Jaque al neoliberalismo

Distribuir contido
Una mirada no convencional al modelo económico, la globalización y las fallas del mercadoMarco Antonio Morenonoreply@blogger.comBlogger6298125
Actualizado: fai 16 horas 11 min

El estremecedor gráfico sobre la amenaza real del calentamiento global

Xov, 12/05/2016 - 03:11

Este gráfico animado desarrollado por el científico británico Ed Hawkins nos muestra cómo ha ido subiendo la temperatura del planeta a lo largo de los últimos años. Hawkins demuestra que el calentamiento global es un hecho real y a estas alturas imparable como afirmo en este post de hace siete años...
Ed Hawking presenta un polígono de 12 puntas en una animación y comienza su medición con datos de 1850 -los cuales marcan cero grados- y progresivamente va avanzando hasta triplicar su tamaño en 2016, quedando al borde del anillo de 1,5 grados en 2016 y en una tendencia que aumenta peligrosamente.

"Creo que hay mucho para ver, desde las variaciones mes a mes hasta las que van de década a década. Quería ilustrar los cambios que hemos visto de diferentes maneras para ver cómo podemos mejorar nuestra comunicación", dijo el investigador del Centro Nacional de Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Reading, Reino Unido.

La espiral presenta la información de una manera atractiva y directa. El ritmo del cambio es inmediatamente obvio, especialmente a lo largo de las últimas décadas. De hecho, uno de los datos más relevantes de la gráfica tiene que ver con el mayor salto que se produce desde 1990. "La relación entre las actuales temperaturas y el límite propuesto en las discusiones internacionales es tan claro que no requiere de ninguna interpretación compleja", concluye Ed Hawkins. Pese a ser un tema negado por las corrientes neoliberaes que dominan el mundo, hace pocos meses la NASA también lanzó una señal de advertencia... Y hasta el momento nada se hace para frenar esta amenaza.
______
Gráfico, gentileza de Ed HawkinsUna mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

“¿Quién gobierna el mundo?” Estados Unidos ya no es la obvia respuesta

Mér, 11/05/2016 - 21:23

En su nuevo libro “Who Rules The World?“, el intelectual Noam Chomsky afirma que EEUU devino a una potencia de segunda. Compartimos abajo un texto liberado para divulgación del nuevo material, tomado de DementesX.com.

Cuando nos preguntamos “¿Quién gobierna el mundo?” comúnmente se adopta la convención estándar que los “guias” de los asuntos del mundo entero son Estados Unidos, y principalmente las grandes potencias, tenemos en cuenta sus decisiones y las relaciones entre ellos. Eso no está mal. Pero haríamos bien en tener en cuenta que este nivel de abstracción también puede ser muy engañoso.

Los Estados por supuesto tienen estructuras internas complejas, y las opciones y decisiones de los líderes políticos están muy influenciados por las concentraciones internas de poder, mientras que la población en general es a menudo marginada. Esto es cierto incluso para las sociedades más democráticas, y, obviamente, para los demás. No podemos obtener una comprensión realista de quién gobierna el mundo sin tener en cuenta a los “amos de la humanidad”, como Adam Smith llamó en su día a los comerciantes y fabricantes de Inglaterra; en el nuestro, son los conglomerados, multinacionales, instituciones financieras, grandes imperios al por menor, y similares. Aún después de Smith, también es aconsejable para asistir a la “vil máxima” a la que los “amos de la humanidad” se dedican: “Todo para nosotros y nada para los demás” – una doctrina conocida de otra manera como la guerra de clases amarga e incesante, a menudo de un solo lado, con gran detrimento de la gente en su país de origen y el mundo.

En el orden global contemporáneo, las instituciones de los maestros tienen un enorme poder, no sólo en el ámbito internacional sino también dentro de sus estados de origen, de los que dependen para proteger su poder y para proporcionar apoyo económico por una amplia variedad de medios. Si tenemos en cuenta el papel de los maestros de la humanidad, nos volvemos a dichas prioridades de la política de estado como en la Alianza Trans–Pacífico, uno de los acuerdos a los derechos de los inversores mal llamados “acuerdos de libre comercio” por la propaganda y los medios de comunicación. Se negocian en secreto, aparte de los cientos de abogados y grupos de presión corporativos que escriben los detalles cruciales. En su operación adoptan un completo estilo estalinista con procedimientos de “vía rápida” diseñados para bloquear la discusión y permitir sólo la elección de sí o no (por lo tanto, sí). Los facilitadores y lobbystas lo hacen muy bien, como es lógico. La gente es incidental, con las consecuencias que se podría anticipar.

La Segunda Superpotencia. Los programas neoliberales desplegados desde los años 80 han concentrado la riqueza y el poder en las manos de un número cada vez menor de personas, al tiempo que han socavado la democracia funcional. Pero han comenzado a suscitar una prominente oposición no solo en América Latina sino también en los centros de poder mundial. La Unión Europea (UE), uno de los desarrollos más prometedores de la época de la Segunda Guerra post-Mundial, se tambalea debido al efecto duro de las políticas de austeridad durante la recesión, hecho condenado incluso por los economistas del Fondo Monetario Internacional. La democracia se ha debilitado así como la toma de decisiones ha desplazado a la burocracia de Bruselas, con el sistema financiero dominando desde las sombras.

Los principales partidos han ido perdiendo rápidamente a sus miembros tanto a la izquierda como a la derecha. El director ejecutivo del grupo de investigación con sede en París EuropaNova atribuye el desencanto general a “un estado de ánimo de impotencia y enojo del poder real para influir en los acontecimientos por gran parte de los líderes políticos nacionales [que, al menos en principio, están sujetas a la política democrática] frente al mercado, las instituciones de la Unión Europea y las empresas que siguen la ideología neoliberal. Procesos muy similares están en marcha en Estados Unidos, por razones similares, lo que es una cuestión de importancia y preocupación no sólo para el país, sino, debido al poder de EEUU, para todo el mundo.

La creciente oposición al asalto neoliberal pone de relieve otro aspecto crucial de la convención estándar: se deja a un lado el público, que a menudo no acepta su aprobado papel de “espectadores” (en lugar de “participantes”) que se le asignan en la teoría democrática liberal. Tal desobediencia siempre ha sido motivo de preocupación para las clases dominantes. Basta mirar la historia de Estados Unidos: George Washington consideraba a la gente común que formaba las milicias que estaban a su mando como “un pueblo muy sucio y desagradable que viene marcado por una especie de estupidez inexplicable en la clase más baja de estas personas”.

En política violenta, su opinión magistral de las insurgencias contemporáneas de “la insurgencia americana” a Afganistán e Irak, William Polk llega a la conclusión de que el general Washington “estaba tan ansioso por dejar de lado a [los combatientes que despreciaba] que estuvo a punto de perder la Revolución”. De hecho, “podría haber sido realidad dado que Francia y no intervino masivamente” y “salvó la Revolución”, que hasta entonces había sido ganado por la guerrilla – los que ahora llamaríamos “terroristas” -, mientras que el ejército de estilo británico de Washington “fue derrotado una y otra vez y casi perdió la guerra”.

Una característica común de las insurgencias exitosas, en los registros de Polk, es que se disuelve al apoyo popular después de la victoria, la dirección suprime las “personas sucias y desagradables” que realmente ganaron la guerra con tácticas de guerrilla y terrorismo, por temor a que puedan amenazar los privilegios de clase. El desprecio de las élites para “la clase más baja de estas personas” ha adoptado diversas formas a lo largo de los años. En los últimos tiempos una expresión de este desprecio es el llamado a la pasividad y la obediencia (“moderación en la democracia”) por los internacionalistas liberales que reaccionaban a los “democratizadores” peligrosos de los movimientos populares de la década de 1960.

A veces los Estados optan por seguir la opinión pública, provocando mucha furia en los centros de poder. Un caso dramático fue en 2003, cuando la administración Bush pidió a Turquía unirse a la invasión de Irak. El noventa y cinco por ciento de los turcos se opuso a ese curso de acción y, ante el asombro y el horror de Washington, el gobierno turco adherió a sus puntos de vista. Turquía fue condenada amargamente por esta desviación de la conducta responsable. El subsecretario de Defensa, Paul Wolfowitz, designado por la prensa como el "idealista en jefe" de la administración, reprendió a los militares turcos por permitir la mala conducta del gobierno y exigió una disculpa. Perturbada por estas y otras innumerables ejemplos de nuestra legendaria "anhelo de democracia," comentario respetable continuó alabar el presidente George W. Bush por su dedicación a la "promoción de la democracia", o, a veces lo criticó por su ingenuidad al pensar que un poder externo podría imponer sus anhelos democráticos de otros. El pueblo turco no estaba solo. La oposición global a la agresión anglo-estadounidense contra Irak fue abrumadora. El apoyo a los planes de guerra de Washington apenas alcanzó el 10% a nivel mundial, según las encuestas internacionales. La oposición a la invasión de Irak provocó enormes protestas en todo el mundo, incluso en Estados Unidos. Así, probablemente esta fue la primera vez en la historia que ante una agresión imperial se protestó enérgicamente desde antes de su comienzo oficial. En la primera página del New York Times, el periodista Patrick Tyler informó que "todavía puede haber dos superpotencias en el planeta: Estados Unidos y la opinión pública mundial." Esta protesta sin precedentes en Estados Unidos fue una manifestación a la firme oposición a la agresión que llevaba décadas condenando las guerras de Estados Unidos en Indochina, alcanzando una escala que era importante e influyente, aunque demasiado tarde. En 1967, cuando el movimiento contra la guerra se estaba convirtiendo en una fuerza significativa, el historiador militar y especialista en Vietnam Bernard Fall, advirtió que "Vietnam como entidad cultural e histórica... está en peligro de extinción... [como] el campo muere literalmente bajo los golpes de la maquinaria militar jamás desatado en un área de este tamaño". Pero el movimiento anti-guerra se convirtió en una fuerza que no podía ser ignorada. No podía ser ignorada cuando Ronald Reagan asumió el poder decidido a lanzar un asalto en América Central. Su administración imitó de cerca los pasos de John F. Kennedy, en el lanzamiento de la guerra contra Vietnam del Sur, pero tuvo que retroceder debido a los movimientos de protesta pública vigorosa que había faltado en la década de 1960. El asalto fue lo suficientemente horrible. Las víctimas aún tienen que recuperarse. Pero lo que pasó a Vietnam del Sur y más tarde toda Indochina, donde “la segunda superpotencia” impuso sus impedimentos sólo mucho más tarde en el conflicto, era incomparablemente peor.

A menudo se argumenta que la enorme oposición pública a la invasión de Irak no tuvo ningún efecto. Eso parece correcto para mí. Una vez más, la invasión fue lo suficientemente horrible, y sus secuelas fueron grotescas. Sin embargo, podría haber sido mucho peor. El vicepresidente Dick Cheney, el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, y el resto de altos funcionarios de Bush ni siquiera podían contemplar el tipo de medidas que el presidente Kennedy y el presidente Lyndon Johnson habían adoptado 40 años antes en gran medida sin protestar.
_________
Leer más en The Guardian, TomDispatch.comUna mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

El TTIP o el fin de la democracia europea

Mér, 11/05/2016 - 15:00
Pedro Luis Angosto, Público.es

Las políticas económicas propiciadas por la derecha mundial que imponen la austeridad, la deslocalización industrial y la esclavitud laboral sólo han servido para extender la pobreza y desmontar los derechos políticos, económicos y sociales que algunos trabajadores europeos tenían hasta hace unos días cuando lo correcto para mejorar la vida de las personas habría sido extenderlos a todo el orbe. Está claro que los grandes manijeros de la economía global han concluido que si bien esas políticas han servido para que los ricos sean todavía más ricos, mucho más ricos, esa riqueza está en tan pocas manos que no sirve para elevar la capacidad de consumo de la inmensa masa de trabajadores, que ha visto como sus salarios se deprecian progresivamente sin que nadie se atreva a pronosticar dónde está el límite por abajo. Empero, aunque se oyen cada vez más voces contrarias al austericidio, todavía no pesan lo suficiente como para cambiar las directrices económicas que venimos sufriendo desde mediados de los años ochenta –sobre todo desde el derrumbe del bloque soviético- aún a sabiendas de que la demanda se está estancando y puede abrir de par en par las puertas a otra crisis de consecuencias devastadoras puesto que todavía no hemos salido de la de 2007. Ante esa perspectiva nada halagüeña, las grandes corporaciones mundiales y los políticos a su servicio –la mayoría de los que están negociando el Tratado UE-Estados Unidos- idearon la creación de dos zonas de libre tráfico de mercancías y servicios al margen de la Organización Mundial del Comercio. La primera fructificó hace un año entre Estados Unidos, Japón, varios países Latinoamericanos y otros cuantos del Sureste asiático, dejando al margen a China y La India, que juntas suponen casi la mitad de los habitantes del planeta. Aunque los países asiáticos y americanos que signaron el Tratado del Pacífico tienen poco que perder dado el escaso desarrollo de la mayoría de sus economías, el acuerdo facilitará una mayor presencia de Estados Unidos en la zona y en ningún caso supondrá mejoras para las condiciones laborales de los países afectados.

