Jaque al neoliberalismo

Distribuir contido
Una mirada no convencional al modelo económico, la globalización y las fallas del mercadoMarco Antonio Morenonoreply@blogger.comBlogger6456125
Actualizado: fai 14 horas 47 min

FMI alerta de bajo crecimiento global en 2016 y 2017

Ven, 02/09/2016 - 08:01

El Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó ayer de la debilidad del crecimiento de la economía global y de las "dinámicas negativas" que se prevén a largo plazo, y urgió a los países del G20 a acordar medidas que apuntalen el crecimiento en la cumbre que iniciarán en los próimos días en la ciudad china de Hangzhou. El Fondo publicó un informe en el que alerta de que los datos recientes muestran una actividad económica alarmantemente débil, dado el lento crecimiento del comercio y la muy baja inflación, lo que apunta a un ritmo de crecimiento global en 2016 y 2017 mucho menor a lo anticipado.

La falta de acción política en este ámbito, dicen, también ha contribuido a la desaceleración del comercio internacional. En el ámbito comercial, donde la cooperación es un elemento crítico para su desarrollo, "se han logrado muy pocos avances en los últimos años", critican los expertos del organismo.

Según la evaluación de la institución financiera, en la actualidad solamente el 55% de las promesas firmadas en Brisbane (Australia) en 2014 y el 45% de las acordadas en Antalya (Turquía) en 2015, se han cumplido. De ahí su pesimismo en que el grupo pueda alcanzar el deseado 2% de crecimiento extra en los dos años escasos que quedan hasta 2018. "Incluso en el caso extremo de que todos los compromisos pendientes se aplicaran ahora, el impacto duradero sobre el PIB del G20 sería solamente de alrededor de un punto y medio", subraya el texto. Los riesgos asociados a este débil crecimiento son una mayor reducción de los incentivos para invertir y una desaceleración aún mayor de la economía mundial.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

La humillación de Trump y Peña Nieto al pueblo mexicano

Ven, 02/09/2016 - 00:21

A dos días de su encuentro con el presidente Enrique Peña Nieto, denunciado por sus compatriotas como "una traición", el candidato republicano Donald Trump volvió a las andadas con el mismo programa que expuso el primer día de su campaña, construir un muro entre las fronteras de México y Estados Unidos, y prometió deportaciones masivas.

"Construiremos un gran muro a lo largo de la frontera y México lo pagará. El cien por ciento. Ellos todavía no lo saben, pero lo van a pagar", dijo anoche el empresario al exponer el primero de los 10 puntos del programa migratorio que aplicará en caso de llegar a la Casa Blanca en enero.

Desafiante y provocador, el magnate salió vitoreado de Phoenix (Arizona) por los cientos de seguidores que acudieron al acto con el temor de encontrarse a un Trump cambiado pero que constataron que sigue siendo el mismo que los conquistó en las primarias.

Fue un desenlace inesperado, dos semanas después de repetir diferentes guiños hacia los nueve millones de indocumentados "buenos" (de un total de once), a quienes se les permitiría quedarse en el país, que con las nuevas propuestas quedan expuestos a una deportación en cualquier momento. Los otros dos millones de indocumentados son, según Trump, "criminales" con antecedentes, a quienes empezará a deportar desde el minuto uno en la Casa Blanca.

La ratificación de su propuesta original, tras la reunión con Peña Nieto, que había dicho que México no pagaría el muro, dio un portazo a quienes pronosticaban que el magnate podía cambiar. Peña Nieto insistió en que dijo a Trump que "México no pagará por el muro", como indicó en este Tweet:


El cineasta Alejandro González Iñárritu, por su parte, calificó de «traición» la invitación que hizo el presidente de México, y denunció que se "avaló y oficializó a quien nos ha insultado, escupido y amenazado por más de un año ante el mundo entero". El ganador de un Oscar a mejor director expresó que sintió "una profunda tristeza, indignación y vergüenza" ante el polémico encuentro que sostuvieron Peña Nieto y Trump en la residencia oficial de Los Pinos, un hecho que también fue duramente criticado en México.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Brasil se enfrenta a los ojos de la historia

Xov, 01/09/2016 - 17:01
Darío Pignotti, Página/12

La democracia quedó atrás. Dilma Rousseff, electa hace 22 meses por 54,5 millones de brasileños, fue depuesta ayer a las 13.30 por el voto de 61 senadores, sobre un total de 81 que forman la Cámara alta, entre quienes hay más de veinte con prontuario penal y denuncias de todo calibre.

“La historia será implacable con (…) el gobierno golpista” de Michel Temer, prometió Rousseff, una hora y media después de la clausura del ciclo democrático iniciado por completo en los comicios directos de 1989 (y no en los de 1985, cuando un colegio de electores escogió al primer mandatario civil post-dictadura).

“Nosotros volveremos para continuar nuestra marcha hacia un Brasil donde el pueblo sea soberano” prometió en el Palacio de Alvorada, del que se mudará en unos días, cuando lo ocupará Temer para completar el mandato hasta el 31 de diciembre de 2018.

Dilma habló al lado de la profesora y ex ministra de su gobierno Eleonora Mennicucci, una de sus compañeras de celda durante los tres años de prisión a los que fue condenada en 1970 por un tribunal militar por haber enfrentado con las armas a la dictadura. Junto a la ex presidenta y Mennicucci estaban las senadoras Gleisi Hoffmann y Fatima Bezerra, que fueron la infantería del Partido de los Trabajadores en el combate desigual contra la mayoría destituyente que hegemoniza el Poder Legislativo.

Menuda y delicada, Gleisi será recordada por haber enfrentado a una decena de hombres en el recinto, entre ellos el ganadero Ronaldo Caiado, de casi 1,90 metro, al grito de “Yo me pregunto qué moral tienen estos senadores para juzgar a una presidenta honesta”.

Un planteo que desató la furia de la alianza formada por el Partido Movimiento Democrático Popular (PMDB), de Temer; el Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB), de Aécio Neves y Fernando Henriqe Cardoso, y Demócratas (DEM), del fornido Caiado.

Ocurre que el régimen surgido ayer no consiente ofensas a las autoridades surgidas de espaldas a la voluntad popular: en su primera reunión de gabinete, Temer instruyó a sus ministros para que rebatan a quien los acuse de “golpistas”.

Esta democracia postiza, obsesionada por los rituales y la formalidad republicana, es el producto de un impeachment iniciado el 12 de mayo, durante el cual no fueron presentadas pruebas consistentes de los delitos atribuidos a la acusada. A tal punto que los adversarios de la mandataria tenían derecho de citar a seis testigos para respaldar sus acusaciones sobre la supuesta violación a las leyes de Presupuesto y Responsabilidad Fiscal y sólo presentaron dos.

En su alegato final de una hora, la abogada denunciante, Janaina Machado, dedicó menos tiempo a los aspectos técnico-jurídicos del caso que a su narrativa mesiánica anticomunista. Dijo Machado, heroína de los jóvenes neocons, que ayer festejaron con champan en la principal avenida de San Pablo, que Dios la había escogido para vengar al PT, que con sus malas costumbres “totalitarias” había llevado a Brasil hacia la desviación moral. Y a Dilma le recomendó dejar de echar mano del discurso de género porque no es verdad que la sociedad brasileña sea machista.

“Acaban de derribar a la primera mujer presidenta de Brasil. Este golpe es misógino, homofóbico, racista, es la imposición del prejuicio y la violencia” enumeró ayer Dilma entre senadoras y compañeras de militancia.

La derrota sufrida por Rousseff en el Senado, 61 a 20, fue más abultada de lo que se esperaba en el PT, donde confiaban en revertir algunos votos gracias a la negociaciones a cargo de Luiz Inácio Lula da Silva, que viajó a Brasilia. Como atenuante queda que la ex presidenta no fue privada de sus derechos políticos, como lo deseaban sus enemigos, y esto abre un horizonte posiblemente fecundo, dado que desde su separación del cargo, en mayo, Rousseff reforzó su participación en actos políticos y construyó un liderazgo bastante genuimo en las organizaciones femeninas urbanas y rurales.

A su modo, políticamente poco sofisticado, demostró su voluntad de lucha y temple como lo hizo el lunes en su exposición de 17 horas ante el Senado, durante las cuales prácticamente no dejó dudas sobre su inocencia. Con su retórica simple, por momentos torpe, Dilma calló a los legisladores que intentaron enredarla con trampas lingüísticas.

Quizá sea por esa estatura moral y su estilo llano que la ex mandataria genera tanto escozor en las derechas.

Ayer los festejos del amplio campo destituyente estuvieron preñados de promesas de venganza contra Dilma, Lula y el legado de 13 años de gobiernos petistas iniciados en 2003, cuando los formuladores de políticas del partido habían diseñado un plan estratégico que necesitaba de 20 años para corregir las desigualdades profundas a través de reformas progresistas.

La caída de Dilma es un revés grave, tal vez irremontable, porque truncó ese proyecto de equidad social y democracia política que había comenzado a desvirtuarse en 2015, con la desginación del neoliberal Joaquim Levy al frente del Ministerio de Hacienda para aplicar un ajuste ortodoxo que dejó 10 millones de desocupados y una recesión que hizo caer el PBI a -3,8 por ciento

Otra herencia dejada por el ministro Levy fue una Dilma Rousseff con un rechazo de más del 60 por ciento en la opinión pública, imagen negativa que subía al 70 por ciento entre el público blanco y de clase media tomado por un inédito fanatismo militante dictado desde la cadena Globo. Sin embargo, aquel aluvión conservador que desbordó las calles hasta marzo pasado, vociferando “Fuera Dilma”, no salió a festejar la confirmación de Temer como jefe de Estado.

Sucede que esta administración post dilmista arriba con muy baja aprobación, dado que no causa ninguna simpatía en las clases populares y despierta resquemores en el electorado medio preocupado con la corrupción. Y su falta de votos y apoyo del público las compensa con la gradual policialización-militarización del Estado.

Ayer la Policía Militar de Brasilia cargó con balas de goma y gas pimienta contra la movilización, no muy numerosa, que marchó en defensa de la democracia y coreando “Fuera Temer” por la avenida Eje Monumental hasta la Terminal Central de Colectivos. Más feroz, según los relatos de los militantes, fue la paliza propinada el martes por la Policía Militarizada a los manifestantes que se concentraron en San Pablo, donde anoche se realizaron nuevos actos de protesta al igual que en Río de Janeiro.

Este golpe “blando” neonato tiende a endurecerse con el correr de los meses, específicamente luego de los comicios municipales de octubre, cuando seguramente se confirmará la ocupación militar de las favelas de Rio de Janeiro y la represión a la disidencia política y social.

Temer repitió, tras tomar posesión del cargo, que su prioridad son las “reformas” previsional y laboral. El vector de su programa de regresión económica fue presentado por el ministro de Hacienda y ex funcionario de la banca privada Henrique Meirelles, que impulsa reformar la Constitución para congelar por 20 años (sí, veinte años) los gastos en salud y educación, pero no el monto de los pagos de intereses de la deuda.

En su primera reunión de gabinete, a las 17.30 de ayer, Temer se sentó en la cabecera de una sala del Palacio del Planalto y a su derecha se ubicó el ministro de Justicia, Alexandre de Moraes, una pieza importante en el nuevo engranaje de poder.

De Moraes, con quien Temer mantiene una relación antigua, es defensor de la nueva Ley Antiterrorista que, en algunos casos, equipara a los manifestantes con guerrilleros urbanos que ponen en peligro la seguridad nacional.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

La gran farra del cobre: ¿Es cierto que Codelco no tiene "ni un puto peso"?

Xov, 01/09/2016 - 11:01

Julian Alcayaga, Defensa del Cobre

"No hay un puto peso", dijo en forma destemplada y con mucha vulgaridad el Presidente Ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro... "Lo primero que tenemos que hacer es superar el presente sólo con reducción de costos. Aquí uno hace el papel del malo: No hay plata, no hay plata viejo, entiéndeme, no hay un puto peso".
El hecho de que se vocifere de esta manera, que no hay un puto peso en Codelco, lo vamos a analizar en la forma y en el fondo. En cuanto a la forma: este es un mensaje en que se declama con escándalo para que la televisión y los medios lo comenten por varios días. Es más, esta es una actuación a lo manos de tijera que anuncia que van a continuar los despidos de trabajadores y supervisores. Al día siguiente de la declaración de Pizarro, el Ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés salió a respaldar a Pizarro de la siguiente manera: "Codelco tiene hoy muy pocos recursos y él ha hecho un llamado de atención para todos aquellos que creen que hay algo ahí y que es solo cosa de pedir".

La advertencia es transversal porque después apareció el ex Presidente Piñera para afirmar "Yo creo que el presidente ejecutivo de Codelco está dando una voz de alerta: Codelco no es una vaca lechera" A este coro se han sumado varios economistas y "expertos" (por lo general lobbystas de las mineras extranjeras) para sostener, con "fundados fundamentos" que Codelco no tiene plata para bonos y aumentos de salario.
¿Es realmente cierto que no hay plata en Codelco? Pareciera ser cierto que no hay plata, porque días después, Pizarro presentó los resultados del primer semestre del año 2016, que por primera vez en la historia de Codelco, se declaran pérdidas por US$97 millones. Con estas pérdidas, la "mise en scene" llega a su paroxismo en el asunto del "puto peso" que falta. Para analizar la realidad de la falta de dinero, vamos a comparar los Estados de Resultados de dos años que tuvieron precio del cobre parecido: 2009 y 2015, y que tienen además otras características que los diferencia notablemente.

Al servicio de las multinacionales El año 2009 fue el último año en que el Presidente Ejecutivo y el Directorio de Codelco los designaba el Presidente de la República, mientras que el 2015, y ello desde el año 2010, son las multinacionales mineras las que administran CODELCO, y que han designado como Presidente Ejecutivo a Diego Hernández el 2010, a Thomas Keller el 2012, y a Nelson Pizarro el 2014. Ellos llegaron como “ejecutivos de excelencia y de clase mundial”, que venían a realzar la gestión y los excedentes de CODELCO.

En consecuencia, gracias a la gestión de estos “ejecutivos de excelencia”, los excedentes de 2015 debieron sobrepasar en 8% (aumento de precio y de producción) a los del año 2009 y llegar a lo menos a US$ 4.500 millones, sin embargo, fueron sólo US$ 1.075 millones los excedentes el año 2015. Faltan US$ 3.400 millones de excedentes, y por eso no hay un puto peso en la Corporación en la actualidad, según Nelson Pizarro.

¿Cómo desaparecieron esos US$ 3.400 millones de los excedentes?
Veamos primero los costos. Y recordemos que estamos usando las cifras de las propias Memorias de CODELCO.

» El año 2009 los costos de venta fueron de US$ 7.763 millones, y
» El 2015 fueron de US$ 9.963 millones, con un aumento de US$ 2.153 millones, lo que representa un 27,7% más que el 2009, a pesar que el 2015 el precio del petróleo costaba menos de la mitad que el 2009 y que el precio de la energía también había disminuido.

¿Entonces por qué han aumentado tanto los costos de venta o de explotación? No existe información clara en la Memoria 2015 sobre este aumento de los costos.

