ATTAC España

Distribuir contido
Justicia económica global
Actualizado: fai 12 horas 15 min

Grecia: furia contra la extinción de la luz

fai 14 horas 1 min

Alejandro Nadal – Consejo Científico de ATTAC España

Las elecciones en Grecia han provocado un vendaval de esperanza. La democracia en Europa se erige hoy como una luz que rechaza extinguirse. Mientras el nuevo gobierno del partido de izquierda Syriza se organiza y el gabinete es confirmado, las implicaciones políticas y económicas comienzan a perfilarse.

La narrativa que los poderes establecidos han difundido sobre la irresponsabilidad del pueblo griego no tiene nada que ver con la realidad económica. Los bancos alemanes, franceses y holandeses lucraron con la burbuja que crearon en el espacio monetario europeo. Pero después de que reventara dicha burbuja, socializaron las pérdidas. El costo para el pueblo griego y, vale decir, para toda Europa es colosal. Hoy el pueblo griego está atravesando la espesa cortina de mentiras y con su voto ha colocado un gobierno en posición de poner un alto al oscurantismo neoliberal.

El equipo de economistas del nuevo gobierno en Atenas tiene una misión delicada que cumplir. La cartera del ministerio de Finanzas ha sido confiada al economista Yanis Varoufakis, un académico recién llegado al mundo de la política. Su trayectoria se concentró en la teoría de juegos, un universo de modelos abstractos donde el realismo económico es sacrificado en el altar de las matemáticas. Pero al pasar los años Varoufakis se percató de que había otra forma de pensar y hacer teoría y análisis económico, abandonó el limitado horizonte de la teoría de juegos y se trasladó al mundo de la teoría macroeconómica. Varoufakis terminó acercándose cada vez más a las posturas de la escuela post-keynesiana, cuerpo de análisis macroeconómico que rechaza las visiones fantásticas de la macroeconomía neoclásica y las remplazó con una visión rigurosa y realista sobre la dinámica de las economías capitalistas.

Pero Varoufakis no está solo. El equipo de negociadores que Atenas estará enviando al frente de batalla incluirá a Yanis Dragasakis, miembro del Partido Comunista griego que ha sido designado viceprimer ministro y cuyo rol incluye la coordinación de la política económica del nuevo gobierno. Dragasakis fue viceministro de finanzas de un gobierno interino entre 1989-1990. Giorgios Stathakis, otro académico de toda la vida y miembro del PC fue designado titular de una especie de súper ministerio económico encargado de desarrollo económico. Costas Lapavitsas es también un académico que se ha vinculado a los militantes de Syriza y mantiene una perspectiva post-keynesiana, con cierta influencia de marxismo.

En total, se trata de un grupo con fuertes conocimientos sobre la inestabilidad económica que caracteriza a cualquier economía capitalista. En vista de las difíciles negociaciones que tendrán que llevarse a cabo, la falta de experiencia en los corredores de la política del equipo de Syriza podría ser vista como una limitación. Sin embargo, será fuertemente compensada por el conocimiento de los mecanismos reales del mundo financiero y bancario. Está claro que la vieja clase política en Grecia, con su pereza mental y adicción a la corrupción y viejos sistemas clientelares, nunca entendió nada de lo que estaba pasando cuando el país ingresó a la unión monetaria o cuando estalló la crisis. Por eso su único reflejo fue hacer todo lo que se le indicó para socializar las pérdidas y trasladar el gravamen del endeudamiento especulativo al pueblo griego.

Buena parte de la prensa de negocios en Europa ha mantenido un tono estridente y ha señalado que el nombramiento de Varoufakis sólo confirma que Alexis Tsipras mantiene una estrategia de confrontación. Eso es falso. Varoufakis sabe muy bien que está entrando en un terreno delicado y sabrá manejarse con precaución. Pero lo que sí es cierto es que todo el equipo de Syriza está consciente de su responsabilidad histórica, no sólo frente a los votantes en Grecia, sino frente a Europa. La troika tendrá que aprender a ceder.

En realidad, el pueblo griego rechazó el domingo pasado un plan de austeridad que condujo a un desplome de 25 por ciento del PIB en cinco años, a un incremento de 190 por ciento en la tasa de desempleo, a una caída de 38 por ciento en los salarios, a un aumento de 98 por ciento en la pobreza, a un incremento de 43 por ciento en la tasa de mortalidad infantil y a una situación en la que el 30 por ciento de las empresas en funcionamiento hace seis años está hoy en bancarrota. Y, por si eso no fuera suficiente, la deuda como porcentaje del PIB pasó a 174 por ciento. Todo esto era previsible, por lo que los arquitectos de este programa de austeridad impuesto por la troika son culpables de un monumental acto de negligencia histórica.

La noche de la victoria electoral de Syriza el firmamento político en Europa se iluminó. Se ha abierto un nuevo capítulo en la lucha por rescatar a Europa de la pesadilla neoliberal. La batalla será dura y llena de peligros. Parafraseando el poema de Dylan Thomas, el nuevo ministro de finanzas anunció en su página (yanisvaroufakis.eu), “la democracia en Grecia ha enfurecido en contra de la extinción de la luz”.

Twitter: @anadaloficial

Artículo publicado en La Jornada

Categorías: Alterglobalización

Los derechos humanos flaquean en España

Xov, 29/01/2015 - 18:00

Amnistía InternacionalTercera Información

Un informe derevela las importantes y principales cinco vulneraciones a los derechos universales de las personas a las que debe poner fin el Estado español.

Amnistía Internacional ha hecho público un informe con motivo de la sesión del Examen Periódico Universal (EPU) que afrontará España mañana en Ginebra acerca de las principales vulneraciones de derechos humanos a las que debe poner fin el Estado español.

“España debe cambiar el rumbo de muchas de sus políticas si quiere aprobar este tipo de evaluaciones sobre la situación de los derechos humanos”, ha afirmado Ignacio Jovtis, portavoz de Amnistía Internacional, que estará presente en la sesión.

En su informe, Amnistía Internacional señala cinco recomendaciones principales sobre aquellos aspectos que considera prioritarios, con el fin de que los Estados participantes del EPU se hagan eco e insten a España a cumplir sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos.

En primer lugar, Amnistía Internacional exige que en las fronteras de Ceuta y Melilla se respete el principio de no devolución y se garantice el derecho de asilo para aquellas personas que huyen de violaciones de derechos humanos.

Respecto a las personas en situación administrativa irregular, la organización también solicita que se garantice el derecho a la salud sin ningún tipo de discriminación, algo que no se cumple desde la entrada en vigor de la reforma sanitaria en 2012.

Asimismo, la organización pide que, en un contexto de crisis económica, las autoridades se abstengan de aprobar reformas legislativas que limiten de forma desproporcionada el ejercicio de la libertad de reunión pacífica y de expresión, tal y como ha sucedido tras las últimas normativas del Código Penal y la Ley de Seguridad Ciudadana.

Además, Amnistía Internacional lamenta que la legislación española sigue sin eliminar el régimen de incomunicación que impide a las personas acusadas de ciertos delitos mantener contacto sus familiares abogados, médicos de su elección durante un plazo máximo de 13 días.

El informe de Amnistía Internacional también reclama dentro de sus principales recomendaciones que la reforma del Código Penal recoja la tipificación de los delitos de tortura y desaparición forzada conforme al derecho internacional.

En este sentido, también solicita al Estado español que luche contra la impunidad y asegure la reparación a todas las víctimas de violaciones de derechos humanos, como las que sufrieron abusos durante la guerra civil y el franquismo.

Por último, Amnistía Internacional reclama que España derogue las disposiciones a la Ley Orgánica del Poder Judicial que limitan la posibilidad de que se pueda investigar y llevar a juicio a presuntos autores de crímenes de derecho internacional en aplicación del principio de jurisdicción universal.

Examen a los derechos

El Examen Periódico Universal (EPU) es un mecanismo del Consejo de Derechos Humanos mediante el cual se vigila el cumplimiento de los 192 Estados miembros de la ONU de sus obligaciones y compromisos en materia de derechos humanos.

De este modo, la delegación española afrontará mañana un diálogo de tres horas con otros países miembros de la ONU sobre los principales aspectos en derechos humanos en España. Tras la consulta, se elabora un informe en el que se incluyen las recomendaciones formuladas por los diferentes países en el EPU.

España se enfrentó en 2010 a este examen. Amnistía Internacional ya expresó su preocupación de que España no aceptara algunas de las recomendaciones que se le hicieron, y otras que sí asumió luego no han sido cumplidas realmente.

Amnistía Internacional confía en que los Estados que forman parte del EPU incluyan las recomendaciones que propone la organización, y que España no sólo las acepte sino que también las ponga en práctica lo antes posible.

https://www.es.amnesty.org/noticias…

Foto portada autor: Ramón Fornell / DISO Press

Categorías: Alterglobalización

El Foro de Davos, Grecia, España y… Podemos

Xov, 29/01/2015 - 13:00

Jaime Pastor - Viento Sur

El encuentro que tradicionalmente se desarrolla en Suiza a finales de enero de cada año es, como se sabe, lugar de reunión de las elites económicas y políticas mundiales. Constituye una ocasión para hacer diagnósticos sobre los riesgos y amenazas que acechan al mundo… capitalista y proponer a continuación algunas terapias (generalmente, de choque), destinadas a generar “confianza” y mejorar las expectativas de rentabilidad del capital en estos años turbulentos. Por eso a principios de este siglo surgió el Foro de Porto Alegre como espacio alternativo y lugar de reflexión, mestizaje y propuestas de acción de un “movimiento de movimientos” que, frente al triunfalismo que acompañaba a la globalización neoliberal, apostaba por el eslogan de que “Otro Mundo es Posible”. Hoy, cuando a aquel “efecto riqueza” le sustituye un brutal “efecto pobreza”, toca resucitar un nuevo ciclo de luchas similar, con mayores razones si cabe dentro de nuestro continente contra el Gran Saqueo del que el pueblo griego es la principal víctima.

El Foro de este año va precedido de un Informe, elaborado a partir de las opiniones de “expertos”, que suele pasar sin pena ni gloria por las sesiones en el balneario suizo, dedicadas principalmente a ofrecer un “relato” que aparente confianza en que la salida al estancamiento en que se encuentra la economía capitalista está cerca. El Informe que se presenta ahora destaca como los cinco principales riesgos por su probabilidad los siguientes: los conflictos entre estados con consecuencias regionales, los fenómenos meteorológicos extremos, las deficiencias de la gobernanza nacional, el colapso o crisis de muchos Estados y, finalmente, el desempleo o subempleo estructurales. En cuanto a los cinco principales riesgos globales por su impacto, éstos serían: las crisis generadas por conflictos por el agua, la propagación rápida y masiva de enfermedades infecciosas, las armas de destrucción masiva, los conflictos entre Estados con consecuencias regionales y, por último, la falta de adaptación al cambio climático.

Detrás de esta relación no exhaustiva de riesgos –cuya lista completa es de 28- resulta sencillo comprobar la mezcla de problemas de distinto orden y alcance a corto, medio o largo plazo. En ellos no es fácil separar lo que para sus autores es urgente de lo que es importante, como es el caso del cambio climático o la lucha contra el empobrecimiento creciente de la mayoría de la humanidad. Con todo, lo más relevante es que, como ya estaba ocurriendo en los últimos años, cada vez resulta más evidente que quienes escriben estos informes no pueden ocultar la creciente interdependencia de las distintas crisis que están afectando al mundo diseñado y construido por el capitalismo financiarizado a lo largo de los pasados decenios.

Es un cambio de época, una transición en muy diferentes órdenes, la que estamos viviendo, sin que los mismos thinktank del capitalismo sepan muy bien cuál es el “modelo” del nuevo “orden productivo y de gobernanza global” a poner en pie. “El único concierto realmente global en la actualidad es el desconcierto”, escribía recientemente un analista sobre las elites reunidas en Davos. Eso sí, cualquier proyecto tendrá que partir, según ellos, del final definitivo de las conquistas desde abajo logradas tras la derrota del nazismo y del fascismo: la del “contrato social” implícito que, al menos en el centro de la economía capitalista, había permitido una relativa paz social. Por eso ahora su gran reto es cómo contrarrestar los déficits de legitimidad de un sistema que se anuncia como crecientemente injusto, desigual (no solo en el plano social, aunque es este “descubrimiento” el que ha facilitado el éxito del libro de Piketty en el mundo anglosajón, sino también entre géneros, pueblos, etnias y culturas) y ecocida. Un “capitalismo real”, por tanto, sin las bases materiales suficientes para garantizar el consentimiento (aunque solo sea por falta de alternativas) en las mayorías sociales y, además, sin esas “clases medias” (otro mito a enterrar) que le daban cierta estabilidad política. De ahí la búsqueda de nuevos “enemigos” y el retorno de los “nacionalismos de Estado” y de las políticas de la “preferencia nacional”, en beneficio de las nuevas derechas extremas.

Parece, pues, evidente que en función de hacer compatible ganarse la “confianza” del capital y lograr una relegitimación a través de una “cohesión nacional” que niegue la lucha de clases, retorna la geopolítica al primer plano (como se reconoce en el Informe mencionado),con un EE UU “recuperado”, más muros visibles e invisibles y una nueva militarización del mundo y de nuestras propias sociedades, como está ocurriendo ahora tras los atentados en Francia. Dentro de este clima de inseguridad y miedo fomentado por los grandes medios de comunicación en poder del 1% de la población mundial, reunidos también en Davos… y en Madrid/1, hasta la democracia representativa, versión convencional de lo que se entiende como ejercicio de la “soberanía nacional”, aparece como un lujo que sólo algunos países se pueden permitir. De ahí el temor a los resultados en Grecia de este domingo y a lo que pueda ocurrir en los procesos electorales que vamos a vivir en el Estado español a lo largo de este año.

No cabe sorprenderse, por tanto, de que la búsqueda de paradigmas a seguir recurra al ejemplo de un país como Singapur, gobernado por una dictadura “electoral”, como ya proponían Hayek, Friedman y Thatcher, ya que continúa contando con la mejor calificación en el índice de transparencia para hacer negocios. En el ámbito de la eurozona no es fácil decir esto alto y claro y por eso parecen contentarse con la tesis de una “democracia adaptada al mercado”, como propone Angela Merkel; o sea, dejar la democracia en suspenso para sustituirla por la deudocracia. Será ésta sin duda la que tratarán de seguir imponiendo al pueblo griego en caso de victoria de Syriza: obligarle a elegir entre su voto y el que todos los días hacen los mercados financieros para forzarle a renunciar a su programa de recuperación de la dignidad y la soberanía popular frente al saqueo sufrido.

Curiosamente, según las crónicas que nos llegan desde la prensa de referencia dominante sobre la reunión de Davos, parece que es España la que aparece como “modelo” a seguir frente al camino alternativo que puede abrirse en Grecia. Se puede leer, por ejemplo, en El País (según nos cuenta Alicia González, pareja, por cierto, del cleptócrata Rato) del 23 de enero, que el presidente de Bridgewater, el mayor fondo de alto riesgo del mundo, Ray Dalio, opina que “España ha hecho un gran trabajo y en cierta medida es un modelo de reformas, junto a otros países como Irlanda”, ya que “ha sido capaz de inspirar confianza”. Este mismo personaje añade además: “En España Podemos es un partido extremista que puede minar la productividad”… ¿Quién da más para fomentar el discurso del miedo y confirmar que, efectivamente, como denuncia desde hace años Boaventura de Sousa Santos, es a un “fascismo financiero”, para el que todo vale, al que tendremos que hacer frente en los próximos años?

Estamos entrando así en un período en el que, como puede comprobarse, la “guerra sucia” de los de arriba no se va a detener ante ningún escrúpulo moral para lograr sus objetivos. La política de la mentira es su regla y frente a ella solo cabe la “política de la verdad”, la denuncia permanente de los intereses que están detrás de ellos, demostrando la incompatibilidad entre sus ganancias, por un lado, y nuestros derechos fundamentales y necesidades básicas, por otro. Una política alternativa que ha de tener como aspiración la ruptura con el despotismo austeritario dentro de la eurozona y que solo podremos alcanzar si somos capaces de combinar protesta, propuesta y, allí donde consigamos derrotar a los partidos de “la casta”, capacidad de gobernar para transformar y no para resignarnos a políticas del mal menor y de un reformismo meramente defensivo.

Porque, no hay que dejar de insistir en esto, sin empoderamiento popular, sin voluntad colectiva de cambio expresadano solo electoralmente sino también en las calles, plazas y centros de trabajo, no hay garantías de que podamos “ganar” en este cambio de época que para los y las de abajo puede empezar ahora. Pero para eso hemos de ser conscientes de la interdependencia de nuestras luchas en esta Europa secuestrada por los mercados y por eso, como escribíamos en un artículo reciente/2, un nuevo internacionalismo entre los pueblos de este continente es más que necesario: es imprescindible si queremos “ganar”.

Jaime Pastor es profesor de Ciencia Política de la UNED y editor de VIENTO SUR

Notas

1/Andy Robinson, “Oligarcas y editores: de Atenas a Davos”, Contexto y Acción, ctxt, (http://ctxt.es/20150122/politica/166/Oligarcas-y-editores-de-Atenas-a-Davos-Internacional-Rebelion-en-la-periferia-sur.htm

2/Gerardo Pisarello y Jaime Pastor, “Lo que nos jugamos en Grecia”, Público, www.vientosur.info/spip.php?article9744

Categorías: Alterglobalización

¡Vaya, soy un terrorista!

Xov, 29/01/2015 - 09:00

Antonio Aramayona – ATTAC España

Nunca hubiera pensado llegar a tan abyectas capas de cívica inmoralidad, pero la ley es la ley: legalmente, soy un terrorista. Nos habían acostumbrado a que terroristas fueran solo los miembros de ETA o los GRAPO, y los que vuelan torres, trenes y mercados en nombre de su dios único y verdadero y su profeta. Sin embargo, la legalidad me abre los ojos y entonces puedo contemplar con clarividencia que también yo soy terrorista.

Paso la mañana en un portal de la céntrica calle Alfonso I de Zaragoza por lo que resulto ser un “escrachador” y por consiguiente un “terrorista”.

En efecto, entre las enmiendas presentadas por el grupo parlamentario del Partido Popular en su reforma del Código Penal se incluye un elenco de nuevas prácticas terroristas: por ejemplo, los piquetes en una huelga, los alborotadores en un acto público y sesudo de la autoridad competente y… los escraches. Pues bien, resulta que todas las mañanas del año, desde el 3 de junio de 2013, me someto a una mutación poco común y me convierto en “perroflauta” (paso la mañana en un portal de la céntrica calle Alfonso I de Zaragoza) “motorizado” (desde hace ocho años voy en silla de ruedas con motor). Ese portal corresponde a la vivienda de la Consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, y allí me planto desde hace veinte meses portando un cartel que informa de que allí vive la mencionada señora y de que allí estoy reivindicando la escuela pública y laica y denunciando los recortes en el ámbito educativo perpetrados por Mariano Rajoy y Luisa Fernanda Rudi, Presidentes del Gobierno español y aragonés, respectivamente. Suelen llamar a tal situación “escrache”, por lo que resulto ser un “escrachador” y por consiguiente un “terrorista”.

Mi terrorismo tiene aristas que me significan incluso como terrorista empedernido, pues no pienso moverme de allí mientras me resten vida y fuerzas, y de allí no me han movido hasta el momento cuatro sanciones administrativas (la última, aún pendiente y en recurso de alzada, de 600 euros de vellón), múltiples visitas de la policía y un juicio por lo penal del que he salido indemne e inocente según el Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza y, tras recurso del Fiscal, también según el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

Siempre creí que terrorismo es principalmente cargarse impunemente a un millón de personas sobre la base de mentiras y de intereses bastardos de las multinacionales petrolíferas, o dejar en la calle a una familia sin recursos económicos y con tres hijos pequeños porque el banco de turno o el fondo buitre de inversión así lo dictaminan (eso sí, acogiéndose a la misma legalidad que me declara terrorista); o que un ayuntamiento ponga marquesinas “antimendigos” en las paradas de bus para que no puedan tumbarse y dormir allí; o que un país tenga dinero para aviones y blindados, pero no para medicinas necesarias para los enfermos de Hepatitis C; o que centenares de políticos corruptos estén tan ricamente en la calle tras pagar la fianza que se les haya puesto por delante; o que se cite a enfermos de alto riesgo para el año 2017 “por error”; o que gobierne en un país un Partido infestado de dinero negro, corrupciones y corruptelas; o que haya más de cinco millones de personas en paro; o que mueren diariamente de hambre 35.000 niños en el mundo; o que… o que…

Padecemos a un ministro del Interior que, tras dedicar medallas a sus Vírgenes u orar fervientemente en la basílica del Valle de los Caídos, confunde “paz social” con ausencia de protesta social. Padecemos a la vez a una ciudadanía a la que mayoritariamente le importa un higo todo esto o al menos disimula todo lo posible y mira hacia otro lado, no sea que le quiten la pensión de la abuela o el televisor de 3D. Y así nos va…

Dice la enmienda 874 del Código Penal que cualquier delito que persiga “alterar gravemente el funcionamiento de las estructuras básicas políticas” también será considerado terrorismo. Y no digo a dónde mando en estos momentos esas estructuras básicas políticas por no aumentar más mi grado de inserción en el terrorismo.

Por otro lado, he asistido a muchas manifestaciones y concentraciones, he redactado y apoyado muchos escritos en defensa de la escuela pública y contra los desmanes cometidos regularmente por distintos gobernantes. Durante una temporada ocupé también Bancos, Cajas, Delegaciones de Hacienda, pero observé que nada de eso hace daño al poder instituido (daño, nunca violento, solo en el sentido de efectividad y contundencia). Por eso, resolví permanecer cada mañana, de lunes a viernes, en el portal de la vivienda de una Consejera de Educación de este país. Y mantengo la esperanza de que un día prenda la mecha y haya muchos “portales” en muchas ciudades defendiendo los derechos y las libertades de la ciudadanía y denunciando la demolición sistemática de los mismos. En cualquier caso y ocurra lo que ocurra, siempre nos restarán la huelga general indefinida y la desobediencia civil, polícroma, noviolenta y ajustada a cada circunstancia.

Profesor de Filosofía y escritor*

http://www.antonioaramayona.com/

http://lautopiaesposible.blogspot.com/

@antaramayona

*Antonio Aramayona, un perroflauta motorizado, sin flauta y sin perro, pero con una silla de ruedas con motor, que lleva desde el 3 de junio de 2013 apostado diariamente en el portal de la vivienda de la Consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón en defensa de la escuela pública y laica y contra los recortes perpetrados en el ámbito educativo, lo que hasta la fecha le ha costado cuatro sanciones y una citación a juicio penal en el que se me ha declarado inocente.

Por otro lado, soy un perpetuo aspirante a filósofo (es decir, a intentar constantemente aproximaciones al mundo y a la vida con otra mirada), por lo que he procurado siempre enseñar apasionadamente filosofía y ética en distintos Institutos de Secundaria de Madrid y Zaragoza (pienso que cualquier otra forma de enseñarlas sería un acto mecánico y baldío).

Durante 20 años he estado escribiendo cada semana un artículo de opinión en El Periódico de Aragón. Ahora lo hago en Huffington Post. También colaboro en otras publicaciones, principalmente sobre educación y política, y he escrito unos cuantos libros (Con otra mirada (1998), Del amor y otras soledades (2009), ¿dios? (2010) y Sonrisas y lágrimas (con algún que otro bostezo) en la escuela (2011).

Soy socio activo, entre otras asociaciones, de ATTAC, DMD y Europa Laica. Ante todo, soy millonario (en afecto): tengo dos hijos que me producen un mar de bienestar y sano orgullo y además tengo un@s buen@s amig@s. Desde 2007, mi vida va sobre ruedas.

Artículo publicado en Crónica Popular

Categorías: Alterglobalización

Jornada laboral, productividad e intensidad tecnológica

Xov, 29/01/2015 - 07:00

Eduardo Garzón Espinosa – Consejo Científico de ATTAC España

Artículo escrito en colaboración con Carlos Martínez Núñez en Fundación por Europa de los Ciudadanos

Cuando se comparan las horas trabajadas en un país con la productividad de toda su economía parece existir cierta relación inversa: donde se trabaja menos horas la renta generada por hora (productividad) es mayor, y donde se trabaja más horas la productividad es menor. En el gráfico 1 se puede observar esta correlación entre las dos variables para las economías más importantes de la Unión Europea, si bien es cierto que hay economías como Portugal e Irlanda que se alejan bastante de la relación ideal, y otras como Alemania y los Países Bajos que también se alejan notablemente (aunque menos). Así, en países como Grecia, Portugal, Italia y España se trabaja muchas más horas al año y sin embargo la cantidad de euros generados cada hora es reducida; y lo contrario ocurre en países como Dinamarca, Países Bajos, Francia y Alemania.

Que exista una correlación más o menos visible entre dos variables no quiere decir que una de ellas sea consecuencia de la otra. Muchas personas podrían interpretar (y lo hacen) este gráfico de la siguiente forma: cuantas más horas se trabaje menor será la productividad porque jornadas laborales extensas cansan mucho y merman el rendimiento del trabajador, ergo para mejorar la productividad sería conveniente reducir la jornada laboral. Sin embargo, un análisis más profundo revela que esa lectura es errónea.

Sin dejar de reconocer que en determinadas empresas o subsectores de la economía una reducción de la jornada laboral puede ser muy positivo para la productividad (precisamente y fundamentalmente por el citado argumento del cansancio), es importante señalar que las enormes diferencias mostradas en el gráfico no pueden ser solventadas sólo reduciendo la jornada laboral. Lo que los griegos podrían mejorar en productividad reduciendo el tiempo de trabajo quizás se notaría en la empresa en la que ocurriera, pero sería imperceptible para el conjunto de toda la economía. ¿Alguien en su sano juicio puede creer que si los griegos trabajasen 700 horas menos al año lograrían aumentar su productividad hasta las cotas alemanas? Es evidente que hay algo más y de muchísima más importancia detrás de estas dos variables.

Al fin y al cabo estamos hablando de una posible correlación falsa o espuria. Es decir, una correlación bastante limpia entre dos variables (con una relación más o menos lineal como la del gráfico 1) pero cuya causalidad no existe directamente entre las mismas. Un ejemplo de correlación espuria es la que existe entre la altura de los ciudadanos españoles y su nivel de renta. Si uno observa los datos descubre que en efecto hay relación: los españoles más altos suelen ser los que más ingresos tienen y los más bajos los que menos. Pero eso no quiere decir que el hecho de ser alto tenga como consecuencia que se cobre más, sino que hay otra variable que explica esa relación pero que permanece al margen (por eso se llama “variable escondida”). En este caso la variable escondida es el sexo: las mujeres suelen ser más bajas que los hombres y también las que menos ingresos reciben porque hay menos mujeres que hombres en el mercado laboral y porque ellas suelen acceder a empleos de menor remuneración. Por lo tanto, lo que explica que los españoles más bajos cobren menos no es su altura, sino su sexo.

Si la variable de horas trabajadas no es la que explica la productividad, ¿cuál es entonces la que lo hace (y por lo tanto la variable escondida)? En realidad hay muchas, y todas ellas tienen explican en cierto grado el nivel de productividad. Sin embargo, hay una variable que por su importancia destaca sobre todas las demás: el peso de los sectores intensivos en tecnología.

La explicación económica es la siguiente. La productividad es una variable que mide lo que se produce en cada hora de trabajo [1] (y se expresa en euros por hora trabajada). Por tanto, en el análisis de la productividad es muy importante tener en cuenta (mucha gente no lo hace) qué es lo que se produce, porque hay productos que por naturaleza son susceptibles de producirse más rápido y otros más lento. Por ejemplo, en una hora de trabajo no es lo mismo lo que se produce en una peluquería que en una fábrica de automóviles. Es evidente que en el primer caso la productividad es muy inferior, porque el peluquero no tiene forma humana de realizar su servicio de forma más rápida (hacerlo incluso podría ser perjudicial para su negocio) porque sus habilidades están limitadas y las herramientas que utiliza (maquinilla, tijeras, etc.) tienen un tope a la hora de facilitar el trabajo. En cambio, en una fábrica de automóviles la robotización y automatización de la producción incrementan enormemente la velocidad de la fabricación, de forma que su productividad es mucho más elevada que en el caso de la peluquería. Y ello no depende de la habilidad o conocimientos del trabajador o trabajadora, sino de la propia naturaleza de lo que se produce.

Otra cuestión crucial a tener en cuenta es que al medir la productividad en euros por hora trabajada, el precio de los productos importa. En el ejemplo anterior, incluso en el hipotético caso de que un peluquero atendiese en una hora a más personas que automóviles fuesen producidos, la productividad de la fábrica sería mayor, porque cada automóvil sería vendido por un precio muy superior (y por lo tanto ofrecería un valor añadido también muy superior) al que se ofrecen los servicios de peluquería. De nuevo, en la productividad no importa tanto la habilidad del trabajador como la naturaleza del producto [2].

Precisamente existe una determinada relación entre los productos que son susceptibles de producirse a mayor velocidad con los productos que mayor precio tienen [3]. El punto de unión es la tecnología, que al mismo tiempo que permite que el proceso de producción sea acelerado, suele permitir que el producto sea valorado por su intensidad tecnológica y no por su bajo precio, de forma que el vendedor tiene mayor margen para aumentar el precio. Por todo ello, los bienes y servicios intensivos en tecnología suelen ser los que mayor productividad tienen.

Vamos a ver si el componente energético puede ser la variable escondida que explica fundamentalmente la productividad. En el gráfico 2 se presenta la relación que existe entre la productividad y el peso de los sectores de alta y media-alta tecnología [4] para los mismos países de la Unión Europea que en el gráfico anterior.

Parece que existe una cierta correlación, aunque es incluso más imprecisa que la del gráfico 1 debido fundamentalmente a los casos extremos de Irlanda –otra vez– y Finlandia. Los países con mayor peso de sectores de alta y media alta tecnología suelen ser los que mayor productividad presentan, y al revés. Así, países como Grecia, Portugal, España e Italia tienen un peso reducido en estos sectores y al mismo tiempo presentan una productividad moderada; lo contrario ocurre en países como Dinamarca, Países Bajos, Francia y Alemania.

La distancia con una correlación ideal entre ambas variables así como la prudencia nos invitan a no extraer conclusiones precipitadas. Al fin y al cabo sabemos que el peso de los sectores intensivos en tecnología no es el único factor que explica la productividad de una economía y que hay muchos más que no se han abordado. No obstante, el apoyo teórico y la evidencia empírica mostrada parecen suficientes para al menos reconocer el importante rol que tiene el componente tecnológico de los productos a la hora de explicar la productividad de la economía. Además, ahora sí nos parecería más plausible que Grecia alcanzara las cotas alemanas de productividad simplemente aumentando en la misma cuantía el peso de los citados sectores económicos. Por otro lado, esta variable “escondida” explica en parte la correlación falsa del gráfico 1: en los sectores de media y baja tecnología se suele trabajar más horas precisamente para compensar los bajos niveles de productividad que suelen registrar. Por eso, la tecnología es a las horas trabajadas lo que el sexo a la altura en el ejemplo anterior de correlación falsa.

 

[1] En realidad es el valor añadido de lo que se produce, que es la diferencia entre el precio final de venta y el coste de producción. Pero para la explicación teórica ofrecida la distinción es irrelevante.

[2] En este caso el margen del precio (el mark-up) depende también mucho de la competencia en el mercado, pero ello es algo que suele venir recogido en la propia naturaleza del producto.

[3] Obviamente no siempre es así: hay productos que se fabrican de forma muy lenta y que tienen un alto valor añadido (véase edificios o bisutería), y otros que se fabrican de forma muy rápida y que tienen un bajo valor añadido (véase algunos productos textiles o derivados de papel).

[4] Atendiendo a la clasificación NACE 1.1 estos sectores son:

a) en manufactura: farmacia, informática, telecomunicaciones, instrumentos especializados, aeronáutica, química, maquinaria eléctrica y no eléctrica, automoción, vehículos de transporte; b) en servicios: telecomunicaciones, informática, y desarrollo e investigación.

Saque de Esquina

Categorías: Alterglobalización

Gates, ayudas que le ayudan

Mér, 28/01/2015 - 18:00

Gustavo Duch – Consejo Científico de ATTAC España

Pensemos que usted o yo somos multimillonarios y desde los mejores sentimientos constituimos una fundación solidaria. Por ejemplo, para apoyar la investigación del cáncer de pulmón. Y que mientras entregamos fondos para dicha causa pensamos a la vez en cómo aumentar el patrimonio económico de la fundación. Es entonces cuando, escuchando a asesores de inversión económica, colocamos el dinero en acciones de empresas tabacaleras. Y ya hemos caído en la viciosa situación de que cuanto mejor funcione el negocio tabacalero, más bondadosos podremos ser.

Bien, pues más o menos así son las prácticas de la mayor fundación filantrópica del mundo, la Fundación Bill y Melinda Gates, con un fondo de donaciones de 40.000 millones de dólares. Así lo denunciaron ya en el 2007 Piller, Sanders yDixon en Los Angeles Times con el ejemplo de una niña de Nigeria que gracias a la fundación de Gates era vacunada contra la poliomielitis, aunque lo que preocupaba a su madre era una tos que no remitía a causa de los humos de las petroleras que hurgaban muy cerca. Entre ellas, la italiana ENI, que contaba entre sus inversores con el dinero de la Fundación Gates. Hasta esa fecha, la fundación había donado 218 millones de dólares contra la poliomielitis y el sarampión, e invertido 423 en corporaciones petroleras.

Si afinamos en las actividades de la fundación podemos ver en el ámbito agrario y alimentario escenarios parecidos. En concreto, observamos que el incremento de fondos dedicados a apoyar programas en África, supuestamente para luchar contra la malnutrición, ha sido paralelo a la inversión en empresas del sector agrario como Cargill (la mayor comercializadora mundial de granos) o Monsanto (líder en el negocio de semillas y pesticidas), responsables, por su comportamiento acaparador, de muchas pobrezas en el ámbito rural.

Pero sobre las ayudas de la Fundación Gates a la agricultura empobrecida de África podemos defender una tesis más atrevida aún: con los supuestos fondos solidarios, lo que busca la fundación no es frenar el hambre o la malnutrición en África, sino permitir el avance de los negocios agrícolas en los que ha depositado su dinero. Me remito a los datos de la organización GRAIN tras analizar detalladamente el conjunto de las donaciones (3.000 millones de dólares) de la Fundación Gates a la agricultura entre el 2003 y septiembre del 2014.

En este análisis se llega objetivamente a cuatro conclusiones. La primera se basa en contabilizar el lugar al que van estas contribuciones: aproximadamente el 50% a organismos internacionales y regionales (que luego comentaremos), mientras que el 80% de la otra mitad acaba en organizaciones de investigación y desarrollo de Europa y Estados Unidos. En concreto, el 79% de las donaciones de la fundación a universidades y centros de investigación fueron a EEUU y Europa, y un escaso 12% para beneficiarios de África. Y si revisamos el apoyo a las oenegés vemos como tres cuartas partes de los 669 millones de dólares que la Fundación Gates ha entregado han ido a parar a organizaciones con sede en EEUU, mientras que las oenegés con base en África reciben un escaso 4%. Es decir, la Fundación Gates lucha contra el hambre en el Sur entregando dinero al Norte.

La segunda conclusión se basa en quién y a qué dedican los fondos los receptores de las ayudas de Gates. Y ahí es donde vemos el predominio de tres organizaciones internacionales y regionales -la AGRA (Alianza para la Revolución Verde en África), la AATF (Fundación Africana de Tecnología Agrícola) y el CGIAR, un consorcio de 15 centros internacionales de investigación agrícola- cuyas misiones son la expansión de una agricultura industrializada en África en base a semillas patentadas y un alto uso de fertilizantes y pesticidas. Es decir, la Fundación Gates facilita recursos económicos a la agricultura de las multinacionales y no a la agricultura campesina. Pero es que, además, estas organizaciones son tan influyentes en las políticas agrarias de muchos países africanos que la tercera conclusión es que las donaciones otorgan a Gates la capacidad de influir directamente en las decisiones que en materia agrícola se toman en África.

Por último, el análisis de GRAIN no ha encontrado que ninguna de las ayudas de la fundación se dedique a apoyar las iniciativas del propio campesinado africano y su manera de entender la agricultura. Al contrario, ayudan a su propio negocio agrícola, y valga un ejemplo: 4,3 millones de dólares que Gates entregó a la AGRA se han convertido en un apoyo a los distribuidores de productos agrícolas en Malaui, que compran el 67% de sus productos a Monsanto, donde Gates invirtió. Así, el dinero circula pero el hambre no se detiene.

Palabre-ando

Categorías: Alterglobalización

“Los revolucionarios no hemos venido para administrar de mejor forma el capitalismo”

Mér, 28/01/2015 - 13:00

Álvaro García Linera

Discurso del Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Álvaro García Linera, que fue leído en la sesión de posesión del Presidente Evo Morales y del mismo Vicepresidente, el 22 de enero 2015.

Los bolivianos y la mayor parte de América latina estamos viviendo una década extraordinaria de luchas y grandes conquistas populares.La movilización de identidades populares, indígenas, campesinas, obreras y juveniles han cambiado y están cambiando las estructuras políticas y económicas dando lugar a la mayor concentración de gobiernos progresistas y revolucionarios de nuestra historia.

América Latina se ha puesto a la vanguardia mundial de la construcción de sociedades post-neoliberales. Mientras que en el resto del mundo, el neoliberalismo aun sigue destruyendo sociedades y economías populares, en Latinoamérica ya no es más que un triste recuerdo arqueológico.

Hemos nacionalizado recursos naturales devolviendo a los estados del continente la base material de la soberanía extraviada; hemos distribuido la riqueza entre los más necesitados creando Estados sociales protectores y equitativos; hemos dinamizado y diversificado la economía apuntalando la creatividad de los productores; millones de jóvenes han accedido a la educación escolar y universitaria y otros tanto al empleo, renaciendo en sus espíritus la esperanza de unas patrias dignas.

El continente está rompiendo tutelajes y ´padrinazgos obscenos y ha retomado su capacidad de decidir su propio destino.

Las naciones indígenas oprimidas por siglos, los movimientos sociales explotados por décadas no solo han retomado el protagonismo histórico sino que, como en Bolivia, se han vuelto poder de Estado y hoy conducen el país.

Se ha avanzado en 10 años más que en los 200 años anteriores. Pero no basta.

El despertar revolucionario de los pueblos ha abierto un horizonte de posibilidades mucho más profundo, mucho más democrático, mucho más comunitario, es decir socialista, al que no podemos renunciar, sino es a riesgo de una restauración conservadora en la que ni siquiera la memoria de los muertos estará a salvo.

SOCIALISMO no es una etiqueta partidaria pues muchas veces esos solo ha servido para camuflar la aplicación de la barbarie neoliberal.

Socialismo tampoco es un decreto, porque eso sería reducir la acción colectiva del pueblo a una decisión administrativa de funcionarios públicos.

Socialismo tampoco es estatizar los medios de producción. Eso ayuda mucho a redistribuir riqueza, pero la estatización no es una forma de propiedad comunitaria ni una forma de producción comunitaria de la riqueza.

El Capitalismo es una civilización que ha subordinado todos los aspectos de la vida a una maquinaria de acumulación de ganancias. Desde el comercio, la producción, la ciencia y la tecnología, la educación, la política, el ocio, la naturaleza misma, todo, absolutamente todo ha sido pervertido para ser sometido a la dictadura del lucro.

Y para ello, paradójicamente el Capitalismo se ha visto obligado a despertar de manera mutilada, parcial, a fuerzas comunitarias, como la interdependencia entre los seres humanos, como el mercado mundial, como la ciencia y las tecnologías o el internet, pero para someterlas al servicio de la ganancia monetaria ilimitada de pocos.

Y es por ello que lo que algún día tendrá que sustituir al Capitalismo como sociedad, necesariamente tendrá que ser otra Civilización que libere e irradie a escala mundial todas esas fuerzas y poderes comunitarios hoy existentes pero sometidas al lucro privado.

Marx llamaba a esto la Comunidad Universal; otros le llaman el ayllu planetario; otros el vivir bien. No importa el nombre, sino el contenido de comunitarización universal y total de todas las relaciones humanas y de los humanos con la naturaleza.

Pero para que esta nueva civilización comunal triunfe se requiere un largo y complicado proceso de transición; un puente. Y a ese puente es que llamamos Socialismo.

El Socialismo es el campo de batalla dentro de cada territorio nacional entre una civilización dominante, el capitalismo aun vigente, aun dominante, pero decadente, enfrentado contra la nueva civilización comunitaria emergente desde los intersticios, desde las grietas y contradicciones del propio capitalismo. Comunitarismo inicialmente minoritario como gotas en el desierto; luego como diminutos hilos de agua que a veces se secan, se interrumpen abruptamente, y luego renacen, y a la larga s suman y se vuelven riachuelo; luego rio; luego lago; luego mar.