El segundo tratado, que sería el más importante porque incluiría a los territorios más desarrollados y ricos del mundo, es el que llevan años negociando en la oscuridad más absoluta delegados de las corporaciones yanquis y europeas gracias a la mediación de los burócratas a sueldo del Congreso de los Estados Unidos y de la Unión Europea con la intención de crear una zona exclusiva de comercio y, a un tiempo, rebajar definitivamente los derechos de trabajadores, consumidores y ciudadanos hasta dejarlos al nivel que tienen en la patria de los Bush, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Se trata, sin duda, de un atentado contra los principios rectores de la democracia europea posibilitado por la renuncia de la “nomenclatura” que rige los destinos de la Unión a defender lo más esencial de ella: El Estado del bienestar, algo que era incipiente en Estados Unidos cuando Reagan y sus seguidores decidieron extirparlo de raíz.

Para hacernos una ligera idea de lo que están urdiendo a nuestras espaldas podemos empezar por lo que semejante acuerdo supondría para los consumidores. Por ejemplo, en Estados Unidos no existe la protección preventiva cuando se trata de alimentos u otros productos de consumo consuetudinario, se supone que el fabricante de mayonesa o de pasta de dientes lo hace cumpliendo todos los requisitos sanitarios y sólo si se produce un envenenamiento o el descubrimiento, por denuncia interpuesta por un consumidor, de una partida pestilente, es cuando actúa la Administración, entonces sí, con severidad: El TTIP impondría el sistema norteamericano para permitir que los productos mucho menos controlados de ese país puedan competir en igualdad de condiciones con los europeos. Respecto a los ya muy deteriorados derechos laborales, recordar que en Estados Unidos los convenios colectivos apenas tienen importancia, siendo mucho más válidos los contraídos entre individuos –patrón y trabajador individual- o los corporativos, consecuentemente para que los productos europeos puedan competir con los yanquis la legislación laboral habrá de adaptarse a la ésta laminando los derechos de los trabajadores y, por ende, sus sueldos. Por si fuera poco, el TTIP contempla el sometimiento de las leyes estatales que protegen derechos a lo que se firme en el acuerdo. Puesto que las leyes de los Estados miembros de la Unión Europea tienen un rango inferior a las que elabora ésta elabora, el TTIP tendrá rango de ley europea y lo que en él se disponga será de obligado cumplimiento para todos los miembros incluso si contraviene la ley nacional, es decir que ningún Estatuto de los Trabajadores, ninguna Ley Orgánica, ni ningún convenio colectivo tendrá valor alguno ante lo que firmen, por ejemplo, dos transnacionales acogiéndose a lo reglamentado en el TTIP.

Estamos, evidentemente, ante una agresión sin precedentes a la ya deteriorada e insolidaria democracia europea, de tal modo que si quienes habitamos esta parte del mundo no somos capaces de alzarnos para impedir que tome carta de naturaleza legal, en adelante nuestro voto valdrá lo mismo que la ética de Jordi Pujol. El TTIP es el último instrumento ideado por los doctores del capitalismo salvaje para borrar de una vez por todas de la faz del planeta las conquistas democráticas que tanto esfuerzo y tanta sangre costaron. Durante décadas hemos creído que esas conquistas eran eternas, olvidando que fueron arrancadas por la fuerza a los plutócratas, represores, acaparadores y demás detentadores del Poder. El Poder hoy ha visto que no tiene a nadie enfrente, que la respuesta social apenas tiene entidad, que se reduce a “revueltas” localizadas ora en un Estado ora en otro, que la disidencia es incapaz de articular una respuesta global a su indecencia, que los partidos de la izquierda tradicional han claudicado merced a una idea del pragmatismo tan dañina como irreal y sumisa, por tanto actúa sin temor a nada, a sabiendas de que cualquiera de sus pretensiones, por disparatada que sea, llegará a buen puerto sin que se tambaleen las sagradas columnas sobre las que se apoyan los Palacios de Invierno, las Bastillas esplendorosas de nuestros días. El TTIP no es más que la consecuencia de la dimisión de la ciudadanía. Al capitalismo, jamás gustó la democracia. Se le impuso a la fuerza.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Loxodonta africana: la pira funeraria

Mér, 11/05/2016 - 13:25
Alejandro Nadal, La Jornada

El 30 de abril se llevó a cabo una extraña ceremonia en el Parque Nacional de Nairobi. En una zona especialmente acondicionada para este evento, fueron quemados 8 mil colmillos de elefantes. La gigantesca hoguera, organizada alrededor de 11 pirámides de colmillos, generó una fuerte onda de calor y los invitados a presenciar este acto tuvieron que mantener su distancia. La enorme columna de humo era visible a varios kilómetros.

Los colmillos destruidos pesaron más de 105 toneladas. Provenían de los depósitos oficiales y casi todo era producto de decomisos oficiales en la lucha contra el comercio ilegal de marfil. Se trató de la destrucción de marfil más grande en el mundo desde que se prohibió ese comercio internacional en 1989, en el seno de la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre (Cites, por su acrónimo en inglés).

El mensaje de Kenia al mundo tiene tres componentes. En primer lugar se rechaza terminantemente la idea de legalizar el comercio transfronterizo de marfil. Frente al lobby que patrocina la idea de que el comercio de marfil es la única manera de conservar a los elefantes, el gobierno de Nairobi mantiene que las fuerzas económicas que rodean ese mercado conducirán al exterminio de los elefantes. La destrucción de marfil clausura expectativas de que algún día ese acervo pudiera entrar en los canales del comercio legal y contribuir a perpetuar este negocio, que se nutre también de la cacería furtiva (responsable cada año de la muerte de más de 35 mil elefantes en África).

Por eso, el segundo componente del mensaje de Nairobi se dirige al comercio ilegal de marfil que extiende sus tentáculos desde Asia hasta las sabanas y bosques en África. Muchos piensan que los principales responsables de la cacería furtiva son poderosos cárteles criminales que controlan toda la cadena de valor, desde la sangrienta cacería hasta las trastiendas de muchas ciudades en China. Lo cierto es que existen muchos indicios de que el comercio legal e ilegal respiran juntos y comparten el mismo metabolismo para lavar marfil y dinero.

Las señales desde Nairobi tienen otro destinatario. En septiembre se llevará a cabo la décimo séptima Conferencia de las Partes de Cites. La reunión se celebrará en Johannesburgo, y Namibia, Botswana, Sudáfrica y Zimbabue propondrán legalizar una venta de sus acervos de marfil a China. Frente a estos países se prepara otro grupo más amplio que busca mantener la prohibición sobre el comercio internacional de marfil.

Hay quienes sostienen una posición contraria a la del gobierno keniano y piensan que vender los acervos de colmillos decomisados es lo mejor. Afirman que la venta legal reduciría el precio del marfil y eliminaría los incentivos a la cacería furtiva. Pero no existe un análisis económico sobre las estructuras del mercado de marfil que permita asegurar que los precios caerían con una oferta legalizada. Las monografías publicadas desde hace un par de décadas sobre este comercio son muy deficientes y no permiten sustentar este tipo de afirmaciones. Esos estudios se basan en nociones de economía sacadas de un libro de texto elemental, e ignoran todo sobre cadenas de valor y estructuras de mercado. Ni siquiera existen investigaciones profesionales sobre la estructura de los mercados legales cuyo estudio no requiere una investigación secreta o encubierta.

La destrucción de los acervos de marfil ha sido calificada por algunos de gran error. Para el lobby pro-comercio dentro y fuera de África fue una oportunidad perdida. Algunas voces señalan que la destrucción de estos acervos hará que se incremente el precio de marfil y con ello se estará provocando el crecimiento de la matanza ilegal de elefantes. Pero lo cierto es que se desconoce todo sobre la formación de expectativas de los diferentes agentes involucrados en el comercio de marfil y se ignora casi todo sobre el proceso de formación de precios presentes y futuros en ese mercado.

Cites ya autorizó dos ventas supuestamente excepcionales de marfil. La primera a Japón (en 1999) y la segunda a China y Japón (en 2008). Y lo que sí sabemos es que en los años siguientes la cacería furtiva de elefantes se expandió furiosamente en toda África, al revivir el mercado de marfil que antes estaba languideciendo. La evidencia de que el comercio legal ha sido el catalizador de esta masacre de elefantes también se encuentra en el incremento espectacular de los decomisos y capturas de contrabandistas a todo lo largo de la cadena de valor del marfil.

La suerte de las dos especies de elefante africano, Loxodonta africana y Loxodonta cyclotis, y del elefante asiático, Elephas maxima, depende de los delegados a la COP17 de Cites. La cacería furtiva hoy es mucho más alta que la tasa de reproducción natural de la población de elefantes. Fomentar o legalizar el comercio internacional conlleva un riesgo muy alto de condenar a los elefantes a la extinción. La destrucción de inventarios no debe convertirse en la pira funeraria para despedir a esta especie.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Economistas aseguran que los paraísos fiscales no tienen ningún tipo de justificación

Mér, 11/05/2016 - 07:00
Patrick Wintour, ElDiario.es

Más de 300 economistas, incluido Thomas Piketty, piden a los líderes mundiales que se reúnen esta semana en Londres que reconozcan que no existe ningún beneficio económico en los paraísos fiscales. Piden también que el velo de secretismo que los envuelve sea levantado.

David Cameron acordó mantener esta reunión hace cerca de un año, pero la cita peligra porque el foco de atención ha cambiado después de que el Gobierno británico haya fallado a la hora de convencer a sus territorios de ultramar de que acaben con el almacenamiento de dinero secreto.

Las autoridades británicas están bloqueadas en las negociaciones con las dependencias de la corona y los territorios de ultramar. Tratan de convencerles de que, de manera automática, compartan información sobre el beneficio real de las empresas. Por el momento, los territorios de ultramar solo se han puesto de acuerdo con los organismos de control británicos para que tengan acceso a un registro privado de propiedad efectiva, pero un acuerdo de intercambio automático ofrecería la posibilidad a muchos más países de acceder a informaciones relativas a la propiedad de sociedades pantalla.

Muchos de los territorios de ultramar, incluidas las Islas Caimán, se resisten a la idea y su participación en la cumbre está en duda.

Además de Piketty, autor del bestseller El capital en el siglo XXI, participa una impresionante lista de economistas incluido Angus Deaton, especialista escocés ganador del Premio Nobel de Economía en 2015, y Ha-Joon Chang, respetado economista especialista en desarrollo de la Universidad de Cambridge.

También firman la carta Nora Lusting, profesora de economía latinoamericana en la Universidad Tulane, así como otros expertos influyentes que asesoran a los legisladores, como Jeffrey Sachs, director del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia y asesor del secretario general de la ONU Ban Ki-Moon, y Olivier Blanchard, antiguo economista jefe del FMI.

Los papeles de Panamá muestran "la ilegalidad masiva" "El Reino Unido y Estados Unidos tienen que tomar la iniciativa para terminar con el secretismo de los paraísos fiscales", confirmó Sachs en el programa Today de la BBC. "A través de los papeles de Panamá vemos que son simplemente conductos que auspician la ilegalidad masiva, la corrupción, la evasión fiscal y otros actos infames. Tienen que acabar".

"Si el Reino Unido, Estados Unidos y la Unión Europea en su conjunto decidieran el jueves en Londres que ya ha sido suficiente... podría producirse un cambio excepcional en muy poco tiempo". Pero Sachs prevé que los líderes mundiales cederán a la presión de los ricos y descartarán implementar reformas significativas.

"Creo que los gobiernos no quieren hacer demasiado realmente porque sus poderosos partidarios, ya sean los de la City de Londres o los que están en Wall Street, están luchando con todas sus fuerzas para mantener esos resquicios abiertos... Es un sistema que ha sido creado para el provecho de la clase rica y empoderada", argumenta el especialista. "No hay mejor ejemplo de cómo los ricos y los poderosos controlan las palancas financieras que los paraísos fiscales".

En total, 47 profesores de universidades británicas, entre las que se encuentran Oxford y la Escuela de Economía de Londres, han firmado la carta. El documento sostiene que la evasión fiscal debilita tanto a las economías desarrolladas como a las que están en vías de desarrollo, además de producir desigualdad.

"Los territorios que permiten ocultar capitales en empresas pantalla o que favorecen la obtención de beneficios a empresas que no operan allí, distorsionan el curso global de la economía", aseguran los economistas firmantes.

Se necesitan nuevas normas globales Para contrarrestar esta situación, instan a los gobiernos a que acuerden nuevas normas globales que exijan a las empresas a informar públicamente sobre sus operaciones tributarias en todos los países en los que operan. También piden que todos los territorios revelen informaciones sobre los propietarios reales de las compañías y conglomerados empresariales.

Llevar a cabo un esfuerzo coordinado por la Unión Europea está ahora en juego. El objetivo es exigir a las empresas que declaren allí donde producen sus beneficios y asegurar que los impuestos se pagan allí en vez de en el país en el que son declarados.

"Los paraísos fiscales no aparecen por casualidad", protesta duramente Sachs contra el primer ministro británico. "Las Islas Vírgenes Británicas no se convirtieron en ocultos paraísos fiscales por sí mismas. Estos refugios tributarios son escogidos deliberadamente por los principales gobernantes, especialmente de Reino Unido y Estados Unidos, en colaboración con las mayores instituciones financieras, legales y jurídicas que mueven el dinero".

"El abuso no es solo impactante, sino que nos mira directamente a la cara. No necesitábamos los papeles de Panamá para saber que la evasión fiscal a través de los paraísos es generalizada, pero podemos decir que el sistema abusivo global necesita terminar a toda velocidad. Eso es lo que se entiendo como un buen gobierno bajo el compromiso global del desarrollo sostenible".

Más de la mitad de las empresas creadas por Mossack Fonseca, bufete de abogados desde el que se filtraron los papeles de Panamá, fueron constituidas en los territorios británicos de ultramar como las Islas Vírgenes Británicas.

"Encargarse de los paraísos fiscales no será fácil; hay poderosos intereses particulares que se benefician del status quo. Pero fue Adam Smith el que dijo que los ricos "deben contribuir al gasto público, no solo en proporción de sus ingresos, sino en algo más que esta proporción", explican los especialistas. "No hay una justificación económica para seguir permitiendo la continuidad de los paraísos fiscales, que son lo contrario a esa afirmación".

Oxfam, que ha coordinado la carta, recomienda al Gobierno de Reino Unido que intervenga para garantizar que los territorios offshore británicos siguen sus directrices de introducir un completo registro público que muestre quién controla y se beneficia de las compañías que están constituidas allí. Oxfam calcula que África pierde unos 10.000 millones de libras de ingresos fiscales anuales –suficiente dinero para pagar la asistencia sanitaria que podría salvar la vida de 4 millones de niños cada año y emplear a suficientes profesores como para escolarizar a todos los niños africanos.

"No basta con que la información sobre los propietarios de empresas ligadas a paraísos fiscales británicos solo estén disponibles para la Agencia Tributaria británica. Es necesario que esta información sea pública para asegurar que todos los gobiernos y todas las personas del mundo pueden reclamar el dinero que les deben y para poder exigir cuentas a los evasores de impuestos", concluye Mark Goldring, director ejecutivo de Oxfam Gran Bretaña.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Paradojas neoliberales

Mar, 10/05/2016 - 23:02

José Blanco, La Jornada

En los extremos de la nómina de los candidatos estadunidenses a la primera magistratura del imperio se hallan, como sabe el mundo, Bernie Sanders y la pesadilla tragicómica de derecha purulenta llamada Donald Trump. Quizá debamos oír la palabra de Obama pidiendo al mundo que tome en serio que los rebuznos de ese inefable señor pueden volverse realidades, por más remotos que puedan parecernos.

En algunas tesis de máxima importancia Trump y Sanders coinciden, por más que Sanders las diga en tono de aparente seria sensatez, y Trump lo haga como lo haría un búfalo de los montes Apalaches.

La media de los salarios reales en Estados Unidos (precios de 1982) era de 312.94 dólares semanales en 1970, cayó hasta 258.24 en 1992 y alcanzó 284.91 en 2009. Con algunas altas y bajas, desde 1970 el producto interno real y los salarios reales gringos siguieron tendencias opuestas. El desempleo no ha tenido los niveles que vive la Unión Europea, pero la masa salarial se ha mantenido a la baja como proporción de su ingreso nacional.

Tanto Trump como Sanders sostienen que en ello ha sido decisiva la dislocación o descolocación de gran número de industrias estadunidenses. Uno y otro quieren que esas industrias vuelvan a Estados Unidos y creen los empleos que ahora generan en otros países. Por supuesto, esas industrias salieron de Estados Unidos porque fueron a pagar salarios de hambre en el mundo subdesarrollado. Esto se hace posible para tales industrias manteniendo un mundo desregulado, en el que puedan entrar o salir de todas partes según sus necesidades de competencia en el mercado mundial. Es lo que da forma a la globalización.

En otras palabras, tanto Sanders como Trump sostienen propuestas de política contrarias a las multimillonarias industrias estadounidenses. En este mundo desregulado de la globalización neoliberal los países recipiendarios de capital extranjero mantienen enclaves de exportación y economías duales impedidas de crecer, por su baja productividad en las actividades económicas domésticas incapaces de competir con las trasnacionales estadounidenses y las de otros países desarrollados, incluido China.

Trump y Sanders opinan lo mismo de los tratados de libre comercio que Estados Unidos ha firmado con multitud de países: le cuestan a Estados Unidos y a otros países desarrollados en empleos. En otras palabras, Trump y Sanders están en contra, créalo, de esta globalización neoliberal. ¡Oh, paradojas!

Desde un punto de vista nacionalista gringo, Trump y Sanders tienen razón. Tal como está organizada hoy la economía mundial, la desregulación del comercio, más la de los movimientos de capital, son factores decisivos en el mantenimiento de la concentración creciente del ingreso del mundo en una fracción cada vez menor de la población mundial. Se ha repetido una y otra vez: las 85 personas más ricas del planeta acumulan en la actualidad más riqueza que toda la mitad más pobre. De acuerdo con Oxfam, solamente 85 individuos tienen más riqueza que los 3 mil millones más pobres ¡juntos! del planeta. La riqueza del uno por ciento más rico suma 110 billones de dólares. Es decir, 65 veces la de la mitad más pobre; aproximadamente 100 veces la economía entera de México. Siete de cada 10 personas viven en países donde se incrementó la desigualdad de riqueza en los últimos 30 años, lista que lidera Estados Unidos. En ese país el uno por ciento más rico acumuló 95 por ciento de la riqueza producida desde la crisis financiera de 2009, mientras el 90 por ciento restante perdió riqueza.

En nueve de cada 10 países el uno por ciento más rico aumentó su fortuna exponencialmente desde 1980; en Estados Unidos el incremento fue de 150 por ciento.

Ninguna de estas cifras globales son mencionadas por Trump o Sanders. Trump se limita a gritar que se larguen todos los extranjeros, especialmente los mexicanos, que están robando sus empleos a los estadounidenses, y que regresen las industrias que se fueron a crear empleo y riqueza en Estados Unidos.

La comprensión del problema por Trump y Sanders son extraordinariamente limitadas, pero sus propuestas son ésas.

Sanders parece definitivamente descartado y las posibilidades de Trump son remotas. Pero si ocurriera lo indecible…

La situación de los países subdesarrollados es definitivamente inaceptable. Su condición es brutalmente dramática, porque los gobernantes de la mayoría de esas naciones tienen una mentalidad y formación tan neoliberal como la de los gobernantes de las metrópolis. Pero en la situación indecible un cambio repentino con Trump a la cabeza sería una catástrofe peor que la que ahora mismo viven bajo las reglas neoliberales. Un desplome del empleo y del ingreso en semanas, y el hambre recorrería el mundo, suponiendo que este adocenado del norte pudiera hacer que las empresas gringas regresaran a Estados Unidos mediante quién sabe qué instrumentos brutales.

Pero parece que ganará Hillary Clinton, política atada a los intereses del mundo de Wall Street. ¿Seguiremos entonces como estamos? Sí. Quién sabe por cuanto tiempo. Porque el neoliberalismo parece caminar lentamente al cementerio recóndito adonde van los elefantes.

La desigualdad inaudita que vive el planeta es un tema que parece por fin haberse apoderado de gran cantidad de mentes de todos los niveles sociales y la tolerancia de los muchos desciende velozmente. El tsunami social y político está cobrando fuerza en mil puntos del planeta.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

El Chile neoliberal: billetera fácil para las armas pero difícil para los problemas sociales

Mar, 10/05/2016 - 21:41
Alberto Mayol, El Mostrador

Burgos negaba dinero para Chiloé porque este Gobierno supuestamente no tiene la billetera fácil. Pues bien, ese mismo día Rodrigo Valdés decía que modificar la Ley 13.196 no está entre las prioridades del gobierno. Es increíble, pero hay casi US$1.000 millones de dólares anuales esperando la voluntad política de quienes consideren pertinente orientar la principal riqueza del país a los temas sociales y no al espacio más oscuro del Presupuesto de la nación.

El 4 de mayo el ministro Jorge Burgos declaró, respecto a la austera oferta del Ejecutivo para paliar el impacto social de la crisis medioambiental en el archipiélago de Chiloé, que "ha quedado claro que este es un Gobierno que se preocupa de la gente en esta situación, pero no somos un gobierno de billetera fácil y no lo vamos a ser".

La tesis de la respuesta económica estatal a las demandas sociales como ‘billetera fácil’ ha sido uno de los triunfos políticos de la tecnocracia económica chilena, que en nombre del equilibrio macroeconómico no ha dudado en producir desequilibrios sociales. Sin embargo, las anormalidades presupuestarias más flagrantes no son impugnadas cuando se trata de actores con peso político en la escena nacional. Y resulta que sí hay billetera fácil, de modo estructural y permanente, para las Fuerzas Armadas.

La Ley 13.169, conocida como la Ley Reservada del Cobre, permitió en 2015 a las Fuerzas Armadas acceder al 80% de los aportes de Codelco al Estado chileno, según los datos calculados por la economista Marcela Vera, del Centro de Investigación Sociedad, Economía, Cultura (CISEC) de la Universidad de Santiago, entidad que dirijo.

Tal y como teóricamente se ha proyectado, cuando el precio del cobre baja, el perjuicio para el fisco no solo deriva de los menores ingresos para Codelco, sino además de la extracción del 10% de las ventas brutas. Esta situación, que muchas veces se ha discutido en tono teórico, demuestra ser hoy una realidad flagrante: mientras el Estado no tiene dinero para absorber vergonzosos problemas ambientales derivados del extractivismo, ni tiene la voluntad de afrontar problemas sociales agudos, el dinero de la principal riqueza nacional derivado de la principal empresa estatal se transforma prácticamente en su totalidad en dinero para el estamento militar.

La evolución de los pagos al fisco sin contar los aportes a las Fuerzas Armadas por la Ley 13.196 y la evolución de los pagos por esa ley a las Fuerzas Armadas se aprecian en el siguiente gráfico, demostrándose que inmediatamente terminado el superciclo del cobre (2012) los pagos de Codelco al fisco y los pagos de Codelco a las Fuerzas Armadas tienden a igualarse, hasta llegar al absurdo de 2015, donde claramente predomina el ingreso de las Fuerzas Armadas por sobre el aporte al Estado en general.

La más importante de las irracionalidades está hoy sobre la mesa, irónicamente junto al caso chilote, cuyas demandas son negadas por costosas (aunque el grueso de su petitorio no habla de dinero).

Hasta ahora los datos entregados habían sido insuficientes y no se había planteado la principal irracionalidad: la dualidad de decir que no hay dinero para los problemas sociales y no cuestionar el dinero entregado a las Fuerzas Armadas.

No es raro que la única cifra que se ha promovido es la que habla de US$11.726 millones aportados desde 2004 a 2014 a las Fuerzas Armadas por Codelco. Pero la ausencia del detalle es parte de una discusión que, cuando se plantea, es deliberadamente superficial y quirúrgicamente cuidadosa desde el habla del mundo político. Es el meticuloso cuidado de los civiles frente a los militares. Característico de la transición.

El siguiente gráfico muestra todos los aportes de Codelco al Estado, incluyendo los de las Fuerzas Armadas, pero se distinguen los porcentajes de aquellos fondos que van a quedar en disposición del Poder Ejecutivo respecto de aquellos que llegan a las Fuerzas Armadas. Los porcentajes son elocuentes. Ya en 2002 el 70% de los aportes quedan en las FF.AA. El caso 2015 radicaliza el problema y se llega al mencionado 80%. Solo el superciclo del cobre, esto es, el inusitado alto valor del precio de la libra de cobre acontecido durante alrededor de una década, logró revertir las proporciones de ingreso en favor del Estado. Pero, dado que ese superciclo está estructuralmente terminado (era un superciclo de todos los minerales y del petróleo, que duró desde 2004 a 2012), es evidente que la ley, como está, seguirá otorgando aportes más abundantes al mundo militar que al resto del país.

La historia tiene su cierre en el mismo momento en que el hombre que supuestamente oficia de guardián de la racionalidad presupuestaria, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, defiende el absurdo precio a pagar en la Ley Reservada del Cobre; un precio por un producto que sencillamente desconocemos y cuyo destino puede ser, en el mejor de los casos, la compra de armas y, en el peor, un festival de corrupción. Su frase (en una ironía inoportuna) se enuncia el mismo día en que Burgos negaba dinero para Chiloé porque este Gobierno supuestamente no tiene la billetera fácil. Pues bien, ese mismo día Rodrigo Valdés decía que modificar la Ley 13.196 no está entre las prioridades del Gobierno. Es increíble, pero hay casi US$1.000 millones de dólares anuales esperando la voluntad política de quienes consideren pertinente orientar la principal riqueza del país a los temas sociales y no al espacio más oscuro del Presupuesto de la nación.

Pero tal parece que sigue siendo más racional tener un arma en las manos que una buena razón. La única billetera fácil, entonces, se consigue en la simple ecuación del poder fáctico y no en la consideración del proyecto político. Y es que las regiones pueden esperar, pero los militares no.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

De la marea roja a la marea humana o 5 razones del movimiento social de Chiloé

Mar, 10/05/2016 - 19:10
Tito Tricot, Alainet

El archipiélago de Chiloé es de esos trozos de tierra que parece desbocarse casi sin remedio al precipicio del mar. O, quizás, el mar trepa sin suerte alguna a aquellas trizas de colinas y bosques antiguos. Un entramado de tierra y mar que se mueve al ritmo de la magia, pero hoy lo estremece un movimiento social: un movimiento sísmico de grado insospechado.

El gobierno jamás imaginó que el pueblo chilote se levantaría en apoyo a la protesta de pescadores y mariscadores por sus reclamaciones en torno a las consecuencias de la denominada marea roja. Se supone que ésta constituye un fenómeno natural configurado por la proliferación desmesurada de microalgas que contienen toxinas y que al ser consumidas por moluscos y éstos, eventualmente, por humanos, pueden ser potencialmente letales.

Diversas organizaciones chilotas y nacionales, ponen en entredicho el carácter natural del evento, puesto que el vertimiento de 5000 toneladas de desechos –salmones y truchas en descomposición– que generan químicos sulfhídrico de alto riesgo, por parte de la industria salmonera hace un par de meses habría alterado significativamente el ecosistema y sino producido, al menos agravado profundamente los efectos de la marea roja.

Pero lo que sucede actualmente en Chiloé trasciende lo episódico y uno puede vislumbrar sin temor a equivocarse que la rebelión chilota de mayo marcará un punto de inflexión en la historia política reciente del archipiélago. Es en este marco general movimental que uno puede argumentar al menos 5 razones por lo cual nada jamás será igual en Chiloé. La isla seguirá siendo isla, pero nunca más será isla política, toda vez que las movilizaciones han evidenciado:

Primero: La connivencia entre el Estado y la empresas salmoneras Durante la crisis de la industria salmonera a causa del virus ISA, el primer gobierno de la presidenta Bachelet actuó como garante para que los empresarios pudiesen contraer préstamos con la banca privada por un total de 450 millones de dólares. Ello en adición a otros millonarios beneficios y programas. Asimismo, a pesar de los serios perjuicios económicos, sociales y ecológicos producidos por esa misma crisis y por la operación de la industria, el 2011 y el 2012 el SEIA de Los lagos entregó Resoluciones de Calificación Ambiental (RCA) a 4 proyectos para aumentar hasta 16 veces su producción en las inmediaciones de Isla Guar, en el Seno de Reloncaví.

Lo anterior, mientras tanto a los pescadores, mariscadores y sus familias, el ministro de economía le ofrece un magro bono de 100 mil pesos mensuales para bajovivir en condiciones humillantes. El ministro Jorge Burgos se burla de las demandas de los pescadores señalando que el gobierno no es de “billetera fácil”, cuando el gana 9 millones de pesos mensuales y, claro, siendo ministro de defensa –y antes– los gobiernos de la Concertación jamás fiscalizaron cómo se gastaban los recursos provenientes de la Ley Reservada del Cobre. Es decir, ahí sí existió “billetera fácil” para las distintas ramas de las Fuerzas Armadas que incurrieron en graves casos de corrupción: los casos Milicogate; la compra de las fragatas de la Armada; contrabando de armas a Croacia; aviones mirage; el millonario patrimonio del ex comandante en jefe del ejército, general Juan Miguel Fuente-Alba, por nombrar algunos.

Segundo: Terrorismo medioambiental y racismo medioambiental El Estado avaló, mediante sus instituciones –la Armada y Sernapesca, por ejemplo–la reciente descarga en marzo de salmón descompuesto y altamente tóxico en el mar. Pero no tan sólo eso, sino que por décadas el Estado ha entregado concesiones a las transnacionales salmoneras que han contaminado las costas interiores de la provincia de Chiloé. Además, el monocultivo intensivo ha llevado a cabo las fases más contaminantes del proceso productivo en sus costas, lagos y fiordos. Chile se ha transformado en el segundo productor y exportador de salmón en el mundo, pero las utilidades se las llevan las transnacionales, en este caso principalmente noruegas, mientras los trabajadores –subcontratados mayoritariamente– laboran en precarias condiciones. El medioambiente es víctima de terrorismo ambiental y de racismo ambiental porque habitando también allí Huilliche, su Ñuke Mapu y su Lafken ancestral, no son respetados. Al igual que en el territorio mapuche histórico donde el 70% de los vertederos se encuentra ubicado en comunidades. El terrorismo y racismo ambientales violan los derechos de la naturaleza, los derechos humanos, y los derechos colectivos de los pueblos indígenas.

Tercero: La existencia de una democracia a la fuerza o democradura Como habitualmente acontece ante demandas sociales, el gobierno responde con amenazas, ya sea a nivel discursivo o factualmente, rehusándose a dialogar, salvo que se depongan las movilizaciones. Es decir, privando a las organizaciones sociales del elemental derecho a protestar o bregar por sus reivindicaciones y demandas. Luego, ante la persistencia de los sectores movilizados por proseguir su accionar, las autoridades se ven en la obligación de establecer negociaciones pero bajo parámetros delimitados por ellos. Es la democracia restringida que es simultáneamente respaldada por contingentes de Fuerzas Especiales de Carabineros transportadas a la isla por aviones y helicópteros de la Fuerza Aérea. Es decir, la democracia a la fuerza: la Democradura.

Cuarto: Rol de la comunidad Una de las características más relevantes del movimiento social chilote lo constituye el rol asumido por la comunidad en el despliegue de la organización, la construcción del discurso, y el accionar de las movilizaciones de los últimos días. Ha tendido a prevalecer, al igual que en otros movimientos en América Latina, una lógica más horizontalista, menos jerarquizada y apartidista. No es, por cierto, una comunidad homogénea, una especie de entelequia, sino que una conjunción de sectores sociales, económicos, organizaciones, emanada desde los barrios, cerros, campo, mar, puertos, pueblos, que se aglutinan en torno a espacios comunitarios que, o son recuperados, o se intentan recuperar en tanto comunidad identitaria, cultural, social, con demandas comunes. La comunidad se ha reencontrado consigo misma, ha redescubierto su energía, su teluridad, su memoria de siglos. Esto es lo que ha permitido que el movimiento se haya desplazado desde el canal Chacao hasta Quellón y que los chilotes hayan tenido la capacidad de cercar los pueblos, impidiendo el paso de la policía y desconcertando al gobierno. Además la fuerza movimental, que sobrepasó con creces las demandas de apoyo económico temporal a la familias directamente afectadas por la marea roja, desautorizó a algún dirigente que había negociado con las autoridades “por una mugre de plata”, como el mismo reconoció.

Quinto: Territorialización del movimiento y politización de la demanda El movimiento chilote ha territorializado su demanda y sus movilizaciones; esto significa, no sólo que desde el mar pasó a la tierra con las reclamaciones de los pescadores artesanales como detonante, sino que la demanda adquirió una calidad chilota. Ya dejó de ser sólo una reivindicación económica, justa y legítima, sino que adquirió una dirección y horizonte político, por al menos dos razones. Primero, territorializar la demanda movimental implica mucho más que extender las movilizaciones –cortes de ruta, bloqueos, barricadas, manifestaciones– geográficamente. Significa entender el territorio, además de un lugar geográfico, como un espacio social que se construye y se le otorga sentido culturalmente. Es un espacio simbólico, identitario, que contiene memoria, historia y posibilidad de futuro colectivo. Es un espacio de disputa de poder. Por consiguiente, el movimiento chilote, lo declare o no, lo explicite o no, es un movimiento político.

Segundo. El proceso de territorialización de los movimientos en América Latina se ha verificado fundamentalmente a partir de la década de los noventa, y no solamente se relaciona con la tierra, los pueblos originarios o campesinos, sino que con la recuperación de territorios, sea en sectores rurales o urbanos. Esto puede apreciarse también embrionariamente en Chiloé con la participación de pescadores, buzos, profesores, feministas, estudiantes, pobladores, comerciantes, profesionales, algueros, organizaciones no gubernamentales, pueblos y comunas, como Ancud, Castro, Cucao, Chonchi, Curaco de Vélez, Achao, Dalcahue, entre muchos otros.

La territorialización de la demanda se expresa en el anclaje de la misma en una problemática específica: la crisis medioambiental en el archipiélago producto de la operación de la industria salmonera. Pero, además, es política, puesto que interpela a la responsabilidad del Estado y al modelo económico que ha viabilizado la depredación ambiental.

La politización de la demanda del movimiento chilote, se manifiesta en la disputa de poder territorial en las calles, aunque en el Petitorio de la Mesa Provincial de Chiloé las 15 demandas aluden principalmente a temas medioambientales, en el punto 14, se señala prístinamente: “Exigimos que el representante que nombre el gobierno, venga a entregar su propuesta a Castro, capital provincial del archipiélago de Chiloé”. En otras palabras, el movimiento social de Chiloé está construyendo autonomía, con o sin permiso, transitando desde la Marea Roja a una Marea Humana.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Datos de 214 mil sociedades off shore salen a la luz en los Panama Papers

Mar, 10/05/2016 - 08:00
El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) publicó la base de datos de los papeles de Panamá, en la que los usuarios pueden buscar los nombres de 214.000 compañías, fundaciones y fondos que son parte de la investigación. La organización periodística publicó la base de datos y, en ella, se incluyen las direcciones de individuos y empresas de más de 200 países. Según el consorcio, que ha liderado la investigación junto al diario alemán Suddeutsche Zeitung, se trata de “la mayor revelación de información de la historia sobre compañías opacas secretas y la gente que hay detrás de ellas”.

En total, el escándalo abarca más de 11,5 millones de documentos del bufete panameño Mossack Fonseca, especializado en la gestión de capitales en paraísos fiscales, y afecta a más de 140 políticos y altos funcionarios de todo el planeta, entre ellos varios jefes o ex jefes de Estado y de Gobierno o a sus familiares.

Los documentos de la base de datos publicados ayer provienen del bufete panameño y se refieren a 214.000 sociedades “offshore” (inscritas en un paraíso fiscal) creadas por la firma de abogados supuestamente para que grandes capitales eludan al fisco. No obstante, al entrar en la base de datos, disponible en internet, el ICIJ advierte que las sociedades “offshore” tienen “usos legítimos” y subraya que no pretende decir que las personas o las compañías que aparecen en los documentos han incumplido la ley.

Las compañías del banco de datos tienen sede en 21 territorios, entre los que el ICIJ destaca cinco: las islas Vírgenes Británicas, Panamá, Las Bahamas, las islas Seychelles y Samoa. También aparecen los nombres de diferentes personalidades y los cargos que ocupaban en las sociedades opacas, por ejemplo si eran directores de las compañías o accionistas, así como la dirección postal que la persona involucrada o su representante dieron al bufete panameño al crear la sociedad.

De esta forma, en el buscador de los papeles de Panamá, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, aparece vinculado a la empresa Kagemusha SA y figura como director de la firma Fleg Trading, como ya había revelado la prensa y razón por la que el mandatario ha enfrentado numerosas preguntas en su país.

Además, en el banco de datos sale el nombre de Ian Cameron, padre del primer ministro británico, David Cameron, fallecido en 2010 y que figuraba como director del fondo de inversiones Blairmore. El líder conservador británico reconoció que tuvo acciones en el fondo de inversión de su padre antes de llegar al poder, en 2010, y tuvo que comparecer ante la Cámara de los Comunes para disipar la controversia surgida a raíz de las filtraciones.

La base de datos no incluye los administradores, poderes notariales y otros cargos directivos en esas sociedades “offshore”. Tampoco contiene los millones de correos electrónicos, documentos PDF, pasaportes, cuentas bancarias, documentación notarial y certificados de constitución de sociedades que han permitido la investigación.

Así, el nombre del exministro de Industria de España José Manuel Soria no aparece, ya que solo fue administrador, y no accionista o beneficiario, de una sociedad en Bahamas, según publicaron en abril los medios españoles El Confidencial y La Sexta.

El nombre del futbolista Lionel Messi tampoco sale en el buscador de los papeles de Panamá, aunque sí figura la empresa Mega Star Enterprise, a la que se le vinculaba a él y a su padre, Jorge Horacio, en informaciones publicadas por La Sexta y El Confidencial. Esa empresa se menciona con dos accionistas anónimos, que tienen sus acciones “al portador”.

El ICIJ ha aprovechado para incluir en su base de datos a más de 100.000 empresas “offshore” de una investigación anterior, llamada “Offshore leaks” y que salió a la luz en abril de 2013, por lo que sumando las sociedades de los papeles de Panamá el número total de entidades expuestas al público es de cerca de 320.000.

El escándalo de los papeles de Panamá, la mayor filtración de la historia del periodismo, se divulgó el pasado 3 de abril y todavía hoy se producen nuevas revelaciones. De esta forma, el ICIJ, en cooperación con los medios estadounidenses McClatchy, Fusion y Portland Business Journal, señaló que al menos 36 estadounidenses acusados de fraude u otros delitos financieros están vinculados a compañías opacas creadas por Mossack Fonseca.
______
Ver mas de Panama Papers

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Biólogo marino y la crisis en Chiloé: “La solución pasa por la erradicación de la industria salmonera”

Mar, 10/05/2016 - 02:10

El biólogo marino de la Universidad de Chile, Héctor Kol, pone las cosas en su lugar sobre la crisis medioambiental que vive la Región de Los Lagos: Es muy distinto decir que la marea roja se gatilló por el vertimiento de salmones podridos -4655 toneladas para ser precisos, que decir que la marea roja se gatilló por la operación por sobre las capacidades de carga de la industria salmonera en el mar interior de Chiloé. Eso es muy distinto. Esto es como si se construyera una casa para 10 personas, pero terminan ocupándola 500. “La industria salmonera lo que hizo fue eutrofizar (abundancia anormal alta de nutrientes) el mar interior de Chiloé con operaciones acuícolas, con producciones que estaban por sobre las capacidades de carga del sistema. Lo que hicieron el Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental, Sernapesca, Subsecretaría de Pesca, la Armada de Chile, todos los municipios de Chiloé, con el silencio cómplice de la pesca artesanal, fue permitir de que en los últimos 5 años las producciones salmoneras aumentaran hasta en 15 veces respecto al original que tenían”, explica.

El biólogo argumenta que un mes y medio antes de que se produjeran las descargas de salmones podridos, ya había en el sector de Quellón dos tipos diferentes de marea roja, una amnésica y otra paralizante, que es la que está vigente hasta ahora. El problema, insiste, no es un hecho puntual como el cuestionado vertimiento, sino que el funcionamiento que tienen las salmoneras de manera permanente. “En este instante hay marea roja en sus tres variedades –diarreica, paralizante y amnésica- desde Capitán Aracena, frente al Estrecho de Magallanes, hasta Valdivia. Y eso no es casual, porque todos esos sectores están ocupados por salmoneras".

“De las 5 federaciones y confederaciones que tenemos presentes acá en la Región de Los Lagos, 4 apoyaron la Ley Longueira y la siguen defendiendo. Y la Ley Longueira fue hecha exclusivamente o casi principalmente para asegurarle a la industria salmonera la disponibilidad de pesca silvestre para la fabricación de alimentos para salmones. Tanto así, que de las 7 familias favorecidas con la Ley Longueira 5 tienen salmoneras”, argumenta. La industria salmonera -dice- “se basa en dos pilares típicos de la corrupción en Chile, que son el tráfico de influencias y la falsificación de datos”. Y suma: “No es casual que el director de Corfo –que entiendo va a ser nombrado delegado presidencial para este conflicto- Rodolfo Alveal, primero era gerente de Marine Harvest. Corfo es la caja chica que tiene la industria salmonera”.

Frente a la declaración del Colegio de Biólogos Marinos de Chile que negó la responsabilidad de la industria salmonera en la catástrofe ambiental, Héctor Kol es enfático: el Colegio de Biólogos Marinos está manipulado por dos biólogos que trabajan para la industria salmonera. Como todo el mundo sabe (aunque el señor Ernesto Ottone lo niegue), Chile es un país neoliberal donde las empresas hacen lo que les da la gana, desde sobornar y corromper a la clase política hasta comprar y manipular los medios de comunicación. Como bien expresa Héctor Kol, la industria pesquera chilena es una de las más corruptas del mundo y siete familias son dueñas del mar chileno y de todos sus recursos explotándolos a reventar hasta provocar la catástrofe actual que se puede prolongar por décadas.
______
Ver entrevista completa en El CiudadanoUna mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

"Las salmoneras son pan para hoy pero hambre para el mañana"

Lun, 09/05/2016 - 19:30

"Estimamos que las demandas de los habitantes de Chiloé son justas y dan cuenta del sufrimiento que están padeciendo, propiciado por una normativa laxa y políticas del Estado que apuntan a favorecer a las trasnacionales que se enriquecen a costa de la trasgresión sistemática de las normas de cultivo con estándar internacional, el uso indiscriminado de antibióticos y el trabajo mal remunerado producto de la necesidad de nuestra gente".

El Sindicato Nacional de Trabajadores del Instituto de Fomento Pesquero expresó su solidaridad con los habitantes de la Isla de Chiloé y "en forma especial con los mariscadores y pescadores artesanales, con los cuales nos une un lazo común: el profundo amor y respeto por nuestro mar".

A través de un comunicado de prensa, sostuvieron que "la marea roja y el vertimiento al mar de miles de toneladas de salmones muertos, contaminados, en descomposición y con antibióticos en magnitudes desconocidas, dejan al descubierto un hecho ineludible como país: la manera deplorable en que estamos explotando nuestros recursos naturales".

"Esto, no sólo afecta a los recursos pesqueros, cuya gran mayoría (70%) se reconocieron oficialmente como 'en situación de colapso', también se tiene las termo-eléctricas y el impacto de las mineras que utilizan ingentes cantidades de agua, destruyendo glaciares y finalmente contaminando nuestras playas con metales pesados, que hacen insostenible la vida para los organismos marinos, poniendo en peligro la salud de la población y de las comunidades que subsisten de ellos", agregaron. "Si bien generan miles de puestos de trabajo, las salmoneras son pan para hoy pero hambre para el mañana"

"Estas empresas son transnacionales con capitales extranjeros, que llegaron a explotar nuestros mares de aguas prístinas y realizan una actividad totalmente anti natura, sobrecargando la capacidad de carga del ambiente y produciendo una gran contaminación en estuarios y fiordos en donde se encuentran sus centros. Bajo sus jaulas y en su entorno, es tal el nivel de contaminación, que se generan verdaderos desiertos marinos, donde la vida en su naturaleza prácticamente no existe. Por otro lado, el impacto de los cientos de miles de salmones escapados o 'liberados' de los centros de cultivo, que son especies foráneas altamente carnívoras, sigue siendo de magnitud desconocida"
"Estimamos que las demandas de los habitantes de Chiloé son justas y dan cuenta del sufrimiento que están padeciendo, propiciado por una normativa laxa y políticas del Estado que apuntan a favorecer a las trasnacionales que se enriquecen a costa de la trasgresión sistemática de las normas de cultivo con estándar internacional, el uso indiscriminado de antibióticos y el trabajo mal remunerado producto de la necesidad de nuestra gente", recalcaron.

Por lo anterior, el Sindicato Nacional de Trabajadores del Instituto de Fomento Pesquero expreso lo siguiente: "Frente a esta grave situación, se puede concluir que el Estado sería doblemente responsable por su incumplimiento; esto es: a) No está cumpliendo con el deber constitucional de “velar porque el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación no sea afectado y por la conservación de la naturaleza” (Artículo 19; N°8 de la Constitución Política de la República). b) No está cumpliendo con respetar el Desarrollo Sostenible del Sector, establecido por la ONU en el Principio 3º de la Declaración de Río (junio de 1992), conocida también como “Cumbre de la Tierra” y cuyo objetivo fue “Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades".

"Hacemos un llamado al gobierno a considerar las demandas de los pescadores. Sabemos que los recursos son escasos, pero cuando uno ve que los honorables del Congreso en un día se suben el sueldo en dos millones de pesos, cuando se movilizan unidades policiales con viáticos a la zona, cuando se despilfarran millones de dólares en leyes secretas que han favorecido por años a los militares y perjudicado al pueblo en mejor salud, vivienda y educación, es del todo justo destinar recursos dignos para las trabajadoras y trabajadores del mar de nuestro país, que son los que verdaderamente producen y hacen Patria", concluyeron.
_______
Vía El Mostrador

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Sorprendente giro en Brasil: anulan impeachment contra Dilma Rousseff

Lun, 09/05/2016 - 14:30

El presidente interino de la Cámara de Diputados, Waldir Maranhão, anuló este lunes el proceso de 'impeachment' (juicio político) lanzado contra la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, en el Congreso. Según ha podido saber el diario local Folha de Sao Paulo, Maranhão sostiene que la votación llevada a cabo en la Cámara Baja para impulsar el 'impeachment' sobrepasó los límites de la denuncia contra Rousseff por un "crimen de responsabilidad".

El delito que se le imputa a Rousseff es aumentar el gasto público en plena campaña para la reelección en 2014 sin recabar antes la autorización del Congreso, lo que se conoce popularmente como 'pedaladas fiscales'. Según una auditoría realizada en octubre por el Tribunal de Cuentas (TCU), existen varias irregularidades contables en los presupuestos de 2014 por valor de 40.000 millones de reales (1.728 millones de euros). Por esta razón, este tribunal ha rechazado las cuentas del Ejecutivo de 2014, alegando que estaban maquilladas. Solo hay un precedente como ese, que se remonta a 1937. Además, había indicios de pedaladas también en las cuentas públicas de 2015.

Sin embargo, para Maranhão el debate en la cámara baja se centró en la presunta implicación de Rousseff en el escándalo de corrupción en Petrobras, cuestión que no está comprendida en la denuncia del 'impeachment'. El presidente interino indicó que aceptó una demanda de la Abogacía General del Estado, que defiende a Rousseff y exigió la "nulidad" de la sesión del pasado 17 de abril, en que 367 de los 513 diputados aceptaron las denuncias contra la mandataria y dieron lugar al trámite.

Maranhão llegó al cargo la semana pasada, después de que el Tribunal Supremo decidiera cesar a Eduardo Cunha -impulsor del juicio político contra la Presidenta- por usar la Cámara de Diputados en beneficio propio. Maranhão explicó que uno de los "vicios" detectados en esa sesión consistió en que los partidos políticos representados en la Cámara Baja orientaron el voto de sus diputados, lo que no tendría que haber ocurrido en una decisión de esa naturaleza. "Los partidos políticos no podían orientar una cuestión para que sus parlamentarios votasen de un modo u otro, toda vez que debían hacerlo de acuerdo a sus convicciones personales y libremente", aseguró.

También informó que ha pedido al Senado que devuelva el proceso a esa instancia, pese a que la Cámara Alta se apresta para celebrar la votación definitiva sobre la posible apertura de un juicio político a Rousseff. La intención de Maranhao es que la votación en la Cámara Baja se repita, lo que pudiera ocurrir cinco días después de que el Senado devuelva el proceso, según explicó en una nota oficial.

El Gobierno y la Abogacía General del Estado han alegado que el proceso para la posible destitución de Rousseff comenzó por una supuesta "venganza" de Cunha, salpicado por la corrupción en la empresa estatal Petrobras. La decisión de Maranhão, la primera que adopta desde que reemplazó a Cunha la semana pasada, ha dejado en el limbo la votación que debería celebrar el Senado, que estaba previsto que comenzara el próximo miércoles. Si el pleno del Senado votase y, por mayoría simple de sus 81 miembros, se inclinase por la apertura del proceso, Rousseff sería separada del cargo durante los 180 días que puede durar el juicio y durante ese período sería reemplazada por el vicepresidente Michel Temer, también enemistado con Rousseff, quien completaría el mandato que vence el 1 de enero de 2019.

La propia Rouseff pidió "cautela" ante la decisión, pues todavía desconoce "las consecuencias" que eso pudiera tener. "Sé que un recurso [contra el proceso] fue aceptado", y "no puedo fingir que no estoy sabiendo", declaró la gobernante en un acto con cientos de estudiantes y profesores, a los que pidió "cautela", porque "vivimos una coyuntura de mañas y artimañas".

Rousseff apuntó que, aún sin saber las consecuencias legales de esa decisión, "es necesario continuar percibiendo lo que está en curso", que volvió a definir como un "golpe contra la democracia", contra su mandato y contra los programas sociales de su Gobierno.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Hace agua el relato de Mauricio Macri sobre su firma offshore

Lun, 09/05/2016 - 11:30
Tomás Lukin, Página 12

La firma offshore Fleg Trading, sociedad radicada en Bahamas donde el presidente argentino Mauricio ocupó el cargo de director, no solo estuvo activa en Brasil sino que formó parte de la estrategia societaria del Grupo Socma para instalar Pago Fácil en el país vecino. Hasta ahora ese vínculo se había mantenido oculto ya que el desembarco de Fleg Trading en esa compañía se dio en 2003 a través Owners do Brasil Participacoes: una inversora del holding familiar donde la offshore encabezada por Franco Macri junto con sus hijos Mauricio y Mariano mantuvo una participación mayoritaria en el capital. Cuando estalló el escandalo de los Panama Papers, el mandatario informó que la firma encabezada por su padre fue creada en 1998 para “extender Pago Fácil a Brasil” pero aseguró que la empresa quedó inactiva porque esa operación nunca se concretó. “Ni siquiera tuvo cuenta corriente la sociedad, con lo cual fíjense lo poco que llegó a operar”, esbozó Macri a comienzos de abril. La documentación de la Junta Comercial del Estado de San Pablo a la que accedió Página/12 contradice definitivamente el relato oficial.

A través de los registros comerciales paulistas este diario reveló en abril cómo el grupo Socma puso en marcha Pago Fácil en Brasil a comienzos de 2001. El emprendimiento que según afirmó el Gobierno nunca se llevó a cabo fue canalizado con una subsidiaria del holding llamada Global Collection Service. Aunque afirman que el negocio nunca prosperó, la puesta en marcha de Pago Fácil en Brasil fue confirmada a este diario por ex directivos de Socma. En segundo lugar, la publicación del Comprobante de Inscripción de Fleg Trading en el país vecino demostró la registración formal de la offshore para diciembre de 2002. Esa información dejó en offside la explicación de Macri pero hasta ahora no se habían hallado vínculos directos entre el negocio de Pago Fácil y la compañía radicada en Bahamas ni operaciones de la offshore en Brasil.

Novedades offshore Creada en 1998 con la colaboración del estudio panameño de Mossack Fonseca, Fleg Trading ingresó en Owners do Brasil Participacoes en noviembre de ese mismo año, un dato hasta ahora ignorado. La empresa offshore de acuerdo a la versión oficial estuvo inactiva fue admitida como “Socio Gerente” con una participación valuada en 11.715.449 de reales. Su desembarco en la firma brasileña del holding Macri coincidió con la salida de Socma Americana, empresa argentina utilizada por el grupo en el exterior que tenía un capital de 11.316.010 de reales.

Aunque ese “cambio” de dueños incrementó levemente el capital social de Owners, cinco semanas después del ingreso de Fleg Trading la compañía le informó a las autoridades brasileñas una redistribución de sus acciones y la reducción en el capital que pasó de 11,7 a 1,4 millones de reales. El semanario Tiempo Argentino publicó ayer una investigación que deja al descubierto el destino de esos fondos y la intensa actividad de Fleg Trading en Brasil a través de Owners do Brasil Participacoes. Allí se afirma que, una vez radicada en Brasil, la offshore bahameña de Macri se utilizó para cancelar un préstamo otorgado en 1996 por el Hotel Nuraghe Protorotondo. El establecimiento era propiedad de Giorgio Nocella, productor cinematográfico e íntimo amigo de Franco Macri.

Los archivos consultados por este diario corroboran la versión sobre la descapitalización de Owners do Brasil Participacoes: “Considerando excesivo para las operaciones de la sociedad el capital de la misma, los socios decidieron reducir el Capital Social por un monto de 10,3 millones de reales entregando a título de devolución del capital de forma proporcional a la participación societaria a los socios cuotistas los derechos del crédito que la sociedad posee resultante del contrato celebrado el 6 de mayo de 1996 y sus aditamentos posteriores con la empresa Hotel Nuraghe Protorotondo”, afirma la empresa en la alteración de su contrato comercial realizada tras el desembarco de Fleg Trading. Sobre el monto total de la descapitalización, una cifra cercana a los 8 millones de reales fueron transferidos y utilizados por Nocella para financiar la apertura de una sucursal de Iter Producciones en Buenos Aires.

Mamushkas brasileñas Los registros comerciales paulistas no solo revelan que Fleg Trading tuvo actividad en Brasil sino que dejan al descubierto su participación en el desarrollo de Pago Fácil. Los dos elementos negados de cuajo pr Macri. Aunque ya había desembarcado en el país vecino, la empresa bahameña fue inscripta formalmente en Brasil recién en diciembre de 2002. De acuerdo a los registros del Catastro Nacional de Personas Jurídicas del Ministerio de Hacienda del país vecino la recibió el CNPJ 05.456.410/0001-65. Concretado el trámite la empresa offshore concretó en enero de 2003 su desembarco en Global Colletion Services-Pago Fácil. No lo hizo con nombre propio sino a través de Owners do Brasil Participacoes. Ese esquema de cáscaras ofrece una herramienta adicional para garantizar la opacidad de la operatoria de las empresas que las bases de datos públicas del país vecino empiezan a desnudar.

Entre los directivos a cargo de las operaciones de Owners do Brasil Participacoes-Fleg Trading y Global Collection Services-Pago Fácil se repite en ambas empresas el nombre de Iván Santos de Nadai, ex gerente de importaciones de Sevel que fue procesado en la causa por contrabando. Cuando quedó implicado en la investigación judicial Santos de Nadai fue retirado de ambas empresas del holding y reemplazado por el hermano menor del presidente y compañero en el directorio de la bahameña Fleg Trading, Mariano Macri. El empresario radicado en Brasil fue asignado como administrador de Global Collection Service do Brasil el 25 de marzo de 2004 de acuerdo a la Ficha Catastral Completa de la compañía. Tres meses después, Mariano también quedó como gerente en Owners do Brasil Participacoes.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

¿De qué trata la crisis brasileña?

Lun, 09/05/2016 - 10:00
Emir Sader, Público.es

La derecha fue derrotada sucesivamente cuatro veces seguidas, tiene todas las posibilidades de seguir perdiendo frente a la candidatura de Lula, y por eso resolvió abandonar la disputa electoral y buscar un atajo para volver al gobierno. De eso trata la crisis brasileña, de un golpe blando, que trata de reimplantar el programa neoliberal derrotado siempre por los brasileños.

El primer intento, a los pocos días de la nueva derrota electoral, en 2014, fue el recuento de los votos, que no les resultó. Enseguida vinieron las acusaciones de corrupción, y lo cierto es que ninguna de ellas tenía algún fundamento. El mismo Lula sigue viviendo en el mismo departamento en la periferia de San Pablo donde vivía antes de ser el presidente más exitoso de la historia del país; no posee ninguna otra propiedad.

En ese momento la derecha pasó a intentar el impeachment, sin que existiera nada que probara un crimen de responsabilidad. Simplemente se valen de un Congreso elegido con el poder del dinero, dado que por primera vez todo el gran empresariado estuvo en contra de la elección de un presidente en Brasil. El más corrupto de los políticos brasileños, Eduardo Cunha, se valió de eso para elegir una enorme bancada de parlamentarios conservadores, que todo el país ha podido retratar en poco tiempo no sin cierta vergüenza. No existe argumento jurídico, es una decisión política de sacar a una presidenta.

Ahora se preparan para gobernar, aunque Michel Temer se dice interino. Pero el economista neoliberal y banquero Henrique Meirelles ya anuncia medidas como la reducción del presupuesto en educación, medidas en contra de los derechos de los trabajadores, un durísimo ajuste fiscal, mientras que se anuncia que solo un 5% de los que reciben la Bolsa Família lo seguirían haciendo, lo cual significa quitar ese apoyo a 40 millones de brasileños.

La conciencia de que la democracia es el marco que ha posibilitado la conquista de tantos derechos y de que su ruptura será un proceso en contra de esos derechos, ha generado la oleada de manifestaciones populares más grande en la historia de Brasil. Movilizaciones que integraron a jóvenes, mujeres, hinchas de fútbol, artistas, intelectuales, movimientos sociales, sindicatos, los sin tierra, los sin techo, juristas, y amplios sectores de la opinión pública y de la sociedad brasileña. Al mismo tiempo, cuenta con una condena internacional unánime, de los medios a las organizaciones, de la ONU a la Cepal, de la OEA al Mercosur y a Unasur y a Celac.

Frente a esa situación, crece enormemente la reivindicación de nuevas elecciones, apoyada incluso por sectores favorables al impeachment, como el periódico Folha de Sao Paulo y Marina Silva. Propuestas que no prosperan en el Congreso, pero que puede finalmente concretarse por la vía del Senado a través de la convocatoria de un plebiscito en el que se le pregunte al pueblo si quiere nuevas elecciones.

Total, es un período de disputa, que viene para largo en Brasil. A la derecha le interesa valerse de un gobierno sin apoyo popular (Temer tiene el 1% del respaldo en las encuestas, lideradas por Lula) y sin legitimidad, para pasar un paquete de revancha social, similar al de Mauricio Macri en Argentina. Y buscar algún pretexto para intentar sacar a Lula de la vida política, porque todo lo que hagan allanará todavía más su camino.

Para la izquierda se trata, todavía, de impedir que se concrete el golpe y, en caso de que se dé, pelear por nuevas elecciones inmediatas, alternativa que tiene un apoyo ampliamente mayoritario de la población. En cualquier caso, la inestabilidad aumenta y no disminuye con el proceso de impeachment, de modo que Brasil saldrá de la crisis como un país diferente.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Gestionar deuda en un mundo apalancado

Lun, 09/05/2016 - 03:00
Michael Spence, Project Syndicate

¿Qué pasó, realmente, con el desapalancamiento de la deuda? En los años que transcurrieron desde la crisis financiera mundial del 2008, las palabras usadas como lema en la economía mundial fueron austeridad y reparación del balance de resultados. Y, no obstante, hoy más que nunca la deuda es la que impulsa las preocupaciones relativas a las perspectivas de crecimiento en todo el mundo.

El Instituto Global McKinsey, en un estudio sobre las tendencias de la deuda después de las crisis, señala que, desde el año 2008, la deuda bruta se ha incrementado en alrededor de 60 millones de millones, dicho de otra forma, alcanza un monto que representa el 75 por ciento del PIB mundial. La deuda de China, por ejemplo, se ha cuadruplicado desde el año 2007, y su ratio deuda/PIB lo ha hecho alrededor del 282 por ciento -este ratio es más alto que el de muchas economías importantes, incluyéndose entre ellas la de Estados Unidos.

Una economía mundial que aumenta su apalancamiento, y que al mismo tiempo no puede generar suficiente demanda agregada para lograr un crecimiento potencial, se encuentra en un camino con peligros. Sin embargo, para evaluar cuán arriesgado es dicho camino, se deben considerar varios factores.

En primer lugar, se debe evaluar la composición de la deuda a lo largo de todos los sectores (hogares, gobiernos, empresas no financieras y el sector financiero). Al fin y al cabo, el estrés en estos sectores tiene efectos muy distintos sobre la economía en general.

En los hechos, las economías con niveles de deuda bruta similares y relativamente altos en relación al PIB muestran grandes diferencias en lo que respecta a la composición de su deuda. Un endeudamiento excesivo de los hogares es especialmente arriesgado, porque un shock en el precio de los activos (especialmente en el precio de los bienes raíces) se traduce rápidamente en una reducción del consumo, ya que debilita el crecimiento, el empleo y la inversión. La recuperación de un shock de ese tipo es un proceso largo.

El segundo factor a considerar es el crecimiento nominal, es decir, el crecimiento real más la inflación. Hoy en día el crecimiento real es tenue y puede incluso estar ralentizándose, y, a su vez, la inflación se sitúa por debajo de los objetivos fijados en la mayoría de lugares, e incluso en algunas economías existe un riesgo de deflación. Debido a que la deuda es un pasivo para los prestatarios y un activo para los acreedores, estas tendencias tienen efectos divergentes, ya que aumentan el valor para el titular de los activos y, al mismo tiempo, aumentan las cargas financieras del deudor. El problema es que, en un entorno de bajo crecimiento, se elevan considerablemente las probabilidades de que surja algún tipo de moratoria. En dicho caso, nadie gana.

El tercer factor clave para evaluar el riesgo que conlleva una deuda creciente se compone por la política monetaria y las tasas de interés. Si bien nadie sabe exactamente cómo sería un entorno con tasas de interés ?normales? en el mundo postcrisis, es razonable suponer que no sería parecido al mundo de hoy; es decir, un mundo en el que muchas economías están manteniendo sus tasas cercanas a cero y algunas, incluso, se desplazan a territorio negativo.

Los países soberanos que tienen niveles altos y/o en aumento de su deuda pueden considerar que dichas tasas son sostenibles en la actualidad, siempre y cuando se implemente una política monetaria acomodaticia agresiva. Desafortunadamente, tal acomodamiento no se puede mantener por siempre, las condiciones de hoy en día se consideran a menudo como cuasi permanentes, creando la ilusión de estabilidad y reduciendo el incentivo para llevar a cabo difíciles reformas que promuevan el crecimiento a futuro.

El último factor que conforma el riesgo de la deuda, y que podría ser visto como el factor más importante, está vinculado con la inversión. Incrementar la deuda para sostener el consumo corriente, ya sea en el sector de los hogares o el sector gubernamental, se considera, de manera correcta, como un elemento insostenible de un patrón de crecimiento. En este punto, el caso de China es instructivo.

En un sentido, es cierto el estribillo que se repite con frecuencia sobre lo insostenible del rumbo de la deuda de China. Al fin de cuentas, altos niveles de deuda incrementan la vulnerabilidad frente a impactos negativos. Pero, en otro sentido, dicho estribillo no capta la idea de lo que ocurre.

Muchos gobiernos hoy en día están acumulando deuda con el fin de reforzar el consumo público o privado. Este abordaje, si es usado en exceso, puede ser equivalente a prestarse demanda futura; en dicho caso, el abordaje es claramente insostenible. Sin embargo, si se utiliza como una medida transitoria para ayudar a impulsar la puesta en marcha de una economía, o para proporcionar un amortiguador frente a shocks de demanda negativa, tales esfuerzos pueden ser altamente beneficiosos.

Por otra parte, en una economía que tiene relativamente un alto crecimiento, los altos ostensibles niveles de deuda no se traducen, necesariamente, en un problema, siempre y cuando la deuda se utilice para financiar inversiones que, o produzcan altos rendimientos o, alternativamente, creen activos cuyo valor supere al de la deuda. En el caso de la deuda soberana, el retorno sobre la inversión puede ser visto como el incremento en el crecimiento futuro.

La buena noticia, en el caso de China, es que gran parte del apalancamiento acumulado ha sido utilizado efectivamente para financiar inversiones, mismas que por principio crean activos que aumentarán el crecimiento futuro. Queda aún por ver si los resultados de la reciente decisión del Gobierno sobre incrementar el déficit fiscal para estimular la economía sigue este patrón de largo plazo y de mejora del crecimiento.

La mala noticia, en el caso de China, es que prestar de manera direccionada y relajar los estándares para la concesión de créditos, sobre todo después de la crisis, dio lugar a inversiones en activos en el sector inmobiliario y la industria pesada, que tienen un valor muy por debajo del costo de la creación de los mismos. El retorno sobre dichos activos es negativo.

El llamado problema de la deuda de China, por lo tanto, no es realmente un problema de la deuda, sino que es un problema de la inversión. Para abordar dicho problema China debe reformar sus sistemas financieros, de manera que las inversiones con retornos bajos o negativos sean identificadas y descartadas de manera más fiable. Esto significa hacer frente a los errores de valoración del riesgo que sobrevienen a consecuencia del respaldo que brinda el gobierno a los bancos estatales del país (bancos a los que, con seguridad, no se les permitiría fracasar).

Muchos países desarrollados también están fallando en cuanto a invertir en activos de alto rendimiento, pero esto ocurre por una razón diferente: sus apretados presupuestos y sus crecientes deudas evitan que inviertan mucho. A medida que esta situación debilita el crecimiento y reduce la inflación, la velocidad con la que se pueden reducir los ratios de deuda soberana disminuye de manera considerable.

Con el fin de estimular el crecimiento y el empleo, estas economías deben empezar a prestar más atención al tipo de deuda que acumulan. Si la deuda es para la financiación de inversiones que promueven el crecimiento puede que endeudarse sea una muy buena idea. Sin embargo, si la deuda se destina a financiar ?operaciones corrientes? y a aumentar la demanda agregada a corto plazo, es muy arriesgada.

Por supuesto, la situación no está claramente definida. El retorno sobre la inversión pública se ve afectado por la presencia o ausencia de reformas complementarias, que pueden variar de un país a otro. Y hay un cierto potencial para el abuso, cuando hay gastos que se clasifican erróneamente como inversiones.

No obstante, en un entorno de bajas tasas de interés a largo plazo y demanda agregada deficiente a corto plazo (lo cual significa que hay poco riesgo de perjudicar al sector privado), es un error no relajar las restricciones fiscales a la inversión. De hecho, el tipo adecuado de inversión pública probablemente estimule una mayor inversión del sector privado. La identificación de este tipo de inversiones es el lugar donde debería ubicarse el actual debate sobre la deuda.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Trump y Sanders: ¿Nuevo despertar contra Wall Street y su globalización?

Dom, 08/05/2016 - 22:35
Alfredo Jalife-Rahme, La Jornada

El polémico Samuel Huntington, en su libro mexicanófobo que busca la nueva identidad de EEUU –¿Quiénes somos? (https://goo.gl/2MY7uH)”– alega que los historiadores distinguen cuatro grandes despertares en la historia del protestantismo estadounidense, cada uno relacionado con grandes iniciativas de reformas políticas.

La palabra despertar en inglés (awakening) comporta una profundidad espiritual de la religión protestante que no expresa su traducción literal al castellano católico.

Hace poco postulé (http://goo.gl/7zZAQC) que existe una perturbadora convergencia entre el teórico de la guerra permanente mediante el Choque de 8 Civilizaciones, Samuel Huntington, y el pragmático multimillonario Donald Trump sobre el supremacismo blanco de los WASP (blancos anglosajones protestantes).

Mas allá de las escandalosas contingencias electoreras del controvertido presbiteriano Donald Trump, el trumpismo, excrecencia doméstica del universal supremacismo blanco de Samuel Huntington, representa el brote de un nuevo despertar de protesta de los WASP, que se remonta genealógicamente al siglo XVIII, y que se complementa con la votación masiva de los jóvenes blancos por el socialista Bernie Sanders, de 74 años –admirable judío jázaro antisionista de esposa católica– contra la plutocracia de Wall Street y su desregulada globalización en crisis.

Los despertares nacionales, de carácter estructural, suelen superar las efímeras coyunturas electoreras.

Según Samuel Huntington, “las fuentes religiosas (sic) tuvieron una importancia central en la guerra de independencia, especialmente el gran despertar de los decenios de 1730 y 1740, liderados por George Whitefield, su evangelizador más carismático y que fue la primera prueba unificadora de los estadounidenses y generó un sentimiento de conciencia nacional, ya que causó furor en las colonias y movilizó a miles de estadounidenses que se comprometieron a renacer con Cristo, lo cual fijó la base para la agitación política: una proporción sustancial de congregacionalistas, presbiterianos y bautistas, en total la mitad de la población estadounidense en ese periodo, eran receptivos a las ideas milenaristas respaldadas por la revolución estadounidense que abrevó del liberalismo del inglés John Locke, el racionalismo ilustrado y el republicanismo del partido whig.

Según el sociólogo de las religiones Robert Bellah, el Segundo Gran Despertar de los decenios de 1820 y 1830 fue evangélico y revivalista, toda una segunda revolución estadounidense que fue marcada por la espectacular expansión de las iglesias metodistas y bautistas y la formación de muchas nuevas sectas y confesiones, incluida la Iglesia de los Santos de los Últimos Días (nota: mormones), donde el homólogo de Whitefield durante el Segundo Gran Despertar fue Charles G. Finney, quien reclutó a decenas de miles de personas para las iglesias y predicó la necesidad de trabajar y creer y generó influencia hacia la reforma.

Según Samuel Huntington, el hijo mas destacado de este Segundo Gran Despertar fue el movimiento abolicionista que a principios del decenio de 1830 cobró vida con el problema de la esclavitud, despertó y movilizó a gran número de personas a la causa de la emancipación con la profundidad de la dimensión religiosa.

Samuel Huntington siempre sobredimensiona la moralidad protestante, emulando la ética protestante de Max Weber, que detona el Tercer Gran Despertar en la década de 1890, ligado a las iniciativas de reforma social y política de las Eras Populistas y Progresistas. Bajo los ideales para crear una sociedad justa y equitativa, los reformadores atacaron la concentración de poder de los grandes monopolios empresariales y de las maquinarias políticas de las grandes ciudades y propugnaron medidas antimonopolio; sufragio femenino; la iniciativa, el referendo y la revocación populares; la prohibición (del alcohol); la regulación (sic) de los ferrocarriles y las primarias directas.

Con las reservas de la misoginia, quizá teatral y/o mercadotécnica, del multimillonario de Nueva York, ¡como se parece la doble rebelión de Donald Trump y Bernie Sanders contra Wall Street (y su candidata Hillary) con el Tercer Despertar del siglo XIX!

Según el politólogo Alan Grimes, los participantes en el movimiento progresista en general creían en “la superioridad de los estadunidenses blancos (sic) nativos, la superioridad de la moral protestante (más concretamente, puritana) y la superioridad de una determinada clase de populismo, caracterizada por un cierto grado de control directo sobre las maquinarias estatales y urbanas, que, según se alegaba, estaban dominadas por los intereses creados.

De acuerdo con Samuel Huntington, el Cuarto Gran Despertar se originó a finales de la década de 1950 y principios de la de 1960, a partir del crecimiento del protestantismo evangélico”. Cita a Sydney Ahlstrom, quien arguye que cambió profundamente (al menos en EEUU) el paisaje humano.

El Cuarto Despertar, que enuncia Samuel Huntington con poco rigor, no goza del consenso y, a diferencia de los tres anteriores, mermó la fortaleza de la élite de la religión protestante con la vigorosa emergencia de denominaciones marginales: los bautistas sureños (perdedores de la guerra civil) y los luteranos del sínodo de Missouri (de origen alemán-sajón, creacionista y antimilenarista) que se propaga en el contexto de la segregación de la minoría negra, la guerra de Vietnam y el Watergate de Nixon.

El muy discutible cuarto despertar de Samuel Huntington es una pesadilla teológica para los anteriores tres despertares.

Según el historiador Walter McDougall, EEUU pasó de ser una tierra prometida para convertirse en un Estado cruzado. De allí nace el moralismo fariseo de su política exterior, ya que, según Samuel Huntington, su ascensión a la categoría de gran potencia también le permitiría promover en el exterior valores y principios morales sobre los que había aspirado a construir su sociedad en su propio país y que no había podido promover allende sus fronteras hasta entonces, por culpa de su debilidad y su aislamiento durante el siglo XIX.

¿Engendró o se fusionó el fugaz movimiento Occupy Wall Street a la asombrosa protesta juvenil de los seguidores blancos del judío jázaro/antisionista Bernie que ha sacudido las entrañas del partido Demócrata?

Suprema paradoja: el Partido Demócrata tendrá como candidata a la abogada Hillary, favorita de Goldman Sachs y del megaespeculador George Soros –quintaesencia del Moloch de Wall Street–, que cuenta con el apoyo masivo de los afroestadunidenses y la ascendente fuerza demográfica de los guadalupanos mexicanos y latinos: con la salvedad cupular unipersonal de la metodista blanca Hillary, que contrasta con los despertares milenaristas de los puritanos protestantes nativos.

El asombroso nuevo despertar estadounidense del siglo XXI es la suma de dos vigorosas corrientes –del socialista Bernie Sanders, en el Partido Demócrata, y de Donald Trump, outsider mexicanófobo/islamófobo del Partido Republicano– que expresa el hondo malestar de la mayoría de la raza blanca (64 por ciento de la población) de cuello azul contra la globalización de Wall Street.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Este lunes se podrán ver los millones de documentos de los "Panama Papers"

Dom, 08/05/2016 - 20:00

Este lunes 9 de mayo el mundo entero tendrá acceso a la descomunal base de datos de los llamados Panama Papers, en la que, presuntamente, figuran políticos, celebridades y ejecutivos que hicieron uso de empresas en paraísos fiscales.

Para la divulgación de estos documentos el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) ha creado especialmente una plataforma parecida a Google que estará disponible desde las 18.00 horas GMT del lunes, donde se podrá indagar sobre los vínculos entre más de 368.000 individuos con más de 200.000 entidades 'offshore', compañías y fundaciones que han sido parte de la investigación.

Según la organización, que ha liderado la investigación junto al diario alemán Süddeutsche Zeitung, se tratará de la mayor revelación de información de la historia sobre compañías opacas secretas y la gente que hay detrás de ellas, información que nunca había estado disponible. En los papeles de Panamá, publicados en abril por periodistas de 76 países, figuran datos de documentos 'hackeados' y robados de la firma panameña Mossack Fonseca, especializada en la gestión de capitales en paraísos fiscales. Este bufete de abogados sostiene que no ha hecho nada incorrecto y ha anunciado posibles denuncias contra la ICIJ si el grueso de los documentos es revelado.

Sin embargo, este lunes se pondrá a disposición del público una gran base de datos en la que aparecerán los nombres de las sociedades offshore y los nombres de las personalidades implicadas así como los cargos que ocupaban en estas sociedades opacas, por ejemplo si eran directores de las compañías o accionistas, así como la dirección postal que la persona involucrada o su representante dieron al bufete panameño a la hora de crear la sociedad. Esto facilitará la búsqueda por países y puede corresponder tanto al domicilio de los implicados como a la sede de la compañía.

La repercusión que esta investigación ha tenido es enorme en todo el mundo, inclusive en Estados Unidos, que antes no había tenido iniciativas similares de transparencia. El viernes, el presidente Barack Obama anunció medidas para combatir la evasión fiscal, que van desde la cobertura de vacíos legales en los que se amparan los evasores fiscales hasta propuestas legislativas para luchar contra la opacidad en las empresas inscritas en paraísos fiscales.

Como consecuencia del escándalo, que estalló el pasado 3 de abril, dimitió el centrista Sigmundur David Gunnlaugsson como primer ministro de Islandia, y el primer ministro británico, David Cameron, tuvo que comparecer en la Cámara de los Comunes para disipar la polémica surgida por las acciones que tuvo en un fondo offshore.

En medio de la expectación, el bufete Mossack Fonseca pidió el jueves al consorcio periodístico que no publique su base de datos, enviando una carta de 'cease and desist' (requerimiento de cese) al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación de cara a su anuncio de liberar el 9 de mayo la información extraída de su base de datos. Pero el ICIJ anunció que no cederá a las presiones.

Los llamados Panama Papers son la mayor filtración de la historia del periodismo en términos de volumen: sus 11,5 millones de documentos superan con creces los 1,7 millones de archivos que el exanalista de la CIA Edward Snowden divulgó en 2013 sobre el espionaje a nivel global de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense.

Los 2,6 terabytes de archivos del bufete Mossack Fonseca también eclipsan los 1,7 gigabytes que ocupaban los documentos diplomáticos y militares clasificados de Estados Unidos que el soldado Bradley Manning facilitó en 2010 al portal WikiLeaks.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

¿Cuál es el futuro de Brasil? ¿Y el de Lula da Silva?

Dom, 08/05/2016 - 18:00

Eric Nepomuceno, La Jornada

En vísperas de la deposición –por ahora temporaria, por un plazo de hasta 180 días, pero con puros aires de definitiva– de la presidenta Dilma Rousseff, Brasil vive tiempos de puro vértigo.

El golpe institucional más previsible, por las condiciones ofrecidas, está a punto de consumarse.

La presidenta Dilma Rousseff lo sabe, lo sabe el ex presidente Lula da Silva, lo saben la eufórica oposición y los falsos aliados que se revelaron traidores: gracias a una maniobra tan turbia como evidente, los que no lograron votos lograrán el gobierno y el poder.

La principal figura política del país, Lula da Silva, lo admite en conversaciones con sus interlocutores más cercanos.

En unos días más, miércoles o jueves, quizá viernes, Michel Temer, el vicepresidente traidor, será sacramentado presidente. El golpe institucional que tuvo como adalid el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, triunfará.

Curiosamente, el mismo Cunha fue apartado de su escaño legislativo y de la presidencia de la cámara el pasado jueves. Aceptando una denuncia del procurador general de la Unión, el Supremo Tribunal Federal lo alejó del campo de juego.

Difícil es entender las razones de tanta demora: la denuncia fue elevada a la Corte Suprema en diciembre.

La impresión inevitable es que Cunha se mantuvo en el comando de la Cámara de Diputados mientras ha sido útil para el golpe blanco. Y que consumada la conspirata, se hizo desechable.

Así es que el país más poblado de América Latina, una de las 10 mayores economías del mundo, un ejemplo clarísimo de las contradicciones sociales de nuestras comarcas, tumba a una presidenta elegida por 54 millones 500 mil electores y asiste a la asunción de un buscavidas que jamás logró 200 mil votos como diputado nacional.

Una mujer contra la cual no hay una sola y solitaria investigación cederá el puesto a un viejo zorro de la política más rastrera, que controla los almacenes del puerto de Santos, el principal del país, y que está involucrado en un sinfín de denuncias de corrupción. La Constitución brasileña es clarísima en lo que se refiere a las razones para destituir a un presidente. Ninguna –ninguna– de ellas ha sido comprobada contra Dilma Rousseff.

Que es una presidenta impopular, que su gobierno es un desastre, que frustró a su electorado, de acuerdo. Pero ¿dónde en la ley mayor se dice que esas son razones para contrariar una decisión soberana del electorado?

De todas formas, y a menos que ocurra un milagro de última hora, en esas horas en que hasta las niñas bonitas de Oaxaca desaparecen, lo que hay de concreto es que a Dilma Rousseff la tumban en pocos días más.

¿Qué pasará en Brasil, uno de los países más importantes del grupo llamado de emergentes, la mayor población y la más fuerte economía de América Latina, una de las ocho o nueve mayores economías del mundo? Imposible saber.

Asumirá un gobierno ilegítimo, que enfrentará la durísima resistencia del PT, el partido de Lula da Silva, de los movimientos populares, de las principales centrales sindicales del país, de los movimientos estudiantiles.

Ayer, sábado, se comentaba en Brasil que Dilma Rousseff, primera mujer en llegar a la presidencia, decidió que bajaría, tan pronto sea informada oficialmente de la decisión del Senado –un juicio que es una clara, clarísima farsa– por la misma y solemne rampa que subió, paso a paso, para asumir la Presidencia.

Será un homenaje a lo que le falta a los golpistas: un homenaje a la dignidad.

Hasta la noche de ayer, se pensaba en Dilma bajando la rampa acompañada por los últimos ministros que fueron leales. Entre ella y los ministros, sus compañeras de celda, en tiempos de la dictadura. Sus compañeras de torturas y vejaciones abominables. Sus compañeras de sueño y esperanza.

Abajo, en la calle, la estarán esperando dirigentes de movimientos sociales, de sindicatos, grupos de intelectuales, artistas. Gente con capacidad de sueño. Y, claro, Lula da Silva. A ver si se confirma.

Mientras, la principal figura del escenario político brasileño, el mismo Lula da Silva, trata de trazar su futuro.

Si hoy mismo hubiera una elección presidencial en Brasil, Lula sería el favorito. En cualquier proyección de los institutos dedicados a esa clase de encuestas, él aparece, nítido, con una fuerza que contradice el escenario.

Pero él, sus asesores, sus amigos e interlocutores, sus estrategas, saben muy bien que todo, absolutamente todo, lo que pasa en Brasil tiene un único y exclusivo fin: impedir que él vuelva en las presidenciales de 2018.

Toda y cualquier jugarreta legal será válida, toda y cualquier maniobra en la Corte Suprema también. A partir de ahora, cualquier paso será un paso que puede ser decisivo. El hombre que desafió un sistema de seculares desigualdades no podrá quedar impune. La desastrada sucesora, tampoco.

A ver qué pasa. Lo único que hoy por hoy se sabe es que Lula está dispuesto. La amenaza de una investigación por corrupción, elevada a última hora por la procuraduría general de la Unión es nada más que una piedra, otra más, que sembrarán en su ya muy sembrado camino.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Revelan documentos sobre presiones de EEUU a Europa para la firma del TTIP

Dom, 08/05/2016 - 17:27

Greenpeace Holanda ha publicado los documentos secretos del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) entre Europa y EEUU que difunde, entre otras cosas, que EEUU está presionando a la alianza para conseguir que importe más productos agrarios estadounidenses.

En el documento secreto de 240 páginas, que está disponible en la página web http://ttip-leaks.org/, se revela entre otras cosas que EEUU está presionando a la Unión Europea para conseguir que Europa importe más productos agrarios estadounidenses. Según el canal alemán Deutsche Welle, EEUU amenazó a Europa con hacer más difícil la exportación de vehículos europeos si no aceptaba sus condiciones.

“Lo que salió a la luz hasta ahora de estas negociaciones secretas suena a pesadilla. Ahora sabemos que podría convertirse pronto en realidad”, dijo el experto en comercio de Greenpeace, Jürgen Knirsch, según recoge Deutsche Welle.

Greenpeace ha informado de que en los documentos filtrados no se mencionan ni el ‘principio de precaución’, contemplado en el Tratado de la UE, ni tampoco los objetivos acordados en la XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático. Sin embargo sí se menciona el ‘principio de riesgo’ americano, que de ser aceptado permitirá el cultivo y el consumo de alimentos transgénicos en territorio europeo, hasta que no se demuestre que son perjudiciales para la salud o el medio ambiente.

“Estos documentos reflejan la magnitud y el alcance del intento de los Estados Unidos y la Unión Europea de anteponer los beneficios empresariales a los intereses de la ciudadanía. Ya es hora de que las negociaciones se detengan y de que comience el debate. ¿Debemos actuar cuando tenemos la certeza de que nuestra salud y bienestar están en riesgo o debemos esperar a que daño esté hecho? ¿Nuestros gobiernos eran sinceros en la Cumbre del Clima de Paris cuando dijeron que harían lo necesario para proteger el planeta y mantener el ascenso de temperatura por debajo de 1,5 grados?”, se preguntó Miguel Ángel Soto, portavoz de Greenpeace España.

La organización ambiental opina que el TTIP es “un nuevo modelo de gobierno transatlántico que camina en dirección contraria a la de los objetivos de instituciones internacionales y ciudadanía de conseguir un desarrollo sostenible”. Rusia, por su parte, ya había denunciado el secretismo en torno al TTIP.

El TTIP tiene como objetivo alcanzar un acuerdo “razonable y equilibrado” entre la UE y EEUU para eliminar los derechos de aduana y elaborar las normas transatlánticas, indica la Comisión Europea en su página web.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

El drama español

Dom, 08/05/2016 - 13:30

Immanuel Wallerstein, La Jornada

El rey Felipe VI de España acaba de anunciar que en los cuatro meses a partir de las últimas elecciones los miembros electos del Parlamento, especialmente quienes representan a los cuatro partidos principales, no pudieron llegar a acuerdo alguno para conformar un gobierno viable. Por tanto, anunció nuevos comicios para el 26 de junio de 2016.

Hace mucho que España, como los gobiernos de los sistemas parlamentarios de Europa occidental, contaba con dos partidos: el Partido Popular (PP), conservador, y el socialdemócrata, PSOE. Se habían estado alternando en las mayorías parlamentarias desde el final del régimen de Franco y algunas veces formaron gobiernos de coalición. Como en muchos de tales sistemas, otros partidos fueron esencialmente insignificantes espectadores, que a lo sumo conseguían algunas cuantas concesiones para sus objetivos políticos.

Las últimas elecciones en España lo cambiaron todo. Un nuevo partido, Podemos, que fue creciendo del movimiento de oposición en las calles, los Indignados, emergió con un número sustancial de diputados electos, compitiendo en una plataforma antiausteridad. Este programa se dirigió primordialmente contra el PP, el partido en el poder, y su líder, Mariano Rajoy, que ha sido un respaldo implacable del programa neoliberal impuesto al gobierno por los prestamistas externos.

Hubo un segundo nuevo partido que emergió con un número menor pero de todos modos significativo de diputados. Se trata de Ciudadanos. Su campaña también se centró contra el PP, pero sobre la base de la corrupción y con un programa centrista.

Inicialmente el rey le pidió al PP, siendo el partido con el mayor número de diputados electos (pero menor a lo obtenido antes, cuando detentaba la mayoría absoluta), que intentara la formación de un gobierno. Tras un corto plazo, Rajoy reconoció que ninguno de los otros tres partidos estaba dispuesto a unirse en un gobierno con el PP y le informó al rey que no había podido conformar un gobierno con mayoría parlamentaria.

El rey, entonces, le pidió al PSOE que intentara formar un gobierno, siendo el partido con el segundo número mayor de diputados (pero menor que antes). El líder del partido, Pedro Sánchez, intentó crear una coalición PSOE, Podemos y Ciudadanos –cuyos votos combinados eran suficientes para crear una mayoría. Obtuvo el acuerdo de Ciudadanos, pero Podemos no estuvo de ningún modo dispuesto a unirse a tal coalición.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, puso tres condiciones para entrar al gobierno encabezado por el PSOE. La número uno fue la designación de Iglesias como viceprimer ministro y cuatro puestos clave en el gabinete para diputados de Podemos. La condición número dos era el respaldo para emprender un referendo sobre la independencia de Cataluña. Y número tres, la exclusión de Ciudadanos sobre la base de que estaban fuertemente opuestos a la celebración de dicho referendo y respaldaban la línea dura del PP en cuanto tales referendos.

El PSOE rechazó las tres condiciones, esencialmente por su cercanía con Ciudadanos en sus posiciones, y vio las demandas de Podemos como una jugada para reemplazarlo poco tiempo después como el segundo partido, si no el primero, en el parlamento. Ante la firme oposición del PSOE, Podemos tuvo que decidir si votar por el gobierno del PSOE, aunque no formara parte del gobierno, o contra éste. La cuestión era si Podemos como movimiento buscaría el poder a través del parlamento o mediante la acción en las calles.

Iglesias estaba a favor de lo primero, pero sabía que se arriesgaba a ser desconocido dentro de su partido si utilizaba su mayoría entre los diputados de Podemos para otorgar un respaldo pasivo al gobierno del PSOE. Así que lanzó la pregunta a los miembros de Podemos en un referendo interno y el voto salió empatado. Iglesias anunció entonces que Podemos votaría contra la propuesta del PSOE en la segunda vuelta. El rey, habiendo dicho que el 2 de mayo era la fecha límite para todo el proceso, llamó a una nueva elección.

Hubo tres batallas que ocurrieron al mismo tiempo. Una tuvo que ver con Izquierda Unida (IU) y su relación con Podemos. IU era una coalición de los partidos Verde y Marxista que había estado activa en el movimiento de Indignados, dentro del cual tendía a chocar con los grupos más populistas que después se volverían Podemos. A nivel local, IU había estado dispuesta a formar coaliciones con el PSOE, pero ahora han indicado que podrían sumar fuerzas con Podemos en las siguientes elecciones parlamentarias, lo que fortalecería las posibilidades para Podemos.

La segunda ocurría al interior de Cataluña. Había dos coaliciones principales en las elecciones regionales que favorecían el referendo. Una de ellas es la centrista Junts pel Si (Unidos por el Sí), encabezada por Artur Mas. La otra era una coalición de izquierda llamada Candidatura d’Unitat Popular (CUP). La CUP planteó una condición para respaldar a Junts en el parlamento, y fue que Artur Mas no estuviera, lo que al final hizo. Un candidato de compromiso fue el poco conocido Carlos Puigdemont, cuyo partido era parte de la agrupación de Junts. Prometió sostener un referendo en el lapso de 18 meses, forzando así a una confrontación con el gobierno español, o al menos con el PP y el PSOE, pues ambos consideran ilegal ese referendo.

El tercer evento paralelo fue la sincronía accidental de los acontecimientos en el País Vasco. Por décadas hubo un movimiento, ETA, que buscaba la independencia mediante el conflicto armado. Hubo siempre un partido simpatizante de ETA que buscaba operar legalmente. El gobierno español ilegalizó regularmente tales partidos. El líder de uno de ellos, Arnaldo Otegi, justo en el momento cumplió una condena en prisión y fue liberado. Él es la cabeza de Sortu, la versión más reciente del partido que opera legalmente. Fue recibido como héroe en el País Vasco, para escándalo del gobierno español.

Otegi indicó que ETA podría aceptar ponerle fin a su conflicto armado si hubiera algún indicio de la voluntad del gobierno español de acceder a un gobierno vasco autónomo. Dijo, con algo de amargura, que el PP y Rajoy no estaban dispuestos a moverse ni un ápice. Por supuesto, para el PP, la autonomía vasca es aun peor que la autonomía catalana. Y las concesiones ahora podrían alimentar el respaldo en Cataluña a un referendo de independencia. El PSOE quedó avergonzado por estos acontecimientos.

Así que, ¿qué es lo que podríamos concluir? Tres cosas, posiblemente. La primera es la cuestión acerca de la posibilidad de un triunfo real de los movimientos populistas contrarios a la austeridad. Podemos, en muchos sentidos, fue modelado en el partido Syriza, de Grecia, y las dificultades de este último han provocado cuestionamientos en España y en otras partes al respecto de las consecuencias de un movimiento así, que prosigue un camino parlamentario.

La segunda es si realmente es posible para los Estados resistir las presiones descentralizadoras de los movimientos etnonacionales. Por ejemplo, en la Gran Bretaña de hoy, conforme se debate si habría una retirada británica de la Unión Europea, todo mundo está atento a las consecuencias de la llamada Brexit para el movimiento que en Escocia busca una descentralización ulterior y una eventual independencia.

Y la tercera es: ¿Hay alguna manera de que un gobierno mantenga una política antiausteridad en el mediano plazo en medio de las presiones que imponen sobre los Estados, por todo el mundo, las reducciones en las entradas reales de los gobiernos?

España es, en términos económicos, mucho más importante para Europa y el mundo que Grecia. Mientras se representa este drama en España, el mundo observa, reacciona y extrae lecciones.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización