Críticas a Google, Yahoo!, Microsoft y Cisco por ceder a la censura de Pekín

Críticas a Google, Yahoo!, Microsoft y Cisco por ceder a la censura de Pekín
Las empresas de Internet no han asistido a un comité del Congreso de EE UU al que habían sido invitadas para discutir este asunto

El comité de derechos humanos de la Casa de Representantes de EE UU había convocado para ayer una reunión sobre la colaboración de grandes empresas tecnológicas con la censura en China. Además de representantes políticos y grupos defensores de los derechos civiles, Google, Yahoo!, Microsoft y Cisco estaban invitadas al encuentro, pero las empresas decidieron no enviar ningún representante y han fijado sus posiciones a través de comunicados.

El objetivo del encuentro en la Casa de Representantes –equivalente al Congreso- era analizar la colaboración de empresas estadounidenses con la censura. Tanto Microsoft como Google han reconocido en las últimas semanas que han actuado de acuerdo con las autoridades de Pekín para limitar el acceso a determinados contenidos a través de Internet. El año pasado Yahoo! recibió también duras críticas por proporcionar a las autoridades información que habría permitido el encarcelamiento de un periodista chino crítico con el Gobierno. Cisco también ha sido acusada de poner sus dispositivos de red al servicio de la censura.

Las cuatro fueron invitadas a la reunión de ayer, pero ninguna acudió. Su ausencia era ya conocida, pues todas ellas habían señalado que la cita se había fijado tan sólo unos días antes, por lo que compromisos fijados previamente impedían su asistencia, aunque si acudirán a otra reunión convocada en el Subcomité de Relaciones Internacionales sobre el mismo tema. Pero esto, y el envío de un comunicado explicando su posición en este polémico, asunto no les ha evitado las críticas a su actuación pronunciadas por Tom Lantos, el representante demócrata que presidía la reunión del comité de derechos humanos, al comienzo de ésta.

"Estas compañías de alta tecnología y grandísimo éxito no han sido capaces de enviar un representanta a esta reunión de hoy deberían estar avergonzadas. Con todo su poder, influencia y alta visibilidad han fracasado en la consecución del tipo de acción positiva que los activistas que defienden los derechos humanos emprenden cada dia. Se han doblegado a las demandas de Beijing en favor de sus beneficios o como quiera que ellos lo llamen".

Yahoo! y Microsoft han optado por dirigirse al comité de derechos humanos a través de un comunicado conjunto en el que afirman que nadie debe creer que desde su punto de vista "la situación de Internet en China es la de un negocio normal". También piden al Gobierno de EE UU que "asuma el papel de líder" en la lucha contra la censura, para lo cual ambas compañías dicen haber "iniciado un diálogo con autoridades relevantes para impulsar las conversaciones directas entre Gobiernos".

Google, por su parte, ha enviado un comunicado que ha hecho público además a través de su weblog, en el que afirma que sus usuarios en China ya sufrían problemas para acceder a sus servicios –los filtros que el Gobierno impone a este buscador hacían que muchas veces fuera inaccesible- antes de que acordara con Pekín impedir el acceso a determinados contenidos en el servicio que prestará desde ese país a través de Google.cn.

Sí asistieron al encuentro de ayer representantes de Reporteros sin Fronteras, Amnistía Internacional y Human Rights Watch, que reiteraron su deseo de que los legisladores estadounidenses elaboren y aprueben una normativa, una especie de código de conducta para las empresas de Internet que proteja la libertad de expresión.

Gates dice que la censura de 'webs' no funciona

El presidente de Microsoft, Bill Gates, ha acudido a Lisboa para participar en un foro patrocinado por su compañía acerca de cómo utilizar la tecnología de Internet para hacer más efectivo el sector público. En este foro dijo ayer que los intentos gubernamentales de censurar las páginas web o los blogs fracasarán, puesto que la información prohibida podría distribuirse desafiando los esfuerzos oficiales.

"Se puede ser capaz de retirar una página web muy visible y decir que algo no debería estar ahí, pero si existe un deseo por parte de la población de conocer algo, va a salir", afirma Gates. También declaró que Microsoft, que retiró un blog en diciembre que contenía una crítica al Gobierno chino después de recibir una orden de éste para hacerlo, tiene que cumplir con los requerimientos legales de los países donde trabaja.

El País, 02/02/06