Harold Pinter insta a que Bush y Blair sean juzgados por "un descarado acto de terrorismo" en Iraq

Harold Pinter insta a que Bush y Blair sean juzgados por "un descarado acto de terrorismo" en Iraq

Estocolmo. (EP/AP).- Los galardonados con los Premios Nobel de Economía y Literatura, Robert J. Aumann y Harold Pinter, respectivamente, se pronunciaron hoy acerca de la paz, la guerra contra Iraq y la amenaza terrorista, en declaraciones hechas en vísperas de la ceremonia oficial de la entrega de los premios que se celebrará el próximo sábado en sendas capitales europeas, Estocolmo y Oslo.

Harold Pinter declaró que el presidente estadounidense, George W. Bush, y el primer ministro británico, Tony Blair, deberían ser juzgados ante la Corte Internacional de Justicia por la invasión de Iraq, que fue "un descarado acto de terrorismo".

"La invasión de Iraq fue un acto bandido y una demostración de un desprecio absoluto a las leyes internacionales", sentenció Pinter, que expresó su indignación ante los crímenes de guerra.

"Hemos traído torturas, bombas masivas, uranio, innumerables actos de asesinatos aleatorios, degradación y muerte para los ciudadanos iraquíes y lo hemos llamado libertad y democracia para Oriente Próximo", apostilló.

Pinter vertió acusaciones contra Washington diciendo que «Los crímenes cometidos por Estados Unidos han sido sistemáticos, constantes, sin remordimientos, pero muy poca gente habla de ellos en la actualidad». "Se ha ejercido una manipulación clínica para enmascarar a la potencia mundial como una fuerza del bien universal", declaró. Por último, tachó de "una brillante hipnosis" el enmascaramiento de Estados Unidos.

Mientras Aumann valoró que el mantenimiento de la paz pasa necesariamente por la preparación militar y el mantenimiento del número de tropas desplegadas, Pinter afirmó que Bush y Blair deberían ser perseguidos por la guerra contra Iraq.

Aumann, que junto a Thomas C. Schelling obtuvo el Nobel de Economía por su teoría de los juego aplicada para explicar grandes conflictos políticos y económicos, afirmó que la preparación militar es la mejor manera de llevar a cabo una guerra preventiva.

"La paz fue mantenida durante los largos y sombríos años de la Guerra Fría porque durante las 24 horas del día los aviones con armas nucleares sobrevolaban el cielo", declaró.

Aumann afirmó que su teoría de los juego puede ser útil para explicar las guerras tradicionales, pero es más difícil aplicarla para analizar el terrorismo, siempre "anónimo y difícil de localizar", sentenció.

"Temo que las cosas van a empeorar antes de que se pongan bien y sinceramente no sé que hacer con ello", anotó Aumann en referencia a la posible solución ante la amenaza terrorista.

La Vanguardia, 07/12/05