Galicia: Las tres universidades compiten para atraer estudiantes y esquivar la crisis

Galicia: Las tres universidades compiten para atraer estudiantes y esquivar la crisis
Las instituciones gallegas intensificaron los contactos directos con alumnos de Secundaria
La mala situación económica obliga a los profesores y al personal a implicarse en la captación

Las universidades ya no esperan a que los chicos y chicas llamen a la puerta, porque entre otras cosas cada vez son menos los que llegan por una cuestión sobre todo demográfica. Las tres instituciones gallegas se han sacado un peso de encima al renegociar la financiación con la Xunta y desvincular las aportaciones de las arcas autonómicas a la matriculación, como sucedía hasta ahora. Aún así, A Coruña, Santiago y Vigo, junto a las universidades de León y Cantabria son las que más estudiantes están perdiendo cada año, y aunque todos quieran ver el lado positivo -menos masificación, mejor servicio y calidad- lo cierto es que cada organismo está librando una dura batalla por atar especialmente a los alumnos de secundaria, la cantera natural de los estudios superiores.

Cada una ha puesto en marcha medidas de seducción más o menos originales, pero todas recurren al contacto directo entre miembros de la comunidad universitaria y alumnos de colegios e institutos de toda Galicia. Es el sistema más efectivo y económico. Ninguna de las tres instituciones está para hacer grandes dispendios publicitarios, y aún así en los últimos días se han visto varias publicaciones en diarios (Santiago y Vigo) e incluso está previsto insertar anuncio en medio nacionales (Santiago).

«El prestigio y la buena reputación es nuestra mejor promoción», explican fuentes compostelanas, que también admiten que buena parte de las acciones se encaminan hacia los padres, cuya decisión es muy relevante por motivos económicos, sobre todo a la hora de escoger uno u otro campus con titulaciones dobladas.

El vicerrector de Relaciones Institucionales de la Universidade de Vigo, Xavier Martínez Cobas, cree en cambio que la decisión final es de los alumnos, y por ello un amplio equipo de docentes y personal universitario mantiene contactos durante todo el año con los centros, además de celebrar jornadas de puertas abiertas.

Programas muy parecidos se desarrollan en Santiago ( A ponte entre o ensino medio e a Universidade ) y A Coruña ( O teu futuro en boas mans ). El vicerrector de Estudiantes coruñés, Miguel Ángel Simón, afirma que también se han puesto en marcha iniciativas para conectar con el profesorado de secundaria, que es un intermediario de lujo por su influencia, aunque es de los que opina que «la sociedad no espera de la universidad que seamos muchos, sino buenos».

La Voz de Galicia, 04/07/05

Outras novas relacionadas: