Jaque al neoliberalismo

Distribuir contido
Una mirada no convencional al modelo económico, la globalización y las fallas del mercadoMarco Antonio Morenonoreply@blogger.comBlogger6947125
Actualizado: fai 4 horas 1 min

Fraude electoral y apagón informativo en Honduras

Sáb, 09/12/2017 - 12:00
Marcos Roitman Rosenmann, La Jornada

El apagón informativo sobre las elecciones en Honduras proyecta una imagen idílica. La votación ha sido ejemplo de transparencia, fiesta democrática, convivencia pacífica y ajustada a derecho. Los ciudadanos han concurrido a las urnas, depositado su papeleta, abandonado los colegios electorales, regresado a sus casas y, tras el cómputo, proclamado triunfador al candidato del Partido Nacional, actual presidente, Juan Orlando Hernández. Todo en orden. En casos de apagón informativo, las noticias pasadas por el tamiz de la censura internacional y los medios de comunicación trasnacionales, presenta a Salvador Nasralla, candidato de la coalición Alianza de Oposición, como un mal perdedor, a sus seguidores los tilda de alborotadores profesionales y a su portavoz, el ex presidente derrocado por un golpe de Estado Manuel Zelaya, de incitar al odio y el revanchismo. Para los ganadores, Nasralla ha sido derrotado en buena lid, tras el recuento escrupuloso de votos, que aún no concluye (sic), no quiere asumir su fracaso. En un acto de total irresponsabilidad busca emponzoñar los resultados, aduce alteraciones del censo, compra de votos, papeletas marcadas, manipular los centros informáticos y, por si fuera poco, caída del sistema de cómputo. Se atrinchera, dicen, en la mentira. No importa que el magistrado del Tribunal Supremo Electoral, Marcelo Ramiro Lobo, declarara horas antes de la caída del sistema que el triunfo de Salvador Nasralla era irreversible. Lo dicho será invisibilizado, censurado e incluso desmentido. Tales palabras fueron pronunciadas de manera irresponsable para desacreditar el proceso electoral, enviar un falso mensaje a la comunidad internacional, ensombrecer el triunfo del Partido Nacional y colar de forma torticera la acusación de fraude. En esta realidad, con el fin de evitar el caos, el gobierno proclama el estado de sitio, toque de queda, militares en las calles y parte de la policía negándose a reprimir a los manifestantes. En la mayoría de pueblos y ciudades la gente sale a reclamar el recuento de votos. Las fuerzas armadas no se contienen, cumplen órdenes, al igual que los grupos paramilitares dependientes del Estado, los mismos que asesinaron a Berta Cáceres. Así, las denuncias del Comité de Familiares Desaparecidos presentó el 6 de diciembre un informe, en el cual se contabilizan 14 asesinatos, 51 heridos y 844 detenciones. Mientras se consolida otro golpe de Estado, el relecto candidato, Juan Orlando Hernández, habla de traidores a la patria, delincuentes, subversivos y terroristas que alteran la democracia y la paz interior.

Honduras debe aparecer, en medio del apagón informativo, como un remanso de virtudes. Las noticias son filtradas, las fotografías seleccionadas a conciencia, caras alegres, risas, familias divirtiéndose, comprando o celebrando el triunfo de Hernández. La Organización de Estados Americanos, la Unión Europea, Naciones Unidas, el Parlamento Centroamericano y el Sistema de Integración Centroamericano cumplen una función de control, guardan silencio cómplice y deciden avalar los resultados. No caben las medias tintas. Cualquier duda hace peligrar y cuestiona el triunfo fraudulento de Hernández. Ni los observadores internacionales de verificación electoral, cuyos escritos restan credibilidad al proceso electoral y recuento de votos, deben ver la luz. Por el contrario, se debe proyectar una Honduras ejemplar, cúmulo de virtudes.

Su presidente, hoy candidato relecto por la voluntad general del soberano, se caracteriza por respetar el orden constitucional, estar al servicio del pueblo, defender la libertad de expresión, proteger a sus sindicalistas, perseguir a los violadores de los derechos humanos, celoso de la soberanía nacional y luchador infatigable contra la corrupción y el narcotráfico. Enfrentado a las empresas trasnacionales de maquila, es el más interesado en vigilar que se cumplan escrupulosamente los derechos de sus trabajadores, horarios, pago de horas extras. Igualmente, se ha negado a tener bases militares estadunidenses, reclamando para sí la independencia nacional. Nunca ha participado en planes golpistas, su vocación democrática está impoluta.

Honduras se reinventa en la mentira política hoy llamada posverdad. Sin dictadores, detenidos-desaparecidos, presos políticos ni represión. Con una redistribución de la renta casi perfecta, acceso a la vivienda garantizado, sanidad pública universal, tasas de analfabetismo tendientes a cero y una disminución acelerada de la pobreza, se yergue victoriosa. Sin violencia de género, con unas fuerzas armadas ejemplares, una división de poderes modélica, envidia de todo el continente. Por último, se debe subrayar su nuevo rol en las instituciones regionales, marcado por la promoción de los valores democráticos, la no intervención y la solidaridad. El calificativo de república bananera debe ser desechado. Es historia. Quienes mantienen esta visión trasnochada son enemigos de Honduras, tergiversan los hechos hoy, buscan empañar el triunfo de Juan Orlando Hernández, un hombre querido, respetado, incorruptible, independiente, temeroso de Dios y amigo de sus amigos. Acusar a su partido de llegar a la presidencia bajo la sombra del fraude electoral y proyectar dicha acusación sobre su candidato es mancillar su honor y el de los hondureños. Él no quería ser presidente, su pueblo se lo ha pedido, exigido, por eso fue necesario violar la Constitución. Nada más lejos de su intención generar dolor y alterar el orden constitucional. Quienes le imputan fraude son hipócritas, enemigos de Occidente, están pagados por Rusia, Irán, Venezuela, Cuba. Deben ser perseguidos, detenidos, torturados, asesinados. ¡Viva la democracia en Honduras!Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Mentiras de la ONU sobre el hambre en el mundo

Ven, 08/12/2017 - 17:01
Bruno Guigue, Le Grand Soir

Según el dogma el “Tercer Mundo” ya no existe. Por otra parte ya no se habla de “países subdesarrollados”, sino de “países en desarrollo” y el relato moderno nos asegura que esos países se convertirán pronto en “países emergentes”. La ideología poscomunista pronosticaba “el fin de la historia”. Prometía un futuro luminoso en el reino del libre comercio. Anunciaba los nuevos tiempos de la “globalización feliz”. La apertura y la desregulación de los mercados llevaban la promesa de un porvenir radiante.

Propagada desde hace tres decenios, esta fábula liberal se desmorona frente a la realidad. En su último informe sobre El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo, la ONU declara que 815 millones de personas sufrieron malnutrición en 2016, es decir, 82 millones más que en 2015. Hablando claro el 11 % de la población mundial se muere de hambre. No solo hemos llegado a un récord absoluto (la humanidad nunca ha tenido tantos hambrientos), sino que además la situación se sigue deteriorando y para 2017 las asociaciones esperan lo peor.

Las desigualdades llegan a cotas vertiginosas. Traspasado a la Edad Media, el abismo que separa a nuestros superricos de las masas empobrecidas habría horrorizado a los aristócratas más egoístas. Pero para nuestros liberales la acumulación y la concentración de capital a niveles astronómicos son signos positivos. Según OXFAM el 1 % más rico posee el 48 % de la riqueza mundial y el 20 % siguiente en riqueza posee el resto. Al 80 % restante, es decir, la aplastante mayoría, solo le quedan migajas.

Este contraste entre 815 millones de hambrientos y un puñado de multimillonarios debería provocar la indignación general. Pero nos acomodamos en el fatalismo como si se tratase de una catástrofe natural. Al correr un púdico velo sobre las causas de semejante injusticia, el dogma oculta deliberadamente la influencia de las estructuras. Entre discursos apaciguadores y clichés neoliberales, los mecanismos que sustentan el enriquecimiento de unos pocos sobre el empobrecimiento de los demás desaparecen de la vista. Por conformismo ideológico, la burocracia de la ONU retuerce la interpretación de los hechos.

Omite, por ejemplo, que el deterioro de la situación alimentaria se explica ampliamente por el retroceso de la agricultura campesina en favor del agronegocio. Bajo el empuje de las multinacionales de la agroalimentación se transforman millones de hectáreas de agricultura variada y ganadería en zonas francas “desfiscalizadas” donde se implantan monocultivos para la exportación. Esta política deja a los pequeños agricultores a merced de las fluctuaciones de los mercados internacionales. Secuestrada por la globalización, la agricultura local y campesina se hunde.

Para la ONU el cambio climático y las guerras de todo tipo son los principales responsables de la malnutrición. Pero esta imputación de la miseria humana a causas accidentales tiene el efecto de minimizar las causas estructurales, limpia de toda sospecha los mecanismos de la explotación capitalista y la mentira implícita es que las multinacionales no tienen nada que ver. Al contrario, la incriminación del cambio climático extiende la responsabilidad de la miseria al ciudadano de a pie. ¿El trabajador que utiliza su coche para ir al trabajo no es tan culpable como Monsanto?

No es culpa del cambio climático que miles de niños se vean obligados a trabajar en las plantaciones de cacao de Costa de Marfil. El sometimiento de ese pequeño país a las multinacionales del chocolate es directamente responsable. Su especialización en este monocultivo de exportación desde la época colonial le ha convertido en un apéndice precario de las economías desarrolladas. Sometido a las fluctuaciones del mercado y a las operaciones especuladoras, Costa de Marfil se empobrece para enriquecer a los accionistas, sin contar el efecto desastroso de las “curas de austeridad” impuestas por las instituciones internacionales.

País de una pobreza extrema, Malí está presa en la inestabilidad política y se enfrenta a una rebelión sobre la que se injerta el terrorismo. Pero el saqueo de sus riquezas mineras por parte de Francia no es ajeno a ese caos de seguridad. La rebelión tuareg se encendió cuando Areva firmó un acuerdo con Níger para la explotación de los yacimientos de uranio ignorando a las poblaciones nómadas. ¿Simple coincidencia? Los países del Sahel son los más pobres del mundo y las tropas francesas están más presentes que nunca.

Con su hipocresía habitual, la ONU olvida decir que el hambre reina en los países donde Occidente se ha dedicado a sembrar el caos. En Sudán del Sur favoreció una secesión catastrófica. En Somalia desplegó sus tropas y ayudó al estallido del país. En Siria atiza el fuego de una guerra interminable. En Libia destruyó un Estado soberano y entregó el país a las milicias. En Yemen suministra las armas con las que Riad masacra a la población civil. La ONU tiene razón cuando dice que las guerras han deteriorado la situación alimentaria. Ahora solo le falta precisar que esas guerras son las guerras imperialistas.Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Advertencias de quiebra financiera a medida que los mercados de valores continúan aumentando

Ven, 08/12/2017 - 08:00
Nick Beams, wsws

A medida que las bolsas continúan subiendo —el índice Dow Jones de Wall Street alcanzó ayer un nuevo récord después de que el Senado de los Estados Unidos aprobara una enorme ley de recorte de impuestos— hay crecientes advertencias de que se está gestando una nueva crisis financiera.

En su revisión trimestral de las condiciones financieras, emitida el domingo, el Banco de Pagos Internacionales (BPI), a veces conocido como banco de los bancos centrales, dijo que la situación tenía similitudes con la que prevaleció en el período previo al colapso de 2008.

Los aumentos en las tasas de interés de la Reserva Federal de los EEUU y el Banco de Inglaterra no lograron sofocar las inversiones arriesgadas, y las burbujas financieras crecían, advirtió. Los inversores financieros estaban tomando el sol en la “luz y calidez” de la mejora del crecimiento económico mundial, la inflación contenida y el alza de los mercados bursátiles, mientras que los riesgos subyacentes estaban aumentando.

Al presentar la revisión del BPI, Claudio Borio, el jefe de su departamento monetario y económico, dijo: “Las vulnerabilidades que se han creado en todo el mundo durante el largo período de tasas de interés inusualmente bajas no han desaparecido. Los altos niveles de deuda, tanto en moneda nacional como extranjera, todavía están allí. Y también lo son las valoraciones espumosas.

“Además, cuanto más tiempo transcurra la toma de riesgos, mayor será la exposición subyacente al balance general. La calma a corto plazo se produce a expensas de una posible turbulencia a largo plazo”.

El viernes pasado, Neil Woodford, descrito como uno de los administradores de fondos de inversión de mayor perfil de Gran Bretaña, emitió una advertencia aún más aguda que la del BPI. En una entrevista con el Financial Times, dijo que las bolsas de todo el mundo estaban en una “burbuja” que, cuando estalle, podría ser “más grande y más peligrosa” que algunos de los peores choques de mercado en la historia.

Esta situación es el resultado de las políticas adoptadas por la Reserva Federal y otros grandes bancos centrales de tasas de interés ultrabajas y el bombeo de billones de dólares al sistema financiero, bajo la política de flexibilización cuantitativa introducida después de 2008.

“Diez años después de la crisis financiera mundial, somos testigos del mayor experimento de política monetaria en la historia”, dijo Woodford. “Los inversores se han olvidado del riesgo y esto está ocurriendo en precios de activos inflados y valoraciones infladas.

“Ya sea que se trate de bitcoins a $10.000, los bonos basura europeos ahora arrojan menos que los bonos del Tesoro estadounidense, niveles históricamente bajos de volatilidad o fondos negociados en bolsa de triple apalancamiento que atraen flujos gigantescos —hay tantas luces rojas que estoy perdiendo la cuenta”.

Woodford comentó que en un entorno económico global desafiante, las pocas poblaciones capaces de ofrecer un crecimiento confiable se habían vuelto populares. Sin embargo, eso se había manifestado en “valoraciones extremas e insostenibles”, lo que significaba que la burbuja “se había hecho aún más grande y más peligrosa”.

En sus comentarios sobre la revisión trimestral, Borio, funcionario del BIS, señaló otra razón para las crecientes valoraciones del mercado: la garantía de los bancos centrales de que están dispuestos a intervenir para apuntalar los mercados financieros.

En el período previo al colapso de 2008, señaló, la Reserva Federal había asegurado a los mercados que cualquier ajuste de las tasas de interés sería a “ritmo medido”. La política monetaria en las condiciones actuales había sido, “en todo caso, aún más telegrafiado”.

“Si el gradualismo conforta a los participantes del mercado, una política más estricta no descarrilará a la economía ni afectará los mercados de activos, la previsibilidad comprime las primas de riesgo”, dijo Borio.

“Esto puede fomentar un mayor apalancamiento y la asunción de riesgos. De la misma manera, cualquier sensación de que los bancos centrales no se mantendrán al margen si las tensiones del mercado surgen simplemente refuerza esos incentivos”.

En otras palabras, mientras que en períodos pasados, el mantra era que el rol de los bancos centrales era quitar el ponche en medio de la fiesta, ahora lo es verter más alcohol para mantenerlo en funcionamiento.

Además de las políticas monetarias de la Fed de los Estados Unidos, el otro factor importante para impulsar los mercados este año ha sido la promesa de la bonanza financiera resultante de los recortes masivos de impuestos para las empresas y las élites financieras bajo la administración de Trump.
El índice S&P 500 ha disfrutado de su carrera sostenida más larga de máximos de cierre récord consecutivos. Ha aumentado en un 18,6 por ciento durante el año. El Dow ha subido casi un 24 por ciento y el índice Nasdaq ha subido un 26,7 por ciento.

Cuando la administración Reagan introdujo recortes tributarios hace 30 años, fueron acompañados por la afirmación de que serían pagados por el crecimiento de la economía, impulsado por el aumento de la inversión, el “aceite de serpiente” de la “economía del lado de la oferta”.

Si bien la administración Trump continúa proclamando que sus medidas generarán empleos e inversiones, es un secreto a voces que los principales beneficiarios corporativos no usarán el premio mayor financiero para invertir en la economía real. Más bien usarán el dinero para aún más especulaciones, incluidas adquisiciones, fusiones y recompras de acciones para impulsar aún más los precios de las acciones.

Los $1,5 billones adicionales en el déficit federal de los EUA se pagarán con recortes masivos en Medicare, el programa de salud para personas mayores y la reducción de otros servicios sociales, incluido lo que el senador republicano Marco Rubio de Florida describió como “cambios estructurales en la Seguridad Social y Medicare para el futuro”.

Como señaló ayer la Perspectiva del WSWS: “Hablar de ‘cambios estructurales’ es decir en jerga política la privatización de estos programas básicos de los que dependen cientos de millones de personas y su destrucción como derechos garantizados”.

Existe una conexión causal subyacente arraigada en la estructura y el funcionamiento de la economía capitalista, y el establishment político le da voz.

Las fabulosas ganancias monetarias en los mercados financieros son el resultado de las operaciones de capital ficticio. Es decir, no son el resultado de la producción de riqueza real, lograda a través de una mayor inversión y producción, sino que en última instancia representan reclamos sobre la plusvalía extraída de la población trabajadora.

En la medida en que las demandas de capital ficticio aumenten, a través de la escalada de valuaciones de activos y financieras, deben cumplirse incrementando la masa de plusvalía a la que en última instancia son un reclamo.

Por lo tanto, el aumento del crecimiento de los mercados financieros va acompañado de un impulso cada vez mayor para reducir los salarios y las provisiones sociales, y al mismo tiempo crear las condiciones para un colapso del sistema financiero de naipes, con inmensas consecuencias económicas y sociales.
Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Honduras: entre el fraude electoral y la insurrección popular

Xov, 07/12/2017 - 12:30
Javier San Vicente Maeztu, Publico

El 26 de noviembre se celebró un proceso electoral en Honduras del que, pasada una semana, todavía no se conocen resultados definitivos. A nivel presidencial, las elecciones enfrentaban al actual presidente Juan Orlando Hernandez JOH, del derechista Partido Nacional con Salvador Nasralla, de la Alianza Opositora contra la Dictadura, que reúne sectores de la izquierda y el centro políticos. El ambiente político en el que se realizó la votación fue de altísima polarización, alimentada por la candidatura a la reelección de Juan Orlando, considerada ilegal e inconstitucional por amplios sectores.

La lentitud en el escrutinio de votos por parte del Tribunal Supremo Electoral, sumado a las dudas sobre la limpieza de los comicios, provocó que la tensión estallase a mediados de la semana siguiente a las elecciones. Y es que el sistema de conteo no ofreció resultados hasta pasadas más de 10 horas de cerradas las urnas, dando en su primer reporte una ventaja de 5% al candidato Nasralla. Posteriormente el sistema se detuvo, se “cayó”, y cuando volvió a funcionar la tendencia se revirtió, dando ventaja a Juan Orlando Hernandez.

Ante esta situación, la oposición denunció una operación de fraude electoral en marcha. Se produjeron revueltas por todo el país, seguidas de una fuerte represión protagonizada por militares y policías. Según organizaciones defensoras de los derechos humanos, para el sábado 4 de diciembre ya se contabilizaban al menos 14 personas fallecidas y decenas de heridos.

El ambiente insurreccional derivó el viernes hacia acciones de saqueo y destrucción de negocios. El estado de Honduras había perdido el control sobre la situación. Esa misma noche, el gobierno anunciaba la suspensión de garantías constitucionales y se decretaba un toque de queda de 6 pm a 6 am durante 10 días. A partir de este anuncio, militares y policías redoblaron la brutalidad de la represión, atacando con bala viva a personas desarmadas por el mero hecho de encontrarse en la calle.

Para comprender las causas profundas de esta crisis hay que remontarse a lo ocurrido el 28 de junio de 2009, cuando el entonces presidente Manuel Zelaya Rosales fue derrocado mediante un golpe de estado cívico-militar. Entonces, los mismos sectores que hoy apoyan la reelección de Juan Orlando justificaron la asonada aduciendo que Zelaya había violentado la constitución al iniciar un proceso de consulta para convocar una asamblea nacional constituyente en la que, hipotéticamente, se daría luz verde a la reelección presidencial. En opinión de Wilfredo Mendez, Director Ejecutivo del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH), “desde 2009 el pueblo hondureño tuvo un despertar en su conciencia política extraordinario”.

De esta manera, el golpe de Estado supuso el principio del fin de un sistema bipartidista y corrupto, permitiendo la entrada en política de amplios sectores de la sociedad hondureña hasta entonces totalmente excluidos del sistema político. Según Mendez, “en las elecciones de 2013 la sociedad hondureña rompió con un bipartidismo de más de 100 años”, al votar masivamente por dos nuevos partidos que acabarían uniéndose en la Alianza Opositora contra la Dictadura en 2017: Partido Libertad y Refundación (LIBRE) y Partido Anticorrupción (PAC), en unos comicios que también estuvieron marcados por las denuncias de fraude y robo de elecciones en contra de LIBRE, que según datos oficial se convirtió en el segundo partido más votado.

La llegada de Juan Orlando Hernández a la presidencia en 2014 frustró de esta forma las ansias de cambio de una buena parte de los hondureños. Para Méndez, “Juan Orlando Hernandez gobernaba ya desde la presidencia del Congreso Nacional en la legislatura de Porfirio Lobo (2009-2013)”, con lo que su llegada a la jefatura del estado fue la culminación de una estrategia muy bien calculada e implementada. Los cuatro años de su presidencia han estado marcados por una degradación de la vida política del país, en los que la corrupción, la opacidad y la concentración de poder alrededor del presidente han sido notorios.

En este contexto, se han producido múltiples revelaciones sobre los nexos entre dirigentes del Partido Nacional y el crimen organizado. Varios alcaldes nacionalistas fueron acusados de narcotráfico, algunos están fugados, otros presos y otros fueron extraditados. Además, un importante narcotraficante hondureño ha realizado acusaciones directas ante una corte federal de Nueva York en la que implica en el tráfico de cocaína al anterior presidente del país Porfirio Lobo, a su hijo, al Secretario de Seguridad de Juan Orlando, al alcalde de San Pedro Sula y a varios dirigentes del Partido Nacional cercanos al presidente. Además, este criminal acusó al hermano de Hernández de haber recibido dinero de su organización criminal para intermediar con el gobierno y de haber conspirado junto a otros narcotraficantes para atentar contra la vida del ex embajador de Estados Unidos en Honduras James Nealon. Ninguna de estas revelaciones ha tenido consecuencia alguna, y la mayor parte de los acusados se mantienen en puestos de poder dentro del Estado y el Partido Nacional.

Durante estos años también se han revelado múltiples escándalos de corrupción. El más paradigmático lo constituye el desfalco del Instituto Hondureño del Seguro Social (IHSS), en el que el propio presidente ha reconocido que una parte de los fondos sustraídos fueron utilizados en su campaña electoral de 2013. En el marco de este caso llegó a descubrirse que un laboratorio farmacéutico vinculado a una vicepresidenta del Congreso Nacional había venido al IHSS pastillas compuestas de harina haciéndolas pasar por medicinas y cuya utilización habría causado la muerte de al menos tres mil personas. Al mismo tiempo que la líder nacionalista cumplía arresto domiciliario en su casa a la espera de sentencia, uno de los testigos protegidos del caso sufrió un atentado del que sobrevivió milagrosamente.

La concentración de poderes del Estado ha sido otra de las estrategias de JOH. Durante estos años el presidente logró renovar a todos los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, en un proceso que acabó en una oleada de transfuguismo entre los partidos de oposición, en el que 13 diputados de LIBRE y el PAC abandonaron la disciplina de partido para dar su voto para la creación de una corte suprema a medida del presidente. Para lograr consolidar el control sobre el resto de poderes del Estado se creó un organismo denominado Consejo de Defensa y Seguridad, en el que según Méndez el presidente logró “tener sometida a la Corte Suprema de Justicia, al Congreso, al Ministerio Público (fiscalía) y otras instituciones”. Como colofón a este proceso en 2013 se creó una nueva unidad del Ejercito denominada Policía Militar de Orden Público, que según Mendez constituye “una fuerza pretoriana a su disposición para obedecer ciegamente a su estructura de poder”, y que ha tenido un papel muy destacado en la represión de las protestas tras las elecciones.

La opacidad ha sido otra de las características del gobierno, que incluso aprobó una legislación que le ha permitido ocultar información sobre el desempeño de las principales instituciones del Estado, incluyendo las encargadas de organizar el actual proceso electoral. Además, en el manejo de fondos públicos se han generalizado prácticas de dudosa legalidad, como la constitución de fideicomisos para el manejo de programas sociales, cuya fiscalización quedó al margen de los mecanismos establecidos por la ley y que podría haber permitido la sustracción de grandes sumas de recursos públicos.

Se podrían mencionar otros muchos aspectos de la gestión de JOH que han generado un gran rechazo entre la sociedad hondureña, como las violaciones de los derechos humanos, la falta de representación de los partidos opositores en los entes garantes de los procesos electorales o los nulos resultados en la lucha contra la pobreza y la desigualdad. Pero sin duda el punto que más controversia ha causado entre la población ha sido el proceso por el cual el candidato-presidente ha logrado anular los artículos constitucionales que prohibían la reelección presidencial y presentarse como candidato. El primer acto de este proceso tuvo lugar en el Congreso Nacional, en el que, tal como se comentó anteriormente, se dio una autentica oleada de transfuguismo entre los partidos opositores, que permitió la conformación de una corte suprema a la medida del presidente. Posteriormente, el expresidente nacionalista Rafael Leonardo Callejas interpuso un recurso ante la sala constitucional de la Corte para solicitar la anulación de los artículos constitucionales que impedían la reelección, alegando que los mismos vulneraban derechos fundamentales de los expresidentes. La Corte le dio la razón. Mientras la sociedad hondureña asistía perpleja a esta situación, la maquinaria nacionalista se alistaba para lanzar un proceso electoral liderado por Juan Orlando en el que no hubiese posibilidad de derrota.

Según Gerardo Torres, Director Internacional de la Alianza de Oposición, la falta de credibilidad en el proceso electoral es total, a tal punto que “nunca en la historia reciente del país se dieron tantas protestas como en este momento”, lo cual pondría de manifiesto “el profundo rechazo de los hondureños hacia Juan Orlando Hernandez y sus políticas”. Según Wilfredo Mendez, “es el despertar de la conciencia colectiva de los hondureños lo que ha impedido al TSE imponer un fraude que se había venido fraguando desde hace mucho tiempo, la movilización en las calles ha sido extraordinaria, aunque ha tenido que pagarse con vidas”. Continúa comentando que “si Juan Orlando se impone a base de fraude, las violaciones a los derechos humanos se van a incrementar. La prueba clara es este toque de queda con suspensión de garantías constitucionales, que JOH en su afán de imponerse estableció el viernes, y bajo cuya vigencia se ha asesinado, agredido y detenido a personas”.

Al caer la tarde del lunes 4 de diciembre, entraban en huelga de brazos caídos decenas de batallones de la policía antimotines y la Policía Nacional Civil de Honduras, negándose a continuar reprimiendo a la población y calificando de dictador a Juan Orlando. La posibilidad de que se produzcan enfrentamientos entre efectivos policías y militares ensombrece todavía más el ambiente en el país. Mientras las tensiones siguen en aumento, el TSE ha tenido que aceptar a instancia de las Misiones de Observación Electoral de la Unión Europea y de la Organización de Estados Americanos el conteo de más de 5,000 actas electorales, tal como solicitaba la Alianza Opositora. Desde la Alianza, no dudan que este conteo dará la victoria a Salvador Nasralla.

A pesar de la incertidumbre del momento, Wilfredo Mendez no puede dejar de ver con optimismo el futuro de Honduras. “La conciencia del pueblo hondureño se ha fortalecido. Existe un liderazgo juvenil y comunitario que se ha desarrollado mucho en los últimos años. Tenemos esperanza como país”. Tras los eventos de los últimos días, surgen razonables dudas sobre la capacidad de Juan Orlando Hernandez para dirigir un país en el que causa tanta animadversión, y en el que se han aliado en su contra amplios sectores políticos y sociales, que incluyen a todo el espectro de la izquierda, pero también a sectores centristas, y empresariales.Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Arabia Saudita: la implosión inevitable

Mér, 06/12/2017 - 20:35
Alejandro Nadal, La Jornada

Medio Oriente se encuentra en una transición geopolítica de gran inestabilidad. Los conflictos que tradicionalmente han marcado esa región se han incrementado y diversificado. Pero en el futuro cercano el foco de tensión más amenazador es el proceso irreversible de desintegración que hoy afecta al reino de Arabia Saudita.

Las fuerzas que impulsan este proceso son de distinta índole. Primero están las de naturaleza económica. Arabia Saudita ocupa el segundo lugar del mundo en reservas probadas de petróleo (después de Venezuela) con 266 mil millones de barriles de crudo. Por eso se piensa que ese país tiene un amplio margen de maniobra en el terreno económico. Pero aún a los gigantes se les acaba la vida.

La variable clave no son las reservas, sino la capacidad de exportación una vez que se toma en cuenta el consumo doméstico. Hoy el reino Saudita consume 25 por ciento de su producción total de crudo. El 50 por ciento de su electricidad es generada en plantas termoeléctricas y el consumo de energía crece a una tasa anual superior a 8 por ciento. Por eso un estudio de Brown y Foucher (publicado en el Journal of Petroleum Science and Engineering, septiembre 2015) concluye que si se considera el crecimiento del consumo doméstico en Arabia Saudita el pico de sus exportaciones de petróleo se alcanzará en 2028. Es decir, ¡dentro de sólo 11 años esas exportaciones comenzarían a declinar!

El actual príncipe heredero, Mohammed bin Salman, promueve el plan Visión 2030, cuyo objetivo es reducir el consumo doméstico de petróleo, incluso con la introducción de plantas nucleares. Pero el costo de esas plantas sigue siendo prohibitivo y el problema del refrigerante se amplifica por las altas temperaturas imperantes (aún en las zonas costeras). Muy pocos creen que las inversiones en energía solar y nuclear podrán aliviar el dilema al que se enfrenta Arabia Saudita. No sorprende que un reciente informe de Citigroup sostenga que para 2030 el reino saudita podría enfrentar una crisis por no tener suficiente petróleo para exportar. En la década 2030-2040 Arabia Saudita podría estar exportando solamente 2 millones de barriles diarios. Para un país que obtiene 80 por ciento de sus ingresos de las exportaciones de petróleo eso entraña una emergencia grave.

Al deprimir los precios internacionales de petróleo en los últimos siete años Riad buscó castigar a Rusia por su apoyo a Bashar al-Assad en la guerra en Siria y frenar la creciente influencia de Irán en la región. Pero ese plan trajo aparejados pérdidas en el ingreso por exportaciones y un deterioro de las reservas de crudo.

El reino saudita también pretendía mantener su rol dominante en el mercado mundial al perturbar la extracción de petróleo basada en la controvertida tecnología de fractura hidráulica (fracking) en Estados Unidos. Pero los analistas en Washington hicieron sus cálculos y observaron que el daño era soportable para la industria del fracking en el corto plazo. Hoy con el ligero repunte en los precios internacionales la rentabilidad de la industria de fractura hidráulica ha regresado a la escena. Y los últimos acuerdos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo muestran que Arabia Saudita ha perdido su capacidad de determinar el precio internacional de crudo. Al final del juego, los ganadores de este proceso son Rusia, Irán y, desde luego, la industria del fracking en Estados Unidos. El resultado es catastrófico para los saudíes.

La economía de Arabia Saudita sigue deteriorándose. La austeridad fiscal ha reducido el déficit en las finanzas públicas, pero el descontento social crece. Si a esto se agrega el malestar por la política represiva que sigue alterando el delicado equilibrio tribal en el reino, así como la reciente maniobra del rey Salman de detener a 11 príncipes y varios ultramillonarios por corrupción (posibles rivales del recién designado príncipe heredero, Mohammed bin Salman), emerge un escenario en el que una chispa podría desencadenar una guerra civil.

Arabia Saudita ha financiado grupos extremistas en Siria e Irak con el objetivo de derrocar a Assad y frenar la influencia de Irán. Su fanatismo en contra de los chiítas le ha llevado a promover la terrible guerra en Yemen (en complicidad con Estados Unidos y el Reino Unido). También ha reprimido brutalmente los enclaves chiítas dentro del reino (como Awamiya).

Finalmente, Washington hoy confía en lograr su independencia energética (a través del fracking) y su estrategia descansa más en promover una mayor balcanización de la región basada en divisiones sectarias y étnicas. El tradicional vínculo que Arabia Saudita ha mantenido con Estados Unidos de intercambiar petróleo por seguridad podría estar llegando a su fin.

Represión interna, guerras, errores de cálculo y el financiamiento del terrorismo tienen su propia dinámica y podrían revertirse contra Riad. El desenlace podría presentarse en un escenario de lenta disolución o más violentamente en un marco de guerra civil. De cualquier manera la implosión es inevitable.
Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

La deuda ha jugado un papel determinante en la historia

Mar, 05/12/2017 - 09:01
Eric Toussaint, Publico

En toda una serie de acontecimientos históricos mayores, la deuda soberana era un elemento determinante. Fue el caso, a partir de comienzos del siglo XIX, en los Estados que luchaban por su independencia, en América latina desde México a Argentina, o Grecia. Para financiar la guerra de la independencia, esos países nacientes contrajeron préstamos con los banqueros de Londres en condiciones leoninas, que les condujeron en realidad a un nuevo ciclo de subordinación.

Otros Estados perdieron completamente, de forma oficial, su soberanía. Túnez tenía una autonomía relativa en el Imperio otomano, pero se había endeudado con los banqueros de París. Claramente, utilizando el arma de la deuda, Francia justificó su puesta bajo su tutela, y su colonización. Diez años más tarde, en 1882, Egipto perdió también su independencia, primero ocupado por Gran Bretaña que quería recobrar las deudas contraídas por el país con los bancos ingleses, antes de ser transformado en colonia.

No se trata de un complot global y sistemático. Cuando los republicanos independentistas griegos y latinoamericanos acudieron a Londres para tomar prestados fondos, lo que iba a ocurrir luego no estaba previsto por la monarquía británica. Pero las grandes potencias percibieron muy rápidamente el interés que podían tener en el endeudamiento exterior de un país para justificar una intervención militar y una puesta bajo tutela, en una época en la que estaba permitido hacer la guerra para recuperar una deuda.

La crisis de la deuda griega del siglo XIX presenta similitudes con la crisis actual

Los problemas comenzaron como consecuencia de la primera gran crisis bancaria internacional, que estalló en Londres en diciembre de 1825. Los bancos, debilitados, no quisieron seguir prestando, igual que tras la crisis de Lehman Brothers en 2008. Los Estados nacientes como Grecia habían tomado prestado en condiciones tan abusivas, y los montantes percibidos eran tan bajos en relación a los montantes realmente tomados prestados, que eran incapaces de devolver sus créditos sin nuevos préstamos. Cuando los bancos dejaron de prestar, Grecia no fue ya capaz de refinanciar su deuda. Sus reembolsos se interrumpieron en 1827.

Es ahí donde el “sistema deuda” se parece al de hoy: las monarquías francesa, británica y el zar de Rusia -la “Troika”- se pusieron de acuerdo en conceder un préstamo a Grecia y le permitieron nacer como Estado independiente, lo que les vino bien, pues desestabilizaba al Imperio otomano. A cambio, firmaron en 1832 un “convenio sobre la soberanía de Grecia”. Creaba en Grecia una monarquía, cuando los independentistas querían una República. El rey elegido, Otón I, era un príncipe bávaro de 15 años, que no hablaba griego y jamás había puesto sus pies en Grecia. El documento estipula que esta monarquía tenía como deber consagrar prioritariamente en su presupuesto el reembolso de una deuda contraída con las tres potencias, vía el banco Rothschild de Paris, a fin de reembolsar a los banqueros londinenses. Los gastos asumidos por la troika para instalar esta monarquía, con el reclutamiento de 3500 mercenarios bávaros para hacer una guerra “de independencia”, debían también ser reembolsados por Grecia.

Muestro así que a comienzos del siglo XIX, solo el 20% del montante prestado a Grecia llegó efectivamente a Grecia. El resto fue a las comisiones cobradas por el banco Rothschild, al pago de los mercenarios, a sus gastos de desplazamiento a Grecia y a otros gastos para la instalación de la monarquía.

Luego Grecia vivió en una situación de subordinación permanente. Cayó en ella de forma aún más fuerte a partir de 2010. De nuevo, se reunieron poderes públicos para recaudar fondos que sirvieran para reembolsar a los acreedores privados. En este caso, los bancos franceses, alemanes, belgas y holandeses.

La historia muestra igualmente una especie de alianza objetiva entre las clases dominantes de los países endeudados y los Estados prestamistas

No podemos comprender la historia del sistema sin considerar el papel de la clase dominante local. Esta empuja a las autoridades a pedir prestado en el interior y en el extranjero, pues el préstamo contribuye a que los impuestos, que pesan sobre la burguesía, no sean elevados. Se comporta también como rentista, invirtiendo ella misma en los bonos de Estado emitidos por su país.

Cuando el régimen del liberal-demócrata mexicano Benito Juárez repudió una parte de las deudas contraídas anteriormente por los conservadores, algunos burgueses demandaron la naturalización francesa, a fin de que Francia interviniera militarmente para derrocarle, en nombre del reembolso a sus ciudadanos.

