Marco Antonio Rodrigues Dias: “Para muchos la educación es un servicio comercial”

Marco Antonio Rodrigues Dias: “Para muchos la educación es un servicio comercial”
El ex director de Educación Superior de la Unesco visitó Uruguay
Marco Antonio Dias habló de las matrículas y la mercantilización de la enseñanza

La posición del ministro de Economía, Danilo Astori, favorable al cobro de matrículas universitarias generó reacciones no sólo en el ámbito político sino también en el académico. El secretario de Estado puso sobre la mesa un tema que, según él, al menos amerita ser analizado y debatido. Sus declaraciones coincidieron con la presencia en Uruguay del ex director de Educación Superior de la Unesco, Marco Antonio Dias. Invitado por la Universidad de la República, Dias brindó dos conferencias cuyo eje fue la pertinencia de la educación superior como servicio público y el peligro de su comercialización.

En el año 1998 este brasileño organizó la Conferencia Mundial de Unesco sobre Educación Superior que reunió en París a más de 4.000 participantes de más de 180 países. Bajo los principios de aquel cónclave, hoy recorre el mundo advirtiendo acerca del peligro de la comercialización de la educación, y no deja de recordar que la esencia misma de la Universidad es la construcción de una sociedad más justa. Su propuesta señala la necesidad de realizar debates entre los diferentes actores sociales para definir cuál es la misión de la Universidad y cómo se debería concretar. “Esto es difícil de hacer, poca gente tiene el coraje de implementar un debate de esta naturaleza. En este momento hay una tendencia a poner como orientador de todas las actividades al mercado, a transformar la educación en servicio comercial”, asegura Dias.

En el marco del cruce de opiniones acerca del cobro de matrículas universitarias, el brasileño, asesor del rector de la Universidad de Naciones Unidas, puso como ejemplo el sistema británico. “Las experiencias donde se ha aplicado el cobro han dado como resultado –pasados varios años– una elitización muy grande”, dijo a El Observador. “Se acaba creando un sistema de universidades buenas para los ricos y malas para los pobres. Los pobres terminan pagando para recibir un diploma que no les da acceso al mercado de trabajo”, agregó.

Dias contó que durante la dictadura en Brasil, los militares quisieron cobrar matrículas pero desistieron a raíz de un estudio que les demostró que esto no iba a resolver el problema del presupuesto. Este cobro “representaría el 3 ó 4 % del presupuesto y tendría efectos perversos. El número de gente que se aislaría de la educación superior sería muy grande y además les crearía problemas políticos con las protestas”, explicó el académico. De todas formas, el debate de las matrículas no forma parte del pasado en Brasil, donde continuamente se replantea el tema. “Creo que no se han hecho inversiones suficientes en el servicio público brasileño. Se tendrían que haber puesto más recursos del gobierno en las universidades públicas, por ejemplo, para crear cursos nocturnos y para desarrollar cursos a distancia. En lugar de esto, lo que el gobierno brasileño acaba de hacer es buscar recursos para dar becas a los estudiantes en las escuelas privadas”, argumentó.

El académico distingue entre servicio público e instituciones públicas. “A través de instrumentos jurídicos de concesión o autorización, instituciones privadas pueden ejercer funciones públicas dentro de un marco –que debería ser– controlado y evaluado por el gobierno”, dice Dias. A su entender, esto no se cumple y por eso se dan las irregularidades y las “fábricas de diplomas”.

APUNTE
Más que un examen, una lotería
Durante una de las conferencias, Marco Antonio Dias caricaturizó las irregularidades y la falta de control a nivel educativo en Brasil. “La comercialización en algunos casos es absolutamente indecente”, dijo el académico. “Al mismo tiempo que se tienen instituciones de alto nivel como la Universidad de Rio de Janeiro, en la otra calle hay una ‘fábrica de diplomas´ absolutamente escandalosa”, agregó y puso el ejemplo de un periódico que dos años atrás pagó a un analfabeto para que hiciera el examen de ingreso a la universidad comercial más grande en Brasil. “Como la prueba era de múltiple opción el hombre se situó entre los 20 primeros lugares.¡Fue una lotería!”.

APUNTE
Análisis mundial
Marco Antonio Dias adelantó que en la próxima Conferencia General de Unesco se analizará un polémico documento que establece guías para la acreditación internacional de títulos. Esto muestra que mundialmente existen espacios para discutir temas vinculados a la educación. El encuentro será en octubre en París y contará con la presencia del ministro de Cultura, Jorge Brovetto.

Observa , 12/09/05

Máis de Marco Antonio Rodrigues Dias: