Arquitectura plantea un título adaptado a Europa de cinco cursos de duración

Arquitectura plantea un título adaptado a Europa de cinco cursos de duración

La adaptación de las carreras al espacio educativo europeo va a marchas forzadas. El próximo martes, el Gobierno debatirá las directrices de los primeros títulos de grado. El ministerio planteará una estructura de tres años y otro suplementario de prácticas. Sin embargo, Arquitectura aboga por cinco cursos.

Esta propuesta está bien contemplada por los responsables educativos de la Administración. El planteamiento surgió en el propio ámbito comunitario, la adaptación de títulos como Arquitectura ­en el caso coruñés­ o Medicina ­que se imparte en Santiago­ a los parámetros del futuro EEES tendrá matices singulares.

Los títulos de grado ­sustitutos de licenciaturas y diplomaturas­ de estas especialidades serán bien de cinco cursos, más uno al margen para redactar el proyecto de fin de carrera, o bien cuatro, más uno para dicha especialización.

Todo ello responde a la demanda de las direcciones de las escuelas de arquitectos sobre la alta carga lectiva de estos estudios. Sin embargo, esta misma idea es compartida por facultades de diversas ingenierías, como Caminos e Industriales. Estas titulaciones ­la primera se imparte en A Coruña y la segunda en Ferrol­ no ven con buenos ojos reducirse a cuatro cursos y piden cinco e incluso seis.

Transformación radical

La llegada del EEES va a suponer una transformación radical de la enseñanza universitaria en 45 países europeos. Su entrada en vigor es en 2010, aunque la implantación en España se adelantará a 2008.

Los cambios afectan al nombre de las carreras, estructura, sistemas de enseñanza y de evaluación. El objetivo es doble. Por una parte, fomentar la movilidad de alumnos y profesores. Por otra, fijar planes de estudio más enfocados al mercado laboral.

Las actuales licenciaturas y diplomaturas serán sustituidas por los grados, formación básica que garantizará una base para la empleabilidad. Posteriormente se podrán cursar postgrados, cursos orientados a la especialización profesional o investigadora.

El día a día en las aulas también presenta cambios. Se introduce el crédito lectivo ECTS. Este no mide sólo las horas de clase, sino el esfuerzo del alumno para superar la asignatura, tanto trabajos como horas de estudio.

El Ideal Gallego, 02/02/06