Neoliberalismo e Universidade

Neoliberalismo e Universidade

Cando en fírgoa coñecimos o documento que a continuación se adxunta, de entrada pensamos que era unha broma de alguén que trataba de caricaturizar as políticas neoliberais en relación coa Universidade. Cando constatamos que era o programa real dun candidato a Reitor da Universidade Autónoma de México, a nosa reacción inicial foi de estupor, para deixar pouco a pouco paso a unha sensación de gratitude cara ao profesor Santos Mercado Reyes, valeroso neoliberal. Gratitude pola súa crúa claridade, por saberse recoñecer como neoliberal no abano de políticas que propugna para a Universidade, por ilustrarnos sobre os valores mercantís e emprendedores que fundamentan o seu proxecto. Tal vez desde o seu nacemento estivera predestinado o profesor Mercado a sacralizar o ídem e a batallar afanosamente pola privatización da Universidade. ¡Que o seu exemplo sirva para que outros se recoñezan nel e se decidan a saír do armario!


LA UAM NECESITA UN RECTOR NEOLIBERAL.- POR SANTOS MERCADO

Introducción

La marcha del mundo actual es radicalmente distinta al de hace 25 años en que nació la UAM. En aquel entonces, más de un tercio de la población mundial se habían declarado socialistas, fascistas o nazis ( URSS de Lenin, México de Lázaro Cárdenas, Italia de Mussolini, Alemania de Hitler, China de Mao, Cuba de Fidel, Europa del Este, etc.) el resto seguían políticas keynesianas que sin destruir totalmente al sistema de mercado, dejaban los renglones más importantes de la economía en manos de la burocracia estatal. Muy caro se ha pagado este error, casi un siglo perdido. Por fortuna, a finales del siglo pasado, se empieza a rectificar el rumbo. Hungría se rebela contra el imperio Soviético, Chile se sacude al gobierno comunista de Salvador Allende, cae el Muro de Berlín, desaparece la URSS, China se decide a sepultar su economía centralizada y Hong Kong muestra al mundo las maravillas que puede hacer el mercado libre. México también empieza a sacudirse la pesada burocracia que había tomado el poder desde 1917 e inicia una serie de reformas a fin de darle mayores oportunidades a las iniciativas de los individuos. Tal es la reforma neoliberal desde 1982. Pero las escuelas y universidades prácticamente no han cambiado. Si queremos que la educación sea un instrumento de desarrollo y prosperidad para el pueblo de México tenemos que iniciar las reformas. Para la UAM el proceso de elección de rector representa una gran oportunidad. En esta tesitura propongo el siguiente plan de trabajo que aplicaré en caso de lograr la rectoría de la Universidad Autónoma Metropolitana 2001-2005.

1. Reformar o derogar la Ley Orgánica. La razón es porque se ha transformado en una camisa de fuerza que impide el desarrollo de la UAM.

2. Cambiar las reglas de elección de autoridades. Mientras la UAM se conserve como “universidad pública” todos los profesores, investigadores, administrativos, trabajadores y alumnos debemos elegir al rector general con voto directo y secreto . Para rector de unidad, la comunidad de cada plantel debe ser quien elija.

3. Introduciré el sistema de subsidio al alumno. Convenceré al gobierno federal para que en lugar de que siga subsidiando a nuestra universidad, lo haga mejor a los alumnos para que ellos paguen la colegiatura en la unidad de su preferencia.

4. AUTONOMÍA A CADA UNIDAD. Romperé el sistema de control centralizado del presupuesto para que cada unidad funcione como una universidad totalmente autónoma.

5. PRIVATIZAR LA UAM. Trataré de convencer a mis colegas y a todos los trabajadores de la UAM para que juntos, adquiramos en propiedad a esta institución.

6. PRIVATIZAR la tienda de la UAM. Esta tienda debe dejar de ser un aparato burocrático, inútil y costoso para transformarse en un gran negocio donde los que allí trabajan sean propietarios.

7. PRIVATIZAR los Centros de Desarrollo Infantil (CENDI´S). Los trabajadores de cada centro los deben adquirir en propiedad y administrarlos bajo la filosofía del “buen negocio” para que los clientes queden satisfechos.

8. CAMBIO DE MENTALIDAD. Desde la creación de la UAM en aquél folclor socializante se ha buscado imprimir en los jóvenes una mentalidad izquierdista, marxista o de plena subordinación. Esto no sirve para el mundo moderno por lo que tenemos que cambiar todos los planes y programas de estudio.

9. MENTALIDAD EMPRENDEDORA. El objetivo de la UAM, hasta ahora, es formar gente con “mentalidad de empleado”. Esto tiene que cambiar radicalmente, debemos formar profesionales que piensen en crear empresas, hombres de negocios que detectan oportunidades de mercado y generan los productos o servicios que demanda la sociedad (el mercado).

10. INTERNACIONALIZAR LA UAM. Nuestra universidad debe compararse con parámetros internacionales y medirse con respecto a las mejores universidades del mundo.

11. FORMACION INTERNACIONAL. La UAM debe relacionarse con universidades de otros países para tener intercambio de profesores y alumnos.

12. SUELDOS INTERNACIONALES. Debemos buscar la manera de que nuestros sueldos y salarios sean competitivos internacionalmente.

13. LA UAM DEBE CRECER. Debemos aspirar a tener un plantel en cada Estado de la República.

14. CERO RECHAZADOS. Esto implica cambiar el concepto de “universidad pública” por el de “dar servicio a todo público”.

15. SISTEMA DE FINANCIAMIENTO PARA LOS ALUMNOS. La UAM puede prestarles recursos financieros para que logren exitosamente sus carreras y luego regresen hasta el último centavo.

16. UNIVERSIDAD DE 24 HORAS. Si evitamos las horas muertas, aprovechamos las noches y madrugadas, incluso los sábados y domingos podemos recibir en cada unidad hasta 50 mil alumnos.

17. DOCENCIA EN INGLES. Así formaríamos profesionales más competitivos pues dominarían al menos dos idiomas.

18. TRABAJO PARA ALUMNOS. Los puestos nuevos que se van formando en la UAM se deben ofrecer preferentemente a los mismos alumnos.

19. INVESTIGACIÓN. Esta se debe ver como una actividad rentable, en beneficio del investigador, de las empresas privadas. De los consumidores y de la misma universidad.

Lee la versión completa en http://ftp.azc.uam.mx/pub/eventos/mercado.doc

Si acaso simpatizas con estas ideas, te ruego lo manifiestes ante la JUNTA DIRECTIVA quien, por ahora, tiene la facultad de nombrar al RECTOR GENERAL.

Unete a mi equipo: 57142731, 57153145, 53189014, E MAIL: mrs@correo.azc.uam.mx, cubículo H-137 C. B. UAM-A


LA UAM NECESITA UN RECTOR NEOLIBERAL

Plan de trabajo que aplicará el profesor

Santos Mercado Reyes

en caso de lograr la rectoría de la

Universidad Autónoma Metropolitana

para el período 2001-2005.

Estimados amigos y colegas:

El mundo ha cambiado radicalmente y nuestra universidad también debe transformarse. No me preocuparía demasiado si me percatara que nuestra institución está respondiendo adecuadamente a los vertiginosos cambios nacionales e internacionales, pero tengo la sensación de que nos vamos quedando cada vez más rezagados. Por tal motivo, he decidido participar en la contienda por la RECTORIA GENERAL de la Universidad Autónoma Metropolitana.

¿Necesito el puesto de rectoría para impulsar los cambios? No debería ser así, las propuestas buenas deberían atenerse a su propia fuerza y hablar por sí mismas. Quizás si viviéramos en un ambiente universitario abierto, con parámetros claros e intereses comunes las ideas correctas se establecerían sin dilación, sin embargo, nuestra universidad ha perdido flexibilidad, de tal suerte que aún pequeñas modificaciones en programas de estudio o por permitir la venta de café han llegado a generar violentas revueltas para forzar a que todo siga como antes.

Personalmente, durante los más de quince años que tengo en la UAM he intentado, desde mi puesto de profesor, establecer una serie de propuestas para mejorar nuestra casa de estudios pero la inercia burocrática, los intereses sindicales o los tabúes que imperan en la institución terminan por rechazar o ahogar toda nueva iniciativa.

Hoy quiero renovar mis esperanzas de que esta institución puede tener un buen futuro, estoy seguro que si conjuntamos las voluntades de toda la gente bienintencionada podemos construir una universidad tal como la merece nuestro pueblo, nuestros alumnos y nosotros mismos.

 

1. EL CONTEXTO MUNDIAL

Para fundamentar mis propuestas quiero, brevemente, exponer mi visión del contexto que nos ha tocado vivir, porque el mundo de hace 25 años que vio nacer a la UAM es radicalmente distinto al de hoy en día.

Precisamente durante 1973, año en que el gobierno priista de Luis Echeverría Alvarez crea la Universidad Autónoma Metropolitana, se presenciaba un incontenible avance mundial de los sistema centralizadores: la URSS (1917), Italia (1922), Alemania (1933), China (1949), Cuba (1959), y muchos países de la Europa del Este se habían declarado abiertamente socialistas, fascistas o nazis. Más de un tercio de la población mundial dejaba de confiar en el sistema de mercado para entregar su suerte a las nuevas versiones de feudalismo. Los países que no se declaraban comunistas, se subían al tren del keynesianismo para elevar al poder a políticos y burócratas gubernamentales que, sin destruir totalmente los mercados, intentaban el control, los frenaban o de plano los desaparecían. Tal era el caso de Inglaterra, Estados Unidos, Francia, etc. Por lo tanto, la hegemonía de las dictaduras, con distintos disfraces según el país, estaban en su apogeo. Latinoamérica y especialmente México no eran la excepción.

2. MEXICO SE SOCIALIZA

Nuestro país recibió la influencia liberal que en el siglo XVIII había impulsado Thomas Jefferson en los Estados Unidos. Porfirio Díaz se percataba de los resultados maravillosos de una economía donde el talento de los individuos se dejaba libre para desarrollar toda su iniciativa y empresarialidad. Por eso Díaz hizo esfuerzos importantes por aplicar el modelo de mercado. El país tuvo un período de gran avance y desarrollo. Pero a principios del siglo XX México se vio envuelto en la ola socializante. Con la llegada de la Revolución Mexicana se daba un golpe demoledor al incipiente, pero importante desarrollo capitalista de nuestro país. La iniciativa privada tuvo que guardar sus esfuerzos y talento para mejores épocas. Fue así como, amparado por la Constitución de 1917 el Estado se arrogó el derecho de ser el rector de la economía; construyo los grandes monopolios petroleros, de electricidad, telefonía, ferrocarriles, salud, educación, etc. Expropió las tierras para crear el gran latifundio estatal. Parecía que los sueños acariciados por los viejos socialistas, marxistas y feudales se iban haciendo realidad sin que nadie los detuviera.

3. NO HAY MAL QUE DURE CIEN AÑOS...

De pronto, el mundo empieza a dar un giro. Los sistemas centralizados empiezan a caer en desgracia: Polonia entra en rebeldía contra el imperio soviético, Chile se sacude el gobierno comunista de Salvador Allende, cae el Muro de Berlín, desaparece la RDA, se desintegra la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS) y Hong Kong muestra al mundo lo que es capaz de hacer el mercado libre. Incluso la China Comunista, un día después de sepultar a Mao Tse Tung inicia el desmantelamiento de su sistema para abrazar al capitalismo como modelo de desarrollo.

El mundo entero, unos con paso lento y otros deprisa empiezan a abrazar con fuerza el camino de la libre empresa, esto es, el neoliberalismo. Hoy en día ya son pocos los países que persisten en mantener estructuras feudales (Cuba, Corea del Norte, Irak, Afganistán), pero incluso en Cuba ya se empieza a eliminar el bloqueo interno que impuso Fidel Castro y el Che Guevara y hoy ya se aprecia el gran dinamismo del naciente empresariado cubano.

En México, desde 1982 se inicia un gran esfuerzo por desburocratizar el sistema: El estado dejó de engordar, se privatizan muchas de las empresas estatales, se mete a la cárcel a algunos líderes sindicales que querían seguir cabalgando sobre las espaldas de los trabajadores. Durante el régimen de Salinas de Gortari la economía empieza a disfrutar una importante desregulación a fin de dar camino más libre a la iniciativa empresarial de los individuos. En el año 2000 casi como milagro, México ve caer al partido que había mantenido la “dictadura perfecta” por más de setenta años y se abren así renovadas esperanzas de que México emprenda un camino de verdadera prosperidad.

Esta corriente de desburocratización de la economía no ha estado exenta de obstáculos e incomprensiones. Muchos líderes feudales incrustados en los sindicatos, en las empresas estatales y en la misma burocracia gubernamental han sentido heridos sus intereses y tratan de regresar la rueda de la historia. Organizan guerrillas, bandas delictivas o partidos políticos para oponerse a los cambios liberales, retrasando con sus actitudes la solución a nuestros problemas económicos y sociales.

4. NACE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA METROPOLITANA

Así pues, la UAM surgió en medio de ese folcklor socializante. La Burocracia estatal expropió los terrenos donde hoy se asienta la UAM, usó fondos públicos para construir los edificios y nombró a los funcionarios que deberían cumplir con las órdenes del Estado. Desde entonces, le asigna un subsidio anual etiquetado desde las mismas oficinas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Con el objeto de dejar en claro sus quehaceres le dotó de una Ley Orgánica. En ella se establece qué debe hacer, cómo se debe organizar y cómo elegir a los funcionarios que cumplan las órdenes del Estado.

En otras palabras, la UAM nació como una parte más de la estructura burocrática del Estado.

Debo decir, con toda claridad que este modelo de universidad ya no corresponde a los tiempos modernos.

Por tal motivo mi propuesta no puede decir que quiero “reforzar lo que estamos haciendo”, “continuar la labor de mis predecesores”, “ profundizar nuestras tareas”, etc. Más bien, nuestra universidad requiere un replanteamiento a la luz de los cambios y tendencias mundiales e históricas. Tampoco estoy diciendo que debemos seguir los dictados de las burocracias internacionales, llámense Banco Mundial, FMI, etc., pues está visto que esas burocracias tienden a reforzar las estructuras estatistas.

5. LEY ORGANICA

Puede ser que a algunos les parezca descabellado plantear la derogación de la ley orgánica que nos rige. Sin embargo, debemos reconocer que la sola existencia de dicha ley nos denuncia como un aparato burocrático más del Estado. Esta ley, donde el Estado nos dice qué debemos hacer y cómo organizarnos se ha constituido en una camisa de fuerza que impide el desarrollo de la institución.

Los negocios privados en lugar de ley orgánica, se rigen por señales de mercado, es decir, son los clientes (el mercado) quienes deciden si la empresa está haciendo un buen producto o dando un buen servicio. Los criterios de rentabilidad de los negocios privados sustituyen a las leyes orgánicas de las entidades burocráticas. Si la empresa privada obtiene las ganancias que desea se puede decir que está funcionando bien, de otra forma tendrá que buscar la mejor organización si no quiere desaparecer.

El problema de una institución que se rige por ley orgánica es que se hace insensible a las necesidades de la sociedad, puede permanecer largos años simulando que cumple los objetivos y sigue recibiendo recursos del Estado.

Ciertamente la Ley Orgánica de la UAM admite una diversidad de interpretaciones, pero las que terminan por imponerse son las de la autoridad en turno que a la vez se subordina a quien le otorga los recursos financieros. Si dicha autoridad tuviera una ideología anti-burocrática y una suficiente voluntad política, podría forzar la interpretación para llegar a buen puerto, pero, durante 25 años no se ha visto tal. Por lo tanto, es mejor olvidarse de la Ley Orgánica, usar el sentido común y asumir nuevos criterios.

6. ¿QUIÉN ELIGE AL RECTOR GENERAL DE LA UAM?

Si la UAM fuera propiedad absoluta de un solo dueño, esa persona tendría el derecho de nombrar al rector que se le pegue la gana. La razón estriba en que el propietario estaría asumiendo el riesgo de su buena o mala decisión. Si coloca a un bribón, el propietario sufrirá la pérdida y no tiene por qué reclamarle a nadie.

Pero la UAM se supone que es de todo el pueblo. Es imposible reunir a 100 millones de mexicanos para que decidan quién será el rector de la UAM, pero ¿no podría al menos permitirse que los profesores, trabajadores y alumnos de la UAM tengan el derecho de elegir al nuevo rector? ¿No sería este método menos anti-democrático que el actual? Ninguna objeción tendría yo si los nueve de la Junta Directiva fueran los propietarios de la Institución pues su decisión incorrecta les llevaría a pagar el error. Pero ellos no son propietarios, ni trabajadores de la UAM y además están solo un período corto de tiempo. Así que si eligen mal, nada pierden y nadie les puede reclamar.

Por lo tanto, me propongo promover nuevas reglas de elección de autoridades de tal manera que, mientras la UAM se conserve como “universidad publica”, toda la comunidad participe, con su voto directo y secreto, para designar al rector general; para los rectores de unidad, la comunidad de dicha unidad es la que debe decidir igualmente mediante su voto directo y secreto.

7. PRIVATIZAR LA UAM

Lo que es de todos, es de nadie

En nuestra universidad la palabra privatización es casi una blasfemia. Pero hay que reconocer que estamos viviendo una gran ola de liberalismo económico donde la responsabilidad del desarrollo de la sociedad descansa en la actividad, iniciativa y talento de los individuos propietarios. La clave para comprender el proceso de privatización radica en que el burócrata del estado no asume los riesgos que enfrenta el empresario privado y que obliga a este último a hacer todo de la mejor manera para dejar satisfecho al cliente.

Esta nueva filosofía constituye un maravillosos mecanismo de desarrollo y prosperidad. Pero parece que nuestras universidades burocráticas no quieren entender esta filosofía y se cubren de todo tipo de escudos.

De mi parte, declaro que abrazaré firmemente la filosofía que implica la privatización. Usaré todos los medios para convencer a mis colegas profesores, investigadores, docentes y administrativos de que es mejor que nos transformemos en propietarios de nuestra institución a ser simples empleados. Esto implicará negociar con el gobierno para que nos liquide como trabajadores del Estado. Con los recursos obtenidos de la liquidación podemos perfectamente comprar la universidad. Y aún cuando se tuviera que pagar más por ella, podemos negociar con el gobierno para que nos permita pagar en un lapso de 20 años.

Prefiero mil veces plantear este esquema de privatización para no correr la triste historia de aquella gran burocracia de la Academia de Ciencias de la URSS que simplemente el gobierno la clausuró echando a la calle a los científicos, docentes e investigadores para que buscaran chamba donde pudieran.

8. ELIMINAR LOS SUBSIDIOS DIRECTOS A LA UAM

Privatizar los edificios y la institución nada tiene que ver con la gratuidad de la educación pues eso corresponde a otra política del Estado. Perfectamente podríamos ser dueños de la UAM y seguir subsidiados por el gobierno para que no les cobremos a los alumnos. Sin embargo, no es esto lo que propongo, pues seguramente ese subsidio directo terminaría por controlar y corromper a nuestra universidad. Lo que propongo es que nuestra institución no reciba subsidios directos del gobierno. Tenemos que lograr y mantener la autonomía financiera respecto al Estado pues ella es la condición indispensable para tener autonomía administrativa y académica.

Quizás este es un punto aún oscuro de comprender pues nos hemos acostumbrado a estirar la mano (amparados por la Constitución) para que el gobierno nos regale el dinero. Pero ese regalo monetario, llamado subsidio, es precisamente la variable que explica la burocratización, el estancamiento y en muchas áreas el continuo deterioro de nuestra casa de estudios.

Los efectos negativos del subsidio directo son verdaderamente alarmantes en todos los aspectos de la vida universitaria. Si queremos saber por qué nuestra casa de estudio se transforma en nido de terroristas, izquierdistas y sindicaleros encontraremos que en el fondo es un producto natural del esquema de subsidios directos, o por qué la gente tiene muy escasas motivaciones para dar todo su talento, por que los investigadores terminan por abandonar los laboratorios o por qué formar a un ingeniero sale más caro en la UAM que si se graduara en una universidad privada norteamericana, etc.

Por tanto, aunque el subsidio directo es un sistema muy cómodo, tenemos que evitarlo para que no neutralice nuestros esfuerzos por construir una buena universidad.

9. QUE EL GOBIERNO SUBSIDE A LOS ALUMNOS NO A LA UNIVERSIDAD

 

Negociaremos con el gobierno para que el subsidio que nos otorga lo dirija a los alumnos para que ellos nos paguen la colegiatura. La colegiatura mensual sería de $4, 630.00, que es equivalente a lo que el gobierno nos envía actualmente.

De esta manera lograríamos que nuestras unidades académicas vivan de lo que paga el cliente y eso les obligará a atenderlo bien, y a la vez se mantiene la gratuidad de la educación.

Pero, si el gobierno se pone necio en regalarnos por la fuerza los dos mil trescientos millones de pesos anuales crearé un sistema financiero de tal forma que sea la rectoría general quien ponga los recursos en las manos de los alumnos y sean ellos quienes paguen su colegiatura en la unidad de su preferencia (AZC, XOCH, IZT). Este sistema se puede aplicar aún sin que sea necesaria la privatización de la UAM.

10. AUTONOMIA A CADA UNIDAD

El proyecto contempla hacer de cada unidad de la UAM una entidad con total autonomía respecto al gobierno y también respecto a la rectoría general.

Quiere decir que cada unidad debe funcionar como si fuera una universidad pequeña, con sus propios planes y programas de estudio, con el derecho de contratar personal, sus propias políticas de sueldos y salarios y su propio sindicato si creen que lo necesitan. Esto implica que si una unidad se quiere ir a huelga, no tiene por que arrastrar a las otras unidades. Con esta propuesta se fomentará la competencia aún entre las unidades y ello obligará a elevar la calidad a fin de garantizar mejores ingresos.

Para que la autonomía de cada unidad no sea solo discurso, debe basarse en un esquema de autonomía financiera. Esta es la razón del “Bono Educativo”.

11. INVERTIR EL FLUJO DE MANDO

Como puede verse, mi propuesta implica invertir la jerarquía de autoridad pues en lugar de que las unidades obedezcan las órdenes de rectoría, será ésta la que trabaje por servir a las unidades. Implica pues que la rectoría debe ser una especie de líder espiritual para fomentar el desarrollo de cada Unidad y transformarlas en universidades competitivas y en constante desarrollo.

12. TIENDA DE LA UAM

Desde que fue creada la tienda de la UAM ha representado una grosera sangría para la institución. El sindicato solo la justifica porque allí puede colocar a los líderes sindicales izquierdistas que han sido despedidos de otras empresas públicas y privadas. Esta labor supuestamente humanitaria acarrea miseria a quienes tienen que sostener ese gasto y eso no puede seguir así. Por tanto, la tienda de la UAM debe dejar de ser un aparato burocrático, costoso e inútil (donde cada año se pierden más de 10 millones de pesos) para transformarse en una empresa privada de la UAM. Los que allí trabajan deben transformarse en accionistas. Cualquier trabajador de la UAM debería tener la posibilidad de ser accionista para así obtener mayores ingresos derivados de las utilidades de esa empresa. En realidad, esa tienda podría ser el ejemplo exitoso de lo que los universitarios de la UAM podemos hacer en el campo de los negocios y de la libre competencia.

13. CENDI´S

Los CENDIS también deben ser privatizados, ¿quiénes deben adquirirlos en propiedad? Los trabajadores que allí laboran. Esto implicaría que dejaran igualmente de tener sueldo seguro del gobierno y en su lugar deberán ganar mediante el pago que realicen los clientes. Estoy seguro que les irá mejor pues allí hay gente de muy buen nivel en cuanto a la atención y educación de los niños.

14. CAMBIO DE MENTALIDAD

Nuestra comunidad universitaria fue largamente educada con una aversión a todo lo que suene a negocios, mercado, ganancias, empresas, privatización, neoliberalismo, globalización, rentabilidad, eficiencia, etc., es decir, a los conceptos y terminología del sistema capitalista. Todavía hay mucha gente que rinde culto al Che Guevara, a Carlos Marx, a Fidel Castro, gustan de llevar bajo el brazo el Manifiesto del partido Comunista y sueñan que mañana construirán una gran patria comunista. Esto solo significa que debemos hacer un urgente y profundo cambio en los planes y programas de estudio, en la currícula de todas las carreras pues de otra manera estaremos fuera del juego y condenaremos a nuestros egresados a la frustración ya que sufrirán el rechazo de la industria y el comercio, pues ya nadie quiere tener trabajadores izquierdistas que apuestan al fracaso de las empresas y del sistema de mercado.

15. LA UAM COMO SEMILLEROS DE EMPRESARIOS

La UAM debe transformarse en un semillero de empresarios capaces de generar nuevas fuentes de empleo, nuevas industrias competitivas en el campo y la ciudad, con capacidad de satisfacer al mercado nacional y de exportar bienes y servicios a todo el mundo. Los profesores y alumnos deberán empezar a comprender el papel fundamental que juega tener un empresariado dinámico para alcanzar una mejor distribución de la riqueza. Aún cuesta mucho trabajo entender por qué solo los mercados libres y competitivos producen la más justa distribución de la riqueza, pero tendremos que entenderlo tarde o temprano, y mientras más temprano, mejor.

16. INTERNACIONALIZAR LA UAM

Debemos aspirar a construir una universidad de estándares internacionales que sea capaz de competir en el mercado mundial de la educación universitaria. La cantidad de alumnos foráneos deberá ser un termómetro para saber si estamos haciendo bien nuestra labor universitaria.

17. SUELDOS INTERNACIONALES

Uno de los factores que explican por qué los salarios de los profesores son bajos en México es porque el gobierno los mantiene controlados. Esta es otra razón de por qué debemos hacer que la UAM sea verdaderamente autónoma respecto al Estado. Debemos aspirar a que los sueldos de los profesores e investigadores sean comparables a los del mercado internacional.

18. LA UAM DEBE CRECER

Podemos y debemos crecer ininterrumpidamente sin más limitación que el alcance de nuestra visión universitaria. En virtud a que la suerte de la UAM ha estado supeditada a los dictados del gobierno, no hemos crecido en cuanto a nuevas unidades, solo tenemos tres planteles desde que nacimos, nos hemos quedado enanos.

En cuanto recuperemos nuestra soberanía y gocemos de una autonomía verdadera respecto al aparato estatal, nos plantearemos el objetivo de tener una unidad de la UAM en cada estado de la República. Este planteamiento es perfectamente posible si dejamos de subordinarnos al presupuesto gubernamental. Estoy seguro de que muchos empresarios simpatizarían con nuestro proyecto y estarían dispuestos a invertir en nuestra institución.

19. CERO RECHAZADOS

Hasta ahora el concepto de universidad pública solo significa que estamos pegados a la ubre del gobierno. Debemos adoptar un nuevo concepto de universidad pública en el sentido de “servir a todo público”. Esta nueva política se debe traducir en el sentido de lograr CERO RECHAZADOS. Es decir, debemos tener la capacidad y la política de aceptar a todo aquel joven, ciudadano o anciano que desee lograr una educación universitaria en nuestras aulas. Así, por ejemplo, si llegara una analfabeta que quiere que nuestra universidad la forme como ingeniero nuclear, debemos tener la capacidad de crearle un plan para su objetivo. Esto no quiere decir que debemos actuar de manera populista pidiendo al gobierno más subsidios. La persona que se quiere formar debe asumir los costos y pagar de su bolsillo hasta el último centavo, si no ahora, después.

20. SISTEMA DE FINANCIAMIENTO A LOS ALUMNOS

Debemos crear un sistema de financiamiento para evitar que los alumnos abandonen los estudios por falta de recursos económicos. Podemos financiar a los alumnos de escaso recursos para que cuando ya sean profesionistas en activo regresen los dineros con todo e intereses. De esta manera todos saldríamos ganando. Podemos invitar al sector privado para que invierta en la educación de los alumnos y finalmente obtenga mejores ganancias que en el banco. De esta forma reduciremos la deserción pues un alumno tendrá recursos para que compre sus libros, alimentos, computadora, rente un cuarto y se alimente bien..

21. UNIVERSIDAD DE 24 HORAS.

 

Cuando nuestra universidad adquiera una verdadera vocación de dar servicio al público puedo garantizar que cada unidad puede alojar a más de 50 mil estudiantes. Esto es porque podemos usar casi 24 horas las instalaciones. Tener turnos nocturnos y de madrugada, turnos de sábados y domingos, incluso, podríamos, bien organizados, tener cuatro trimestres cada año. Esto no quiere decir que se va a superexplotar a los profesores y trabajadores haciéndolos trabajar como negros, al contrario, se puede organizar el trabajo de tal forma que aumente la calidad de vida de todos los docentes, trabajadores e investigadores. Además, daría lugar para contratar a miles de profesores que están deseosos de formar a la juventud.

22. FORMACION COSMOPOLITA

Nuestra universidad debe relacionarse con las mejores universidades del mundo, de tal manera que se pueda hacer intercambio de profesores y alumnos. Si un estudiante realiza su carrera asimilando la cultura de dos o tres países será un profesional más competitivo que aquel que se queda estancado en un solo lugar. Además, el hecho de recibir alumnos y profesores de otras latitudes enriquecerá nuestra visión y formas de pensar.

23. DOCENCIA EN INGLES

Nuestra universidad debe adoptar una política tal que paulatinamente nos lleve a dar casi todas las clases en inglés.

De esta manera nuestros alumnos al menos manejarán perfectamente dos idiomas y estarán mejor capacitados para aprovechar las ventajas de una economía cada vez más globalizada, abierta y competitiva.

24. TRABAJO PARA LOS ALUMNOS

 

Nuestra universidad debe dar preferencia a los alumnos para ocupar los nuevos puestos generados que requiere la institución. Pueden trabajar medio tiempo como mensajeros, secretarias, jardineros, vigilantes, en la biblioteca, etc. y el resto del tiempo ocuparlo para sus estudios. Así, los alumnos obtendrían un ingreso para mantenerse y la universidad reduciría sus costos. Todos saldríamos ganando.

25. INVESTIGACION

La universidad cuenta con un alto potencial para realizar investigación de calidad y pertinencia que pueda resolver los problemas de la industria, el comercio y los servicios. Sin embargo, la UAM está divorciada de estos sectores y, por tanto, su investigación tiene poco impacto en la economía y desarrollo del país. Aún nos reducimos a publicar “papers” que casi nadie lee. Esto lo podemos cambiar radicalmente de tal suerte que nuestra investigación tenga beneficiarios directos y repercuta en un incremento importante de los ingresos del investigador y algo que le quede a la universidad.

26. CONCLUSIÓN

Mi proyecto esta basado en la lógica y filosofía del mercado. A nadie pretendo engañar con discursos socialistas que atraen el aplauso fácil pero conducen al fracaso.

El mercado lo formamos todos los ciudadanos, los alumnos, los profesores, los trabajadores que estamos dispuestos a ser respetados y respetar a los demás. La alternativa a la lógica del mercado es la dictadura fascista donde la autoridad impone y los demás obedecen. Espero que dicha alternativa quede solo para la historia.

Los universitarios tenemos que dar muestra de cómo solucionar adecuadamente los problemas de la sociedad. Por eso necesitamos un rector que nos conduzca a reconstruir a nuestra universidad de acuerdo a los tiempos modernos.

Pido a toda la comunidad universitaria su apoyo firme y decidido para que juntos emprendamos la tarea de reformar a nuestra universidad, por el bien de la sociedad y de nosotros mismos.

Hago un llamado a todos los que simpatizan con estas propuestas para que se manifiesten ante la JUNTA DIRECTIVA a favor de mi postulación para ocupar la rectoría de la UAM. Y sobre todo los convoco para que formemos un gran equipo de trabajo en esta colosal tarea. Para cualquier duda, aclaración o comentarios pueden hablarme a los siguientes teléfonos.

5318-9014 Ciencias Básicas

5714-2731 particular

57153145 particular

044- 8517-3874 celular

e-mail mrs@correo.azc.uam.mx

27. CURRICULUM VITAE

Fecha de nacimiento: 24 de mayo de 1950.

Estudios

1. Licenciatura en fisica y matemáticas. ESFM-IPN

2. Maestría en economía matemática. CIDE.

3. Doctorado en Ciencias Económicas. (Sistemas financieros) UAM

4. Doctorado en Ciencias Económicas. (Economía de la educación) ESE-IPN.

5. Doctorado en Ciencias Económicas. (Teoría del equilibrio general) Tulane University.U.S.A.

6. Libro: Privatizar la educación pública tarea impostergable.

7. Asesor académico del Instituto Cultural Ludwig von Mises.

8. Director del Seminario Friedrich von Hayek.

9. Ha dictado seminarios sobre liberalismo económico en La Habana, Cuba y universidades nacionales.

10. Profesor en la UAM desde 1984 actualmente de Tiempo completo titular “B”.

11. También ha trabajado en: SEP, CONASUPO, INEA, Universidad Autónoma de Chapingo, ITESM, Escuela Superior de Economía-IPN.

12. Investigador Asociado del Instituto de Libre Empresa de Lima, Peru

Publicado en Instituto de Libre Empresa, sen data