Asturias: Más de 2.000 estudiantes contra el Espacio Europeo en Oviedo

Asturias: Más de 2.000 estudiantes contra el Espacio Europeo en Oviedo
Bajo la consigna “Por una universidad pública, no al Espacio Europeo”

Más de 2.000 estudiantes salieron a la calle el pasado día 19 en Oviedo, convocados por la FAU (Federación de Asociaciones Universitarias) para rechazar las consecuencias del Espacio Europeo de Educación Superior en la enseñanza universitaria.

Bajo la consigna “Por una universidad pública, no al Espacio Europeo”, estudiantes de los tres campus de la Universidad de Oviedo se desplazaron en sendos cortejos y se juntaron en el edificio Histórico del rectorado.

La manifestación se dirigió al gobierno regional para exigir una clara postura en contra del Espacio Europeo. De hecho, el precio de los post-grados, en caso de que estas reformas salgan adelante, serán determinadas por el gobierno regional.

Miles de estudiantes entonaron cánticos contra el actual rector de la unviersidad, Juan Vazquez y el gobierno de ZP (encargado de aprobar las reformas) y rebatieron los principales engaños de los defensores del Espacio Europeo : ”Ahora que vamos despacio (bis) vamos a contar verdades, tralará (bis) el post-grado hay que pagarlo (bis) y la beca no ha llegado, tralará (bis)”, “¿Quién nos paga los post-grados”, “Las humanidades, son ciencias esenciales”, “El espacio Eurpeo pa botín y Zapatero”, “No estamos todos falta Juan Vazquez”...

Bajo el sonido de una gaita entonando una marcha fúnebre y un ataud que representaba a las humanidades, los miles de estudiantes se concentraron en el antiguo Rectorado. El portavoz de la FAU indicó que era necesario unir las luchas de las distintas carreras pues todas ellas derivaban del Espacio Europeo de Educación, y sólo así se tendría la fuerza de pararlo. También indicó que esta manifestación no era más que el inicio de las movilizaciones estudiantiles contra este ataque a la universidad pública. De hecho, en los planes de los dirigentes europeos y de los ministros de educación, estas reformas deberán estar aplicadas den el 2010.

Los principales aspectos rechazados por los estudiantes son:

- El planteamiento de eliminar 19 titulaciones, en su mayoría del ámbito de las humanidades, aprovechando la unificacion de los estudios a nivel europeo. Con el sólo criterio de la rentabilidad económica para los empresarios (los hitoriadores o musicólogos no dan suficientes beneficios), y no con las necesidades sociales como guía, esta reforma supondría eliminar carreras necesarias, de las que algunas serían ofertadas por el sector privado, y cierra una vía de aprendizaje a miles de estudiantes. En carreras como magisterio supondría una saturación de estudiantes para las pocas plazas que se ofertan en las oposiciones a educación primaria e infantil.

- La división de las carreras en grados y post-grados. Con la titutación de grados el estudiante ya puede ingresar al mercado laboral, obteniendo unos puestos de trabajo más precarios y peor pagados. Si el estudiante quiere continuar sus estudios, deberá obtener un post-grado, en que la empresa privada podrá intervenir en su elaboración y tendrán unos precios de matrícula más altos. Esto supondrá:

a) una criba al estudiante, que no podrá obtener buenos estudios si no cuenta con el dinero necesario. b) una estratificación en las universidades, entre unas de primera categoría, con post-grados financiados por empresas privadas con buena salida laboral y caros, y otras universidades con post-grados de menor calidad.

La supuesta "formación toda la vida", que los dirigentes europeos venden en sus documentos como la nueva doctrina del trabajo, en la práctica supondrá la necesidad de pagarse cada poco tiempo nuevos post-grados para poder alcanzar los requerimientos y la especialización que la empresa privada nos pida.

- La sustitución de actual sistema de créditos (1 crédito = 10 horas de estudio) por el eurocrédito, que tendrán en cuenta las horas lectivas, prácticas ,seminarios , tutorías individualizadas, horas de estudio... Se hará necesario comunicar las faltas de asistencia al profesor correspondiente, quien juzgará si están justificadas o no; a partir de un determinado número de faltas se anula el eurocrédito. Esto supone en la práctica que el estudio será un trabajo más, e impedirá estudiar a ese 33% de estudiantes que deben trabajar para poder pagarse los estudios.

Rebelión, 23/05/05