Internet: EE.UU. sigue al mando

Internet: EE.UU. sigue al mando
En la guerra por el control de internet, Estados Unidos ganó la batalla...por ahora.

Tras una sesión maratónica horas antes de la cumbre mundial sobre internet, que comenzó este miércoles en Túnez, delegados de más de 170 países acordaron que no se introduzcan cambios en el gobierno de la red.

Hasta ahora, el control de los dominios o "direcciones" de internet ha estado en manos de la Corporación para la Asignación de Nombres y Números (ICANN, por sus siglas en inglés), una organización con sede en California que depende del Departamento de Comercio de EE.UU.

Muchos países en desarrollo creen que el control debe ser ejercido por una institución internacional, bajo el auspicio de Naciones Unidas. A pesar del debate y tras una dura batalla de EE.UU., se llegó a un compromiso para discutir el tema en el futuro, pero se acordó que por ahora ICANN seguirá al mando.

La polémica sobre el gobierno de la red amenazaba con eclipsar el otro tema central del encuentro: la enorme brecha digital en un planeta en el que sólo el 14% de la población mundial tiene acceso a internet.

La reunión, titulada Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI), continuará hasta el viernes, con la participación de más de 10.000 delegados, incluido el Secretario General de la ONU, Kofi Annan.

Red es poder

El poder de ICANN en la red es clave. En teoría, esta corporación no electa podría bloquear el acceso al dominio completo de un país (por ejemplo, a todos los sitios que finalicen con co.uk para el Reino Unido).

Los defensores de dejar el control en manos de ICAN argumentan que la alternativa sería mucho peor. La iniciativa para ampliar el control de la red fue promovida, entre otros, por China e Irán, países que censuran el acceso a páginas críticas de sus gobiernos.

"¿Cómo puede ser que países como China, Irán y Cuba estén discutiendo el gobierno de la red?. No sólo se trata de esos países. Cualquier gobierno no democrático intenta ahora controlar lo que ven sus ciudadanos", dijo a la prensa británica Julian Bein, de la organización Reporteros Sin Fronteras.

Por su parte, el secretario de Estado adjunto de EE.UU., Michael Gallagher, dijo que el objetivo de su país "no es dominar la red sino asegurar y proteger su estabilidad. Mi gobierno sigue además siendo partidario del papel que puede jugar el sector privado en el desarrollo de internet".

Una red, ¿dos mundos?

Más de 6.500 millones de personas vivimos en el planeta; sólo unos 180 millones tenemos acceso a internet.

BBC Mundo exploró este nuevo paisaje mundial caracterizado por contrastes abruptos entre ciudades de alta tecnología y verdaderos desiertos digitales.

En Estados Unidos, más del 60% de la población está conectada y con un buen grado de sofisticación: 22 millones de personas tienen iPods y al menos 8 millones ya han creado su propio blog o diario en internet.

Europa también deja atrás a buena parte del mundo en materia de acceso: hay más usuarios en Londres que en Pakistán o en toda Argentina.

Ciudades digitales y wimax

La brecha digital no es sólo entre países. Dentro de cada nación también parece haber una barrera difícil de franquear. Entre los brasileños con ingresos mayores de US$400 al mes, la penetración de internet es mayor que en Noruega, según la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). Entre los brasileños con ingresos bajos, sólo el 5% está conectado.

Proyectos innovadores para cerrar la brecha no faltan. En Chile, la comuna de Puerto Montt ofrecerá a comienzos de 2006 acceso gratuito a internet en cualquier punto de la ciudad.

Y en un futuro menos cercano, la respuesta para América Latina podría estar en las redes inalámbricas. La ciudad de Filadelfia en EE.UU. ya planea cubrir el año próximo toda la ciudad con la mayor red wi-fi de EE.UU.

En el caso de América Latina, el mayor fabricante de microprocesadores del mundo, Intel, cree que wimax, una tecnología de acceso inalámbrico de mayor alcance que el wi-fi, puede ser la respuesta para localidades con escasa infraestructura.

La cumbre de Túnez es la segunda fase del encuentro mundial sobre tecnologías de la información convocado por Naciones Unidas. La primera fase tuvo lugar en 2003 en Ginebra. (La ONU dio el cometido de organizar ambos encuentros a la UIT). En ese encuentro anterior se fijó una meta ambiciosa: que una de cada dos personas en el mundo tenga acceso a internet en 2015.

Muchos no creen que esto sea posible. De lo que pocos dudan es del poder de internet para cambiar vidas, por ejemplo, en Alemania, donde los reclusos de un penal en Berlín crearon un puente digital con el mundo exterior.

BBC, 16/11/05