Puerto Rico: La opción del "homeschooling" o educación en casa

Puerto Rico: La opción del "homeschooling" o educación en casa

La enseñanza en el hogar o "homeschooling" es el método utilizado por padres que consideran que la mejor forma de educar a sus hijos tiene lugar en el seno del hogar. Los "homeschoolers" no asisten a la escuela porque su centro de enseñanza es su residencia, el entorno familiar y las actividades extracurriculares y cotidianas.

Según la sicóloga clínica Giselle Rodríguez la decisión de sacar a los niños de la escuela o nunca llevarlos y educarlos en casa es muy personal.

"Es una alternativa para padres que lo consideren y que su estilo de vida sea viable para trabajar esa situación. Muchos lo han tomado como decisión de familia muy personal, existen grupos de apoyo donde se les orienta y se les ayuda a tomar la decisión. Lo recomiendo en aquellos casos en que los padres estén comprometidos y que sea una realidad para la familia", explicó.

La educación de los padres

La preparación del progenitor no es impedimento de acuerdo a esta profesional de la salud. "Los estudios indican que el nivel de educación de los padres no ha establecido diferencia en la ejecución de estos niños a nivel académico. Si el adulto no es bueno en matemáticas busca ayuda para esa materia. La diferencia la hace el compromiso que tenga el padre con la situación del menor. Los estudios indican que no se ve diferencia entre un padre que tenga un nivel elevado de educación con el que tiene uno regular", destacó.

Basado en su experiencia profesional, los resultados son positivos. "He visto un aumento en el potencial del niño a todos los niveles porque se convierte en una escuela individualizada y se cubren sus intereses y necesidades porque los padres adoptan el ‘homeschooling’ como un modo de vida. No necesariamente tiene que ser para niños dotados (con capacidad excepcional para aprender) porque también se da en hogares de niños que están por debajo de lo esperado y los padres no están satisfechos con el programa de educación especial", explicó.

De hecho, validó su planteamiento asegurando que los exámenes del "College Board" de los "homeschoolers" han sido excepcionales en muchas ocasiones.

La socialización

Por otro lado, abundó sobre la socialización de los chicos cuando son educados en la residencia. "Tienen la oportunidad de aumentar el potencial de socialización porque se reúnen y comparten con ‘homeschoolers’ de todas las edades y de distintos puntos del país, versus el niño que está en la escuela que generalmente comparte con los de su grado. Además, asiste a más actividades extracurriculares que promueven muchísimo la socialización y abarca muchas cosas más. Pero esto se basa en el compromiso real que tengan los padres por cubrir no sólo las necesidades educativas sino las de socialización, moral, social y ética", manifestó.

Héctor Rivera, presidente de la Asociación de Padres de Niños Dotados de Puerto Rico, estima la población de familias que educan a sus hijos en el hogar fluctúa en un dos por ciento, entiéndase alrededor de 1,500 a 2,000.

"Muchas no se conocen por los mitos sociales, los problemas con el Departamento de la Familia o el Departamento de Educación", mencionó.

Rivera también es padre de una niña dotada, Hazel Rivera, de 6 años, a quien decidió junto a su esposa educar en el hogar por no encontrar una escuela o colegio que fuera a la par con las exigencias académicas de la menor considerada como dotada.

"Hay que hacer el sacrificio y uno de los dos padres tiene que dejar de trabajar para educar al niño. En cualquier país es difícil y por eso requiere de un compromiso formal y establecer un plan de economía entre otras cosas. Hay familias que les sale más económico, sobre todo si tienen cuatro hijos, y otras que le sale más costoso por la cantidad de libros", dijo.

Educación cotidiana

En cuanto al método utilizado para enseñar y el tiempo, indicó que "en algunos casos lo estructuran varias horas al día, otros optamos que es todo el día a toda hora porque no desaprovechamos cualquier oportunidad donde podamos impartirle aprendizaje. Por ejemplo, si vamos camino a Utuado y pasamos por el lago la educamos sobre lo que son los lagos, las lagunas y los cuerpos de agua; aprovechamos nuestra forma de vida para educarla. En el supermercado sumamos el total de la compra antes de llegar a la caja y le enseñamos matemáticas, o vemos los ingredientes del producto y hablamos sobre el significado de los por ciento o las calorías".

Rivera también señaló que hay familias que adquieren el currículo de un colegio en específico, otras los de escuelas de Estados Unidos y lo adaptan a Puerto Rico, o seleccionan lo que entienden es mejor para sus niños a base de sus intereses y diseñan su propio método.

"Homeschoolers" universitarios

De otra parte, el ingeniero José Curet compartió su experiencia al educar con su esposa Jenny Curet a sus dos hijos que actualmente tienen 19 y 20 años y cursan estudios universitarios en arquitectura y contabilidad en la Universidad de Puerto Rico.

Sus creencias religiosas fueron el motivo principal para sacar a sus niños del colegio privado donde cursaban primero y segundo grado.

"Las razones fueron variadas y coincidían con nuestras convicciones cristianas. No estábamos de acuerdo con la calidad de la enseñaza, lo que se les enseñaba y la presión de grupo. No los apartamos de sus pares por nuestras convicciones religiosas porque estuvieron con otros, como por ejemplo de los grupos de apoyo. La vida continuó normal excepto que no estaban en una escuela sufriendo la presión de grupo que muchas veces es nociva", aseguró quien organizó un Club 4 H con niños que estudiaban en la casa fomentando la socialización.

Ambos hijos de Curet tomaron el College Board para ingresar a la universidad sin necesidad de un diploma de escuela superior.

"Los ‘homeschoolers’ están siendo admitidos a las universidades que reciben fondos federales porque la ley federal no les permite discriminar contra ellos. Es por eso que no necesitan diploma de escuelas licenciadas para ser admitidos. En lo académico, los ‘homeschoolers’ que toman el College Board salen mejor que los que están en la escuela tradicional", especificó basado en el estudio que hizo con los resultados que obtuvo del College al compararlos con los de estudiantes de escuelas públicas y privadas.

Otro de los beneficios que comprobó con sus hijos fue que "al estar en la casa tienden a tener una relación mejor y duradera con los padres. Las costumbres y tradiciones se mantienen así como el respeto por las personas mayores. El padre se convierte en un mentor".

Finalmente, Curet enfatizó estar en contra de la regulación del "homeschooling". "Es algo innecesario porque es una actividad familiar y el Gobierno se estaría metiendo en la vida íntima de la familia. La historia ha demostrado que es innecesario y hay estados que lo han desregulado por ser innecesario", puntualizó.

"Homeschooling" en la red

El Vocero de Puerto Rico, 26/01/06