Jaque al neoliberalismo

Distribuir contido
Una mirada no convencional al modelo económico, la globalización y las fallas del mercadoMarco Antonio Morenonoreply@blogger.comBlogger5529125
Actualizado: fai 13 horas 13 min

El feroz chantage de la UE sobre Grecia

Lun, 01/06/2015 - 13:17
Alejandro Teitelbaum, Alainet

Los pueblos de los países llamados periféricos tienen una larga experiencia en materia de “políticas de ajuste” impuestas por el capital financiero transnacional representado por instituciones como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Políticas de rigor destinadas a pagar la deuda externa, que tiene la virtud de auto-reproducirse y crecer indefinidamente, mediante la imposición a los deudores de intereses usurarios y la capitalización de los intereses adeudados, entre otras cosas.

Y cuando ha sido necesario se ha recurrido a los golpes de Estado para acelerar el ritmo de los “reajustes estructurales”, es decir la profundización de la sobreexplotación de las clases populares.

Pero desde hace un tiempo estas estrategias de despojo se han mundializado y las nuevas víctimas incluyen notoriamente a los pueblos de Europa.

Ahora los golpes de Estado no son militares sino ejecutados directamente por el capital financiero que se “pone nervioso” cuando un Estado no paga puntualmente sus deudas poniendo en riesgo sus superbeneficios e impone sucesivas “políticas de rigor” y “reajustes estructurales”.

Su nerviosismo se agudizó al extremo cuando Papandreou en Grecia habló de la posibilidad de convocar a un referéndum sobre las políticas de ajuste. El dúo franco-alemán y la Comisión Europea INTIMARON a Papandreou para que abandonara la idea extravagante de una consulta popular. El capital financiero -que tiene la batuta- parece invisible y los ejecutores visibles son sus fieles servidores: el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (la llamada Troika).

Hace pocos años la dictadura del capital financiero transnacional quedó al desnudo colocando a sus propios peones al frente del Banco Central Europeo y de los gobiernos de Grecia e Italia. Los tres vinculados a Goldman Sachs, que forma parte del riñón del capital financiero.

Mario Draghi, presidente del BCE desde 2011 quien como tal encabeza el chantaje contra Grecia, se ocupó de las privatizaciones en Italia de 1993 a 2001 y como vicepresidente de Goldman Sachs para Europa entre 2002 y 2005 estuvo encargado de empresas y Estados y se ocupó de vender swaps (productos financieros) que permitieron, entre otras cosas, disimular la envergadura de la deuda griega. En Grecia se acumuló una enorme deuda por mala gestión, por pago de intereses muy elevados sobre las deudas y por compras desproporcionadas de armamentos. Grecia ocupó el quinto lugar en el mundo entre los compradores de armas convencionales en el periodo 2005-2009. El 31% de esas armas las compró a Alemania, el 24% en Estados Unidos y otro 24% en Francia, ahora sus principales acreedores

Lucas Papademos, primer ministro griego de 2011 hasta mayo de 2012, fue consejero del Banco de la Reserva Federal en Boston. De 1994 a 2002 fue Gobernador del Banco de Grecia, época en la que GOLDMAN SACHS “ayudó” a falsificar las cuentas del Estado griego.

Pero el brutal chantaje que está ejerciendo ahora la Troika sobre el nuevo Gobierno griego para que se someta a sus exigencias, entierre su programa, renuncie a la soberanía nacional, acepte el despojo de los bienes de Grecia y condene al pueblo griego a vivir miserablemente, permiten afirmar que la expresión “dictadura del capital financiero” no es una metáfora, pues la Troika actúa a nivel regional europeo como las dictaduras que asolan periódicamente diversos países del mundo estableciendo estados de excepción y suprimiendo derechos y libertades y ha convertido en papel mojado los tratados internacionales de derechos humanos, las instituciones y convenios europeos y las legislaciones nacionales, especialmente las leyes sociales, de los Estados.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

La desigualdad social en el mundo alcanza un nuevo récord

Lun, 01/06/2015 - 03:16
Gabriel Black, Rebelión

La desigualdad entre ricos y pobres ha alcanzado un máximo histórico en muchos países desarrollados, según un informe publicado el jueves [21 de mayo de 2015] por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). El informe también señala que el crecimiento de la desigualdad social ha estado acompañado por un aumento del trabajo temporal y a tiempo parcial, sobre todo entre los jóvenes. En la actualidad, el 10% más rico de la población de los países miembros de la OCDE obtiene ingresos 9,6 veces superiores que el 10% más pobre, por encima de la proporción de 9 a 1 alcanzada en la década pasada y de 7 a 1, en los años 80.

"La desigualdad en los países de la OCDE está en su nivel más alto desde que comenzaron los registros", reconoció el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría. La OCDE está compuesta por las 34 economías más ricas, incluyendo EEUU, miembros de la UE, Japón, Corea, México y otros.

El informe indica que en 2012 "el 40% de los hogares más pobres poseía únicamente el 3% del total de la riqueza de los 18 países de la OCDE con datos comparables. En cambio, el 10% más rico controlaba la mitad y el 1% más rico poseía el 18% de la riqueza".

EEUU es el cuarto país más desigual de la OCDE, por detrás de Chile, México y Turquía.

A mediados de los 80, el 10% más rico de los estadounidenses lograba ingresos 11 veces mayores que los del 20% más pobre. Esta proporción fue de 12,5 a 1 a mediados de los 90, pero en 2013 el 10% más rico obtuvo ingresos 19 veces mayores que los del 10% más pobre.

La desigualdad de la riqueza es incluso mayor que la desigualdad de los ingresos en EEUU: el 10% más rico controla el 76% de toda la riqueza, mientras que el 60% más pobre solo posee el 2,5%. El 5% de los hogares más ricos de EEUU posee alrededor de 91 veces más riqueza que un hogar medio. Para los países de la OCDE en su conjunto, el 10% más rico de la población posee el 50% de la riqueza. El 50% intermedio, alrededor del 47%, y el 40% más pobre posee únicamente el 3% de la riqueza.

Una parte importante de este aumento de la desigualdad de los ingresos ha tenido lugar después de la crisis financiera de 2008. Según el informe, en EEUU, "entre 2007 y 2013, la riqueza neta cayó una media de un 2,3%, pero lo hizo diez veces más (26%) para el 20% de la población situada en la parte inferior de la tabla".

La desigualdad de los ingresos es sustancialmente peor en EEUU que en cualquier otro país desarrollado. Por ejemplo, mientras los ingresos por hogar son un 14% superiores comparados con los de Canadá y un 25% superiores comparados con los de Alemania y Francia, el informe indica que "los ingresos medios del 10% de los hogares más pobres de EEUU son un 42% más bajos que los de Canadá y alrededor de un 50% más bajos que los de Francia y Alemania".

La OCDE considera que uno de los motivos para esta diferencia es que "la redistribución a través de los impuestos a la renta y transferencias es considerablemente menor en EEUU que en la mayoría de los otros países que forman parte de la organización".

El informe menciona las especiales dificultades que han enfrentado los sectores de la clase trabajadora con ingresos más bajos en los últimos 30 años. En estas tres décadas "los hogares con bajos ingresos no se han beneficiado en absoluto del crecimiento de los ingresos". Por ejemplo, el 10% de la población estadounidense con menores ingresos ha perdido un 3,3% de sus ingresos desde 1985, ajustado por la inflación, mientras que los ingresos medios por hogar se incrementaron un 24%.

En España y algunos otros países en los que la crisis financiera ha tenido un mayor impacto, esta tendencia se agudizó. El 10% más pobre de la población española vio cómo sus ingresos se desplomaban aproximadamente un 13% cada año entre 2007 y 2011.

Además del enorme aumento de la desigualdad de los ingresos y la riqueza, el informe muestra que el trabajo a tiempo parcial, el autoempleo y los contratos temporales han proliferado en las dos últimas décadas. La OCDE señala que "[e]ntre 1995 y 2013, más del 50% de todos los puestos de trabajo que se crearon en los países de la OCDE entraban dentro de esas categorías", añadiendo que "[l]os trabajadores temporales poco cualificados tienen ingresos mucho menores e inestables que los trabajadores fijos".

La OCDE indica que los jóvenes han sido los más afectados por este giro hacia el trabajo temporal y mal remunerado. El 40% de los jóvenes con empleo en los países de la OCDE, con edades comprendidas entre los 18 y los 34 años, no tiene un trabajo permanente a tiempo completo

El informe de la OCDE pide a los gobiernos que adopten medidas para reducir la desigualdad, declarando que: "En las últimas décadas la efectividad de los mecanismos redistributivos se ha visto debilitada en muchos países". Y advierte: "Si no abordan la desigualdad, los gobiernos están socavando el tejido social de sus países y dañando su crecimiento económico a largo plazo".

No obstante, la realidad es que el aumento de la desigualdad social es el resultado consciente de políticas gubernamentales cuyo objetivo ha sido el enriquecimiento de la oligarquía financiera a expensas de los trabajadores. En el marco del sistema capitalista, cuya característica esencial es la incesante concentración de la riqueza en la cúspide de la sociedad, no puede producirse un cambio de situación.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

La guerra mundial de EEUU contra Rusia y China, según George Soros

Dom, 31/05/2015 - 16:47

Alfredo Jalife-Rahme, La Jornada

El megaespeculador George Soros, presunto títere de los banqueros esclavistas Rothschild, advirtió sobre una inminente tercera guerra mundial entre Estados Unidos y China (http://goo.gl/qZuZqL). Toda la plantilla de propaganda global vincu­lada a los Rothschild –que según la leyenda realizaron su enorme fortuna en Waterloo–propende a amenazar en forma permanente con la inminencia e inmanencia de una nueva guerra mundial, como la revista Commentary, portavoz de los neoconservadores straussianos (https://goo.gl/BbVdVw).

¿Desencajó a los Rothschild, quienes han pervivido de las guerras, la aparente reconciliación de Obama con el anatemizado presidente ruso Putin (http://goo.gl/yYwFUl)? Durante la conferencia Bretton Woods en el Banco Mundial, Soros comentó que su guerra depende de la salud de la economía de China ya que, si su transición de una economía de exportaciones a una de consumo interno falla, existe una probabilidad de que sus dirigentes alienten un conflicto externo para mantener unido al país y permanecer en el poder.

Soros repite uno de los consabidos axiomas de El príncipe de Nicolás Maquiavelo, 483 años más tarde, y sentencia que si existe un conflicto entre China y un aliado militar de Estados Unidos como Japón, no es ninguna exageración (sic) decir que nos encontramos en el umbral de una tercera guerra mundial. Este aserto temerario sería desechado ipso facto por el geoestratega Zbigniew Brzezinski, ex asesor de Seguridad Nacional de James Carter e íntimo de Obama, quien ha enunciado que Estados Unidos no debe ir a una guerra con China por Japón, que considera desechable.

¿Las élites financieristas occidentales amedrentan a China, tres meses antes de la trascendental visita del mandarín Xi a la Casa Blanca, sobre todo después de la asociación estratégica, que no militar, de China con Rusia (http://goo.gl/VCmHR6)? Soros desinforma y abulta el gasto militar creciente de China (129 mil 400 millones de dólares) y Rusia (70 mil millones de dólares) que juntos, según el think tank británico International Institute for Strategic Studies, representan 34.32 por ciento del de Estados Unidos (581 mil millones de dólares). Un dato curioso: Arabia Saudita, a quien Estados Unidos y Gran Bretaña (GB) colman de juguetes bélicos, gasta más que Rusia: 80 mil 800 millones de dólares. Soros –quien con los Rothschild sufrió una paliza en Ucrania– llega muy tarde a recomendar que Estados Unidos realice una concesión mayor para permitir el ingreso del yuan chino a la caduca canasta cuatripartita del FMI (dólar, euro, libra esterlina y yen nipón), que constituyen sus derechos especiales de giro (DEG), su moneda virtual, ya que se trata de una vieja noticia que es imparable, con o sin los Rothschild, y que puede ser oficial en octubre (http://goo.gl/4ASJiq).

A cambio de la incrustación del yuan a los DEG del FMI, Soros juzga que China deberá realizar similares concesiones mayores para reformar su economía y admitir el imperio de la ley al estilo anglosajón. Los decadentes banqueros Rothschild –a imagen y semejanza de la cada vez más irrelevante GB–, mediante su pugnaz y locuaz portavoz Soros, tienden una trampa financiero-legal a China, que no tiene por qué aceptar ninguna condicionante bajo el esquema israelí-anglosajón de dictar el destino y/o engranaje de su economía interna y global, amén de hipotecarla legalmente bajo la espada de Damocles del imperio de la ley y los muy trillados cuan fariseos derechos humanos que no practica en su propio suelo la alianza israelí-anglosajona.

Según Soros, permitir que el yuan sea una divisa de mercado creará una conexión vinculante entre los dos sistemas. ¿A qué precio aceptará Obama la incorporación inevitable del yuan a la canasta de los DEG del FMI? ¿El yuan incorporado a los DEG por Rusia? ¡Es muy barato!

El GB ya se adelantó a Estados Unidos mediante su desleal incorporación al fulgurante banco chino de desarrollo (AIIB, por sus siglas en inglés), pese al anatema de Estados Unidos, mientras el megabanco británico HSBC regresa su matriz a sus orígenes primigenios en Hong Kong. La rama británica de los banqueros Rothschild, mucho más pérfidos que los banqueros Rockefeller al otro lado del Atlántico, juegan ya bajo la mesa con China, en detrimento de los intereses de Estados Unidos.

Mientras las tratativas de los Rothschild/Soros con China suelen ser clandestinas, los dos geoestrategas útiles que quedan en Estados Unidos, Kissinger (vinculado a los intereses de los Rockefeller) y Zbigniew Brzezinski, coquetean con China para alejarla de Rusia mediante el engaño de un G-2 (Estados Unidos/China) para repartirse el mundo. Pese a todos sus pecados capitales, Kissinger, a sus 91 años, lleva mayores ventajas que el rusófobo Zbigniew Brzezinski (de 86 años), al no haber golpeado de frente a Rusia, como este último que viene de sufrir una humillante derrota geoestratégica desde Debaltsevo hasta Sochi. Soros juzga que sin el arreglo de Estados Unidos con China para incorporar el yuan a los DEG existe un verdadero peligro de que China se alinee con Rusia política y militarmente, y entonces (sic) la amenaza de una tercera guerra mundial sería real. Los chinos no se chupan el dedo y están preparados ante cualquier eventualidad, cuando Rusia y Estados Unidos estuvieron a punto de librar una guerra nuclear con la escenografía del contencioso ucranio, como explayó hace ocho meses Han Xudong, profesor de la Universidad de Defensa Nacional del Ejército de Liberación del Pueblo de China (https://goo.gl/rGDiSO).

En esa ocasión Han Xudong comentó que conforme la crisis ucrania se profundiza, los observadores internacionales están cada vez más preocupados sobre un choque militar directo (¡supersic!) entre Estados Unidos y Rusia, ya que una vez que una rivalidad armada emerge, es probable (¡supersic!) que se extienda a todo el globo. Y no es imposible que se escenifique una guerra mundial.

Hoy el profesor militar Han Xudong –que toma en cuenta las enseñanzas geopolíticas del almirante estadunidense Alfred Thayer Mahan y su concepto del poder marítimo– ha de estar más convencido de una conflagración global debido a la reciente escalada entre Estados Unidos y China en las disputadas islas del Mar del Sur de China. Han Xudong sentencia que la confrontación del espacio marítimo global, así como en el océano Ártico y los océanos Índico y Pacífico, ha visto la más feroz rivalidad, por lo que es probable que ahí se libre la tercera guerra mundial, por el combate por los derechos marítimos.

Comenta que los intereses extramarítimos de China se han visto cada vez más amenazados por Estados Unidos y aconseja que China no debe ser empujada a una posición pasiva, donde es vulnerable a los ataques, por lo que debe tener en mente una tercera guerra mundial al desarrollar sus fuerzas militares.

Global Times ha advertido que si Washington no cesa sus demandas de que Pekín frene la construcción de islas artificiales en el Mar del Sur de China, una guerra de Estados Unidos y China será inevitable (http://goo.gl/4tyXVW) , mientras Rusia considera que la “presencia de barcos estadunidenses en el Mar del Sur de China puede desembocar en una guerra entre Estados Unidos y China (http://goo.gl/fgtpOU)”.

Lo trágico sería que Rusia, China y Estados Unidos sucumban a la trampa financierista de los Rothschild y su nuevo Waterloo 200 años más tarde.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Economía de Estados Unidos se contrae 0,7% en primer trimestre

Sáb, 30/05/2015 - 20:07

La economía de Estados Unidos se contrajo a una tasa anual de 0,7 por ciento en los primeros tres meses de este año de acuerdo a lo informado por el Departamento de Comercio de ese país. Las nuevas cifras marcan una fuerte revisión a la baja en comparación con la tasa -ya anémica- de 0,2 por ciento anunciada en abril, pese a que el mercado había pronosticado un crecimiento del 1,1 por ciento. Esta es la tercera vez desde "el fin de la recesión" que la medida oficial del PIB estadounidense cae en terreno negativo (ver gráfica).

Leer más Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

La liberación de Europa, el aprisionamiento de la historia

Sáb, 30/05/2015 - 16:26
Maciek Wisniewski, La Jornada

La vieja premisa "la verdad es la principal víctima de la guerra" es llevada al extremo por las nuevas "guerras híbridas" –guerra convencional/irregular/mediática/ cyberwarfe–, que se tratan de puras mentiras y "medias verdades".

¿Un ejemplo? El conflicto en –y alrededor de– Ucrania. ¿Y la "verdad histórica"? Es aun otra víctima.

Si bien por ejemplo los combates en Donbas confirmaron según algunos analistas la importancia del viejo "tanque" para el moderno campo de batalla, la más poderosa arma de esta guerra era la historia.

Matar a un enemigo importa, pero antes conviene sujetarlo a nuestra propia versión del pasado.

Quizás nunca antes el revisionismo histórico iba tan de la mano con la guerra y la geopolítica. Las fechas redondas que caían este año: el 70 aniversario de la liberación de Europa (8-9/5/45) o Auschwitz (27/1/45), ofrecieron un escenario particularmente propicio.

Las torceduras de la historia de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), algo en que incurrían todas las propagandas –occidental/polaca/ucrania y rusa–, eran responsables incluso por la radicalización del conflicto. Echaban gasolina al fuego.

Según Kiev, Ucrania "defendía a Europa de la invasión de Putler" –Putin+Hitler– (¡sic!); según Moscú, los separatistas de Donbas “la defendían de los neo-banderovsty”/herederos del hitlerismo (algo más acertado, pero igualmente instrumental).

Tal vez lo único que uniría hoy a Europa sería la memoria del Holocausto, si no fuera por el hecho de que éste funciona ya como algo "autónomo", cuasimetafísico, estéril y ahistórico, sin conexión con el contexto europeo y/o la modernidad.

Así los revisionistas logran "descubrir" que los ucranios liberaron a Auschwitz, no el Ejército Rojo (véase La Jornada, 13/2/15), o lavar la imagen de las fuerzas involucradas en él (los fascistas ucranios de la OUN/UPA). Claramente no todos los revisionismos son iguales: responden a los mismos impulsos y procesos macro, pero difieren en forma y objetivos. Mientras los revisionismos a) occidental (EU/UE/OTAN) y b) ruso son revisionismos del centro: pragmáticos, funcionales, estado-nacionales, imperiales, los revisionismos c) polaco y d) ucranio son revisionismos de la periferia: nostálgicos, reaccionarios, tribales, "post comunistas".

Pero todos rescriben los conflictos en términos conservadores, sustituyen las divisiones de clase con el nacionalismo y/o etnicismo, ocultan a la gente como agentes de cambio (sólo hay "grandes actores"), y si bien parecen ultrapolitizar la historia, en efecto la despolitizan tal como lo requiere el capitalismo tardío.

Reflejos de todos estos procesos estaban en las diferentes narrativas sobre la "liberación de Europa".

En la "saneada" versión del Occidente, donde "la lucha contra el fascismo" fue sustituida por el imaginario "pop" (con su símbolo: flor de amapola) y el papel de la "industria cultural" que prioriza sólo los episodios "propios" (D-Day, etcétera).

Y en el bombástico show militar en Moscú organizado para legitimar la agenda rusa en Ucrania ("derrotamos al peor mal de la historia, también tenemos razón ahora") y subrayar las "legítimas" ambiciones neoimperiales del neozar Putin.

Dos razones por las que el imperio en decadencia (EU/UE/OTAN) boicoteó estos festejos y un ejemplo de cómo las rivalidades interimperiales desembocan en los choques de políticas históricas.

Un momento. ¿No que la URSS acabó la guerra rompiendo –de verdad– la espina de la máquina nazi a un enorme costo de 27 millones de víctimas, liberando de paso a una buena parte de Europa? Sí. La Gran Guerra Patria (1941-1945) –término que subraya la excepcionalidad de la contribución soviética y cuyo fin se festeja el día 9/5, no el 8, por la diferencia de horario en Moscú al momento de firmarse la capitulación en Berlín– ha sido crucial.

No obstante también ayudó a... empezarla.

El "pacto de no agresión" Ribbentrop-Mólotov (23/8/39) –¡un shock para el movimiento comunista internacional!– partió a Polonia en dos (la URSS atacó 16 días después del Tercer Reich), dio tiempo a Hitler a derrotar a Francia y preparar su ataque a Stalin (que no lo podía creer...).

Los estalinistas invirtieron esta historia insistiendo en que fue Stalin quien quería ganar tiempo, algo que (básicamente) repitió... Putin (en la conferencia con la canciller Merkel), tildando al pacto de inevitable –¡sic!– (Gazeta Wyborcza, 10/5/15).

Para los revisionistas el pacto Hitler/Stalin es la máxima prueba de la verdadera naturaleza de los dos totalitarismos; para el gran Eric Hobsbawn fue un episodio oportunista sin ninguna importancia (Histoire et illusion, en: Le Débat, núm. 89, 1996, p. 138).

¿Nos quedamos a la mitad del camino?

Si bien el conflicto en Ucrania "destapó" la nueva política histórica rusa, el proyecto estaba en marcha ya desde hace tiempo. Escuchemos a Ilya Budraitskis, un historiador ruso: Putin quería una historia donde cupieran el zar, Stalin y Yeltsin y que subrayase la continuidad desde Rus de Kiev hasta hoy. Algo sin conflictos ni contradicciones. Hasta la Revolución de 1917 empezó a ser considerada no en términos de ruptura sino de... continuidad, y si Lenin resultaba demasiado controvertido, Stalin y la mitología de la Gran Guerra Patria quedaban ideales.

La guerra contra los nazis es un pilar de "la historia sin contradicciones", la única manera en que la narración nacionalista y comunista puede encajar en algo coherente. De hecho fue Stalin quien inventó este modelo, legitimándose con las figuras nacionalistas, incluso chovinistas y comunistas. Usó hasta a la Iglesia (Krytyka Polityczna, 16/1/15).

También en los ojos de Slavoj Zizek la política –no sólo histórica– de Putin es una extraña fusión de "zarismo" y "estalinismo" (Lenin v. Stalin en Kiev, en: LRB, 8/5/14).

La materialización de esto estaba en las –¿esquizo­frénicas?/¿delirantes?– banderas que portaban algunos separatistas en Donbas: mitad soviética (roja/hoz y martillo), mitad zarista (negra/amarilla/blanca).

El nombre de la ya frustrada confederación de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk que buscaba independizarse de Ucrania era Novorrusia. Bien podía haber sido Novohistoria.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Cómo los medios han estado promoviendo el neoliberalismo

Sáb, 30/05/2015 - 14:04
Vicenç Navarro, Rebelión

Se habla mucho, con razón, de la gran inmunidad de la que gozan figuras y personajes del mundo político, financiero y económico que, a pesar de haber sido condenados por los tribunales, permanecen inmunes a cualquier sanción. El grado de tolerancia hacia tal inmunidad es un indicador más de la baja calidad de la democracia española.

Pero existe otro tipo de inmunidad, la inmunidad profesional, que ni siquiera se reconoce como censurable. Es cierto que en algunas profesiones como la médico-sanitaria, existe un sistema de sanciones para su mala práctica. Si un cirujano comete un error y, como consecuencia de ello, el estado de salud del paciente queda negativamente afectado, existe la posibilidad de que tal cirujano reciba algún tipo de sanción y sufra un notable descrédito profesional. Pero ello no ocurre en otras profesiones, como en las áreas económicas, situación que se muestra con toda claridad en el caso de los gurús económicos que aparecen y son promovidos por los mayores medios de información y persuasión del establishment. Periodistas y economistas que analizan, pronostican y/o promueven políticas económicas que sistemáticamente han perjudicado el bienestar de la población permanecen inmunes a cualquier sanción o desprestigio. En realidad, a pesar de sus malas prácticas, continúan gozando de enormes cajas de resonancia, provistas por aquellos medios cuya mayor función es reproducir la sabiduría convencional favorable a los mayores intereses financieros y económicos que dominan los medios.

Uno de los casos más notorios de impunidad son los economistas de tendencia liberal (es decir, hablando claro, neoliberal) que, a través de aquellos medios, han estado proponiendo y promoviendo políticas económicas de claro corte neoliberal, como recortes del gasto público, incluyendo el gasto público social, y reducciones en la accesibilidad a servicios públicos de primera necesidad (como sanidad y educación, entre otros), así como reformas laborales que han provocado un gran descenso salarial, políticas todas ellas que han tenido unas consecuencias enormemente negativas para el bienestar de la población y para el estado de la economía. Pues bien, a pesar de la enorme evidencia científica que existe mostrando el desastre (y no hay otra manera de definirlo) que han significado tales políticas, dichos economistas continúan apareciendo en los medios, y continúan recetando las mismas políticas. Hay múltiples ejemplos de ello. Veamos dos de ellos.

El economista del establishment político español Uno de los economistas más promocionados en España es el economista José Carlos Díez, el columnista en temas económicos de mayor visibilidad en El País, asesor económico de la SER y de La Sexta (tanto en el programa Al Rojo Vivo como en La Sexta Noche). Es asesor en temas económicos del candidato del PSOE, el Sr. Pedro Sánchez, y lo fue antes del Sr. Zapatero, cuando predijo toda una serie de hechos que fueron claramente erróneos, cuando no falsos. Analicemos sus diagnósticos y pronósticos:

En el año 2006 (09.06.2006) pronosticó en El Mundo que “la probabilidad de ver una caída significativa del precio de la vivienda es cercana a cero”. En realidad, desde 2007, el precio cayó nada menos que un 36%, según señaló el Instituto Nacional de Estadística. Más tarde, en abril del 2007, en la revista Economía Exterior escribió que “se tiene que contrarrestar el mito de la burbuja inmobiliaria en España”, negando la existencia de una burbuja inmobiliaria. Tal diagnóstico y pronóstico habla por sí mismo de su incompetencia. Hubo una burbuja inmobiliaria que se expandió y luego explotó, contribuyendo a la Gran Recesión. Más tarde, en 2009, y para minimizar el impacto negativo de la burbuja, escribió en Cinco Días (22.11.2009) que los precios de la vivienda en 2009 habían ya tocado fondo. Los datos –los testarudos datos- sin embargo, mostraron que tales precios continuaron bajando y bajando. También en 2009 intentó ridiculizar a los que alertamos de las consecuencias negativas de las políticas públicas impuestas (y digo impuestas, pues no tenían mandato popular al no estar en su programa electoral) por el gobierno español presidido por el Sr. Zapatero, escribiendo en Cinco Días que “los escenarios apocalípticos de seis millones de parados, con tasas de desempleo del 25%, están siendo refutados por la realidad”. En realidad, el paro alcanzó más tarde no el 25%, sino el 26%, con 6,2 millones de parados. Por si no fuera poco, tal personaje también indicó en Cinco Días (22.11.2009) que el sistema financiero español era sumamente eficiente, diagnóstico que el Presidente Zapatero repitió en una conferencia de prensa en Nueva York, meses antes de que colapsara, mostrando que el sistema financiero español era (y continúa siendo) uno de los más ineficientes en el mundo, habiéndole costado más dinero (en términos proporcionales) al ciudadano español el reavivarlo, que en cualquier otro país de la UE-15, reavivación que ha alcanzado unos niveles de complicidad política escandalosa.

Es difícil encontrar un gurú mediático con mayores errores de diagnóstico y prescripción. Invito al lector a que imagine, por un momento, qué le ocurriría a la reputación de un cirujano que hubiera diagnosticado y tratado a un paciente tantas veces mal como ha hecho el Sr. Díez en sus diagnósticos y pronósticos económicos. Le aseguro que el cirujano habría sufrido un enorme descrédito y raramente hubiera aparecido en los medios. No así con el “experto” en cuestión, que ha hecho tanto daño con las políticas que ha propuesto, basadas en un diagnóstico y pronóstico claramente erróneos. A pesar de los síntomas de tanta incompetencia, nada ha pasado. La SER, La Sexta y El País, entre otros, continúan presentándolo como el gran “experto”. Durante la última campaña electoral, dicho “experto” ha sido el experto económico de tales medios, presentando su doctrina neoliberal bajo el nombre de ciencias económicas. Además de ignorancia, este personaje se caracteriza por su arrogancia, presentándose como un científico, promoviendo el ideario liberal de la dirección del PSOE.

Dos ejemplos recientes de este ideario aparecieron, de nuevo, cuando en el programa Al Rojo Vivo de La Sexta, se le preguntó al que es su asesor económico, el Sr. Díez, su opinión como “experto” sobre las propuestas hechas por el candidato de Podemos a las elecciones de la comunidad de Madrid. El supuesto experto lo criticó por proponer políticas redistributivas cuando la prioridad debería ser, según él, el facilitar medidas que estimularan el crecimiento, repitiendo el famoso e incorrecto diagnóstico (lo que también han hecho todos los portavoces de la derecha española -el PP y Ciudadanos en España y CDC y UDC en Catalunya-) de que “para distribuir antes hay que crecer”. Tal aseveración ignora que en una economía deprimida, como la española (incluyendo la catalana), las políticas redistributivas, que aumentan la capacidad adquisitiva de las clases populares, son una condición necesaria para incrementar la demanda doméstica y, con ello, el estímulo y el crecimiento económicos.

Tal promoción apareció también nada menos que en la noche del sábado, antes del día de las elecciones (violando, por cierto, la ley que prohíbe cualquier acto electoral el día anterior), cuando La Sexta Noche promovió a este supuesto experto y a su libro. En dicha presentación, el “experto” de ese programa defendió las políticas de recortes del Sr. Zapatero, promovió la reforma laboral (atribuyendo el elevado desempleo a las rigideces laborales) y acentuó un tímido apoyo a la intervención pública, aceptando algunas reformas que antes había denunciado cuando fueron propuestas por Podemos, como es la propuesta de que el ICO debería actuar como un banco público, ayudando a estimular la innovación en las inversiones económicas. Esta propuesta la hicimos el Profesor Juan Torres y yo en el documento que distribuyó Podemos bajo el nombre de Un proyecto económico para la gente, y que el Sr. Díez ridiculizó en El País. Ni que decir tiene que, aunque aceptó que era ahora necesario hacer lo que antes había ridiculizado, no citó el origen de esta propuesta, que fue en el documento distribuido por Podemos. La incompetencia, por regla general, va acompañada de manipulación.

El dominio absoluto de tales gurús económicos neoliberales es casi absoluto, sin que se permitan otras voces críticas a tanto error, falacias y manipulaciones, permitiéndoles una enorme impunidad. La falta de diversidad ideológica de los medios en España, reproduce tal inmunidad, que se da en todas las partes del país, incluyendo en Catalunya.

El gurú económico en Catalunya Un caso semejante ocurre en Catalunya con el Sr. Sala i Martín, un economista ultraliberal que aparece con gran frecuencia en los mayores medios de información y persuasión en Catalunya. En EEUU, sus simpatías son hacia el Partido Libertario, que es el eje del Tea Party, la ultraderecha estadounidense. En la cadena pública TV3 se le conoce como “el economista de cabecera de la casa”, monopolizando un programa que se presenta como “Classe d’economia” (Clase de economía), plataforma desde la cual imparte su ideología neoliberal, que presenta como “ciencia económica”. Fiel a esa ideología, ha ido promoviendo todas las recetas neoliberales, tales como reducciones del gasto público, incluyendo el social, la desregulación de los mercados laborales (que debilita todavía más los convenios colectivos), la privatización de la Seguridad Social y de todos los servicios públicos del Estado del Bienestar (escasamente financiados en Catalunya y en España), tales como educación, sanidad y servicios sociales, y una larga lista de recetas del ideario ultraliberal. La evidencia científica ha documentado extensamente el enorme daño que dichas políticas han hecho a la gran mayoría de las clases populares de Catalunya, lo cual no es obstáculo para que este economista continúe gozando de grandes cajas de resonancia, algunas de ellas, como TV3 y Catalunya Ràdio, financiadas públicamente, medios instrumentalizados por los partidos gobernantes de tradición conservadora y liberal.

La pasividad de las fuerzas democráticas ante tanta impunidad La monopolización de la visión neoliberal de los fórums económicos (tanto en los mayores medios de información como en los medios económicos) es casi absoluta. Y lo que es sorprendente es la pasividad, no solo de las fuerzas democráticas del país (que deberían sentirse ofendidas por esa falta de diversidad), sino también, dentro de ellas, de las izquierdas. En el último programa de La Sexta Noche, los tres periodistas (de los seis presentes) que supuestamente representaban las izquierdas dieron la bienvenida y saludaron la presentación del supuesto “experto”, el Sr. Diez, sin ninguna voz crítica hacia tal monopolización del pensamiento económico. Y en Catalunya no ha habido una protesta pública por parte de las izquierdas parlamentarias por la monopolización tan abusiva de un programa, financiado con dinero público, llamado “Clase de economía”, por parte de un ideólogo ultraliberal en un medio público pagado por todos los ciudadanos en Catalunya. He detectado un miedo por parte de la clase política de todos los colores a enfrentarse con los medios de comunicación, miedo que también detecto, por cierto, entre los intelectuales, que temen ser censurados o vetados por tales medios, hecho del cual yo puedo dar constancia. Pero el compromiso con la democracia exige una denuncia masiva de este atropello tan claro de la democracia en este país. Hago, desde aquí, en estas líneas, una invitación a la población para que se movilice y bombardee tales medios con denuncias, recordándoles que tanto los medios privados como los públicos utilizan un bien común, cuya función es la mayor razón de su existencia. Es, por cierto, un mandato constitucional, puesto que la tan manoseada Constitución Española (que, por regla general se utiliza por las derechas del país para defender sus intereses) indica explícitamente el derecho y el deber de los medios de información a garantizar la pluralidad, algo ignorado sistemáticamente.

Una última observación Cuando acababa de escribir este artículo, denunciando, una vez más, el comportamiento antidemocrático de los mayores medios de información, que promocionan descaradamente un punto de vista en las ciencias económicas que está causando un gran daño a las clases populares, leo un artículo en La Vanguardia, que alcanza niveles ya de escándalo. Dicho rotativo, como la mayoría en Catalunya, se ha caracterizado por una enorme hostilidad hacia Barcelona en Comú, alcanzando niveles nunca vistos ni en España ni en los países donde he vivido (Suecia, Reino Unido y EEUU). Tal artículo relaciona a Ada Colau con nada menos que Osama Bin Laden. Sí, ha leído bien, no ya con ETA (como hace la derecha española para perjudicar a las izquierdas españolas), sino con el mismo Bin Laden. ¡Todo un récord! Y el intermediario en dicha relación era Noam Chomsky, el intelectual estadounidense más conocido en el mundo. Resulta que Bin Laden había leído un libro de tal autor, lo cual fue la base para que La Vanguardia presentara a Ada Colau, que ha recibido el apoyo de Noam Chomsky, como relacionada con Osama Bin Laden (“Las cartas de amor y odio a Bin Laden”, 21.05.2015). El cretinismo y mezquindad a los cuales puede llegar la derecha española, incluyendo la catalana, no tiene límites. Son herederos directos de aquellos que fusilaron y torturaron a los demócratas durante la dictadura. Ahora que ya no pueden hacerlo físicamente, intentan hacerlo mediáticamente. Invito al lector a que se movilice para denunciar tanta desvergüenza.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

El extractivismo se tambalea

Ven, 29/05/2015 - 22:00
Raúl Zibechi, La Jornada

La resistencia al extractivismo está barriendo el continente latinoamericano, de norte a sur, del Atlántico al Pacífico, involucrando a todos los países, forzando a los gobiernos a sacar a sus uniformados a las calles y decretar estados de emergencia para atemorizar a poblaciones que ya no se dejan, porque están sufriendo las consecuencias del modelo.

La megaminería a cielo abierto, las grandes obras como las represas hidroeléctricas, los monocultivos fumigados con glifosato y la especulación inmobiliaria, están siendo respondidos como nunca antes en intensidad, extensión y duración. Los pueblos están consiguiendo en los últimos años importantes victorias: paralización de la planta de semillas de Monsanto en Malvinas Argentinas; detención del proyecto binacional de Barrick Gold, Pascua Lama; aplazamiento de la construcción de decenas de represas, como sucedió con La Parota, en México.

En las últimas semanas ha sido la población de Arequipa, sur del Perú, la que está forzando al gobierno de Ollanta Humala a decretar un nuevo estado de emergencia, luego de la cuarta víctima mortal por la represión policial en el marco de un paro indefinido que ya lleva más de 60 días contra el proyecto cuprífero Tía María, de la empresa Southern Copper.

Es probable que Perú sea el epicentro de las resistencias a la minería, con un promedio de 200 conflictos socioambientales desde 2008. En Brasil no sólo se resiste a la minería sino a los grandes proyectos hidroeléctricos como Belo Monte, además de las múltiples resistencias a la especulación inmobiliaria (extractivismo urbano), que avanza febrilmente en Río de Janeiro de cara a los Juegos Olímpicos de 2016.

La pampa argentina es el epicentro de la resistencia al modelo soyero, donde destacan las Madres de Ituzaingó, la Asamblea de Malvinas Argentinas, la campaña Paren de Fumigarnos y los médicos comprometidos, que del 15 al 18 de junio organizan la Semana de Formación Docente para la Ciencia Digna y la Salud Socio Ambiental, en Rosario.

Hasta ahora no existe una resistencia unificada ni centralizada, ni a escala regional ni en cada uno de los países, pero la multiplicidad de luchas se coordina en las calles, sin necesidad de aparatos unificados. Como señala el último informe del Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina (OCMAL), todo este esfuerzo por sostener el extractivismo minero es cada vez más criticado y deslegitimado por amplios sectores de la sociedad, y es que la minería no logra convencer a la población de sus ventajas (OCMAL, abril de 2015, p. 101).

Existe cierta similitud entre la actual resistencia al modelo extractivo y la resistencia obrera al fordismo en la década de 1960. Los obreros fabriles consiguieron desarticular la producción en base a una resistencia directa en cada sección y en cada taller, en base a la acción directa sin depender de las burocracias sindicales, hasta que la disciplina y la división del trabajo fueron derrotadas. Parece necesario insistir en que fue una lucha no institucional, ni siquiera declarada abiertamente, pero tan efectiva que doblegó al capital en sus propios feudos, las fábricas, forzándolo a una completa restructuración del aparato productivo.