Lo que sí está claro es que existe un aumento considerable de las remuneraciones de los más altos ejecutivos y del Directorio de CODELCO. Nelson Pizarro tiene una remuneración bruta mensual de 37 millones de pesos (56 mil dólares), lo que es casi el triple de lo que ganaba el Presidente Ejecutivo el año 2009. Es una remuneración escandalosamente alta, para un ejecutivo que sólo le ha traído pérdidas y mala gestión a la Corporación. Por su parte los miembros del Directorio ganan el doble que el año 2009. Es decir, para los altos ejecutivos y el Directorio hay mucha plata, pero para los trabajadores: ¡Ni un puto peso! Es evidente que está mal “pelao el chancho”.

Pero el aumento de los costos no explica en su totalidad la espectacular caída de los excedentes. Existe además, una inexplicable caída de los ingresos por ventas.

» El año 2009, con una producción de 1.702.000 toneladas de cobre, y un precio de US$ 2,34 la libra, CODELCO generó ventas totales por US$ 12.148 millones.

» El 2015 la producción fue de 1.732.000 toneladas, con un aumento de 1,8%, el precio alcanzó a US$ 2,49 la libra, con un aumento de 6% en relación a 2009. Por lo tanto, las ventas de 2015 debieran ser 7,8% (aumento de la producción y el precio), superior al año 2009, y debieron por consiguiente alcanzar a US$13.095 millones.

Sin embargo, en la Memoria 2015 las ventas totales alcanzan sólo a U$ 11.693 millones, es decir US$ 1.402 millones menos de lo que debiera ser, proyectando las ventas de 2009.

Por eso no hay un puto peso, porque los ingresos por ventas desaparecen sin dejar rastros, por ahora. Y esto está ocurriendo desde el año 2010, cuando estos ejecutivos de “clase mundial” se hicieron cargo de la administración de CODELCO.

Faltan alrededor de US$ 15 mil millones en las ventas de la Corporación entre los años 2010 y 2014, y ello sólo se puede deber a que gran parte de la producción se debe estar vendiendo a precios muy inferiores al mercado.

¿A quién?

Sobre esto no existe ninguna información en la Memoria de CODELCO, pero trataremos de deducir quienes podrían ser beneficiados con estas ventas a precio de remate.

Pizarro y sus fracasos en Caserones y DisputadaEl sr. Nelson Pizarro dirigió la construcción del proyecto Caserones de Lumina Coppers desde el año 2006 a 2014. Según ha trascendido, no fue con mucho éxito, porque la producción de concentrado de Caserones es muy inferior a lo proyectado - en septiembre de 2014, siendo ya Presidente Ejecutivo de CODELCO, Nelson Pizarro viajó a Japón a entrevistarse con los dueños del proyecto Caserones, donde el principal accionista es Mitsui. Sí, el mismo conglomerado que el año 2011 le hizo un préstamo a CODELCO por US$ 6.750 millones para comprar el 49% de La Disputada.

Al final CODELCO sólo pudo comprar el 24,5% de las acciones de La Disputada, y el 4,5% de ellas se las tuvo que vender a Mitsui. Existe entonces una estrecha relación de CODELCO con Mitsui. Son socios en La Disputada y en otros proyectos. A su vez Pizarro estaría en deuda con Mitsui por el semi fracaso de Caserones en la producción proyectada de concentrado.

Por otro lado, los concentrados han sido siempre marginales en las ventas de cobre de CODELCO, que no sobrepasaban el 10% del total de las ventas físicas de cobre el año 2009. Sin embargo, el año 2015, los concentrados alcanzaron al 31% de las ventas físicas de cobre. Podríamos deducir entonces que CODELCO tiene menores ingresos en las ventas porque casi un tercio de su producción el 2015 son concentrados. Este aumento tan importante de los concentrados lo podríamos asociar a las necesidades en este producto por parte de Mitsui, para compensar su menor producción y enormes pérdidas en Caserones.

Esta deducción no es descabellada, si tenemos en consideración la estrecha relación entre CODELCO, Mitsui y Nelson Pizarro. Pero de todas maneras, las ventas de concentrado a Mitsui, a precios muy inferiores al mercado, no podría explicar la totalidad de los US$ 1.400 millones que faltan en las ventas del año 2015 y, menos aún, los más de US$ 15 mil millones que faltan en las ventas desde el año 2010 a 2014. En consecuencia, no es real que CODELCO no tenga un puto peso, ¡vaya que los tiene!, pero hay algunos brujos que los han hecho desaparecer, por ahora.

CODELCO tiene las mayores reservas de cobre del mundo, y por esa razón es un gran botín para las transnacionales mineras que por ahora se han apoderado de su administración, y así generar las millonarias pérdidas que puedan crear en la opinión pública una opinión favorable a su privatización, para apoderarse del fabuloso botín que representan sus yacimientos.

CODELCO tiene un futuro esplendoroso por delante, siempre y cuando se saque de su administración a las transnacionales mineras, por lo que la tarea urgente es sacar a Nelson Pizarro de la Presidencia Ejecutiva y a Oscar Landerretche de la Presidencia del Directorio. Sólo así, CODELCO, volverá a ser la mejor empresa de Chile.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Y hubo golpe en Brasil

Xov, 01/09/2016 - 07:00

Emir Sader, Público

El sueño que la derecha brasileña tenía desde 2002 se ha hecho por fin realidad. En 2005 ya intentó derrocar a Lula con un proceso de impeachment que no prosperó. En 2006, 2010, 2014 fue derrotada en las urnas. Ahora ha encontrado la fórmula apropiada para acabar con los Gobiernos del PT, sobre todo cuando sabía que seguiría perdiendo elecciones con Lula como próximo candidato.

Ha sido a través de un golpe blando tras los experimentos exitosos de Honduras y Paraguay. Derrotada en cuatro elecciones consecutivas, la derecha brasileña organizó un impeachment sin ningún fundamento, contando con la traición del vicepresidente Michel Temer, elegido dos veces con el programa del PT, pero dispuesto ahora, ya como nuevo presidente, a aplicar el programa de recortes derrotado cuatro veces en las urnas.

Valiéndose de la mayoría parlamentaria elegida, en gran medida, con los recursos financieros de Eduardo Cunha, el reconocido unánimemente como el más corrupto entre todos los corruptos de la política brasileña, la derecha ha tumbado a Dilma Rousseff, una presidenta reelegida por 54 millones de brasileños, sin que se presentaran verdaderos argumentos para el impeachment. Es el nuevo modo de golpe de Estado que la derecha ha configurado en América Latina.

Es cierto que la democracia no tiene una larga tradición en Brasil. En las últimas nueve décadas, sólo ha habido tres presidentes no militares, elegidos por el voto popular, que han concluido sus mandatos. A lo largo de casi tres décadas no ha habido presidentes escogidos en elecciones democráticas. Desde 1930, lo que es considerado el Brasil contemporáneo, con la revolución de Vargas, la mitad del tiempo se han sucedido presidentes salidos del voto popular con presidentes que no han sido elegidos. Recientemente, Brasil sufrió una dictadura militar que duró 21 años, más otros cinco de Gobierno de Jose Sarney, que no fue elegido en las urnas, sino por un Colegio Electoral nombrado por la dictadura, lo que suman 26 años seguidos sin presidentes elegidos democráticamente.

Sin embargo, en este siglo Brasil estaba viviendo una democracia con contenido social, aprobada por la mayoría de la población en cuatro elecciones sucesivas. Y, precisamente, cuando la democracia estaba ganando consistencia, la derecha ha demostrado que es algo que no puede soportar. Es lo que ha pasado con el golpe blando actual, institucional o parlamentario, pero golpe al fin y al cabo. En primer lugar porque no se han dado argumentos sólidos para suspender a Dilma Rousseff. En segundo, porque el vicepresidente, todavía como interino, empezó a poner en marcha no el programa con el cual había sido y elegido, sino el programa de la derecha, derrotado cuatro veces en las urnas. Es un verdadero asalto al poder por parte de los políticos corruptos más descalificados que ha tenido Brasil. Políticos que han perdido elecciones de forma sucesiva, se convierten ahora en ministros o en presidente de la Cámara de Diputados, lo cual no sería posible por el voto popular, sólo por un golpe.

¿Qué es lo que espera a Brasil ahora? En primer lugar, una inmensa crisis social. La economía, en recesión desde hace por lo menos tres años, sufrirá los efectos del peor ajuste fiscal que el país ha conocido. El fantasma de la estanflación se vuelve realidad. Un Gobierno sin legitimidad popular, aplicando un duro ajuste en una economía en recesión, va a provocar la peor crisis económica, social y política del país. El golpe no es el final de la crisis, sino su profundización.

La suspensión de Dilma Rousseff es una derrota, la conclusión del período político iniciado con la primera victoria de Lula, en 2002. La derecha, aunque haya controlado el control del Estado, tiene muy poca fuerza para consolidar su Gobierno. Se enfrentará no sólo a la crisis, sino también a un movimiento popular revigorizado y al liderazgo de Lula. Brasil volverá ser un escenario de grandes disputas políticas. El Gobierno golpista intentará llegar a 2018 con el país deshecho, intentado impedir que Lula se convierta en candidato a la Presidencia y reprimiendo las movilizaciones populares. El movimiento popular, por su parte, debe ahora reformular su estrategia, desarrollar nuevas fórmulas amplias y combativas de movilización para que el Gobierno golpista sea un paréntesis más en la historia de Brasil.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Dilma con su conciencia tranquila ¿Se puede decir lo mismo de sus verdugos?

Mér, 31/08/2016 - 20:59

Con un discurso coherente y una postura nuevamente orgullosa, serena y digna ante los verdugos, la presidente Dilma Rousseff asegura un lugar en el panteón de las víctimas de la injusticia histórica. Si este golpe se concreta, y parece que lo hará, Dilma va a estar al lado de João Goulart, Salvador Allende, Juana de Arco, Sacco y Vanzetti y tantos otros grandes hombres y mujeres inmolados por las fuerzas reaccionarias "en nombre del pueblo". Al igual que ellos, la palabra "honor" se adapta como un guante a la biografía de Dilma. En el lado opuesto, en el de los cobardes y traidores, estarán los que la condenaron, y esto incluye a los lamentables medio de comunicación que dominan nuestro país.

"La historia se repite, la primera vez como tragedia y la segunda como farsa": la frase de Marx se hace eco en nuestras cabezas como una mala broma. Es imposible no comparar la presencia de Dilma en el plenario del Senado, cercada de las aves de rapiña de traje y corbata, con la famosa foto de la joven Dilma rodeada de los cuervos de verde oliva y los quepes del tribunal militar de la dictadura. Pero, por extraño que parezca, el ejército logró tener un mínimo de vergüenza en la cara y optó por ocultar los rostros del registro de la historia. Los golpistas de hoy ni ese pudor tienen y caminan con el rostro descubierto y todavía cazan, como moscas, a los reporteros de la televisión para que los exhiban frente a las cámaras.

La propia Dilma se encargó de recordar la semejanza trágica entre los dos episodios. "No cometí ningún delito de responsabilidad. Los cargos contra mí son injustos y poco razonables. Cesar definitivamente mi mandato es como someterme a una pena de muerte política. Este es el segundo juicio al que estoy sometida en el que la democracia tiene un asiento, conmigo, en el banquillo de los acusados", expresó.

"La primera vez, fui condenada por un tribunal especial. De aquella época, además de las marcas dolorosas de la tortura, quedó el registro, en una imagen, de mi presencia ante mis verdugos, en un momento en que los miraba de frente, ya que ocultaban sus rostros, por temor a ser reconocidos y juzgados por la historia. Hoy, cuatro décadas después, no hay detención ilegal, no hay tortura, mis jueces llegaron aquí con el mismo voto popular que me llevó a la Presidencia. Tengo para todos el mayor respeto, pero mantengo la cabeza erguida, mirando a los ojos de mis jueces".

La conciencia de Dilma brillaba en su voz, ahogada a veces, y en su mirada. ¿Quién allí, entre los que la juzgaban en aquella sala podría decir que también está con la conciencia tranquila? ¿Quién de los que dieron el veredicto anticipado de "culpable" a la presidenta, podría decir que duerme el sueño de los justos? ¿Quién entre los participantes de ese escenario tiene de hecho estatura moral para condenarla? ¿Y quién lejos de la Cámara del Senado, en la tranquilidad de sus hogares, puede afirmar con el corazón abierto que se está derrocando una presidenta honesta por el bien de nuestro país? La mentira es incompatible con el amor a la patria, a pesar de las camisetas verde amarillo de la selección con las que estas personas salieron a las calles para pedir la cabeza de una mujer inocente. Yo y muchos brasileños, votantes o no de Dilma, vamos a seguir defendiendo su mandato hasta el final. No porque encontramos en su gobierno el mejor de los mundos; no porque estemos de acuerdo con todo lo que Dilma hizo en su cargo; sino por una cuestión de principios, porque esto es lo que hay que hacer. Personas verdaderamente honestas tienen principios y nunca renuncian a ellos. Sólo los corruptos renuncian a sus principios.

Vuelvo a Dilma: "A los casi setenta años de edad, no será ahora, después de ser madre y abuela, que vaya a abdicar de los principios que siempre me han guiado. Ejerciendo la presidencia he honrado el compromiso con mi país, con la democracia, con el estado de derecho. He sido inflexible en la defensa de la honestidad en la gestión de la cosa pública. Por lo tanto, antes de que las acusaciones contra mi sean expuestas en este proceso, no puedo dejar de sentir, en la boca, nuevamente, el sabor áspero y amargo de la injusticia y la arbitrariedad. Y por eso, como en el pasado, resisto. No esperen de mí el obsequioso silencio de los cobardes".

Es un principio básico de la democracia no condenar a los ciudadanos injustamente. Cuando esta premisa -fundamental en cualquier sociedad considerada "civilizada"- se viola, entramos en la barbarie. Cuando esta regla inquebrantable se rompe, todo puede estar permitido: que entren en nuestras casas en medio de la noche, que secuestren a nuestros hijos, padres, hermanos y hermanas, y arresten, torturen y maten a la gente sólo por manifestarse contra el autoritarismo. Esta película ya la vimos antes.

"No tengo ninguna duda de que, esta vez también, todos seremos juzgados por la historia. Dos veces vi de primera mano la cara de la muerte: Cuando fui torturada durante días seguidos, sometida a crueldades que nos hacen dudar de la humanidad y del propio sentido de la vida; y cuando una enfermedad grave y extremadamente dolorosa pudo haber abreviado mi existencia. Hoy en día sólo temo la muerte de la democracia, por la que muchos de nosotros, presentes aquí en esta Cámara, luchamos con el mejor de nuestros esfuerzos ", recordó Dilma.

Nunca olvide, presidenta: la historia está de su lado. No es sobre su cabeza que estará estampada la marca de golpista, de enemiga de la democracia, y mucho menos de corrupta. En cuanto a los que ahora la condenan, por desgracia, sabemos que poco les importa el juicio de la historia. No les preocupa ni les importa el sucio papel que están desempeñando frente a la nación e incluso frente a sus familias. Consumar este golpe les significará a los derrotados en las urnas lo que siempre persiguen: dinero y poder. ¿Qué representa tener una conciencia tranquila, frente a lo que para ellos es la verdadera razón de existir?
________
Via AlainetUna mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

El yihadismo cibernético encriptado y su manejo del Twitter

Mér, 31/08/2016 - 19:00
Alfredo Jalife-Rahme, La Jornada

Un gran misterio es la notable facilidad del manejo cibernético por los yihadistas en Twitter y en sus mensajes encriptados en Deep Web o “Internet profundo (http://goo.gl/hyCeE7)”. La narrativa hollywoodense sobre el éxito multimediático de Osama Bin Laden, fundador de Al Qaeda, era su utilización del video desde sus supuestos múltiples escondites inexpugnables para las cándidas televisoras internacionales que reproducían generosamente sus letales recados, como ocurrió con su confesa responsabilidad de los atentados del 11-S.

