Foro Social Mundial: "Hay que terminar con el FMI"

Walden Bello: debilitar a la OMC y terminar con el FMI.Foro Social Mundial: "hay que terminar con el FMI"

Hoy comenzó en Bamako, Mali, el Foro Social Mundial. DW-WORLD conversó con Walden Bello, uno de los líderes intelectuales del movimiento antiglobalización, que ahora se ha propuesto acabar con el FMI.

Desde 2001, adversarios de la globalización de todo el mundo se dan cita en el Foro Social Mundial, una contrapropuesta al Foro Económico Mundial, en cuyo marco regularmente se reúnen unos mil altos ejecutivos de las mayores compañías del mundo.

El año pasado unas 150.000 personas se reunieron en Porto Alegre, Brasil. Este año, el Foro Social Mundial se presenta en nueva forma: en tres partes y forma descentralizada. El Foro Social Africano comienza hoy jueves (19.01.06), el sudamericano tiene lugar una semana después (24.1.-29.1.) en Caracas, Venezuela y en marzo se reúnen sobre todo adversarios asiáticos de la globalización en Karachi, Pakistán.

Walden Bello, miembro del Consejo del Foro Social Mundial y director de la ONG Focus on the Global South, con sede en Bangkok, se ha propuesto esta vez como objetivo terminar con el FMI. "Muchos sectores están descontentos con el Fondo, incluso partes de las elites norteamericanas". Por ello, Bello está convencido de que "ha llegado la hora de disolver al FMI".

Brasil, "gran actor" de la OMC

En su libro "Deglobalisation", Bello llamó en 2002 al movimiento antiglobalización a intentar liquidar la ronda Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC). En la conferencia de ministros de Cancún 2003, los adversarios de la globalización vieron efectivamente coronados sus esfuerzos por el éxito: los países en desarrollo rechazaron una propuesta que les hubiera redundado demasiado poco. Bello no quiere reformar la OMC, sino debilitarla. En la última reunión de la OMC, en Hong Kong, "nos hemos acercado algo a ese objetivo", dice.

En Hong Kong estuvo en juego la supervivencia de la OMC como institución, dice Bello. "Un tercer colapso habría puesto en duda a la OMC como motor de la liberalización comercial", agrega. "Pero India y Brasil cooperaron con la Unión Europea y los EEUU, a efectos de poder llegar a un acuerdo con cierta sustancia, lo que salvó a la OMC. El verdadero resultado de Hong Kong es que ahora India y Brasil pertenecen al grupo de grandes actores en la OMC".

"Lula ha defraudado"

El acuerdo de Hong Kong, al que se arribó con el apoyo de Brasil y la India, es, según Bello, malo para los países en desarrollo más pobres. "Todo lo que pudimos lograr fue fijar una fecha para el fin de las subvenciones a las exportaciones. Pero para el desarrollo de los países más pobres, el acuerdo contiene muy pocos elementos substanciales. Ello lo reconoce incluso la revista Economist".

Walden Bello se manifiesta defraudado por el presidente brasileño, Lula da Silva, que en 2003, en el Foro Social de Porto Alegre, fuera tan celebrado.

"Tanto el presidente Luis Inacio da Silva en Brasil como el Partido del Congreso de la India llegaron al poder con plataformas antineoliberales. Pero en el poder ambos se transformaron en los estabilizadores más efectivos de los programas neoliberales, contando con el apoyo del Fondo Monetario Internacional, del lobby empresarial transnacional y de Washington", dice Bello.

En el Foro Social Mundial de Caracas pasará a estar en el foco de atención otro político: el presidente venezolano Hugo Chávez, que no tiene pelos en la lengua cuando se tratar de criticar a los EEUU.

El FMI se queda sin deudores

Recientemente, Hugo Chávez ayudó al gobierno argentino a pagar sus deudas con el Fondo Monetario Internacional. "Ahora nos hemos quitado de encima la problemática injerencia del FMI", dijo el presidente argentino, Néstor Kirchner. También Brasil ha pagado un resto que debía al FMI. De esa forma, el Fondo se queda poco a poco sin deudores.

También la prensa conservadora habla en el ínterin de la necesidad de reformar al FMI. Bello ve en ello la oportunidad de debilitar a esa organización, uno de los enemigos predilectos de los antiglobalizadores, que abogan porque los países pobres obtengan más autonomía en cuestiones de desarrollo económico.

Bello sabe cuánto trabajo se debe invertir en la organización de esos encuentros masivos: "mi organización participó en los preparativos del Foro Social de Mumbai. No fue fácil y costó mucha energía". Ello no significa, sin embargo, agrega, que se deba renunciar del todo a esos grandes encuentros. Pero "no necesitamos una reunión tan grande todos los años, sino quizás cada dos años".

El profesor filipino de economía Walden Bello, nacido en 1945, está considerado el más notorio crítico de la globalización en Asia. En los años 80 adquirió fama al protestar contra créditos del Banco Mundial y el FMI para el régimen de Marcos en las Filipinas. Por sus campañas de crítica a la globalización recibió en 2003 el Nobel alternativo. El libro "Desglobalización", de Walden Bello, fue editado en español en 2004.  

Deutsche Welle, 19/01/06