El socialismo no es una nueva civilización; no es una economía o una nueva sociedad. Es el campo de batalla entre lo nuevo y lo viejo, entre el capitalismo dominante y el comunitarismo insurgente. Es la vieja economía capitalista aun mayoritaria gradualmente asediada por la nueva economía comunitaria naciente. Es la lucha entre el viejo estado que monopoliza decisiones en la burocracia y un nuevo Estado que cada veza democratiza mas decisiones en comunidades, en movimientos sociales, en la sociedad civil.

Socialismo es desborde democrático; es socialización de decisiones en manos de la sociedad auto organizada en movimientos sociales.

Socialismo es la superación de la democracia fósil en la que los gobernados solo eligen gobernantes pero no participan en las decisiones sobre los asuntos públicos.

Socialismo es democracia representativa en el parlamento más democracia comunitaria en las comunidades agrarias y urbanas más democracia directa en las cales y fabricas. Todo a la vez, y todo ello en medio de un Gobierno revolucionario, un Estado de los Movimientos Sociales, de las clases humildes y menesterosas.

Socialismo es que la democracia en todas sus formas envuelva y atraviese todas las actividades cotidianas de todas las personas de un país; desde la cultura hasta la política; desde la economía hasta la educación.

Y por supuesto, socialismo es la lucha nacional e internacional por la ampliación de los bienes comunes y de la gestión comunitaria de esos bienes comunes, como son el agua, la salud, la educación, la ciencia, la tecnología, el medioambiente….

En el Socialismo coexisten muchas formas de propiedad y de gestión de la riqueza: esta la propiedad privada y la estatal; esta la propiedad comunitaria y la cooperativa. Pero hay solo una propiedad y una forma de administración de la riqueza que tiene la llave del futuro: la Comunitaria, que solo surge y se expande en base a la acción voluntaria de los trabajadores, al ejemplo y experiencia voluntaria de la sociedad.

La propiedad y gestión comunitaria no puede ser implantada por el Estado. Lo comunitario es la antítesis de todo estado. Lo que un Estado revolucionario, socialista puede hacer, es ayudar a que lo comunitario que brota por acción propia de la sociedad, se expanda, se fortalezca, pueda superar obstáculos más rápidamente. Pero la comunitarización de la economía solo puede ser una creación heroica de los propios productores que deciden exitosamente asumir el control de su trabajo a escalas expansivas.

Socialismo es entonces un largo proceso de transición en el que estado revolucionario y Movimientos Sociales se fusionan para que día a día se democraticen nuevas decisiones; para que día a día más actividades económicas entren a la lógica comunitaria en vez de la lógica del lucro.

Y como esta revolución la hacemos desde los andes, desde la amazonia, desde los valles, los llanos y el chaco, que son regiones marcadas por una historia de antiguas civilizaciones comunitarias locales; entonces nuestro socialismo es comunitario por su porvenir pero también es comunitario por su raíz, por su ancestro. Porque venimos de lo comunitario ancestral de los pueblos indígenas, y porque lo comunitario está latente en los grandes logros de la ciencia y la economía moderna, el futuro será necesariamente un tipo de socialismo comunitario nacional, continental y a la larga planetario.

Pero a la vez, el socialismo para el nuevo milenio que se alimenta de nuestra raíz ancestral, incorpora los conocimientos y las practicas indígenas de dialogo y convivencialidad con la madre tierra.

El rescate del intercambio metabólico vivificante entre ser humano y naturaleza practicado por las primeras naciones del mundo, por los pueblos indígenas, es la filosofía del Vivir Bien; y está claro que no solo es la manera de enraizar el futuro en raíces propias; sino que además es la única solución real a la catástrofe ambiental que amenaza la vida entera en el planeta.

Por eso el Socialismo del Nuevo Milenio solo puede ser democrático, comunitario y del vivir bien.

Este es el HORIZONTE de ÉPOCA de la sociedad mundial. Y es este socialismo democrático comunitario del vivir bien la única esperanza real para una regeneración de los pueblos y de la propia naturaleza.

Los revolucionarios no hemos venido para administrar de mejor forma o más humanitariamente el Capitalismo. Estamos aquí, hemos luchada y seguiremos luchando para construir la Gran Comunidad Universal de los pueblos.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Categorías: Alterglobalización

Más de 60 catedráticos acusan al PP de “pisotear la dignidad humana” con su Código Penal

Mér, 28/01/2015 - 09:00

Pedro Águeda – eldiario.es

La reforma del Código Penal que ha aprobado esta mañana el Congreso de los Diputados, con el único apoyo del Grupo Popular, supone un despropósito de graves consecuencias, a juicio de 63 catedráticos de Derecho Penal que firman un manifiesto solicitando al próximo Gobierno que derogue de inmediato el texto. Los expertos manifiestan su indignación, sobre todo, con los cambios que alejan de los tribunales el juicio de las conductas ciudadanas de los tribunales para dejarlas al criterio la Administración de turno.

“Lo más grave de esta iniciativa legislativa es el claro abandono que se produce del princiipio de culpabilidad y su sustitución por el de peligrosidad: la dignidad humana va a resultar pisoteada en aras de un defensismo a ultranza, y los ciudadanos van a verse entregados, no a la seguridad de la norma si no a la indeterminación de los criterios personales con los que se va a ‘administrar’ la peligrosidad”, afirma el manifiesto de los catedráticos, procedentes de 33 universidades españolas.

Los expertos denuncian, por ejemplo, que el nuevo Código Penal equipare a guardias de seguridad con funcionarios públicos “a efectos penales” o que restrinja el derecho de reunión y manifestación, sustituyendo el tradicional “orden público” por un novedoso “órdenes en las vías públicas”. El objetivo para los catedráticos es claro: “Se trata de poner sordina a las protestas ciudadanas indignidas ante el constante recorte del Estado del Bienestar”.

Y no solo critican el fondo, también la forma. En este sentido, recuerdan que el Grupo Popular ha introducido reformas por la vía de urgencia y así se ahorrado los informes preceptivos del Consejo General del Estado y el Consejo Fiscal cuando se trata de leyes orgánicas. “Es un auténtico fraude de Ley del que ya han advertido el Consejo de Estado y la Sala 3ª del Tribunal Supremo”, añaden.

Los catedráticos no dejan a un lado la cuestionada prisión permanente revisable, a la que denominan directametne “cadena perpetua”, o el endurecimiento de las penas para delitos con penas de prisión que, “ya de por sí, son demasiado altas”. “El único efecto seguro va a ser el del aumento de una población penitenciaria ya suficientemente elevada, lo que por otra parte no se traducirá en una mayor seguridad ciudadana”, critican los catedráticos de Derecho Penal.

Asimismo, los firmantes detectan “una enorme pobreza técnica” en texto, más agrave aun si se tiene en cuenta que “la doctrina penal española está en uno de sus mejores momentos históricos. El Gobierno, dicen, ha prescindido de la tradición jurídica española para beber “de las peores fuentes del siglo XX, de las corrientes más reacionarias, más autoritarias”.

Categorías: Alterglobalización

Syriza abre una brecha en la jaula

Mér, 28/01/2015 - 07:00

Rosa María Artal – Comité de Apoyo de ATTAC España

Muchos ciudadanos nos sentimos desde hace tiempo como ese gorila que da vueltas interminables en una escueta jaula de un cutre zoológico. Camina entre límites que no logra franquear hasta que cae rendido y duerme para volver a levantarse y seguir andando como un autómata. Pocas imágenes más expresivas de la desolación, de la rutina sin horizontes, de la derrota, que las de ese animal encarcelado.

A estas breves alturas del triunfo electoral en Grecia de Syriza, contamos ya con todas las previsiones posibles acerca del futuro. Honestas e interesadas, clarificadoras y tendentes a enturbiar, cada cual sabrá discernirlo (si lo intenta). No desdeñemos, sin embargo, la simbología de la brecha que se abre en la jaula y los pasos del sujeto liberado construyendo el que será su propio camino. Es una clave llena de estímulos.

Parecía que no podría ser, que la austeridad suicida impuesta por la estafa de la crisis, el propio fraude en sí, las mentiras, los abusos, la rapiña, la propaganda, la disuasión, eran pena de cadena perpetua. Y comprobamos que hay salida si la ciudadanía quiere y no se deja intimidar. Todavía no sabemos cuál será el recorrido, si acertarán, si les dejarán, hasta dónde conseguirán llegar, pero un trazado abierto es una oportunidad. Incluso para alguien herido y obligado a portar una pesada carga. Como es el caso.

Dada la pasión por restringir la libertad real de las personas, por cortar alas y manos que forjen puertas, la historia nos sitúa en numerosas ocasiones en similar encrucijada. La última fue hace cuatro años, cuando una ola de indignación recorrió gran parte del mundo con epicentro en Túnez. La Primavera Árabe ha sido derrotada hasta el sadismo si miramos al Egipto golpista que mata la protesta. En Europa, el inconformismo se fue transformando. El 15M comenzó a mutar aquella misma noche de mayo. Paralelamente, Grecia se organizaba ya en cambio posible, pragmático (como demuestra desde las primeras decisiones Tsipras, en su alianza de Gobierno con los conservadores nacionalistas griegos). Acaba de verse el fruto. Y hay que regarlo, hay que preservarlo de las plagas. No es fácil. Por el contrario, lo van a poner muy difícil.

Las elecciones griegas han vuelto a demostrar que, como en España, hay un porcentaje alto de la población, en torno al 30%, a quien no le importa ver morir a sus conciudadanos sin medicinas, ni pasar hambre, ni carecer de casa y de abrigo, ni su dolor. El llanto ajeno, su desgracia, su angustia, les resbala. Les da lo mismo mientras crean guardar su propio ombligo y hasta el último y más fútil de sus caprichos. Así se han comportado siempre.

A los griegos, a los más vulnerables, el Gobierno de Nueva Democracia (ND) y Pasok les ha sometido a lo que puede definirse como tortura. Contemplen las heridas de su rescate y juzguen. Por mandato de la troika y Merkel, quienes dieron a los bancos solo en el primer trienio de la crisis 1,6 billones de euros, según datos de la UE, sin contrapartidas, sin que se les refriegue a diario, mientras exigían esquilmar a los griegos por 210.000 millones. Aún se felicitan de los logros obtenidos en las cuentas planas a costa de la gente. Y ha habido un 27% que lo ha apoyado. A ND, con los socialistas han sido más duros los electores. Suele ocurrir.

Mientras todo esto sucedía, en España nos proyectaban en el zoo un auténtico esperpento. “Hay personas que quieren acabar con la democracia”, malmetía sin pudor Mariano Rajoy, el autor intelectual de las nuevas leyes y códigos mordaza, ejecutadas con precisión por su Gobierno. Otra vuelta a la llave de la jaula. Como un jarrón chino que aún habita en La Moncloa, el presidente se jalea a sí mismo y se felicita por sus presuntos logros. Aznar, el digitalizador, le regaña aun así. Su esposa –la alcaldesa de Madrid debido a ese parentesco– se sienta con mando en plaza en primera fila, al tiempo que las fuerzas del orden de su partido echan a la calle a una familia con niños pequeños, tan pequeños como menos de dos meses de vida.

Residían en una vivienda municipal, pero Botella la vendió –de saldo– a un fondo buitre. No hay piel que lo cubra. Y la corrupción, todos mirando para otro lado, cuando esa legión de “personas de las que ustedes nos hablan” les caen en chorretones por su rostro de titanio haciéndola doblemente visible. Y el postre: el gran hombre –y a pesar de su excelencia, sencillo y sincero– visitando hogares de ciudadanos, en persona, sin plasma del que huir de los periodistas, de la verdad. Dando las gracias por su voluntario sacrificio que nos ha permitido salir de la crisis gracias a él. A estas alturas, quien más quien menos se siente como si en la jaula nos hubieran soltado un enjambre de avispas hambrientas.

En Grecia, poco más allá dentro de las riberas mediterráneas, Syriza, sus votantes, ha abierto un camino. Con toda la ‘Congregación de Notables’ en contra. Es radicalmente incierto que no exista otra vía que esquilmar a las personas para que funcionen los mercados y sus beneficiarios. No es casual que la primera reacción al triunfo de Tsipras fuera del Bundesbank alemán, para dejar claro en qué terreno se juega y con qué cartas.

La prensa tradicional española también se ha quitado las caretas, si es que aún las mantenían. La guerra va a ser dura también aquí. “Desgrecia”, estampa Marhuenda en La Razón, dilapidando su última neurona. Pero quizás es aún más duro ver la portada de un periódico que se arriesgó a enfrentar el golpe de Estado de 1981, con Tejero aún en el Congreso, titulando ahora “La victoria de Syriza anticipa un periodo de agitación en Europa” y subtitulando con opiniones de alguien tan solvente como Mariano Rajoy.

De la importancia de los caminos abiertos nos habló hasta Antonio Machado, hace ya un siglo, para convertirse en tópico de resultados pendientes. Se hace camino al andar. Sobre todo cuando el gorila (enjaulado) no puede ya ni cantar, ni casi respirar.

El problema es que, por si faltara poco, en el zoo ha habido muchos recortes. Escasea la comida, las restricciones en limpieza dejan un olor nauseabundo; hace demasiado frío o demasiado calor, han suprimido los ahuyentadores de insectos, y encima nos bombardean con tanto ruido sucio que produce náuseas. No lo entienden. Creen que se puede oprimir eternamente, y no a todos nos funciona. Así que abramos puertas y echemos a andar, que siempre hay tiempo de ajustar el rumbo. La libertad, la real, la que cercenan, es lo que tiene: la posibilidad de, respetando las normas de convivencia –lo que ellos no hacen–, construirse el propio camino.

Publicado en eldiario.es

El Periscopio

Categorías: Alterglobalización

La Pax Americana

Mar, 27/01/2015 - 18:00

Emir Sader – Público.es

La revista The Economist anuncia que el próximo “Estado fallido” será Libia. ¿Próximo?

Si ellos mismos confiesan que no hay Estado en el país, pues hay dos gobiernos y dos parlamentos; un pulso para ver quién dirige el Banco Central y la compañía de petróleo; no hay Policía ni Ejército; varios grupos de milicias luchan por el control del territorio nacional; la infraestructura del país está en ruinas; los pozos petrolíferos, que se disputan distintos grupos armados, están siempre en riesgo inminente de explotar; las torturas y ejecuciones proliferan… Turquía, Qatar y Sudán apoyan a un bando, mientras los Emiratos Árabes Unidos y Egipto apoyan al otro. Si esto no es un Estado fallido, ¿qué más es necesario para que sea?

¿Quién es responsable de la destrucción de un país más en la región? ¿Ya no basta lo que pasa en Afganistán, en Irak, en Siria, en Yemen?

Hay que recordar que los bombardeos que tuvieron como resultado la destrucción de Libia fueron autorizados por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para “proteger a la población civil”, cuando ya se habían desatado combates generalizados por el poder en el país. Valiéndose de esa decisión e interpretándola a su manera, la OTAN bombardeó sistemáticamente al país, no con la intención de proteger a la población civil —quién puede estar protegido de los bombardeos de la OTAN—, sino para derrocar el gobierno de Gadafi. Tal es así, que en cuanto cayó el régimen y fue asesinado de forma vergonzosa el hasta entonces jefe del Estado, masacrado públicamente en manos de las milicias, la OTAN dio por cumplida su misión de “protección de la población civil” de Libia y procedió a suspender los bombardeos —Naciones Unidas debió pensar lo mismo—, Libia fue entregada a una brutal guerra civil entre milicias armadas. A la vez que otros bandos se valían de los armamentos en manos de esas milicias para perpetrar atentados en otros países —como los realizados en Argelia y en Yemen— y organizar nuevos grupos fundamentalistas en toda la región. No solo Libia no se ha estabilizado, sino que se ha vuelo un foco activo de desestabilización de varios países de la región.

Durante la Guerra Fría, había zonas de influencia de las dos superpotencias, aun cuando había conflictos graves —como la sangrienta guerra entre Irak y Iran—, el conflicto no se generalizaba al conjunto de la región, como sería el caso hoy día. Terminada la Guerra Fría, con la victoria del campo occidental bajo el liderazgo de los Estados Unidos, se dieron las condiciones par que se impusiera la Pax Americana, ya sin limites. Pasábamos de un mundo bipolar a un mundo unipolar, bajo la hegemonía imperial norteamericana.

Desde entonces pasaron a existir modalidades de invasión y destrucción de países, con Afganistán e Irak como casos iniciales, pero cuyo efecto destructor se ha diseminado por países como Libia, Siria, Yemen. Nunca el panorama fue tan desalentador y sin control en toda la región, con perspectivas de empeoramiento conforme la acción militar y política de EEUU se intensifica, arrastrando a sus aliados –europeos, de América del Norte, de Oceanía– hacia nuevas aventuras militares.

Como consecuencia de las desastrosas y belicistas intervenciones lideradas por EEUU, los talibanes se han fortalecido como nunca en Afganistán, Al Qaeda retorna con fuerza y el Estado Islámico avanza en Irak y Siria. Como respuesta, EEUU lleva a sus aliados a comprometerse con una nueva ofensiva militar, que tiene como uno de sus efectos atentados terroristas en Canadá, Australia y ahora en Francia, haciendo que se extienda como un reguero de pólvora los riesgos por todo el mundo.

Esa es la Pax Ameriana, el mundo prometido por unos EEUU victoriosos en la Guerra Fría, a su imagen y semejanza. Un mundo que es víctima de sus tentáculos imperialistas y que nunca había estado tan en riesgo por la multiplicación de los epicentros de guerra.

Categorías: Alterglobalización

Efectos colaterales del desplome del precio del petróleo

Mar, 27/01/2015 - 13:00

Germán Gorraiz López - ATTAC Navarra-Nafarroa

Según la Asociación para el Estudio del Petróleo y el Gas, (ASPO), la producción mundial de crudo convencional habría iniciado ya su declive, fenómeno que se explica por medio de los métodos de análisis del geólogo King Hubbert sobre la producción de petróleo de los Estados Unidos, método conocido como la “curva de Hubbert” . Hubbert, calculó en 1956 con extraordinaria precisión, la fecha en que los Estados Unidos no podrían producir más petróleo de forma convencional aunque se perforaran más pozos. Así, la producción de petróleo de forma convencional en EEUU alcanzó su máximo nivel en 1970 y después comenzó a declinar, teniendo que importar en el 2005 casi el doble del total de crudo producido en dicho país.

La producción actual de petróleo proviene en más de un 60% de campos maduros (que tienen más de 25 años de ser explotados de manera intensiva), por lo que las nuevas prospecciones se realizan en regiones más remotas (Ártico, Amazonas), con mayor coste productivo (120 $) y menor rentabilidad, amenazando en muchas ocasiones a reservas y parques naturales (Ártico, Alaska, Amazonas) y siendo el desfase entre el consumo mundial y los descubrimientos de nuevas explotaciones abismal (en una proporción de 4 a 1). Además, según los expertos, el tiempo necesario para poner en marcha a pleno rendimiento un yacimiento es de alrededor de 6 años, por lo que cualquier descubrimiento no podrá entrar en operación hasta después del 2015.

Recordar que el 90% de la producción de crudo saudí procede de tan sólo cinco campos maduros y hasta el 60% procedería del megacampo de Ghawar y que los nuevos proyectos de infraestructura petrolera de extracción de crudo considerados como “grandes” (aquellos de más de 500 millones de barriles) en Arabia Saudí para el 2015 son prácticamente inexistentes, lo que aunado con el espectacular incremento de la producción de crudo saudí en el 2013 (10, 5 millones de barriles día) para suplir la drástica reducción de la producción de crudo de países como Libia, Siria e Irak, acelerá la fecha de caducidad de sus reservas ociosas..

Según datos publicados por la Administración de Información de Energía de EEUU (AIE), dicho país habría alcanzado una producción mensual de crudo equivalente a 6,5 millones de barriles diarios provenientes de los campos tradicionales y de las nuevas explotaciones de petróleo en roca porosa (Dakota del Norte), pero se estima que alcanzará su cenit en el 2020 y teniendo en cuenta que el consumo doméstico de EEUU se movería en la horquilla de los 16 a los 20 millones de barriles diarios, seguirá siendo importador neto de crudo (el 45% de las importaciones de crudo de EEUU proceden de Oriente Medio y Norte de África), mientras tan sólo el 8% del total importado procede de Venezuela.

Por su parte, la producción mexicana también llegó a su cenit en el 2004, pues el principal yacimiento de México es el Cantarell, (que genera las dos terceras partes de la producción mexicana) tiene fecha de caducidad con la perspectiva de convertirse en importador neto de crudo en el horizonte del 2020, Venezuela necesita urgentemente nuevos hallazgos petrolíferos pues caso de seguir el ritmo actual de producción podrían agotarse sus reservas probadas en el 2021, por lo que habría firmado un acuerdo por el que la empresa petro-química estatal china Sinopec invertirá 14.000 millones de dólares para lograr una producción diaria de petróleo en 200.000 barriles diarios de crudo en la Faja Petrolífera del Orinoco, (considerado el yacimiento petrolero más abundante del mundo) mientras Noruega aspira a explotar conjuntamente con Rusia la plataforma continental del Mar de Barents (reservas estimadas de más de 7.000 millones de petróleo y gas convencional) ante el agotamiento de sus reservas del Mar del Norte, que alcanzó su cenit en el 2009 ( 6 millones de barriles al día).

Según la Agencia Internacional de Energía (AIE), la producción de petróleo en Rusia alcanzó su máximo histórico (11,41 millones de barriles diarios) en el año 1988 cuando todavía formaba parte de la Unión Soviética, pero tras el declive provocado por la crisis económica del 2008, la producción ha ido in crescendo hasta alcanzar los 10,59 millones de barriles por día (bpd) en el 2013 con una fecha de caducidad de 20 años.

Además, el acuerdo de cooperación energética del 2010 entre Irak, Irán y Siria para la construcción del gasoducto de South Pars a Homms que conectaría el Golfo Pérsico con el Mar Mediterráneo permitiría la llegada del gas iraní a la Unión Europea y aliviaría la severa rusodependencia energética europea, relativizando de paso la importancia estratégica de Turquía dentro del Proyecto del Gasoducto Trans-Adriático (TAP) así como el papel relevante de Arabia Saudí y Emiratos Árabes como suministradores de crudo a Occidente, pero tanto Irak como Siria estarían inmersos en procesos internos destructivos fruto de la balcanización implementada por EEUU siguiendo su doctrina del caos ordenado por lo que la exportación de productos petrolíferos de dichos países se antoja harto complicada.

En cuanto a Irán, posee, según los expertos, las terceras mayores reservas probadas del mundo de petróleo y gas tras Arabia Saudí e Irak , pero al parecer carece de la tecnología suficiente como para extraer el gas en los yacimientos más profundos . Además, la industria petrolera iraní necesita una urgente inversión multimillonaria pues corre el peligro de sufrir un deterioro irreversible y de acuerdo con el quinto plan quinquenal (2010-2015) puesto en marcha por el régimen, el Gobierno está obligado a invertir unos 155.000 millones de dólares para el desarrollo de la industria petrolera y gasífera, pero el contencioso nuclear con EEUU y las posibles sanciones en forma de inanición financiera exterior podrían dejar obsoleto dicho plan.

¿Nueva crisis alimentaria?

La Agencia Internacional de la Energía(AIE), en un reciente informe titulado “Perspectivas mundiales de inversión en energía”, advierte que será necesario invertir 48 Billones $ hasta el 2035 para cubrir las crecientes necesidades energéticas mundiales, pero el estancamiento del precio del crudo en el bienio 2008-2010 y posterior derrumbe hasta los 47 $ actuales, imposibilita a los países productores conseguir precios competitivos que permitirían la necesaria inversión en infraestructuras energéticas y búsqueda de nuevas explotaciones por lo que no sería descartable un posible estrangulamiento de la producción mundial del crudo en el horizonte del 2.018 al concatenarse la recuperación económica de EEUU y la UE con factores geopolíticos desestabilizadores.

Así, el cambio de patrones de consumo de los países emergentes debido al aumento espectacular de la clases medias y su poder adquisitivo ha provocado un brutal incremento del consumo de materias primas y productos elaborados por parte de dichos países (especialmente China e India con espectaculares crecimientos de dos dígitos de los PIB anuales en el último decenio). Si a ello le sumamos la intervención de los brokers especulativos en el mercado de futuros de las commodities agrícolas, el resultado sería una espiral de aumentos de precios en las materias primas imposibles de asumir por las economías del Primer Mundo (al no poder revertirlas en el precio final del producto dados sus altos costes de producción) y el finiquito de los Objetivos del Tercer Milenio de reducir el hambre en el mundo, pues según la FAO, desde el 2005 el índice de precios de cereales habría aumentado al doble y el número de desnutridos crónicos en el mundo rozaría en la actualidad los 925 millones de personas.

El economista de la FAO Abdolreza Abbassian, en declaraciones a The Associated Press, ha señalado que para alimentar la población mundial, (que llegará a 9.000 millones de personas en el 2050), se necesitará un incremento de 70% de la producción global de alimentos en los próximos 40 años, tarea que se antoja titánica pues mientras la población mundial crece un 1,55% anual, los rendimientos del trigo (la mayor fuente de proteína en países pobres), habrían sufrido un descenso del 1%. Mención especial merece Egipto, país en el que un tercio de sus 80 millones de habitantes vivirían en el umbral de la pobreza y que se ve obligado a destinar ocho millones de toneladas de trigo anuales ( de los que 6 millones serían importadas), para producir el pan subsidiado, imprescindible para evitar las revueltas sociales del 2007 y lastrado por un desarrollo económico suicida, caracterizado por el crecimiento desmesurado de macrourbes y megacomplejos turísticos y la consiguiente reducción de la superficie destinada al cultivo agrícola,por lo que es urgente que revise sus políticas agrícolas y retorne a la arcana costumbre de disponer de reservas propias de granos para situaciones de emergencia.

Todo ello, originará presumiblemente una psicosis de desabastecimiento y el incremento espectacular del precio del crudo hasta niveles del 2008 (rondando los 150 $) que tendrá su reflejo en un salvaje encarecimiento de los fletes de transporte y de los fertilizantes agrícolas, lo que, aunado con inusuales sequías e inundaciones en los tradicionales graneros mundiales y la consecuente aplicación de restricciones a la exportación de commodities agrícolas de dichos países para asegurar su autoabastecimiento, terminará por producir el desabastecimiento de los mercados mundiales, el incremento de los precios hasta niveles estratosféricos y la consecuente crisis alimentaria mundial que afectaría especialmente a las Antillas, México, América Central, Colombia, Venezuela, Bolivia, Egipto, Mongolia, Corea del Norte, India, China, Bangladesh y Sudeste Asiático, ensañándose con especial virulencia con el África Subsahariana y pudiendo pasar la población atrapada en la inanición de los 1.000 millones actuales a los 2.000 millones estimados por los analistas.

Categorías: Alterglobalización

Las Marchas de la Dignidad claman contra la ‘ley mordaza’

Mar, 27/01/2015 - 09:00

MADRID.- Alrededor de un millar de personas se han manifestado hoy en el centro de Madrid para clamar en contra la reforma del Código Penal y de la futura ley de Seguridad Ciudadana, que tildan de ley “mordaza”, porque pretender reprimir la protesta en las calles.

Convocados por la plataforma que aglutina las Marchas de la Dignidad, la protesta ha partido a mediodía de la Puerta del Sol y ha culminado, sin ningún tipo de incidentes casi dos horas después junto a la plaza de las Cortes, a pocos metros del Congreso, cuyo acceso estaba cortado al paso con vallas y un dispositivo policial menos numeroso que en otras ocasiones.

La manifestación de Madrid, bajo el lema “Frente a la provocación y la represión, la dignidad del pueblo“, ha sido sólo una de las marchas que durante todo el fin de semana se han celebrado en otras ciudades como Barcelona, Zaragoza, Valencia, León, Murcia o Valladolid.

Entre los asistentes a la protesta de la capital se encontraban miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), trabajadores de Coca-Cola, un grupo deyayoflautas o integrantes del coro “Solfónica”, nacido tras el movimiento 15-M y que pretende usar la música como medio de protesta.

Sus letras como las coreadas por manifestantes -”No es ilegal la voz del pueblo“, “libertad, libertad, detenidos libertad” o “De norte a sur, de este a oeste la lucha sigue cueste lo que cuesta”- se han podido oír a lo largo de la marcha que ha culminado con la lectura de un manifiesto.

Ha sido Laura, una joven afectada por el ERE de la plantilla de mantenimiento de Madrid-Río, la encargada de pronunciar las reivindicaciones dirigidas a rechazar las reformas actuales que, en opinión de los convocantes, “liquidan libertades y convierten derechos fundamentales en delitos“.

“La Ley de Seguridad Ciudadana y la Reforma Penal son en realidad leyes para la seguridad del régimen”

“La Ley de Seguridad Ciudadana y la Reforma Penal son en realidad leyes para la seguridad del régimen. Son una mordaza a las protestas sociales“, lamentan en el manifiesto en el que han alertado de que será multado el uso de imágenes de la policía u ocupar instalaciones públicas o privadas como forma de protesta.

Peor que la ‘ley Corcuera’ 

Víctor Jiménez y Ernesto Saravia, miembros de las Marchas de la Dignidad, han asegurado a los medios de comunicación que comparada con la denominada ley Corcuera, aprobada en los años 90 por el Gobierno socialista, la norma que ahora quiere sacar adelante el Ejecutivo del PP es mucho peor, pues con ella la “represión crece a pasos agigantados”.

Con todo, han dejado claro que seguirán luchando por el lema de esta plataforma “pan, trabajo, techo y dignidad” y que convocarán el 21 de marzo en Madrid, una nueva marcha multitudinaria como la del pasado año en la que consiguieron congregar a más de dos millones de personas.

25-01-15

Publicado en Público.es

Categorías: Alterglobalización

ATTAC Asturias: Charlas sobre los tratados de libre comercio

Mar, 27/01/2015 - 07:02

Charla sobre los “Tratados de Libre Comercio”. La charla se celebrará el jueves día 29, de enero a las 20:00 horas, en la Casa de Cultura de Nava (Asturias), y está organizada por la Plataforma Asturiana No a los Tratados de Libre Comercio e Inversión, Podemos y los compañeros de ATTAC Oriente.

Categorías: Alterglobalización

La falacia de contraponer libertad y seguridad

Mar, 27/01/2015 - 07:00

Xavier Caño Tamayo – ATTAC Madrid

Tras los asesinatos en la redacción de Charlie Hebdo, el presidente español Mariano Rajoy declaró que su gobierno protegería las libertades y perseguiría a los radicales. A los dos días, muchos policías patrullaban por Madrid, algunos armados incluso con fusiles. Ésa es su idea de proteger la libertad. Y parece que él y otros gobernantes europeos quieren utilizar el execrable atentado para reducir libertades, recortar derechos de la gente común y controlar más a la ciudadanía. Entrar a saco en Internet, intervenir teléfonos, más controles, menor papel de los jueces… Contra los terroristas, dicen. ¿Acaso éstos llevan alguna marca especial que los distingue de la buena gente? No la llevan, por lo tanto esas medidas nos afectarán a todos ¿Cuántos ciudadanos no verán vulnerados sus derechos por mera sospecha si se aprueban ciertas medidas antiterroristas? Ya hemos conocido situaciones análogas.

El antiterrorismo deviene un peligroso pretexto. A los gobiernos europeos les ha faltado tiempo para poner en cuestión la libre circulación de personas y maniobrar para que policía o servicios de inteligencia husmeen correos electrónicos y llamadas telefónicas sin control judicial. O sacar el ejército a la calle para vigilar las ciudades, como en Francia y Bélgica. Mientras los ministros de Interior de la Unión Europea acuerdan retocar el tratado de Schengen. Para reforzar la lucha antiterrorista, dicen. Schengen eliminó fronteras entre países de la Unión y ahora los mandatarios intentarán reponerlas de hecho. Grave retroceso para el derecho de libre circulación de las personas.

Pero en la vieja Europa los ramalazos autoritarios vienen de lejos. Hace varios años, al tiempo que Francia preparaba un paquete de medidas antiterroristas, tan equívocas y peligrosas como las que se barajan hoy, el entonces ministro de Interior británico, Charles Clarke, amenazaba a los jueces del Tribunal Europeo de Derechos Humanos con reducir a nada la Convención Europea de Derechos Humanos si no ajustaban sus sentencias a la política antiterrorista defendida por su gobierno. ¡Muy democrático!

Otra medida del gusto de los mandatarios europeos es controlar y registrar (aún más) a los pasajeros de líneas aéreas. Para que no lleguen yihadistas a Europa, dicen. Pero, ¿de dónde venían los asesinos de la redacción de Charlie Hebdo? ¿Acaso no eran franceses de tercera generación de inmigrantes magrebíes? No venían de Oriente, sino de las calles de París.

Lo exigible es analizar a fondo por qué dos jóvenes franceses musulmanes decidieron perpetrar esa inaceptable salvajada. Sobre todo si las medidas antiterroristas amenazan libertades y vulneran derechos de la gente común, musulmanes o no. Por no hablar de la responsabilidad de algunos gobiernos occidentales en la financiación y preparación de terroristas. ¿Se ha olvidado que Bin Laden fue financiado por la CIA para combatir a los soviéticos en Afganistán? Estados Unidos y Francia han convertido la que era región sin terrorismo del Sahel  africano en zona de violencia armada.

Por otra parte, el dilema seguridad o libertad que pretenden plantearnos es una falacia inaceptable. Ben Emmerson, relator especial de la ONU para los derechos humanos, asegura que “solo venceremos en la lucha contra el terrorismo si somos fieles a nuestros valores fundamentales: el respeto de los derechos humanos y el Estado de derecho. Las violaciones de derechos por los gobiernos en nombre de la lucha antiterrorista hacen que las políticas para combatir el terrorismo generen condiciones que propician su expansión. Las medidas eficaces contra el terrorismo y la protección de los derechos humanos no se contraponen: se complementan y refuerzan mutuamente”. Y Kofi Annan, ex- secretario general de la ONU, denunció que “los expertos internacionales en derechos humanos, incluidos los de Naciones Unidas, coinciden unánimes en que muchas medidas de los Estados para luchar contra el terrorismo violan derechos humanos y libertades. Claudicar en el respeto de los derechos humanos facilita que los terroristas consigan sus objetivos. Porque nos iguala moralmente a ellos.

Lo formuló con ingenuidad, pero con claridad, Charles Swift, oficial jurídico de la Marina de Estados Unidos y abogado defensor de oficio del chófer de Bin Laden: “Si nuestros adversarios consiguen que no sigamos las reglas, perdemos lo que somos. Somos los buenos. Y lo demostramos cada día que seguimos esas normas, independientemente de lo que hagan los enemigos”.

Cuanto más se vulneren derechos humanos, más se abona el terreno en el que nacen y crecen los terrorismos.

Periodista y escritor
Twitter: @xcanotamayo

Artículo publicado en CCS, Centro de  Colaboraciones Solidarias

Categorías: Alterglobalización

Syriza gana en Grecia y pone en jaque a Europa y al euro

Lun, 26/01/2015 - 18:00

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

La masiva elección griega a favor del movimiento Syriza ha sido un balde de agua fría para la troika y, especialmente, para Angela Merkel, la principal impulsora delos planes que han hundido a Europa en la peor de sus crisisSyriza es el primer triunfo de un movimiento que se opone a los planes de austeridad y promueve la cancelación de la deuda pública por considerarla ilegítima. Es probable que este triunfo y la ceguera propia de la troika conduzca a unas negociaciones algo díscolas y desesperadas que pueden desembocar en una salida desordenada de Grecia del euro. Antes de que esto ocurra habrá una larga guerra de acusaciones de ida y vuelta.

Todo el mundo sabe que Grecia mintió sobre los niveles de su deuda pública para entrar al club soñado del euro, pero muchos olvidan que fue la asesoría de Goldman Sachs la que ayudó a camuflar los abultados déficit del país heleno. Este hecho dejó al descubierto los desequilibrios monetarios de la unión económica europea, pero nada se hizo al respecto. Además, como muestra la gráfica, si bien Grecia y España tenían situaciones diferentes al inicio de la crisis, los planes de austeridad consiguieron aumentar el desempleo a niveles insostenibles y muy similares, pese a que la situación fiscal de ambos países era muy diferente: Grecia había sido la irresponsable, pero España había sido el alumno disciplinado del euro que cumplió a rajatabla con los déficit y la situación fiscal. Nada de eso sirvió y las políticas de la troika lo empeoraron todo.

Por eso que el golpe más duro de la elección de ayer va contra la troika y contra Angela Merkel que impuso las políticas más draconianas y salvajes a la economía real, pese a dar todo el apoyo y el dinero al sistema financiero. Esto, como ha quedado demostrado, no ha hecho más que disparar la desigualdad a nivel global confirmando que se gobierna a favor de la élites financieras mientras el resto del mundo es el que debe pagar la cuenta de sus vicios. Por eso el presidente del movimiento Syriza, Alexis Tsipras señaló en forma contundente: “La troika está terminada”

Si bien Tsipras ha manifestado que no quiere salir de la UE y que Grecia se mantendrá en el euro dado que volver al dracma no es técnicamente factible por ahora, ninguna de estas opciones es muy popular en Grecia debido a que una parte de la población se ha cansado de la tiranía del euro. A su vez, la UE no va a querer una relajación a la austeridad en Grecia por el impacto que esto tendría en otros países altamente endeudados como Italia, España y Francia.

La rebelión griega contra sus amos financieros de la UE puede provocar un asedio económico prolongado mientras Syriza busca negociar nuevos términos para un rescate. La UE espera que la falta de dinero pueda obligar a Grecia a cumplir con los acuerdos existentes para obtenerlo y en estos términos la colisión resultará inevitable. Después de cinco años de políticas dictadas por Berlín y Bruselas Grecia se ha hundido a Grecia en la peor de sus crisis y ahora el país heleno quiere ser dueño de su propio destino, pese a la adversidad. Como indica el Profesor Arístides Hatzis de la Universidad de Atenas: “Es como el juego de la gallina, con Grecia y la UE conduciendo hacia sí y cada uno esperando que el otro se desvíe primero para evitar una colisión”.

El Blog Salmón

Categorías: Alterglobalización

Cuando es más fácil comprar una pistola que un tomate

Lun, 26/01/2015 - 13:00

Esther Vivas – Consejo Científico de ATTAC España

Asociamos los supermercados a abundancia de comida, a estantes siempre llenos, a un gran abanico de productos… En cambio, los supermercados, aunque no lo parezca a primera vista, pueden ser generadores de hambre y escasez de alimentos. El ejemplo por antonomasia lo tenemos en Estados Unidos en los llamados “desiertos alimentarios”, comunidades urbanas o rurales donde resulta imposible comprar comestibles, a no ser que vayas a un McDonald’s, un Kentucky Fried Chicken o un Burger King. Pero, ¿qué tiene que ver todo esto con los supermercados?

A lo largo de los años 40 y 50, en Estados Unidos, a medida que las familias de clase media y alta se mudaron a los nuevos barrios periféricos y se consolidaron los grandes centros comerciales, muchos supermercados se “mudaron” con ellos, dejando tras sí lugares sin prácticamente comida. ¿Por qué permanecer donde estaban los más pobres, que gastaban poco dinero en alimentos y daban escasos beneficios, si en otros distritos se podía ganar mucho más? La respuesta para la gran distribución, desde Wal-Mart pasando por Kroger hasta Safeway, fue fácil.

En Estados Unidos, se calcula que más de 23 millones de personas viven en “desiertos alimentarios”, según el Departamento de Agricultura de EEUU, zonas donde no se puede encontrar comida fresca en una milla (1,6 kilómetros) o más a la redonda. Indianapolis y Oklahoma City encabezan el ranking. En otras ciudadescomo Detroit, la mitad de sus habitantes, 550 mil, padecen dicha lacra, en Chicago la sufren más de 600 mil, un 21% de su población, en Nueva York, tres millones. Para todos ellos, el lugar más cercano donde adquirir algo que comer es una cadena fast food o una tienda donde a parte de tabaco y licores pueden encontrar algunas bolsas de patatas fritas, caramelos o bebidas con gas. Se trata de uno de los mayores problemas alimentarios del país.

Muchos son los que suplican a las grandes superficies que vuelvan allí donde hace tiempo marcharon. Sin embargo, estas no son la solución sino el problema. Los supermercados en su día, también aquí -salvando las distancias, “invadieron” los centros de las ciudades, bajaron momentáneamente los precios (una gran cadena se lo puede permitir, en un establecimiento reduce precios y en otro los sube, al final las cuentas salen igual), lo que resultó letal para el pequeño comercio. Cerraron los colmados, las tiendas de toda la vida… y solo quedó la gran distribución, pero cuando a esta no le salieron las cuentas desmontó el “tinglado” y se marchó. Ahora, en muchas zonas pobres, urbanas y rurales, estadounidenses no quedan ni supermercados, ni tiendas de comestibles, ni comida fresca.

Apartheid alimentario

Son barrios donde vive gente pobre, sin recursos, personas mayores… quienes no pueden coger el coche e ir a comprar a la gran superficie, sencillamente porque no tienen coche. Otro elemento que los define es que son barrios habitados mayoritariamente por personas de color. De aquí que algunos autores hablen de “apartheid alimentario” o “segregación alimentaria”, donde las desigualdades sociales y raciales estipulan qué comen unos y otros. Un ejemplo: si dividimos la ciudad de Oakland, en California, entre la llanura, lugar de residencia de la gente más pobre y de color, y las colinas, donde se encuentran aquellos con más poder adquisitivo, observamos que en la llanura hay un supermercado por cada 93 mil habitantes, mientras que en las colinas hay uno por cada 13 mil. Un dato más: el número de licorerías es inversamente proporcional. La billetera y el color de la piel determina el acceso o no a la comida. Como decía el activista alimentario californiano Brahm Ahmadi: “Hoy, en muchas comunidades urbanas donde habita gente de color, es más fácil comprar un arma de fuego que un tomate fresco”.

Pero no solo se trata de comer o no comer sino de la calidad de la comida. De aquí que los “desiertos alimentarios” comporten también problemas de salud a aquellos que los sufren. La dificultad para acceder a alimentos frescos genera mayores niveles de obesidad, diabetes y enfermedades del corazón, según el Departamento de Agricultura de EEUU. En South Los Ángeles, residencia de las comunidades con menos ingresos y las minorías étnicas, 1,3 millones de habitantes, con dificultades para acceder a comida, el porcentaje de personas con obesidad es tres veces y medio superior al que padecen quienes habitan en el rico West Los Ángeles y el número de adultos diagnosticados con diabetes es dos veces y medio más elevado, como analiza un informe de la organización The Community Health Council. A menos dinero, menos y mala comida, menos y mala salud.

De ‘desiertos’ y ‘oasis’

El concepto de “desiertos alimentarios” no complace a todo el mundo. Varios activistas han criticado su uso señalando que un desierto es un fenómeno natural, mientras que la privación de comida no tiene nada de natural ni accidental, sino que es consecuencia de unas determinadas políticas que excluyen los alimentos frescos y saludables de estas comunidades. Asimismo, hablar de “desiertos alimentarios”, según los críticos, distrae de sus causas reales, las desigualdades sociales, e impide visibilizar las alternativas que están emergiendo en muchos de estos lugares.

De hecho, y tomando la metáfora del “desierto”, aunque genere debate, en su seno encontramos algunos “oasis”… que van a más. Ante las dificultades para encontrar comida, vecinas y vecinos se han puesto a trabajar juntos para dinamizar la economía local, crear huertos urbanos, organizar mercados campesinos, promover grupos y cooperativas de consumo. Un caso es el de People’s Grocery en Oakland que impulsó, entre otras iniciativas, un “mercado sobre ruedas” para llevar comida fresca a los barrios sin acceso a la misma, el éxito de la experiencia hizo que esta se replicara en otras ciudades.

Ahora, cuando algunos llaman al “retorno de los supermercados” para conseguir alimentos en los barrios más pobres, y hay cadenas que se proponen volver, otros se preguntan si la historia no se repetirá. En la ciudad de Oakland, unos 150 pequeños comercios tuvieron que cerrar sus puertas después de la llegada de los supermercados. Actualmente, con el desarrollo de alternativas a la gran distribución, ante su ausencia, hay quien se plantea si su regreso no acabará, como ya hizo en el pasado, con estas nuevas experiencias de agricultura, comercio y consumo local. Una cuestión que no es baladí.

Otras experiencias emergen, en cambio, por parte de quien menos lo esperas. ¿Quién diría que el actor Wendell Pierce, que representó a uno de los personajes más entrañables de la serie Treme, el trombonista Antoine Batiste, y también al detective de homicidios Bunk Moreland, compañero del indomable McNulty, en The Wire, sería uno de los promotores de la apertura de varios supermercados en distintos “desiertos alimentarios” de su ciudad natal Louisiana, en Nueva Orleans? Su objetivo: proveer, a través de la recién creada cadena Sterling Farms Fresh Food, de alimentos sanos, frescos y saludables, especialmente fruta y verdura, a quienes menos tienen.

Y, ¿en Europa?

Los desiertos alimentarios son también una realidad en Europa. Algunos de los casos más documentados se encuentran en Gran Bretaña, donde una investigación llevada a cabo por la Harper Adams University puso de manifiesto cómo muchas áreas del país se habían convertido en desiertos alimentarios en los últimos años, con el consiguiente impacto negativo en la dieta y la salud de sus moradores. Según dicho estudio, a escala nacional, entre los años 2001 y 2007 se habían cerrado el 29% de los pequeños comercios de comestibles, dejando a muchos barrios sin lugares cercanos donde comprar comida fresca. Un problema especialmente importante para aquellas personas con movilidad reducida, personas mayores, sin vehículo y pocos ingresos. Como indican los autores de la investigación, en un país donde se calcula que en el año 2060 habrá siete millones de personas con edades comprendidas entre los 65 y 74 años y casi tres millones con más de 85 esta problemática no hará sino agudizarse.

En el Estado español, la implantación de la gran distribución tiene algunas características propias, distintas del mundo anglosajón, con una mayor presencia de los supermercados en los centros de las ciudades. De tal modo, que está por ver si los “desiertos alimentarios” acabarán siendo una realidad también aquí. Algunos estudios, llevados a cabo hasta el momento, sin embargo, indican que determinadas zonas, especialmente rurales, pueden ser calificadas como tales ya que “el índice de densidad comercial por  habitante elaborado confirma la existencia de territorios rurales con escasa o nula  existencia de comercios de alimentación”. Asimismo, dichos trabajos constatan las dificultades metodológicas en su realización y la compilación de datos. Más allá, la crisis económica aboca sin lugar a dudas cada vez más personas a una situación de pobreza, con las consiguientes dificultades para hacer frente al pago de la vivienda, la energía y la comida.

Visto lo visto, los “desiertos alimentarios” son, ni más ni menos, otra de las consecuencias de supeditar la alimentación a los intereses de las grandes empresas, ya sean supermercados, agroindustria, etc. Cuando en la valoración de la comida solo cuenta lo económico, la capacidad adquisitiva del consumidor es la única que determina si este va a alimentarse o no. De aquí que sin dinero, no se come… y los supermercados son los primeros en llevar esta máxima a la práctica.

Artículo publicado en Público.es

esthervivas.com

Categorías: Alterglobalización

Los paraísos fiscales europeos, al servicio de las corporaciones globales.

Lun, 26/01/2015 - 09:00

Antonio Fuertes EstebanATTAC Acordem

Texto de la intervención como ATTAC Acordem en el 1er Foro del Sur de Europa.

La Unión Europea se ha construido como espacio financiero sin fronteras y sin autoridad reguladora como tal, por lo tanto descontrolado, al BCE no se le otorgan atribuciones en este sentido. Dejando el sistema financiero europeo al arbitrio de los mercados.

Las políticas comunes neoliberales de los tratados de la UE han sido firmadas y ratificadas por los estados sin apenas debate. Estas han prescrito la absoluta libertad en los movimientos de capital en el interior y con el exterior de la UE. Al mismo tiempo dichas políticas permiten y avalan la actividad opaca de los paraísos fiscales del entorno europeo, conectados al servicio del poder global de las finanzas y las corporaciones globales.

Estos paraísos fiscales hacen vulnerable a la UE y a sus países miembros, reduciendo los ingresos públicos mediante la evasión fiscal; generando abusos especulativos y proveyendo la banca en la sombra fuera de cualquier tipo de supervisión, con lo que provocan inseguridad financiera y crisis e incentivan la corrupción política,  el terrorismo y la delincuencia organizada e incontrolada.

La UE permanece impasible y no controla en su territorio de soberanía política a los poderes económicos transnacionales, poniendo la opacidad de sus paraísos fiscales a su servicio. Permite a 3 paraísos fiscales en su seno y no regula su relación con los otros 7 territorios paraísos fiscales del espacio económico europeo, manteniendo con ellos acuerdos económicos y comerciales preferenciales mientras que estos compiten deslealmente con los demás países de la UE. Ello solo tiene un objeto: Poner a la UE al servicio de las corporaciones transnacionales y no de las personas. Las políticas favorables a los centros offshore suponen consecuencias nefastas para sus estados miembros y socaban sus capacidades para atender las demandas de su ciudadanía.

Los paraísos fiscales constituyen un obstáculo insalvable para una construcción política y económica europea de carácter autónomo, soberano y democrático, de aquí que la lucha social y política por su erradicación sea tan necesaria. Sin embargo y a pesar de ello, hoy todos los gobiernos de la UE y la propia UE reconocen la legalidad del ordenamiento jurídico de los territorios offshore, que albergan el secreto bancario, las sociedades instrumentales y filiales bancarias, los trust o fideicomisos y los vehículos especiales de in versión como figuras jurídicas propias al servicio de los capitales móviles y las corporaciones.

La ciudadanía europea organizada, que ve impotente como se están perdiendo los derechos económicos y sociales adquiridos con los efectos de la crisis como única excusa, ha de reaccionar y movilizarse en Europa para cuestionar lo que está en la base y es la causa de su pérdida de derechos, aquellos instrumentos de las finanzas que constituyen armas a su servicio para imponerse a la soberanía de los países.

Los paraísos fiscales son junto al desarrollo imparable de la especulación, la generación de la deuda pública ilegítima para el salvamento de los sistemas financieros, la privatización y concentración casi total del sistema bancario y el ataque a los sistemas fiscales, las principales armas de destrucción masiva que socaban la democracia en Europa e impiden que pueda construirse una economía al servicio de la sociedad. Lo que es descorazonador es que sean los gobiernos elegidos por el pueblo los que han legislado las políticas que hacen posible el desastre.

Las políticas que desde la cumbre del G-20 en Londres se han desarrollado internacionalmente, con el pretexto de implementar medidas para abolir los paraísos fiscales, han constituido una auténtica burla a la ciudadanía, una cortina de humo que ha hecho posible que dichos territorios offshore hayan adquirido visos de honorabilidad al desaparecer de la lista de paraísos fiscales de la OCDE, cuando en realidad no ha cambiado sustancialmente su funcionamiento.

La sociedad organizada ha de pedir a las fuerzas políticas de cambio en Europa que desplieguen la bandera contra los paraísos fiscales en la UE y al mismo tiempo organizarse para exigir medidas a los gobiernos para combatirlos a nivel local:

- Los partidos de la izquierda europea tienen la responsabilidad de abanderar el combate contra los paraísos fiscales en Europa y la UE y la sociedad europea ha de requerirles y organizarse para ello.

- Combatir el secreto bancario en Europa es un imperativo democrático. Para ejercerlo las instituciones políticas de la Unión Europea han de reconsiderar la relación de trato preferencial hacia estos países en el caso que no cambien su corrosivo sistema jurídico offshore.

- Es ineludible en el corto plazo introducir en la agenda política europea la necesidad de realizar acuerdos bilaterales efectivos de intercambio automático de información desde la UE con estos territorios. Las autoridades tributarias o judiciales han de poder reunir la información necesaria en el ejercicio de sus funciones democráticas.

- Desde la UE se habría de promover activamente a nivel internacional el debate hacia el cambio en las normativas contables de las sociedades, que haga posible que las sociedades transnacionales paguen a las haciendas locales por sus beneficios en cada uno de los países en que operan.

- Las autoridades gubernamentales y parlamentos europeos y estatales han de promover medidas legislativas para que desde las administraciones no se contrate con aquellas empresas que tengan sociedades instrumentales ubicadas en paraísos fiscales.

- El recurrido tópico sesgadamente interpretado de la unión fiscal, ha de comenzar por acuerdos fiscales hacia la armonización en la UE y espacio económico europeo, eso resulta imposible con los paraísos fiscales.

La lucha para la abolición de los paraísos fiscales, agujeros negros de las finanzas,  es un imperativo democrático, ecológico y social y este foro debería de realizar una declaración en este sentido.

Res Pública Global

Categorías: Alterglobalización

¿Qué está ocurriendo en Andalucía? : De la coalición al presidencialismo

Lun, 26/01/2015 - 07:00

Carlos Martínez – ATTAC Andalucía

La presidenta de la Junta de Andalucía es sabido que es muy autoritaria y no admite disidencias, contradicciones o menos todavía posible competencia, sobre todo de gente de su edad. Maneja el PSOE-Andalucía como si fuera su cortijo y lo mismo desea hacer en la Junta de Andalucía. Es dura, ambiciosa y tiene un elevadísimo concepto de su autoridad. Una criatura de aparato, curtida en desbancar a otras y otros, pero no en construir y menos en pactar. Eso sí, siempre que no sea con el poder económico y los poderosos.

Susana llega aupada por José Antonio Griñán a su ejecutiva, primero en la Secretaría de Organización, luego en el Gobierno andaluz. Pero ya eran conocidas sus marrullerías y zancadillas políticas en las Juventudes Socialistas del PSOE siendo famosa por ellas hace unos quince años al menos. Las JJSS tuvieron tan poca buena fama, que incluso un conocido guerrista y ex ministro de Obras Públicas, Javier Sáez de Cosculluela, propuso que mejor era disolverlas pues habían perdido toda su implantación real entre las personas jóvenes reales, valga la redundancia. Muchas y muchos en el seno del PSOE sabíamos que desde hace más de treinta años son una escuela de cachorros socioliberales moderados, en la que se aprende sobre todo a ser, estar en la pomada a costa de lo que sea y conspirar. Es la más alta escuela de conspiración política, en el interno de un partido, que se conoce, al menos en Andalucía –aunque por lo que me cuentan el asunto está muy extendido- salvando de esa generalización a chavales y chavalas de buena fe, que siempre los ha habido y los hay.

Ser de Juventudes para algunas y algunos, Susana entre ellas, es un trampolín para colocaciones clientelares, no tener que preparar oposiciones ni buscar trabajo en empresas privadas o bien con carreras inacabadas y sin experiencia laboral, comenzar a tomar decisiones desde su acceso muy temprano a concejalías, direcciones generales u otras instituciones políticas, sin ninguna experiencia ni vital ni política y que sin embargo luego afectan sus actos a cientos o miles de familias, a personas en desempleo, pymes, comerciantes locales o a pensionistas –por ejemplo-.

Aunque también son un espacio para desconocer e ignorar las obras de Marx, Habermas, Kautski o Fernando de los Ríos, por no citar a marxistas actuales, que en absoluto son difundidas y menos comentadas. Como mucho en tiempos de Zapatero algunas y algunos llegaron a leer a Petit y ese “republicanismo” tan edulcorado como alejado de la lucha contra la explotación. Hay excepciones y por cierto en las JJSS es de justicia decir que han habido proporcionalmente muchas más expulsiones por motivos de disidencia política e ideológica que en el PSOE, lo cual también es digno de reseñar.

Esa es la escuela de la presidenta de la Junta de Andalucía. Además desde sus tiempos de Juventudes, está acostumbrada a mandar y a quitarse de en medio a cualquiera que le haga sombra o perjudique sus intereses. Es peligrosa. Lo es doblemente, pues utiliza las palabras izquierda y socialismo con una frivolidad insultante y carente de cualquier conocimiento sobre lo que es el socialismo y digo el socialismo, no la doctrina pobre, hueca y cobarde de los textos emanados de los cuadros teóricos social liberales y felipistas del PSOE o de sus últimos congresos, en lo ideológico y en cuanto al tránsito hacía una sociedad socialista, se refiere. Pero también en cuanto a lucha frente al neoliberalismo y la lucha antineoliberal. Toda la cultura neoliberal impregna las acciones y pensamientos de las cúpulas socioliberales, carentes de formación marxista, pero también socialdemócrata.

Es la señora Díaz una de las personas causantes de que otras fuerzas políticas emergentes puedan descalificar la izquierda y muchas y muchos votantes socialistas se asqueen de personajes como ella y lo que ella representa.

Pero me pregunto ¿No será que lo que Susana quiere en realidad, con el posible adelanto electoral, es evitar que se cree la banca pública andaluza – en la que sé que no cree – o no poner en marcha el banco de tierras, u otras medidas incómodas para empresas eléctricas y bancos, en inminente aprobación? Medidas todas ellas pendientes, pero ya con el trámite parlamentario muy avanzado.(En el asunto de la banca pública y a instancias de los parlamentarios de IU, Attac fue consultado y tenido muy en cuenta.)

Susana piensa en adelantar las elecciones para evitar cumplir lo más de izquierdas del programa del Gobierno Andaluz y por su desmedida ambición política.

Lo cierto es que José Antonio Griñán a pesar de lo que se quiera pensar o las dudas y rechazos que pueda suscitar así como su moderado socioliberalismo, sí fue el impulsor junto con Diego Valderas del acuerdo de Gobierno andaluz, tras consultar, no solo a sus militantes y simpatizantes, en el caso de IU, sino también a elementos y asociaciones de la sociedad organizada y a organizaciones sociales y sindicales andaluzas, Attac Andalucía entre otras. Pero a la presidenta Susana el pacto de izquierdas le llegó ya hecho, firmado y negociado por otros, si bien es cierto ella participó, fueron Mar Moreno y otras personas las que lo ultimaron. Yo creo además y así me lo han corroborado personas del PSOE-A que ella jamás ha creído en ese pacto sino como mal menor.

A todo esto, se le añade otro problema y es que el más que posible adelanto electoral, tendrá otro grave problema y es que siendo antes que las elecciones municipales, dificultará la confección de programas y listas participativas con la ciudadanía ante los comicios locales, al superponerse el plebiscito susanista en el calendario electoral. Vamos, todo un desaguisado movido por un personalismo desaforado.

La verdad es que el no ser una presidenta electa por el pueblo lo lleva mal la presidenta andaluza y es cierto que esto puede ser razonable. Pero sus tics autoritarios le impiden aceptar que donde ella manda, nadie le puede rechistar. Yo creo que un personaje de estas características, además tan poco leal como no sea con ella misma, no le viene bien ni al propio PSOE, al que ya le está creando muchos problemas internos.

La nueva forma de hacer política la verdad, nos está dando muchas decepciones últimamente, pues nuevas personas en diversos partidos, incluidos los “nuevos”, sus dirigentes, una vez con aparato y poder interno, están siendo todos ellos implacables con sus disidentes. Uno piensa que tal vez es cierto aquello de “La ley de hierro de las oligarquías políticas” de Robert Michels, el politólogo alemán de inicios del siglo XX cuyo libro “Los partidos políticos” recomiendo a recién llegados a esto y a crédulos ingenuos en la invulnerabilidad de sus líderes. Lo digo yo que creo en el liderazgo, pero el cooperativo y participativo.

Bien, creo que Susana Díaz está en su derecho legal de adelantar las elecciones, pero también en la obligación moral de hacer política con humildad, respeto y tolerancia, sabiendo que un gobierno de coalición es cosa de dos o tres y no de uno. Si no entiende esto, mejor adelante elecciones y así que sepa lo que es morder el polvo o luego tener que mendigar pactos para gobernar. Claro que siempre le quedará el Partido Popular. Seguro que coincide más con ellos -los del PP-  que con socialistas de verdad y con el resto de la izquierda real y transformadora.

Lo que yo creo en el fondo es que tras este asunto lo que se esconde en realidad es una operación de más largo alcance. Desestabilizar un debilitado y desorientado PSOE y de esta forma lograr una nueva dirección, no más liberal, que la de Pedro Sánchez, que también lo es, sino de más confianza para los poderes establecidos y su mentor Felipe González como representante de un sector muy importante de los poderes económicos. A esta operación la ambiciosa Susana acude presta, tras su equivocación de no acudir a unas primarias ya pasadas. Pero utilizando su terminología, no puede perder un nuevo tren. Mientras tanto el pueblo andaluz de convidado de piedra.

Politólogo y co-primer secretario de Alternativa Socialista.

Miembro del Consejo Científico de ATTAC España

Categorías: Alterglobalización

El peligroso juego político en la manipulación del precio del petróleo

Dom, 25/01/2015 - 13:00

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

El petróleo ha llegado a los 45 dólares el barril y no hay atisbos de que revierta la tendencia en el corto plazo. El peligroso juego político de Arabia Saudita tiene a los productores petroleros en ascuas. Rusia, Irán, Venezuela, Noruega, Nigeria y Canadá dependen de sus exportaciones de petróleo para estabilizar su presupuesto. Por eso el derrumbe del precio de su motor comercial los tiene al borde de la bancarrota. Para Venezuela el petróleo constituye el 96 por ciento de sus ingresos de exportación y con cada dólar de descenso el país pierde 800 millones de dólares. Venezuela se tambalea con una inflación que supera el 60 por ciento y con escaséz de alimentos básicos. Para Rusia los ingresos del petróleo y el gas representan las tres cuartas partes de su factura de exportación; mientras que para Nigeria el petróleo representa el 90 por ciento de sus exportaciones. Irán lucha por hacer que su dependencia del petróleo llegue en el corto plazo al 30 por ciento en lugar del 50 por ciento actual.

El descenso del petróleo tiene múltiples aristas y ramificaciones pero lo que ya nadie descarta es la mano de Washington y Arabia Saudita en el desplome del precio oro negro. El príncipe saudí Alwaleed bin Talal aseguró el pasado fin de semana que “Nunca más volverá el petróleo a los 100 dólares”, manifestando su clara intención de hacer que el petróleo baje aún más, a los 30 e incluso a los 20 dólares como apuestan los mercados de futuros. Arabia Saudita está segura de ser un ganador, al menos en el corto y mediano plazo, dado que tiene las mayores reservas y los menores costos de producción mundial. Además, desde 1945 el gobierno de Riad es el brazo armado de Estados Unidos en la política mundial del petróleo, recurso energético que durante todo el siglo 20 fue un arma geopolítica.

Arabia Saudí representa el 10 por ciento de la producción mundial de petróleo y ha sido el gran regulador del precio desde el estallido de la crisis del petróleo en 1973. Su sola decisión de subir o bajar la producción influye en el precio y por eso la decisión de mantener la producción no ha podido tomarse sin el consentimiento de Estados Unidos, dado que Estados Unidos es un claro perdedor con el precio del petróleo a 45 dólares. Sin embargo Estados Unidos busca estrangular económicamente a Rusia, Venezuela e Irán, en una repetición de lo que hizo con Arabia Saudita en 1985 cuando arrastró al colapso a la Unión Soviética al hundir el precio del petróleo a 10 dólares. Lo que vivimos ahora, 30 años más tarde, es una repetición de ese escenario con la salvedad de que Rusia esta vez está más fortalecida que Estados Unidos: su deuda pública es del 12 por ciento del PIB mientras la de Estados Unidos supera el 100 por ciento del PIB.

El discurso de Arabia Saudita es que quiere recuperar el mercado del petróleo que perdió por el ingreso de otros competidores y que no reducirá su producción aunque el precio siga descendiendo. Si consideramos que Arabia Saudi produce el petróleo a un costo de 20 dólares el barril y que es el petróleo más barato del mundo, podemos entender lo que espera al resto de los productores que, como Rusia, producen a 30 o 35 dólares el barril… Este es el punto en el cual también pierde Estados Unidos: la producción de petróleo via Shale-Oil y responsable de gran parte de la generación de empleo y del crecimiento en ese país tiene un costo de 50 dólares el barril. ¿Puede Washington echar por tierra el camino que ha sido su principal fuente de recuperación? Aquí entra la manipulación financiera.

Desregulación y manipulación financiera

En julio de 2013 y cuando el petróleo Brent y WTI se disputaban los 115 dólares el barril, aseguramos que ese precio estaba fuertemente manipulado yanticipamos un pronto descenso a 80 e incluso a 60 dólares el barril. Año y medio tardó en cumplirse nuestro pronóstico y hay que apuntar ahora que el descenso en el precio va para largo porque estamos asistiendo a la explosión de una burbuja financiera que infló los precios gracias a las bajas tasas de interés de los bancos centrales y el siempre delirante optimismo de quienes invocan la esperada “recuperación”. Esto es porque las finanzas y la macroeconomía están estrechamente interconectadas, aunque la teoría económica indique que el dineroes completamente neutral. Si la desregulación financiera provocada en el mundo desde fines de los años 80 ha permitido el más obsceno y corrosivo nivel de manipulación de los mercados, ¿qué podemos esperar de la salud de la macroeconomía cuando ésta depende justamente del juego limpio de los participantes del mercado?

Lo que estamos presenciando es el estallido de la burbuja especulativa con el petróleo (y también de otras materias primas como el cobre y el acero), resultado de la prolongación de la crisis. La burbuja del petróleo viene desde fines del siglo pasado dado que se convirtió en uno de los deportes favoritos del mundo financiero. Hacia el año 2005 el intercambio financiero en el mercado del petróleorepresentaba 3 veces el mercado físico y la crisis financiera que estalló en 2008 lejos de revertir esta tendencia la acentuó: el año 2013 los intercambios financieros por el petróleo eran más de 8 veces los intercambios reales.

Existen miles de instrumentos financieros (o “derivados”) que apoyaron estratégicamente la especulación con el petróleo. Paquetes por cientos de miles de millones de dólares que, bajo la garantía del petróleo, generaron una montaña de compromisos financieros que hoy, bajo la inclemencia de la crisis, se derrumba como un castillo de naipes.

El aumento en el precio del petróleo hasta los 147 dólares el barril en julio de 2008 fue visto como una gran oportunidad para muchos inversionistas que apostaron por duplicar las perforaciones en busca del oro negro. Este nuevo El Dorado, permitió a Estados Unidos más que duplicar su producción de petróleo y pasar de los 4,3 millones de barriles diarios de 2008 a los 9,4 millones de barriles diarios en diciembre pasado, cifra que no se producía desde 1982. Rusia, Irán, Nigeria y Noruega también aumentaron la producción para satisfacer la demanda creciente de China.

Sin embargo, el crecimiento de China se detuvo y Europa entró de nuevo en un camino a ninguna parte por lo que la demanda de petróleo se desplomó. Se calcula que cada día se producen un exceso de oferta de 3 a 4 millones de barriles. La recuperación no ha llegado y la especulación con el petróleo tiene una arista aún más compleja. Muchas empresas se están declarando en insolvencia y cerrarán la producción. La consultora petrolera noruega Rystad Energy advierte de proyectos de perforación por valor de más de 150 mil millones de dólares serán detenidos en los próximos meses y que 800 proyectos de producción de petróleo por más de 500 mil millones de dólares podrían aplazarse.

Si el petróleo permanece en los niveles actuales o desciende aún más se puede desatar el efecto boomerang: como muchos proyectos están siendo aplazados o abandonados, la falta real de nuevas inversiones puede hacer que hacia fines de la década se produzca una seria escasez de petróleo que lleve a un aumento extremo de los precios y lo disparen sobre los 150 dólares el barril. Ese será el momento para recordarle la palabra al príncipe saudí “Nunca más volverá el petróleo a los 100 dólares”. Habrá que ver qué dice, y si Washington lo autoriza.

El Blog Salmón

Categorías: Alterglobalización

ATTAC Canarias: “ATTAC contra el poder desmesurado de los mercados”

Dom, 25/01/2015 - 07:03

Charla-Coloquio ”ATTAC contra el poder desmesurado de los mercados”, a cargo de Ricardo García Zaldívar, Portavoz de ATTAC España.

Martes, 27 enero 2015, a alas 19.30 horas, en el Café d’Espacio, C/ Cebrián 54. Las Palmas de Gran Canaria.

Categorías: Alterglobalización