Más de 200 ONG critican a EU por lucrar con antirretrovirales para el sida

Más de 200 ONG critican a EU por lucrar con antirretrovirales para el sida
En los tratados comerciales privilegia las ganancias sobre la salud, alertan
Inicia en El Salvador el cuarto Foro Latinoamericano y del Caribe en VIH

El Salvador, 9 de noviembre. Más de 200 organizaciones civiles de lucha contra el sida se pronunciaron en contra de la ratificación del tratado de libre comercio entre Estados Unidos y los países centroamericanos, debido a las desventajas que el acuerdo representa para las naciones del área en materia de protección a la salud. Luego de la inauguración del cuarto Foro Latinoamericano y del Caribe en VIH-sida-ITS, encabezada por el presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, varias redes de personas que viven con dicho mal mostraron su rechazo mediante pancartas y consignas dirigidas a los mandatarios centroamericanos.

Los manifestantes argumentaron que el tratado comercial protege los intereses estadunidenses y el de las empresas farmacéuticas en detrimento de la salud pública. "Estamos seguros de que la salud y la vida no son producto de negociación comercial", expusieron en un comunicado en el que explicaron que "cuando existe un conflicto ético entre derechos comerciales de la industria farmacéutica y el derecho a la salud de las personas, nuestra opción es muy clara: optamos por la salud". Antes de iniciar una caminata por las calles de la Zona Rosa de esta capital, los voceros se manifestaron en favor de una negociación conjunta de los países centroamericanos con Estados Unidos que privilegie el acceso universal a los medicamentos antirretrovirales, y no aquella que protege la propiedad intelectual de las patentes médicas, la cual ha provocado la exclusión de grandes sectores a vivir con calidad, tal como sucede en los países desarrollados.

Al iniciarse esta mañana el trabajo en las mesas de discusión, el doctor Octavio Vallejo, de la Universidad de California, planteó que uno de los grandes problema que enfrentan las personas que viven con VIH, es, además de la multirresistencia a cualquier otro fármaco y deterioro en la salud de los pacientes, "un desperdicio monumental de recursos económicos". El especialista mexicano precisó que han optado por economizar y no por optimizar recursos. "Lo barato sale caro y recetan medicamentos que solamente funcionarán a los pacientes uno o dos años y no aquellas terapias que sirvan seis o siete, como las que ya hay en el mercado."

Por su parte, el doctor Rafael Mazín, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), destacó la importancia de la educación sexual a todos los niveles para mitigar el problema del sida. Consideró que el principal impedimento para detener la pandemia son los fundamentalistas, sean estos religiosos, políticos o aquellos que están en las familias. "No podremos ceder al fundamentalismo, debemos hacer cambios estructurales que impacten en la educación y en la cultura", dijo. El doctor Mazín coincidió con el doctor Octavio Vallejo en que las campañas contra la homofobia en América Latina y el Caribe serían de suma importancia, pues en la mayoría de los países de la región la epidemia se da mayoritariamente entre hombres, sean homosexuales, bisexuales o heterosexuales, por lo que consideraron un acierto de la Secretaría de Salud de México emprender una campaña contra la homofobia que pretende disminuir el estigma hacia los homosexuales.

En este sentido, el doctor Rafael Mazín explicó que al hablarse más del tema homosexual en la sociedad y disminuir la discriminación hacia ese sector, se tendría un impacto en la reducción de infecciones por VIH, pues "el hecho de que haya aceptación social de algo que ha sido rechazado culturalmente, tendría como resultado menos hostilidad, hombres libres con mayor autoestima y aceptación de su sexualidad". Esos factores, finalizó, "son propicios para que los hombres emprendan relaciones más abiertas y tendientes al autocuidado, y no aquellas que se dan en la clandestinidad, con sentimiento de culpa y en condiciones desfavorables para la protección de ellos y sus parejas, sean hombres o mujeres".

La Jornada, 10/11/05