Jaque al neoliberalismo

Distribuir contido
Una mirada no convencional al modelo económico, la globalización y las fallas del mercadoMarco Antonio Morenohttps://plus.google.com/109915989698098076984noreply@blogger.comBlogger5060125
Actualizado: fai 16 horas 59 min

Acuerdo Rusia-China marca el comienzo de la desdolarización del mundo

Ven, 23/05/2014 - 15:48
Con el histórico acuerdo entre Rusia y China realizado fuera del sistema del dólar vemos el comienzo de la desdolarización y la desamericanización del mundo, señaló el reconocido economista estadounidense Paul Craig Roberts. Según Craig, el boicot de algunas empresas al Foro Económico de San Petersburgo es solo "una forma simbólica de complacer a Washington. No creo que signifique nada, no creo que las empresas en Alemania, por ejemplo, quieran perjudicar sus relaciones con Rusia, ni tampoco lo quieren en Francia. Lo que es mucho más significativo es que el número de países asiáticos que están llegando a este foro y el acuerdo energético firmado por Rusia y China indican que el mundo se está alejando de la hegemonía financiera estadounidense".

El acuerdo energético firmado por Rusia y China indica que el mundo se está alejando de la hegemonía financiera estadounidense "Este gran acuerdo energético se llevará a cabo fuera del sistema del dólar, por lo que este es el comienzo de la desdolarización, el comienzo de la desamericanización". El exsubsecretario asegura que "este es un indicio de que los dos grandes países, Rusia y China, están formando una alianza estratégica porque están cansados de ser acosados y recortados por los mecanismos occidentales, están cansados de las amenazas".

"Así que se están moviendo en una nueva dirección, y se llevarán gran parte del mundo con ellos. No creo que los países europeos que tienen fuertes relaciones económicas con Rusia quieran perderlas", agregó Craig. En este mismo sentido, el analista financiero Max Keiser, opina que el amplísimo acuerdo a largo plazo firmado esta semana entre China y Rusia cambiará el panorama de las divisas de reserva mundial. "Lo que estamos viendo es una transición del 'petrodólar' al 'petrorrublo'. Durante décadas, el precio del petróleo y el gas ha sido manejado en dólares estadounidenses". Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Europa bajo la sombra de las burbujas y el estancamiento secular

Xov, 22/05/2014 - 18:19

Las políticas monetarias ultraflexibles promovidas por los principales bancos centrales del mundo han generado una burbuja expansiva en los mercados de capitales que acercan a la economía global a un nuevo momento Minsky, es decir, a un momento de gran inestabilidad financiera. Esta vez, y a diferencia de 2008, las burbujas también han disparado la deuda de los países en desarrollo haciendo que la estabilidad de los mercados financieros sea mucho más precaria que en el período 2008/2009. Una conjunción tal de malas políticas financieras desplegadas al unísono no se ha visto desde la crisis de 1929, lo que hace temer que sus consecuencias pueden resultar insospechadas.

Para entender un poco este fenómeno hay que recordar que tras el colapso de Lehman Brothers, los mercados financieros se congelaron y la Reserva Federal de Estados Unidos maquinó toda una operación para inyectar liquidez y volver a poner en funcionamiento a los mercados. Esa fue una gestión de urgencia de la crisis para evitar el colapso de un sistema sobreendeudado a nivel global. La mayoría de los países industrializados había experimentado en las últimas décadas un auge del crédito sin precedentes favorecido por la confianza en la desregulación financiera y la idea de que se había dominado el ciclo económico. En los años 80 y 90 ninguna institución era particularmente sensible al tema de la deuda. Al contrario, como decía Ronald Reagan y Margareth Thatcher, la deuda no era ningún problema.

Leer MásUna mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

India: neoliberalismo y sistema de castas

Xov, 22/05/2014 - 15:42

Alejandro Nadal, La Jornada

El capital se presenta como fuerza de progreso en el terreno material y político. Y hasta en el ámbito religioso, el capital se ostenta como factor cercano a una visión secular de la sociedad. Pero cuando lo encuentra conveniente se apoya en las fuerzas más reaccionarias y retrógradas, incluso en el fanatismo religioso. En su momento todo puede serle útil, desde el fascismo hasta el sistema de castas. Pero cuidado, a algunos aliados no les gusta que los traten de domesticar.

Narendra Modi es el nuevo primer ministro en la India. Su partido, el derechista Bharatiya Janata (BJ), triunfó espectacularmente en estas elecciones y logró la mayoría absoluta en el parlamento. Esta victoria se debe a un hecho fundamental: en los últimos 20 años, el BJ y Modi han promovido el fundamentalismo nacionalista hindú. Su visión del Estado se basa en una reinterpretación de la historia y la idea de una hegemonía cultural hindú. La palabra clave es Hindutva, que se traduce como las características esenciales de lo hindú.

El BJ ha tenido varias experiencias en el poder: a nivel nacional estuvo al mando entre 1998-2004, convirtiéndose en el primer partido que derrotó al partido del Congreso, marcado por la dinastía Nehru. Durante su gestión, el BJP impuso el viraje irreversible hacia el neoliberalismo. A nivel estatal (especialmente en Gujarat) el BJ también ha aplicado una línea dura para promover Hindutva.

El descalabro electoral a nivel nacional en 2004 convenció a la dirigencia del BJ sobre la necesidad de cambiar de estrategia. La postura moderada en asuntos religiosos fue culpada de esa derrota. Había llegado el momento de adoptar una actitud más militante y se decidió el regreso al Hindutva. El estado de Gujarat se convirtió en laboratorio político del nuevo enfoque.

En 2002 se produjeron choques entre musulmanes e hindúes en Gujarat con un saldo de 2 mil muertes y múltiples actos de barbarie. El gobernador de Gujarat era Narendra Modi y estuvo a la cabeza de la lista de sospechosos de haber tolerado e incitado la violencia. Una investigación especial le relevó de todo cargo en 2012, pero muchos piensan que esa indagatoria suprimió evidencias incriminatorias: varios jefes de policía repartieron volantes con nombres y direcciones de musulmanes en varias comunidades, avivando el ánimo de linchamiento. Muchos analistas están convencidos de que Modi y sus amigos fueron co-responsables de un intento de limpieza étnica.

El neoliberalismo en la versión del partido del Congreso (con Manmohan Singh a la cabeza) y en la del BJ es el mismo. Ambos partidos creen en las virtudes del libre mercado, prefieren las grandes corporaciones (nacionales o extranjeras), las privatizaciones, el recorte en el gasto público y en especial del gasto social y sus prioridades se someten al capital financiero. Pero el BJ propone un nuevo componente para la ideología neoliberal. En su visión de economía política, la afirmación de Hindutva es la clave para el crecimiento del PIB y la prosperidad. El resurgimiento del fundamentalismo hindú sería ahora la clave del progreso económico y la salida de la pobreza para las masas del subcontinente.

La victoria electoral de este fundamentalismo puede sonar extraño, pero es explicable por el desencanto con el desempeño neoliberal de los últimos años. El partido del Congreso cargó con la factura del estancamiento provocado por la crisis y por las contradicciones del modelo neoliberal. La desigualdad crónica (hoy en aumento) añadió un ingrediente más a la mezcla explosiva.

El fundamentalismo hindú se apoya en el sistema de castas. Éste ha sido clave para mantener la explotación social. Todas las grandes experiencias de dominación han reconducido las funciones del orden de castas para cimentar las nuevas formas de expoliación. Los medios, el resurgimiento ideológico y el atraso político han sido claves para lograrlo. Un error trágico de la izquierda institucional en India fue moverse a la derecha y abandonar la bandera de la erradicación del sistema de castas.

Desde sus orígenes el sistema de castas en India ha servido para mantener la opresión y facilitar la explotación. Su orden jerárquico basado en el patriarcado y en el mantenimiento de clientelas es particularmente útil para conservar un orden propicio para los expoliadores. La desigualdad es su esencia y su base es la creencia en fuerzas universales con un esquema de organización en el que cada quien nace en su propio lugar. Es un excelente disfraz de la explotación de clases que hoy es reconducido para acompañar los dogmas neoliberales de la prosperidad por goteo y permitir el triunfo de las fuerzas reaccionarias del Bharatiya Janata.

Un último punto. Durante el primer gobierno del BJ, en 1998, se autorizaron dos series de pruebas nucleares. Hoy la India posee entre 80 y 100 cargas nucleares desplegadas en misiles balísticos y en aviones de combate. Todo eso para inflar de orgullo el pecho nacionalista y la fe religiosa que ha, como decía Gramsci, degenerado en superstición.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

El gángster que compró a los políticos de Estados Unidos

Xov, 22/05/2014 - 07:01

F. William Engdahl, Voltaire.org

La política exterior de Estados Unidos se transformó por completo desde la llegada de George W. Bush a la Casa Blanca, en 2001. Durante los 13 últimos años, los principales personajes del Partido Republicano, que disponía de una minoría –y a veces de una mayoría– capaz de bloquear importantes iniciativas políticas del presidente demócrata Barack Obama, fueron literalmente comprados por un gangster que se jacta abiertamente de su generosidad financiera.

Su nombre es Sheldon Adelson y casi nadie ha oído hablar de él fuera de Washington. Pero la revista Forbes lo clasifica como el tercer estadounidense más acaudalado, con una fortuna estimada en 37.000 millones de dólares (equivalente a 27.000 millones de euros).

En el marco del proceso «Citizen United versus Federal Election Commission», la muy conservadora mayoría de la Corte Suprema estadounidense bloqueó, en enero de 2010, la aplicación de una ley casi centenaria que limitaba las sumas de dinero que las grandes empresas privadas pueden dedicar a acrecentar su propia influencia política. La Corte Suprema abrió así a los grandes patrocinadores la posibilidad de brindar [a los políticos estadounidenses] aportes financieros prácticamente ilimitados.

Sheldon Adelson está entre los que hicieron uso de las posibilidades que ofrece esa decisión. Adelson comenzó donando varios millones de dólares para el financiamiento de la campaña electoral del ex senador proisraelí Newt Gingrich. Después de ese fracaso, se estiman en 80 millones –quizás más– el monto total de las donaciones de Adelson a Mitt Ronney, ex candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos que prácticamente se prosterna ante [el primer ministro israelí] Benyamin Netanyahu y que ha llamado incluso a la guerra contra Irán –lo cual es una idea fija del propio Adelson, quien hace poco reclamaba aún un bombardeo nuclear contra ese país.

En un encuentro con varias organizaciones judías organizado en Nueva York, justo después de las elecciones de 2012, el ex primer ministro israelí Ehud Olmert acusó a Benyamin Netanyahu de inmiscuirse abiertamente [en las elecciones presidenciales estadounidenses] a favor del candidato republicano Mitt Romney, tanto a título personal como a través de su promotor financiero Sheldon Adelson.

Las relaciones entre Adelson y Netanyahu Adelson, nacido en Boston, proviene de una familia judía y es poseedor de un pasaporte estadounidense y de un pasaporte israelí. Pertenece al círculo de amigos más cercanos del primer ministro israelí “Bibi” Netanyahu y es uno de sus más importantes pilares financieros. Todo parece demostrar que Adelson es el vínculo entre el «crimen organizado», el Likud (el partido de Netanyahu) y el control de la política de Washington, ya sea mediante un financiamiento directo o a través del AIPAC (Americain Israel Public Affairs Committee).

Adelson ha prometido pagar «lo que sea» para comprar a toda costa el próximo presidente republicano en 2016. Aporta su respaldo a varios candidatos extremistas y proisraelíes, como los senadores republicanos Ted Cruz y John McCain, dos halcones que desempeñaron un importante papel en el golpe de Estado neoconservador orquestado en Ucrania en febrero de 2014. A principios de abril, Adelson invitó a su hotel-casino de Las Vegas a los 4 principales aspirantes a la candidatura republicana para escuchar sus puntos vista y decidir por cuál de ellos va a apostar sus millones. El periodista israelí Uri Avnery señala que Adelson estaba acompañado de guardaespaldas israelíes.

Acusación de lavado de dinero Los miles de millones de Adelson provienen de sus casinos en [la ciudad estadounidense de] Las Vegas y Macao, isla situada frente a Hong Kong y restituida a China después de haber sido una concesión portuguesa. Todo el mundo sabe que el principal objetivo de los casinos es lavar el dinero del crimen organizado. Es evidente que Adelson utiliza esa gran fuente de fondos para comprar políticos, tanto en Israel como en Estados Unidos, para respaldar el intervencionismo militar.

Pero es posible que ahora pese sobre Adelson una importante amenaza. Según el ex agente de la CIA Gene “Chip” Tatum, quien cita fuentes del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Adelson pudiera ser arrestado por el lavado de una suma de dinero ascendente a 364 millones de dólares, suma en gran parte utilizada para la compra de votos republicanos en el Congreso y para apoyar al AIPAC, el más poderoso lobby del Likud israelí.

Según Tatum, un «gran jurado» está preparando un procedimiento contra Adelson, acusado de toda una lista de delitos como lavado de dinero, uso indebido de servicios telefónicos y postales con objetivos criminales y conspiración. El socio de Adelson ya está en la cárcel.

Si este escándalo llegase a secar las fuentes de financiamiento que proveen el dinero que Adelson dedica a la política, las consecuencias pudieran llegar a ser dramáticas para la política estadounidense. ¡Manténganse a la escucha, queridos lectores!

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

La Tasa Tobin descansa en paz

Xov, 22/05/2014 - 03:01
Henri Wilno, Viento Sur

Hollande se felicitaba el pasado 7 de mayo por la superación en Europa de una “etapa mayor” que va “en el sentido de lo que ha defendido siempre Francia”. En efecto, los ministros de finanzas de los 11 países miembros habían llegado a ponerse de acuerdo la víspera sobre la primera etapa de la puesta en marcha de un impuesto sobre las transacciones financieras...

Ésta aparecería en Europa en 2016 y no afectaría en realidad más que a una parte reducida de los productos financieros. Más franco que Hollande, el diario financiero Les Échos daba su diagnóstico: “un impuesto sobre las transacciones financieras (ITF) que sea una verdadera tasa Tobin no verá probablemente la luz nunca”. James Tobin fue un economista americano que, espantado por la amplitud de las transacciones con las monedas (compras y ventas), lanzó en 1972 la idea de ponerles una tasa para limitar su efecto desestabilizador sobre las economías. Como los especuladores juegan sobre variaciones limitadas de las tasas de cambio, la idea es que una tasa, incluso pequeña, disuadiría la realización de numerosas operaciones. Attac en 1998 retomó la propuesta de Tobin pero extendiéndola al conjunto de las transacciones financieras. El NPA se ha inscrito en el movimiento militante en favor de un impuesto así subrayando sus límites: no bastaría para hacer frente a la especulación financiera, sigue siendo necesario instaurar controles de todos los movimientos de capitales y socializar el sistema bancario.

Vaciado de todo contenido En el contexto de la crisis de 2008, algunos gobiernos (en particular Francia y Alemania), el Parlamento europeo y la Comisión de Bruselas se han pronunciado a favor del impuesto. Se trataba de hecho de crear un cortafuegos en relación al descontento popular suscitado por los miles de millones de euros de ayuda a los bancos sin contrapartidas.

Luego, según se sucedían los consejos de ministros y de jefes de estado europeos, el proyecto se ha vaciado cada vez más de su contenido. Despreciando los compromisos tomados por unos y otros: Hollande en su célebre discurso de Bourget en enero de 2012, Merkel en el acuerdo de coalición realizado en noviembre de 2013 con los socialdemócratas alemanes. Sobre todo porque se agitaban los lobbies bancarios. Éstos han sido oídos, en particular por los socialistas franceses: en el verano de 2013, el ministro de economía y finanzas de entonces, Pierre Moscovici dió marcha atrás, denunciando la “proposición excesiva” de la Comisión.

En el proyecto adoptado hace algunos días por los ministros europeos, la tasación de los productos derivados queda por tanto remitida a las calendas griegas. El proyecto inicial de la Comisión preveía 35.000 millones de ingresos, la tasa debería finalmente procurar unos 5.000 millones... Es menos ambiciosa que un impuesto ya existente en Gran Bretaña y llamado “stamp duty” (derecho de timbre).

La ONG inglesa Oxfam denuncia el “engaño” y Attac se indigna por el papel importante de la Francia de Hollande en este retroceso. El capital ha ganado: no es extraño cuando se ve la prisa de los gobiernos europeos, tanto de derechas como de izquierdas, por satisfacer el más mínimo de sus deseos.
_______
Ver más sobre la Tasa Tobin

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

China planta su bandera en Detroit ¿Resurgirá la ciudad de sus cenizas?

Mér, 21/05/2014 - 17:30

Apodada “la ciudad del motor”, Detroit fue en su día conocida tanto por ser la mayor ciudad industrial del mundo, como por registrar el mayor ingreso per cápita en todo el país. Sin embargo, hoy representa el mayor caso de bancarrota de la historia estadounidense. Para salir de este “infierno financiero” Detroit necesita urgentemente un salvador y el gobernador de Michigan, Rick Snyder, parece estar convencido de que China puede jugar este papel.

Con este objetivo Rick Snyder solicitará 50.000 visados especiales federales de inmigración en los próximos cinco años para atraer a profesionales extranjeros dispuestos a trabajar y a vivir en la ciudad. Según Snyder, esto “permitirá al Gobierno federal proporcionar un valor significativo y sin costo que podría tener un resultado enorme en el futuro de la ciudad”, dijo en una entrevista con medios locales.

Y cuando se evoca la dominación china de Detroit, no hablamos solo de una posibilidad futura, sino de un fenómeno que ya está sucediendo, destaca el portal citando un extracto de un artículo de CNBC, que relata cómo las empresas chinas “están echando raíces en Detroit”.

“Empresas de propiedad chinas están invirtiendo en empresas estadounidenses y en nueva tecnología de vehículos, vendiendo todo, desde cinturones de seguridad hasta los amortiguadores en tiendas al por menor, y contratando a ingenieros y diseñadores con experiencia en un intento por adquirir el talento y la experiencia de los fabricantes de automóviles nacionales y sus proveedores”, explica.

Además, los chinos están comprando viviendas a precios muy bajos, y no solo en Detroit, sino también en las principales urbes de EEUU incluida Nueva York. Además de propiedades, han adquirido varias compañías, bancos y tierras ricas en recursos naturales. Por ejemplo, China Dalian Wanda Group compró recientemente la cadena de cines AMC Entertainment por 2.600 millones de dólares.

Una serie de factores abocaron a Detroit a la insolvencia. La capital automotriz de EEUU perdió un cuarto de millón de habitantes entre 2000 y 2010. Su población, que en 1950 llegó a ser de 1,8 millones, pugna ahora por no bajar de los 700.000. Gran parte de la clase media y decenas de empresas también han huido de Detroit, llevándose consigo el dinero de sus impuestos.
_______
Ver más de Detroit

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Banco Mundial: “El crecimiento no es suficiente para acabar con la pobreza extrema”

Mér, 21/05/2014 - 00:01

Si el mundo quiere reducir de forma eficaz la pobreza y alcanzar los objetivos de desarrollo claves en ámbitos cruciales como son la salud y la educación, los países tiene que centrarse, no sólo en alcanzar el crecimiento como un fin en sí mismo, sino también en poner en marcha políticas que asignen recursos a aquellas personas en situación de pobreza extrema.

Este es el mensaje principal de un importante documento publicado recientemente por el Banco Mundial. En él se analiza cómo las naciones pueden fomentar la prosperidad compartida y garantizar que el crecimiento beneficie a todos los ámbitos.

“Prosperidad para todos, terminar con la pobreza extrema” pone de relieve los dos objetivos principales que pretende alcanzar el Grupo del Banco Mundial: la erradicación de la pobreza extrema, de modo que no más del 3% de la población mundial viva con menos de 1,25 dólares estadounidenses al día; y el aumento del crecimiento de los ingresos entre el 40% de los asalariados que menos ganan.

El presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, reconoció el carácter enormemente ambicioso de las objetivos, pero sostuvo que se pueden alcanzar con un mayor compromiso y con las intervenciones adecuadas. “Para poner fin a la pobreza extrema, el ingente número de personas muy pobres… tendrá que disminuir en 50 millones de personas cada año hasta 2030. Esto significa que 1 millón de personas tendrán que salir de la pobreza cada semana durante los próximos 16 años. Va a ser extraordinariamente difícil, pero creo que podemos conseguirlo. Esta puede ser la generación que ponga fin a la pobreza extrema”.

Es poco probable que el crecimiento por sí solo termine con la pobreza extrema antes del 2030, dado que, según el informe, a medida que disminuye la pobreza el crecimiento tiende a ayudar a menos personas a salir de la pobreza: cuando tiene lugar dicho crecimiento muchas de las personas con ingresos más bajos se encuentran en situaciones tan complicadas que mejorar sus vidas es muy difícil. Por lo tanto, identificar y centrarse en los niveles inferiores, de forma específica en cada país, resulta considera crucial para asegurarse de no dejar atrás a los 1.200 millones de personas pobres en el mundo; y para que desarrollen su potencial, en beneficio de ellos mismos, de sus comunidades y de sus naciones. (Cinco países: Bangladesh, China, República Democrática del Congo, India y Nigeria albergan cerca de dos tercios de todas las personas pobres, casi 760 millones).

El documento también advierte de los peligros de no hacer frente a la desigualdad de ingresos. En países en los que está aumentando, el efecto del crecimiento sobre la pobreza se ha frenado y en algunos casos se ha invertido.

Prosperidad para todos, terminar con la extrema pobreza sugiere que ambos objetivos, fundamentales para la Agenda de desarrollo post-2015, se pueden lograr fomentando un crecimiento más inclusivo y por medio de programas proactivos, tales como las transferencias directas en efectivo condicionadas y no condicionadas, que han demostrado tener un impacto significativo en los resultados relativos a la educación, al empleo y a la salud. Para lograr el desarrollo sostenible resulta fundamental no sólo sacar a la gente de la pobreza extrema, sino también, como sostiene el informe: “También es importante asegurarse de que, a largo plazo, no se estanquen justo por encima de la línea de la pobreza extrema, debido a la falta de oportunidades para continuar avanzado hacia una vida mejor”.

El Grupo del Banco Mundial ha reconocido que el VIH, la desigualdad y la pobreza extrema están inextricablemente ligados y que deben abordarse de manera conjunta. A principios de 2014, el Banco Mundial y ONUSIDA se comprometieron con cuatro áreas de acción. Estas incluyen la coordinación de los esfuerzos relacionados con la salud y con el desarrollo para poner fin a la pobreza extrema y al sida; e instan a la agenda de desarrollo post-2015 a que incluya metas encaminadas a acabar con el sida, como el objetivo de la cobertura sanitaria universal, para que nadie caiga en la pobreza o se mantenga en la misma como consecuencia del pago del tratamiento contra el VIH o de la atención sanitaria. También existe un compromiso para promover la monitorización tanto a nivel nacional como a escala mundial,así como la investigación aplicada.

Según el documento, dicha supervisión y evaluación a una escala socioeconómica más amplia será esencial para ver cómo los dos objetivos primordiales para la erradicación de la pobreza del Grupo del Banco Mundial se convierten en realidad. Se necesitarán más y mejores datos para que las intervenciones puedan basarse en pruebas y el progreso sea supervisado. Esta investigación ayudará a los responsables políticos de todo el mundo a alcanzar un crecimiento más inclusivo, a asegurar que la prosperidad sostenible sea compartida y a conseguir que el 40% de las personas de menores ingresos se puedan beneficiar de la amplia gama de beneficios económicos y de desarrollo.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Cambio climático habría destruído la civilización egipcia hace 3.000 años

Mar, 20/05/2014 - 12:00

Desde hace años los científicos debaten sobre qué es lo que llevó a la civilización egipcia al colapso hace más de 3.000 años, proponiendo hipótesis que abarcan desde guerras hasta una epidemia. Sin embargo, el reciente estudio de unos anillos de árboles encontrados en la madera del ataúd de Ipi-ha-ishutef y de unos barcos funerarios enterrados cerca de la pirámide de Sesostris III sugiere que cambios en los recursos e infraestructuras alimentarios pusieron fin a este mundo antiguo, como informa The Daily Mail.

Las muestras de los anillos revelaron una pequeña e inusual anomalía después del año 2200 a. C., la cual, según una investigación paleoclimática, podría corresponder a un breve episodio de sequía. Stuart Manning, profesor de la Universidad de Cornell de Nueva York, supuso que este episodio climático podría haber tenido importantes consecuencias políticas: un cambio en el clima fue suficiente para alterar los recursos alimentarios y otras infraestructuras, lo cual probablemente llevó a la caída de civilizaciones como el Imperio acadio y el Antiguo Reino de Egipto.

"Estamos exactamente en la misma situación que los acadios: si de repente algo alterara el modelo estándar de producción de alimentos en grandes áreas de Estados Unidos nos encontraríamos ante un desastre", afirma. Además, añadió el científico, "este indicio muestra que el cambio climático no tiene por qué ser tan catastrófico como una Edad de Hielo para causar destrucción".

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

El poder mundial del capital financiero: paraísos fiscales y mega bloques comerciales

Lun, 19/05/2014 - 21:00
Bruno Lima Rocha, Alainet

En este artículo inauguro una nueva serie, enfrentando un adversario que desafía las voluntades soberanas de cualquier colectividad de ciudadanos. Se trata del capital financiero y su tendencia a la fusión con las grandes corporaciones transnacionales. Aporto un dato elemental, cuya fuente es el portal del profesor de economía Ladislau Dowbor (dowbor.org), de la PUC-SP (Pontificia Universidad Católica de São Paulo), de fecha 06/11/2012, citando que “El Instituto Federal Suizo de Investigación Tecnológica (ETH en la sigla alemana), constató que 147 corporaciones, de las cuales 75% son grupos financieros, controlan el 40% del sistema corporativo mundial. En un círculo un poco más abierto, 737 grupos controlan el 80%.”

Según el mismo texto, citando un estudio de la Tax Justice Network (taxjustice.net): “En términos resumidos, el stock de recursos aplicados en paraísos fiscales es hoy del orden de los 21 mil millardos de dólares, un tercio del PIB mundial. Brasil participa generosamente con cerca de 520 mil millones de dólares, un poco más de mil millones de reales, cerca de un cuarto del PIB brasileño.” Los paraísos fiscales están definidos en el glosario de la Financial Transparency International (financialtransparency.org - Transparencia Financiera Internacional) cómo: “cualquier país o territorio cuyas leyes puedan ser usadas para evitar o evadir impuestos que pueden ser una deuda en otro país soberano bajo las leyes de este otro Estado”. Ya la Receta Federal brasileña clasifica como "paraísos fiscales" a países o dependencias que tributan la renta con alícuota inferior a 20%. El país, cuya legislación protege el secreto en lo que respecta a la composición societaria de las empresas, también es clasificado pelo Brasil como "paraíso fiscal".

Para la agenda, son 53 paraísos fiscales, esparcidos por todo el planeta. En las Américas estos se concentran en Centroamérica y el Caribe, siendo muy conocidas las islas de Aruba (Antillas Holandesas), Bahamas, Barbados, Cayman. En Europa, los principados de Andorra, Liechtenstein, Luxemburgo y Mónaco, además de las islas del canal de la Mancha, siendo la más conocida la Isla de Jersey, donde el diputado federal Paulo Salim Maluf (ingeniero que tuvo su carrera política apoyada por la dictadura, del Partido Progresista de São PauloPP-SP y que responde a proceso penal por fondos sin origen). Dos destinos de los recursos colectivos no constan en esta lista. Uruguay tiene reglas bancarias muy blandas y acostumbra ser el depósito de la evasión de divisas del Río Grande del Sur y Argentina; y Suiza, donde el sistema bancario se puso más complejo a lo largo de los siglos, tiene normas un poco más duras, después de décadas de tentativas de regulación. Se destaca también la Isla de Chipre, paraíso de los oligarcas rusos y que sufrió la intervención de la Troika europea en mitad de 2013.

Siguiendo la secuencia de la exposición de las bases de proyección mundial del capital financiero y su modus operandi, los operadores del casino desarrollan su poder tanto doblando –por la ocupación de puestos clave– a los Estados líderes del capitalismo, como por el intento de subordinación de las economías en ascenso y la dominación explicita de los países más débiles del Sistema Internacional.

Reconozco que se trata de tema hermético, aún para los que tratan con aspectos de la economía política. Por eso, las sociedades concretas generaron redes de defensa, conocidas en medio de la literatura sobre movimientos sociales de instituciones transnacionales de advocacy (promoción). Varias de estas asociaciones, con distinguidos grados de organización y capilaridad denuncian incesantemente a los mandos del capital financiero y sus operadores. Una de las pioneras del sector es la red Attac.org – (Asociación para Atajar las Transacciones Financieras y de ayuda a los Ciudadanos), fundada en 1998, en el auge de la avanzada neoliberal. Sus metas permanentes son interrumpir el llamado casino financiero mundializado a través de campañas puntuales.

De las varias campañas promovidas, destaco la que ataca diretamente el TTIP (también conocido como Transatlantic Free Trade Agreement, o TAFTA). Este es un tratado de amplio alcance negociado entre la Comisión Económica Europea (con autoridad concedida por los miembros de la Unión Europea) y el gobierno de los EUA, que alega estar ampliando el comercio mundial, pero cuyos puntos básicos son la desregulación de inversiones extranjeras de cualquier naturaleza (incluyendo el mercado de capitales), asegurando las garantías de las inversiones (superando el factor “inseguridad jurídica”) y respetando necesariamente los DPIs (Derechos de Propiedad Intelectual, de entre estos las patentes, incluyendo en estas las de medicamentos). Vale recordar que la parte de Investigación & Desarrollo y su resultado palpable, los DPIs y las patentes subsecuentes, conforman la cuota más importante de la actual división internacional del trabajo. Si este gran acuerdo se realiza, tiende a arrastrar a la mayor parte de las economías nacionales, bloques comerciales y bloques regionales hacia esta misma línea de no regulación, operando como un catalizador global.

Puedo demostrar esta subordinación en un eventual –y hasta probable– acuerdo entre tres bloques comerciales, NAFTA (*North America Free Trade Agreement, que unifica Canadá, EUA y México en un mismo bloque), de éste hacia la Unión Europea (resultando en el TAFTA) y con esta posición de fuerza firmada, asociándose con la futura Alianza del Pacífico (México, Colombia, Perú y Chile) y posiblemente con la AFTA (Association of Southeast Nations Free Trade Agreement, Acuerdo Comercial de las Naciones del Sudeste Asiático). Si estos acuerdos secuenciales llegan a ratificar las bases del TAFTA, todas estas economías nacionales van a ser pasibles de ataques especulativos sin derecho a defenderse, pues la caída de las barreras de circulación de mercancías también libera el flujo de capitales de cualquier especie.

Si observemos esta disposición de elementos, nos encontramos con un sistema de redes de dominio comparado a los sofisticados sistemas de inteligencia. En el núcleo duro, concentración de poder, recursos y capacidad de solapar decisiones adversas. En la base, la capilaridad de la evasión fiscal y financiera, encontrando siempre un espacio intermediario, los paraísos del dinero sucio. Tamaño poder subordina a los países y sus políticas públicas, ataca derechos sociales y debe ser combatido globalmente.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

Cómo prepararse para la recesión inminente

Lun, 19/05/2014 - 19:40
Matthew Lynn, El Economista

La economía mundial está creciendo. Los bancos centrales se plantean cuándo devolver los tipos de interés a la normalidad, los títulos florecen y los mercados de fusiones y adquisiciones recuperan todo su esplendor. Hasta la crisis de la eurozona parece haberse arreglado, con los rendimientos en todos los países periféricos de alto riesgo de vuelta a sus niveles normales.

A poco más de cinco años de la crisis financiera, parece que por fin todo vuelve a la normalidad. El único problema es que se avecina otra recesión. El mero hecho de que el PIB se las haya arreglado para volver al punto donde estaba hace cinco años y que la recesión de 2008/2009 fuera más intensa que cualquier otra desde los años treinta, no significa que el ciclo económico se haya evitado. Si nos fijamos en los promedios a largo plazo, a finales de este año o principios del siguiente se espera otro bajón.

Más vale empezar a prepararse ya. ¿Cómo? No se fíe de los mercados de capital. Huya de las acciones inmobiliarias y de consumo. No espere que la burbuja de la eurozona se contenga. Al contrario, empiece a regresar a los bonos, las industrias no cíclicas, el oro y el dinero. Por ahora, casi todo el debate se centra en lo lejos y lo rápido que avanzará la economía desde aquí. En EEUU, la Reserva Federal reduce su programa de flexibilización cuantitativa y estudia la forma de devolver los tipos de interés a la normalidad.

En el Reino Unido, el Banco de Inglaterra hace ruido sobre su primera subida de los tipos de interés, tal vez a principios del año que viene. La eurozona sigue teniendo muchos problemas pero la crisis inmediata se ha acabado y gran parte del continente ha empezado a crecer de nuevo. La atención se desplaza hacia la intensidad de la recuperación que se puede esperar.

Recesión cada cinco o siete añosUn antiguo refrán dice que cada cinco o siete años, todo el mundo se olvida de que cada cinco o siete años hay una recesión. Ahora mismo, el patrón parece estar repitiéndose. Según la Oficina Nacional de Estudios Económicos de EEUU, durante todo el periodo post II Guerra Mundial, la duración media de las expansiones económicas fue de 58,4 meses (antes de la II Guerra Mundial fue de 35 meses y en la era victoriana de sólo 26). ¿Qué está pasando ahora? La economía británica se cayó de un precipicio en 2009 y en el segundo y tercer trimestre de ese año encogió un 2,1% y 2,5%, respectivamente. A principios de 2010, volvió a expandirse, aunque muy modestamente. Es verdad que encogió de nuevo durante dos trimestres de 2012 pero en retrospectiva, parece más una curiosidad estadística de un crecimiento pésimo que se volvió negativo durante varios meses.

Si fechamos el inicio de la recuperación a principios de 2010, ya ha durado 54 meses. Lo mismo ocurre en EEUU, que empezó a recuperarse en el último trimestre de 2009 y no volvió a hundirse en recesión, por lo que su expansión lleva en curso 57 meses seguidos. Lo miremos como lo miremos, se acaba el tiempo. Desde luego, se podría sostener que esta vez ha sido diferente. Tal vez la recesión de 2008/2009 fue tan profunda y dejó tanta huella en la economía que el repunte durará mucho más de lo habitual. Las empresas tienen mucho dinero suelto que todavía tienen que invertir y los consumidores llevan tanto tiempo apretándose el cinturón que ahora les apetece seguir gastando durante más tiempo de lo que querrían en otro contexto. Aun así, no parece un argumento por el que merezca apostarse la camisa. En realidad, esta vez no es en absoluto diferente.

Lo más probable es que la mejoría dure más o menos lo mismo que todas las demás y, si eso es así, ya le ha llegado su hora. Es posible que la culpa sea de la retirada de la flexibilización cuantitativa, la subida anticipada de los tipos de interés o el hundimiento del mercado bursátil. ¿Quién sabe? Los registros dicen que acabará a final de año o principios del que viene. Si quiere saber cómo prepararse, siga leyendo.

Tipos de interésEn primer lugar olvídese de todo el debate sobre la vuelta de los tipos de interés a unos niveles normales. Es posible que los bancos centrales impongan una o quizá dos subidas muy modestas (de un total del 0,5% como mucho) pero enseguida se darán cuenta de que la economía se tambalea y vuelve a encoger. En ese momento, darán marcha atrás rápidamente y volverán a recortar los tipos a unos niveles de casi cero otra vez. En segundo lugar espere otra ráfaga de flexibilización cuantitativa en EEUU y el Reino Unido. Los bancos centrales no podrán recortar los tipos lo suficiente como para luchar contra la recesión e imprimir dinero será la única opción que quede. Y con una escala mucho mayor que la de la última vez si quieren que tenga efecto.

En tercer lugar la deflación empeorará. Por casi todo el mundo desarrollado, los tipos de inflación ya se han hundido bastante el año pasado. Un tercio de la eurozona se encuentra en deflación pura y dura. En una recesión, los precios inevitablemente caen, así que no se sorprenda si el mundo desarrollado se vuelve deflacionario. Y por último, los déficit alcanzarán niveles catastróficos. Los libros dicen que los gobiernos deben mantener excedentes en los años buenos para poder salir de las recesiones a golpe de gasto pero todo gran gobierno entrará en la próxima recesión con unos déficits enormes en términos históricos. Y, a medida que caigan los ingresos fiscales, el déficit subirá todavía más.

¿Qué implica esto para la inversión? Los mercados de capital se tambalearán como suelen hacer ante la llegada de una recesión, aunque volverán a subir en cuanto los bancos centrales recorten los tipos y giren la manivela de sus imprentas. Los mercados de bonos contarán con la ayuda de nuevos programas de flexibilización cuantitativa y de la deflación (con los precios en caída, hasta un bono que rinda poco por encima de cero parecerá tener valor). Los mercados inmobiliarios empezarán a debilitarse otra vez, aunque pocos han alcanzado niveles de burbuja salvo en el centro de Londres. El oro subirá a máximos históricos cuando se lance la flexibilización cuantitativa a una escala mayor que nunca. La durabilidad del ciclo económico es la lección más importante que puede extraerse de la economía. Nadie ha logrado explicarlo aún pero siempre regresa y a intervalos perfectamente regulares. Esta década no será distinta. El que se olvide que se avecina otra recesión acabará quemándose.

Ver también: Derrumbe del comercio mundial confirma nueva recesión Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

La explotación social como principal causa del crecimiento de las desigualdades

Dom, 18/05/2014 - 23:08
Vicenç Navarro, Attac.es

Este artículo muestra que la principal causa del crecimiento de las desigualdades se debe a la influencia que el mundo del capital ejerce sobre los Estados, mayor que la influencia que tiene el mundo del trabajo, lo que determina que los beneficios del primero se realicen a costa de los salarios de los segundos, con una enorme concentración de las rentas del capital.

El enorme crecimiento de las desigualdades de renta y riqueza que está ocurriendo en gran parte de los países a los dos lados del Atlántico Norte (Norteamérica y Europa Occidental) desde los años ochenta del siglo pasado (cuando la era neoliberal se inició con el Presidente Reagan en EEUU y la Sra. Thatcher en la Gran Bretaña) explica que estas desigualdades hayan alcanzado unos niveles nunca vistos desde principios del siglo XX. Esta situación ha creado cierta preocupación, incluso en el centro de reflexión neoliberal conocido como Foro de Davos, donde representantes de los poderes financieros (que crearon la crisis) y económicos se reúnen con políticos así como economistas y académicos afines y serviles a sus intereses para discutir los principales acontecimientos del mundo y ver cómo responder a ellos para garantizar la continuidad de sus intereses. Pero no solo en Davos existe este interés. El tema de las desigualdades se ha convertido en un tema central de frecuente análisis e información en el mundo occidental. España, cuyo clima intelectual y político es muy conservador, va siempre retrasada en la visibilidad mediática de los grandes temas que absorben la atención mundial. Siendo este país uno de los que tienen mayores desigualdades en la UE-15, es posible que comiencen a aparecer algunos artículos sobre estos temas, poco a poco y con cuentagotas, en los mayores medios de información y persuasión.

En los estudios de estas desigualdades que están apareciendo en Norteamérica y en la Unión Europea (entre los cuales cabe destacar Capital in the XXI Century de Thomas Piketty) se documenta su evolución, y en muchos de ellos se acentúa, con razón, la importancia que las políticas neoliberales han tenido en el desarrollo de tales desigualdades. Ahora bien, pocos profundizan para señalar que el origen de esas desigualdades es precisamente la explotación del mundo del trabajo por parte del mundo del capital. Es decir, lo que solía llamarse “la lucha de clases”, término que ahora no se utiliza por ser considerado anticuado en el lenguaje moderno, el cual ha excluido incluso la categoría de “clases sociales” (y no hablemos ya de la de “explotación de clase”) del lenguaje permitido por la sabiduría convencional (es decir la sabiduría permitida y promovida por la estructura de poder en los medios y centros académicos, tales como en España Fedea, financiados por el gran capital, y que presentan tales términos y conceptos como ideologías dignas de ser marginadas, o mejor, ignoradas).

Veamos ahora los datos. Y comencemos por definir los términos, y muy en especial explotación. Explotación de clase es cuando una clase social vive mejor a costa de que otra clase viva peor. Y esto es lo que ha estado ocurriendo y ha ido creciendo desde los años ochenta. Y los datos están ahí para el que quiera verlos y que no utiliza ojeras ideológicas que le impidan ver la realidad como es y no como desearía que se leyera. Todos los datos que han analizado el crecimiento de la productividad (una variable clave para determinar el crecimiento de la riqueza de un país) muestran que esta ha aumentado en los últimos cuarenta años en Norteamérica y en la Europa Occidental. Y ello se refiere tanto a la productividad total como a la productividad per capita y por trabajador. Esto quiere decir que la riqueza de los países a los dos lados del Atlántico Norte ha crecido muy significativamente. Pero esta riqueza, resultado del crecimiento de la productividad, ha ido más a enriquecer al mundo del capital, es decir, a los propietarios y gestores de las grandes empresas (donde creció la productividad), a través del enorme crecimiento de los beneficios empresariales y de las retribuciones a los dirigentes y delegados de estas empresas, a costa del escaso crecimiento de los salarios que reciben los trabajadores. Así, en EEUU, Lawrence Mishel y Kar-Fai Gee han calculado (y publicado en la revista International Productivity Monitor, Spring 2012) cómo ha ido creciendo la productividad y quién se ha beneficiado más de ello. Así “desde 1973 a 2011, la productividad por trabajador creció nada menos que un 80.4%. El salario horario promedio, sin embargo, creció solo un 4.0%. En realidad, si los salarios hubieran crecido como creció la productividad laboral, el salario horario promedio hubiera sido de 27.89 dólares (en dólares del 2011), en lugar de 16.07 dólares”. Casi todo el producto generado por el crecimiento de la productividad fue a enriquecer los beneficios de las grandes empresas y las compensaciones de sus dirigentes. Es esta la principal causa del enorme crecimiento de la concentración de las riquezas y de las rentas en nuestras sociedades, concentración ayudada por las intervenciones del Estado, más favorables al mundo del capital que al mundo del trabajo.

Una situación semejante ha ocurrido en la Gran Bretaña, Francia, Italia, Japón, Alemania, Grecia, Portugal, España e Irlanda. En todos estos países las rentas del capital han crecido mucho más rápidamente que las rentas del trabajo durante el periodo que va de 1980 a 2011. En Alemania, el descenso de los salarios fue muy marcado a partir de las reformas Schröder, también conocidas como Agenda 2010, cuyas políticas fiscales beneficiaron a las rentas del capital, a la vez que sus reformas laborales determinaron el descenso de los salarios (descendiendo un 0.5% por año), con lo cual paralizaron la demanda doméstica, estimulando las exportaciones. Durante este periodo, la productividad laboral creció un 1.3% por año, muy por encima del crecimiento de las rentas del trabajo. (Para una extensión de este tema ver “Wages, Profits and Productivity” de Pete Dolak en Counter Punch, March 28-30, 2014).

Las políticas públicas neoliberales facilitaron el enorme descenso de los salarios. En EEUU, los salarios hoy son más bajos que en 1968. Y el salario mínimo interprofesional es un 23% más bajo que en el año 1968, cuando Martin Luther King lideró la marcha de Washington, exigiendo un salario mínimo de 2 dólares por hora, lo cual, en dólares de hoy, serían 15.35 dólares, mucho más elevado que el establecido hoy, de 7.25 dólares. El presidente Obama está proponiendo un salario mínimo de 10.10 dólares por hora (¡que son 2/3 partes de lo que King pedía en 1968, en dólares de hoy!). Un tanto parecido ocurre en los otros países citados anteriormente.

Esta información, por cierto, muestra también el desacierto de la solución propuesta por el neoliberalismo para corregir dicho descenso salarial, que se centra en la educación. Tal propuesta ignora que el descenso salarial, generalizado en todos los sectores, ha ocurrido a la vez que el nivel educativo ha aumentado. La evidencia es clara y contundente. A partir de los años ochenta, el mundo del capital ha estado incrementando su poder y sus beneficios, con la ayuda de los estados a costa del mundo del trabajo. De ahí que los primeros han ido viviendo mejor a costa de que otros (la mayoría de la ciudadanía que obtiene sus rentas del trabajo) vivan peor. Esto es lo que se llamaba y debería continuar llamándose explotación.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización

"La economía de Estados Unidos es un castillo de naipes"

Mér, 14/05/2014 - 04:12
El economista estadounidense Paul Craig Roberts advierte que la economía de EE.UU. es como un castillo de naipes, frágil y fraudulenta, y que ya no trae ningún beneficio a su propio pueblo. Según escribe Roberts en su artículo publicado en el portal financiero Zero Hedge, el propio capitalismo estadounidense es una ilusión que se ha transformado por poderosos intereses privados cuyo control sobre los gobiernos, los tribunales y las agencias reguladoras, se transformó en un mecanismo de saqueo en el que todos sus mercados financieros están amañados.

El economista afirma que actualmente Wall Street ya no realiza ninguna función positiva y solo representa una pérdida de bienestar para la sociedad. "Wall Street se beneficia de la licitación anticipada realizada con computadoras de gran potencia, mediante la venta de instrumentos financieros fraudulentos que se apuestan en contra de los títulos de inversión de alto valor, levantando así su capital propio hasta niveles sin precedentes".

Los beneficios ya no son una medida del bienestar social, ya que este está siendo atendido mediante el uso eficiente de recursos del capitalismo en el que esos beneficios se logran mediante la sustitución de mano de obra extranjera más barata para realizar el trabajo doméstico, lo cual, según el experto, causa una disminución del poder adquisitivo de los consumidores y un aumento de la desigualdad en el reparto de la riqueza.

La economía de EE.UU. ya no se basa en la educación, el trabajo duro, los precios del mercado libre y su rendición de cuentas. En lugar de ello, la economía de Estados Unidos se basa en la manipulación de los precios, el control especulativo de los productos básicos, el apoyo del dólar por parte de los Estados títeres de Washington, estadísticas oficiales manipuladas y falsificadas, la propaganda de los medios financieros, y la inercia de los países, como Rusia y China, que resultan directamente perjudicados, tanto económica como políticamente, por el sistema de pagos en dólares, indica Roberts.

Una mirada no convencional al neoliberalismo y la globalización
Categorías: Alterglobalización