AI insiste en que la actitud de las tecnológicas de someterse a la censura china es "sumamente miope"

AI insiste en que la actitud de las tecnológicas de someterse a la censura china es "sumamente miope"

Amnistía Internacional advirtió de la creciente amenaza de violaciones de la libertad de expresión y de información en la esfera de los negocios y los Derechos Humanos, "apoyados por las compañías tecnológicas" en China.

"En la búsqueda de nuevos mercados lucrativos, corporaciones extranjeras como las norteamericanas Yahoo!, Microsoft, Google, Cisco Systems o SunMicrosystems, están contribuyendo directa o indirectamente a las violaciones de los Derechos Humanos", aseguró la organización en un comunicado.

Un ejemplo preocupante es el encarcelamiento del poeta y periodista Shi Tao, que cumple una condena de diez años por publicitar a través de su correo electrónico de Yahoo! el texto del Gobierno central en el que se bloqueaba el acceso a los medios de comunicación que destacaron el XV aniversario de la matanza de Tianamen.

Durante el juicio a Shi Tao, celebrado el pasado 27 de abril de 2005, el Fiscal del Estado presentó pruebas con las que se pretendía demostrar que el acusado incluyó en su servidor de Yahoo! con sede en Hong Kong información considerada secreta e "ilegalmente difundida" y fue sentenciado a diez años de prisión.

Amnistía considera que Shi Tao es "un preso de conciencia" y que fue condenado por ejercer su derecho a la libre expresión y a la investigación, así como a la difusión y recepción de información veraz, garantizados en el Artículo 19 de la Convención Internacional de los Derechos Civiles y Políticos que China ha firmado. En este sentido, la organización hizo un llamamiento al Gobierno chino para que revise la sentencia de Shi Tao y le ponga en libertad "inmediata e incondicionalmente".

De acuerdo con un estudio reciente, otras compañías, como Microsoft, y su buscador MSN bloquea vocablos y claves de palabras como 'democracia', 'libertad', 'Derechos Humanos', 'Falun Gong', '4 de junio' o 'manifestación', entre otros. En China, los usuarios de los productos Microsoft Spaces también tienen prohibido el uso de éstas y otras palabras en 'weblogs' que la propia compañía ha creado.

Restricciones consentidas

Como resultado, las webs y las páginas de Internet "no cumplen con los Derechos Humanos básicos", que pasan por la libertad de expresión y de información, y que están defendidos no sólo por Amnistía Internacional, sino por otras organizaciones defensoras de estos derechos fundamentales. Muchas de estas páginas webs ni siquiera son accesibles para los usuarios de la Red en China.

Este mes de enero incluso se ha sabido que Microsoft ha cooperado con las autoridades del país para clausurar un controvertido blog.

Más recientemente, -recuerda AI-, Google anunció su decisión de aceptar las restricciones de términos en sus servicios de buscador en el país, "un claro ejemplo del cada vez mayor número de empresas que acaba cediendo a las presiones del Gobierno chino", y que contribuye a la reducción de derechos de los usuarios de Internet en China que ven mermada su libertad de información, de la que disfrutan en otros países.

Durante la última reunión del Foro Económico Mundial celebrado recientemente en Davos, Suiza, la secretaria general de Amnistía Internacional, Irene Khan, intervino en los siguientes términos: "Mientras presenciamos comportamientos como el de Google en relación al acceso de los usuarios chinos a la Red, Amnistía Internacional se mostrará cada vez más consternada en relación a la creciente tendencia global que está observando en la industria informática".

"Sucumbir a las demandas de las autoridades chinas y a los intereses de su Gobierno, que impone a las compañías fuertes restricciones que infringen los Derechos Humanos de los ciudadanos, es una visión empresarial sumamente miope", aseguró Khan.

"Los acuerdos que la industria establece con el gobierno chino, -tácitos o escritos-, van en contra de la reclamación de la industria informática que promueve el derecho a la libertad de información de todas las personas, en cualquier momento, y en cualquier circunstancia", concluyo el portavoz de AI en su intervención.

La Vanguardia, 03/02/06