Sigue ocurriendo hoy. A finales de 2001, cuando Argentina suspendió el pago de su deuda, la burguesía argentina se ofuscó, porque una gran parte de la deuda emitida por Wall Street estaba en manos de capitalistas argentinos.

La noción de deuda “odiosa”, nacida en los años 1920, no provenía de la izquierda, de aquellas personas a las que hoy llamamos “altermundialistas”. ¿De dónde viene?

Durante el siglo XIX, hay una serie de repudios de la deuda. En particular en los Estados Unidos. En 1830, cuatro Estados de los Estados Unidos se ven afectados por disturbios sociales que derrocan a sus gobiernos corrompidos y repudian la deuda que éstos habían contraído con banqueros corruptos. Los proyectos de infraestructuras que supuestamente debía financiar no fueron realizados a causa de la corrupción.

En 1865, cuando los “nordistas” ganaron contra los “sudistas”, decretaron que estos últimos debían repudiar las deudas contraídas con los bancos para financiar la guerra (es el contenido de la 14ª enmienda a la Constitución de los Estados Unidos). Una deuda considerada como “odiosa”, pues fue contraida para defender el sistema esclavista.

A finales del siglo XIX, los Estados Unidos rechazaron igualmente que Cuba, independiente como consecuencia de su intervención militar, reembolsara la deuda que España había contraído en Paris en nombre de su colonia. Los Estados Unidos la consideraron como “odiosa”, pues sirvió para financiar la dominación de Cuba y las guerras que los españoles realizaron en otras partes.

Y cuando en 1919, Costa Rica repudió una deuda contraída por el exdictador Tinoco, en beneficio exclusivo de su familia, fue un antiguo presidente de los Estados Unidos quien intervino como árbitro y ratificó el repudio. Pues el dinero tomado prestado estaba destinado a intereses personales.

Sobre la base de toda esta jurisprudencia un jurista ruso, exiliado tras la revolución bolchevique, elaboró una doctrina jurídica. Afirmaba que un Estado sigue estando comprometido por las deudas contraídas por el régimen anterior, pero añade una excepción: si la deuda ha sido contraída contra el interés de la población y los acreedores eran conscientes de ello, o habrían debido serlo haciendo las comprobaciones oportunas, puede ser decretada odiosa y ser repudiada.

Esta doctrina emana pues de un profesor conservador, que quería defender los intereses de los acreedores, pero igualmente decirles que hay que prestar atención y mirar para quién y porqué prestan. Confirma, al hacerlo, que hay claramente una posibilidad para los Estados de repudiar una deuda si ésta es odiosa.

La deuda griega es “odiosa”

La Troika reclama desde 2010 a Grecia préstamos que fueron claramente concedidos contra el interés de la propia ciudadanía griegas, puesto que se le impusieron medidas que degradaron el ejercicio de sus derechos fundamentales y de sus condiciones de vida. Se ha demostrado que el dinero prestado partió inmediatamente hacia los bancos extranjeros o griegos responsables de la crisis. Y se puede probar que los gobiernos de la Troika eran perfectamente conscientes de ello, pues fueron ellos los que dictaron el contenido del memorándum. Fueron sido actores directos.

Tras un repudio, los Estados pueden encontrar bancos dispuestos a prestarles

La idea extendida según la cual un Estado no puede repudiar su deuda so pena de no poder ya pedir prestado se muestra en realidad falsa. México, por ejemplo, repudió su deuda en 1861, 1867, 1883, 1913 y en cada ocasión encontró nuevos prestamistas. Porque ciertos bancos no dudan en implicarse cuando ven que un país ha recuperado una buena salud financiera suspendiendo el pago de la deuda o repudiándola.

Portugal en 1837 repudió su deuda. Esto no le impidió contraer 14 préstamos sucesivos con los banqueros franceses. Los Soviets repudiaron en febrero de 1918 las deudas contraídas por el Zar porque habían servido para hacer la guerra. Se decretó un bloqueo, pero fue levantado después de 1922, porque los británicos decidieron prestarles para que Rusia comprase material británico. Alemania, Noruega, Suecia y Bélgica siguieron el ejemplo. Incluso Francia renunció al bloqueo, cuando 1,6 millones de franceses habían comprado títulos rusos al Crédit Lyonnais, repudiados tras la revolución. Fueron los grandes productores de la metalurgia francesa quienes presionaron para que Francia prestara a los soviets, pues veían que las compras les pasaban ante sus narices.

Conclusion : La anulación de la deuda ilegítima es una condición indispensable para liberar medios para poner en pie una política de transición ecológica. ¡Pero es insuficiente! Repudiar deudas y no realizar otras políticas referidas a los bancos, la moneda, la política sobre los impuestos, las prioridades de inversión y la democracia… sería volver a un ciclo de endeudamiento. El repudio debe inscribirse en un plan de conjunto.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

El proyecto de ley en el Senado de Estados Unidos: la oligarquía financiera a la ofensiva

Lun, 04/12/2017 - 08:01
Patrick Martin, wsws

El líder de la mayoría republicana en el Senado estadounidense, Mitch McConnell, anunció el viernes en la tarde que contaba con los 50 votos necesarios para aprobar en dicha cámara el proyecto de ley fiscal que le rebajará los impuestos a los ricos y las corporaciones. Después del metódico rechazo de una serie de enmiendas propuestas por los demócratas, todas votadas en contra según denominación partidaria, 52 votos contra 48, se espera que su aprobación tenga lugar el viernes por la noche o el sábado por la mañana.

El proceso antidemocrático por el cual está siendo empujada esta medida a través de las cámaras del Congreso pone de manifiesto su carácter reaccionario y socialmente criminal. No se han celebrado audiencias públicas, ni dado testimonios, ni presentado estudios de economistas y expertos sobre el impacto que tendrán las transformaciones agresivas en el código fiscal federal.

Conforme continuaba el debate sobre las enmiendas, para las 4:15 p.m. el viernes, el texto de la legislación todavía no estaba disponible para los senadores que tenían que votarlo, ni hablar del pueblo estadounidense. Páginas escritas a mano estaban siendo adheridas al proyecto de ley después de ser revisadas y aprobadas por cabilderos corporativos. Capítulos enteros involucrando cientos de miles de millones de dólares en ingresos fiscales estaban siendo redactados a puerta cerrada para complacer a los pocos sectores de republicanos que todavía se mostraban reticentes.
Por ejemplo, para la senadora Lisa Murkowski de Alaska, quien votó en contra de la derogación del programa de cuidado de salud Obamacare, el precio por su voto era incluir en el documento una disposición ajena al resto del texto permitiendo la exploración de petróleo y gas en el Refugio Nacional de Vida Silvestre de Alaska.

Para Ron Johnson de Wisconsin y Steve Daines de Montana, el precio fue incluir $60 000 millones más en recortes de impuestos para las “corporaciones S”, aquellas empresas medianas y multimillonarias que obtuvieron beneficios menos favorables que las grandes corporaciones. Las familias de ambos senadores son propietarias de compañías como estas. La senadora Susan Collins de Maine extrajo la promesa de Trump de impulsar mayores subsidios para las gigantescas aseguradoras que participen en Obamacare.

Los senadores demócratas hicieron declaraciones demagógicas durante el debate, denunciando la legislación como un obsequio para los ricos y las grandes empresas. Tales pretensiones de estar preocupados por el impacto sobre el pueblo trabajador son completamente falsas; sin embargo, su frustración es real. Sienten envidia de haber sido excluidos de los tratos lucrativos siendo incorporados. La Casa Blanca y la dirección republicana en el Senado decidieron impulsar el recorte fiscal utilizando un procedimiento llamado “reconciliación”, el cual solo requiere 50 votos para evitar el uso de métodos obstruccionistas, lo que les previene a los demócratas tener parte en la legislación. Todos los proyectos de ley que han rebajado impuestos anteriormente han sido esfuerzos bipartidistas, con ambos partidos trabajando juntos para cumplir con sus intereses corporativos respectivos.

Los demócratas no están intentando movilizar una oposición popular a tal entrega fiscal para los superricos. En cambio, están apelando a los republicanos para que los dejen participar en el mugriento reparto del botín legislativo. El martes, al menos 15 demócratas realizaron una conferencia de prensa el martes para enviarle un mensaje a la mayoría republicana. “¿Por qué se van a conformar con 50 votos a favor de la reforma fiscal cuando podría conseguir 70?”, manifestó el senador Joe Manchin de West Virginia. “Si han escuchado la retórica de que los demócratas no quieren una reforma fiscal, eso es falso. Queremos la reforma fiscal. El país necesita una reforma fiscal significativa”.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Charles Schumer, quien no formó parte de este grupo, también ha dado prueba de su apoyo por los principales objetivos del proyecto de ley, incluyendo recortar la tasa impositiva sobre las empresas, ahora en un 35 por ciento, para permitirles a las gigantes corporaciones con billones almacenados en el extranjero “repatriar” este dinero y pagar un impuesto simbólico. Asimismo, cerró el debate en el Senado con elogios untuosos para los republicanos, “a muchos de los cuales admiro”, y una petición para que reconsideren y les ofrezcan un trato bipartidista a los demócratas.

La Casa Blanca y los congresistas republicanos están buscando enmascarar el descarado carácter de clase del proyecto de ley con una avalancha de mentiras sin precedentes. Trump declaró en un mitin en Missouri que el proyecto de ley dañaría los intereses de multimillonarios como él mismo y que ayudaría a los más humildes: “Nuestro enfoque es ayudarle a la gente que trabaja en los correos postales y talleres en Estados Unidos, a los fontaneros y carpinteros, a los policías y a los maestros, a los camioneros y a los plomeros”.

Tanto el New York Times como el Washington Post publicaron análisis el viernes sobre el impacto que tendrán los recortes fiscales para Trump, con base en su declaración de impuestos del 2005, la única disponible. Bajo este proyecto de ley impulsado por el mandatario multimillonario, ahorraría $31 millones de los $38 millones que pagó en impuestos ese año, al igual que (de acuerdo con la versión de la Cámara de Representantes) evitaría $1 100 millones en impuestos sobre la herencia.

El carácter de clase de esta legislación fiscal tiene que ser puesto en su contexto histórico. Durante la época de plenitud del capitalismo estadounidense, cuando la élite podía costear concesiones modestas a los trabajadores, la tasa de impuestos a las familias más ricas alcanzó el 90 por ciento. Aún si lograban evadirlo mediante ciertos esquemas, marcaba la pauta en cuanto a lo que debían pagar aquellos con los ingresos más altos para financiar los gastos sociales del Gobierno federal.

Durante los últimos 40 años de contrarrevolución social librada por la élite gobernante, impulsada tanto por demócratas como por republicanos, la tasa de impuestos para los ingresos más altos ha caído dramáticamente: de 90 a 70 por ciento en los años setenta y de 70 a 28 por ciento bajo Reagan en los ochenta.

Los enormes recortes de impuestos para los ricos, en combinación con rebajas salariales draconianas, aumentan la desigualdad social a niveles desorbitantes. Hoy día, tres multimillonarios estadounidenses controlan más riqueza que la mitad más pobre de la población del país. Los salarios reales se han estancado e incluso bajado desde 1972.

Este proyecto de ley fiscal representa cierta culminación de este proceso. El capitalismo estadounidense se encuentra en una crisis profunda. El auge bursátil no es una señal de salud financiera, sino es una medida de la enfermedad de un sistema al borde del colapso. Hay un elemento de desesperación en el frenesí en Washington para acometer una nueva transfusión de recursos de la clase obrera a las anquilosadas venas de los adictos en Wall Street.

El saqueo es tan imprudente que el proyecto de ley ni siquiera contiene una hoja de parra de “justicia”. Para el 2027, por ejemplo, según los cálculos de la Oficina Presupuestaria del Congreso y de la Comisión conjunto sobre Asuntos Fiscales (ambas controladas por los republicanos, la nueva legislación les habrá aumentado los impuestos a los ingresos entre $40 000 y $50 000 al año en $5 300 mil millones y les habrá disminuido los impuestos a aquellos que ganan más de $1 millón al año o más en $5 800 millones.

Los métodos que emplea la burguesía para resolver su crisis a expensas de la clase obrera provocarán una resistencia popular cada vez mayor. Bajo las reglas de pagar conforme se va que formaron parte de una serie de tratos presupuestarias bipartidistas entre el Gobierno de Obama y EL Congreso republicano, los $1,5 billones en recortes fiscales por los próximos diez años, tendrán que ser contrarrestados por medio de reducciones de $150 000 millones en los gastos, al menos que el Congreso apruebe una excepción por medio de una súper mayoría.

Esto significa que el nuevo año comenzará con demandas de la Casa Blanca y el Congreso de que el mismo déficit que están empeorando con esta ley sea financiado a través de recortes a los programas nacionales, particularmente los más grandes: los seguros médicos Medicare y Medicaid y el programa jubilatorio del seguro social.

Wall Street, el mayor beneficiario de la rebaja de impuestos, encabezará la ofensiva de austeridad. Goldman Sachs ya sonó la alarma, advirtiéndoles en una nota a sus clientes el jueves que la deuda nacional estadounidense ya se encuentra en su punto más alto como porcentaje del producto interno bruto desde 1950 y que se acerca a niveles insostenibles.

En su marcha cada vez más explícita a monopolizar toda la riqueza de la sociedad, la clase obrera está alimentando la ira y la oposición, cuyas implicaciones son revolucionarias. Las luchas obreras que se avecinan necesitarán romper con los dos partidos que representan a las grandes empresas, a los demócratas y republicanos, y construir un movimiento de masas político e independiente basado en un programa socialista para poner fin al sistema de lucro.
Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Los recortes en los servicios de salud británicos ocasionarán 100 muertes adicionales por día

Ven, 01/12/2017 - 17:31
Margot Miller, wsws

En todo el mundo, los Gobiernos están reduciendo drásticamente sus gastos en salud a fin de promover la “eficiencia” y el “ahorro de costos” con el argumento de que “no hay dinero”. La realidad, sin embargo, es que estos recortes tienen como resultado directo las muertes tempranas de masas de personas —daños colaterales para el enriquecimiento acelerado de la oligarquía financiera—.

Un estudio sobre el terrible impacto de los más de £100 000 millones de recortes solo en Reino Unido, incluyendo la pérdida de más de un millón de empleos, proporciona una indicación del impacto mundial de la destrucción continua de la atención médica y los servicios esenciales.

Un informe conjunto de las Universidades de Oxford y Cambridge y la Universidad de Londres (UCL, siglas en inglés) encuentra que los recortes salvajes en el Servicio Nacional de Salud (NHS, siglas en inglés) y en la Protección Social podrían provocar casi 200 000 muertes “en exceso” para fines del 2020 en Inglaterra.

“Los efectos de las limitaciones al gasto sanitario y social en la mortalidad en Inglaterra: un análisis de las tendencias temporales”, publicado en el British Medical Journal, BMJOpen, estima que se han producido 45 000 muertes adicionales entre el 2009 y el 2014 y predice 152 141 muertes más entre el 2015 y el 2020 -una insólita cifra de 100 por día.

La investigación vincula el aumento de las tasas de la mortalidad con los recortes al gasto en la salud y la asistencia social, iniciados por un Gobierno laborista y luego continuados por sucesivos gobiernos conservadores para pagar el rescate bancario de £1 billón después del colapso financiero global del 2008.

“Del 2001 al 2010”, declara, “el número absoluto de muertes en Inglaterra disminuyó un promedio de 0,77 por ciento por año. De 2011 a 2014, el número de muertes aumentó en un promedio 0,87 por ciento por año”.

Las personas mayores representan la mayoría de las muertes adicionales. Pese a que el número total de muertes en hospitales disminuyera en el período estudiado, esto oculta el hecho de que los ancianos y las personas con padecimientos están siendo expulsadas de los hospitales y muriendo innecesariamente en sus propios hogares o residencias. Una combinación de factores es responsable, incluyendo los recortes sociales y la escasez de enfermeras hospitalarias y comunitarias.

El gasto total de la autoridad local en asistencia social para personas mayores disminuyó en £ 1,57 mil millones en solo seis años hasta 2016, lo que llevó al cierre de 95 asilos. El estudio asoció cada disminución per cápita de £ 10 en el gasto de atención social con cinco muertes adicionales en el hogar por cada 100,000 de la población.

El gasto en asistencia social en Inglaterra disminuyó un 1,19 por ciento anualmente entre el 2010 y el 2014, a pesar del aumento proyectado en el número de personas de 85 años en la población, en sí un testimonio del legado histórico del NHS, que durante décadas ha sido gratuito cuando necesario.

Los pacientes están siendo dados de alta del hospital antes de que se hayan recuperado adecuadamente debido a la presión para liberar camas. A las personas mayores con múltiples problemas de salud se les llama insensiblemente “bloqueadores de camas”. El informe señala, “Los departamentos de medicina de emergencia (A&E) vieron 900 000 (4,6 por ciento) más asistencias en el 2015/2016 en comparación con el año anterior y 4 por ciento más admisiones de emergencia a hospitales. En los últimos dos años, el número de pacientes ancianos que esperan más de 12 horas en A&E [Accidentes y Emergencias] se ha triplicado, y ha habido un aumento del 31 por ciento en los retrasos en las altas hospitalarias”.

Entre el 2010 y el 2012, “el número de enfermeras disminuyó aproximadamente en 6000, lo que ... se traduce en aproximadamente el 10 por ciento de las muertes anticipadas para ese período”. Actualmente hay 24 000 vacantes de enfermería debido a años de restricciones salariales y recortes en los lugares de capacitación. Desde la abolición de las becas, las solicitudes de enfermería han disminuido en un 20 por ciento. La salida planificada del país de la Unión Europea empeorará las cosas, ya que un tercio de los solicitantes de enfermería provienen de la UE.

Para cerrar la brecha de mortalidad, el informe concluye que el presupuesto del NHS necesitaría aumentarse en £6300 millones cada año hasta el 2021, un total de £25 200 millones. En cambio, en el presupuesto anunciado de la semana pasada, el canciller Phillip Hammond anunció un irrisorio aumento de £2800 billones para el NHS. En su análisis posterior al presupuesto, el Instituto de Estudios Fiscales pronostica una disminución de la productividad, el crecimiento y las ganancias todos los años hasta el 2022. Dice que el NHS enfrenta las “restricciones de financiación más estrictas desde la década de 1980”. Con un crecimiento del gasto anual del 4 por ciento antes de la crisis que cae al 1 por ciento actualmente, y una población que envejece, el NHS se estira hasta el punto de ruptura.

El informe del BMJOpen no considera diferentes tasas de mortalidad por región o clase. Sin embargo, señala que “la asistencia social es un medio comprobado y entregado en privado; factores que pueden influir en el acceso y la calidad”.

