Grass: "Estar sobreinformados no acerca más a la verdad"

Grass: "Estar sobreinformados no acerca más a la verdad"
Claudio Magris y Gunter Grass protagonizaron un debate en el que trataron sobre la independencia de los medios

El escritor alemán Günter Grass, galardonado en 1999 con los premios Príncipe de Asturias de las Letras y Nobel de Literatura, advirtió ayer de que los ciudadanos de muchos países desarrollados "están sobreinformados sin que por ello se hayan acercado más a la verdad".

Grass lamentó que en la actualidad la prensa "sólo es parcialmente libre porque sufre demasiadas coacciones y depende de prioridades económicas que limitan su independencia".

Los premios Príncipe de Asturias de las Letras Günter Grass y Claudio Magris, que recibió este galardón en 2004, participaron ayer en Oviedo en el segundo encuentro del ciclo de debates con el que se conmemora el XXV aniversario de estos galardones, en el que se abordó la independencia de los medios de comunicación y el tratamiento de la información en la actualidad.

Crítico en sus opiniones se mostró Grass, para quien "la humanidad nunca ha dispuesto de tantos medios tecnológicos como en la actualidad y, sin embargo, es cuando peor informada está".

El autor de "El tambor de hojalata" y "El urogallo" apeló al "valor" y la "independencia" de los periodistas para revertir esta situación, aunque lamentó que la dependencia económica de los medios de comunicación no propician el ejercicio de un periodismo independiente y veraz.

Denunció también la "manipulación de las opiniones" a la que se asiste a diario, y como ejemplo dijo que cuando el reciente premio Nobel Harold Pinter acusó a la CIA de ser una organización criminal se le criticó desde muchos ámbitos "pese a que nadie pudo refutar los argumentos que esgrimió para sostener dicha acusación".

Por su parte, Magris considera que el primer problema al que se enfrenta la información actual es el de la "verdad falseada", a la que, dijo, se puede llegar por distintas vías, como por ejemplo "la alteración de la jerarquía de valores".

En opinión del autor de "El Danubio", lo que prima en el periodismo actual es el "ruido", y aseguró que este elemento "neutraliza toda verdad".

"Eso está ocurriendo hoy en día en los medios de comunicación, hasta el punto de que hay veces que cuando aflora la verdad se tienen la sensación de que ya no sirve para nada", aseveró el escritor italiano.

Faro de Vigo, 22/01/06