México: Demandan a la SEP que aclare cómo y quién aprueba certificación de escuelas

México: Demandan a la SEP que aclare cómo y quién aprueba certificación de escuelas
Fustigan instituciones de educación superior que se aplique "doble rasero"

Integrantes de la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (FIMPES) aseguraron que ninguna ley puede establecer un "doble rasero" para la enseñanza superior, pues pública o privada "debe someterse a sistemas profesionales de evaluación y certificación, sin que ello signifique estigmatizarla".

En conferencia de prensa, Francisco Lejarza Gallegos, presidente de la FIMPES, afirmó que solicitará a la Secretaría de Educación Pública (SEP), encabezada por Reyes Tamez, la realización de un diagnóstico que permita "esclarecer cómo y quiénes aprobaron la certificación de instituciones que no cumplen con las condiciones de calidad, ya sea por autoridades federales o estatales, responsables de otorgar el Reconocimiento Oficial de Validez de Estudios (Revoes) o la certificación".

Agregó que en la FIMPES, que agrupa a 109 instituciones educativas de todo el país, se busca consolidar la calidad de la enseñanza en las instituciones particulares de educación superior, por lo que consideró prioritario investigar "qué está pasando con la entrega de Revoes, ya sea por autoridades estatales, federales o las que otorgan universidades públicas"

Por su parte, Alejandro Gertz Manero, vicepresidente de la FIMPES y actual rector de la Universidad de las Américas, admitió que si bien existen universidades patito, "en muchos casos son resultado de la irresponsabilidad e incompetencia de las autoridades responsables de aplicar la ley en la materia y quienes acaban otorgado Revoes y reconocimientos de validez oficial sin ningún control y sin garantizar que cumplen con los estándares de calidad establecidos".

Insistió en que no se puede aplicar un doble rasero y pretender que sólo la educación universitaria pública tiene calidad, "cuando muchas instituciones privadas también cuentan con reconocimientos internacionales y cumplen con los requisitos establecidos por el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior y el Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior".

Para que en México exista una educación superior deficiente y de mala calidad, aseguró, "deben existir autoridades que lo hayan permitido", y es su responsabilidad esclarecer cómo y quiénes participaron otorgando reconocimientos de validez oficial a instituciones que no cumplen con los parámetros de calidad.

En la FIMPES, indicó, "apoyamos cualquier esfuerzo para garantizar un elevado nivel académico en las instituciones y por aplicar diversos mecanismos de evaluación, pero solicitamos que los gobiernos estatales y federal asuman su responsabilidad y garanticen la entrega de reconocimiento de validez oficial o certificaciones cuando se cumpla con los requisitos establecidos".

Lejarza Gallegos rechazó que la iniciativa promovida por el Senado de la República en diciembre pasado, con la que se pretende reformar las leyes General de Educación Superior y para la Coordinación de la Educación Superior, para frenar la proliferación de universidades patito, sea una propuesta consensuada con las instituciones de enseñanza superior, por lo que solicitó a la Cámara de Diputados y a los líderes parlamentarios establecer un "diálogo con la sociedad civil y la comunidad académica sobre un tema trascendental para la sociedad mexicana".

La Jornada, 25/01/06