José Luis Pardo, Premio Nacional Ensayo con 'La regla del juego'

José Luis Pardo, Premio Nacional Ensayo con 'La regla del juego'

El filósofo José Luis Pardo ganó hoy el Premio Nacional de Ensayo 2005 con 'La regla del juego', un libro que publicó el año pasado y que quiere ser 'una iniciación a la filosofía' y acercar al lector 'los problemas que siglo tras siglo le plantea al hombre aprender a vivir y saber un poco más'.

'No es ninguna introducción ni ningún panorama de conjunto, es más bien la entrada a la filosofía por el lado no de las soluciones, sino de las dificultades. Es el más enjundioso, pero no requiere preparación previa, sólo buena voluntad y deseo de aprender', dice a Efe Pardo, que ha recibido la noticia del premio precisamente el día en que cumple 51 años.

Todos estos problemas, cuenta, se van quedando algo 'momificados bajo la apariencia de una terminología muy técnica' -como esencia, existencia; potencia y acto; ser y ente-, que es expresión de su momento histórico y que 'los hace impenetrables', y por eso Pardo se ha esforzado en mostrar que lo que ocupaba a Leibniz, a Aristóteles o a Platón 'son problemas que siguen vivos y que podemos reformular'.

Formalmente, su libro es además 'un intento de delimitar las relaciones entre tres ámbitos, el de la filosofía, la poesía y la política', entendidas éstas en su sentido más general, 'no como una política de intereses electorales o una poesía género literario, sino como maneras de vivir que nos afectan a todos', reclamando que no se confundan, 'porque un político metido a poeta es un desastre, y un poeta metido a político, otro', señala.

A Pardo, que ha traducido a filósofos como Deleuze, Serres o Lévinas, y que es autor de otros títulos como 'Las formas de la exterioridad' o 'La intimidad', le agrada la concesión de este premio, sobre todo teniendo en cuenta que su libro 'es una defensa de la filosofía y ésta está en un momento delicado académicamente'.

La reforma universitaria en ciernes, recuerda, podría hacer 'que la licenciatura pierda un año o dos', y en el Bachillerato también se la cuestiona 'y se piensa si llamarla Educación para la Ciudadanía, que suena a impartir doctrina'.

Pese a ello, su experiencia como defensor suyo 'no es mala', pues, dice, 'la filosofía no tiene mal cartel' en general, lo tiene muy bueno entre los universitarios y, en el Bachillerato, sin ser la asignatura estrella, tampoco despierta rechazo'.

Este filósofo ve, sin embargo, 'dos hechos incontrovertibles: el que la Universidad, tal como la hemos conocido de la Ilustración para acá, ya no es rentable y vamos hacia su sustitución por otro modelo más técnico, y el que esté también en peligro la propia cultura del libro'.

Por último, y a la hora de adentrarse en la filosofía, Pardo recomienda 'no perder mucho el tiempo e ir directamente a lo que es verdaderamente filosofía y está garantizado'.

'Aunque sea más trabajoso, es más rápido ir a Parménides que a 'El mundo de Sofía', porque al final hay que ir a Platón, que no empleaba ningún vocabulario técnico y cuyos derechos de autor están ya amortizados', dice Pardo, poco partidario de píldoras o mediaciones.

El jurado de este premio, que concede el Ministerio de Cultura y está dotado con 15.000 euros, estuvo presidido este año por Rogelio Blanco, director general del Libro, y compuesto por la subdirectora general Mónica Fernández, los académicos Rosario Alvarez (Academia Gallega), Jon Kortazar (Academia Vasca) y Enric Argullol (Instituto Estudios Catalanes), así como por Paula Izquierdo, Pilar Castro, Rosa María Rodríguez, Javier Echeverría, Jesús Moreno, Ana María Leyra y Javier Gomá, ganador de la edición anterior.-

Terra, 18/10/05

Máis de José Luis Pardo: