Michael Moore: Cómo hacer que las cosas mejoren en Luisiana

Michael Moore: Cómo hacer que las cosas mejoren en Luisiana
Traducido para Rebelión por Belén Martos Selma

Amigos,

Hay mucho que decir y que hacer acerca de la destrucción de Nueva Orleáns, causada NO por un huracán, sino por determinadas decisiones tomadas por la administración Bush en los pasados cuatro años y medio. No escuchéis a nadie que os diga que todo esto se puede discutir más tarde. No es así. Nuestro país se encuentra en un estado inminente de vulnerabilidad. Están por venir más huracanes, guerras y otros desastres, y una perezosa pandilla de lunáticos satisfechos de sí mismos está aún al cargo del espectáculo.

Así que en los próximos días os escribiré acerca de lo que hay que hacer con Bush y compañía.

Pero hoy quiero que os unáis a mí, paséis por encima de la enormemente inepta e incompetente administración de Bush, y vayáis directamente a la gente de la zona de Nueva Orleáns. Ahora mismo.

Muchos me habéis escrito preguntándome qué podéis hacer. Muchos no sabéis en quiénes confiar. Muchos queréis hacer más que extender un cheque. Tenéis razón al pensar que extender cheques a nombre de las agencias de cooperación no llevará agua y ayuda a la gente en las próximas 48 horas. Los cheques harán falta más tarde y pueden extenderse más tarde.

Tengo la manera de que todos nosotros hagamos algo hoy que pueda afectar a las vidas de las personas HOY.

Durante los últimos días he estado trabajando con un grupo que, os lo garantizo, llevará ayuda directamente a la gente que más lo necesite.

Cindy Sheehan, la valiente mujer que se atrevió a plantarle cara al Sr. Bush en su residencia veraniega, ha trasladado ahora su campamento Casey del rancho de Bush a las afueras de Nueva Orleáns. Los Veteranos por la Paz han cogido todo el equipo y a todos los voluntarios y han instalado su campamento en Covington, Luisiana, en las riberas del lago Pontchartrain. Aceptan ayuda material y la distribuyen personalmente a quienes la necesitan.

Aquí es donde entramos nosotros. Hay que transportar provisiones hasta donde esta gente se encuentra, de inmediato. A día de hoy necesitan lo siguiente:
Platos de papel, servilletas, papel higiénico, pañales de bebé, toallitas higiénicas, leche infantil, Pedialyte (un antihemético infantil), artículos de bebé en general, polvos de talco, crema, guantes esterilizados,  electrolitos, latas GRANDES de verdura, material escolar, y cualquier cosa que eleve la moral de la gente.

Podéis hacer que les lleguen estas cosas siguiendo las instrucciones de VFPRoadTrips.org. También podéis llevarlas en persona. Las carreteras hasta Covington están abiertas. Podéis dejar el material o quedaros y participar (si os quedáis, tendréis que acampar, así que llevaos una tienda y repelente de mosquitos).

Si no podéis hacer llegar las cosas o ir en persona, id a VFPRoadTrips.org y haced una donación. El campamento Casey-Covington accederá de inmediato a este dinero y puede comprar las cosas necesarias en las tiendas abiertas de Luisiana. (Las donaciones hechas a los Veteranos por la Paz son deducibles.)

Cada día publicaré información puesta al día sobre lo que se necesita en Camp Casey y sobre sus progresos. Por favor, visitad la página MichaelMoore.com a menudo y haced lo que podáis por ayudar.

Muchos otros grupos están asimismo haciendo un buen trabajo. MoveOn.org ha organizado un sistema para que la gente ofrezca asilo en sus casas a los supervivientes.

No hay tiempo que perder. La gente sufre y se muere. Todos nosotros podemos hacer algo. No hay alternativa.
Gracias de antemano por vuestra ayuda. Mañana nos pondremos manos a la obra con el otro trabajo que hay que hacer, el que tiene que ver con los ineficaces e incompetentes que están al mando.

Saludos,
Michael Moore
Mike@MichaelMoore.com
MichaelMoore.com

Rebelión, 08/09/05