María Olivia Mönckeberg: La privatización de las universidades: “Los datos hablan por sí solos”

Chile
María Olivia Mönckeberg: La privatización de las universidades: “Los datos hablan por sí solos”

Más de 80 entrevistados, la revisión exhaustiva de variada documentación sobre inmuebles, sociedades, corporaciones y fundaciones y una mirada aguda son los ingredientes que se despliegan en las más de 600 páginas del nuevo libro de la periodista María Olivia Mönckeberg: “La privatización de las universidades. Una historia de dinero, poder e influencia”, la nueva apuesta de Editorial Copa Rota presentado este martes 29 de noviembre.

Patricio Fernández, director de la novel editorial Copa Rota, está orgulloso del segundo libro que publican. “Es una investigación acabada, profesional, talentosa. Es una historia muy bien contada”, dijo en la presentación de “La privatización de las universidades. Una historia de dinero, poder e influencia”, de la periodista María Olivia Mönckeberg.

El libro, fruto de una investigación de dos años, narra la historia de la transformación del sistema universitario desde el Golpe de Estado a la fecha, develando “el armado del poder”, como calificó Fernández: “quienes están detrás de las universidades, coinciden con quienes están detrás de las empresas y de las organizaciones religiosas”, aludiendo a los dos libros más recientes de la autora: “El saqueo de los grupos económicos al Estado chileno” y “El Imperio del Opus Dei”.

Mönckeberg relata que al comenzar la investigación, “la idea era hacer el mapa del actual sistema universitario. Pero durante la investigación me voy entusiasmando con contar la historia, con lo que pasó, pensando en los jóvenes, en mis alumnos, en mis hijos y nietos”.

Porque para la autora se trata de un tema público “de la máxima importancia”, con el agravante de que no está en el debate, no tiene espacios para discutirlo, hay más marketing que información. Mönckeberg aboga porque “los clientes-estudiantes tengan información y que ésta sea transparente. Que los jóvenes no se encuentren con frustraciones y deudas el día de mañana y que éste se convierta en un problema-país más difícil de resolver que el acceso a la educación”.

Con este esfuerzo, dice la autora, su intento es investigar y dar información pues ésta “es piedra angular de cualquier derecho humano. Y en las decisiones individuales, también es fundamental”. Su anhelo es que este trabajo llegue a distintos públicos, provoque interés, discusión y “organización entre los más jóvenes. Porque cómo puede ser que estos alumnos-clientes no tengan derecho a formar centros de estudiantes”, alega Mönckeberg. Y agrega: “Han puesto a los estudiantes universitarios en posición de consumidores. Pero en ese sentido también es fundamental tener información y que ésta sea transparente”, insiste.

A propósito de información

Pero, ¿cuál es la novedad? “Se dice que las universidades no tienen fines de lucro. Y resulta que acá está pasando lo que pasaba con las nulidades: una gran mentira social. Porque sí tienen lucro. Las privadas. Y las tradicionales también, de alguna manera. porque tienen que buscar cómo financiarse, competir por fondos concursables…”

Además, los protagonistas de las privatizaciones durante la dictadura, quienes instalaron la base del modelo económico y político con Pinochet, son los mismos actores que se repiten desde que eran estudiantes universitarios hasta ahora en el Parlamento. “Hicieron carrera” en el sistema universitario: fueron dirigentes de las organizaciones estudiantiles designadas por los rectores delegados; pasaron por la academia, por la escuela de Chicago muchos de ellos, por el gremialismo y por la UDI. Varios de ellos están hoy tras las sociedades que controlan las universidades privadas. Se repiten en esta historia nombres como los de Miguel Kast, Ernesto Silva Bafalluy, Joaquín Lavín, Cristián Larroulet, Pablo Longueira o Andrés Chadwick. Muchos fueron académicos y autoridades de las universidades intervenidas y luego fundadores de las principales universidades privadas del país que hoy, si miramos con atención, son un eslabón más de los principales holdings económicos chilenos.

Las escasas facultades que tiene el ministerio de Educación para intervenir, los esfuerzos por elevar los estándares de calidad e introducir modificaciones al sistema van configurando, también, otra dimensión de los llamados amarres institucionales heredados de la dictadura: desde la Ley Orgánica Constitucional de Educación (LOCE) dictada el día anterior a que Pinochet dejara La Moneda hasta las numerosas autorizaciones concedidas a la mayoría de las universidades privadas en las postrimerías del régimen, días antes del cambio de mando.

Por lo tanto, dice María Olivia Mönckeberg, “no es cosa de ver complot o conspiraciones: los datos hablan por sí solos”.

Apuesta por periodismo de investigación

Fernández espera que éste sea el primer esfuerzo “de una larga lista de libros de periodismo de investigación. Nos queremos meter en las patas de los caballos”, aseguró en la presentación del libro deMönckeberg. La periodista destacó el esfuerzo deCopa Rota, destacando que acogió “con total libertad este libro; no ha pasado por censura alguna”.

El libro se lee con fruición, según Fernández. “Uno puede no compartir las conclusiones de la autora, pero nadie puede quedar ajeno a los datos que entrega en el libro”. Muchos, dice, “al elegir una universidad, debieran leer este libro y quienes ya están estudiando, debieran leerlo para saber dónde están”.

Piensa Chile, 01/12/05