Algo que podemos aprender de esa oleada de luchas obreras es que para derrotar un modelo de dominación lo central es lo que sucede sobre el terreno donde ese modelo se aplica, siendo completamente intrascendentes los gobiernos y las administraciones estatales. La lucha y la resistencia directas son insustituibles, como enseñan las crónicas recopiladas en infinidad de trabajos y relatos.

En este punto es necesario destacar que no hay un momento de derrota o lucha final, como dice la estrofa de La Internacional, porque lo decisivo es el largo proceso de acciones directas que consiguen trabar el mecanismo de dominación. Desde que se implementaron el fordismo y el taylorismo hasta que fueron desbordados y neutralizados transcurrió más de medio siglo; dos o tres generaciones de trabajadores fueron necesarias para encontrar los puntos débiles del engranaje patronal.

Lo que está sucediendo frente al extractivismo debe ser fuente de múltiples aprendizajes; con un ojo puesto en la historia de las resistencias y otro en el presente, podemos sacar algunas conclusiones.

La primera es que la resistencia la protagonizan pueblos indígenas, negros y mestizos en las áreas donde se despliegan la minería, los monocultivos y las megaobras de infraestructura. Se trata de un amplio y heterogéneo entramado de campesinos, trabajadores rurales y habitantes de poblados, donde destaca el papel de las mujeres y sus familias. Es una lucha cara a cara frente a empresas y gobiernos, casi siempre sin apoyo de las instituciones, que sólo se hacen presentes cuando la mayor parte de la población ocupa las calles.

La segunda es la importancia de la defensa del agua, el principal bien común afectado por el extractivismo. En algunos países, como en Uruguay, la población urbana comenzó a reaccionar contra el modelo al comprobar el deterioro de la calidad del agua que consume. De ese modo se pudieron articular alianzas de hecho entre rurales y urbanos, entre colectivos de base y sindicatos, entre trabajadores y científicos.

La tercera es la variedad de formas de lucha que, en algún momento, ganan en masividad provocando estallidos sociales que no son espontáneos sino fruto de una prolongada labor de difusión y de organización. Algo de esto sucede estos días en Arequipa, cuando la mayor parte de la población de aldeas y pueblos, primero, y de la gran ciudad, después, se vuelca contra la minera.

La cuarta es la importancia de los pequeños grupos locales y territoriales, integrados por militantes y vecinos, en general jóvenes. Este tipo de grupos son decisivos porque de ellos parte la información inicial que habilita el debate entre sectores más amplios de las poblaciones afectadas.

El extractivismo está lejos aún de ser derribado. Pero ya vemos cómo se tambalea.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Claroscuros del “milagro económico español”

Ven, 29/05/2015 - 16:38
Germán Gorraiz López, Alainet

La economía española se ha basado en el último decenio en la conocida “dieta mediterránea”, (cuyos ingredientes principales eran el “boom” urbanístico, la exportación, el turismo y el consumo interno), fórmula que creaba excelentes platos minimalistas, de apariencia altamente sugestiva y precio desorbitado pero vacíos de contenido culinario y con fecha de caducidad impresa (2008), debido al estallido de la burbuja inmobiliaria y el hundimiento del castillo de naipes de la economía española, pero a lo largo del 2015, la economía española ofrece signos de un cambio de tendencia (el llamado milagro Rajoy), amanecer económico pintado con los trazos rosáceos de las vísperas electorales pero teñido de los siguientes claroscuros:

La Gran Banca, Cuarta Rama del Poder Según la agencia EFE, la gran Banca española (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Popular y Sabadell) obtuvo en el primer trimestre del 2015 un beneficio neto de 4.138 millones de € (un 67,5 % más que en el mismo período del 2014) mientras se reducían drásticamente los presupuestos para obras sociales, (un 60% menos desde el 2008). Además, según una encuesta del Grupo ICSA y EADA Business School, el sueldo de los directivos subió un 7% en el 2013 mientras que el de los empleados habría caído un 0,5%, lo que repercute en un descenso de los ingresos de la renta de los hogares de un 0.8%. En consecuencia, la gran Banca (verdadero mini-estado dentro del Estado), se habría transmutado en parásito hematófago (chinche doméstico), organismos chupópteros que no viven permanentemente sobre su hospedador o víctima sino que sólo se acercan a él para alimentarse y tras succionar hasta la última gota de sangre los abandonan exangües y desahuciados (según el FROB, cerca de 167.000 afectados por la venta irregular de preferentes de Bankia, NCG Banco o Catalunya Banc no podrán recuperar ni tan siquiera un pequeño porcentaje de su inversión al tiempo que se producirían 220 desahucios diarios y del parque de viviendas viviendas vacías que podrían destinarse al alquiler social, un mínimo de 600.000 serían propiedad de entidades financieras o del Banco malo según un informe de la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca).

Agudización de la fractura social Según el índice de Gini (indicador utilizado para medir si la distribución de ingresos o de gastos entre individuos u hogares de una economía se aleja o acerca a una distribución perfectamente equitativa), España sería el segundo país más desigual de la UE, sólo superado por Letonia. Así, la cruda realidad nos recuerda que el número de hogares con todos sus miembros en paro se ha elevado hasta niveles insoportables y cada vez son más los parados de larga duración que pierden todo tipo de subsidio, pues aunque el Gobierno del PP ha prorrogado la ayuda del Plan Prepara debido a la presión social, incluirá modificaciones sustanciales que limitarán el acceso de los parados a dichas ayudas en función de su colchón familiar. Así, la renta de todo el núcleo familiar (padres inclusive), servirá para determinar si se tiene derecho a recibir una ayuda que sube a 450 € para los parados de larga duración que tengan al menos tres familiares a su cargo, estableciéndose el listón en los 481 euros mensuales por cada miembro de la unidad familiar y quedando descartado todo solicitante que sobrepase dicha cifra.

Por otra parte, según el Consejo Económico y Social, 422.600 hogares vivían gracias a la pensión de los abuelos con ingresos medios de 840 € y que a pesar de su exigüidad, constituía hasta hoy el último salvavidas de los restos del naufragio económico español, pero teniendo en cuenta que se ha establecido por Ley un mínimo incremento de las pensiones de un 0,25 %, el colchón familiar verá reducido su grosor y se elevará el riesgo de pobreza y fractura social. Así, según el último informe de Intermon Oxfam sobre “Crisis, desigualdad y pobreza”, se advierte que de continuar los recortes sociales, la pobreza en España podría llegar a afectar al 40 % de la población en el horizonte de la próxima década. En la actualidad, según dicha ONG, la tasa de pobreza se situaría en el 27% de la población y afectaría ya a casi 13 millones de personas) y según Cáritas tres millones de personas vivirían ya en situación de "pobreza severa" (menos de 307 euros al mes) mientras el número de millonarios en España habría aumentado un 13% en el último año según datos de Eurostat, con lo que se está agudizando de forma vertiginosa una fractura social de resultados impredecibles.

Así, las grandes fortunas invertirían su dinero en las llamadas SICAV, con un patrimonio que rondaría en el 2014 los 33.000 millones €, 450.000 accionistas y una rentabilidad media del 8,1 %. Según explica Ricardo Sánchez-Seco Tomás en invertia.com, una Sicav sería “un sofisticado producto de ingeniería financiera, híbrido de sociedad anónima y fondo de inversión que exige un capital mínimo de 2,4 millones de euros y 100 partícipes o accionistas, con la particularidad de que tributa al 1% en el Impuesto de Sociedades en lugar de al 30% siempre que el capital permanezca en la SICAV. La ventaja frente a los fondos de inversión radica en las reducciones de capital, ya que los dueños de la SICAV pueden sacar dinero sin tributar hasta que no supere la cantidad inicialmente invertida”, de lo que se deduce que se trataría de un instrumento para evitar la fuga de capitales pues en el supuesto de que se les exigiera más impuestos a las SICAVS se irán a otros países donde sea más fácil obtener más rentabilidad, trasladando su patrimonio a una sociedad europea bajo legislación menos restrictiva.

Desempleo endémico A pesar del milagro Rajoy, el Centro de Predicción Económica (CEPREDE) prevé en su último informe que la tasa de paro se mantendrá por encima del 20% hasta el 2018, por lo que el FMI receta “un drástico recorte de los salarios nominales (brutos) del 10% y una rebaja de las cotizaciones sociales en 1,75 puntos para crear 1,2 millones de empleos en los tres próximos años”, lo que contribuirá a la generalización de la precariedad laboral, (según la última Encuesta de Población Activa (EPA), el trabajo precario en España alcanzaría ya la friolera de 5 millones de personas),a la desaparición del mito del puesto de trabajo vitalicio ( según los datos de la EPA, tendríamos ya una escalofriante tasa del 90% de contratación parcial ) y a la pérdida del poder adquisitivo (-0,2 en el 2014 según el INE). Además, el Instituto Nacional de Estadística (INE) prevé que el país pierda un millón de habitantes en la próxima década, una tendencia que va a empeorar a medida que la generación del baby-boom comience a fallecer, dibujándose un escenario insostenible para el 2021 en que la "tasa de dependencia" según el INE, crecerá en un 57% , lo que supone que habrá seis personas inactivas ya sea jubilados , parados o estudiantes por cada persona activa lo que podría conllevar el colapso de la Seguridad Social en el horizonte del 2.021, por lo que la OCDE recomendó "retrasar la edad de jubilación más allá de los 67 años e incentivar las pensiones privadas, incluso con carácter obligatorio, porque prevé que en el futuro se reducirán los beneficios de los sistemas públicos".

Déficit de Inteligencia En el último decenio, España habría sido pionera en los campos de energía renovable (fotovoltaica, biomasa y eólica), medicina, nanotecnología, telecomunicaciones, biofarmacéutica, biotecnología, oceanografía , ecoindustria, infraestructuras públicas, construcción naval, automotriz, máquina herramienta, sector turístico y sector financiero (según el ranking publicado por la revista Scientific American, en el 2009 España ocuparía el décimo puesto mundial tanto en publicaciones científicas como en gasto total en I+D+i ,ocupando además el número nueve en cantidad de doctorados). Sin embargo, desde el 2009 los recortes en I+D+I ascienden al 40 % con una inversión del 1,33% del PIB y cada vez más lejos del 2% de media de la UE ,lo que tendrá como efectos colaterales la drástica reducción de becas para investigadores y la asfixia por inanición económica de múltiples proyectos científicos y tecnológicos. Así, la inversión en I+D en las Universidades Públicas (de donde salen dos tercios de las investigaciones científicas) vio recortado su presupuesto en el 2013 en un 80% y el Centro Superior de Investigaciones Científicas (organismo con 130 sedes y más de 13.000 trabajadores, entre investigadores y técnicos), habría sufrido en los últimos cuatro años una merma del 30% de financiación pública (un 9% menos en el 2013).

Por otra parte, según un estudio elaborado por FENAC (Federación Nacional de Asociaciones de Consultoría), desde 2.008 se habrían marchado de España más de 300.000 jóvenes (la mayoría jóvenes universitarios en busca de un primer empleo), con lo que se conjuga el fiasco inversor de un Estado que tras haber gastado en la formación de cada titulado unos 5.000 € (el alumnado sólo paga el 20% del coste real de la matrícula), asiste impotente a la sangría imparable de la fuga de cerebros. De seguir obviando la inversión en inteligencia, España podría convertirse en la próxima década en un país tercermundista a nivel de investigación e innovación, condenado a comprar patentes extranjeras y producir productos de bajo perfil tecnológico que requieran mano de obra de escasa o nula cualificación y fácilmente explotable, pues aunque España sigue compitiendo en gran número de sectores con las economías de referencia al tener costes laborales competitivos, tendría como Talón de Aquiles de sus exportaciones el reto de la calidad de sus productos y el no estar bien posicionada en los mercados emergentes.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Las claves del escándalo de corrupción de la FIFA

Xov, 28/05/2015 - 22:34

Este 27 de mayo las autoridades suizas detuvieron en Zúrich a varios altos cargos de la FIFA por corrupción. Entre los delitos de los que se les acusa figuran fraude, blanqueo de dinero y extorsión. El monto estimado de los sobornos supera los 10.000 millones de dólares en 19 años. La Fiscalía estadounidense indicó que el organismo del fútbol empezó a realizar pagos en comisiones a los medios y compañías de promoción de eventos deportivos a principios de los años noventa del siglo pasado y ha continuado haciéndolo de manera sistemática hasta la actualidad. Es decir, los altos cargos "pagaron y acordaron pagar sobornos y comisiones ilegales para obtener medios lucrativos y derechos de 'marketing' para los torneos internacionales de fútbol".

La investigación del caso se inició en Estados Unidos debido a que gran parte de las transacciones relacionadas con los sobornos de los miembros de la FIFA tuvieron lugar en ese territorio y a través de bancos estadounidenses. Las detenciones se realizaron a petición del Departamento de Justicia de EE.UU., que presentó cargos en el Distrito Este de Nueva York, con sede en Brooklyn. Los detenidos podrían ser extraditados al país norteamericano. Desde EE.UU. se tramitaron las órdenes pertinentes, después de lo cual varios agentes suizos vestidos de paisano acudieron la madrugada de este 27 de mayo al hotel Baur au Lac ubicado en los Alpes y lograron detener a varios miembros de la FIFA.

Dos vicepresidentes de la FIFA, el uruguayo Eugenio Figueredo y Jeffrey Webb, de las islas Caimán, así como el expresidente de la Conmebol, el paraguayo Nicolás Leoz, figuran entre los acusados ante el tribunal de Nueva York por "organización mafiosa, fraude masivo y blanqueo de dinero, entre otros". El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, "no se encuentra entre los detenidos ni está implicado en absoluto", afirmó Walter de Gregorio, director del organismo para relaciones públicas. Uno de los acusados, Jose Hawilla, ejecutivo de la empresa brasileña de mercadotecnia deportiva Traffic Sports accedió a devolver más de 151 millones de dólares que recibió ilícitamente. Entre los acusados que se declararon culpables se encuentran también Daryan Warner y Daryll Warner, hijos de Jack Warner, ex alto cargo de la FIFA de Trinidad y Tobago.

Varios líderes mundiales y personas destacadas del mundo deportivo no tardaron en pronunciarse sobre lo sucedido. El astro argentino Diego Armando Maradona, uno de los principales denunciantes de las irregularidades de la FIFA desde su época de futbolista, celebró la denuncia que este miércoles puso en jaque al organismo mundial y señaló que la FIFA es el principal enemigo del fútbol. El propio Joseph Blatter tachó el escándalo de "un momento difícil para el fútbol, para los aficionados y para la FIFA como organización" y afirmó que en la industria moderna del fútbol no hay lugar para la corrupción. Además, Blatter afirmó que los últimos acontecimientos han llevado "la vergüenza y la humillación" al mundo futbolístico.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, declaró que "todos los Mundiales deben ser investigados". Por su parte, el mandatario ruso, Vladímir Putin, no excluye la posibilidad de que el escándalo de la FIFA sea "otro intento de extender la jurisdicción de EE.UU. a otros países" para lograr "sus objetivos egoístas", ya que ve extraño que las detenciones de los funcionarios de la FIFA se produjeran a petición de la justicia de ese país.
________
Ver La FIFA al nivel de la mafia, acusada de corrupción y lavado de dinero Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

La FIFA acusada de corrupción y lavado de dinero

Xov, 28/05/2015 - 08:01

El escándalo que envuelve a la FIFA tras el arresto este miércoles en Suiza de siete de sus más altos cargos acusados de corrupción, es la primera investigación seria y de rigor que se hace en torno a la corrupción en el fútbol. Esta vez la intervención del FBI y de la Justicia de Estados Unidos amenaza con dar un duro castigo a la federación mundial de fútbol. La Fiscal General de Estados Unidos, Loretta Lynch, declaró que el Departamento de Justicia norteamericano "está decidido a acabar con la corrupción en el mundo del fútbol" en una conferencia en la que cargó contra los dirigentes de la FIFA acusados de corrupción, como informa The New york Times

Leer másUna mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Las islas artificiales que podrían provocar una guerra entre China y Estados Unidos

Xov, 28/05/2015 - 08:00
Pekín y Washington están en desacuerdo sobre si Estados Unidos tiene el derecho de enviar aviones militares y barcos cerca de las islas Spratly, donde China se encuentra en proceso de construcción de un conjunto de islas artificiales. China, dice que tiene la soberanía sobre prácticamente todas las islas del Mar del Sur de China y sus aguas adyacentes. No ha definido esas aguas, pero emitió un mapa con una línea segmentada entre Vietnam, Filipinas e Indonesia, que abarca parte importante del Mar del Sur de China. China dice que su reclamo no obstaculizará el paso de buques comerciales dado que esta es una de las rutas de navegación más importantes, pero advierte que las naves militares extranjeras no deben realizar operaciones en esas aguas.

Estados Unidos se arroga el derecho de que sus buques de guerra y aviones lleven a cabo operaciones militares en esa zona, dado que lo ve como aguas internacionales. Sus fuerzas llevan regularmente a cabo la vigilancia y otras misiones cercanas a la costa de China. China ha advertido a Estados Unidos de los riesgos que implicaría cruzar esa línea si envía buques de guerra demasiado cerca de las islas Spratly. Dado que China no ha sido muy clara en sus pretensiones, los funcionarios estadounidenses dicen que Pekín podría, en teoría, tratar de restringir el acceso a algunos barcos comerciales extranjeros. Estados Unidos, que tiene a Filipinas como aliado, y además la obligación, por Ley, de ayudar a Taiwán, está tensionando la situación en la zona y muchos anticipan que este podría ser el inicio de una guerra de envergadura entre Estados Unidos y China.

El derecho marítimo internacional señala que todos los países tienen el derecho de controlar las aguas territoriales extendiendo 12 millas náuticas de sus costas. También pueden reclamar una zona económica exclusiva que se extiende hasta 200 millas náuticas, en donde pueden regular la actividad económica como la pesca y la minería. Los buques de guerra extranjeros pueden pasar a través de esas aguas territoriales pero no pueden realizar operaciones militares.

Estados Unidos y los vecinos de China temen que Pekín pueda utilizar las islas artificiales que está construyendo para reforzar sus pretensiones a la zona, y hacer valer las reclamaciones por la fuerza. La Convención de la ONU dice que los estados pueden construir islas artificiales en sus zonas económicas exclusivas, pero dice que los países pueden basar sus reclamaciones a los derechos marítimos sólo cuando se trata de formaciones naturales. Con estas islas, China podría extender su zona económica exclusiva y también su zona militar, pese a estar a más de mil kilómetros de la más cercana costa china. Además, las islas podrían proporcionar una pista de aterrizaje de respaldo para los portaaviones chinos.

Estados Unidos ha señalado que intensificará su vigilancia en la zona, enviando buques de guerra incluso al interior de las 12 millas náuticas de las islas artificiales. Esto puede significar un abierto reto militar al gobierno chino quien podría coger el guante y dar una contundente respuesta militar a la intromisión de Estados Unidos en la zona. Si se desata un conflicto, éste podría dar paso a una guerra de gran envergadura a la cual se sumarían otros países vecinos como Filipinas, Vietnam y Japón.

A continuación, una infografía con el armamento militar de China que muestra que en materia de armamentos el gigante asiático no anda con pequeñeces:

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Cacería enlatada: de tigres y leones en el panteón neoliberal

Mér, 27/05/2015 - 13:21
Alejandro Nadal, La Jornada

La economía neoliberal se encuentra en mal estado. Su aspecto recuerda el soneto de Percy Bysshe Shelley, Ozymandias. En él un viajero que ha recorrido tierras remotas relata su encuentro con unas ruinas: dos piernas de granito, sin tronco, yacen en un desierto. Cerca en la arena, rotas, las facciones de un rostro duermen, el labio contraído por el desdén. En lo que queda del pedestal, estas palabras: Me llamo Ozymandias, rey de reyes. ¡Aprende en mi obra, oh poderoso, y al verla desespera! Nada más permanece. Y en torno a la ruina del colosal naufragio, sin límites, se extiende la arena lisa y sola que en el principio era. (La traducción es del poeta español Leopoldo Panero).

El imperio efímero del rey de reyes es un recordatorio a todos los poderosos. La invocación en el pedestal exhorta a los que se han creído omnipotentes para que reconozcan que no sobrevivirán el embate del tiempo. Es un llamado a los ricos y arrogantes de siempre.

Frente al espectáculo desolador de estas ruinas del neoliberalismo, algún viajero futuro recordará la destrucción del mundo natural que acompañó la insolencia y altanería de un mundo en el que todo es una mercancía. Entre estos recuerdos su mente viajará obligadamente a los espacios de la mega fauna de África y Asia.

La vida silvestre se ha convertido en un lucrativo negocio en África. Búfalos, hipopótamos, rinocerontes, leones, antílopes, elefantes, cebras y docenas de otras especies son cazados cada año en esquemas de una nueva industria llamada cacería enlatada. Es una industria que ofrece satisfacción inmediata a los deseos de matar.

Si usted piensa que la cacería de leones en África es cosa del pasado, se sorprenderá cuando sepa que cada año son cazados alrededor de mil 500 ejemplares adultos. El 60 por ciento de los trofeos va para Estados Unidos (un buen porcentaje corresponde a cazadores mexicanos).

La mayoría de estos leones son cazados en terrenos cerrados que pertenecen a una empresa vendedora de lo que hoy se conoce como cacería enlatada. Los leones provienen de granjas en las que cada etapa de su crecimiento es una oportunidad de lucro. Se calcula existen unas 160 granjas de leones para cacería de trofeos, con un total de 5 mil ejemplares en cautiverio, listos para satisfacer la fantasía de algún cazador rico. La cacería propiamente dicha se lleva a cabo en terrenos cercados y frecuentemente los animales son atraídos con carnada mientras el cazador espera con su rifle de alto poder.

De cachorros los leones son usados en zoológicos infantiles para que los niños puedan acariciarlos y sacarse unas fotos. Más tarde, los jóvenes leones sirven para que los turistas paguen para salir a caminar acompañados de uno de estos grandes felinos. Ya en la vida adulta, el derecho a matarlos y obtener su cabeza como trofeo es vendido directamente (usted puede ver los precios en los anuncios en Internet). La tarifa puede alcanzar hasta 60 mil dólares, dependiendo de la edad y la melena en el caso de un león macho (ese monto no incluye guías, ayudantes y cargadores). Hasta muertos los leones sirven en aras de la rentabilidad: el polvo de huesos es vendido a intermediarios que lo colocan con minoristas que venden remedios de medicina tradicional en varios países de Asia.

Se ha dicho que la cacería de trofeos realiza una importante contribución para la conservación. Algunos funcionarios del gobierno en Sudáfrica han afirmado que esta actividad produjo más de 110 millones de dólares en 2013. Eso es equivalente a una milésima parte del valor total de las exportaciones de Sudáfrica y es una cantidad irrisoria si se le compara con las necesidades de conservación en ese país.

Los que apoyan la cacería de trofeos (y la cacería enlatada) sostienen que los recursos generados sirven a las comunidades que están cerca de las propiedades y fincas en las que se ubican las granjas de leones. Pero el Consejo internacional de cacería y conservación de vida silvestre calcula que apenas 3 por ciento de los recursos gastados por ricos buscadores de trofeos llega efectivamente a las comunidades.

Las granjas para surtir la industria de cacería enlatada no tienen nada que ver con la conservación. A la larga la cacería enlatada va a contribuir al empobrecimiento del acervo genético de estas especies. El resultado es que en unos cuantos años estaremos enfrentando la extinción de esta especie emblemática. Los leones no son los únicos afectados: la introducción de tigres en la cacería enlatada ya comenzó y se encuentra en aumento. Por supuesto, esta orgía de sangre disfraza y esconde la cacería ilegal.

Hoy la destrucción de fauna africana se lleva a cabo a un ritmo desenfrenado. Por ejemplo, cada año son asesinados ilegalmente entre 22 mil y 35 mil elefantes para quitarles los colmillos y vender el marfil en los mercados legales e ilegales de todo el mundo. ¡Unos cien elefantes diarios para alimentar el mercado mundial de marfil! Los ricos y arrogantes tendrán que ver su imagen en las ruinas del rey Ozymandias y perder su esperanza. Su altanería camina sobre pies de barro.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Niall Ferguson culpa a Keynes

Mér, 27/05/2015 - 07:30
Simon Wren-Lewis, Mainly Macro

Una cuantas personas me han pedido que responda al artículo de Niall Ferguson en el Financial Times ["El Partido Laborista debería culpar a Keynes de su derrota electoral", del 10 de mayo]. Yo me he mostrado remiso, pues no es más que una pizca de tonterías conservadoras. Que cosas así lleguen a publicarse en el Financial Times es una desgracia, pero me temo que en este caso no resultan sorprendentes. Sin embargo, quiero escribir luego acerca de otra cosa que hacía referencia a ello, así que podría resultar de utilidad decir aquí unas cuantas cosas primero.

La cuestión más importante se refiere al estilo. No es el tipo de cosa que desearía escribir un especialista académico. No hace ningún intento por ser veraz respecto a las evidencias, y escoge simplemente de modo selectivo cifras que apoyen su argumentación. Conozco a un pequeño número de especialistas académicos que creen que pueden rebajar sus baremos cuando se trata de escribir propaganda política, pero creo que se equivocan. Veamos este párrafo, destinado a mostrar qué tan bueno ha sido el rendimiento macro del Reino Unido comparado con las terribles advertencias de los keynesianos: "El Reino Unido tuvo el mejor rendimiento de las economías del G7 el año pasado, con un crecimiento real del producto interior bruto del 2,6 %. En 2009, el último año completo de gobierno laborista, la cifra fue del menos 4,3 %. Además, lejos de encontrarse en una depresión, la economía del Reino Unido ha generado más de 1.9 millones de empleos desde mayo de 2010. El desempleo del Reino Unido es hoy de un 5,6 %, aproximadamente la mitad de la tasa de Italia y Francia. Los salarios semanales han subido más del 8%; en el sector privado, la cifra está por encima del 10%. La inflación está por debajo del 2 % y sigue cayendo". La primera frase es correcta. Pero ¿por qué comparar eso con 2009, que, aparte de ser el "último año completo de gobierno laborista", también resulta que fue el año de la recesión que siguió a la crisis financiera global? Tal como antes he mencionado, el crecimiento del PIB per cápita tuvo con el laborismo una media del 1,5%, aun cuando incluyera esta recesión, pero el crecimiento medio de 2010 a 2014 fue sólo del 1% cuando deberíamos haber asistido a una rápida recuperación. Se mencionan cifras de empleo, pero el horrible rendimiento de productividad que entraña, no. Se menciona el crecimiento de las ganancias de todo el periodo (aunque sin decir que se trata de crecimiento nominal), pero ¡únicamente la inflación del año pasado! Esto se hace supuestamente para dar la impresión de un crecimiento de los salarios reales, cuando en realidad en este periodo hemos asistido a una caída sin precedentes de los salarios reales.

Un párrafo así podría conseguirle a Ferguson un puesto de redactor de discursos con algún político conservador, pero si un estudiante universitario de primer año lo escribiera como parte de un trabajo, se lo llenaría de garabatos en tinta roja lo mismo un economista que un historiador. Por lo que respecta a la idea de que los resultados electorales representaron un desastre para el modelo keynesiano, me pregunto si Ferguson se da cuenta de que todos o la mayoría de los bancos centrales basan la política monetaria en la economía keynesiana? Si la idea es que adoptar una línea contraria a la austeridad hace perder votos, ¿por qué no hacer notar que el Partido Nacionalista Escocés adoptó una retórica claramente contraria a la austeridad? (La carta de Sam Wills en respuesta al artículo de Ferguson tiene mucho más sentido).

Alguien podría intentar apuntalar una tesis académica seria en defensa del historial macroecnonómico del gobierno de coalición, pero este no es el caso. Este género de polémica sin sentido no es por supuesto exclusivo de la derecha antikeynesiana. Pero lo que ilustra esta clase de cosa es lo problemático que resulta el debate público sobre política macroeconómica. Resulta difícil pensar en muchos otros asuntos académicos en los que gente que parece tener poca idea de lo que está hablando pueda escribir sandeces tan evidentes en un periódico de prestigio.
_______
Nota: las políticas keynesiansas terminaron en el Reino Unido en 1976 cuando el Primer Ministro James Callaghan firmó un acuerdo con el FMI por un préstamo por 7.900 millones de dólares, el más grande que se le concedía a un país miembro. Este préstamo fue a cambio de recortar el gasto público, adoptar políticas antiinflacionarias e iniciar las privatizaciones. Con Margareth Thatcher, desde 1979, se aceleró el proceso de privatizaciones y se abandonaron las políticas pro-empleo del keynesianismo. Ver este postUna mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

China escoge a Chile como su plataforma financiera para América Latina

Mér, 27/05/2015 - 01:30

China escogió a Chile como su plataforma financiera para expandir su moneda en América Latina, en su búsqueda por incrementar su cooperación e inversiones en toda la región. El anuncio fue realizado este lunes durante una visita oficial a Santiago del primer ministro de China, Li Keqiang, al cierre de una gira latinoamericana que incluyó un paso previo por Brasil, Colombia y Perú, destinada a aumentar la presencia del gigante asiático en la región. El anuncio fue oficializado tras el acuerdo bilateral alcanzado previamente por los Bancos Centrales de ambos países sobre el 'swap' de sus monedas nacionales, vigente desde este lunes 25 de mayo.

El acuerdo considera la apertura de una línea por un monto máximo de 22.000 millones de yuanes (3.600 millones de dólares), según el comunicado del Banco Central de Chile.

El acuerdo será válido por tres años y renovable tras el consentimiento de ambos Bancos Centrales. Adicionalmente, China aportará a Chile 50.000 millones de yuanes (8.000 millones de dólares) para que inversionistas institucionales extranjeros inviertan directamente en el mercado de valores de ese país. Efectuar pagos en renminbis (RMB) o yuanes directamente en Chile permitirá reducir los costos de transacción de las operaciones de financiamiento y pagos de comercio exterior, y servicios financieros en general, potenciando el uso de la moneda china en el comercio.

"Esperamos que nuestra cooperación Chile-China en materia financiera pueda contribuir a la cooperación industrial y de inversiones entre China y toda América Latina", afirmó el primer ministro chino Li Keqiang, tras reunirse con la presidenta chilena Michelle Bachelet. El canciller chileno, Heraldo Muñoz, dijo que "Chile se va a transformar en un centro financiero para China para la liquidación de sus monedas con otros países de la región".

China es el segundo principal origen de las importaciones de la región (16% del total) y el tercer principal destino de sus exportaciones (9% del total), según cifras difundidas este lunes por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). No obstante, la Cepal prevé que producto del abaratamiento de las materias primas y la moderación de la expansión de la economía china "el comercio bilateral no seguirá expandiéndose a tasas tan elevadas como las observadas en la última década y media".

En este proceso se enmarcan los anuncios que el premier chino realizó en su visita a Brasil, donde comunicó iniciativas de inversión por unos 53.000 millones de dólares, entre ellos un corredor hacia el Pacífico, que atravesaría parte de la Amazonia.

China es el principal destino de las exportaciones chilenas (con un 24% del total, en su mayoría cobre), con un comercio bilateral que alcanza los 34.000 millones de dólares.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Ettiene Balibar: "La socialdemocracia se alineó con la economía neoliberal"

Mar, 26/05/2015 - 02:01
Ettiene Balilbar, filósofo francés, asegura que la socialdemocracia no ha logrado inventar un modelo social que pueda competir con el curso actual de la globalización y sustituir y renovar el viejo orden del Estado de Bienestar. “Ahora tenemos el resultado a la vista”, subraya

Patricio Porta, Página12

Decenas de personas hacen fila para verlo. Algunos quedarán afuera. Las entradas para escucharlo se agotaron en tiempo record. No se trata de una estrella de rock, pero casi. Es que la visita a Buenos Aires de Etienne Balibar, que coincide con el 50º aniversario de la publicación de Para leer El Capital, el célebre libro que coescribió junto a su maestro Louis Althusser, despierta mucho interés entre quienes buscan respuestas a la crisis de representación y al auge del racismo en Europa. Y no son pocos.

En la conferencia que dio en la sala Solidaridad del Centro Cultural de la Cooperación, con su capacidad colmada, el filósofo francés se sinceró: “Soy un federalista europeo. Y la razón de mi pesimismo es que este federalismo está fracasando y tiene menos justificaciones y posibilidades de realización. Hay fuerzas de diversos tipos, invenciones a la hora de hacer política en parte de la población europea. Existen buenas razones para pensar eso en las iniciativas del tipo de Podemos, en España, aunque están muy localizadas en estos momentos. O en la victoria de Syriza”, se ilusiona. Balibar alertó sobre los estragos que está causando la desigualdad en Europa, que amenaza con dividir virtualmente al continente. El filósofo francés habló con Página/12 sobre el crecimiento de la ultraderecha en Francia, el terrorismo islamista, la islamofobia, la crisis de la socialdemocracia europea y los desafíos del gobierno de Alexis Tsipras en Grecia.

¿Cómo explica el ataque a la redacción de Charlie Hebdo? ¿Es producto de las tensiones étnicas al interior de Francia o más bien una consecuencia del terrorismo internacional?

–No se puede separar ambas cuestiones. Este tipo de acontecimiento tiene generalmente un conjunto muy complejo, para no decir confuso, de orígenes, muy viejos algunos y muy recientes otros, algunos internos y otros externos. Lo importante y preocupante, en cierto sentido, es que el gobierno y la población tienen dificultad en aceptar que la frontera entre el interior y el exterior ya no marca una diferencia absoluta. Hay jóvenes ingleses y franceses de origen no musulmán que han ingresado en la red del Estado Islámico (EI). Pero en Francia específicamente se reclutan, en su mayoría, jóvenes de origen árabe o de Africa del norte que no soportan la condición de marginación y de discriminación social y étnica en la que viven. El crecimiento de la desigualdad en término de recursos, de posibilidades de empleo y de acceso a los bienes culturales más esenciales ha alcanzado niveles sin precedentes. Y eso trae consecuencias catastróficas para todos. Es una explicación, no una justificación. Por otro lado, está claro que la guerra que existe hace decenas de años en Medio Oriente está tomando progresivamente una dimensión global. Algunos hablan de guerra civil mundial, es decir, no es ya una guerra entre un campo y otro, Occidente y Oriente, sino un conflicto multilateral entre fuerzas religiosas, fuerzas militares, regímenes dictatoriales con intervenciones exteriores que, como vemos, es una de las mayores catástrofes históricas. En esta situación han aparecido elementos fundamentalistas que adquieren una capacidad de organización y de atracción importante. Para comprender lo que pasó hay que tener en cuenta estos dos elementos: la situación interna en Europa y Africa del Norte y la conversión gradual de la guerra en Medio Oriente en un fenómeno de terrorismo global.

¿Cree que el Frente Nacional de la familia Le Pen es una amenaza real para la democracia francesa?

–Sí, es una amenaza real y muy preocupante. Para gente como yo, que entramos en la política de manera activa y con fuerte compromiso en la época de la guerra de Argelia, cuando el pueblo argelino luchaba por la liberación del colonialismo francés, el hecho de que un grupo político cuyos líderes y cuya inspiración están directamente vinculados con una especie de revancha poscolonialista, contra la independencia de Argelia, es una cosa terrible. Ahora se presenta como una fuerza cada vez más influyente. No es interesante hacer predicciones. Está claro que el Frente Nacional se ha ido implantando progresivamente en la población francesa en los últimos años como consecuencia de la crisis, de la desestabilización y de la falta de perspectiva para gran parte de la sociedad, incluso para parte de la clase obrera. La deslegitimación creciente de la clase política francesa y del sistema europeo contribuye a esta situación. La ley electoral que tenemos en Francia es muy poco democrática, es una ley de mayorías, y eso va a producir obviamente un efecto de golpe en la cara. El Frente había logrado crecer sin haber construido alianzas con otros partidos. Fue más o menos excluido del juego político y si bien contaba con los votos, no tenía ningún representante en el Parlamento. Ahora la situación va a cambiar en una dirección totalmente opuesta, porque con los progresos que han hecho van a ganar más representantes.

El presidente François Hollande no puede revertir los bajos índices de popularidad de su gestión. Nicolas Sarkozy, en tanto, manifestó su intención de volver a la presidencia, pero está salpicado por distintos escándalos de corrupción. ¿Piensa entonces que Marine Le Pen y su partido tienen posibilidades de ganar las elecciones generales en 2017?

–Saber si van a llegar al poder es otra cuestión. Mi respuesta personal es probablemente que no por una serie de razones. Pero aunque no accedan al poder se convertirán en una fuerza con capacidad de presión notable, con mayor influencia en los programas de los otros partidos. No sólo en el partido de Nicolas Sarkozy, la Unión por un Movimiento Popular, sino también en el Partido Socialista con el primer ministro Manuel Valls. El modo en que nuestro propio gobierno está aplicando ya medidas de discriminación que son parte del programa del Frente Nacional, con la idea de que si lo hacen los socialistas a su modo, de una forma menos sucia, podrán contener la influencia de Le Pen, es un completo absurdo y una muestra del poder del Frente Nacional.

En los últimos años han aumentado considerablemente los actos de antisemitismo e islamofobia en Francia. El primer ministro Valls presentó esta semana un plan para combatir el racismo y las expresiones antisemitas. Según declaró, va a involucrar a maestros, profesores, asistentes sociales, asociaciones civiles e instituciones judiciales en colegios, barrios vulnerables y hasta en Internet. Esto demuestra la gravedad del problema. ¿Por qué cree que se ha llegado a esta situación en un país con una tradición republicana, pluralista y multiconfesional?

–Republicana, sí. Multiconfesional, no. La tradición republicana no tiene las capacidades internas de resistencia a ciertos prejuicios racistas. De por sí no es suficiente. Pero quiero decir que es muy importante mencionar al antisemitismo y a la islamofobia, porque incluso los discursos oficiales en este momento no lo hacen. El gobierno francés acaba de proponer una serie de medidas sobre educación y represión de actos de violencia relacionados con el racismo y el antisemitismo. Naturalmente, hay que mencionar el antisemitismo. No soy de los que no toman en serio el crecimiento del antisemitismo en Francia. Pero racismo y antisemitismo no son una fórmula honesta. Se usa una terminología que evita nombrar la islamofobia. Hay toda una polémica en los círculos políticos e intelectuales, una presión muy fuerte de republicanos que argumentan que el término islamofobia no es aceptable. Según dicen estos señores y estas señoras, la expresión confunde las cosas. Por un lado, los ataques contra árabes y musulmanes, y por otro lado, la cuestión de saber si uno puede criticar al Islam como religión. Y como sería muy importante mantener la posibilidad de esa crítica, la noción de islamofobia no debe ser aceptada.

¿Ese argumento ganó más adeptos tras el atentado a Charlie Hebdo?

–Sí, pero es una vergüenza. Es una tontería impedir que se mencionen juntos al antisemitismo y a la islamofobia. Porque introduce una discriminación al interior de la lucha contra las discriminaciones. No mencionar a la islamofobia, que es el fenómeno más preocupante en este momento, es una vergüenza. La llamada concepción republicana francesa de la laicidad siempre tuvo divergencias y diversas orientaciones internas. Algunos me reprocharon como marxista defender una concepción liberal, pero en este caso estoy a favor de esa concepción, para la cual la noción de laicidad significa que todas las religiones tienen el mismo derecho de existir, manifestarse y desarrollarse no sólo en la esfera privada sino también abiertamente en la sociedad y que el Estado no tendría que intervenir. Esa concepción está en los orígenes de las famosas leyes laicas de finales del siglo XIX, y está siendo cada vez más suprimida a causa de una concepción intolerante y represiva que sostiene que el papel del Estado es eliminar las manifestaciones de pertenencia a comunidades religiosas. El velo completo es una cosa discutible en la esfera pública por una cantidad de razones. Pero el velo normal, quiero decir, en la cabeza de las mujeres musulmanas, como decisión personal de señalar su pertenencia al Islam es una cosa que, según mi pensamiento, una laicidad liberal no puede suprimir. El gobierno francés y parte de la sociedad han ingresado a un camino de represión continua que hace que el multiconfesionalismo no exista realmente.

La crisis económica que atraviesa Europa ha golpeado a la socialdemocracia, que a lo largo de todo el continente encuentra dificultades para legitimarse en el poder, como el caso del Partido Socialista francés. ¿Considera que la socialdemocracia podrá encontrar una alternativa a las políticas de austeridad que predominan en Europa?

–Sería un milagro. Hay aspectos coyunturales. Uno puede especular por qué Hollande después de su elección no esperó dos o tres años, como el gobierno de François Mitterrand, para convertir su programa inicial en otro de compromiso con las fuerzas dominantes del neoliberalismo. Porque lo hizo inmediatamente el día después de su elección. Después de una visita a la canciller alemana Angela Merkel, había hecho creer al pueblo francés que quería impulsar un cambio de orientación en las políticas europeas y volvió en realidad alineado completamente con las posiciones alemanas. Está bien, los dirigentes alemanes defienden e imponen su orientación política. Habría que conocer entonces algunos elementos secretos. Pienso que la presión por parte de los inversores fue enorme desde el primer momento. Amenazaron con cortar el flujo de inversiones extranjeras en la industria francesa. Hubo una correlación de fuerzas. Pero eso no basta como explicación. El fondo es que la socialdemocracia, como sabemos todos, se ha alineado con la concepción neoliberal de la economía actual. Hace tres semanas, Martin Schulz, líder de la socialdemocracia en el Parlamento europeo, explicaba que Europa tenía la posibilidad de convertirse en una gran potencia en el mercado mundial. Y es claro que desde este punto de vista los problemas sociales no son menores. Es decir, la socialdemocracia no ha logrado inventar un modelo social que pueda competir con el curso actual de la globalización y sustituir y renovar el viejo orden del Estado de Bienestar. Ahora tenemos el resultado a la vista. Uno de los aspectos culturales de la crisis en Europa es la falta de perspectiva sobre la globalización. Europa es incapaz de actuar como una fuerza alternativa mundial en el proceso de globalización.

El triunfo de Tsipras en Grecia parece delinear un nuevo rumbo en Europa, o al menos el esbozo de una alternativa a las políticas de endeudamiento y a los partidos tradicionales. Podemos, una fuerza surgida tras la crisis, podría dar una sorpresa en las próximas elecciones generales en España. ¿Cómo evalúa estas experiencias?

–Tsipras es un tipo bravo. Pero son procesos diferentes. El problema para Podemos es llegar al poder ya sea solo o más probablemente con otros partidos. Si ocurriera, sería para mí una señal interesante e importante de que verdaderamente hay un conflicto político en Europa y hay fuerzas renovadoras. Pero no es algo que se da por hecho. Está claro que una de las metas de las estructuras de poder actuales en Europa, que el filósofo alemán Jürgen Habermas llama de modo extraordinario “federalismo ejecutivo posdemocrático”, que es la troika, es aplastar a la experiencia griega antes de que las elecciones tengan lugar en España.

Para aleccionar a los españoles

–Para no correr el riesgo. El caso de Syriza es distinto, porque está en el poder nacional y se encuentra en este momento en una pulseada con la estructura de poder europea. Más allá de su electorado inicial, tiene un gran apoyo del pueblo griego. Deben llegar a compromisos, que son criticados por la extrema izquierda, una cosa que me parece absurda y muy negativa. Porque ya son tratados de traidores por esos compromisos, algo que es fundamental. Hay una tendencia en la extrema izquierda que quiere aprovechar el caso griego para lograr una disolución del sistema europeo posnacional, que sería una catástrofe para los mismos griegos. No digo que haya que apoyar al gobierno de Tsipras sin ningún espíritu crítico, pero hay que considerar las dificultades de crear una alternativa en Europa.

Si nos ponemos reduccionistas, las alternativas a conservadores y socialdemócratas son Syriza o el Frente Nacional de Le Pen.

–Es un poco simplificador, pero es cierto si se considera a Europa como un todo. Si la alternativa no surge en la izquierda, entonces lo va a hacer en la derecha.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

¿Es viable el programa económico de Podemos?

Lun, 25/05/2015 - 13:58

Juan Torres López, Público.es

Desde que Podemos salió a la escena política una de las mayores críticas que ha recibido es que sus propuestas económicas son inviables y muy negativas para la economía española. Si se aplicaran, dicen sus críticos, se produciría un desastre, aumentaría el paro y se generalizaría la ruina económica.

Aunque las propuestas económicas de Podemos se basan en análisis sobre la crisis que vienen haciendo economistas muy reputados, premios Nobel y catedráticos de las mejores universidades del mundo, además de organismos internacionales como Naciones Unidas o la Organización Internacional de Trabajo, lo cierto es que ha pasado muy poco tiempo y que apenas se han podido realizar estudios concretos para cuantificar sus efectos.

Pero, poco a poco, esa carencia se va superando y se comienza a demostrar, también aquí en España, que muchas de las críticas a las propuestas de política económica alternativa no tienen fundamento científico sino que simplemente responden a prejuicios ideológicos o al intento de defender privilegios de grupos muy minoritarios pero de mucho poder.

Un ejemplo de esto que digo es un estudio independiente que acaba de realizarse en el Centre of Economic Scenario Analysis and Research bajo la dirección de Kurt Kratena, experto en modelización económica, catedrático de Economía de la universidad austriaca de Klagenfurt e investigador del Austrian Institute of Economic Research WIFO (El informe lleva por título ¿Se puede salir de la crisis sin renunciar al bienestar? Un análisis cuantitativo de los efectos de las políticas de crecimiento frente a las de bienestar).

El estudio plantea dos escenarios futuros. Uno (que denomina “Crecimiento) se basa en la continuidad de las políticas económicas actuales que persiguen el crecimiento del PIB con austeridad presupuestaria y la búsqueda de la competitividad a través de la flexibilidad del mercado laboral y las privatizaciones. Otro, (denominado “Bienestar”) está basado en la aplicación de medidas contempladas en el documento que Vicenç Navarro y yo presentamos a Podemos como documento de bases para elaborar su programa económico titulado Democratizar la economía para salir de la crisis mejorando la equidad, el bienestar y la calidad de vida. Una propuesta de debate para solucionar los problemas de la economía española.

Los dos escenarios modelizados respetan las restricciones de déficit público establecidos en el Programa de estabilidad impuesto a España para lo cual (en el escenario Bienestar) se incluyen medidas restrictivas como el aumento en las cotizaciones a la seguridad social, un plan general de ahorro en la administración, aumento del impuesto de sociedades o una revisión de la política actual de grandes infraestructuras, entre otras.

En el escenario de Bienestar se incluyen medidas como subsidios a la creación de empleo verde, el aumento de la inversión empresarial en I+D financiado con aumento en el Impuesto de Sociedades, la subida del salario mínimo a 950 €/mes compensada con la reducción de los salarios más altos, la disminución de la jornada laboral a 35 horas, la mejora de los servicios sociales, la extensión del permiso de paternidad y la disminución de la deuda de los hogares a los bancos en una cantidad equivalente a las ayudas públicas recibidas por el sector financiero desde 2008.

Pues bien, la aplicación del modelo proporciona resultados muy significativos.

En términos generales, indica que las propuestas de Podemos que se incluyen en el escenario Bienestar reducen el desempleo, estimulan la economía, mejoran la situación de los hogares con menos renta y evitan los problemas de incremento en desigualdad generados por la crisis y la austeridad de la política actual. Unos resultados que a medio plazo son mejores que los que proporciona el escenario Crecimiento: la tasa de crecimiento sería un punto superior cada año, la tasa de paro se reduciría casi en cuatro puntos más, se crearían un millón de puestos más y disminuiría la desigualdad.

En términos sectoriales, el impacto más positivo lo producirían las medidas que impulsan la Economía sostenible y la competitividad, mientras que las de disminución de la deuda de los hogares tienen un efecto similar a ellas a medio plazo pero negativo a corto, por el coste que lógicamente suponen para el sector bancario. Según el modelo, también es muy positiva la contribución de las medidas ligadas al fortalecimiento del Estado de bienestar en educación, sanidad y cuidados que supondrían un incremento de 370.000 empleos.

El modelo señala que con las políticas actuales del escenario Crecimiento ni el PIB ni el empleo alcanzarían en 2020 el nivel anterior a la crisis, mientras que con las medidas de Podemos en el escenario Bienestar el nivel previo del PIB se recuperaría en 2018 y el empleo no quedaría en 2020 un 10% por debajo del existente antes de la crisis sino solo un 5%.

Finalmente, el modelo indica que en un escenario de Bienestar, con medidas como las que propone Podemos, la renta per cápita de los españoles estaría 5,7 puntos por encima de la alcanzada en el escenario de “Crecimiento”. Con ellas, todos los hogares españoles mejorarían, aunque el 20% más pobre vería aumentar sus rentas en un 30%.

Los autores denominan a la estrategia de Bienestar que modelizan como de “austeridad responsable” puesto que, como he dicho, implica respetar incluso criterios muy restrictivos y discutibles de déficit público pero con políticas que luchan contra el desempleo, la pobreza y la desigualdad promoviendo actividades que garanticen el cuidado de las personas y del medio ambiente, y recortando los gastos que sean socialmente innecesarios.

Naturalmente, este modelo del centro de investigación austriaco no tiene la última palabra sobre la viabilidad de las propuestas económicas de Podemos, entre otras cosas, porque ésta no depende solo de factores económicos: los poderes ocultos pueden hacerlas fracasar por muy viables que sean económicamente hablando si no las defiende con acierto una gran mayoría social . Pero creo que el estudio demuestra que las críticas más destructivas que se han hecho a Podemos en materia económica no tienen fundamento científico. Lo que ha ocurrido es que se ha tratado de destruir a Podemos como alternativa política descalificando de cualquier modo sus propuestas económicas a base de exageraciones, de mentiras y de burdas manipulaciones para hacer creer que son inviables y negativas cuando en realidad pueden proporcionar mejores resultados para todos, incluso respetando las draconianas reglas de juego que nos han impuesto.

Ese tipo de críticas no son las que necesitamos en España. Es imprescindible que aprendamos a respetarnos y a debatir con rigor en lugar de atacar de entrada a todo aquello que no encaja con nuestras preferencias, con nuestros intereses o con nuestra ideología. España no es propiedad de nadie y mucho menos de quienes han provocado los problemas que tenemos y ahora solo buscan eternizar sus privilegios.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Emir Sader: La izquierda en siglo XXI

Lun, 25/05/2015 - 07:30
A lo largo de muchos años, la izquierda –en sus múltiples variantes– resistió a la avalancha aparentemente imparable del neoliberalismo. Defendió los derechos de las personas, denunció su expropiación por los gobiernos y movilizó a los afectados. Cumplió, a fin de cuentas, con el rol histórico de la resistencia popular como función clásica de la izquierda.

Hasta que los fracasos del modelo económico neoliberal situó a la izquierda ante el dilema de atreverse a ganar o tener miedo a hacerlo. El rol de la izquierda testimonial es más cómodo: garante de los argumentos y de la coherencia, se duerme en los laureles. Se pierde, pero se mantiene en las posiciones históricas de la izquierda. Otra vez será. O nunca.

El miedo a la victoria es el miedo a enfrentar la realidad como ella es y no como nos gustaría que fuera o como un día fue. Es encarar las herencias dejadas por los gobiernos tradicionales —especialmente las más crueles, las de los gobiernos neoliberales—. Es no poder entregarse a la construcción inmediata de los sueños, sino rescatar a los sectores más olvidados, recomponer estructuras de gobiernos desechas y negociar acuerdos que permitan ser mayoría parlamentaria. En resumen, tener el coraje de agarrar la realidad por los pelos, manipularla para que derive en una sociedad menos injusta, más solidaria, democrática y pluralista.

Partir de esa herencia maldita y transformar los ejes que la articulan y que dieron lugar a la precarización de las relaciones de trabajo, el consumismo, el egoísmo, la lógica de los centros comerciales, la violencia, el narcotráfico y la intolerancia.

Los gobiernos posneoliberales en América Latina han tenido ese coraje de priorizar la atención a los olvidados socialmente, opción más que justa en el continente más desigual del mundo, en el continente que tuvo más gobiernos posneoliberales y los más radicales. Opción que probablemente tenga que ser hecha por todos los gobiernos que triunfen después de la devastación de derechos llevada a cabo por el neoliberalismo.

En Europa, continente que ha tenido el más generoso Estado de bienestar social y que sufre su final en manos de los gobiernos de la austeridad, las fuerzas —como ha sucedido en Grecia— que triunfen electoralmente, van a tener, además, que enfrentarse a toda la correlación europea de fuerzas, centradas en las políticas de ajuste, dispuestas a impedir cualquier alternativa. Van a tener que generar la correlación de fuerzas que cree sus espacios de maniobra para poder adquirir soberanía sobre sus destinos.

Se trata, como se ha hecho en América Latina, de establecer alianzas para producir mayorías institucionales que hagan posibles políticas sociales y no de ajuste fiscal; políticas que prioricen los tratados de integración regional frente a los de libre comercio con los EEUU y que antepongan el rescate del Estado frente a la centralidad del mercado; políticas que sean capaces de quebrar la hegemonía del capital especulativo, que democraticen los medios de comunicación y que pongan en marcha reformas tributarias socialmente justas.

Hay que tener el coraje de correr los riesgos de hacer la travesía entre la herencia neoliberal y los gobiernos antineoliberales. Para ello es necesario saber construir la hegemonía posneoliberal, produciendo nuevos equilibrios, inestables bajo ciertos aspectos, pero con la predominancia de la ruptura de los preceptos fundamentales del neoliberalismo.

Esos son los desafíos de las izquierdas del siglo XXI. Ganar para transformar democraticamente a nuestras sociedades.
_____
Tomado de Público.esUna mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Un mundo sin estrategias de inversión y de cooperación

Sáb, 23/05/2015 - 08:01
Michael Spence, Project Syndicate

Cuando la Segunda Guerra Mundial terminó hace 70 años, gran parte del mundo –incluida la Europa industrializada, Japón y otros países que habían estado ocupados- quedó geopolíticamente escindido y aquejado por una deuda soberana importante. Muchas de las economías principales incluso quedaron en ruinas. Uno podría haber esperado un período prolongado de cooperación internacional limitada, crecimiento lento, alto desempleo y privación extrema, debido a la capacidad limitada de los países para financiar sus inmensas necesidades de inversión. Pero eso no es lo que sucedió.

Por el contrario, los líderes mundiales adoptaron una perspectiva de largo plazo. Reconocieron que las perspectivas de reducción de deuda de sus países dependían del crecimiento económico nominal, y que sus perspectivas de crecimiento económico –para no mencionar una paz continuada- dependían de una recuperación a nivel mundial. De modo que utilizaron –y hasta tensaron- sus balances para inversión, abriéndose al mismo tiempo al comercio internacional, ayudando así a restablecer la demanda. Estados Unidos –que enfrentaba una considerable deuda pública, pero que había perdido poco en términos de activos físicos- naturalmente asumió un papel de liderazgo en este proceso.

Dos características de la recuperación económica de posguerra son sorprendentes. En primer lugar, los países no veían sus deudas soberanas como una limitación coercitiva, y en cambio persiguieron la inversión y el potencial crecimiento. En segundo lugar, cooperaron entre sí en múltiples frentes, y los países con los balances más sólidos impulsaron la inversión en otras partes, engrosando la inversión privada. El estallido de la Guerra Fría puede haber fomentado esta estrategia. En cualquier caso, los países no actuaron por cuenta propia.

La economía global de hoy tiene similitudes asombrosas con el período inmediato de posguerra: el alto desempleo, los niveles de deuda elevados y en aumento y una escasez global de demanda agregada están limitando el crecimiento y generando presiones deflacionarias. Y ahora, como entonces, el nivel y calidad de la inversión han sido inadecuados de manera consistente. El gasto público en capital tangible e intangible –un factor crítico en el crecimiento a largo plazo- ha estado muy por debajo de los niveles óptimos desde hace algún tiempo.

Por supuesto, también existen nuevos desafíos. La dinámica de la distribución de ingresos ha cambiado de manera adversa en las últimas décadas, impidiendo un consenso en materia de políticas económicas. Y las poblaciones que envejecen –resultado de una creciente longevidad y de una caída de la fertilidad- están poniendo presión sobre las finanzas públicas.

De todas maneras, los ingredientes de una estrategia efectiva para impulsar el crecimiento económico y el empleo son similares: se deberían utilizar los balances disponibles (soberanos y privados) para generar demanda adicional y fomentar la inversión pública, inclusive si esto resulta en un mayor apalancamiento. Una investigación reciente del FMI sugiere que, dado el exceso de capacidad, los gobiernos probablemente se beneficiarían de los multiplicadores sustanciales de corto plazo. Más importante aún, el foco en la inversión mejoraría las perspectivas de un crecimiento sostenible a largo plazo, que les permitiría a los gobiernos y a los hogares emprender un desapalancamiento responsable.

Del mismo modo, la cooperación internacional es tan crítica para el éxito hoy como hace 70 años. Como los balances (públicos, cuasi públicos y privados) con capacidad para invertir no están distribuidos de manera uniforme en el mundo, hace falta un esfuerzo global determinado –que incluya un papel importante para las instituciones financieras multilaterales- para destrabar los canales de intermediación congestionados.

Existen muchos incentivos para que los países colaboren, en lugar de utilizar el comercio, las finanzas, la política monetaria, las compras del sector público, las políticas tributarias u otros factores para debilitarse mutuamente. Después de todo, dada la conectividad que caracteriza a los sistemas financieros y económicos globalizados de hoy, una plena recuperación en alguna parte es prácticamente imposible sin una recuperación abarcativa prácticamente en todas partes.

Sin embargo, en su mayoría, la cooperación limitada ha sido la elección del mundo en los últimos años. Los países creen no solamente que deben arreglárselas por sí solos, sino también que sus niveles de deuda imponen una limitación dura a la inversión que genera crecimiento. La desinversión y la depreciación resultantes de la base de activos de la economía global están moderando el crecimiento de la productividad y así minando las recuperaciones sustanciales.

A falta de un programa de reinversión internacional vigoroso, se utiliza la política monetaria para respaldar el crecimiento. Pero la política monetaria normalmente se centra en la recuperación doméstica. Y, aunque medidas no convencionales redujeron la inestabilidad financiera, su efectividad a la hora de contrarrestar las presiones deflacionarias generalizadas o restablecer el crecimiento sigue siendo dudosa.

Mientras tanto, los ahorristas se ven limitados, los precios de los activos están distorsionados y los incentivos para mantener o inclusive aumentar el apalancamiento mejoraron. Las devaluaciones competitivas, inclusive si no son objetivos manifiestos de los responsables de las políticas, se están volviendo cada vez más tentadoras –aunque no solucionarán el problema de la demanda agregada.

Esto no quiere decir que una repentina “normalización” de la política monetaria sea una buena idea. Pero, si se iniciaran programas de inversión y reforma en gran escala como complementos de medidas de políticas monetarias no convencionales, la economía podría encaminarse en un sendero de crecimiento más resiliente.

A pesar de sus beneficios obvios, este tipo de estrategia internacional coordinada sigue siendo esquiva. Aunque se están negociando acuerdos de comercio e inversión, son cada vez más regionales en cuanto a su alcance. Mientras tanto, el sistema de comercio multilateral se está fragmentando, junto con el consenso que lo creó.

Dado el nivel de interconexión e interdependencia que caracteriza a la economía global de hoy, la reticencia a cooperar es difícil de entender. Un problema parece ser la condicionalidad según la cual los países no están dispuestos a comprometerse a implementar reformas fiscales y estructurales complementarias. Esto es particularmente evidente en Europa, donde se sostiene, con cierta justificación, que sin este tipo de reformas el crecimiento seguirá siendo anémico, lo que sustenta o incluso exacerba las limitaciones fiscales.

Pero si la condicionalidad es tan importante, ¿por qué no impidió la cooperación hace 70 años? Quizá la idea de que las economías seriamente afectadas, con perspectivas limitadas para recuperaciones independientes, desaprovecharían la oportunidad que presentaba la cooperación internacional fuera improbable. Tal vez siga siéndolo. Si es así, crear una oportunidad similar hoy podría cambiar los incentivos, disparar las reformas complementarias necesarias y poner a la economía global en un camino hacia una recuperación de largo plazo más sólida.
_______
Michael Spence recibió el Premio Nobel de Economía el año 2001 junto a George Akerloff y Joseph Stiglitz por su investigación sobre los mercados imperfectos y la información asimétrica, iniciada en 1970Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

La guerra de precios por el petróleo no ha hecho más que comenzar

Ven, 22/05/2015 - 14:34
Varios países productores de petróleo han emprendido una carrera para erigirse en el mayor productor de barriles de crudo y en el ostentador de la principal cuota de mercado. Un hecho que apunta a que la batalla por el precio del oro negro se encuentra solo en su inicio.

Una carrera que no ha hecho más que comenzar. Por un lado, la OPEP, liderada por Arabia Saudita, ha impulsado su producción con el objetivo de hundir los precios del oro negro tratando de expulsar del mercado al 'fracking' impulsado por EE.UU., el cual tiene un coste más elevado. Según un alto cargo del país árabe, la estrategia ha dado sus frutos ya que EE.UU. no ha tenido más remedio que cerrar el 60% de sus plataformas, informa Business Insider.

No obstante, los 'perforadores' estadounidenses advierten de que están preparados para reactivarlas en cuanto el margen lo permita y aseguran que cada vez son más eficientes en cuanto a costes. En este sentido, Harold Hamme, presidente ejecutivo de Continental Resources, afirma que un precio de 70 dólares en el West Texas sería suficiente para impulsar un incremento de la producción con la nueva técnica de facturación.

Otro gran protagonista del 'fracking', Statoil, también está probando nuevas técnicas de fracturación hidráulica en el campo de esquisto de Eagle Ford de Texas: asegura que su técnica ha reducido el costo de la extracción en un promedio entre 4,5 millones y 3,5 millones de dólares como promedio, en parte porque ha sido capaz de disminuir el tiempo de perforación de 21 días a 17 de media.

Asimismo, la Agencia Internacional de la Energía, que vigila las tendencias del mercado energético de los países más ricos, advierte que sería "prematuro" sugerir que la OPEP ha ganado la batalla por la participación de mercado. "La batalla más bien acaba de empezar", concluye la agencia apuntando que otros países, entre ellos, Rusia y Brasil, desafiaron la presión sobre los precios e intensificaron la producción en abril.
______
Tomado de RTUna mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Cinco de los bancos más grandes del mundo pagarán multas a EEUU por manipular el mercado de divisas

Xov, 21/05/2015 - 23:05

Cinco de los mayores bancos del mundo tendrán que pagar multas por 5 mil 700 millones de dólares al alguacil mundial no elegido que es Estados Unidos, que gana cuando sus empresas engañan y también gana con los fraudes del resto del mundo. Cuatro de estos bancos se declararon culpables de cargos criminales en Estados Unidos por la manipulación del mercado de divisas. Los estadounidenses JPMorgan Chase y Citigroup, y los británicos Barclays y The Royal Bank of Scotland se asociaron para manipular las tasas de dólares y euros intercambiados en el mercado global de divisas, según un acuerdo divulgado el miércoles entre los bancos y el Departamento de Justicia de Estados Unidos. El quinto banco, el suizo UBS AG, reconocerá su culpabilidad en la manipulación para fijar las tasas de interés de referencia, según el Departamento de Justicia de EEUU. La resolución es compleja e involucra múltiples entes reguladores en Estados Unidos y el extranjero.

A diferencia de los mercados de acciones, las divisas se intercambian las 24 horas del día y los siete días de la semana. El mercado hace pausa dos veces al día, lo que se conoce como el arreglo. Se supone que los operadores compartían las órdenes de los clientes con sus rivales antes de que llegara la pausa, lo que elevaba el precio de las divisas y les permitía obtener ganancias. Los operadores de divisas supuestamente compartían pedidos de clientes por medio de salas de chat y utilizaban esa información para lucrar antes que sus clientes.

JPMorgan Chase y Citigroup pagarán 550 millones de dólares y 925 millones de dólares en multas penales, respectivamente, como parte del reconocimiento de su culpabilidad. El británico Barclays pagará 650 millones de dólares y el Royal Bank of Scotland 395 millones. En tanto, en Zurich, UBS comunicó que resolvió extrajudicialmente la investigación sobre la supuesta manipulación de los mercados de divisas y aceptó pagar 545 millones de dólares en multas combinadas. Cada uno de ellos se declara culpable de un cargo de conspirar en la fijación de precios y en la manipulación de las ofertas de dólares estadunidenses y euros en los mercados de divisas.

En las multas de 5 mil 700 millones de dólares están incluidos mil 600 millones de dólares impuestos por separado por la Reserva Federal de Estados Unidos a los cinco bancos. Barclays también pagará de forma adicional mil 300 millones de dólares para alcanzar un acuerdo con el Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York, con la Comisión de Operaciones de Futuros de Materias Primas y con la autoridad británica de conducta financiera. Como parte del acuerdo con el regulador bancario de Nueva York, Barclays despedirá a ocho empleados involucrados en la manipulación de los tipos de cambios de divisas.

Se preveía que las partes llegarían a ese acuerdo. La Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos de Estados Unidos ya había multado el año pasado a esos bancos con mil 400 millones de dólares por su participación en la manipulación de tasas. Los grandes bancos han recibido multas de millones de dólares por su papel en la burbuja inmobiliaria y la crisis financiera que desató. No obstante, las penas impuestas son importantes. Si se incluye un acuerdo alcanzado por separado con la Reserva Federal anunciado el miércoles, los bancos pagarán casi 9 mil millones de dólares en multas y castigos por una manipulación del mercado de divisas que alcanzó 5.20 billones.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización