México: Ponen candados a las universidades “patito”

México: Ponen candados a las universidades “patito”

Con el respaldo unánime de 91 votos del PRI, PAN, PRD y PVEM, el Senado de la República puso candados para frenar la proliferación de las escuelas "patito" y obligar por ley a las universidades públicas a someterse a la evaluación externa y autoevaluación, a fin de comprobar la calidad académica de sus programas.

Por primera vez, además, la Ley pone un filtro para los cursos que ofrecen universidades extranjeras de escasa o nula calidad académica, vía Internet, satélite u otras formas electrónicas, pues también deberán someterse a una evaluación para operar en el país.

Con las nuevas disposiciones aprobadas ayer por el Senado, en México ninguna universidad privada podrá obtener el Registro de Validez Oficial de Estudios (RVOE) para operar, si no cuenta con un certificado que evalúe la calidad de los contenidos de sus carreras y de la planta académica con la cual trabajará.

La reforma aprobada por el Senado es innovadora en sus alcances, pues no sólo obliga a las universidades públicas y privadas a comprobar la calidad de las carreras que imparten en el sistema escolarizado, sino también a las clases que ofrecen vía internet, satélite o cualquier otra vía electrónica.

Con esta adición, la reforma propuesta por el priista Carlos Chaurand pone freno a los fraudes cibernéticos de universidades extranjeras patito que ofrecer maestrías, especialidades y doctorados, sin certificar calidad, a precios en dólares, en detrimento de los cursos que se ofrecen en México.

Además, se pretende que las universidades públicas se sometan a evaluación externa e interna cada cinco años, no sólo para fomentar la calidad académica, sino para "fortalecer la política de rendición de cuentas, válida para todas las instituciones que reciben recursos públicos, ya sea públicas o privadas".

Los senadores pretenden también brindar a la sociedad mexicana la "certeza de contar, ahora y en el futuro, con un sistema de educación superior equilibrado, honesto y eficiente".

Así lo dispone la reforma a las leyes General de Educación y para la Coordinación de la Educación Superior, que aprobará esta semana el Senado de la República, con el propósito de frenar el crecimiento "anárquico" de escuelas "patito", pues de mil 200 establecimientos particulares que existen, sólo siete por ciento tienen calidad certificada.

El senador priista Carlos Chaurand Arzate, también vicepresidente del Senado, quien propuso esta reforma, respaldada por los integrantes de las comisiones unidas de Educación y Cultura, y de Estudios Legislativos, elimina el carácter "voluntario" de la evaluación para convertirlo en obligatorio, por lo cual ninguna institución de enseñanza superior, ya sea pública o privada, será ajena a este proceso de calificación.

La Crónica de Hoy, 14/12/05