Hoy la agencia de información de los yihadistas –hijos y nietos de los mujahidines de la década de los 70, transfigurados luego en Al Qaeda– es Amaq, que mediante la tecnología móvil difunde noticias bilingües en árabe e inglés en un ciclo de 24 horas, según el muy influyente rotativo saudita As-Sharq-Al-Awsat (http://goo.gl/ko7pu2).

El rotativo saudita, muy cercano al vicepríncipe heredero Bin Salman, ilustra que el nombre de la agencia Amaq proviene de una ciudad siria mencionada en la antigua profecía: sitio de la victoria apocalíptica sobre los no creyentes.

En su inicio en 2014, Amaq usó la plataforma blog de WordPress para enviar sus reportes y comunicados de prensa, pero hoy ha optado por la tecnología encriptada “para evadir el estrecho monitoreo de las redes sociales”.

Amaq ha jugado un papel primordial en movilizar velozmente la máquina de propaganda de Isis y comporta diferentes objetivos de países con reportes desde Libia, pasando por Irak hasta Filipinas; cubre cuatro idiomas: árabe, inglés, francés y ruso, pero se abstiene de publicar los videos sobre sus decapitaciones y otras imágenes repugnantes, cuando califica, en su lingüística escatológica, a los suicidas de operaciones de martirio.

Amaq desarrolló una aplicación, Arawi, que significa narrador, quien se conecta con los fieles seguidores de la umma (comunidad de creyentes del islam). Resalta la comunicación de Isis con sus seguidores mediante el servicio de mensajería vía Telegram encriptado.

Scott Stewart, vicepresidente de análisis táctico de Stratfor, que se ostenta como la CIA empresarial, afirma que Isis tiene una muy poderosa presencia en Twitter.

Los yihadistas han intentado infructuosamente crear un competidor de Facebook: Khilafabook, y en fechas recientes han instado a sus seguidores a usar encriptación y alejarse de las redes sociales, donde “los yihadistas recogen sus desafíos y anuncian que comenzarán a difundir sus mensajes y utilizarlos como herramienta para la contratación de partidarios (http://goo.gl/zVtvcP)”, frente a las prohibiciones cada vez más estrictas de Twitter o Facebook (la mayor red social del mundo, con mil 390 millones de usuarios).

Khilafabook cuenta con la dirección de Internet 5elafabook.com, que ha sido bloqueada cuando también ha sido desactivada su cuenta oficial de microblog en Twitter. Para volverse indetectables, los yihadistas optaron por la ruta encriptada que parece haberles dado inmunidad cibernética para perpetrar sus atentados en Europa.

El influyente think tank Rand Corporation “examina el apoyo a Isis y las redes de oposición en Twitter (http://goo.gl/Jc9mQP)”: nunca ninguna organización terrorista ha usado Twitter y otros canales de las redes sociales como Isis para difundir su mensaje, inspirar a sus seguidores y reclutar combatientes. Aunque menos publicitado, sus oponentes también han usado Twitter para castigar a sus enemigos.

Sus hallazgos principales: 1) los opositores a Isis son seis veces más en Twitter que sus seguidores, quienes, en contraparte, son más activos y producen 50 por ciento más tuits al día; 2) el análisis léxico revela cuatro metacomunidades: chiítas, sunitas, mujahidines (sic) sirios y seguidores de Isis, y 3) los chiítas condenan a Isis y expresan una actitud positiva hacia los cristianos y la coalición internacional que encabeza EEUU, de 62 países, entre quienes se encuentra el “México neoliberal itamita” a espaldas de su Congreso y la ciudadanía.

Los seguidores de los mujahidines sirios (el movimiento anti-Assad) tienen actitudes mezcladas hacia Isis y, en general, actitudes negativas hacia la coalición internacional. Los seguidores de Isis exaltan los temas positivos de religión y pertenencia: insultan a los chiítas, al régimen sirio y a la comunidad internacional, y prosiguen estrategias sofisticadas en las redes sociales para difundir su mensaje. El grupo sunita se encuentra altamente fracturado conforme a su pertenencia nacional, por lo que diferentes temas pueden resonar en forma distinta dentro de esta comunidad.

Las comunidades egipcias, sauditas y del Consejo de Cooperación del Golfo conforman el núcleo de la metacomunidad sunita (de lejos más fracturada que los chiítas), los mujahidines sirios y las metacomunidades seguidoras de Isis. Dentro de las subcomunidades sunitas, la yemení posee el mayor porcentaje de seguidores de Isis y se encuentra profundamente dividida entre seguidores y opositores de Isis.

Rand incita a que Twitter continúe su campaña de suspensión de cuentas para acosar a los usuarios yihadistas: la estrategia de redes sociales de EU puede debilitar la influencia de Isis en Twitter. Wired, respetable portal en tecnología, explica la razón por la cual Facebook y Twitter “no pueden borrar a Isis online (http://goo.gl/w3Tneb)”. Según Buzzfeed News, los yihadistas amenazaron de muerte a Jack Dorsey, mandamás de Twitter, debido al bloqueo de sus cuentas (http://goo.gl/MZJ3sy).

Las suspensiones de Twitter han causado mucha polémica en EEUU.

Según Wikileaks, Twitter censuró la cuenta del célebre Guccifer 2.0, el hacker detrás de la filtración de las inmundicias electorales del Comité Nacional Demócrata contra el entonces precandidato Bernie Sanders, de los latinos y de los mexicanos (http://goo.gl/bGIUYc).

Sin llegar a casos extremos de arbitrajes y tribunales de inquisición sin disquisición en las redes sociales, es imperativo romper el monopolio Gafat (Google, Apple, Facebook, Amazon y Twitter), convertido en una de las más poderosas armas de EEUU contra sus adversarios, lo cual refleja la unipolaridad cibertecnológica. ¿Quién dictamina los límites a la libertad de expresión y a la privacidad en las redes sociales?

Más allá de la justificada persecución a los yihadistas, se puede caer, si es que no ha ocurrido ya, en un macarthismo cibernético global y en una cacería de brujas contra los críticos opositores a los gobiernos coludidos con el monopolio Gafat. Las acusaciones llueven también contra Google por favorecer a Hillary para ocultar su estado de salud (http://goo.gl/hvjLJY). Facebook no se salva de las imprecaciones de operar en conjunción con la CIA (http://goo.gl/Fxd3ig).

Las redes sociales para ser democráticas deben reflejar la pluralidad local/regional/global y el nuevo orden multipolar. Apenas se abre el debate sobre el (ab)uso de los dominadores de las redes sociales, el pentágono Gafat, que opera un totalitarismo cibernético de profundos alcances geopolíticos: la nueva ciberdictadura global del siglo XXI, de la que somos rehenes todos.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

El burkini y el derrumbe de Europa

Mér, 31/08/2016 - 16:00
Santiago Alba Rico, ctxt.es

Veo una imagen estremecedora: cuatro hombretones de pie y con pistolas obligan a una mujer desvalida a quitarse la ropa en un lugar público. No es una violación. Es el laicismo en armas liberando a una musulmana de sus cadenas en una playa de Niza ante la mirada indiferente de algunas virtuosas republicanas en bikini. Ahora la policía francesa vigila las playas, como la saudí las plazas, para hacer respetar la hisba, el precepto religioso que obliga a “rechazar el mal e imponer el bien”. La Francia republicana se ha coranizado, se guía por su propia sharia o ley religiosa y persigue de manera implacable cualquier atisbo de “islamización”, especialmente en las mujeres, a las que siempre es más fácil y placentero quitar y poner la ropa.

Hemos perdido todo el verano en un falso debate abstracto sobre la relación entre la libertad de las mujeres y el número de prendas que deben cubrir o descubrir su cuerpo. No es que no sea importante desde un punto de vista político y filosófico averiguar cuándo y en qué condiciones hay verdadera voluntad; cuándo y en qué condiciones una mujer se quita o se pone la ropa porque quiere y no cediendo a presiones más o menos explícitas de pautas conductuales dictadas por o en favor de los hombres. El mercado “libera” y la religión reprime y, si no puede desdeñarse la diferencia, tampoco puede negarse que tanto el mercado como la religión son parasitados por el patriarcado, victorioso en ambos casos. Así las cosas, y en un contexto en el que el colonialismo externo e interno siguen cruzándose con otras relaciones de poder (y proyectos de liberación), lo más fácil, y lo más estéril y hasta peligroso, es encerrarse en la defensa o en la condena de una forma concreta de patriarcado (el mercado versus la religión), como si fueran opuestos y además reflejaran, cada uno de ellos frente al otro, una mayor voluntad o libertad individual.

La cuestión es netamente política y democrática; y creo que también desde el feminismo conviene tratarla así. La cuestión es, en definitiva, que en una democracia se da por supuesta la libertad individual de las decisiones públicas. Durante siglos -de Kant a la república española- la izquierda cuestionó, por ejemplo, el derecho femenino al voto con la muy fundada justificación de que, en una relación de dependencia, la opción política de las mujeres había de coincidir sin duda con la de sus maridos. En un país como España, en el que la mayoría vota libremente a un partido imputado por corrupción que ha rebañado hasta el hueso, además, los derechos económicos y sociales, aceptamos en cualquier caso la validez de todos los votos: son las servidumbres de esa convención que llamamos Estado democrático y de Derecho, cuya funcionalidad y realidad misma se asocian a --valga la expresión-- “un velo de ignorancia” que no siempre favorece a la izquierda. Otro tanto es aplicable a la indumentaria. Desde un punto de vista institucional, en una democracia no debe importarnos --y debemos imponernos esta indiferencia-- por qué una mujer se pone o se quita la ropa; tanto si detrás está el mercado y su “libertinaje” patriarcal como si quien empuja es la religión y su patriarcado represivo, allí donde no hay violencia explícita debemos aceptar el velo y el desvelo (por citar a Jamil Azahawi, un poeta ilustrado iraquí, muerto en los años treinta, que escribió un poema con ese título) como expresiones igualmente libres de la voluntad individual. En una dictadura teocrática como Arabia Saudí, habrá que apoyar a cualquier mujer que quiera quitarse el velo; en una dictadura laica, como lo era la de Ben Alí en Túnez, había que apoyar más bien a cualquier mujer que quisiera ponérselo. En una democracia en Estado de Derecho, como se supone que es Francia, el principio laico, en cambio, es transparente: nadie --y menos la policía-- puede obligar a una mujer a ponerse o quitarse la ropa. Tanto el bikini como el burkini son expresiones inalienables de la libertad republicana.

Poco podemos hacer para liberar a las mujeres de Arabia Saudí, salvo cuestionar una y otra vez los lazos ignominiosos de nuestros gobiernos con sus dictaduras “amigas”. Pero sí podemos defender el principio de la laicidad republicana en nuestros países europeos, donde está siendo amenazada por la religión. No me refiero al islam sino a la islamofobia, una ideología que, en el caso de Francia, se ha apoderado de las instituciones, los partidos políticos, la clase intelectual y los medios de comunicación. Lo he explicado otras veces, citando además al padre del liberalismo galo, Benjamin Constant, quien dejó muy claro en 1815 que “el que prohíbe en nombre de la razón la religión es tan tiránico y merece tanto desprecio como el que prohíbe en nombre de Dios la razón”: lo que es “religioso”, dice, es la persecución misma. El laicismo es un principio jurídico, no antropológico o doctrinal, y consiste muy sencillamente en que el Estado, si quiere ser de verdad democrático y republicano, debe garantizar al mismo tiempo estas dos libertades: debe garantizar la libertad de culto de todos sus ciudadanos y debe garantizar que ningún credo o comunidad (religiosa o lobbista) se apodere de las instituciones. Cuando el laicismo se convierte en el instrumento de persecución, represión y criminalización de una minoría nacional, y ello hasta el punto de justificar la suspensión de derechos ciudadanos elementales, el laicismo deviene una religión más, en este caso la religión del poder, como lo es el islam wahabita en Arabia Saudí, y por lo tanto, como sostiene Constant, se transforma en la matriz de una nueva tiranía. Las víctimas de esa tiranía son hoy los musulmanes y sobre todo las mujeres. A esa derecha que sólo se vuelve feminista frente al “islam” o a esa izquierda islamofóbica y oligosémica incapaz de imaginarse al otro semejante a uno mismo, hay que recordarles que, según el European Network Against Racism, el 90% de las agresiones islamofóbicas en Holanda, el 81% en Francia y el 54% en Inglaterra tienen como víctimas a mujeres musulmanas. En España, según el informe del European Islamophobia Report, en 2015 se multiplicaron por cuatro las agresiones islamofóbicas (de 49 a 278) y el 21% fueron acciones contra el uso del velo. Una tiranía es una tiranía. Se empieza con la minoría musulmana y con las mujeres veladas. Pero allí donde se ha renunciado al laicismo republicano y al Estado de Derecho en favor de una ideología religiosa, aunque se pretenda anti-religiosa --o porque se pretende anti-religiosa--, todos los ciudadanos estamos en peligro.

El “libertinaje” mercantil y la democracia republicana tienen, al parecer, un límite: el burkini, un invento australiano que, según Aheda Zanetti, propietaria de la marca, es una pingüe fuente de beneficios comerciales. Ojalá nuestros Estados fueran realmente laicos y republicanos y reprimieran otros lobbies y otros negocios: el TTIP, por ejemplo, o la venta de armas a Arabia Saudí o las puertas giratorias. La prohibición del burkini no es sólo un atentado contra el libre mercado en sus expresiones más inocentes: es un atentado ideológico contra las instituciones laicas republicanas que garantizan el derecho común de las sociedades democráticas. Sin duda la izquierda y el feminismo tendrán que discutir mucho sobre la relación entre voluntad, libertad y sociedad, así como sobre la transversalidad del patriarcado, parásito o esqueleto de todas las relaciones de poder, en un imaginario global cortado por relaciones neocoloniales (tanto externas e imperialistas como internas y de clase). Pero entre tanto quedémonos con la fotografía de Niza y sus amenazas. Cuatro hombretones con pistolas obligan a desnudarse en público a una mujer sentada y desarmada. No es una violación. Sí es una violación. No se trata de la república en armas de la Marsellesa sino de la inquisición religiosa, en versión oficial y uniformada, en el país de la Revolución francesa; y del patriarcado armado, aceptado o aplaudido, en el país de Simone de Beauvoir. Francia, como Arabia Saudí, como el Estado Islámico, impone normas indumentarias a sus mujeres. Los gobiernos europeos se están radicalizando muy deprisa, y ello al precio de perseguir, criminalizar y “judaízar” a sus minorías nacionales, de alimentar al mismo tiempo el terrorismo y la islamofobia dentro y fuera de Europa, de erosionar sus instituciones laicas y republicanas y de renunciar a sus sedicentes valores fundacionales. La prohibición del burkini es apenas un síntoma del derrumbe de Europa. El burkini no amenaza a la democracia; su prohibición sí. Es por eso que todos deberíamos tomarnos muy en serio la fotografía de la playa de Niza. “La mer, la mer toujours recommencée”, escribía el poeta Paul Valery. El laicismo está muriendo y el fascismo, como el mar, recomenzando. No bastará con quitarse o ponerse el velo. Si no defendemos la democracia, nadie estará a salvo.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Por una nueva política económica progresista y con valores éticos

Mér, 31/08/2016 - 13:11
Economistas frente a la crisis

Los dos grandes ejes de la política económica en la Legislatura presidida por el PP han constituido dos grandes errores. Por un lado, la realización de una política fiscal basada en la austeridad, aplicando fuertes medidas de contracción del gasto público, muy señaladamente en el gasto social, lo que produjo, en el contexto de la crisis iniciada en 2008, una segunda recesión de la economía española. Y por otro, la aplicación de una estrategia de devaluación salarial, mediante la desregulación general del mercado de trabajo que, pese a que se defendió como una vía para recuperar la competitividad, el crecimiento y la reducción del desequilibrio exterior, no ha alcanzado ninguno de estos objetivos, mientras sí ha ocasionado la que era su pretensión real y última: una depresión salarial que permitiera transferir rentas del trabajo hacia excedentes empresariales para apoyar el proceso de desendeudamiento de las empresas. Ambos ejes llevan en su esencia el aumento de las desigualdades, como así ha sido: España es uno de los veintiocho países de la UE en que más han crecido la desigualdad y la pobreza.

La recuperación de la estabilidad de la financiación de la deuda pública española en los mercados no se consiguió en absoluto por estas medidas, sino, sobre todo, por la actuación directa del BCE, y en parte por la recapitalización del sistema financiero, obligada por las pérdidas acumuladas en sus balances como resultado del estallido de la burbuja inmobiliaria y de la temeraria política crediticia que siguió (en su conjunto, no solo las cajas de ahorro) en los años previos a la crisis. La costosísima recapitalización de las entidades financieras se ha realizado con cargo a los contribuyentes, que tendremos que pagar durante varias generaciones deuda pública y los correspondientes intereses a beneficio de las entidades financieras privadas, sin que, por cierto, el Gobierno haya establecido un compromiso pleno de devolución a la Hacienda Pública de esas ayudas.

La recuperación económica del último año y medio, contrariamente a lo que señala la propaganda oficial, ha venido de la mano de varios factores externos.

Primero, la aceptación de objetivos más relajados de reducción del déficit público por parte de la Comisión Europea y los gobiernos del Eurogrupo, lo que ha coincidido con el final de la legislatura y el periodo preelectoral, permitiendo incluso al Gobierno español que acometiera una electoralista reducción de los impuestos a pesar del incumplimiento de los objetivos de déficit.

Segundo, la acentuación de una política monetaria claramente expansiva.

Tercero, la depreciación del euro y la pronunciada caída de los precios del petróleo, que han permitido que el sector exterior de la economía española dejase de aminorar el crecimiento de la demanda interna y apoyase de este modo la recuperación.

No se conoce, por lo tanto, ninguna medida significativa de política económica adoptada autónomamente por el Gobierno a la que pueda atribuírsele la superación de la recesión económica.

La crisis, en consecuencia, no ha sido superada. Persisten importantes desequilibrios (el más importante, un paro desorbitado, pero también un elevado endeudamiento privado y público), y las debilidades de la economía española continúan sin resolverse. La austeridad, los recortes sociales y la devaluación de los salarios siguen siendo las equivocadas orientaciones de la política económica europea y española.

Por una política económica común de la izquierda

Afrontamos en este momento el final de un periodo político y el inicio de un nuevo ciclo. Las fuerzas políticas han presentado sus propuestas también económicas ante los ciudadanos. Sin embargo, a nuestro juicio, esos planteamientos no están siempre (intencionadamente o no) suficientemente claros, completos y estructurados como para que se comprenda cual es la estrategia que se plantea para la economía española en los próximos años. Por otro lado, está en la naturaleza y en la razón de ser de EFC intervenir en el debate político poniendo el pensamiento económico al servicio de los ciudadanos y contribuir a sentar las bases de “una política económica común de la izquierda” que es, a nuestro juicio, la opción que requiere nuestro país para garantizar progreso, eficiencia y bienestar.

Economistas Frente a la Crisis apuesta por una ética social

El eje vertebrador de la creación de EFC, “La economía al servicio de los ciudadanos” introduce dos conceptos-síntesis básicos: Ciudadanía, de carácter colectivo, en el que la libertad y la igualdad social constituyen los elementos determinantes, y ciudadano, de carácter individual, como sujeto de derechos y obligaciones. EFC considera que la responsabilidad social, tanto como valor colectivo como individual, constituye un factor básico sobre el que no han puesto suficiente énfasis los grupos y partidos progresistas.

La defensa de lo público y el desarrollo del estado del bienestar no pueden contemplarse de forma exclusiva como un conjunto de derechos; debe incluir, inexcusablemente, el concepto de uso responsable de lo COMÚN, y la erradicación de la corrupción. La sanidad, la educación, la protección social pública, la calidad ambiental… son derechos que han de ser defendidos y ejercidos con orgullo y responsabilidad. Esto exige una profunda cultura de lo público, solo alcanzable con la puesta en marcha de una política proactiva que debe calar todos los ámbitos y cuya raíz se encuentra en la escuela laica.

La feroz batalla planteada por grupos conservadores y religiosos contra la implantación obligatoria de la asignatura “Educación para la ciudadanía” fue en realidad una batalla contra un modelo de sociedad democrática, responsable, igualitaria y laica. En la misma línea cabe considerar una visión de la cultura elitista y empobrecedora, desconectada de las necesidades de desarrollo global del país, y que se utiliza, en no pocas ocasiones, como instrumento interesado para desviar la atención de los verdaderos problemas del país.

Una propuesta progresista de país, en la actualidad muy desdibujada, basada en el desarrollo de la sociedad del bienestar, solo puede prosperar si está soportada no solo por consideraciones de carácter socioeconómico, sino que debe venir impregnada de civismo ético basado en la educación y la cultura de la ciudadanía y del ciudadano. EFC nació de un impulso ético y nuestros planteamientos continuarán decididamente en esa línea.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Un agujero llamado Jackson

Mér, 31/08/2016 - 09:01

Alejandro Nadal, La Jornada

En el estado de Wyoming existe un valle llamado Jackson Hole. Desde 1982 el Banco de la Reserva federal de Kansas City organiza en ese lugar un simposio para administradores de bancos centrales y académicos interesados en política monetaria. A pesar de su nombre, Jackson no es un agujero. Es un valle que fue escogido porque al entonces presidente de la Reserva federal, Paul Volcker, le gustaba pescar truchas y el lago es un excelente sitio para esa actividad.

Este año lo más esperado en este simposio no tiene nada que ver con las pobres truchas y sí mucho con el discurso de la señora Janet Yellen, presidenta de la Fed, sobre las perspectivas del instituto monetario frente a un posible aumento en la tasa de interés.

Durante las últimas décadas el público ha escuchado sin cesar que la inflación era el peor enemigo a combatir. Ese fue el dogma alrededor del cual se organizó la política macroeconómica, tanto en su vertiente fiscal como monetaria. Pero desde que estalló la crisis económica y financiera global las cosas han cambiado radicalmente. Desde 2009 el enemigo es la deflación.

Este fenómeno tiene varias raíces en una economía capitalista, pero quizás la más importante es que después de una orgía de endeudamiento creciente todos los agentes económicos prefieren desendeudarse antes que adquirir nuevos compromisos para financiar su demanda. Cuando todos los agentes hacen lo mismo el resultado macroeconómico es una recesión profunda y larga.

La mayor parte de los especialistas en política macroeconómica considera que para incrementar la tasa de inflación es necesario reducir la tasa de interés de referencia en una economía. La idea es que una menor tasa de interés permite activar la demanda agregada, lo que conduce a un incremento en los salarios y en los precios. La recuperación requiere algo de tiempo, pero en este razonamiento se supone que una vez que la rehabilitación se consolide, la Fed puede proceder a incrementar la tasa de interés y mantenerla en un nivel normal sin provocar una recaída de la economía.

La tasa de interés de referencia en Estados Unidos y las principales economías del planeta han permanecido en niveles cercanos a cero desde 2009 con el fin de estimular la economía. Los resultados no han sido brillantes, pero muchos piensan que la economía estadounidense se encuentra en un proceso de recuperación y que la tasa de interés debería ir aumentando gradualmente hasta encontrar su nivel normal. Ese nivel estaría ligado a la necesidad de prevenir los excesos de los tomadores de riesgo y evitar que los ahorradores y los tenedores de cuentas de retiro (individuales o en fondos de pensión) sufran un efecto negativo. Hay que notar que el recurrir a un incremento en la tasa de interés está relacionado con el objetivo de reducir las distorsiones en el sector financiero.

Pero ahora el problema es si puede la Reserva federal salir del agujero en el que se encuentra metida la economía estadounidense desde 2008. Para comenzar, los signos de recuperación no han sido estables. La tasa de crecimiento sigue siendo mediocre y está por debajo de su nivel potencial. Por otra parte, el desempeño del mercado laboral ha sido juzgado satisfactorio, pero el descenso en los indicadores de desempleo se debe en buena medida al hecho de que millones de personas han salido del mercado de trabajo y han abandonado la búsqueda de empleo en medio de la desesperanza. Para las estadísticas, ellos no cuentan como ‘desempleados’. En pocas palabras, la recuperación no es tan sólida como algunos quisieran creer.

Pero hay un problema adicional que debe superar cualquier intento por ‘normalizar’ las tasas de interés. En lo más álgido de la crisis la Reserva federal adquirió billones de dólares en títulos del Tesoro estadounidense y valores garantizados con hipotecas. Fue una manera de inyectar liquidez y reactivar el moribundo mercado bancario después del colapso de Lehman Brothers. La forma de pago se hizo acreditando las cuentas de los bancos como si hubieran depositado más reservas en la cuenta de la Fed. Así que hoy los bancos tienen en su haber una cantidad astronómica de reservas por las cuales reciben un pago de intereses. Éste ha sido el instrumento a través del cual la Reserva federal ha podido aumentar las tasas de corto plazo porque si un banco puede recibir 0.5 por ciento por tener dinero como reserva no lo prestará a una tasa inferior. Pero el costo para la Fed es altísimo: 7 mil millones de dólares en 2015.

Para regresar a la manera convencional de operar, la Fed tendría que deshacerse de los trillones que tienen acumulados los bancos en reservas. La señora Yellen descarta esa opción porque sería demasiado perturbador para la economía. Tiene razón: los fondos de pensión y las compañías de seguros tienen en su contabilidad billones de dólares de títulos gubernamentales de casi cero rendimiento. Si suben las tasas de interés, el precio de esos títulos bajará y se producirá una crisis financiera de proporciones gigantescas. Parece difícil que la principal economía del mundo pueda salir del agujero.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Unión Europea impone una multa de 13 mil millones de euros contra Apple por trato fiscal ilegal

Mar, 30/08/2016 - 19:00

La Comisión Europea ha determinado que los acuerdos fiscales (tax rulings) de Irlanda con Apple son en realidad ayudas estatales "ilegales", y reclama a la multinacional que devuelva 13.000 millones de euros por estas ventajas fiscales recibidas. El organismo, tras una investigación en profundidad iniciada en 2014, ha ha concluido que la multinacional ha gozado de un trato "selectivo" y que se le otorgó una "ventaja significativa".

Bruselas ha exigido a Irlanda que recupere estos 13.000 millones más intereses, que corresponden al periodo comprendido entre 2003 y 2014. Aunque la multinacional lleva beneficiandose desde 1991 de acuerdos fiscales, la CE solo puede remontarse a 2003 en su reclamación, tras haber pedido las cuentas a la compañía en 2013.

La comisaria de competencia, Margrethe Vestager, ha recordado que las normas comunitarias impiden a los Estados miembros conceder beneficios fiscales a empresas seleccionadas. "La investigación de la Comisión concluyó que Irlanda otorgó ventajas fiscales ilegales a Apple. Este trato permitió a Apple pagar una tasa efectiva del impuesto de sociedades del 1% de sus beneficios europeos en 2003 que bajó hasta el 0,005% en 2014". Vestager ha incidido en que esta cantidad no corresponde a una multa, sino a que son impuestos impagados.

Este dictamen llega seis días después de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos acusara a Bruselas de actuar como una "autoridad fiscal supranacional", a raíz de las investigaciones contra multinacionales como Apple, Fiat o Starbucks. La Comisión Europea respondió que no haría una excepción con la compañía de la manzana y que las normas comunitarias impiden conceder ventajas fiscales a una empresa sin que estén disponibles para sus competidores.

El tipo efectivo de tributación para el impuesto de sociedades en Irlanda asciende al 12,5%, sin embargo Apple conseguía mediante un complejo entramado y los acuerdos fiscales pagar impuestos del 1% sobre beneficios, un tipo que incluso llegó a ser únicamente del 0,005% en 2014. La Comisión señala que el método de determinación de los beneficios imponibles de dos sociedades mercantiles irlandesas del grupo Apple (Apple Sales International y Apple Operations Europe) no reflejaba la realidad económica: la práctica totalidad de los beneficios por ventas obtenidos por las dos empresas se distribuyeron internamente a una "administración central".

La evaluación de la Comisión demostró que esas "administraciones centrales" solo existían nominalmente y no podían haber generado tales beneficios. Con arreglo a ciertas disposiciones específicas de la normativa tributaria irlandesa que han dejado de estar en vigor, estos beneficios distribuidos a las "administraciones centrales" no fueron objeto de gravamen en ningún país. Esta organización no estaba implantada en ningún país ni contaba con empleados o locales propios.

El ministro irlandés de Finanzas, Michael Noonan, ha dicho que su país tiene intención de recurrir el dictamen de la Comisión Europea. "Esto es necesario para defender la integridad de nuestro sistema fiscal, aportar certeza fiscal a los negocios y desafiar la usurpación de las reglas de ayuda comunitarias en la competencia fiscal de un Estado miembro soberano", ha dicho el ministro.

"Es importante que enviemos un fuerte mensaje de que Irlanda continúa como un lugar atractivo y estable" para la inversión de largo plazo, ha indicado Noonan. El titular de Finanzas ha apuntado que el sistema fiscal de su país está basado en una "estricta aplicación" de la legislación, "sin excepción" alguna.

En un comunicado, Apple ha señalado que paga todos sus impuestos en cualquier lugar donde opera y consideró que la CE "ignora" la legislación fiscal de Irlanda, al tiempo que advirtió del "profundo" efecto que la medida tendrá en la inversión en Europa. "Vamos a apelar y confiamos en que la decisión será revocada", señaló la empresa, después de que la CE llegase a la conclusión de que Irlanda concedió beneficios fiscales "ilegales" a la empresa tecnológica por valor de 13.000 millones de euros.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Francia y Alemania cuestionan la negociación con EEUU para el TTIP

Mar, 30/08/2016 - 11:51

Las dos mayores potencias de la Unión Europea (UE), Francia y Alemania, cuestionan abiertamente la marcha de las negociaciones con EEUU sobre el tratado de libre comercio entre ambas zonas, conocido por sus siglas en inglés TTIP, hasta el punto de plantear hacer borrón y cuenta nueva. Estos dos países no dicen que no haya un tratado con los estadounidenses, sino que plantean abrir otra etapa de negociación distinta "sobre bases nuevas".

Así se ha expresado este martes, el secretario de Estado del Comercio Exterior de Francia, Matthias Fekl, al asegurar que París va a pedir formalmente a sus socios europeos a finales de septiembre el fin "puro, simple y definitivo" de las negociaciones. La intención es "reiniciar las negociaciones sobre nuevas bases con Estados Unidos, bases modernas". Dos días antes, el ministro de Economía de Alemania, Sigmar Gabriel, reconoció que el proceso estaba "de facto por fracasado".

"Tiene que haber un final claro, limpio y definitivo", subrayó Fekl en una entrevista a la emisora de radio RMC en la que justificó esta posición porque desde el comienzo esas conversaciones transatlánticas se han llevado a cabo "con opacidad" y han generado "mucha desconfianza y miedo".

El secretario de Estado francés precisó que la demanda francesa la concretará él mismo en el encuentro de responsables del Comercio Exterior de la Unión Europea (UE) programado a finales de septiembre en Bratislava. A su juicio, en la situación actual y con el clima político no es posible que los negociadores de una y otra parte sigan reuniéndose.
Fekl puntualizó que no es la Comisión Europea la responsable de la actual deriva, sino que el problema es que "los estadounidenses no dan nada o migajas" y que "así no se negocia entre aliados". "Las relaciones entre Europa y Estados Unidos no están a la altura. Hay que reanudar más tarde sobre nuevas bases".

Este lunes, la canciller alemana, Angela Merkel, hizo saber que todavía veía posible continuar con el proceso de conversaciones, aun admitiendo la "diferencia de opiniones" entre europeos y estadounidenses en asuntos como la protección del medio ambiente y los derechos del consumidor. Pese a las divergencias en el seno del Gobierno alemán, la Comisión Europea había insistido ayer en que iba a seguir negociando sobre la base del mandato "unánime" que le habían dado los países de la Unión Europea en 2013 Estados Unidos y la Unión Europea llevan discutiendo el TTIP durante tres años y las partes esperaban cerrar la negociación en 2016, pero han tenido diferencias en varios asuntos, como en la agricultura, uno de los puntos más conflictivos. El acuerdo entre Bruselas y Washington ha sido ampliamente criticado por multitud de movimientos sociales y partidos políticos por defender los intereses de las multinacionales a las cuales dotaría de mayores privilegios y ventajas comerciales, así como por atentar contra el medio ambiente.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

El desprecio de Macri a los desaparecidos

Lun, 29/08/2016 - 15:14
Según un informe de la ONU, en Argentina se siguen violando derechos políticos y civiles
Alejandro Rebossio, Público

Argentina ha dado un ejemplo juzgando a los criminales de la última dictadura militar (1976-1983), pero en la actualidad se siguen violando derechos políticos y civiles, según un informe que en julio pasado presentó el Comité de Derechos Humanos de la ONU.

Naciones Unidas cuestiona el desmantelamiento por parte del presidente argentino, Mauricio Macri, de áreas de derechos humanos en diversas dependencias del Estado que contribuían a los juicios contra los criminales del antiguo régimen y critica otras cuestiones que se mantuvieron tras 12 años de kirchnerismo, como las torturas en cárceles y comisarías, la violencia policial y la vulneración de los derechos de los indígenas.

El primer Gobierno democrático tras la dictadura, el de Raúl Alfonsín (1983-1989), juzgó a los jerarcas militares, pero perdonó a todos los mandos medios e inferiores que ejecutaron el terrorismo de Estado. Después vino el presidente Carlos Menem (1989-1999) a amnistiar a los que estaban presos. El Gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007) volvió a impulsar los juicios y hasta ahora se cuentan 370 condenados, incluido el ex-dictador Jorge Videla, que murió en la cárcel a los 87 años en 2013. Durante la era kirchnerista, la mayoría de las organizaciones de derechos humanos comulgó con el Gobierno. Además, se produjeron algunos casos de corrupción, como el desfalco millonario en la construcción de viviendas sociales con fondos estatales por parte de uno de los dos colectivos que reúnen a las Madres de Plaza de Mayo.

Macri, que llegó a la Casa Rosada en diciembre pasado, mantuvo a la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación como litigante en los juicios de delitos de lesa humanidad del régimen, pero ha apoyado el hecho de que unos 50 condenados mayores de 70 años lograran que la justicia les concediera el arresto domiciliario y, sobre todo, ha cambiado en forma drástica el discurso gubernamental sobre lo ocurrido en los setenta.

“Yo no puedo interferir [en los juicios], no creo en la forma en la que se condujo el Gobierno anterior, donde se presionó”, declaró Macri a principios de agosto al sitio estadounidense BuzzFeed. “Esa no es la forma de disfrutar de una vida en democracia. El Poder Judicial tiene una tarea y el Poder Ejecutivo tiene otra”, agregó el jefe de Estado, hijo de un empresario que fundó un emporio de la construcción en 1951 y que no dejó de crecer durante la dictadura. “Todo lo que tenga que ver con esclarecer la verdad y que se llegue a saber qué pasó en los hechos del pasado es una prioridad, pero la mayor prioridad también es trabajar en los derechos humanos del siglo XXI, como el acceso a la educación, salud, un buen trabajo. Es importante saber bien lo que pasó y darle el derecho a los familiares a que sepan definitivamente después de esa horrible tragedia, que fue esa guerra sucia”, continuó Macri, usando una terminología perimida, obsoleta, y reemplazada hace tiempo por la calificación de terrorismo de Estado. Incluso su ministra de Relaciones Exteriores, Susana Malcorra, lo criticó: “Yo no hubiera usado el término guerra sucia”.

El presidente argentino evitó adentrarse en la polémica sobre cuántos fueron los desaparecidos en el régimen: "No tengo idea. Es un debate en el que no voy a entrar, si son 9.000 o 30.000, si son los que están anotados en un muro o si son mucho más. Me parece que es una discusión que no tiene sentido”. En julio pasado debió renunciar uno de sus partidarios al cargo de secretario de Cultura de Buenos Aires por soltar que las organizaciones de derechos humanos habían inventado la cifra de 30.000 para cobrar indemnizaciones. En cambio, Macri se metió con la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, que fue recientemente indagada por el caso de las viviendas y que a sus 87 años no descansa en su crítica al nuevo presidente: “Está desquiciada, dice barbaridades fuera de lugar hace varios años”.

El Comité de Derechos Humanos de la ONU censuró a Macri por “la adopción de recientes medidas de reducción de personal y cambios institucionales en áreas destinadas a la protección de los derechos humanos, particularmente respecto a las instituciones destinadas al proceso de memoria, verdad y justicia”. La comisión manifestó su preocupación porque el nuevo Gobierno designó a un ex-militar como director del Programa Nacional de Protección de Testigos e Imputados, clave para los juicios de los crímenes de la dictadura. También apuntó contra los otros dos poderes del Estado: por un lado, reclamó celeridad a los juicios y, por otro, que se creara la prevista comisión legislativa de identificación de las complicidades empresariales con el régimen.

En cuanto a las actuales violaciones a los derechos humanos, la ONU felicitó a Argentina por su plan nacional de acción para la prevención, asistencia y erradicación de la violencia contra las mujeres, pero lamentó las demoras en su implementación. En la provincia de Buenos Aires, donde vive casi el 40% de los argentinos y donde también gobierna el partido de Macri, Propuesta Republicana (PRO), el secretario de Derechos Humanos bonaerense, Santiago Cantón, cuenta que la lucha contra la violencia de género constituye la prioridad de su gestión y que para ello ampliarán el número de refugios para víctimas de 30 a 50 en tres años, impondrán pulseras electrónicas para controlar a los agresores, ampliarán las líneas telefónicas de emergencia y capacitarán a los docentes para promover el cambio cultural en las escuelas. Claro que al mismo tiempo las dos exmujeres del jefe de la Policía bonaerense han contado a la revista porteña Noticias que lo habían denunciado ante la justicia por golpes... A su vez, la igualdad de género continúa pendiente en Argentina: las mujeres ganan 25% menos que los varones y ocupan muchos menos puestos decisorios, según Naciones Unidas.

A Cantón también le preocupan las condiciones de detención y las torturas en cárceles y comisarías. El Comité de Derechos Humanos de la ONU ha señalado que en las prisiones rige el “autogobierno” de las fuerzas penitenciarias, es decir, carecen de efectivo control civil, mientras que resulta “escaso el número de condenas de los responsables y leves las sanciones impuestas a los autores” de los tormentos y malos tratos. El organismo relató la existencia de “requisas vejatorias, alta tasa de violencia entre los detenidos, traslados forzosos y el recurrente uso de la reclusión en régimen de aislamiento”. A la comisión le “preocupa que los castigos corporales no estén específicamente prohibidos como forma de disciplina en el hogar, en la escuela, en los centros de privación de la libertad y en las instituciones de protección de menores”. También le inquieta que seis de cada diez presos permanezcan encerrados sin condena, bajo el régimen de prisión preventiva, y augura que el plan Justicia 2020 del Gobierno de Macri solucione esta cuestión. Mientras tanto, reina el hacinamiento y el deficiente acceso a la salud de los reclusos, algunos de los cuales ni siquiera están alojados en cárceles sino en sedes policiales.

Las fuerzas de seguridad continúan deteniendo al azar, sobre todo en los barrios pobres. “El comité reitera su preocupación por la normativa y prácticas de la policía para detener a personas con el objeto de averiguar su identidad sin orden judicial anterior y por un largo período de tiempo, sin que la persona detenida sea llevada ante un juez u otro funcionario autorizado por la ley para ejercer un control judicial”, alertó el documento.

El aborto siempre aparece en estos informes de la ONU. La organización lamentó que no en todo el territorio argentino se aplique de manera homogénea un fallo de la Corte Suprema del país que permite interrumpir el embarazo a las mujeres violadas o con riesgo de vida. Advirtió sobre los abortos clandestinos que derivan en muertes maternas, los embarazos adolescentes y el caso de una joven condenada por homicidio de su bebé recién nacido, pese a que ella alegaba que se trató de un aborto espontáneo. La mujer acaba de ser liberada, después de dos años presa y con el patrocinio de una abogada de Católicas por el Derecho a Decidir.

Las personas con discapacidad llamaron la atención del comité. Pese la obligación legal que les reserva una cuota laboral del 4%, diversos informes dan cuenta de que el cumplimiento es de sólo el 0,8%. Además, la ONU advirtió sobre violaciones a los derechos humanos de pacientes ingresados en hospitales psiquiátricos.

La impunidad por el atentado terrorista que mató a 85 personas en 1994 en la sede porteña de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) sigue siendo motivo de espanto. Más antigua aún es la deuda con los indígenas, que suponen el 2% de la población del país sudamericano. La Constitución de 1995 les reconoce sus territorios ancestrales y una ley de 2006 establece que sean relevados, pero poco se hizo en diez años y en diversas provincias continúan sufriendo desalojos violentos.

El Comité de Derechos Humanos de la ONU se metió, por último, en el decreto por el que Macri modificó la ley kirchnerista de medios audiovisuales y que fue ratificado por el Congreso, en el que la coalición gobernante consiguió el apoyo de parte de la oposición. “Las recientes reformas podrían tener el efecto de concentrar la titularidad de los medios de comunicación y afectar negativamente el derecho a la libertad de expresión”, planteó el organismo. En fin, mucha tarea pendiente para un gobierno que lleva apenas nueve meses y al que le restan tres años y tres meses más.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Las verdaderas víctimas del Brexit son los economistas

Lun, 29/08/2016 - 12:36

Matthew Lynn, El Economista

¿Sabe aquél del economista que hundió el coche en una piscina y se rompió el cuello? Olvidó el ajuste estacional. ¿Y conoce la versión del Trivial diseñada por un economista? Contiene 3.000 preguntas y 10.000 respuestas. Siempre ha habido un mercado floreciente, aunque pequeño, de chistes sobre esta ciencia funesta y sus lúgubres profesionales. Pronto se añadirán más sobre el Brexit. ¿En qué se diferencia un economista prediciendo una recesión causada por el Brexit de un anciano aturdido, enfermo de alzheimer? En que el economista tiene una calculadora.

En primavera se pronosticó mucho sobre quién saldría más perjudicado si los británicos decidían salir de la Unión Europea. Nos dijeron que la economía británica se sumiría en una recesión, el sistema bancario se hundiría y la eurozona se llevaría un golpe funesto. Sin embargo, la verdadera víctima ha sido la reputación de los economistas profesionales. Con contadas excepciones, predijeron que el Reino Unido iría directo a una recesión a consecuencia del Brexit pero el país marcha igual de bien, como el resto de Europa. Sin duda es una calamidad por la que la profesión se merece una buena paliza o cuando menos que se plantee varias preguntas.

Si rebobinamos varias semanas atrás y prestamos atención a algunos de los pronósticos sobre las consecuencias probables del Brexit, pensaríamos que el Reino Unido y de hecho el planeta entero estaría entrando en una recesión a estas alturas.

Nada más concluirse el referéndum, los cuentanúmeros de todos los grandes bancos de inversión, los organismos políticos y los reguladores coincidían en predecir que el parón de la actividad económica sería brusco y repentino. Blackrock, el mayor gestor de dinero del mundo, por ejemplo, dijo a principios de julio que era probable una recesión. Barclays estimó un crecimiento negativo en la segunda mitad del año y Bank of America una ralentización profunda.

Resulta que no está pasando. En este mes obtuvimos los primeros datos desde el referéndum y el guirigay político posterior. ¿Adivinan? Todo funciona sorprendentemente bien. Los datos de la inflación indican un pequeño remonte en la subida de precios pero el ritmo general sigue muy por debajo del objetivo del Banco de Inglaterra del 2%.

El empleo va bien, con el número total de puestos de trabajo en máximos históricos, y el paro ha vuelto a bajar. Las ventas al por menor, tal vez la medida más exhaustiva de la salud en una economía minorista y de consumo como la británica, eran mejores aun. Contra todas las expectativas, a los consumidores no ha parecido importarles el caos de la salida de la UE y las ventas interanuales han aumentado un 5,9%.

Tampoco hay mucha evidencia de daños en la economía europea en general. La economía francesa e italiana son pésimas como siempre pero el global de la eurozona, aunque no es que avance a pasos agigantados exactamente, parece continuar como de costumbre. En efecto, los datos de la encuesta de Markit publicados ayer martes indican que al contrario que ralentizarse, el crecimiento se ha acelerado desde la votación.

Desde luego, la economía británica y sus grandes socios comerciales allende el Canal de la Mancha podrían sufrir daños a largo plazo. Quizá suceda que en 2021, por ejemplo, el Reino Unido solo crezca un 1,8% mientras que siendo miembro de la UE y con pleno acceso al mercado único habría crecido un 2,1%. También puede que Holanda hubiera crecido solo un 11% en lugar del 1,3% de haber disfrutado de un acceso más amplio al Reino Unido.

Lo cierto es que probablemente nunca lo sepamos. Hay tantos elementos distintos en una gran economía desarrollada como la británica, del cambio demográfico a los tipos impositivos comparativos, pasando por las tendencias de productividad, que sería casi imposible distinguir cuál corresponde al abandono de la UE y cuál no. La realidad es que el Brexit implicará que parte de la economía vaya peor y otra mejor, y al final lo más probable es que no se note demasiado la diferencia.

Pero eso no es lo que pronosticaron. Una amplia mayoría de economistas de la corriente dominante, bancos y gestores de fondos predijeron un golpe inmediato y severo para la economía británica a consecuencia del Brexit. Llevados por ese consenso, muchos inversores vendieron libras y títulos británicos. Nadie ha calculado aún el coste total del error de apreciación sobre el Brexit pero seguramente se habrán sufrido pérdidas muy importantes.

Y eso exige una explicación apoyada en dos problemas, uno menor y otro mayor. El menor es que casi todos los economistas han llegado a depender demasiado de los datos de la confianza y las encuestas, en vez de los números reales. Siempre iba a ser muy difícil averiguar porqué el Brexit conduciría a una recesión inmediata, salvo por el argumento de que la confianza se iba a llevar tal golpe que las empresas no invertirían y los consumidores no gastarían. Eso ha resultado ser falso y habría sido mejor esperar a ver los números reales antes de lanzar previsiones en un sentido u otro.

El mayor es que la mayoría de los economistas de los bancos, las gestoras de fondos y los institutos políticos estaban tan comprometidos personalmente con la permanencia en la UE que no podían imaginarse otra cosa que un desenlace catastrófico si el Reino Unido se iba. Y eso no es en absoluto aceptable. La economía no es una ciencia dura como la física pero debería ser capaz de albergar más objetividad que eso. Nadie espera que los economistas emitan pronósticos perfectos porque no es esa clase de ciencia, pero equivocarse tan estrepitosamente en un suceso tan importante pone en duda su relevancia y efectividad. Como poco, la próxima vez que haya una votación importante con implicaciones globales, habremos aprendido a no escuchar a los economistas.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

La insostenible ligereza de los mercados

Lun, 29/08/2016 - 07:01

Luis Casado

En este caso debes tomar ‘ligereza’ en la peor de sus acepciones, o sea irreflexivo, poco meditado, inconstante, falto de seriedad, inestable. Tú me dirás que tratándose de los mercados siempre es el caso, y por mi parte precisaré que me refiero a los mercados que piensan, deciden, se tranquilizan o se asustan, huyen o regresan al galope, rechazan o aprueban, exultan o lloran, aman u odian, en otras palabras a quienes “hacen los mercados”, a mendas de carne y hueso.

Suelen llevar una gorrita –o en su defecto una visera– con la mención “Experto” estampada en caracteres visibles, y no es infrecuente ver letras reflectantes si se trata de un “Economista-jefe”.

Suspenso que se suma al suspenso, tales eminencias esperaban la palabra de Janet Yellen como otros el agua de mayo. Para ser más precisos, el discurso que Yellen pronunció ayer viernes en Jackson Hole. Su palabra debía ser un faro en medio de las tinieblas.

Kevin Logan, Economista-jefe de HSBC, pensaba “que el mensaje de Yellen podría ser que ‘la neblina se levanta". Estoy citando, no le quito ni le pongo, el laburo del Economista-jefe de uno de los bancos más importantes del mundo consiste en rezar para que Yellen anuncie cielos despejados.

Por su parte, Drew Matus, Economista ‘senior’ del banco UBS en los EEUU, declaraba: “Yo (…) espero que la Presidente Yellen decida mirar el lado optimista de las perspectivas”. Matus es un fiel exponente del Método Coué. Tal método, designado con el apellido del psicólogo y farmacéutico francés Émile Coué de la Chataigneraie (1857-1926), se funda en la autosugestión y la auto-hipnosis. Para sanar basta con auto-convencerte que ya estás sano. Simple como una de tus manos.

Greg Robb, senior economist reporter de Market Watch, ‘operador de negocios’ estadounidense, precisa: “Para ser justos, Matus piensa que la FED no anunciará nada hasta la reunión de septiembre de su Comité de Política Monetaria y no hará nada concreto hasta su reunión de diciembre”. En otras palabras es urgente creer, y es urgente esperar. Creamos y esperemos.

Michael Gapen, Economista-jefe de Barclays, es optimista cuando declara: “Esperamos que Yellen entregue una señal más fuerte sobre la probabilidad de una próxima alza de tasas de interés.”

Parece cosa de locos, pero todos estos “expertos”, magníficamente pagados, no se aventuran a usar sus propios cálculos, realizados con modelos matemáticos muy similares –conceptual y metodológicamente hablando– a los que usan la FED o el FMI. Prefieren esperar a que hable Yellen, como si su palabra tuviese un poder divino. ¿Prudencia, pusilanimidad, cobardía?

Logan, Matus, Robb y/o Gapen saben tanto o más que Janet Yellen y los miembros de la FED sobre los índices, tendencias y cifras que cotidianamente entregan decenas de institutos que viven de eso.

Sin embargo, viven esperando la palabra que mana de la boca del banco central de los EEUU, órgano constituido, como UBS, Barclays, Market Watch o HSBC, por simples mortales tan propensos al error como el que más. Y cobran por ello. Su ‘autoridad científica’ (¿por qué te ríes?) no va más allá de prever cuando, o en qué grado, la FED pudiese, si los astros se conciertan, mover pieza.

Aún así, como escribe Greg Robb, como mucho su coraje les lleva a pronunciar banalidades –imbecilidades es el término que conviene– como la siguiente: “…las posibilidades de un alza de tasas este año es de 50-50” (sic). Mañana… ¿me visto de verano o voy con abrigo? “Las posibilidades son de 50-50”. Te pones un impermeable, calzas chancletas y llevas gafas de sol.

Por si la insondable ignorancia –o la inconmensurable pusilanimidad– de los Economistas-jefe no fuese suficiente, el Wall Street Journal (WSJ) incursiona en los sondeos de opinión, como si la marcha de la economía y las decisiones de sus manitúes dependiesen de la opinión de una “muestra representativa” de idiotas: “En torno a un 71% de 62 economistas encuestados este mes por el Wall Street Journal dijeron que la FED esperaría hasta su reunión del 13-14 de diciembre” (resic).

Cualquier aprendiz de estadístico sabe que una muestra de 62 individuos es tan inútil como las previsiones y consejos del WSJ. Cuando te digo que esto no se inventa…

Como quiera que sea, Janet Yellen vino a Jackson Hole, vio y habló. La conocida publicación Fortune estima que “los mercados adoraron” su discurso. ¿Qué dijo Janet? Lo que “los mercados” querían escuchar: todo va bien y mañana mejor.

Según Fortune “Yellen tuvo sobre todo palabras amables para el Tío Sam, diciendo que ‘a la luz de los sólidos y continuos resultados del mercado del trabajo y nuestras previsiones para la actividad económica y la inflación’, la posibilidad de un alza de tasas de interés adquiere fuerza”.

Ya. ¿Y ahí? Nada. No hay alza de tasas. Habida cuenta de la forma de reaccionar de “los mercados”, o sea de los ignorantes descritos más arriba, basta con la palabra de Yellen. La misma que dudó más de lo conveniente en diciembre del 2015 para subir la tasa directriz en un microscópico “cuarto de punto de base”, o sea en un 0,25% anual, sigue dudando ahora pero es consciente de que el mundo de los Economistas-jefe no puede seguir en Babia.

Diciéndoles lo que querían escuchar les permitió respirar, y al mismo tiempo tranquilizó a Fortune, que pone en primera página:

“Janet Yellen y los inversionistas de Wall Street están de acuerdo en una cosa: La economía de los EEUU es una inversión relativamente buena”.

Como diría el otro, todo está en el “relativamente”. Ni tan cerca que te quemes, ni tan lejos que te hieles. Como hubiese dicho Alan Greenspan, “Uds. creen que entendieron lo que yo dije pero no saben si lo que dije quiere decir lo que yo quise decir”.

No obstante, el laburo de Janet Yellen consiste en anunciar ‘cielos despejados’ como deseaba Kevin Logan. Nadie espera del presidente de la FED que venga a anunciar la crisis de los subprimes (Alan Greenspan ni siquiera la vio venir), ni el hundimiento de los bancos privados (Ben Bernanke juraba que Lehman Brothers sobreviviría).

Ahora Janet Yellen se esfuerza en demostrar que la FED dispone de herramientas para hacerle frente a otra eventual recesión.

Una de esas herramientas consiste en bajar las tasas de interés, pero como sabemos estaban (y de algún modo están) en cero. Ni modo de ir más abajo. Otra herramienta tradicional consiste en fabricar dinero trucho, o sea hacer emisiones sin respaldo, pero los consecutivos relajos monetarios –Quantitative Easing para los entendidos– permitieron la emisión de billones de dólares sin alterar ni la tasa de crecimiento, ni la tasa de inflación que sigue cerca de cero amenazando por el contrario con transformarse en deflación.

No importa. Janet Yellen vino, vio y habló. Los Economistas-jefe pueden dormir en paz, el futuro se anuncia resplandeciente, los EEUU siguen siendo una inversión relativamente buena, John Wayne es recordado como el cowboy por excelencia, Mickey es bueno, los ‘Chicos malos’ son malos, y todo baña en el aceite esencial que debe lubricar las bielas de este inmenso motor que es la economía globalizada.

Hasta la próxima crisis que muestra ya la punta de la nariz. Pero no lo digas: podrías despertar de su apacible sueño a los Economistas-jefe, y desatar un pánico de no veas en “los mercados”.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Brasil ahora avanza sobre el verdadero blanco del golpe: Lula

Dom, 28/08/2016 - 23:09

Eric Nepomuceno, La Jornada

Dentro de dos o tres días, y a menos que ocurra algo inesperado e improbable, Dilma Rousseff, relecta en octubre de 2014 con 54 millones de votos, tendrá su mandato popular liquidado por decisión de al menos 54 de los 81 senadores brasileños. El golpe institucional abierto por el entonces presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, apartado de su puesto por orden de la Corte Suprema gracias a sus reiteradas travesuras en su única verdadera especialidad, la corrupción más deslavada, se habrá consumado. Cunha, a propósito, sigue libre: será juzgado por sus pares cuando la farsa haya terminado. Mientras, esgrime su arma favorita: amenaza con decir todo lo que sabe, y lo que sabe tiene fuerza para destrozar a la mitad de los integrantes del Congreso brasileño.

Para completar el cuadro y determinar el ambiente, el pasado viernes la Policía Federal anunció, con pompa y circunstancia, que había denunciado por corrupción pasiva, lavado de dinero y ocultamiento de patrimonio al ex presidente Lula da Silva, su esposa, Marisa Leticia, y otras tres personas.

La misma Policía Federal, que en Brasil tiene funciones similares a las del FBI estadounidense, había divulgado, hace pocas semanas, el informe preliminar sobre las investigaciones relacionadas a un departamento que supuestamente sería del ex mandatario. En el informe no aparecía el nombre de Lula ni de su esposa.

Es una historia conocida: la acusación indica que Lula sería el verdadero propietario del inmueble que fue refaccionado por una de las constructoras involucradas en escándalos de coimas y desvío de recursos públicos. Lula admitió haber adquirido el departamento en la etapa de construcción, y que luego desistió del negocio. Sus abogados requieren, en la justicia, la devolución de lo que fue pagado. El inmueble devuelto ha sido puesto en venta por los constructores.

Nada de eso importa: ahora le tocará a la justicia decidir si transforma a Lula y doña Marisa Leticia en reos. El estrago político, sin embargo, está hecho.

Sobra decir que los medios brasileños, pilares esenciales del golpe, abrieron ahora el inmenso espacio que no dieron cuando se conoció el informe preliminar, que no mencionaba a Lula. También se olvidaron de levantar sospechas sobre las razones para esa súbita alteración que, no por casualidad, coincide con la etapa final del golpe institucional en curso.

Desde el pasado jueves desfilaron por el pleno del Senado los testigos de acusación y defensa. Al fin y al cabo, es esencial preservar las apariencias, insinuando que todo trascurre dentro de los preceptos constitucionales y democráticos.

Sometidos a pesadas preguntas de los senadores, los testigos de defensa no hicieron más que confirmar, con argumentos sólidos, lo ya sabido: Dilma Rousseff no cometió crimen de responsabilidad. La Constitución brasileña determina que un mandatario electo por voto popular sólo puede ser destituido por este delito. Pero para los senadores brasileños, sobran razones para librarse de Dilma Rousseff y hacerse con el poder que las urnas les negaron en las cuatro últimas elecciones presidenciales.

Entre los senadores, más de uno, para asombro de los lúcidos, pidió que se apresurasen las preguntas y respuestas, una vez que todos tenían consolidada su convicción. O sea: no importaba lo que se demostrase, la presidenta estaba destituida, y las formalidades no eran necesarias.

Tanta prisa tiene claras razones: cada día surgen nuevos indicios robustos de que a menos que se suspendan las investigaciones, el todavía interino Michel Temer y las principales estrellas de su constelación tumbarán por el viento las denuncias.

Todo eso pasa frente a la indiferencia de la opinión pública, anestesiada por los medios de comunicación, en especial los controlados por Globo (revistas, diarios, emisoras de radio y televisión).

Ocurre ante la pasividad bovina de las instancias superiores de justicia. El presidente del Supremo Tribunal Federal preside, por determinación constitucional, el juicio en el Senado. Sigue rigurosamente el guión de la farsa, mientras discute con los senadores el aumento de los sueldos de los funcionarios de la justicia.

Los efectos de las políticas anunciadas por el gobierno que está a punto de tornarse efectivo se harán sentir a corto plazo, y serán especialmente duros para las clases que supieron beneficiarse de los programas implantados a lo largo de los últimos trece años, a partir de la llegada de Lula da Silva a la presidencia en 2003.

Nada de eso, importante, es llevado a debate con la opinión pública.

Liquidado el mandato de Dilma Rousseff se abre la temporada para que se alcance el verdadero objetivo del golpe: eliminar a Lula da Silva del escenario político brasileño, y asegurar, a las oligarquías de siempre, el retorno al poder.

Que la Policía Federal lo haya indiciado sin pruebas ha sido el primer paso. El próximo podrá ser entregarlo en bandeja de plata a la saña persecutoria de un juez provinciano de primera instancia.

Más que de brumas, los tiempos que se abren sobre mi país son de vergüenza. La historia sabrá juzgar a los farsantes, a los traidores, a los indecentes. Pero será demasiado tarde para corregir sus ruindades.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

El impuesto mensual que pagan los trabajadores para financiar a los grandes grupos económicos

Dom, 28/08/2016 - 21:00

Mauricio Becerra Rebolledo, El Ciudadano

Cada mes los trabajadores chilenos entregan 500 mil millones de pesos (750 millones de dólares) a las AFP. Sin embargo, estas pagan pensiones que en su mayoría no superan los 200 mil pesos (300 dólares). El resto de la tajada y las ganancias por inversiones con dicho capital van a parar a los grandes grupos económicos. Es el neoliberalismo de los chicago-boys en su versión más descarnada y real: la base ideológica de un modelo económico que permitió en sus inicios incrementar el crecimiento económico, fue a expensas del saqueo al ahorro de los trabajadores. El objetivo oculto en el origen del sistema de AFP fue crear un mercado de capitales para lucir al resto del mundo. Ahora, en cambio, intentan convencer a los trabajadores chilenos de que sus pensiones son malas porque cotizan poco.

¿No será hora de volver a un sistema de reparto solidario?

Los orígenes del saqueo Estaba la Junta Militar en pleno la mañana del 14 octubre de 1980. La orden del día era la reforma inédita al sistema de previsión social propuesta por el ministro del Trabajo y Previsión Social, José Piñera, y pergeñada por un grupo de economistas neoliberales como Luís Larraín y Hernán Buchi. En la sesión también estaban el ministro de Hacienda, Sergio de Castro, padrino de la estrategia de shock económico que inició la privatización del país; y Walter Riesco Salvo, que figuraba como asesor y ya en democracia sería el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC).

Matthei, Mendoza, Merino y Pinochet concordaban en una reforma profunda al sistema previsional. La duda estaba en si la propuesta de un esquema de capitalización individual era lo más adecuado y el riesgo de que dicho fondo fuera administrado por privados. Pinochet comentaba que pese a encontrar “maravilloso” el sistema, “he dicho que no estoy de acuerdo en el problema ése de que los capitales vayan a la parte privada. En realidad, no discrepo de ello, sino que me choca por estimar que los señores empresarios aún no están en capacidad para administrar 97 millones de dólares mensuales”.

“Partimos de la base de que estamos de acuerdo. Yo considero que es necesario un nuevo sistema, pero me angustio cuando veo que habrá tanta plata y aquí todos los ‘vivos’…”, reflexionaba el dictador, interpelando a Piñera de por qué no dejar la administración de las platas al Banco Central.

“El problema en este sistema es que hay que capitalizarlas, es decir, en el fondo hay que invertirlas en documentos”, respondía el ministro que hace poco había diseñado también la Reforma Laboral. Justificaba que era necesario invertir el dinero en documentos, hacer gastos en operaciones para reunir el dinero. A su ofensiva se suma el ministro de Castro, quien defiende el nuevo sistema argumentando que invirtiendo en bienes inmobiliarios se da seguridad a los fondos.

El almirante Merino advierte que “el peligro radica en que en el futuro pueda ser modificada por regímenes políticos posteriores”, por lo que había que darle a la ley un quórum calificado. Según Merino, así se evitaría que “en veinte años más a un Congreso se le ocurra de repente empezar a modificar la ley y quitarle algunos de los cerrojos que tiene para impedir que sea mal usada”.

La reunión comenzó poco después de las nueve de la mañana, pararon para almorzar y culminó pasadas las siete de la tarde. Poco antes de terminar, los militares se aseguraron de mantener a su personal en el esquema anterior. Así, a través de un decreto con cerrojo, entre militares obsecuentes y Chicago Boys ambiciosos aprobaron el D.L. 3.500, entregando un nuevo negocio al capital privado. Desde esa fecha cada chileno que trabaje está obligado a entregar un pedazo de su salario para financiar a los grandes grupos económicos. A cambio se les entregará una pensión que, según se pronostica, alcanzará a no más del 20 por ciento de su salario.

“El objetivo de las AFP no era garantizar pensiones dignas, sino generar un mercado de capitales, cifra que hoy supera los US$ 160.000 millones, gracias al ahorro forzoso de los trabajadores y a un sistema de inversiones que privilegia a las grandes empresas –CMPC del grupo Matte, por ejemplo, la misma de la colusión del papel– y al sistema financiero internacional. Las bajas pensiones, por lo tanto, no fueron un ‘error de implementación’ sino una parte esencial del diseño original, más allá de lo prometido”, destaca Gonzalo Durán, economista de la Fundación Sol.

Los Albores de la previsión social La previsión en la vejez es una preocupación del siglo XX. El historiador Sergio Grez cuenta que “el principio de la seguridad social lo levantaron las organizaciones políticas vinculadas al movimiento obrero y popular. Su precursor fue el Partido Democrático, que ya en su primer Programa (1887) contemplaba la organización por el Estado de la ‘asistencia pública en favor de los enfermos, ancianos o inválidos del trabajo’. Tres lustros más tarde, en 1903, el diputado Malaquías Concha, líder de dicho partido, propuso que la Cámara solicitara al presidente que incluyera en la legislatura proyectos de leyes sociales como cajas de ahorros para los operarios de los ferrocarriles y jubilación de los empleados de las policías”.

Grez agrega que ya en la segunda mitad de la década de 1910, cuando dicho partido accede a puestos ministeriales integrando la Alianza Liberal, sus ministros realizaron incipientes avances para montar un sistema de protección social. Al mismo tiempo, el Partido Obrero Socialista, fundado por Luis Emilio Recabarren en 1912, estableció en su primer Congreso (1915) un programa con varias medidas de legislación social, como pensiones de retiro e invalidez del trabajo.

A partir de 1924, con la creación del Ministerio de Salud, Trabajo y Previsión Social, se asume la tarea de crear cajas previsionales y un sistema de pensiones de reparto que se va perfeccionando a medida que se avanza en el Estado de Bienestar. Los trabajadores cotizaban a lo largo de su vida y al jubilar recibían un monto de pensión calculado en base a su último salario.

El D.L 3.500 de 1980 que funda el sistema de AFP se monta en contra de dicho esquema. La capitalización individual es su elemento fundante y se da un período de 6 años para estar operando en plenitud. A partir de 1981 los grandes grupos económicos fundan sus AFP e inician una gran campaña de persuasión en una televisión orquestada por la dictadura y con miles de funcionarios que inundaban los espacios laborales convenciendo a la gente de cambiarse al nuevo sistema previsional. Se amenazaba a las personas con que al final todos serían cambiados en pocos años, que las pensiones serían similares al salario o que las Cajas eran el botín de funcionarios inescrupulosos que se llevaban la plata para la casa. En adelante, quien se iniciara laboralmente está obligado a cotizar en las AFP.

Catástrofe social y financiamiento de grandes grupos económicos A 34 años de su implementación, la jubilación en Chile se ha convertido en una catástrofe social. De las 1.120.000 pensiones que el sistema paga, el monto promedio apenas es de $205.000 (308 dólares), alcanzando con el aporte previsional solidario del Estado la escuálida cifra de $219.000 (329 dólares). Marco Kremerman, economista de la Fundación Sol, destaca que si consideramos las 336 mil pensiones de Vejez Edad (retiro programado), el 91% de estas está por debajo de $156.000, lo que equivale al 62% del Salario Mínimo nacional. Si se aplican variables de género se evidencia que 94 de cada 100 mujeres jubiladas recibe dicha pensión o un monto más bajo.

También las AFP no juegan limpio en el cálculo final de los pensionados. Muchos pensionados de la modalidad de retiro programado recurrieron a la Superintendencia de Pensiones (SP), que el año reciente aplicó multas por $60 millones a cinco compañías, siendo las más altas a Provida y Cuprum.

A futuro el panorama es peor. Ya será así para los que jubilen a partir de julio de este año, a quienes por la aplicación de tablas de mortalidad verán disminuida su pensión en 2,2%. Pero la catástrofe mayor se cierne para los que tienen entre 60 y 65 años, quienes -según cálculos de la SP- acumulan en promedio menos de $30 millones en su cuenta individual, por lo que tendrán pensiones inferiores a $150 mil mensuales. Para la mitad de los que se jubilen entre 2025 y 2035, y que hayan cotizado entre 25 y 33 años en las AFP, la Comisión Bravo estimó que tendrán una tasa de reemplazo menor a 22%.

¿Quién está ganando entonces? Como si fuera un baúl con doble fondo, las AFP y los medios masivos reducen el problema de las pensiones a que los sueldos en Chile son bajos, que ha aumentado la expectativa de vida y a que se debiera ahorrar más. Lo cierto es que el esquema de las AFP fue montado no sólo como privatización de las jubilaciones, sino que para entregar grandes sumas de capital -sacadas obligatoriamente del salario de los chilenos- a los grandes grupos económicos. Análisis de la Fundación Sol destacan que ya el año 2014 las AFP tuvieron ingresos por $7,1 billones sólo por las cotizaciones de los trabajadores activos. El mismo año pagaron $2,8 billones en pensiones. Es decir, tuvieron una ganancia neta de 4,3 billones pagando al mismo tiempo pensiones miserables.

El Centro de Estudios de Desarrollo Alternativo (Cenda) mantiene actualizado cada mes los Indices de la Actividad Económica Interna. Una de las variables consideradas en su analítica es la recaudación de las AFP cada mes y cuánto pagan en pensiones. El economista Manuel Riesco, integrante de Cenda, delimita que “cada mes cotizan unos 5,7 millones de personas en promedio. Si cruzamos ese dato con el sueldo imponible promedio (700 mil pesos) tienes el dato del total de asalariados de Chile. Como las AFP descuentan el 12,5% a cada salario, el cálculo da que todos los meses a las AFP le entran 500 mil millones de pesos. Al mismo tiempo, la Superintendencia de Pensiones también lleva un registro de las pensiones pagadas, las que bordean 1.133.000 pensiones (mes de mayo). Estas tienen un monto promedio ponderado, lo que da el monto de lo que pagan en pensiones: 208 mil pesos por persona (7,87 UF). Es decir, si al total de cotizaciones le restas el total de lo que pagan las Compañías de Seguro y las AFP, el resultado evidencia que cada mes las AFP tienen un excedente de 300 mil millones”.

Riesco destaca que “de este excedente, la mitad se lo embolsan las propias AFP y la otra mitad se lo traspasan a los grandes grupos financieros en forma de préstamo o capital accionario. Esto genera excedentes que las AFP no van a devolver jamás”.

Un cálculo estimativo del gran volumen del negocio en que se convirtió la previsión de los chilenos hecho por Cenda, da cuenta de que entre 1982 y 2013 son 55,8 billones de pesos (del año 2013) que se han embolsado las AFP.

Recaredo Gálvez, cientista político de la Fundación Sol, calcula que para el año 2016 “llevamos un pozo administrado por las AFP que supera los 160 mil millones de dólares, o sea equivale al 70% del PIB. Lo que los contribuyentes han ingresado al modelo sólo este año”.

“El objetivo ha sido principalmente poder financiar directamente a los grandes grupos económicos, entre los cuales podemos reconocer a la banca. Si miramos los datos hoy, en la banca hay 31 mil millones de dólares que provienen de los fondos de pensiones, concentrándose este monto de dinero en 10 bancos que operan en Chile. Un alto nivel de concentración y de recursos que se entregan a este sector, lo que genera un proceso de acumulación y expansión de los capitales inédito”, destaca Gálvez.

El destino final del dinero de los trabajadores acaba en las fauces de los grandes grupos económicos. Si por años auspiciaron a grupos como Penta o Soquimich, este año continúan financiando a los grandes conglomerados de Luksic, Angelini y Matte (ver infografía). Gálvez recalca que las AFP “cumplen el objetivo marcado de financiar a los grandes grupos económicos y generar una alta concentración de riqueza y no pagar pensiones suficientes, porque no están diseñadas en esa perspectiva”.

Lagos y Bachelet: subsidiando el modelo Pese a ser uno de los ejes centrales de las reformas neoliberales de Pinochet, durante los gobiernos de la Concertación y de la Nueva Mayoría se ha perfeccionado el sistema previsional. Ya en 2002 el ex presidente Ricardo Lagos creó los multifondos, lo que permitió a los cotizantes optar donde invertir su dinero y de pasada permitía a las AFP colocar dineros en la ruleta rusa de las bolsas mundiales. Entusiasta con las AFP, Lagos dijo al momento de anunciar la reforma que “nos reunimos para celebrar los 21 años de un sistema que ha funcionado y ha sido exitoso y que ahora lo perfeccionamos porque vamos a tener cinco fondos”.

Pero los fondos no alcanzaban para pagar pensiones dignas. En 2006, en su primer mandato, Bachelet convoca a la Comisión Marcel para hacer una reforma al sistema, realizada en 2008 y que obliga a los trabajadores a honorario a cotizar, y crea un subsidio estatal a las pensiones más bajas, las que hoy equivalen a 86 mil pesos mensuales. Los centros de pensamiento de la derecha acusaron en la oportunidad que establecer el Sistema de Pensiones Solidarias era “un incentivo a que las personas no cotizaran”.

El segundo gobierno Bachelet se tuvo que hacer cargo de que el sistema seguía en crisis. Para ello convocó a una Comisión dirigida por el ex director del Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, el economista David Bravo.

Pese a que las conclusiones de la Comisión advirtieron que con el modelo actual la mitad de los pensionados recibirá una jubilación que no superará el 15% de su sueldo y, en un escenario ideal de cotización continuada, alcanzarían para apenas el 40% del ingreso promedio, los ‘expertos’ se dividieron por dos alternativas que acaban perfeccionando el sistema de AFP. Una tercera (la propuesta C de la economista polaca Leokadia Oreziak) que proponía volver al sistema de reparto, fue ignorada, quedando sólo en la mesa la propuesta A afín a la industria (subir el monto de las cotizaciones y entregar más dinero del Estado) y la propuesta B que apuesta por un sistema mixto y propone la creación de una AFP estatal.

A las pocas semanas el economista integrante de la Comisión, Andras Uthoff, denunció a El Mostrador que los integrantes nunca vieron la propuesta A antes de ser entregada a la presidenta Bachelet y que vieron sólo borradores que eran similares a la propuesta B. El economista reconoce que no puede opinar con propiedad sobre esta propuesta porque “no vimos lo que quedó, sino que recién ahora lo pudimos leer”. También sostiene que el presidente de la Comisión se la jugó entero por la propuesta. Según denunció CiperChile, David Bravo está implicado en un millonario caso de sobresueldos realizados en la unidad de encuestas de la Facultad de Economía de la Universidad de Chile. Al final, la Comisión Bravo terminó siendo otro gol de las AFP.

Produciendo sujetos neoliberales Cuando José Piñera explicaba ante la Junta su engendro de capitalización individual, argumentó que uno de sus efectos sería debido a que como “la rentabilidad dependerá del buen manejo de la economía nacional (…) usted va a hacer que todos los trabajadores, que son tres millones, se interesen en que haya gobiernos que manejen la hacienda pública en forma responsable, que no sean demagogos, sino administraciones serias. Es decir, de alguna manera se hace propietario acá a cada trabajador”.

Hace pocos años una publicidad de una AFP y Compañía de Seguros mostraba a diferentes personas caminando por la ciudad con montos de dinero en letras naranja bajo el brazo. Unos tenían más, otros menos. La publicidad representaba de alguna forma el sueño político de José Piñera, que es transformar a cada trabajador en un ser que calcula las decisiones de su destino, un destino amarrado a un paraíso de grandes empresas. En estas nuevas políticas la dictadura estaba diseñando una nueva forma de gubernamentalidad: La subjetividad neoliberal promovida apuntaba a producir un sujeto que se juega la vida en decisiones financieras y está obligado a hacerse responsable de la economía de su futuro. Si toma ‘buenas decisiones financieras’ tendrá asegurado el futuro; si es que se equivoca estará condenado a la pobreza. No en vano, una de las propuestas insistentes de las AFP es estimular la ‘educación previsional’.

Los medios y las agencias encuestadoras se han preocupado de invisibilizar dichas demandas y hasta ahora no se ha preguntado directamente a la población si desea mantener el actual sistema de capitalización individual o cambiarlo por un modelo de reparto solidario. Pese a dicho silencio las voces de denuncia se multiplican. A mediados de mayo una pensionada penquista a sus 82 años se encadenó en las oficinas de la AFP Habitat. Recibe una pensión de 150 mil pesos, que a partir de julio se redujeron a 147 mil. El 30 de junio decenas de ancianos encapuchados sorprendieron a los santiaguinos. Era una de las primeras protestas contra las AFP y convocó a cerca de un millar de personas. El 24 de julio la protesta se desparramó por varios pueblos y ciudades de Chile, con una participación en Santiago de unas cien mil personas.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

George Soros: sembrador del caos global desde Ucrania hasta los Balcanes

Dom, 28/08/2016 - 13:11

Alfredo Jalife-Rahme, La Jornada

Es la época de perturbadoras filtraciones cibernéticas cuando pende sobre la adolorida cabeza de Hillary Clinton otra ronda de divulgación de casi 16 mil nuevos correos comprometedores, mientras en forma coincidente su gran aliado, el megaespeculador George Soros –presunto hombre de paja de los banqueros esclavistas Rothschild y cuyo verdadero nombre es György Schwartz, con una fortuna de 25 mil millones de dólares–, es desenmascarado en sus actividades subversivas trasnacionales mediante la exposición de 2 mil 576 documentos privados por DC Leaks, cuya página fue tirada, como era de esperar.

Por fortuna había guardado diversas fuentes, como The Hill (http://goo.gl/auUWWF) –por cierto, muy pro Hillary–, que coloca la foto de Soros con el logo del Foro Económico Mundial de Davos, a quien también controla (http://goo.gl/QZFCWJ).

The Saker (http://goo.gl/1TBPZd) expone cómo la Fundación Sociedad Abierta (sic), de Soros, ha sido desenmascarada y comenta que ya era conocido por estar involucrado en muchas de las revoluciones y golpes de Estado en el mundo, así como su poderosa influencia en la política. Hoy tales filtraciones proveen evidencia directa de qué tan profunda y seria es su injerencia con colosales cantidades de dinero invertidas en las impolutas ONG y en promociones que se centran en los derechos humanos (sic) y la democracia (sic) en importantes periódicos que lubrica y/o controla: The Guardian, Hufftington Post, Libération, etcétera. ¡Qué grave!

Son 12 las técnicas que usa Soros para conseguir sus objetivos y su enfoque primordial son los jóvenes, movimientos contestatarios como Syriza (Grecia) y Podemos (España), y cierto tipo de periodistas. ¡Cómo! Se quedaron cortos porque también en América Latina (AL) pululan sus palafreneros. En 2014, Fundación Sociedad Abierta apadrinó proyectos de varias organizaciones, entre las que destaca Transparencia Internacional, que un servidor ya había expuesto (http://goo.gl/oAonKP).

“Soros apoyó el golpe fascista en Ucrania (http://goo.gl/K04oWs)” cuando junto con los principales ejecutivos de la fundación, mantuvo extensas reuniones con casi todos los actores involucrados en los acontecimientos de la plaza Maidan, situada en el centro de Kiev, entre quienes estaban los ministros ucranios de Asuntos Exteriores, Justicia, Salud y Educación, así como el embajador de EEUU en Ucrania, Geoffrey R. Pyatt, y el director de Usaid: el objetivo era minimizar y contrarrestar la influencia rusa y los lazos culturales Moscú-Kiev con un enfoque para imponer un paquetazo de medidas neoliberales.

Tyler Durden, del incendiario Zero Hedge, acota que las filtraciones “revelan la conspiración (sic) detrás de la crisis de los refugiados en Europa, la manipulación de los multimedia que controla (http://goo.gl/IoOvjE)”. Se evidencia el predominio que ejerce sobre ciertos think tanks, de por sí muy desacreditados (http://goo.gl/oAMOE9), como el Instituto de Política Migratoria, y su manejo perverso de los migrantes: la carne de cañón de Soros.

Para paliar la “crisis migratoria (http://goo.gl/ESsQbB)”, Soros había abogado crear zonas económicas especiales en los Balcanes con incubadoras neoliberales. ¿Alguna coincidencia con el sureste mexicano en llamas y sus incubadoras neoliberales?

El Proyecto de la Prensa en Ucrania expone cómo Soros influyó en la sesgada cobertura de los multimedia en los eventos de Ucrania.

Zero Hedge explaya que la relación de Soros con varias ramas del gobierno de EEUU lo convirtió en el cuarto Estado (nota: la prensa) y se asombra del silencio estruendoso de los multimedia de Occidente (http://goo.gl/VuCMyC). ¡Cómo: si los tiene controlados!

Soros se da el lujo de instruir (sic) a la entonces secretaria de Estado Hillary en cómo lidiar con las turbulencias en Albania en 2011 y se detalla su flagrante intervencionismo en las elecciones de Europa para conseguir sus aviesos objetivos: usa su enorme riqueza para crear el caos global; ha dividido a EEUU corrompiendo a su clase política muy corruptible, destruyó a Ucrania apoyando un golpe de Estado, y planeaba derrocar a Putin para desestabilizar a Rusia (http://goo.gl/IaiQPg).

Un editorial de Investors Business Daily (http://goo.gl/9bR608) pregunta si Soros es el titiritero de los demócratas y Hillary cuando financia al Center for American Progress, que preside John Podesta, íntimo de los Clinton, y una de cuyas empresas, Global Solutions, dirige el ex embajador de México en EEUU: Arturo Sarukhan (http://goo.gl/72c6xJ). ¡En manos de quiénes ha estado la cancillería del “México neoliberal itamita”!

Katehon –donde colabora el filósofo Alexander Duguin, ideólogo del zar Vlady Putin– fulmina que el verdadero rostro de la actividad filantrópica del magnate sionista (sic) Soros fue expuesta y pone en la picota el papel de las financiadas ONG que operan “como grupos de presión en elecciones tanto en EEUU como Europa (http://goo.gl/yM6dN4)”. Una de las tónicas constantes de la fauna de palafreneros de Soros es acusar a sus críticos de teóricos de la conspiración, antisemitas y agentes rusos. ¡No, bueno!

Russia Insider reproduce un artículo del portal Radix: Las filtraciones sobre Soros: la más importante historia que no se escucha que detalla la estrategia, táctica, donativos) de sus muy influyentes redes globales, “en particular contra Rusia con el fin de socavar sus estructuras familiares tradicionales y la identidad europea en el mundo (http://goo.gl/Bhco2X)”.

Soros juega con la demografía porque entiende que la demografía es destino. Un servidor había detectado que detrás de la crisis migratoria se encontraban los objetivos geopolíticos de Soros/Departamento de Estado para desestabilizar a Europa (http://goo.gl/0RTguG). ¡Nihilismo sin límite!

Wayne Madsen, ex investigador de la célebre NSA, en su libro Soros: el quantum del caos ya lo había desnudado con antelación (http://goo.gl/bqLJn4). De los 26 capítulos del libro destacan: su desestabilización de los Balcanes; su doble juego en el Cáucaso; su colaboración en el golpe en Honduras; su infiltración en China; la soronización (sic) de la ONU; sus redes de apoyo a las revoluciones de color y las revoluciones árabes, y su injerencia en AL: desde los campos de batalla de Libia y Siria a las estepas de Asia Central y desde las minas de oro y diamantes de África a los pisos de remates de Wall Street.

El portal europeo Dedefensa se asombra del magno control de Soros sobre el cuarto poder (los multimedia) de Occidente (http://goo.gl/KvehLe).

¿Qué pasará con Soros, a sus 86 años, y con sus hijos en el caso, todavía lejano, de que su gran aliada Hillary no arrebate la presidencia?

Thomas Lifson aduce que los documentos sobre “Soros, supremo manipulador de los gobiernos y que controla al Departamento de Estado, encararán un escrutinio sin precedente (http://goo.gl/FHPrS5)”.

¿Encarna Soros a la CIA paralela o a una supragencia subrepticia del “Estado profundo (deep state)” y su muy vista mano invisible en Wall Street y la City?

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

La Revolución Industrial desencadenó el calentamiento global en 1830

Sáb, 27/08/2016 - 07:01

La actividad humana lleva produciendo calentamiento global desde hace casi dos siglos, según una nueva investigación que prueba que este fenómeno no se ha desencadenado durante el siglo XX. La profesora asociada Nerilie Abram de la Universidad Nacional de Australia (ANU), una de las investigadoras, dijo que el estudio encontró que el calentamiento comenzó durante las primeras etapas de la revolución industrial y fue detectable por primera vez en los océanos Ártico y tropicales en el decenio de 1830, mucho antes de lo que esperaban los científicos.

"Fue un hallazgo extraordinario", dijo Abram, de la Escuela de Investigación de Ciencias de la Tierra de la ANU y el Centro ARC de Excelencia para la Ciencia del Sistema Climático. "Fue uno de esos momentos donde la ciencia realmente nos sorprendió. Los resultados son claros. El calentamiento climático que estamos presenciando hoy comenzó hace unos 180 años.

Los nuevos hallazgos tienen implicaciones significativas para evaluar la medida en que los seres humanos han hecho que el clima se aleje del estado pre-industrial, y ayudarán a los científicos a comprender el impacto futuro de las emisiones de gases de invernadero en el clima. "En los océanos tropicales y el Ártico en particular, los 180 años de calentamiento han causado que el clima medio sobrepase la variabilidad normal en los siglos anteriores a la revolución industrial," explica Abram.

La investigación, publicada en la revista Nature, ha sido realizada por 25 científicos de Australia, Estados Unidos, Europa y Asia, trabajando juntos como parte del consorcio Past Global Changes 2000 year (PAGES 2K).

Abram declaró que el cambio climático antropogénico era generalmente visto como un fenómeno del siglo 20, debido a que las mediciones climáticas eran poco frecuentes antes de la década de 1900. Sin embargo, el equipo estudió reconstrucciones detalladas del clima pasado que abarcan 500 años para identificar cuando la tendencia sostenida al calentamiento comenzó realmente.

Los científicos examinaron los registros de las variaciones climáticas naturales a través de océanos y continentes de todo el mundo. Estas historias climáticas aparecen preservadas en los corales, decoraciones de cuevas, anillos de árboles y núcleos de hielo. El equipo de investigación analizó miles de años de simulaciones de modelos climáticos, incluidos los experimentos utilizados para el último informe del Panel Intergubernamental de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (IPCC), para determinar qué causó el calentamiento temprano.

Los datos y simulaciones identificaron la aparición temprana del calentamiento alrededor de la década de 1830, y encontraron que el calentamiento temprano se atribuyó a los crecientes niveles de gases de efecto invernadero. Los investigadores estudiaron la mayoría de las erupciones volcánicas a principios del siglo XIX y se encontró que sólo eran un factor de menor importancia en el inicio temprano del calentamiento climático.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Brasil ya no será igual

Ven, 26/08/2016 - 16:22
Emir Sader, Alainet

Cualquiera que sea el desenlace inmediato de la más profunda y prolongada crisis que el país ha vivido, Brasil no saldrá igual, nunca más será el mismo que fue. Será mejor o peor, pero nunca más el mismo. La crisis devastó la credibilidad de todo el sistema político, liquidó la legitimidad del Congreso, propagó la falta de creencia en el Sistema Judicial e hizo que el pueblo sepa que no basta votar y ganar cuatro elecciones para que el mandato presidencial sea respetado. En resumen, lo que se creía que el país tenía como República, se terminó. Lo que se difundía que era un sistema político democrático, ya no sobrevivirá. O bien Brasil construye una democracia sólida – para lo cual el Congreso actual, esta Justicia, este monopolio de los medios de comunicación no podrán seguir existiendo como ahora – o el país deja realmente de vivir en democracia.

La derecha brasileña muestra su cara sin eufemismos. Al inicio alegaba que se trataría de un proyecto para “reunificar el país”, supuestamente dividido por los gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT). Se valía de la pérdida de popularidad del gobierno Dilma, así como del Congreso más conservador y descalificado que el país ha tenido, como también del rol escandaloso y ya sin ningún pundonor de los viejos medios de comunicación, para destruir la democracia política que hemos tenido y promover un gobierno antidemocrático, antipopular y antinacional.

Muy rápidamente fue posible constatar que se trata simplemente de lo que se denunciaba por toda la región: el proyecto de restauración del modelo fracasado en los años 1990 con Fernando Collor de Mello y Fernando Henrique Cardoso, por un gobierno golpista y minoritario, contra el pueblo, contra la democracia y contra el país.

¿Cómo se va a pronunciar el Supremo Tribunal Federal sobre cualquier tema, si ha callado frente al golpe, puesto en práctica bajo sus narices, presidido en el Senado por su Presidente, que apoya todas las brutales ilegalidades que se practican? ¿De qué sirve una Justicia, un STF, que no está para impedir que un crimen en contra de la democracia sea perpetrado por el Congreso? Lo que hay es un silencio cómplice, mezclado con un vergonzoso aumento del 41% de sus salarios, concedido públicamente – con fotos en los periódicos -, por Eduardo Cunha, el político más corrupto del país, cuya impunidad solo se da por la complicidad de los que deberían punir, así como a tantos otros miembros del gobierno, incluso el presidente interino. Ya no habrá democracia en Brasil sin un Sistema Judicial elegido y controlado por la ciudadanía, con mandatos limitados y poderes circunscritos.

No habrá democracia en Brasil sin un Congreso efectivamente elegido y sin financiamiento privado, sin que represente a los lobbies elegidos por el poder del dinero. Un Congreso democrático tiene que estar fundado en el voto condicionado, por el cual los electores controlen aquellos en quienes han votado y que se comprometan con un programa y con un partido determinado.

En una democracia, todos tienen el derecho a la voz, la opinión pública no puede ser fabricada por algunas familias, que imponen su punto de vista al país, como si pudieran hablar en nombre del país, aun cuando han perdido cuatro elecciones presidenciales consecutivas. Nadie debe perder el derecho a hablar, pero todos deben tener el derecho a expresarse, sino, no se trata de una democracia, sino de la dictadura de una minoría oligárquica.

En una democracia un impostor no podría haber asumido la presidencia, aunque interina, por un golpe e imponer el programa económico derrotado cuatro veces sucesivamente, incluso en dos veces en que ese golpista estuvo en la lista vencedora, con un programa radicalmente opuesto al vencedor. Si ello ocurre, es porque la democracia fue herida de muerte, la voluntad de la mayoría fue desconocida.

Si el golpismo triunfa en el Senado brasileño, será necesario hacer que pague duramente el precio del atentado que está perpetrando. Que sus proyectos fracasen, que la vida de sus componentes se vuelva insoportable, que su banda de ladrones sea víctima de la ingobernabilidad. Que se ocupe y se resista en todos los espacios del gobierno ilegítimo, antidemocrático, antipopular y antinacional.

Es parte indisoluble de la resistencia democrática impedir cualquiera acción en contra de Lula, que representa los anhelos mayoritarios del pueblo brasileño, conforme las mismas encuestas que los golpistas han utilizado para buscar legitimidad popular, apuntan. Esta será la señal de que sobreviven espacios democráticos o no. Si logran blindar de tal forma su gobierno y constitucionalizar el neoliberalismo, habrán enterrado definitivamente cualquier señal de democracia en Brasil. En ese caso ellos tendrán el mismo destino de sus antecesores: serán tumbados, derrotados, execrados y un nuevo tribunal de la verdad los juzgará y los condenará por crimen en contra de la democracia. Serán derrotados por el pueblo, por la democracia, por el país, que construirán una democracia de verdad en Brasil.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización