Agustin Cano: La educación pública no se vende, se defiende

Agustin Cano: La educación pública no se vende, se defiende

Con esta consigna, la Red Social para la Educación Pública en las Américas (Red–SEPA) organizó el pasado 28 de abril un seminario titulado “La Educación Pública en los TLC”, en el que decenas de participantes provenientes de diferentes continentes debatieron durante tres horas en torno al problema de la mercantilización de la educación. Surgida en 1998, la Red-SEPA es una instancia flexible que enlaza organizaciones sindicales y sociales del Continente Americano que comparten la preocupación por proteger y mejorar la educación pública, concebida como imprescindible para la construcción de una justa, libre y democrática. Dentro de las numerosas actividades que la Red realiza en los diferentes países de las Américas, se destacan las investigaciones, la elaboración de redes de comunicación y publicaciones, organiza conferencias y consultas, así como acciones de solidaridad con los docentes y estudiantes que a diario son perseguidos en diferentes países de América Latina por luchar en defensa de una educación libre y liberadora. Desde su inicio, la Red ha formado parte de la campaña hemisférica de lucha contra el ALCA. En este marco, el seminario realizado el pasado 28 de abril constituyó un importante espacio para la evaluación, el debate, la síntesis y la proyección de las acciones a realizar en adelante.

El panel estuvo integrado por delegados de diferentes organizaciones miembro de la Red. El seminario comenzó con una presentación e introducción a la temática por parte de Steve Stewart (Director de Red-SEPA), luego de lo cual Teresa Bolaños (delegada de la UNE, Ecuador) repasó la relación entre la educación y los TLC, abordando tanto aspectos conceptuales como políticos del problema, profundizando en la realidad ecuatoriana. El tercero en hacer uso de la palabra fue Larry Kuehn (Sindical de maestros canadienses - BCTF), quien realizó un riguroso repaso del proceso del ALCA así como de los antecedentes existentes en materia de inclusión de la educación como mercancía a ser transada en los TLC. Luego esto, Hugo Yasky (CTERA, Argentina) abordó la dimensión ideológica presente en la relación entre educación y neoliberalismo. Finalmente, cerró el panel Gisleidy Sosa (Presidenta de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes – OCLAE), quien luego de un análisis de coyuntura, destacó los principales desafíos en materia de educación pública, así como las acciones que, desde una dimensión propositiva, la OCLAE planea emprender el presente año.

A través de tratados de libre comercio como el ALCA y el GATS (Acuerdo General de Comercio de Servicios), y la dependencia creciente de las instituciones educativas respecto al financiamiento privado, las corporaciones están teniendo una influencia alarmante sobre el contenido y la dirección de un derecho público fundamental. Este proceso, eje fundamental del proyecto neoliberal, ha sufrido un duro golpe con el estancamiento de las negociaciones del ALCA, al punto de hacer imposible las intenciones de Estados Unidos de lograr su aprobación en enero de este año. Sin embargo, es equivocado pensar que esta importante victoria es definitiva, o significa al menos una tregua. Nada de esto, a través del impulso de TLC bilaterales y otras herramientas como los condicionamientos en materia de reformas educativas por parte de los organismos multilaterales de crédito, el proyecto neoliberal evidencia que no renuncia a sus objetivos, acaso cambia de herramienta. Por esto es necesario mantener las organizaciones alerta y movilizadas en contra de la mercantilización de la educación pública.

Los panelistas también advirtieron que, más allá de la apariencia netamente económica de los tratados mencionados, éstos vehiculizan toda una concepción del mundo, llevando implícitas profundos contenidos culturales e ideológicos. Esto pauta una verdadera batalla de ideas. Batalla a fin de desnaturalizar tantas injusticias naturalizadas, a fin de explicitar los objetivos políticos detrás de toda concepción educativa. En efecto, existe una educación como sinónimo de alienación, todo un arsenal de tecnologías para la fabricación del sujeto pasivo, individualista, aislado y conformista. Instrucción para la aceptación acrítica del mundo tal cual es, para el “naturalismo ético”, como lo llamara José Luis Rebellato, según el cual el mundo ha sido así siempre y siempre lo será, y sólo queda adaptarse y prepararse para competir. Matar o morir, el sujeto neoliberal.

Existe también una educación para la libertad. Aquella que sabiamente impulsó y predicó Simón Rodríguez a lo largo y ancho de América Latina. Existe una educación para la autonomía y la emancipación, aquella que sabiamente predicó y desarrolló el entrañable Paulo Freire. Una educación que no oculta sus fines políticos, sino que los explicita: la educación de y (y con) seres críticos para la transformación social. El enfrentamiento al proyecto neoliberal, es también el enfrentamiento a la educación como medio de dominación, y es la construcción de una alternativa. Aquí se juega la guerra de ideas, una verdadera batalla ideológica.

A lo largo de las décadas de los ’90, las organizaciones sociales nos vimos sumidas en una etapa de resistencia. Existen actualmente condiciones históricas como para avanzar a una etapa de ofensiva. En este sentido, este año se desarrollarán una serie de acciones y actividades en defensa de la educación pública, y en pos de aquellas transformaciones impostergables en pos de la construcción de una educación popular. En este marco, la OCLAE realizará durante este año una Caravana por la integración latinoamericana, que tomará como uno de sus ejes el impulso de una campaña por la Reforma Universitaria. Esta Caravana, que incluye actividades en distintos países del continente, tendrá un punto de inflexión en el Encuentro Mundial de la Juventud y los Estudiantes, a desarrollarse en Venezuela en el mes de agosto. Este histórico evento, de importante dimensiones, reunirá a miles de jóvenes de todas partes del mundo, y la discusión en torno a la educación tendrá un lugar destacado.

Otra actividad importante es la que ocurrirá en Mar del Plata en el mes de noviembre, en ocasión de realizarse la Cumbre de los Pueblos, paralela a la cumbre de los presidentes (que contará con la participación estelar de George W Bush). En este marco, el 1º de noviembre se desarrollará el II Encuentro internacional sobre educación, con participación de la Red – SEPA en su organización. Este evento constituirá otra importante oportunidad para el encuentro, la coordinación y la acción.

Finalmente, el Foros Social Mundial, a realizarse en el mes de enero en Venezuela, será otro natural espacio para la reflexión y el debate. Un tiempo y un espacio para el encuentro, para seguir “organizando la esperanza”.

ALAINET, 01/05/05