Desde el 2010, el NHS ha sido deliberadamente desmantelado, con los £20 000 millones de recortes planeados por el Gobierno laborista bajo Gordon Brown e impuestos por la coalición entrante conservadora/liberal demócrata. Para el 2021 se impondrán otros £26 000 millones en “ahorros de eficiencia”, con la advertencia de la Cruz Roja británica de una “crisis humanitaria”.

El Partido Laborista y sus aliados en la burocracia sindical continúan conspirando en la destrucción de la salud y la asistencia social como autoridades locales en todo Reino Unido. Apenas unas semanas después de la elección de Jeremy Corbyn como líder del partido en el 2015, él y el canciller en la sombra, John McDonnell, dieron instrucciones a los consejos laborales para que continúen imponiendo austeridad y absteniéndose de establecer presupuestos “ilegales”.

Uno de los coautores del estudio del BMJOpen, el profesor Lawrence King de la Unidad de Investigación de Salud Aplicada de la Universidad de Cambridge, dijo: “Ahora está muy claro que la austeridad no promueve el crecimiento ni reduce los déficits; es una mala economía, pero una buena política de clase. Este estudio muestra que también es un desastre de salud pública. No es una exageración llamarlo asesinato económico”.
El término hace eco de lo que Friedrich Engels, cofundador del socialismo científico, describió en su obra de 1845, La situación de la clase obrera en Inglaterra, condenando a la clase dominante británica por “asesinatos sociales” debido a los fétidos suministros de agua, viviendas reducidas y enfermedades que afligían a los distritos de la clase trabajadora.

Ante el condenatorio estudio de académicos de renombre de algunas de las principales universidades británicas, el Gobierno emitió el habitual contragolpe político sesgado, la misma respuesta a un informe de investigación de la Universidad de Oxford publicado por la revista Royal Society of Medicine que muestra que hubo 30 000 “muertes en exceso” en el 2015 en comparación con el año anterior, el mayor aumento en más de 70 años.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Del neoliberalismo precoz al neoliberalismo tardío

Ven, 01/12/2017 - 09:01
Emir Sader, La Jornada

Cuando se agotaba el ciclo largo expansivo de la economía capitalista de la segunda postguerra, se generó la situación que los economistas han llamado de estanflación, la combinacion de estancamiento con inflación. Los gastos estatales acumulados en la era de gran desarrollo económico y conquistas sociales pasaron a pesar sobre los gobiernos, que recurrirán a la inflación para atenderlos.

Fue en ese marco que empezaron a surgir elementos que más tarde se configurarían en el ideario neoliberal. Una especie de neoliberalismo precoz estaba contenida en las propuestas de la Comisión Trilateral, compuesta por Samuel Huntington, Michel Crozier y Joji Watanuki, (The Crisis of Democracy, New York, New York University Press, 1975), cuando proponen una democracia restringida. El Estado se volvería incapaz de atender las demandas de los distintos sectores de la sociedad que actuando en democracia, haría sobrecargar sobre las finanzas públicas, en la atención de derechos que ya no era posible satisfacer. Surge el tema de la ingobernabilidad, que se volvería pieza esencial en la centralidad de los ajustes fiscales en el modelo neoliberal.

En la misma América Latina, coincidiendo con las transiciones de dictaduras a democracias, Fernando Henrique Cardoso (Autoritarismo e democratização, Río de Janeiro, Editora Paz e Terra, 1975) ha propuesto una versión precoz del neoliberalismo en su Teoría del Autoritarismo, que ha orientado gran parte de esos procesos de transición. En su visión, democratizar sería descentralizar el poder político alrededor del Ejecutivo y desconcentrar el poder económico alrededor del Estado. En las dictaduras, en su opinión, el sector hegemónico sería una especie de burguesía de Estado, a la que habría que desplazar para dar lugar a la democracia. Hay elementos claros que apuntaban hacia el Estado mínimo que posteriormente será clave en el modelo neoliberal.

A lo largo de las décadas siguientes, América Latina se ha vuelto la región del mundo con más gobiernos neoliberales y en sus modalidades más radicales. Se conocen los rasgos comunes de esos gobiernos y los personajes que los han protagonizado como presidentes eligidos, relegidos y posteriormente execrados.

Como herencia del agotamiento del modelo neoliberal, quienes lo siguieron sosteniendo fueron derrotados sistemáticamente en algunos de los más importantes países del continente –Venezuela, Brasil, Argentina, Uruguay, Bolivia y Ecuador. Hasta que, recién, producto de nueva ofensiva conservadora, explorando debilidades de algunos de esos gobiernos, una ola de restauración conservadora se expande, teniendo como ejes Argentina y Brasil.

Imponen el mismo modelo de hace décadas, como si nada hubiera pasado ni en nuestros países, ni en el mundo. Como si ese modelo no se hubiera agotado, como si no se hubiese instalado en el centro mismo del capitalismo una profunda y prolongada crisis recesiva. Se trata de un neoliberalismo tardío.

Flacso Argentina y el Centro Cultural de la Cooperación realizan esta semana, en Buenos Aires, el más importante y amplio encuentro sobre Estado y Políticas Públicas - El Neoliberalismo tardío. Un amplio abanico de ejes temáticos, que van de control y ética pública hasta políticas de género, pasando por políticas de educación, de salud, de cultura, entre otros, componen la agenda del II Congreso Nacional.

Descifrar el neoliberalismo tardío, con sus anacronismos y sus novedades, es condición indispensable para reactulizar la lucha en contra de ese modelo devastador para los derechos sociales, para la soberanía nacional y para la misma democracia.


Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Prisión perpetua a 29 genocidas argentinos

Ven, 01/12/2017 - 03:27
Stella Calloni, Buenos Aires

En un día histórico para los derechos humanos, fueron condenados a prisión perpetua los principales responsables de crímenes de lesa humanidad perpetrados en el centro clandestino de detención y exterminio de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) durante la pasada dictadura militar en Argentina. Jorge El Tigre Acosta y Alfredo Astiz, el Ángel de la Muerte, están entre los 54 militares sentenciados, lo que hizo estallar de alegría a familiares y representantes de organismos humanitarios; hubo abrazos, llanto y un reconocimiento a los sobrevivientes que, a pesar de lo que significaba recordar una y otra vez el horror vivido, rindieron testimonio cada vez que se les citó.

Los genocidas fueron juzgados por 789 casos investigados en una megacausa, ya que la ESMA fue uno de los lugares donde desaparecieron unas 5 mil personas y ahí nacieron hijos de detenidos-desaparecidos que fueron robados por los militares en un plan sistemático, varios de los cuales han sido recuperados gracias al trabajo inclaudicable de las Abuelas de Plaza de Mayo.

Durante casi cuatro horas, el Tribunal Federal cinco leyó por orden alfabético las condenas. Acosta, quien fue jefe del grupo de tarea y uno de los más temibles represores, Alfredo Astiz, Ricardo Cavallo y Juan Antonio Azic, son algunos de los 29 condenados a prisión perpetua.

También impactó la condena del médico militar Jorge Luis Magnasco, conocido como El partero de la maternidad clandestina de la ESMA, sentenciado a 24 años. Dos de los pilotos de los vuelos de la muerte cumplirán también la pena máxima.

Uno de ellos, Julio Poch, fue absuelto. Otro de los que se beneficiaron fue Juan Alemann, ex secretario de Hacienda de José Alfredo Martínez de Hoz, además de Ricardo Jorge Lynch Jones, Roque Ángel Martello, Ernesto Alemann y Rubén Ricardo Ormello, lo que desató fuertes polémicas.

Además de Acosta y Astiz fueron condenados a cadena perpetua: Randolfo Agusti Scacchi, Mario Daniel Arru, Juan Antonio Azic, Ricardo Miguel Cavallo, Rodolfo Cionchi, Daniel Néstor Cuomo, Alejandro Domingo D’Agostino, Hugo Enrique Damario, Francisco Di Paola, Adolfo Miguel Donda, Miguel Ángel García Velasco, Pablo Eduardo García Velasco, Alberto E. González, Orlando González y Rogelio José Martínez Pizarro. Otros 19 recibieron condenas de ocho a 25 años.

Este juicio de la ESMA III ha sido el proceso más prolongado en la historia del sistema penal argentino, el debate oral y público duró cinco años con 410 audiencias, tiempo en que fallecieron 11 de los 65 imputados originalmente y tres fueron apartados por razones de salud.

El primer juicio no llegó a su fin debido a que el único imputado, Héctor Febres, murió antes de conocerse la sentencia, en 2007, y el segundo finalizó el 26 de octubre de 2011 con 16 condenas a prisión perpetua, penas entre 18 y 25 años y dos absoluciones.

Hubo dolor entre los sobrevivientes por aquellos compañeros que vieron el comienzo del juicio, pero murieron por distintas causas. Aún así la decisión del tribunal superó las expectativas de buena parte de los familiares y los sobrevivientes. También han muerto Madres y Abuelas de Plaza de Mayo sin ver este momento histórico y hoy se les recordaba en medio de la alegría en tiempos en que se vive un retroceso en la justicia y los derechos humanos. Había temor de que declaraciones del gobierno de Mauricio Macri y de varios funcionarios influenciaran a los jueces.

El juicio de ESMA III comenzó en 2012 y se analizaron 789 delitos de lesa humanidad, entre ellos varios casos referidos a los denominados vuelos de la muerte.

Es la primera vez que la justicia de un Estado procesa una causa por crímenes de lesa humanidad de tal magnitud y duración, ya que para analizar casos como los genocidios de Ruanda y la ex Yugoslavia se constituyeron tribunales internacionales, señaló Alejandra Dandán, la periodista de Página 12 que ha seguido prácticamente todos los juicios.

En un fallo reciente, la Sala I de la Cámara de Casación liberó a ocho ex policías federales por crímenes de lesa humanidad cometidos entre 1976 y 1977, con el argumento de que pudieron no saber que integraban una estructura abocada a la represión ilegal.

En este juicio se probó el uso de aviones Skywan en los vuelos de la muerte, y que el 14 de diciembre de 1977 se realizó el vuelo desde el que arrojaron al mar, estando vivas y drogadas, a las monjas francesas Alice Domon y Leonie Duquet, y a las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo, Azucena Villaflor, Esther Ballestrino de Careaga y Mary Ponce de Bianco.

Durante el gobierno del ex presidente Néstor Kirchner (2003-2007) la ESMA fue recuperada para los organismos de derechos humanos y se transformó en un sitio de Memoria, además de preservar sus lugares, especialmente el que fue el Casino de Oficiales, donde funcionó la estructura más terrible de ese centro y decenas de detenidos murieron torturados. También el caso de Dajmar Hagelin, una joven sueca que iba a visitar una amiga que pertenecía a una organización política revolucionaria y fue asesinada por Astiz y desaparecida. Nadie olvida que Astiz fue quien se infiltró entre las Madres cuando daban sus primeros pasos de lucha por sus hijos en 1977 y las entregó besándolas una a una en la iglesia de Santa Cruz, de donde las llevaron para desaparecerlas.

Fue este un día muy complicado, ya que además el gobierno aumentó presiones sobre el juez que investiga el asesinato del joven mapuche Rafael Nahuel, en Río Negro, y criticó su forma de dialogar con la comunidad indígena.

Lo que trascendió de Macri es muy grave, porque además dijo que los prefectos no deberían haber intentado llamar para pedir permiso antes de abrir fuego con balas de plomo: deberían haberlo hecho sin consultar. Hasta ahora las fuerzas de seguridad eran tan sospechadas como los delincuentes. Necesitamos correr esa raya cultural, aseguró el presidente.

Reclamó: hay que volver a la época en la que dar la voz de alto significaba que había que entregarse. Más grave aún fue conocer que el Ministerio de Seguridad emitió una resolución que permite a las fuerzas federales ignorar las órdenes de los jueces cuando consideren que no son legales. Esto constituye para los organismos de derechos humanos una forma de retorno al terrorismo de Estado.

Con una multitudinaria marcha que congregó a unas 300 mil personas frente al Congreso Nacional, las principales centrales sindicales rechazaron la reforma laboral, previsional y tributaria que impulsa el gobierno de Macri y propusieron ampliar la unidad para luchar contra el fuerte ajuste que intenta el gobierno y la nueva ola de despidos que anuncia.

La mañana de este miércoles juró como senadora, con otros 23, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, al tiempo que continúa la búsqueda desesperada del submarino ARA San Juan, y el vocero de la Armada, Enrique Balbi, negó que haya sido localizado este miércoles, como aseguraron algunos medios.
Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

El FMI impone sus dictados a Zimbabue tras renuncia de Mugabe

Xov, 30/11/2017 - 17:04
Chris Marsden, wsws

Incluso antes de que Emmerson Mnangagwa fuera investido como presidente el viernes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) emitió una lista de demandas posteriores a una reunión post-Mugabe en Zimbabue para reconsiderar los paquetes de ayuda financiera. Estas demandas contradicen completamente las trivialidades y perogrulladas de Mnangagwa sobre una democracia renovada, su promesa de “servir a nuestro país como el presidente de todos los ciudadanos” y proporcionar “empleos, empleos, empleos”, las cuales pronunció en un estadio lleno en la capital, Harare.

El jueves pasado, el jefe de la misión del FMI para Zimbabue, Gene Leon, le comentó a Reuters: “Si bien el crecimiento en el 2017 se verá impulsado por la excelente cosecha debido a las lluvias excepcionales, el desafío es sostener el crecimiento en un contexto donde la estabilidad macroeconómica está amenazada por el alto gasto gubernamental, el régimen cambiario es insostenible, y el ritmo de reformas es inadecuado”.

La primera tarea mencionada era atender los “gastos excesivos del Gobierno” y “la creación de dinero por parte del banco central”, que estaban “potencialmente poniendo en peligro el sector financiero”.

Con esto, quiso decir la reducción del déficit (a través de recortes), “reformas estructurales” aceleradas para “restablecer la sustentabilidad fiscal y crediticia” (más recortes) y “reequilibrar la economía hacia una economía impulsada por el sector privado” (más recortes al sector público así como privatizaciones).

Antes de volver a comprometerse “con la comunidad internacional para acceder al apoyo financiero que tanto necesita” Zimbabue, que ya pagó sus atrasos al FMI, también debe pagar los atrasos al Banco Mundial, el Banco Africano de Desarrollo (BAfD) y el Fondo Europeo de Inversiones que han acumulado desde les cortaron la ayuda internacional en 1999.

Estas deudas ascienden a $1400 millones para el Banco Mundial y $600 millones para el BAfD. Pero las deudas totales de Zimbabue en octubre al FMI, el Banco Mundial y el Banco Africano de Desarrollo ascienden a $9000 millones, por lo que enfrenta un desangramiento total como celebración del radiante nuevo mundo que ostensiblemente entrañaba la destitución de Mugabe de la semana pasada.

El reemplazo de Mugabe por el multimillonario e igualmente corrupto Mnangagwa, instalado por los dirigentes también multimillonarios de las fuerzas armadas, fue preparado por meses, durante los cuales Mnangagwa y sus patrocinadores tranquilizaron a Estados Unidos, Reino Unido y otras potencias imperialistas, así como a sus principales socios comerciales, China y Rusia, de que cumpliría todas las exigencias que se le impongan.

Antes del golpe palaciego contra Mugabe del 7 de noviembre, Zimbabwe Mail lamentó la destitución de Mnangagwa como viceprimer ministro en la lucha de facciones entre la vieja guardia de la coalición ZANU-PF y la facción Generación 40 liderada por Grace Mugabe.
El artículo, titulado “¡Con Mnangagwa fuera, de vuelta al principio con la economía!”, explicó que mientras estaba a cargo de los ministerios económicos, “comenzó una gama de reformas. Se abrieron canales con financieros internacionales que habían evitado a Zimbabue, entre ellos el FMI, el Banco Mundial y el BAfD”, así como a la Unión Europea.

En China, Mnangagwa se reunió con empresarios y la Corporación Banco de Desarrollo de China, estableciendo Zonas Económicas Especiales y el Proyecto del Parque Industrial en Zimbabue. En una entrevista en el 2015 con el canal de televisión chino CCTV, se le preguntó cuáles áreas de la economía necesitaban atención urgente. Mnangagwa respondió: “No se puede decir que estamos contentos con ningún área de nuestra economía... Tenemos que ver cómo podemos crear un entorno de inversión que atraiga el flujo de capital. Debemos saber que la inversión solo puede ir donde sea rentable, así que debemos asegurarnos de crear un entorno en el que los inversionistas estén dispuestos a invertir su dinero porque hay retornos”.

Mugabe respondió a la entrevista advirtiendo: “Aquí es donde estamos empezando a diferir con algunas de nuestras personas; van a acercarse a los chinos, diciendo que queremos un nuevo líder”.

Mientras que el aliado clave de Mnangagwa y exministro de Finanzas, Patrick Chinamasa, llegó a declarar durante negociaciones internacionales que se había “enamorado del FMI y el Banco Mundial”, Mnangagwa fue elogiado por Eddie Cross, secretario de economía del Movimiento para el Cambio Democrático (MDC, siglas en inglés) de oposición, liderado por Morgan Tsvangirai, como “un hombre de negocios que entiende los negocios”.

Cross ahora anticipa que el MDC y otros grupos de oposición compartan en alguna forma el poder con la ZANU-PF, posiblemente incluso antes de las elecciones generales programadas para el próximo año. En una entrevista el 22 de noviembre con The Zimbabwean, Cross, un títere político de las potencias imperialistas y las instituciones financieras, puso carne sobre los huesos de lo que se puede esperar de la ZANU-PF bajo Mnangagwa. Los “temas muy difíciles ... sobre la mesa para el nuevo régimen” incluyen:

• Conformar el próximo presupuesto nacional para reducir el “enorme déficit fiscal” este año después del déficit de $1400 millones en el 2016.
• Elecciones “libres y justas” como condición previa para “un plan de estabilización y recuperación dirigido por el FMI”.
• La reducción del déficit fiscal del 15 por ciento del producto interno bruto a solo el 3 por ciento, “reduciendo los costos recurrentes como al aumentar los ingresos del Estado. Ambos serán difíciles de lograr ya que los zimbabuenses ya están fuertemente gravados y cualquier recorte de empleos será muy impopular”.
• Enmendar o eliminar la “Ley de Indigenización” que estipula el 51 por ciento de propiedad local de las corporaciones, la autonomía completa del Banco de Reservas y modificar la reforma agraria “pagando una compensación a los propietarios agrícolas [ricos y blancos] a quienes les quitaron sus tierras sin compensación”. Entonces, ¿qué hacer con los millones de hectáreas de tierras agrícolas que se ven afectadas por este ejercicio?
• “Finalmente, el Gobierno tendrá que lidiar con la deuda nacional que ahora supera los US $ 30 mil millones [un aumento] si se incluye la compensación agrícola como un pasivo contingente”.

Otro político de la oposición con una historia que contar es Tendai Biti, el exministro de Finanzas del 2009 al 2013 durante el período de cooperación entre la ZANU-PF y el MDC. Esta figura se separó de Tsvangirai y ahora dirige el partido MDC-Renewal. Biti le dijo a Deutsche Welle durante un foro económico en Johannesburgo, Sudáfrica el jueves que Zimbabue debe enmendar las relaciones con los donantes extranjeros. “Tenemos que hacer las paces con Londres, Bruselas y Washington. Tenemos que encontrar a los niños y niñas con dinero”, dijo.

Biti declaró: “Hemos eliminado el baobab [árbol] que es Robert Mugabe. No vamos a permitir que un pequeño árbol mopane, un pequeño árbol de acacia, sea otro Mugabe. La gente volverá a las calles”. Pero para dejar absolutamente en claro que no estaba defendiendo ninguna acción popular contra Mnangagwa o el ejército, agregó:” El propio ministro también volverá a las calles con los tanques”.
Estos son los participantes en la conspiración política y social que se está preparando contra los trabajadores y los pobres de las zonas rurales detrás de la celebración oficial de la caída de Mugabe.

NKC African Economics, una compañía de Oxford que maneja el riesgo soberano en 30 Estados africanos, insistió en Business Week: “La tarea que enfrentan Mnangagwa, ZANU-PF, las facciones del Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), Joice Mujuru [anteriormente miembro de ZANU-PF y de Zimbabwe People First] y muchos otros es dejar de lado las cuestiones político-partidistas y comenzar a implementar políticas económicas y sociales que alienten a la comunidad internacional en general a tomar en serio a Zimbabue y a enviar los recursos que necesita para su reconstrucción”.

Todos los interesados saben muy bien que las políticas que se tomarán “en serio” son las que faciliten una operación internacional de saqueo, incluyendo el aumento de los pagos de la deuda y las enormes compensaciones para los antiguos dueños de Zimbabue y el empobrecimiento continuo de la gente trabajadora.

Esto explica por qué el antiguo amo colonial de Zimbabue ahora está ocupado buscando restablecer las relaciones con Zimbabue. El ministro británico para África, Rory Stewart, realizó la primera visita ministerial a Harare desde 1998 el jueves, donde se reunió y fue fotografiado con Mnangagwa antes de su toma de posesión. Stewart también se reunió con Tsvangirai y Majuro. El Gobierno conservador anunció que Reino unido está preparando un paquete de apoyo para Zimbabue que está condicionado a la imposición de “reformas políticas y económicas”.Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

¿Son compatibles el capitalismo y la democracia?

Mér, 29/11/2017 - 10:00
Alejandro Nadal, La Jornada

La estabilidad social y económica bajo el capitalismo afronta dos problemas esenciales. Por un lado, las continuas crisis y la feroz competencia inter-capitalista hacen de la acumulación de capital un proceso inseguro. Por el otro, el conflicto en la distribución del ingreso constituye una permanente amenaza de ruptura social. La democracia está en el corazón de estas dos fuentes de tensiones sistémicas.

Para introducir un par de definiciones operativas, aquí entendemos por democracia un sistema en el que todos los ciudadanos adultos tienen el derecho al voto (sufragio universal) ), hay elecciones libres y se protegen los derechos humanos bajo el imperio del estado de derecho. El capitalismo es un sistema en el que una clase dominante se apropia del excedente del producto social ya no por la violencia, sino por medio del mercado.

El surgimiento del capitalismo se llevó a cabo en un entorno de estados monárquicos y autocráticos, por no decir dictatoriales. La necesidad de preservar los derechos de propiedad de la clase capitalista era una de las prioridades de esos estados. El movimiento de ideas comenzó a cambiar con la sacudida de las revoluciones en Estados Unidos y en Francia. Aún así, la constitución de Estados Unidos (1787) no menciona el sufragio universal y en cambio otorgó a cada estado la facultad de regular el derecho al voto. La mayoría sólo otorgó ese derecho a los propietarios. No fue sino hasta la décimo quinta y décimo novena enmiendas (1870 y 1920 respectivamente) que se garantizó el voto universal. En Francia la revolución terminó con la monarquía pero el sufragio universal se otorgó hasta 1946.

La palabra democracia fue utilizada hasta principios del siglo veinte en un sentido peyorativo o como sinónimo de un sistema caótico en el que las clases desposeídas terminarían por expropiar a los propietarios del capital. La clase capitalista pensaba que detrás del sufragio universal se ocultaba el peligro de que la mayoría democrática pudiera abolir sus privilegios. Pero gradualmente la presión de una masa que aunque no tenía derecho al voto sí formaba parte de la economía de mercado se hizo irresistible. También la perspectiva de la clase capitalista fue transformándose: un régimen monárquico parecía ser cada vez menos adecuado para garantizar el cumplimiento de los contratos y los derechos de propiedad. A pesar de todo, capitalismo y democracia siguieron siendo vistos como procesos antagónicos hasta bien entrado el siglo veinte.

Al finalizar la primera guerra mundial la reconstrucción de las economías capitalistas en Europa no permitió consolidar un orden social adecuado para el capitalismo y en varios países se abrió paso al fascismo. La Gran Depresión debilitó al capital y generó un sistema regulatorio en el que una adecuada distribución del producto se erigió en prioridad del estado. Ese sistema permitió el crecimiento robusto y la distribución de beneficios a través del estado de bienestar durante las tres décadas de la posguerra. La clase capitalista aceptó a regañadientes la regulación del proceso económico por el estado. La legitimidad del capitalismo se fortaleció a través de una menor desigualdad y un mejor nivel de vida para la mayor parte de la población. En ese período democracia y capitalismo parecían marchar de la mano en sincronía.

Pero en la década de 1970 resurge la tensión por la disminución en la rentabilidad del capital, una caída en la tasa de crecimiento, nuevas presiones inflacionarias y otros desajustes macroeconómicos. La política económica que había mantenido el estado de bienestar fue desmantelada gradualmente, al mismo tiempo que se declaraba la guerra contra sindicatos y las instituciones ligadas a la dinámica del mercado laboral. En ese tiempo comenzó también el proceso de desregulación del sistema financiero. Se acabó por destruir el régimen de acumulación basado en una democracia que buscaba mayor igualdad y se reinició el ciclo natural de crisis que siempre había marcado la historia del capitalismo. El neoliberalismo es la culminación de todo este proceso.

Hoy la democracia se encuentra más amenazada porque la vía electoral no parece permitir cambios en las decisiones fundamentales de la vida económica. Las cosas empeoraron al estallar la crisis de 2008. Los mitos sobre equilibrios macroeconómicos ayudaron a imponer políticas que frenan el crecimiento e intensifican la desigualdad. La austeridad fiscal y la llamada política monetaria no convencional son los ejemplos más sobresalientes. Si a esto agregamos la incompetencia de los funcionarios públicos, su entrega a los intereses corporativos y del capitalismo financiero, así como el tema de la corrupción, tenemos una combinación realmente peligrosa.

El capitalista puede despedir a un obrero, pero no al revés. Por eso capitalismo y democracia no son hermanitos gemelos. Más bien son enemigos mortales. Por eso Hayek, uno de los ideólogos más importantes del neoliberalismo, no titubea en recomendar la abolición de la democracia si se trata de rescatar al capitalismo.Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Más allá del "no" a Trump

Mar, 28/11/2017 - 07:31
David Brooks

Frente al cada vez más obsceno y peligroso panorama político en este país, se escuchan respuestas que están pasando del simple no a Trump y su agenda, a algo que podría generar un cambio progresista en este país.

Las más recientes elecciones estatales y locales en varios puntos del país realizadas el 7 de noviembre fueron lo que algunos esperan, desean, rezan... que sea un primer aviso de lo que podría ser una ola de repudio y hasta de cambio progresista por la vía de las urnas en las elecciones intermedias (legislativas federales y varias gubernaturas) en 2018 y mediante nuevos, o renovados, movimientos sociales descentralizados pero aliados.

No sólo arrasaron los demócratas al tumbar a republicanos en estados como Virginia, Pennsylvania, Nueva Jersey y otros, sino que muchos de los ganadores electorales no sólo eran demócratas sino progresistas, y en muchos casos estas victorias tenían un tinte de venganza divina.

Por ejemplo, Lee Carter, un marine veterano de la guerra de Irak, quien se identificó como un socialista democrático, derrotó a un republicano para tomar su puesto en la cámara baja de Virginia, quien festejó esa noche invitando a que todos cantaran el himno de lucha sindical Solidaridad para siempre.

También ganó un escaño en esa misma cámara Danica Roem, derrotando a un republicano que había promovido medidas antitransgénero y que se había declarado el principal antihomosexual en el estado; ella ahora es la primera legisladora estatal transgénero en el país. Elizabeth Guzman y Hala Ayala se convirtieron en las primeras latinas en ser legisladoras estatales en la historia de Virginia.

En Hoboken, Nueva Jersey, el nuevo alcalde es Ravinder Bhalla, abogado sikh, quien declaró: soy todo lo que Trump odia: un hombre moreno con un turbante, y un estadounidense orgulloso con el conocimiento para frenar su asalto sobre los valores de nuestro país. En Helena, Montana, el progresista Wilmot Collins no sólo es el primer afroestadounidense en ser alcalde en la historia del estado, sino que es un refugiado de Liberia que le ganó al alcalde republicano opuesto al ingreso de refugiados a este país.

En Filadelfia fue electo tal vez el fiscal de distrito más radical del país, Larry Krasner, abogado de derechos civiles, feroz crítico de la encarcelación masiva en este país y quien ha representando a activistas de Black Lives Matter y del movimiento Ocupa Wall Street. En la contienda para comisionado del condado de Atlantic, en Nueva Jersey, Ashley Bennett derrotó al republicano en ese puesto; ella decidió retarlo en las urnas después de que él se burló de las participantes de la masiva Marcha de las Mujeres en Washington el día después de que Trump llegó a la Casa Blanca, preguntando por Facebook si ellas "regresarían a tiempo a sus casas para cocinar las cenas".

Braxton Winston, quien ganó un escaño en el concejo de la ciudad de Charlotte, Carolina del Norte, es un activista cuya imagen se volvió viral: su puño en alto frente a un batallón de la policía antimotines antes de ser arrestado en una manifestación contra la muerte de un afroestadounidense por manos policiacas. En Albuquerque, Nuevo México, el próximo alcalde será el progresista Tim Keller, quien sustituye al saliente republicano conservador.

Los triunfos progresistas fueron notables, ya que ofrecían más pruebas de un creciente sector dentro del Partido Demócrata fuera de la cúpula centrista. Organizaciones electorales como el Working Families Party y los Democratic Socialists of America (DSA) junto con la creciente diáspora del movimiento de apoyo del socialista democrático Bernie Sanders (aún el político nacional más popular en las encuestas), Our Revolution y nuevas redes como Indivisible, fueron claves para generar estos triunfos.

Pero también fue resultado de nuevas alianzas entre agrupaciones sociales, sobre todo organizaciones de inmigrantes que impulsaron a candidatos que se enfrentaron directamente contra las políticas xenofóbicas de republicanos proTrump y otras de defensa de derechos civiles como Black Lives Matter, junto con organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres y los ambientalistas.

Lo que ocurrió en las elecciones de noviembre con cientos de candidatos locales y estatales progresistas es el inicio de una ola (...) un repudio masivo a Donald Trump, comentó Joe Dinkin, del Working Families Party. Expertos independientes, como el influyente Cook Political Report indican que las encuestas, por ahora, indican que se está vislumbrando una ola política en favor de los demócratas en 2018, implicando que podrían retomar el control de una, e incluso de ambas cámaras del Congreso.

La amplia gama de resistencia activa contra Trump está mostrando su potencial para pasar más allá de ser sólo oposición a la agenda populista y a la vez plutocrática de derecha e impulsar una agenda progresista tanto ante las urnas como en el ámbito social, donde algunos afirman está creciendo un movimiento de muchos movimientos, variado y descentralizado, como lo describe LA Kaufman en The Guardian. Argumenta que además de organizaciones progresistas establecidas que han visto crecer su membresía (el caso de Working Families y DSA), han florecido un número impresionante de agrupaciones de base locales –pero a la vez sumándose a redes nacionales como Indivisible– que en su conjunto son seis veces más grande que el Tea Party (corriente de derecha más influyente dentro del Partido Republicano).

Y no todo se manifiesta o tiene un fin en el ámbito electoral, con estos movimientos –inmigrantes, indígenas, veteranos militares antiguerra, defensores de libertades y derechos civiles, ambientalistas, deportistas profesionales, artistas, estudiantes, organizaciones de trabajadores y sindicatos– luchando en varios frentes, pero con cada vez más solidaridad entre ellos, lo cual los vuelve muy peligrosos para los guardianes del poder.

El no que definió la resistencia inicial a la toma del poder por Trump y sus aliados ahora está buscando inventar, invitar, a un sí.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

A un año de la muerte de Fidel

Lun, 27/11/2017 - 20:00
Atilio Borón

Hace un año usted se nos iba. Los medios de todo el mundo dijeron, con ligeras variantes, algo así como “la muerte se llevó a Fidel”. Pero, con todo respeto, Comandante, usted sabe que no fue así porque usted eligió el día de su muerte. Perdone mi atrevimiento pero ella no vino a buscarlo; fue usted, Fidel, quien la citó para ese día, el 25 de noviembre, ni uno antes, ni uno después. Cuando cumplió 90 años, le dijo a Evo Morales y Nicolás Maduro que “hasta aquí llego, ahora les toca a ustedes seguir camino”. Pero usted también siguió su camino, aferrándose a la vida unos meses más hasta el momento preciso en que había citado a la muerte para que lo viniera a buscar. Ni un día antes, ni un día después.

¿Qué me lleva a pensar así? El hecho de que en cada una de las cosas que hizo desde su juventud siempre transmitió un significado revolucionario. La simbología de la Revolución lo acompañó toda su vida. Usted fue un maestro consumado en el arte de aludir a la Revolución y su necesidad en cada momento de su vida, pronunciando vibrantes discursos, escribiendo miles de notas y artículos, o simplemente con sus gestos. Sobrevivió milagrosamente al asalto al Moncada y ahí, de “pura casualidad”, usted aparece ante sus jueces ¡justito debajo de un cuadro de Martí, el autor intelectual del Moncada! ¿Quién podría creer que eso fue un hecho casual? Es cierto: la muerte fue a buscarlo infinidad de veces, pero nunca lo encontró: burló a los esbirros de Batista que lo buscaban en México y sobrevivió a más de seiscientos atentados planeados por la CIA. Usted todavía no la había llamado y ella, respetuosa, esperó que usted lo hiciera.

Un hombre como usted, Comandante, que hacía de la precisión y la exactitud un culto no podía haber dejado librado al azar su paso a la inmortalidad. Revolucionario integral y enemigo jurado del culto a la personalidad (exigió que, a su muerte, no hubiese una sola plaza, calle, edificio público en Cuba que llevara su nombre) quería que la recordación de su muerte no fuese sólo un homenaje a su persona. Por eso le ordenó que lo viniera a buscar justo el mismo día en que, sesenta años antes, hacía deslizar río abajo –sin encender los motores– el Granma, para iniciar con su travesía la segunda y definitiva fase de su lucha contra la tiranía de Batista. Quería de esa manera que la fecha de su deceso se asociase a un hito inolvidable en la historia de la Revolución cubana. Que al recordarlo a usted las siguientes generaciones recordasen también que la razón de su vida fue hacer la Revolución, y que el Granma simboliza como pocos su legado revolucionario.

Conociéndolo como lo conocí sé que usted, con su enorme sensibilidad histórica, jamás dejaría que un gesto como este –el recuerdo de la epopeya del Granma– quedase librado al azar. Porque usted nunca dejó nada librado al azar. Siempre planificó todo muy concienzudamente. Usted me dijo en más de una ocasión “Dios no existe, pero está en los detalles”. Y en línea con esta actitud el “detalle” de la coincidencia de su muerte con la partida del Granma no podía pasar inadvertido a una mente tan lúcida como la suya, a su mirada de águila que veía más lejos y más hondo. Además, su sentido del tiempo era afinadísimo y su pasión por la puntualidad extraordinaria. Usted actuó toda su vida con la meticulosidad de un relojero suizo. ¿Cómo iba a dejar que la fecha de su muerte ocurriese en cualquier día y sepultase en el olvido la partida del Granma y el inicio de la Revolución en Cuba? Usted quiso que cada año, al homenajear a su figura, se recordase también el heroico comienzo de la Revolución en aquel 25 de noviembre de 1956 junto a Raúl, el Che, Camilo, Ramiro, Almeida y tantos otros.

Usted la citó y la muerte, que siempre respeta a los grandes de verdad, vino a recogerlo puntualmente. No se atrevió a desafiar su mandato. Y sus médicos tampoco, a los cuales estoy seguro les advirtió que ni se les ocurriera aplicarle medicina alguna que estropeara su plan, que su muerte ocurriera antes o después de lo que usted había dispuesto. Nadie debía interponerse a su voluntad de hacer de su propia muerte, como lo había hecho a lo largo de toda su vida, su último gran acto revolucionario. Usted lo planificó con la minuciosidad de siempre, con esa “pasión por los detalles” y la puntualidad con que hizo cada una de sus intervenciones revolucionarias. Por eso hoy, a un año de su partida, lo recordamos como ese Prometeo continental que aborda el Granma para arrebatarle la llama sagrada a los dioses del imperio que predicaban la pasividad y la sumisión para que, con ella, los pueblos de Nuestra América encendieran el fuego de la Revolución y abrieran una nueva etapa en la historia universal. ¡Hasta la victoria siempre, Comandante!

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Elecciones estadounidenses 2017: el inesperado barrido democrático

Dom, 26/11/2017 - 22:12
Immanuel Wallerstein, La Jornada

Las elecciones en Estados Unidos tienen un rasgo que casi ningún otro país comparte. Éstas ocurren en fechas fijas obligatorias. Las elecciones presidenciales ocurren cada cuatro años. Las elecciones para el senado son escalonadas. Un tercio de ellas ocurre cada dos años. Ambas elecciones ocurren en años pares. Las elecciones para gobernadores ocurren en esos mismos años con terminación par. Las elecciones locales son más variadas, pero pueden muchas también ocurrir en años pares.

Como resultado, las llamadas elecciones fuera de turno (es decir, en años que terminan en non) tienden a ser consideradas menos importantes por los partidos nacionales. Y los votantes participan en mucho menos proporción que en las elecciones de años pares.

El año 2017 fue inusual en dos aspectos. Debido a los sentimientos extremadamente fuertes, en pro y en contra del presidente Donald Trump, aun las elecciones locales parecían, por lo menos en parte, un referéndum sobre él y lo que ha logrado en su primer año en el cargo. Y por otro lado porque probablemente debido a esto, la tasa de participación electoral fue excepcionalmente alta.

Los resultados fueron muy directos. Los demócratas barrieron en las elecciones. El verbo barrer no es una exageración. Ganaron las dos elecciones para gubernaturas en Nueva Jersey y en Virginia por muy grandes márgenes. Ganaron las elecciones especiales para los escaños vacantes en la cámara de representantes en lo que habían sido escaños seguros para los republicanos. Fortalecieron considerablemente su posición en las legislaturas de nivel estatal y en las elecciones para las alcaldías. Si las elecciones de 2018 se celebraran ahora, los demócratas tendrían una muy buena oportunidad de obtener una mayoría en ambas cámaras del congreso estadounidense.

Así que, ¿esto qué significa? Todo mundo parece estar escribiendo de esto. Y las explicaciones ofrecidas varían enormemente. Casi todos los expertos y los políticos argumentan que las perspectivas se miran muy bien para los demócratas en las elecciones para cargos en el Congreso de 2018 e inclusive para la elección presidencial de 2020. Es claro que los líderes republicanos se preocupan y los dirigentes demócratas se animan mucho. ¿Deberían?

La primer cautela es que las elecciones de 2018 no se celebran ahora, sino que ocurrirán dentro de un poco más de un año. En la muy volátil situación en Estados Unidos y el resto del mundo, pueden ocurrir muchas cosas en un año. Hay algunas obvias incertidumbres. La más importante: ¿aprobará el Congreso estadounidense la propuesta de reforma fiscal? ¿Habrá algunos decesos (o aun más improbables renuncias) en la Suprema Corte estadounidense? ¿Ocurrirá una guerra regional en Afganistán entre Arabia Saudita (o sus aliados) e Irán (y sus aliados)? ¿Saboteará Trump el acuerdo con Irán? ¿Algún bando disparará sus armas nucleares en la península coreana?

Estas incertidumbres ciertamente no parecen menores, al menos para mí. Debido a esta cautela, ¿cómo podemos interpretar lo que ha ocurrido en las elecciones estadounidenses de 2017? Concuerdo con la mayoría de analistas en que las elecciones mostraron un humor anti-Trump, tanto que los candidatos a los que se les consideraba en favor de Trump estuvieron en clara desventaja.

Sin duda Trump fue el gran perdedor en las elecciones de 2017. Pienso que Trump se da cuenta. Sólo que piensa que puede revertir este humor para el momento de las elecciones de 2018. Y piensa que puede lograrlo haciendo aprobar alguna propuesta de reforma fiscal, casi que cualquier propuesta de reforma, para finales de este año. Al hacerlo demostraría que cumplió con algo que prometió y era importante. Además, piensa que puede mejorar radicalmente la posición geopolítica de Estados Unidos por una combinación de fanfarroneo acerca de sus acciones cuando en realidad hay una inacción.

Yo dudo que de hecho se apruebe una reforma fiscal, debido a las profundas divisiones entre tres (no dos) grupos de legisladores republicanos en el Congreso: la facción orientada a los negocios, la facción que busca reducción de la deuda y achicar el papel del gobierno, y los xenófobos proteccionistas. Por supuesto, sea cual sea el resultado de estas divisiones, si terminaran aprobando una propuesta de compromiso, dicha reforma será terrible. Pero aquí estoy discutiendo la probabilidad de que aprueben cualquier clase de reforma.

Los aspectos geopolíticos son aun más preocupantes. Trump es fundamentalmente incapaz de aceptar la realidad de la decadencia del poderío estadounidense y los ásperos límites que esto pone a sus intentos personales por controlar la situación. Por tanto, los así llamados accidentes son una posibilidad real, una que es aterradora.

Las tácticas de ambos partidos estadounidenses principales ante esta situación son inciertas en este momento. En 2016, los republicanos tenían el viento a su favor soplando en sus velas y los demócratas eran simplemente ineptos. Ahora se ha volteado la situación. Los demócratas tienen el viento en su favor y los republicanos no parecen saber qué hacer.

La gran cuestión, pienso, es si los demócratas se mantendrán tan unidos como lo están en este momento. Se han estado moviendo hacia la izquierda ya por varios meses. Pero hay límites en lo lejos que está dispuesta a llegar la facción centrista que hace mucho es la dominante. Y los miembros de la facción hacia la izquierda (que encarnó Bernie Sanders en 2016) se organizan para aprovechar la oportunidad y presionan más en pos de su control del partido.

La mayor esperanza para los demócratas es que los republicanos no puedan hacer aprobar una reforma fiscal. Esto no sólo cimbrará los espíritus de todas las facciones del partido republicano, sino que al mismo tiempo mantendrá la unidad de los demócratas. Los votantes mirarán a los demócratas como quienes frenaron el muy destructivo sendero de los republicanos. Habrán minimizado las penurias (como me gusta decir) respondiendo a las necesidades de todas las muchas facciones que permitieron que los demócratas tuvieran esos grandes logros en las elecciones de 2017.

Hacer eso permitirá que las fuerzas de izquierda en Estados Unidos se organicen para la batalla real, la lucha de mediano plazo en torno a la naturaleza del futuro sistema-mundo post capitalista. ¿Qué podemos entonces concluir del significado de las elecciones de 2017? De hecho es muy temprano para decirlo. Veremos con mayor claridad en dos o tres meses.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

China, nueva opción económica para América Latina

Sáb, 25/11/2017 - 15:42
Hedelberto López Blanch, Rebelion

Poco a poco, sin exabruptos ni imposiciones sino con una política de diplomacia, China se ha ido introduciendo en América Latina, una región que por décadas Estados Unidos controlaba como su patio trasero.

Si en los últimos 15 años esos intercambios se multiplicaron por 26, en estos momentos pueden incrementarse más debido a la enorme incertidumbre que se cierne sobre varias naciones latinoamericanas que mantienen estrechos lazos con Estados Unidos motivada por varias declaraciones del presidente Donald Trump quien, entre otras amenazas económicas, ha dicho que renegociará el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Las relaciones comerciales entre el gigante asiático y América Latina han cambiado progresivamente en los años recientes y China hoy aparece como el principal socio comercial de Brasil, Chile, Uruguay, Cuba y Perú y el segundo de México, Argentina y Venezuela.

Desde el 2003 China ha invertido más de 110.000 millones de dólares en la región, la mayoría en los últimos cinco años. El 65 % de las inversiones de ese país desde 2001 fueron destinadas al sector de las materias primas y ahora se lanza también hacia obras de infraestructura y comunicaciones.

Impulso extra resultó cuando a comienzos de 2015, en el primer Foro China-Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), efectuado en Pekín, Xi Jinping se comprometió a incrementar el comercio con la región a 500.000 millones de dólares e invertir 250 .000 millones en el transcurso de la próxima década.

Un estudio realizado por Naciones Unidas en 2016 indica que Pekín desplazó a la Unión Europea como el segundo socio comercial de Latinoamérica con 236.500 millones de dólares, siempre detrás de Estados Unidos, aunque el centro de investigación China Policy Review aseguró que en la próxima década esa nación superará a Washington como el mayor socio comercial de la región.

Claro que para lograr ese objetivo China deberá disponer de mayores empeños pues, como se conoce, Washington ha desarrollado desde el siglo XIX mecanismos con instituciones como forma de control en la región.

En primera instancia, Estados Unidos prevalece como socio principal de la región pues de manera relevante ha desarrollado desde el siglo XIX un entramado de instituciones formales e informales con ese propósito que le facilitan preservar su hegemonía en Latinoamérica.

Entre estas aparecen los diversos organismos financieros internacionales controlados por Washington o los dispositivos instituidos para imponer o controlar gobiernos en la zona.

De todas formas el gigante asiático a partir de 2016 se convirtió en el mayor prestamista de la región y superó en ese renglón al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), al Banco Mundial (BM) y al Banco de Desarrollo de América Latina.

Los beneficiarios de esos empréstitos han sido Venezuela con 56.300 millones de dólares, le siguió Brasil con 22.000 millones y Argentina, 19.000 millones, pero también resultaron importantes las entregas a Perú, Bolivia, Chile, Colombia, Cuba, Nicaragua, Ecuador. Todo esto sin contar los intercambios comerciales bilaterales.

En cuanto a la Inversión Extranjera Directa (IED) el gigante asiático no ha dejado de invertir pese a las turbulencias políticas o económicas que se viven en varias naciones de la región.

Datos del Monitor de la OFDI en América Latina y el Caribe indican que de 2001 a 2016 China invirtió las siguientes cifras en miles de millones de dólares: en Brasil 54.849; Perú 12.372; Argentina 10.587; Cuba 5.800; Jamaica 4.927; Chile 3.306; México 3.212; Ecuador 3.052; Guyana 2.775, Bermudas 2.473; Venezuela 1.909; Colombia 1.852, Trinidad y Tobago 1.380 y en el resto de la región 2.612.

Si en los primeros años el comercio se centraba en el intercambio de materias primas, ahora ha pasado, además, a una nueva etapa que consiste en el desarrollo de inversiones en infraestructura, líneas de financiamiento, captación de recursos estratégicos y apertura a líneas comerciales para sus exportaciones.

En ese sentido China ya cuenta con más de 2.000 empresas en la región y una inversión acumulada de 217.150 millones de dólares, es decir 15,3 % de la inversión total de China hacia el exterior, según datos del Departamento de Asuntos Exteriores de la Cancillería asiática.

Innegablemente que hasta el momento han sido muchos los beneficios para América Latina que ha conllevado esta relación.

En primer lugar ayudar a varios países a esquivar la violenta crisis económica que comenzó en 2007 por Estados Unidos y que sacudió a la mayoría de las naciones del orbe.

Asimismo permitió mantener empresas, fábricas y servicios en acción a la par de que se creaban nuevos negocios.

Los intercambios e inversiones permitieron la creación de más de 254.000 nuevos empleos en Latinoamérica.

La diferencia entre lo que han ofrecido Estados Unidos y otras naciones de Occidente a la región, donde primó siempre el saqueo de sus riquezas, se contrapone con la versión china que a la par que se beneficia de esas materias primas ofrece posibilidades para el desarrollo de sus contrapartes y sus habitantes.Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Todos los días son Black Friday para destruir nuestro planeta

Ven, 24/11/2017 - 09:01
George Monbiot, The Guardian

Todos quieren tener de todo. ¿Cómo va a funcionar? La promesa del crecimiento económico es que los pobres pueden vivir como los ricos y los ricos como los oligarcas. Pero estamos superando las barreras físicas del planeta que nos sostiene. El colapso climático, la pérdida de suelo, la desintegración de hábitats y especies, el mar de plástico, la desaparición de insectos: todo impulsado por el consumo. La promesa del lujo para todos no puede alcanzarse. No existe suficiente espacio físico ni ecológico para eso.

Pero el crecimiento tiene que seguir: este es el imperativo político en todas partes. Y tenemos que modificar nuestros gustos de manera acorde. En el nombre de la autonomía y la elección, el marketing emplea los últimos descubrimientos en neurociencia para derribar nuestras defensas. Los que intenten resistirse serán silenciados, como los partidarios de la Vida Sencilla en Un mundo feliz de Huxley, pero en este caso por los medios de comunicación.

Con cada generación cambia la referencia de qué constituye un consumo normal. Hace treinta años era ridículo comprar agua embotellada en sitios en los que el agua del grifo es abundante y limpia. Hoy en día, a nivel mundial, usamos un millón de botellas de plástico cada minuto.

Cada viernes es viernes negro –Black Friday–, cada Navidad un festival mayor de destrucción adornado por guirnaldas de colores. Entre saunas con nieve, neveras portátiles para sandías y smartphones para perros con los que nos incitan a llenar nuestras vidas, mi premio Civilización extrema va para el PancakeBot: una impresora 3D de masa que te permite comer cada mañana la Mona Lisa, el Taj Mahal o el culo de tu perro. En la práctica, te estorbará durante una semana hasta que te des cuenta de que no tienes espacio en la cocina. Para porquerías como esa estamos destrozando el planeta y nuestras propias perspectivas de futuro. Tenemos que quitarlo todo de en medio.

La promesa complementaria a esta es que a través del consumismo ecológico podemos reconciliar el crecimiento perpetuo y la supervivencia del planeta. Sin embargo, una serie de trabajos de investigación demuestran que no hay una diferencia significativa entre la huella ecológica de la gente que se preocupa y la que no. Un artículo reciente publicado en la revista Environment and Behaviour, señala que aquellos que se identifican como consumidores comprometidos usan más energía y producen más emisiones que quieres no se preocupan por el medio ambiente.

¿Por qué? Porque la sensibilización medioambiental suele ser mayor entre personas adineradas. No son nuestras posturas las que impactan el medio ambiente, sino nuestros ingresos. Cuanto más ricos somos, más grande es nuestra huella ecológica, sin importar nuestras intenciones. Según muestra el estudio, los que se perciben como consumidores ecológicos se centran principalmente en comportamientos que tienen "beneficios relativamente pequeños".

Conozco a gente que recicla religiosamente, guarda las bolsas de plástico, mide con cuidado la cantidad de agua al hacer té, y después se va de vacaciones al Caribe, anulando estrepitosamente sus ahorros medioambientales. He llegado a creer que su reciclaje le justifica los vuelos transatlánticos. Persuade a la gente de que son ecológicos, permitiéndoles pasar por alto impactos mayores.

Nada de esto significa que no debemos intentar reducir nuestro impacto medioambiental, pero tenemos que ser conscientes de los límites de nuestras acciones. Nuestro comportamiento dentro del sistema no puede cambiar las consecuencias del sistema. Lo que hay que cambiar es el sistema.

Una investigación de Oxfam sugiere que el 1% más rico del planeta –si tu hogar tiene unos ingresos de 70.000 libras (unos 79.000 euros) al año o más, éste uno por ciento eres tú) produce alrededor de 175 veces más carbono que el 10% más pobre. ¿Cómo, en un mundo en el que se supone que todos tenemos que aspirar a mayores ingresos, podemos evitar que la Tierra, de la que depende todo bienestar, se convierta en una bolsa de polvo?

Mediante desacoplamiento ("decoupling"), los economistas nos lo dicen: separar nuestro crecimiento económico de nuestro uso de materiales. ¿Cómo está funcionando esto? Un estudio publicado en la revista Plos One ha descubierto que, mientras que en algunos países ha tenido lugar un desacoplamiento relativo, "ningún país ha conseguido un desacoplamiento total en los últimos 50 años". Esto significa que la cantidad de materiales y energía asociada a cada incremento del PIB puede caer pero, mientras que el crecimiento deja atrás a la eficiencia, el uso total de recursos sigue aumentando. Lo que es más importante, el estudio revela que, a largo plazo, el desacoplamiento tanto relativo como absoluto derivado del uso de recursos esenciales es imposible, debido a los límites físicos de eficiencia.

Un crecimiento global del 3% significa que el tamaño de la economía mundial se duplica cada 24 años. Esta es la razón por la cual las crisis medioambientales se están acelerando a este ritmo. Aun así el plan es asegurar que se duplique y se vuelva a duplicar, y siga duplicándose eternamente. En nuestra búsqueda por defender el mundo de la vorágine destructiva, podemos creer que estamos luchando contra corporaciones y gobiernos y la ignorancia general de la humanidad. Pero sólo son sustitutos del verdadero problema: el crecimiento perpetuo en un planeta que no está creciendo.

Aquellos que justifican el sistema insisten en que el crecimiento económico es central para la reducción de la pobreza. Sin embargo, un estudio en la World Economic Review señala que el 60% más pobre de las personas del mundo reciben sólo un 5% de ingresos adicionales generados por el crecimiento del PIB. Como resultado, se requieren 111 dólares (unos 94 euros) adicionales por cada dólar destinado a la reducción de la pobreza.

Por ello, según las tendencias actuales, se necesitarían 200 años para asegurar que todo el mundo reciba cinco dólares (unos cuatro euros) al año. Llegado ese punto, el salario medio per cápita llegaría al millón de dólares (unos 850.000 euros) al año, y la economía sería 175 más grande que actualmente. Esta no es una fórmula para vencer la pobreza. Es una fórmula para la destrucción de todo y de todos.

Cuando escuches que algo tiene sentido a nivel económico, esto significa que es lo contrario al sentido común. Esos hombres y mujeres sensatos que llevan los ministerios de Hacienda y los bancos centrales mundiales, que ven un ascenso infinito del consumo como algo normal y necesario, son los destructores: destrozan las maravillas del mundo y acaban con la prosperidad de las generaciones futuras para mantener unas cifras que tienen cada vez menos relación con el bienestar general.

El consumismo responsable, el desacoplamiento material, el crecimiento sostenible: son todo ilusiones, diseñadas para justificar un modelo económico que nos está llevando a la catástrofe. El sistema actual, basado en el lujo privado y la miseria pública, nos hará miserables a todos: bajo este modelo, el lujo y la carencia son una bestia con dos cabezas.

Necesitamos un sistema diferente, que no esté basado en abstracciones económicas sino en realidades físicas, que establezca los parámetros por los que juzguemos su salud. Necesitamos construir un mundo en el que el crecimiento sea innecesario, un grupo de suficiencia privada y lujo público. Y tenemos que hacerlo antes de que la catástrofe nos obligue a actuar.


Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Triunfo y crepúsculo del capitalismo

Mér, 22/11/2017 - 08:01
Alejandro Nadal, La Jornada

Antes de la gran crisis financiera de 2007 era raro escuchar hablar de capitalismo. El sistema social y económico existente en el mundo era considerado por la ideología dominante el resultado de un proceso natural. Si en alguna ocasión se hablaba de capitalismo era sólo para indicar que se trataba de un sistema ganador, un esquema de relaciones sociales que había triunfado sobre todos los demás (como lo demostraba el colapso del comunismo en la Unión Soviética). Hoy las cosas han cambiado.

A partir de la debacle de 2007 y del fracaso de la política macroeconómica para superar sus efectos negativos, hablar de capitalismo y de su evolución es algo común. Los reveses que sufre el capitalismo son múltiples y se necesita estar ciego para no percibirlos.

El primer fracaso se sitúa en el plano del crecimiento. Los economistas del establishment piensan que a raíz de la crisis estamos frente a un proceso de lento crecimiento o estancamiento secular. Pero lo cierto es que la tasa de expansión del capitalismo global ha venido disminuyendo desde hace más de 45 años. Entre 1972 y 2017 la tasa de crecimiento anual del PIB de los 20 países miembros de la OCDE disminuyó de 4.2 a 2.5 por ciento. Se trata de una tendencia de largo plazo y no de un problema coyuntural.

El segundo frente en el que fracasa el capitalismo se relaciona con la política económica. Es cierto que en las décadas de la posguerra la mezcla de política macroeconómica dio buenos resultados, pero hoy la política económica no es capaz de sacar a la economía mundial del entumecimiento. La política monetaria explora nuevos territorios mediante la inyección desorbitada de liquidez al sistema financiero, pero el efecto sobre la economía real ha sido muy débil o nulo (como en Japón durante los pasados dos decenios). Por su parte, la política fiscal no ha podido escapar del terrible dilema que le ha impuesto el sistema financiero global: si el Estado no disciplina sus finanzas, el mercado de capitales le castigará.

El tercer fracaso se relaciona con la única fuente de legitimidad social y política que tenía el capitalismo, a saber, su capacidad de mejorar el bienestar de las grandes masas de la población. Ese resultado no sólo depende de la acumulación continua de capital (hoy debilitada), sino de la redistribución de los logros económicos entre la población. Entre 1945 y 1975 el capitalismo desarrollado pudo elevar el nivel de vida promedio de la población. Sin embargo, desde 1973 el crecimiento de los salarios se estancó y el aspecto redistributivo del régimen de acumulación se transformó radicalmente. El ahorro neto privado comenzó a declinar, mientras aumentaba el flujo de crédito hacia el sector privado. Los análisis de Wynne Godley demuestran que el incremento en la demanda agregada alimentado por el crecimiento del endeudamiento fue el principal factor detrás del crecimiento económico en Estados Unidos. A su vez, ese crecimiento estuvo ligado al abultado déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos y al endeudamiento externo. Las siguientes décadas estuvieron marcadas por una desigualdad creciente y la transferencia de recursos desde las clases más bajas hasta los más privilegiados de la pirámide social.

El cuarto frente en el que el capitalismo ha fracasado es quizás el más importante. La red de instituciones que proporcionan estabilidad al capitalismo es compleja y desempeña muchas funciones. Pero quizás el apoyo decisivo lo recibe de la idea de que capitalismo, democracia y libertad son criaturas que nacieron en el mismo nido. La verdad es que en ocasiones el capitalismo no ha tenido más remedio que respetar el sistema democrático, pero cuando se ha sentido fuerte ha escogido el camino de la violencia y la represión. Ese fue el destino de Allende y de Mossadegh.

A veces al capital le ha resultado costoso agachar la cabeza y aceptar esquemas de redistribución y garantías de mayor seguridad social y libertad de asociación para la clase trabajadora. Por eso de la Gran Depresión emerge el estado de bienestar. No fue una concesión graciosa de la clase capitalista. Pero una vez que el capital recuperó sus fuerzas, la democracia pasó a segundo plano. Las decisiones políticas se toman ahora por las élites de las corporaciones, bancos y otros agentes de los mercados financieros. Hoy el crecimiento del sistema financiero y la globalización de mercados y cadenas de valor se encargan de disciplinar a los gobiernos. Por la vía electoral no se puede cambiar la desigualdad o alcanzar un nuevo estado de bienestar. Las elecciones son el camuflaje perfecto para disfrazar la explotación y degradar a los ciudadanos al nivel de simples consumidores (aunque cada vez con menor poder de compra).

El triunfo enfermo del capitalismo reside en haber eliminado a la oposición para mantener operando un sistema disfuncional y a todas luces injusto. Pero ese éxito marca al mismo tiempo el principio del crepúsculo. Si alguna vez lo fue, hoy el capitalismo ha dejado de ser el soporte de una sociedad democrática, justa y estable.Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Sebastián Piñera: Prontuario del delincuente que quiere volver a ser Presidente

Mar, 21/11/2017 - 23:15


Jorge Molina Araneda y Patricio Mery Bell

Claude-Henri de Rouvroy, históricamente conocido como el conde de Saint-Simon, precursor de la sociología y padre del socialismo francés decía: “Cuando se estudia el pasado, se puede comprender su patrón evolutivo”. Este artículo está destinado a desentrañar los oscuros, inmorales y criminales actos que ha cometido el actual candidato presidencial de la derecha, Sebastián Piñera, durante su vida pública.

Banco de Talca

El año 1982 Eugenio Silva Risopatrón, representante de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), entabló demanda criminal en contra de Sebastián Piñera, a la sazón Gerente General del Banco de Talca, y algunos ejecutivos de esa entidad por los delitos de defraudación (estafa), infracción a la Ley de Bancos y otros cargos dañosos contra Piñera. En el 2º Juzgado del Crimen de Santiago se abrió la causa Rol Nº 99.971-6 El juez a cargo los declaró reos. Los otros encausados eran Miguel Calaf y Alberto Danioni, socios de Piñera, ya encarcelados por resoluciones del juez titular de dicho tribunal y del ministro de la Corte de Apelaciones Luis Correa Bulo. Correa ordenó el arresto de Piñera. Los socios cumplieron penas de tres años de prisión pero el cabecilla se escondió por 24 días, hasta que la Corte Suprema de la época acogió su recurso de amparo.

El capital y las reservas del Banco de Talca eran de 40 millones de dólares, en tanto que los autopréstamos que Piñera se realizaba eran otorgados a empresas de papel -creadas para su propio beneficio y de sus tres socios- sumaban 250 millones de dólares, irrecuperables según lo detectado por la justicia. Inventaron la friolera de 150 sociedades ficticias para un aprovechamiento indebido en beneficio propio y de sus amigos.

Tan grave como lo expresado y que retrata entero al pintoresco candidato es conocer que, según lo estampado en la misma querella, Piñera y socios habían creado IFINCO (Ingeniería Financiera y Comercial), empresa de asesorías externas que prestó servicios al Banco de Talca, cobrado sumas millonarias a favor de ellos, precipitando la quiebra del Banco. Encargados reos por estafa, los acusados apelaron, pero el día 9 de septiembre de 1982 (roles 428 – 82 y 430 – 82), la Corte de Apelaciones de Santiago rechazó de plano los recursos de amparo presentados por Sebastián Piñera y sus socios, confirmando las encargatorias de reo dictadas por el tribunal de primera instancia.

La Corte Suprema acogió gentilmente la petición de Piñera, pero no la de sus asociados. Recordemos que el Presidente de la Suprema en 1982 era Israel Bórquez Montero, el mismo que expresó, con desatino, “los detenidos-desaparecidos me tienen curco”.

BANCARD

Sebastián Piñera no fue el fundador de Bancard, sino sólo uno de sus socios minoritarios a partir de su relación con el Banco de Talca, en 1980. Esa empresa se había empezado a gestar mucho antes, según publicación del diario El Gong de 8 de octubre de 2005, según crónica escrita por Eduardo Silva de Balboa. Silva tituló su crónica “Qué me impide votar por Piñera”. En ella cuenta que en los 70 conoció a Mr. Weslow, presidente del Southeast Bank of Miami, quien le propuso hacer una sociedad para introducir en Chile las todavía desconocidas tarjetas de crédito. Viajaron a Chile con tal objetivo, entrevistándose con el entonces ministro Cauas y con Pedro Donoso Pinto, director del Banco de Santiago. Según relata Silva, se les pidió presentar un proyecto detallado, lo que hicieron una vez que constituyeron en 1975 la sociedad “Credichile-Sociedad de Crédito de Chile Ltda.”, en la Notaría Morgan. Iniciaron actividades ante el SII, organismo que les asignó el RUT 85.498.700-3 y entregaron el proyecto a Cauas, quien habría aducido razones de política económica para desecharlo. Silva de Balboa señala que, meses después de rechazado el proyecto, apareció una empresa presidida por Sebastián Piñera, llamada Bancard, copia exacta y calcada con puntos y comas de la entregada al ministro.

Otra versión similar y más conocida por la gente, es la de que el fallecido empresario Ricardo Claro habría enviado a Sebastián Piñera a los EE.UU. a explorar y conocer detalles del manejo de tarjetas de crédito en ese país, con idéntico final al relatado por Eduardo Silva. A causa del engaño, Claro se vengó de Piñera destruyendo su primera candidatura a la presidencia al publicar, en vivo, la procaz conversación telefónica de Piñera con su amigo Pedro Pablo Díaz, dando origen al caso conocido como “Piñeragate”.

También se ha publicado una tercera, señalando que el abogado Sergio Castro Olivares, a nombre de su representado Miguel Calaf, querellado junto con Piñera, declaró en tribunales que fue el Banco de Talca el más fuerte impulsor y realizador de la idea, financiando los gastos de puesta en marcha y suscribiendo un 10% del capital inicial de esta sociedad, máximo permitido por la Ley General de Bancos en la época. Según registros de la Superintendencia de Valores y Seguros, la Sociedad Administradora de Tarjetas de Crédito Bancard S.A. fue autorizada, mediante decreto 540, para operar este tipo de medio de pago en Chile, en octubre de 1978. El extracto de la constitución y los estatutos aprobados para su funcionamiento fueron publicados en el Diario Oficial el 5 de enero de 1979.

Sea cual sea la verdad, lo que revelan todas las versiones es que el empresario Sebastián Piñera timó a unos u otros, usufructuando de las influencias familiares que le facilitaban acceder a las más altas esferas del gobierno militar.

Piñeragate o Kiotazo

El “Piñeragate” o “Kiotazo” es un episodio que data de agosto de 1992, cuando unos jóvenes Sebastián Piñera y Evelyn Matthei se disputaban la nominación presidencial de la derecha.

En una entrevista televisiva, el empresario Ricardo Claro sacó una radio Kioto para mostrar una grabación telefónica, donde se escucha a Piñera hablar con su amigo Pedro Pablo Díaz para que influya en los mediadores del futuro debate presidencial y ataquen a Evelyn Matthei.

Mostrarla “débil, inestable (…) la gracia es dejarla elegantemente como una cabrita chica”, dice la voz de Piñera en la grabación.

Caso Cascadas

Patricio Phillips, director de las empresas Cascadas, declaró a la Comisión Investigadora que el expresidente Sebastián Piñera tuvo una vinculación directa con el caso Cascadas. Phillips expuso una serie de antecedentes que a su juicio dan cuenta de las negociaciones que Piñera encabezó con el fin de conseguir la fusión de las empresas Cascadas, como una manera de mejorar su posición en el negocio. Según Phillips, Piñera habría pedido a Julio Ponce Lerou una compensación de 70 millones de dólares, a través de la corredora Moneda Asset y otros intermediarios para terminar el conflicto por Cascadas. Frente a la negativa por parte del controlador de Soquimich, Piñera habría mandatado al abogado Darío Calderón, que actuaba como negociador frente a Julio Ponce, en orden a conseguir la fusión de las Cascadas.

Caso Chispas

Este caso también denominado «el negocio del siglo», fue un escándalo bursátil y político ocurrido en Chile en 1997. Se originó por la compra de acciones de la empresa Endesa España a la compañía chilena Enersis, lo que tuvo un amplio impacto político al alcanzar al entonces candidato presidencial Sebastián Piñera y cuestionar las privatizaciones de empresas públicas a fines la dictadura cívico-militar. Posteriormente, en 2004, la justicia condenó a los implicados con el pago de US$ $75 millones en multas, siendo sus ganancias totales de más de US$400 millones.

Colusión Lan Cargo

La Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) resolvió multar a Sebastián Piñera Echenique, director de LAN Airlines S.A, por haber infringido la prohibición de comprar acciones que la Ley del Mercado de Valores impone a las personas que cuentan con información privilegiada. En consecuencia, la SVS resolvió multar a Piñera por UF 19.470 ($363 millones), por la operación mediante la cual adquirió, a través de la sociedad Santa Cecilia S.A., un total de 3 millones de acciones de LAN Airlines S.A., por un monto de $9.840 millones, el 24 de julio de 2006. Esto, dado que en su calidad de director, al momento en que realizó la compra, conocía en detalle los estados financieros de esa sociedad (al segundo trimestre de 2006), los cuales no eran de público conocimiento.

Caso Penta

El año 2009, mientras ejercía como gerente de administración y finanzas de Bancard –controladora de Bancorp–, Santiago Valdés era también el administrador electoral de la campaña de Piñera. Estaba encargado de la caja y veía los flujos de dinero de la apuesta presidencial del entonces dueño de Blanco y Negro y CHV. Uno de esos contratos era por 50 millones de pesos, cuando Piñera era candidato presidencial.

Caso SQM

El jefe de finanzas de SQM, Gerardo Illanes, se refirió a las cinco facturas por $ 22 millones ($ 110 millones en total) que la empresa de Sebastián Piñera, Bancorp emitió a SQM, asegurando que “esos servicios no existieron”. Esta versión coincide con la rectificación presentada por SQM ante el SII, donde ya había reconocido que Bancorp jamás les había prestado servicios pese a recibir el dinero. Esto contradice a la firma ligada al exMandatario, que señaló que los servicios y asesorías sí se habían realizado.

Aportes ilegales del Grupo Said

Una rectificación tributaria realizada por el Grupo Said, (Banco BBVA, Embotelladora Andina, Parque Arauco, Isapre Cruz Blanca), reveló 100 millones de pesos entregados por servicios no prestados a sociedades de Piñera en período electoral, los que no cuentan con ningún tipo de respaldo contable. A través de Inversiones Caburga, los Said Somavía destinaron $50 millones a dos sociedades del exmandatario: Inmobiliaria El Boldo ($41,7 millones) e Inversiones Santa Cecilia ($8,2 millones). A través de Newport (que hoy opera como Inversiones Santa Virginia), los Said Handal cooperaron con una cifra idéntica, $50 millones, pero repartidos en tres sociedades: Bancard, Inmobiliaria El Boldo e Inversiones Santa Cecilia.

Milicogate

El gobierno de Sebastián Piñera realizó millonarios traspasos financieros entre Chile y el extranjero con los excedentes provenientes de la Ley Reservada del Cobre sin informar sus detalles al Congreso ni la ciudadanía (…) La operación comenzó el año 2010 bajo la dirección del ministro de Hacienda, Felipe Larraín y el titular de Defensa, Jaime Ravinet. “En una sesión secreta de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados, se nos dijo que por un tema de liquidez era preferible traer los fondos a Chile desde Estados Unidos”, explicó el diputado Rincón. “Se temía que en caso de guerra hubiera un embargo de estos recursos”.

Chiloé y el caso Tantauco

En el año 2005 se levantaba la polémica de “espionaje” dirigida a comunidades Mapuche y Williche de Chiloé en relación a los terrenos adquiridos por el empresario y candidato presidencial Sebastián Piñera.

Se filtró la información a la prensa sobre el “espionaje” por parte de agentes de inteligencia estatal dejando en evidencia que más allá de la persona de Piñera, estaba apuntado a las comunidades Williche de Chiloé, en el marco de un vigente conflicto territorial denominado “Tantauco”.

La Policía de Investigaciones (PDI) reconoció y justificó su actuar a través de una declaración pública, donde la institución dijo que, “desde el 2003 la Policía de Investigaciones de Chile realiza monitoreos constantes al conflicto social que se radica en las regiones VIII, IX y X, relacionado con demanda de posesión de tierras de pueblos originarios”. Y se agrega que “el objetivo es anticiparse a hechos delictivos que pudieran afectar el orden social en esas zonas del país”.

Piñera adquirió a fines del 2004 al magnate estadounidense Jeremiah Henderson unas 123.000 hectáreas, terrenos que abarcan cerca del 20 % de la llamada isla grande de Chiloé, especialmente en el sector Sur. Su compra ha desatado ásperas polémicas, ya que en gran parte de estos terrenos comunidades Williche establecidas principalmente cerca de Quellón, se han visto en peligro de ser expulsadas, las mismas que reclaman derechos sobre estos terrenos.

La posición de reclamo de las comunidades williche en Chiloé se basan en títulos originales de dominio en el valor de los Títulos Realengos otorgados entre 1823 y 1826, por orden del Decreto Real de Hacienda Nacional de la corona española, pero además ante la promesa del propio estado de Chile de respetar la propiedad indígena, promesa que fue hecha en el año 1826 cuando Chiloé se incorporó al estado chileno mediante la firma del Tratado de Tantauco. Gran parte de estos terrenos reconocidos se encuentran usurpados y que se encuentran hoy en “posesión” del empresario Piñera con títulos superpuestos.

El Tratado de Tantauco está compuesto por 13 artículos entre los que destaca el artículo 7º que obliga al Estado de Chile a respetar los bienes y propiedades de todos los habitantes de la füta wapi (Gran Isla).

Sociedades en Panamá

Cecilia Morel, la señora de Sebastián Piñera, tiene sociedades constituidas en el paraíso fiscal de Panamá. En concreto, se trata de dos sociedades que datan de la década de 1980 que aún se mantienen vigentes.

Autopréstamos para evadir impuestos

El exPresidente Sebastián Piñera utilizó el mecanismo de las donaciones políticas, que puede generar beneficios tributarios, para aportar $2.075 millones a Renovación Nacional (RN). Dicho dinero fue utilizado por el partido para pagar una deuda que mantenía con el mismo exMandatario. De alguna forma, fue como si Piñera hubiese sacado plata de un bolsillo para meterla en el otro. Una vez en La Moneda, Piñera implementó la fórmula con que RN saldaría la deuda. En mayo de 2010, cerró la venta de Axxion, la sociedad a través de la cual tenía participación en Lan. El Grupo Bethia desembolsó US$ 1.500 millones y asumió los pasivos y compromisos de Axxion. Entre estos últimos se encontraba la donación de los $ 2.075 millones a Renovación Nacional. Los aportes se realizaron de manera pública a través del Servicio Electoral (Servel) entre julio y diciembre de 2010.

Coimas en LAN

Luego de jurar que jamás se había reunido con el condenado por corrupción ex ministro de Transportes de Argentina, Ricardo Jaime, esto en medio de las investigaciones por el pago de coimas en las operaciones de LAN, tras aparecer evidencia que demostraba lo contrario, a Piñera no le quedó otra alternativa que cambiar su versión y reconocer que sí se había reunido con él.

Aparecer como corrupto en Transparencia Internacional

En el “Informe Global de la Corrupción 2009: La corrupción y el sector privado”, elaborado por Transparencia Internacional, en la sección dedicada a Chile apareció Sebastián Piñera, por el caso del abuso de información privilegiada en la compra de acciones de LAN.

Desfalco en Codelco

El gobierno de Sebastián Piñera (2010-2014) “perdió” más de 17 mil millones de dólares debido a descaradas ventas de cobre, oro, plata y molibdeno a precios inferiores a los valores de mercado.

Lo anterior es lo que acredita Julián Alcayaga en una querella que presentó ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago. Como se señala en dicha acción judicial, en la sección “Los Hechos”: “Al analizar los ingresos por ventas desde 2010 a 2013 y compararlos con las ventas de ejercicios anteriores, sobre todo de los años 2006 y 2007, no queda duda de que los ingresos de Codelco desaparecieron”.

En la presentación ante la justicia se afirma que “los ingresos de Codelco pierden toda credibilidad en 2014”. Entonces se declaran entradas por 10 mil 729 millones de dólares, lo que denotaría un escandaloso error o fraude, puesto que sólo la producción de cobre y molibdeno multiplicada por el precio promedio de esos productos en aquel año –según precios y cantidades emanadas en informes oficiales de Codelco– debió alcanzar los 12 mil 309 millones de dólares.

Esto denotaría la desaparición de US$1.579 millones de dólares, “sin contar las ventas de otros subproductos, como el oro, la plata o el ácido sulfúrico, y los ingresos de una gran cantidad de filiales y otras participaciones de Codelco, como Minera El Abra, Anglo American Sur ex Disputada, Inca de Oro, Agua de Falda S.A., Codelco-Kupferhandel en Alemania, CUPIC, etcétera.”, sostuvo Alcayaga.

Alcayaga establece que “En 2010 se perdieron 4 mil millones de dólares por ventas a precios bajo el valor de mercado; otros 4 mil millones, en 2011, por el mismo concepto; y por lo menos 3 mil millones en 2012, 2013 y 2014, lo que totaliza pérdidas por 17 mil millones de dólares”.

Si a esto se le suman los 4 mil 670 millones de pérdidas en mercados a futuro, la suma alcanza los 21 mil millones de dólares de perjuicio para la estatal minera.

Aunque el fraude haya sido tapado, sus consecuencias han quedado a la vista. Según el exministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, en 2016 los excedentes de Codelco “serían cercanos a cero”.

Caso Bielsa y Mayne-Nicholls

Piñera intervino de manera subrepticia, siendo Presidente y a la vez controlador de Colo Colo, para remover a Harold Mayne-Nicholls como presidente de la Asociación Nacional de Fútbol profesional (ANFP), quien quería repartir igualitariamente las ganancias del Canal de Fútbol entre todos los clubes, sin privilegiar a “los tres grandes” (Colo Colo, Universidad de Chile y Universidad Católica), lo que de paso gatilló en la tirria de Bielsa hacia Piñera, hecho que finalmente provocó la salida del estratega argentino de la selección nacional de fútbol.

Fin de listas AUGE: una maniobra comunicacional


El fin de las listas de espera fue celebrado por el gobierno el 23 de noviembre de 2011 en una actividad encabezada por el Presidente Sebastián Piñera y el ministro de Salud, Jaime Mañalich. “Tenemos la inmensa alegría de poder decirles (…) a los 17 millones de chilenos que les estamos cumpliendo con un compromiso”, dijo el mandatario.

La eliminación a fines de 2010 de las listas de espera AUGE, que fue celebrada por el gobierno, en realidad no fue tal. Un informe entregado por la Contraloría General de la República determinó que el 44,5% de ellas se resolvieron de manera administrativa sin que los pacientes recibieran la atención de salud garantizada por la ley 19.966. Las auditorías se llevaron a cabo en los hospitales San Juan de Dios, Sótero del Río y Barros Luco Trudeau de Santiago; Doctor Gustavo Fricke de Valparaíso; en el Hospital Regional de Rancagua, en la Región de O'Higgins; y en el Hospital Regional de Talca, en la Región del Maule.

Caso Censo

Fue anunciado como "el mejor en la historia de Chile" por el gobierno deSebastián Piñera, pero el Censo de Población y Vivienda realizado en 2012 omitió a al menos 9% de la población y adolece de serios problemas. Son fallas tan graves que los datos obtenidos no fueron utilizados y el censo se tuvo que repetir durante la administración Bachelet. Este Censo le acarreó una pérdida al Fisco equivalente a US$60 millones.

Querella por fraude involucra al programa "Elige Vivir Sano"

En 2013 Sergio Aguiló (IC) y Lautaro Carmona (PC), junto al presidente de la Asociación de Funcionarios de Chiledeportes (Anfuchid), Álvaro Muñoz Marín, interpusieron ante el 8º juzgado de garantía de Santiago una querella criminal por fraude al Fisco, en contra de quienes resulten responsables de graves irregularidades financieras que afectarían al proyecto “Elige Vivir Sano”, iniciativa encabezada por la cónyuge del Sebastián Piñera, Cecilia Morel.

Según informaron los congresistas, el fraude habría sido descubierto por los funcionarios del Instituto Nacional de Deportes (IND) al detectar que el programa “Elige Vivir Sano” en la Región Metropolitana estaba siendo financiado por donaciones con franquicia tributaria y paralelamente con presupuesto del IND.

Con el presupuesto del año 2013, el IND financió un programa denominado “Deporte en tu calle Región Metropolitana”, consistente en el cierre de calles en 5 comunas de la región, proyecto adjudicado por la Empresa Ambiental “Geomás” Ltda., con la suma de $249.700.000. Posteriormente, el Club Deportivo ABC Deporte y Educación presentó al concurso de donaciones con franquicia tributaria un proyecto denominado Elige Vivir Sano D2 y que consistía en realizar el mismo cierre de calles, pero el proyecto en cuestión no lo ejecuta ABC Deportes sino que ésta subcontrata la ejecución a la misma empresa Geomás Limitada, situación que constituye delito.

Los once libros de los logros de Piñera objetados por la Contraloría

Publicados bajo el alero del plan "Chile Avanza con Todos”, los textos financiados con recursos públicos tratan sobre logros alcanzados por la administración Piñera, compromisos gubernamentales y su grado de concreción, además de testimonios relacionados con la conmemoración del Bicentenario de Chile.

La Contraloría General de la República objetó once libros mandados a publicar por el gobierno de Sebastián Piñera. Así lo consignó un documento fechado el 4 de julio de 2014, al no cumplirse las normas que establecen que "ministerios, intendencias, gobernaciones y órganos y servicios públicos que integran la administración del Estado, no podrán incurrir en otros gastos por concepto de publicidad y difusión que los que son necesarios para el cumplimiento de sus funciones y en aquellos que tengan por objeto informar a los usuarios sobre la forma de acceder a las prestaciones que otorgan", señaló el informe.

De los once libros se publicó un total de 14.303 ejemplares, "cuyo costo de impresión alcanzó la suma de $141.768.000", señala asimismo el citado informe.

Además, se precisa que la publicación también infringe las leyes de Presupuesto de 2013 y 2014, ya que estas impiden a los ministerios "efectuar campañas publicitarias que tengan por objeto único enumerar logros de una autoridad específica o del gobierno en general, con excepción de las cuentas públicas".

Los Piñera Morel y Boletas Falsas

Administradora Bancorp y Vox Populi son las sociedades relacionadas con Piñera que figuran en la denuncia de Impuestos Internos. A la primera se le cuestionan 15 facturas emitidas a SQM por una suma global de $318 millones. A la segunda, cinco facturas por $26 millones. Los representantes legales de ambas sociedades forman parte del círculo más cercano del expresidente y actual candidato a la primera magistratura: sus hijos Magdalena y Sebastián Piñera Morel; el gerente general de su family office, Nicolás Noguera Correa; su gerente de inversiones y finanzas, Javier Cavagnaro Infante; su amigo y hombre de confianza, José Cox Donoso; los ejecutivos de Bancard, Eduardo Befferman Córdova y Cristóbal Silva Lombardi; y Catalina Lamarca Délano, sobrina de su amigo personal y controlador de Penta Carlos Alberto Délano.

Caso Exalmar

Luego de tres meses sin entregar los correos que le pedía la Fiscalía, y tras ser citado a declarar en calidad de imputado, Radio Bío Bío reveló la existencia de un correo que demuestra que Sebastián Piñera Morel, hijo de Piñera, estaba en conocimiento de la inversión que Bancard realizó en la Empresa Pesquera Exalmar S.A. Negocio que recordemos, Piñera realizó mientras aún era Presidente utilizando información privilegiada y que le reportó millonarias ganancias mientras Chile perdía el litigio marítimo contra Perú en La Haya.

Como consigna Radio Bío Bío,el correo electrónico da cuenta del informe respecto del negocio que Cristóbal Silva, analista y asesor de Bancard, entrega a Nicolás Noguera, Carlos Marinetti y Sebastián Piñera Morel. En el texto, Cristóbal Silva entrega los argumentos por los cuales rechaza el, hasta ese momento, eventual negocio. Dice, entre otras cosas, que le parece un negocio estacional, con altos requerimientos de capital de trabajo, expuesto a cambio de regulaciones y al fenómeno del niño.

Minera Dominga

Una investigación de Radio Bío Bío, denunció los intereses que tenía Piñera cuando en el año 2010 anunció la bajada de la Central Termoeléctrica Barrancones: Su familia era una de los principales accionistas de un negocio que pretendía instalarse en el mismo sector con Minera Andes Iron, la sociedad matriz de Minera Dominga. Todo esto, en una operación por más de 6.765 millones de pesos. Sebastián Piñera llevaba apenas seis meses como Presidente de Chile cuando el 26 de agosto de 2010 anunció que la Central Termoeléctrica Barrancones ya no iba más. Lo que no mencionó Piñera en esa oportunidad -ni en ninguna otra- es que él, sus cuatro hijos, dos de sus ejecutivos de mayor confianza y un amigo cercano, tenían profundos intereses comerciales en la zona donde se instalaría la termoeléctrica. Todos formaban parte de un proyecto que se venía gestando desde hacía más de un año, que por esos días agarraba fuerza y que sólo unos meses después empezaría a tramitarse en el Sistema de Evaluación Ambiental (SEA). Cuando Piñera bajó Barrancones, su familia era uno de los principales accionistas de Minera Andes Iron, la sociedad matriz de Minera Dominga. Nada de ello aparecía en sus declaraciones de patrimonio e intereses. Radio Bío Bío rastreó publicaciones en el Diario Oficial y distintos documentos en notarías y el Archivo Judicial que dan cuenta de que en la génesis del proyecto minero y portuario Dominga, Sebastián Piñera fue clave ya que no solo tenía inversiones allí; él y su familia eran los socios mayoritarios.

Sobornos de Pesqueras

En el marco de los Casos Asipes y Corpesca, relacionados con los sobornos pagados por las empresas pesqueras para aprobar la Ley Longueira, el Ministerio Público transparentó el listado con los montos de los “aportes legales” que realizaron seis ellas a 35 políticos, por un monto total de 333 millones de pesos. Entre ellos destaca Sebastián Piñera, en ese momento candidato presidencial, que recibió 82 millones de pesos: Blumar le entregó 31 millones de pesos, Camanchaca otros 28 millones, Alimentos Marinos 14 millones y Pesquera Bío Bío 9 millones de pesos.

Finalmente, esperamos que todos y cada uno de los electores, el próximo 19 de noviembre, recuerden una gran enseñanza de Maquiavelo… “Cuando veas al servidor pensar más en sus propios intereses que en los vuestros, y que interiormente busca sus propios beneficios en todas las cosas, ese hombre nunca será un buen sirviente, ni jamás podrás confiar en él”.
_______
RebelionUna mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Documentos de paraísos fiscales revelan cómo las empresas gigantes y los súper ricos evitan pagar impuestos

Mér, 15/11/2017 - 14:46
Gabriel Black, wsws

El domingo pasado, un grupo de periódicos, en colaboración con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, siglas en inglés), comenzó a publicar documentos filtrados de un bufete de abogados y varias compañías que se especializan en ayudar a las gigantes corporaciones en individuos súper ricos a evitar el pago de impuestos. Los documentos de los “paraísos fiscales”, conocido como los “Paradise Papers”, son una colección de 13,4 millones de documentos electrónicos que originalmente se filtraron al periódico alemán Süddeutsche Zeitung.

Muchos de los documentos provienen de un bufete de abogados llamado Appleby que emplea una red de abogados que establecieron sociedades ficticias en las Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Guernsey, Isla de Man, Jersey y otros paraísos fiscales para proteger la riqueza de sus poderosos clientes ricos. Otros documentos se originaron de los proveedores de servicios corporativos Estera y Asiaciti Trust, así como de los registros comerciales en 19 paraísos fiscales que muestran que las compañías ficticias solían evitar los impuestos.

Los Paradise Papers se publican un año y medio después de que los “Papeles de Panamá” revelaran millones de archivos del bufete de abogados Mossack Fonseca, que al igual que Appleby, ocultaba y almacenaba las fortunas de los ultra ricos en islas fiscales a través del Atlántico. Estos documentos implican a varias de las corporaciones más grandes del mundo en el uso de cuentas extraterritoriales con el fin de ocultar el dinero de los impuestos. Apple, Facebook, Uber, Nike, Walmart, Allianz, Siemens, McDonald’s, Yahoo!, y Allergan son algunas de las principales corporaciones en la lista.

Los documentos también revelan cómo una variedad de individuos extremadamente ricos, políticos, empresarios y celebridades, han utilizado los servicios de Appleby para ocultar su riqueza en el extranjero. La reina de Inglaterra, el secretario de Comercio de los Estados Unidos Wilbur Ross, el asesor del primer ministro canadiense Justin Trudeau, Stephen Bronfman, la reina de Jordania, y cientos de ejecutivos corporativos de todo el mundo están vinculados a las filtraciones.

The Boston Consulting Group calcula que al menos US$ 10 billones están almacenados en cuentas bancarias extraterritoriales, evitando impuestos. Un estudio del experto en desigualdad, Gabriel Zucman, concluyó en mayo que, en promedio, al menos una cuarta parte de la riqueza de las personas de muy alto valor neto se almacenaba en el extranjero en paraísos fiscales.

A continuación se encuentran algunos de los hallazgos recientemente revelados:

* Tras el escrutinio del uso de Apple de Irlanda como paraíso fiscal en 2014, Apple utilizó los servicios de Appleby para transferir grandes sumas de su riqueza extraterritorial a Jersey, un paraíso fiscal en las Islas Británicas.

Appleby enfatizó a sus empleados que deben ser “extremadamente sensible con respecto a la publicidad” en relación al gigante Apple, asegurándose de que no se corra la voz de lo que Apple estaba haciendo. Los documentos muestran que dos de los subsidios irlandeses de Apple fueron transferidos a Jersey; sin embargo, uno misteriosamente desapareció. The Guardian sugiere que esto pudo deberse a que un subsidio se apodera del otro.

En 2016, se informó que Apple tenía US$ 181 mil millones almacenados fuera de EEUU, a pesar de que la gran mayoría de sus operaciones ocurrían dentro de los EEUU Desde 2014, Apple ha obtenido US$ 122 mil millones en ganancias fuera de los Estados Unidos, pero eso solo ha sido cotizado a una tasa de 5,4 por ciento, según The Guardian.

* Glencore, la mayor empresa comercializadora de productos básicos del mundo, utilizó sus tenencias en el extranjero para prestar en secreto millones de dólares a un multimillonario israelí que presionó políticamente a la República Democrática del Congo (RDC) para otorgarle derechos de explotación minera en el Congo. El préstamo era en realidad un gran soborno que solo debía repagarse si Glencore no recibía los derechos de explotación.

El multimillonario israelí en cuestión, Dan Gertler, ha sido citado por la ONU y el Departamento de Justicia de Estados Unidos por sobornar a funcionarios de la RDC con enormes sumas de dinero, principalmente para comprar armas, a cambio de otorgarle derechos minerales esenciales en este país geológicamente rico.

* Los documentos registran cómo varios miembros de la Administración Trump usan paraísos fiscales en el extranjero.
El antiguo banco de Steven Mnuchin, CIT Bank, explotó paraísos fiscales en el extranjero para vender aviones privados a los ultra-ricos.

Rex Tillerson es nombrado director de Marib Upstream Services Company, cuya sede nominal se encuentra en las Bermudas. En realidad, fue utilizado por ExxonMobil para evadir impuestos sobre su empresa de gas natural de US$ 5 mil millones en Yemen. Más tarde, Yemen nacionalizó la operación, lo que llevó al propietario de la firma, Ray Hunt, un amigo cercano de Tillerson, a demandar al país, sin éxito, en un tribunal internacional. Esto ocurrió antes del estallido de la guerra liderada por Arabia Saudita respaldada por Estados Unidos contra el país en 2015.

Gary Cohn, el principal asesor económico de Trump, se muestra en los documentos como el jefe de 22 entidades diferentes en Bermuda, todos los escondites fuera de los EE.UU. de Goldman Sachs que el banco usó para evitar impuestos. Randal Quarles, supervisor de la Reserva Federal, lideró la inversión de 500 millones de dólares en una compañía offshore (fuera del país) que Estados Unidos está investigando por evasión de impuestos.

El multimillonario Carl Icahn, ex asesor del presidente Trump en regulaciones financieras, posee una compañía minera de US$ 250 millones cuyas operaciones están en Brasil pero está registrada en la Isla de Man, Luxemburgo y Malta, en un esquema complicado que le permite evitar impuestos.

* La propiedad de la reina de Inglaterra depositó millones de dólares en un fondo de las Islas Caimán. Parte de ese fondo se destinó a un minorista, BrightHouse, que ha sido citado por explotar a familias pobres a través de su plan de renta con opción a compra.

Los documentos también muestran cómo un “lobby” para empresas extraterritoriales, el Foro de Centros Financieros Internacionales, trabajó furiosamente para evitar cambios en las leyes del Reino Unido que tomarían medidas enérgicas contra sus paraísos fiscales. Se jactó de tener una “penetración excelente” en su acceso e influencia sobre los miembros más importantes del gobierno del Reino Unido.

* Más de 100 universidades reconocidas a nivel mundial, incluyendo Oxford, Cambridge, Princeton, Columbia, Stanford y la Universidad de Pensilvania usan paraísos fiscales en el exterior para estacionar grandes montos de sus donaciones, cuyo valor total supera los US$ 500 mil millones.

Los “Paradise Papers” expone aún más lo que ya es bien conocido: los ultra ricos, que literalmente poseen el mundo, tienen un conjunto de reglas y leyes que son completamente diferentes de las que enfrenta la gran mayoría de la población. Mientras que las personas trabajadoras de todo el mundo luchan por sobrevivir cada día y se estremecen cuando se les pide que entreguen unos pocos miles de dólares en impuestos al gobierno cada año, los ultra-ricos manipulan para evitar el pago de cualquier impuesto sobre enormes inimaginables sumas.

El sistema impositivo global está manipulado no simplemente a favor de los pudientes o incluso de los ricos. Por el contrario, se ejecuta para los individuos ultra-ricos cuyo patrimonio neto se eleva mucho más allá de 10 o incluso 100 millones de dólares.
De hecho, mientras billones de dólares son escondidos fuera del alcance de los impuestos, la clase gobernante de los Estados Unidos tiene la audacia de debatir si rebajar aún más los impuestos ya nominales sobre los ultra ricos. Si bien a los trabajadores en todas partes se les dice que no les queda dinero para programas sociales como salud y jubilación, la realidad es que hay billones de dólares disponibles para tales programas, pero estos recursos se mantienen ocultos, cerrados y fuera de la vista por aquellos que mandan en el mundo.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización