedad está pagando este enorme costo, aquí el que gana, ciertamente, es el sector financiero. Esto simplemente ha realzado el ingreso al sistema financiero en ese país y esto es un juego con una suma negativa. Esto es una enorme pérdida para la sociedad. Es muy importante alejarse del segundo pilar que se refiere al sistema privado”Como resume el Diario Financiero, Stiglitz ejemplificó que en el mundo hay 23 países que privatizaron sus sistemas de pensiones, pero siete de ellos ya revirtieron su decisión y muchos lo están reconsiderando. En esa línea, propuso alejarse de este sistema de pensiones y contar con uno público dando el ejemplo de Canadá, donde crearon un fondo gubernamental que tiene independencia, altos retornos, baja volatilidad y costos de transacción e incluso es inmune a la influencia política.
“Esto me lleva a mi recomendación de políticas: lo que necesitan (en Chile) es un primer pilar más fuerte. Es más necesario para evitar pobreza en la vejez y asegurar un nivel mínimo de seguridad. Se debería crear un segundo pilar público, que debe tener un componente de redistribución importante y debe haber un elemento de suavidad intergeneracional que evite la relativa pobreza en la vejez. Estos sistemas de pensión públicos tienen bajos costos de transacción y muy buen servicio al cliente”
Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Luiz Inácio Lula do Brasil: con Lula o con Lula

Mér, 11/04/2018 - 13:50
Emir Sader, Publico

Hay biografías que son historias particulares. Hay otras que son cósmicas – como dijo Hegel – porque reflejan en sí la historia de un país, la historia de una época.

Nunca alguien se ha identificado y fue identificado tanto con Brasil como Lula en la actualidad. Por su trayectoria individual, antes de todo. Desde Garanhuns, hijo de Dona Lindu, a ser el mas grande estadista contemporáneo, al más importante líder de la izquierda mundial en el siglo XXI.

Una trayectoria como la de millones de brasileños, como niño del nordeste de Brasil, pobre, sin esperanzas, a ser el brasileño que hizo renacer las esperanzas en todos los brasileños. Un país no es una nación si no tiene a quien le represente, a quien lo personifique, quien lo exprese, en sus palabras y en sus actos, el significado de ser un país.

Lula ha transformado a Brasil en un proyecto de una sociedad justa, libre, solidaria, soberana. El mismo nombre de Brasil ha cambiado de significación en el mundo. De país mas desigual en el mundo a país que mas pelea en contra de la desigualdad.

Antes de Lula ser presidente, Brasil era un país y con él pasó a ser otro. Pasó a representar la esperanza de que es posible crear un mundo mejor, que es posible garantizar los derechos de todos, que es posible, democráticamente eligir a gobiernos que representen a la gran mayoría de la población.

Lula no es más que una persona, como el dice, él es una idea. Es también una idea de Brasil. Nadie como él representa hoy a Brasil. No identificarse con Lula hoy es no identificarse con Brasil.

Hoy Lula se ha vuelto indispensable para Brasil, para su pueblo, para su democracia. No hay futuro positivo para Brasil sin la participación activa, como dirigente, de Lula. La paradoja es que la persona mas importante para el presente y el futuro de Brasil, fue condenado sin pruebas, preso y encarcelado. Como si se pretendiera que el presente y el futuro de Brasil cupieran en un celdas, en prisiones.

Con Lula o con Lula. No tiene sentido pensar en alternativas. Es tan brutal la ofensiva de la derecha, que en dos años depuso una presidenta reelegida por el pueblo y toma preso al líder más grande de la historia del país. Hay que contar con todas las fuerzas para revertir una ofensiva tan gigantesca. Nadie mas tiene la capacidad reunir a todas las fuerzas que se necesita y darle la conducción necesaria para tumbar ese régimen de excepción.

Ninguna otra persona tiene esa capacidad de unificar, de movilizar a las amplias capas de la población, de presentar alternativas concretas para Brasil, de recibir los apoyos internacionales necesarios, de dialogar con todos los sectores de la sociedad, de conformar un gobierno con la capacidad de retomar el modelo que ha resultado en Brasil. Todos pueden y deben contribuir, pero la conducción de Lula es indispensable.

La derecha tiene conciencia de ello y se ha quedado apavorada con las Caravanas de Lula. De ahí la ofensiva final para sacarlo de la escena política, para impedir que él siga hablando para el pueblo, oyendo al pueblo, movilizando al pueblo, haciendo con que el pueblo recupere sus esperanzas, proyectando un futuro distinto, mejor, para el país.

El régimen de excepción se defiende con garras y dientes y sabe que tiene en Lula su enemigo fundamental, el único líder capaz de restablecer la democracia hoy en Brasil. Por ello la saña con que lo atacan.

Para la izquierda, para las fuerzas democráticas, no hay hoy otro camino sino pelear por la libertad de Lula, por su derecho a ser candidato y por su elección. Todas las fuerzas y liderazgos democráticos dependen del éxito en esa lucha. Su lugar en el futuro de Brasil depende de la recuperación de la democracia y hoy el único capaz de reconducir el país en ese camino es Lula. Por ello, es con Lula o con Lula.Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Luiz Inácio Lula do Brasil: con Lula o con Lula

Mér, 11/04/2018 - 13:50
Emir Sader, Publico

Hay biografías que son historias particulares. Hay otras que son cósmicas – como dijo Hegel – porque reflejan en sí la historia de un país, la historia de una época.

Nunca alguien se ha identificado y fue identificado tanto con Brasil como Lula en la actualidad. Por su trayectoria individual, antes de todo. Desde Garanhuns, hijo de Dona Lindu, a ser el mas grande estadista contemporáneo, al más importante líder de la izquierda mundial en el siglo XXI.

Una trayectoria como la de millones de brasileños, como niño del nordeste de Brasil, pobre, sin esperanzas, a ser el brasileño que hizo renacer las esperanzas en todos los brasileños. Un país no es una nación si no tiene a quien le represente, a quien lo personifique, quien lo exprese, en sus palabras y en sus actos, el significado de ser un país.

Lula ha transformado a Brasil en un proyecto de una sociedad justa, libre, solidaria, soberana. El mismo nombre de Brasil ha cambiado de significación en el mundo. De país mas desigual en el mundo a país que mas pelea en contra de la desigualdad.

Antes de Lula ser presidente, Brasil era un país y con él pasó a ser otro. Pasó a representar la esperanza de que es posible crear un mundo mejor, que es posible garantizar los derechos de todos, que es posible, democráticamente eligir a gobiernos que representen a la gran mayoría de la población.

Lula no es más que una persona, como el dice, él es una idea. Es también una idea de Brasil. Nadie como él representa hoy a Brasil. No identificarse con Lula hoy es no identificarse con Brasil.

Hoy Lula se ha vuelto indispensable para Brasil, para su pueblo, para su democracia. No hay futuro positivo para Brasil sin la participación activa, como dirigente, de Lula. La paradoja es que la persona mas importante para el presente y el futuro de Brasil, fue condenado sin pruebas, preso y encarcelado. Como si se pretendiera que el presente y el futuro de Brasil cupieran en un celdas, en prisiones.

Con Lula o con Lula. No tiene sentido pensar en alternativas. Es tan brutal la ofensiva de la derecha, que en dos años depuso una presidenta reelegida por el pueblo y toma preso al líder más grande de la historia del país. Hay que contar con todas las fuerzas para revertir una ofensiva tan gigantesca. Nadie mas tiene la capacidad reunir a todas las fuerzas que se necesita y darle la conducción necesaria para tumbar ese régimen de excepción.

Ninguna otra persona tiene esa capacidad de unificar, de movilizar a las amplias capas de la población, de presentar alternativas concretas para Brasil, de recibir los apoyos internacionales necesarios, de dialogar con todos los sectores de la sociedad, de conformar un gobierno con la capacidad de retomar el modelo que ha resultado en Brasil. Todos pueden y deben contribuir, pero la conducción de Lula es indispensable.

La derecha tiene conciencia de ello y se ha quedado apavorada con las Caravanas de Lula. De ahí la ofensiva final para sacarlo de la escena política, para impedir que él siga hablando para el pueblo, oyendo al pueblo, movilizando al pueblo, haciendo con que el pueblo recupere sus esperanzas, proyectando un futuro distinto, mejor, para el país.

El régimen de excepción se defiende con garras y dientes y sabe que tiene en Lula su enemigo fundamental, el único líder capaz de restablecer la democracia hoy en Brasil. Por ello la saña con que lo atacan.

Para la izquierda, para las fuerzas democráticas, no hay hoy otro camino sino pelear por la libertad de Lula, por su derecho a ser candidato y por su elección. Todas las fuerzas y liderazgos democráticos dependen del éxito en esa lucha. Su lugar en el futuro de Brasil depende de la recuperación de la democracia y hoy el único capaz de reconducir el país en ese camino es Lula. Por ello, es con Lula o con Lula.Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Corrupción continental y la Cumbre de la Américas

Mér, 11/04/2018 - 07:10
Oscar Ugarteche, Armando Negrete, Alai

Perú seguirá en la mira del escenario económico mundial. Esta vez no por los actos de corrupción de su expresidente Pedro Pablo Kuczynski, sino por lo que aparenta ser lo contrario. Entre el 13 y 14 de abril, se celebrará la Octava Cumbre de las Américas, en Lima. El tema a tratar será, paradójicamente, la “Gobernabilidad democrática frente a la corrupción” y los invitados: 22 presidentes y 12 primeros ministros del continente. Cabe recordar que el país sede tiene a dos de sus expresidentes presos Alberto Fujimori (recién indultado por otro presidente acusado de corrupción) y Ollanta Humala; otro en trámite de extradición de EEUU, Alejandro Toledo, e investigaciones abiertas a otros dos expresidentes: Alan García y Pedro Pablo Kuczynski; a la candidata Keiko Fujimori y la exalcaldesa Susana Villarán.

El prólogo que acompaña a esta reunión de mandatarios es el capítulo Odebrecht, el caso más grande de corrupción en la historia del continente. Destapado por el departamento de Justicia de EEUU, en diciembre de 2016,1 el conglomerado constructor fue acusado de implementar un complejo esquema de sobornos y compra de favores. Se estimó que la empresa pagó, entre 2001 y 2016, 788 millones de dólares a presidentes, representantes políticos y altos funcionarios, de izquierda y derecha, en Brasil, Argentina, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Perú, Venezuela, con el objetivo de asegurar negocios y ganar licitaciones.2 La investigación, motivada por autoridades estadounidenses, obligó a que algunos países, ¡no todos!, condujeran investigaciones y aplicaran la ley a los involucrados.

Entre los invitados a la cumbre de Lima se puede destacar, por su participación en actos de corrupción: Mauricio Macri, envuelto en el escándalo de corrupción por la asociación con el fondo de inversión Blackwood Group, a partir de un holding familiar, que recibiera pagos a cambio de preferencias3; Michel Temer, actualmente investigado por aceptación de sobornos a cambio de favores políticos4; Juan Manuel Santos Calderón, investigado por recibir pagos durante su campaña de reelección presidencial en 20145; y Enrique Peña Nieto, señalado por el exdirector de Odebrecht-México, aunque sin investigación abierta, por recepción de dinero durante la campaña presidencial y conocido por protección a altos funcionarios acusados de corrupción, desviación de recursos y recepción de dinero a cambio de favores.6

Salvo las honrosas excepciones de Brasil, Ecuador y el Perú, la experiencia latinoamericana en el combate a la corrupción ha seguido, más o menos, el siguiente ciclo: actos de corrupción  destape y escándalo  masificación y mediatización  persecución, castigo y expiación  censura, desinformación y olvido  actos de corrupción. El caso Odebrecht es emblemático y corresponde a la estampa más actualizada, pero la anteceden: Lava Jato en Brasil; la Casa Blanca y la Estafa Maestra en México; los Panamá Papers en Panamá; el Caso Caval en Chile; el Cementazo en Costa Rica, los Paradise Papers; un largo y conocido etcétera, y otro más largo y desconocido aún.

La cuestión es por qué la Cumbre de las Américas ha decidido realizar una reunión sobre corrupción y democracia, dadas la poca calidad de los invitados y las condiciones políticas actuales. Por qué ahora y no antes, cuando parecía igual de urgente, o incluso por qué no después, dado que la situación es básicamente la misma. Sobra recordar que la Cumbre fue impulsada por EEUU en 1994, el mismo año que firma el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), para promover el libre mercado en el continente; en particular, la conformación del Área de Libre Comercio de América (ALCA). Desde entonces, salvo las últimas reuniones en Trinidad y Tobago (2009) y Colombia (2012), la Cumbre se ha alineado a la agenda del Consenso de Washington y ha gestionado la apertura comercial de los países latinoamericanos.

La respuesta es simple: el libre mercado necesita grados de legalidad y un Estado de derecho suficiente que asegure el movimiento de los capitales. La necesidad no es sólo de los gobiernos, sino principalmente de los capitales menos favorecidos, o más alejados a las élites políticas. Aunque los grandes capitales son cómplices y promotores de la corrupción alrededor del mundo, en América Latina la corrupción ha sido, también, una fuente de encarecimiento de la producción, de baja de productividad, de fuga de recursos públicos y privados, de incremento de la incertidumbre, de freno de la inversión y, por lo tanto, de estancamiento económico.7 La corrupción expresa: a) que no hay Estado de derecho y que el poder Judicial está interferido por el poder Ejecutivo; y b) que el poder Legislativo o está intervenido por el Ejecutivo o está sin poderes de investigación efectivas.

En Brasil ha sido el poder Judicial el que investiga, en el Perú regularmente es el Legislativo que le pasa al Judicial lo evaluado en sus comisiones investigadoras. En México no se investiga en ninguna parte, hay protección a los investigados, y a los periodistas que buscan y encuentran, son acosados e incluso asesinados, como recientemente a Miroslava Breach y Javier Valdez. En la Argentina, el tema parece ser irrelevante y configura otra expresión de la cara dura del poder Ejecutivo8. Ya nos habíamos preguntado por la naturaleza democrática de la Cumbre de la OMC en Buenos Aires, en diciembre del 2017, cuando deportaron a 60 personas acreditadas ante la OMC. En este país las formas democráticas del partido en el poder no parecen importarle a nadie salvo a los opositores.

Hay tres países latinoamericanos hasta ahora a prueba de escándalos de esta naturaleza: Bolivia, Chile y Uruguay. Sin embargo, en Chile fue donde se inventó la llamada república de los empresarios, entendida como los gobiernos liderados por empresarios que, en general, tienen actividades económicas propias y son beneficiadas por las políticas del Estado. José Piñera y su hermano Sebastián son considerados los artífices, junto con el grupo del El Ladrillo de los Chicago Boys, de esta estructura corrupta. Quizás el caso Odebrecht no los involucró, pero sí posiblemente otras actividades extracurriculares de los altos funcionarios chilenos.9 Bolivia y Uruguay, por su parte, son también a prueba de escándalos, a pesar de algunos intentos fallidos de la oposición en Bolivia. La diferencia fundamental es que en ninguno de estos países está presente la república de los empresarios.

Actualmente, existe un fuerte interés del capital internacional por recuperar a América Latina como el espacio de acumulación y reserva de capital que ha sido para las economías centrales en general, y para la economía estadounidense en particular, independientemente de la constitución del ALCA. En el imaginario liberal, la participación en el mercado debía definirse por la concurrencia de los capitales, la carrera del desarrollo tecnológico y búsqueda de mayores niveles de productividad, no por el diezmo político, el clientelismo corporativo y el lavado de dinero. De ahí que el objetivo real de la Cumbre sea reconstruir, aunque con bandidos en los gobiernos, condiciones políticas y económicas para los negocios o, en otras palabras, combatir la corrupción y promover la democracia. La buena noticia es que EEUU permitió la invitación por primera vez a Cuba (¿Trump?), que por cierto no tienen acusaciones de corrupción de Odebrecht, ¡enhorabuena!
Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Corrupción continental y la Cumbre de la Américas

Mér, 11/04/2018 - 07:10
Oscar Ugarteche, Armando Negrete, Alai

Perú seguirá en la mira del escenario económico mundial. Esta vez no por los actos de corrupción de su expresidente Pedro Pablo Kuczynski, sino por lo que aparenta ser lo contrario. Entre el 13 y 14 de abril, se celebrará la Octava Cumbre de las Américas, en Lima. El tema a tratar será, paradójicamente, la “Gobernabilidad democrática frente a la corrupción” y los invitados: 22 presidentes y 12 primeros ministros del continente. Cabe recordar que el país sede tiene a dos de sus expresidentes presos Alberto Fujimori (recién indultado por otro presidente acusado de corrupción) y Ollanta Humala; otro en trámite de extradición de EEUU, Alejandro Toledo, e investigaciones abiertas a otros dos expresidentes: Alan García y Pedro Pablo Kuczynski; a la candidata Keiko Fujimori y la exalcaldesa Susana Villarán.

El prólogo que acompaña a esta reunión de mandatarios es el capítulo Odebrecht, el caso más grande de corrupción en la historia del continente. Destapado por el departamento de Justicia de EEUU, en diciembre de 2016,1 el conglomerado constructor fue acusado de implementar un complejo esquema de sobornos y compra de favores. Se estimó que la empresa pagó, entre 2001 y 2016, 788 millones de dólares a presidentes, representantes políticos y altos funcionarios, de izquierda y derecha, en Brasil, Argentina, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Perú, Venezuela, con el objetivo de asegurar negocios y ganar licitaciones.2 La investigación, motivada por autoridades estadounidenses, obligó a que algunos países, ¡no todos!, condujeran investigaciones y aplicaran la ley a los involucrados.

Entre los invitados a la cumbre de Lima se puede destacar, por su participación en actos de corrupción: Mauricio Macri, envuelto en el escándalo de corrupción por la asociación con el fondo de inversión Blackwood Group, a partir de un holding familiar, que recibiera pagos a cambio de preferencias3; Michel Temer, actualmente investigado por aceptación de sobornos a cambio de favores políticos4; Juan Manuel Santos Calderón, investigado por recibir pagos durante su campaña de reelección presidencial en 20145; y Enrique Peña Nieto, señalado por el exdirector de Odebrecht-México, aunque sin investigación abierta, por recepción de dinero durante la campaña presidencial y conocido por protección a altos funcionarios acusados de corrupción, desviación de recursos y recepción de dinero a cambio de favores.6

Salvo las honrosas excepciones de Brasil, Ecuador y el Perú, la experiencia latinoamericana en el combate a la corrupción ha seguido, más o menos, el siguiente ciclo: actos de corrupción  destape y escándalo  masificación y mediatización  persecución, castigo y expiación  censura, desinformación y olvido  actos de corrupción. El caso Odebrecht es emblemático y corresponde a la estampa más actualizada, pero la anteceden: Lava Jato en Brasil; la Casa Blanca y la Estafa Maestra en México; los Panamá Papers en Panamá; el Caso Caval en Chile; el Cementazo en Costa Rica, los Paradise Papers; un largo y conocido etcétera, y otro más largo y desconocido aún.

La cuestión es por qué la Cumbre de las Américas ha decidido realizar una reunión sobre corrupción y democracia, dadas la poca calidad de los invitados y las condiciones políticas actuales. Por qué ahora y no antes, cuando parecía igual de urgente, o incluso por qué no después, dado que la situación es básicamente la misma. Sobra recordar que la Cumbre fue impulsada por EEUU en 1994, el mismo año que firma el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), para promover el libre mercado en el continente; en particular, la conformación del Área de Libre Comercio de América (ALCA). Desde entonces, salvo las últimas reuniones en Trinidad y Tobago (2009) y Colombia (2012), la Cumbre se ha alineado a la agenda del Consenso de Washington y ha gestionado la apertura comercial de los países latinoamericanos.

La respuesta es simple: el libre mercado necesita grados de legalidad y un Estado de derecho suficiente que asegure el movimiento de los capitales. La necesidad no es sólo de los gobiernos, sino principalmente de los capitales menos favorecidos, o más alejados a las élites políticas. Aunque los grandes capitales son cómplices y promotores de la corrupción alrededor del mundo, en América Latina la corrupción ha sido, también, una fuente de encarecimiento de la producción, de baja de productividad, de fuga de recursos públicos y privados, de incremento de la incertidumbre, de freno de la inversión y, por lo tanto, de estancamiento económico.7 La corrupción expresa: a) que no hay Estado de derecho y que el poder Judicial está interferido por el poder Ejecutivo; y b) que el poder Legislativo o está intervenido por el Ejecutivo o está sin poderes de investigación efectivas.

En Brasil ha sido el poder Judicial el que investiga, en el Perú regularmente es el Legislativo que le pasa al Judicial lo evaluado en sus comisiones investigadoras. En México no se investiga en ninguna parte, hay protección a los investigados, y a los periodistas que buscan y encuentran, son acosados e incluso asesinados, como recientemente a Miroslava Breach y Javier Valdez. En la Argentina, el tema parece ser irrelevante y configura otra expresión de la cara dura del poder Ejecutivo8. Ya nos habíamos preguntado por la naturaleza democrática de la Cumbre de la OMC en Buenos Aires, en diciembre del 2017, cuando deportaron a 60 personas acreditadas ante la OMC. En este país las formas democráticas del partido en el poder no parecen importarle a nadie salvo a los opositores.

Hay tres países latinoamericanos hasta ahora a prueba de escándalos de esta naturaleza: Bolivia, Chile y Uruguay. Sin embargo, en Chile fue donde se inventó la llamada república de los empresarios, entendida como los gobiernos liderados por empresarios que, en general, tienen actividades económicas propias y son beneficiadas por las políticas del Estado. José Piñera y su hermano Sebastián son considerados los artífices, junto con el grupo del El Ladrillo de los Chicago Boys, de esta estructura corrupta. Quizás el caso Odebrecht no los involucró, pero sí posiblemente otras actividades extracurriculares de los altos funcionarios chilenos.9 Bolivia y Uruguay, por su parte, son también a prueba de escándalos, a pesar de algunos intentos fallidos de la oposición en Bolivia. La diferencia fundamental es que en ninguno de estos países está presente la república de los empresarios.

Actualmente, existe un fuerte interés del capital internacional por recuperar a América Latina como el espacio de acumulación y reserva de capital que ha sido para las economías centrales en general, y para la economía estadounidense en particular, independientemente de la constitución del ALCA. En el imaginario liberal, la participación en el mercado debía definirse por la concurrencia de los capitales, la carrera del desarrollo tecnológico y búsqueda de mayores niveles de productividad, no por el diezmo político, el clientelismo corporativo y el lavado de dinero. De ahí que el objetivo real de la Cumbre sea reconstruir, aunque con bandidos en los gobiernos, condiciones políticas y económicas para los negocios o, en otras palabras, combatir la corrupción y promover la democracia. La buena noticia es que EEUU permitió la invitación por primera vez a Cuba (¿Trump?), que por cierto no tienen acusaciones de corrupción de Odebrecht, ¡enhorabuena!
Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

China vuelve a denunciar a Estados Unidos ante la OMC por los aranceles de Trump

Mar, 10/04/2018 - 20:25

China ha denunciado este martes ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) los aranceles que Estados Unidos ha impuesto sobre determinados productos derivados del acero y el aluminio. Según el país asiático los aranceles de hasta el 25% rompen las reglas de comercio internacional. Esta denuncia es la segunda que China impone después de la presentada el pasado 5 de abril por los aranceles por valor de 50.000 millones de dólares sobre unos 1.300 productos, sobre todo tecnología industrial –aeroespacial y robótica-, transporte y productos médicos.

En concreto, en su denuncia pide consultas con EEUU para resolver la disputa sobre los aranceles a las importaciones de acero y aluminio, pues entiende que la medida viola provisiones del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) de 1994 y del Acuerdo sobre Salvaguardias de la organización multilateral. Esa solicitud para la celebración de consultas inicia formalmente una disputa en la OMC.

Ahora se abre una fase de consultas previo paso a que se establezca un panel de expertos que diriman la disputa, cuyo objetivo será establecer un proceso formal ante el Órgano de Solución de Controversias de la OMC sin llegar al litigio. Las consultas proporcionan a ambas partes la oportunidad de discutir durante 60 días el litigio y de hallar una solución sin tener que dar otro paso en el conflicto ante el organismo.

China alega en su denuncia ante la OMC que las medidas estadounidenses violan el GATT y el Acuerdo de Salvaguardias porque, EEUU “no ha formulado una determinación adecuada ni ha dado una explicación razonada”. Entre otras razones también alude a la presunta discriminación o “aplicación selectiva” de la medida, pues ha eximido a varios Estados miembros de la OMC, como Canadá, México, Australia, Argentina, Corea del Sur, Brasil y la Unión Europea (UE). China y EEUU se han enfrascado en una guerra de aranceles que supera ya los 100.000 millones de dólares en valor, si bien desde EEUU se rechaza que se esté en una ‘guerra comercial’ ya que ésta se perdió hace años.

Este martes, desde el Foro de Boao, el presidente chino, Xi Jinping, se comprometió con una mayor protección de los derechos de propiedad intelectual y una bajada de los aranceles a las importaciones, como los vehículos. Asimismo, profundizará su apertura internacional, sobre todo en sectores como banca y seguros, y comprará más al exterior para equilibrar su balanza comercial. China “cumplirá con las reglas del comercio internacional, aumentará la transparencia y fomentará la competencia del mercado”, planteó Jinping. “La mentalidad de la Guerra Fría está ahora más fuera de lugar que nunca” y “solo el desarrollo pacífico puede dar resultados beneficiosos para todos”, siguió Jinping, que no hizo referencias directas al choque con Estados Unidos.
Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

China vuelve a denunciar a Estados Unidos ante la OMC por los aranceles de Trump

Mar, 10/04/2018 - 20:25

China ha denunciado este martes ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) los aranceles que Estados Unidos ha impuesto sobre determinados productos derivados del acero y el aluminio. Según el país asiático los aranceles de hasta el 25% rompen las reglas de comercio internacional. Esta denuncia es la segunda que China impone después de la presentada el pasado 5 de abril por los aranceles por valor de 50.000 millones de dólares sobre unos 1.300 productos, sobre todo tecnología industrial –aeroespacial y robótica-, transporte y productos médicos.

En concreto, en su denuncia pide consultas con EEUU para resolver la disputa sobre los aranceles a las importaciones de acero y aluminio, pues entiende que la medida viola provisiones del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) de 1994 y del Acuerdo sobre Salvaguardias de la organización multilateral. Esa solicitud para la celebración de consultas inicia formalmente una disputa en la OMC.

Ahora se abre una fase de consultas previo paso a que se establezca un panel de expertos que diriman la disputa, cuyo objetivo será establecer un proceso formal ante el Órgano de Solución de Controversias de la OMC sin llegar al litigio. Las consultas proporcionan a ambas partes la oportunidad de discutir durante 60 días el litigio y de hallar una solución sin tener que dar otro paso en el conflicto ante el organismo.

China alega en su denuncia ante la OMC que las medidas estadounidenses violan el GATT y el Acuerdo de Salvaguardias porque, EEUU “no ha formulado una determinación adecuada ni ha dado una explicación razonada”. Entre otras razones también alude a la presunta discriminación o “aplicación selectiva” de la medida, pues ha eximido a varios Estados miembros de la OMC, como Canadá, México, Australia, Argentina, Corea del Sur, Brasil y la Unión Europea (UE). China y EEUU se han enfrascado en una guerra de aranceles que supera ya los 100.000 millones de dólares en valor, si bien desde EEUU se rechaza que se esté en una ‘guerra comercial’ ya que ésta se perdió hace años.

Este martes, desde el Foro de Boao, el presidente chino, Xi Jinping, se comprometió con una mayor protección de los derechos de propiedad intelectual y una bajada de los aranceles a las importaciones, como los vehículos. Asimismo, profundizará su apertura internacional, sobre todo en sectores como banca y seguros, y comprará más al exterior para equilibrar su balanza comercial. China “cumplirá con las reglas del comercio internacional, aumentará la transparencia y fomentará la competencia del mercado”, planteó Jinping. “La mentalidad de la Guerra Fría está ahora más fuera de lugar que nunca” y “solo el desarrollo pacífico puede dar resultados beneficiosos para todos”, siguió Jinping, que no hizo referencias directas al choque con Estados Unidos.
Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Trump es la mayor amenaza al orden mundial dicen expertos

Mar, 10/04/2018 - 10:01

David Brooks, La Jornada

Entre crecientes tensiones bélicas en Medio Oriente, la militarización de la frontera con México, la llegada de un super halcón a la Casa Blanca que favorece bombas sobre diplomacia y el deterioro generalizado de relaciones con varios del mundo, la mayor amenaza al orden mundial en medio siglo es Donald Trump, advierten expertos y veteranos políticos.

Trump anunció hoy que responderá -“todos pagarán”- al ataque con gases químicos en Siria en las próximas 48 horas, mientras que su aliado Israel fue acusado de realizar un ataque contra Siria en el que perecieron militares iraníes.

Al mismo tiempo, hoy llegó John Bolton a su primer día de trabajo como el nuevo asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, generando preocupación entre legisladores y funcionarios de ambos partidos por su fama como un super halcón y quien se supone nutrirá las tendencias más peligrosas del comandante en jefe.

Bolton, quien será el tercer asesor de Seguridad Nacional de Trump en sus 14 meses de gobierno, fue una figura tan controvertida que hasta los republicanos aliados del entonces presidente George W. Bush rehusaron ratificarlo cuando fue postulado como embajador ante la Organización de Naciones Unidas. Su puesto actual no está sujeto a la ratificación de la cámara alta.

Hace solo algunos meses Bolton escribió un artículo proponiendo un ataque preventivo contra Corea del Norte, no ha ocultado su deseo de anular el acuerdo nuclear con Irán, siempre ha sido hostil a casi todos los acuerdos y normas internacionales incluyendo la Corte Penal Internacional y es reconocido por su abierto desprecio del mundo musulmán y de los palestinos.

Muchos recuerdan que Bolton -promovido por el entonces vicepresidente Dick Cheney- fue clave en manipular la inteligencia para justificar lanzar la guerra contra Irak en 2003; también manipuló un informe comprobado como falso sobre armas biológicas en Cuba.

“Esto será la cosa más aterradora que nos haya sucedido en 50 años. Bolton es muchas cosas, ninguna de ellas buenas. Es un administrador absolutamente brutal, trata a la gente como mugre… también posee algunas perspectivas que son repugnantes”, comentó el coronel retirado Lawrence Wilkerson, ex jefe de asesores de Colin Powell cuando fue secretario de Estado bajo Bush, al New York Times.

Con esto, crece el temor de que con Bolton a su lado, Trump ahora abordará las múltiples crisis que lo rodean con más agresión e incluso fuerza militar y menos diplomacia (vale señalar que el halcón Bolton, un ultra conservador militarista evitó desde joven ser enviado a la guerra de Vietnam igual que su ahora comandante en jefe).

Durante los últimos días, un diverso coro de expertos, analistas y ex altos funcionarios que suelen no compartir opiniones han expresado un consenso de que Trump es el factor más peligroso en el mundo en esta coyuntura.

La ex canciller demócrata Madeleine Albright escribió en un artículo en el New York Times que “el fascismo -y las tendencias que llevan al fascismo- representan una amenaza más seria ahora que en cualquier momento desde fines de la Segunda Guerra Mundial” alrededor del mundo, y acusó que Trump ha debilitado la cooperación internacional, “fortalecido las manos de dictadores… y abdicado el liderazgo moral de America”, todo lo cual podría contribuir con el “resurgimiento del fascismo”. Subraya que “es igualmente alarmante la posibilidad de que el señor Trump podrá impulsar eventos que ni él ni otros podrán controlar” en el mundo

Robert Haas, presidente del Consejo de Relaciones Exteriores -entre las instituciones más influyentes en poltiica exterior- consideró que Trump “ahora está listo para librar guerra en tres frentes: una política contra [el fiscal especial] Bob Mueller, una económica contra China y otros sobre comercio, y una actual contra Irán y/o Corea del Norte. Este es el momento más peligroso en la historia moderna de Estados Unidos -y ha sido generado en gran parte por nosotros, no por eventos [externos]”.

Max Boot, reconocido analista conservador, escribió en el Washington Post que el mensaje “histérico, cobarde, inhumano y descabellado en partes iguales” de Trump sobre la caravana de inmigrantes centroamericanos en México es sólo otra muestra más de cómo “Trump ignora las amenazas reales, prefiriendo manufacturar crisis inexistentes que le permiten jugar sobre los prejuicios populares para consolidar su propio poder”.

Desde hace meses circula la preocupación en Washington de que Trump podría decidir provocar una crisis bélica en parte para desviar atención de sus problemas políticos y personales internos, sobre todo si la investigación sobre la mano rusa en la elecciones empieza a amenazarlo directamente.

En torno a eso, esta mañana agentes federales del FBI armados con una orden judicial invadieron las oficinas, casa y habitación de hotel del abogado personal de Trump, Michael Cohen, en Nueva York donde capturaron computadoras, documentos y comunicaciones privadas sobre varios asuntos aparentemente relacionados con la investigación del fiscal especial Robert Mueller en torno a la posible interferencia rusa y colusión con la campaña de Trump en las elecciones de 2016. Pero Cohen también está en medio del escándalo en torno a la actriz porno Stormy Daniels, ya que él fue quien le pagó 130 mil dólares a cambio de su silencio sobre lo que ella dice fue un affaire con Trump.

Esta noche Trump denunció la acción, calificando el cateo como “vergonzoso”, “injusto” y parte de una “cacería de brujas” en su contra, y “un ataque sobre nuestro país en un sentido verdadero”. Criticó de nuevo a su propio procurador general Jeff Sessions, al Departamento de Justicia, y al FBI e infirió que estaría considerando despedir a Mueller. “Veremos que podría pasar”, dijo antes de iniciar una sesión con altos oficiales militares para evaluar respuestas a Siria.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Trump es la mayor amenaza al orden mundial dicen expertos

Mar, 10/04/2018 - 10:01

David Brooks, La Jornada

Entre crecientes tensiones bélicas en Medio Oriente, la militarización de la frontera con México, la llegada de un super halcón a la Casa Blanca que favorece bombas sobre diplomacia y el deterioro generalizado de relaciones con varios del mundo, la mayor amenaza al orden mundial en medio siglo es Donald Trump, advierten expertos y veteranos políticos.

Trump anunció hoy que responderá -“todos pagarán”- al ataque con gases químicos en Siria en las próximas 48 horas, mientras que su aliado Israel fue acusado de realizar un ataque contra Siria en el que perecieron militares iraníes.

Al mismo tiempo, hoy llegó John Bolton a su primer día de trabajo como el nuevo asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, generando preocupación entre legisladores y funcionarios de ambos partidos por su fama como un super halcón y quien se supone nutrirá las tendencias más peligrosas del comandante en jefe.

Bolton, quien será el tercer asesor de Seguridad Nacional de Trump en sus 14 meses de gobierno, fue una figura tan controvertida que hasta los republicanos aliados del entonces presidente George W. Bush rehusaron ratificarlo cuando fue postulado como embajador ante la Organización de Naciones Unidas. Su puesto actual no está sujeto a la ratificación de la cámara alta.

Hace solo algunos meses Bolton escribió un artículo proponiendo un ataque preventivo contra Corea del Norte, no ha ocultado su deseo de anular el acuerdo nuclear con Irán, siempre ha sido hostil a casi todos los acuerdos y normas internacionales incluyendo la Corte Penal Internacional y es reconocido por su abierto desprecio del mundo musulmán y de los palestinos.

Muchos recuerdan que Bolton -promovido por el entonces vicepresidente Dick Cheney- fue clave en manipular la inteligencia para justificar lanzar la guerra contra Irak en 2003; también manipuló un informe comprobado como falso sobre armas biológicas en Cuba.

“Esto será la cosa más aterradora que nos haya sucedido en 50 años. Bolton es muchas cosas, ninguna de ellas buenas. Es un administrador absolutamente brutal, trata a la gente como mugre… también posee algunas perspectivas que son repugnantes”, comentó el coronel retirado Lawrence Wilkerson, ex jefe de asesores de Colin Powell cuando fue secretario de Estado bajo Bush, al New York Times.

Con esto, crece el temor de que con Bolton a su lado, Trump ahora abordará las múltiples crisis que lo rodean con más agresión e incluso fuerza militar y menos diplomacia (vale señalar que el halcón Bolton, un ultra conservador militarista evitó desde joven ser enviado a la guerra de Vietnam igual que su ahora comandante en jefe).

Durante los últimos días, un diverso coro de expertos, analistas y ex altos funcionarios que suelen no compartir opiniones han expresado un consenso de que Trump es el factor más peligroso en el mundo en esta coyuntura.

La ex canciller demócrata Madeleine Albright escribió en un artículo en el New York Times que “el fascismo -y las tendencias que llevan al fascismo- representan una amenaza más seria ahora que en cualquier momento desde fines de la Segunda Guerra Mundial” alrededor del mundo, y acusó que Trump ha debilitado la cooperación internacional, “fortalecido las manos de dictadores… y abdicado el liderazgo moral de America”, todo lo cual podría contribuir con el “resurgimiento del fascismo”. Subraya que “es igualmente alarmante la posibilidad de que el señor Trump podrá impulsar eventos que ni él ni otros podrán controlar” en el mundo

Robert Haas, presidente del Consejo de Relaciones Exteriores -entre las instituciones más influyentes en poltiica exterior- consideró que Trump “ahora está listo para librar guerra en tres frentes: una política contra [el fiscal especial] Bob Mueller, una económica contra China y otros sobre comercio, y una actual contra Irán y/o Corea del Norte. Este es el momento más peligroso en la historia moderna de Estados Unidos -y ha sido generado en gran parte por nosotros, no por eventos [externos]”.

Max Boot, reconocido analista conservador, escribió en el Washington Post que el mensaje “histérico, cobarde, inhumano y descabellado en partes iguales” de Trump sobre la caravana de inmigrantes centroamericanos en México es sólo otra muestra más de cómo “Trump ignora las amenazas reales, prefiriendo manufacturar crisis inexistentes que le permiten jugar sobre los prejuicios populares para consolidar su propio poder”.

Desde hace meses circula la preocupación en Washington de que Trump podría decidir provocar una crisis bélica en parte para desviar atención de sus problemas políticos y personales internos, sobre todo si la investigación sobre la mano rusa en la elecciones empieza a amenazarlo directamente.

En torno a eso, esta mañana agentes federales del FBI armados con una orden judicial invadieron las oficinas, casa y habitación de hotel del abogado personal de Trump, Michael Cohen, en Nueva York donde capturaron computadoras, documentos y comunicaciones privadas sobre varios asuntos aparentemente relacionados con la investigación del fiscal especial Robert Mueller en torno a la posible interferencia rusa y colusión con la campaña de Trump en las elecciones de 2016. Pero Cohen también está en medio del escándalo en torno a la actriz porno Stormy Daniels, ya que él fue quien le pagó 130 mil dólares a cambio de su silencio sobre lo que ella dice fue un affaire con Trump.

Esta noche Trump denunció la acción, calificando el cateo como “vergonzoso”, “injusto” y parte de una “cacería de brujas” en su contra, y “un ataque sobre nuestro país en un sentido verdadero”. Criticó de nuevo a su propio procurador general Jeff Sessions, al Departamento de Justicia, y al FBI e infirió que estaría considerando despedir a Mueller. “Veremos que podría pasar”, dijo antes de iniciar una sesión con altos oficiales militares para evaluar respuestas a Siria.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Zuckerberg se hará cargo de la filtración de datos de la "red social"

Mar, 10/04/2018 - 03:01

Como era de esperar, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, descrito como un nerd engreído y ramplón en la película de David Fincher, pedirá disculpas este martes ante el Congreso de Estados Unidos en una comparecencia en la que deberá explicar su gestión de la red social, la filtración de datos de millones de usuarios de la red social a una consultora política y la divulgación de noticias falsas. Según el testimonio que tiene preparado, filtrado este lunes por fuentes del propio Congreso a los medios, el directivo de Facebook dirá: "Fue mi error y lo siento".

Zuckerberg, de 33 años, comparecerá este martes y miércoles ante tres comités —dos del Senado y uno de la Cámara de Representantes— para responder a las preguntas de los legisladores sobre el escándalo por la filtración de datos a Cambridge Analytica y sobre otros asuntos.

Frente al Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, Zuckerberg asumirá su responsabilidad por la filtración de datos, las "noticias falsas" difundidas a través de su red social y la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones de varios países, incluidos Estados Unidos, Francia y Alemania.

"Está claro ahora que no hicimos lo suficiente para prevenir que estas herramientas fueran usadas para hacer daño. Esto se refiere a las noticias falsas, la interferencia extranjera en elecciones, el discurso del odio y la privacidad de datos", dirá Zuckerberg, según el testimonio filtrado este lunes.

"No tuvimos —continuará Zuckerber— una visión lo suficientemente amplia de cuál era nuestra responsabilidad y eso fue un gran error. Fue mi error y lo siento. Comencé Facebook, lo administro y soy responsable de lo que sucede allí". Además, Zuckerberg reconocerá que su compañía reaccionó "de manera lenta" a la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones estadounidenses de 2016, algo que Moscú niega y que, en Estados Unidos está siendo investigado por el fiscal especial Robert Mueller. El testimonio menciona a la empresa Internet Research Agency, con sede en San Petersburgo (Rusia), a la que Mueller acusa de recolectar datos de ciudadanos estadounidenses.

Por primera vez, Zuckerberg revelará que esa empresa rusa "actuó repetidamente de manera engañosa" tratando de manipular a ciudadanos de Europa, Estados Unidos y Rusia. En concreto, Zuckerberg cree que Internet Research Agency llegó a 126 millones de personas mediante una sola página de Facebook, mientras que la empresa rusa alcanzó a 20 millones de personas en Instagram, donde los usuarios compartieron o expresaron simpatía por contenidos vinculados a esa compañía rusa. Zuckerberg mencionará en su testimonio algunas de las elecciones de este 2018, como las de Brasil y México, y asegurará que su compañía está trabajando para evitar más incidentes.

La comparecencia se producirá después de que en marzo varios medios revelaran que la empresa británica Cambridge Analytica había tenido acceso en 2014 a datos recopilados por Facebook y que usó esa información para construir un programa informático destinado a predecir las decisiones de los usuarios e influir en ellas. No se sabe si Zuckerberg dará a conocer en cuantos millones de dólares vendió la información a Cambridge Analytica, una empresa que colaboró con el equipo del ahora presidente, Donald Trump, durante la campaña para las elecciones de 2016.

De acuerdo con lo consignado por el periódico Público, de España, en un principio, Facebook calculó en 50 millones el número de afectados, pero a principios de abril admitió que Cambridge Analytica accedió en todo el mundo a los datos de 87 millones de usuarios (la mayoría de Estados Unidos).Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Zuckerberg se hará cargo de la filtración de datos de la "red social"

Mar, 10/04/2018 - 03:01

Como era de esperar, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, descrito como un nerd engreído y ramplón en la película de David Fincher, pedirá disculpas este martes ante el Congreso de Estados Unidos en una comparecencia en la que deberá explicar su gestión de la red social, la filtración de datos de millones de usuarios de la red social a una consultora política y la divulgación de noticias falsas. Según el testimonio que tiene preparado, filtrado este lunes por fuentes del propio Congreso a los medios, el directivo de Facebook dirá: "Fue mi error y lo siento".

Zuckerberg, de 33 años, comparecerá este martes y miércoles ante tres comités —dos del Senado y uno de la Cámara de Representantes— para responder a las preguntas de los legisladores sobre el escándalo por la filtración de datos a Cambridge Analytica y sobre otros asuntos.

Frente al Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, Zuckerberg asumirá su responsabilidad por la filtración de datos, las "noticias falsas" difundidas a través de su red social y la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones de varios países, incluidos Estados Unidos, Francia y Alemania.

"Está claro ahora que no hicimos lo suficiente para prevenir que estas herramientas fueran usadas para hacer daño. Esto se refiere a las noticias falsas, la interferencia extranjera en elecciones, el discurso del odio y la privacidad de datos", dirá Zuckerberg, según el testimonio filtrado este lunes.

"No tuvimos —continuará Zuckerber— una visión lo suficientemente amplia de cuál era nuestra responsabilidad y eso fue un gran error. Fue mi error y lo siento. Comencé Facebook, lo administro y soy responsable de lo que sucede allí". Además, Zuckerberg reconocerá que su compañía reaccionó "de manera lenta" a la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones estadounidenses de 2016, algo que Moscú niega y que, en Estados Unidos está siendo investigado por el fiscal especial Robert Mueller. El testimonio menciona a la empresa Internet Research Agency, con sede en San Petersburgo (Rusia), a la que Mueller acusa de recolectar datos de ciudadanos estadounidenses.

Por primera vez, Zuckerberg revelará que esa empresa rusa "actuó repetidamente de manera engañosa" tratando de manipular a ciudadanos de Europa, Estados Unidos y Rusia. En concreto, Zuckerberg cree que Internet Research Agency llegó a 126 millones de personas mediante una sola página de Facebook, mientras que la empresa rusa alcanzó a 20 millones de personas en Instagram, donde los usuarios compartieron o expresaron simpatía por contenidos vinculados a esa compañía rusa. Zuckerberg mencionará en su testimonio algunas de las elecciones de este 2018, como las de Brasil y México, y asegurará que su compañía está trabajando para evitar más incidentes.

La comparecencia se producirá después de que en marzo varios medios revelaran que la empresa británica Cambridge Analytica había tenido acceso en 2014 a datos recopilados por Facebook y que usó esa información para construir un programa informático destinado a predecir las decisiones de los usuarios e influir en ellas. No se sabe si Zuckerberg dará a conocer en cuantos millones de dólares vendió la información a Cambridge Analytica, una empresa que colaboró con el equipo del ahora presidente, Donald Trump, durante la campaña para las elecciones de 2016.

De acuerdo con lo consignado por el periódico Público, de España, en un principio, Facebook calculó en 50 millones el número de afectados, pero a principios de abril admitió que Cambridge Analytica accedió en todo el mundo a los datos de 87 millones de usuarios (la mayoría de Estados Unidos).Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Bolsa rusa se desploma un 11% por tensiones con Occidente

Lun, 09/04/2018 - 19:24

La nueva ronda de sanciones de EEUU a oligarcas y empresas rusas ha llevado el pánico a la bolsa de Moscú. Las acciones de Rusal, controlada por el multimillonario ruso Oleg Deripaska, uno de los empresarios afectados, han llegado a caer casi un 50%. El desplome está hundiendo al principal índice del mercado ruso. El MOEX, que engloba a las cincuenta compañías con más capitalización del país, retrocede un 8%. Su índice réplica en dólares, el RTS, utilizado por los inversores extranjeros, ha caído más de un 11% por la devaluación del 3% del rublo frente a la divisa de EEUU.

El pasado viernes, con el mercado ruso cerrado, EEUU anunció más sanciones a siete oligarcas rusos. Entre los sancionados se encuentra el multimillonario ruso Oleg Deripaska que está vinculado al antiguo jefe de campaña de Donald Trump, Paul Manafort. El oligarca es dueño de dos gigantes: Rusal, fabricante de aluminio, y Nornickel, productor de níquel, además de ser el propietario del mayor fabricante ruso de autobuses GAZ.

Además de Deripaska, en la lista de sancionados por EEUU, entre empresas e individuos, figuran Kirill Shamalov, yerno de Vladímir Putin y uno de los principales accionistas de la empresa energética Sibur; Viktor Vekselberg, presidente de Renova, Suleimán Kerímov, que controla la compañía extractora de oro Polyus, o Vladímir Bodgánov, director de la petrolera Surgutneftegaz. Entre los altos funcionarios figura Alexéi Miller, estrecho aliado de Putin y jefe del consorcio gasístico Gazprom; Nikolái Pátrushev, secretario general del Consejo de Seguridad; y Andréi Kostin, director del banco VTB.

El impacto de las sanciones no solo afecta a la renta variable. Los bonos rusos sufren fuerte ventas y la rentabilidad se dispara al 7,3%, en la mayor subida desde 2016. El rublo se desploma frente al dólar y el euro un 3%. Rusia arrastra una profunda crisis económica por su dependencia del precio del petróleo y que se ve agravada por las sanciones internacionales de EEUU y la Unión Europea. El aislamiento internacional está creciendo tras las acusaciones de envenenamiento de un ex espía en Reino Unido, aunque aún no existe ninguna prueba que incrimine al gobierno de Vladimir Putin..
Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización