Rita Freire: Informar libremente

Rita Freire: Informar libremente
Foro Social Mundial

El Laboratorio de Conocimientos Libres va a mostrar en Porto Alegre que es posible apropiarse de las tecnologías para hacer medios, artes, música y otras invenciones.

Una muestra gratis de lo que puede suceder en el Laboratorio de Conocimientos Libres dentro del Campamento de la Juventud del próximo Foro Social Mundial fue ofrecida el 20 de noviembre pasado, por grupos de jóvenes creadores de medios libres con ayuda de un veterano entusiasta: el músico y ministro Gilberto Gil.

Son iniciativas diferentes, pero varios colectivos que participaron del laboratorio en Porto Alegre integran también una red llamada “Articuladores”, que se dedica a construir proyectos para diseminar el uso de tecnologías libres en proyectos de comunicación y artes populares, un punto alto de las actividades previstas por ellos para el próximo FSM.

En el encuentro con Gil, los Articuladores montaron un laboratorio ‘instantáneo’ para mostrar en la práctica que los equipamentos y programas libres pueden sustituir tecnologías propietarias que enriquecen a las industrias fonográficas y de audiovisual y transforman a las producciones artísticas en un privilegio de los que pueden pagar por ellas. Más que eso: si no fuera por las patentes, los derechos de autor y los códigos cerrados que cercan los conocimientos simples de la informática, cualquier colectivo podría transformar las producciones culturales de su comunidad en arte disponible por internet.

Recién salido del horno

El laboratorio, montado para probar un kit tecnológico construido por los Articuladores y destinado a equipar una centena de “Puntos de Cultura” diseminados por un nuevo programa del Ministerio de Cultura, duró casi el mismo tiempo que una entrevista y una presentación musical del ministro.

Después de presentar una composición inédita, “Máquina de ritmo”, y de comentar las virtudes de los recursos presentados, Gil recibió como regalo de los participantes un CD recién salido del horno. Dentro, traía la grabación hecha en el momento y editada en una isla de audio usando el programa Ardour, software libre para captación y tratamiento sonoro. Además, el embalaje traía la tapa con el recorte de una foto de Gil - también sacada allí mismo, tratada y editada con software GIMP. Y en el paquete, con la finalidad de distribución libre por la internet, un clip de Gil, con su participación musical y su charla en el evento. Todo grabado y finalizado en la isla de edición montada con otro software libre: Cinelerra (ver links de música y video-clip abajo).

Siendo que la composición nunca había sido presentada al público, sin contrato del autor con ninguna grabadora, y con autorización del propio ministro compositor, todo lo que el Grupo Articuladores produjo esa tarde, para espanto y alegría hasta de los que sabían que todo aquello sería imposible, se volvió un hito en la historia cultural brasilera, disponible en internet para el deleite de cualquier interesado. “No se tenía registro, hasta aquel momento, de ninguna isla funcional de audio y video que grabase y produjera solamente a través de programas libres y que hubiera sido aprobada por la crítica de un músico profesional. Gilberto Gil lo aprobó y le dio vía libre”, dijo Fabianne Baveldi, para el website “Software libre Brasil”.

Compartiendo ideas

Qué relación tiene esta experiencia con el laboratorio que el Campamento de la Juventud y diversos colectivos de arte y medios montarán en el próximo FSM? Como dice la canción de Gil: "posso legar um dicionário de compassos pra você, no futuro você vai tocar...daí por diante, samba avante já sem precisar de mim" ( puedo legarte un diccionario de compases, en el futuro tú vas a tocar, de allí en adelante, continuando con la samba, ya sin necesitarme).

El objetivo del laboratorio que está siendo construido en Porto Alegre es intercambiar conocimientos como estos, además de prácticas y herramientas virtuales para quien quiera hacer copias de sus propios medios, artes y otras invenciones. Y estimular para que eso sea hecho con autonomía, sin depender de tecnologías propietarias o de especialistas.

“ El foro ya tiene la característica de reunir personas, movimientos y grupos culturales, todos con sus necesidades de comunicación. En el laboratorio, podrán intercambiar experiencias con los colectivos que hacen apropiación tecnológica para comunicar y diseminar sus actividades. O simplemente podrán probar herramientas libres para crear, producir colectivamente, compartir ideas y conocimientos”, dice Rafael Gomes, del colectivo Palmarino.

Para acomodar talleres, encuentros, experimentación y empleo de programas libres para comunicación, el AIJ y los colectivos están identificando espacios y recursos y ya están previendo una comunicación que va más allá del uso de las tecnologías de internet. “El laboratorio también tendrá actividades con técnicas libres, como la bioconstrucción, o de cuestionamiento a las patentes de los medicamentos, entre otras”, dice Viliano VG Fassini, del AIJ.

Están previstas actividades que involucran diagramación, diseño y desarrollo de websites, construcción de radios libres, mantenimiento y reciclaje de microcomputadoras, laboratorios de desarrollo de software (Hacklab), uso del arte de la comunicaión, creación de radio web, TV web, video activismo e intercambio de ideas sobre propiedad intelectual - como las que proponen copyleft o creative commons.

Algunas iniciativas movilizarán personas dentro y fuera del territorio del FSM, a través de internet. Un ejemplo será el ‘scanneamiento’ de libros que atraerá a colaboladores distantes interesados en participar de la Scan Fest ( un día enteramente dedicado a disponibilizar contenídos de libros en internet).

La gestión horizontal ya comenzó

Con formato y localización todavía en proceso de definición, el laboratorio deberá ofrecer una infraestructura básica, con acceso a internet en alta velocidad y posibilidades de participación - inclusive promoviendo talleres y actividades propias - de colectivos que vengan de otros países.

Lo que va a permitir el máximo de apropiación del laboratorio por parte de los colectivos es el concepto de auto-gestión que acompaña a la propia historia del AIJ, como explica VG. Con formatos diferentes para cada espacio del campamento o fases de su construcción, “ y una gestión más horizontal, sin decisiones jerárquicas”, dice. En el caso del laboratorio, por ejemplo, la gestión compartida ya comenzó, “ desde el momento en que los colectivos comenzaron a pensar el proyecto o su participación y están conversando”. En el caso de las decisiones del campamento durante el FSM, también hay una dinámica de participación horizontal. “Se realizan reuniones abiertas al final del día, donde hasta los problemas más estructurales de seguridad son tratados y resueltos. Esa forma de gestión significa para quien participa responsabilizarse también por el espacio y por los recursos colectivos”, comenta.

La formulación del Laboratorio de Conocimientos Libres viene involucrando la participación de algunos colectivos brasileros como Capão on-line de Comunicación, o Submedia, de radio libre, o Base V, de medios impresos, o Midiatatica, de arte comunicación, hasta Raio X comunicação, de comunicación local, el Projeto Metafora, de reciclaje de computadoras, el Colectivo Palmarino, de diagramación de web y Re:Combo, producción cultural compartida. Se espera también la participación de comunidades CMI como la de Rio de Janeiro, ya involucrada en la propuesta.

Si los planes y sueños de esos colectivos se concretan, el laboratorio podrá comenzar en la práctica, antes del foro y con actividades distantes de Porto Alegre. La idea del colectivo Midia Sana, de Recife es encarar días de acción en las calles, cruzando Brasil con una programación de paradas de video activismo a lo largo del camino hasta el sur del país.

Red Voltaire, 26/01/05