La difusión de fotos inéditas de torturas en Abu Ghraib irrita a EE.UU.

La difusión de fotos inéditas de torturas en Abu Ghraib irrita a EE.UU.
Dice que las imágenes difundidas por un canal australiano pueden avivar la ira musulmana
Forman parte de las que vieron en un privado miembros del Congreso estadounidense

NUEVAS FORMAS DE TORTURA. En las imágenes difundidas por el canal se pueden ver nuevas técnicas de tortura, como la de un hombre atado a dos camillas o otros atados a la ventanas.

BOCA ABAJO.

Un hombre desnudo aparece colgando de una litera

CON LA GARGANTA DESGARRADA.

Un preso inerte con un corte en el cuello, en otras se ve a otro con una herida mortal en la cabeza

La televisión pública australiana SBS difundió ayer fotos inéditas que muestran «todo el horror» de las torturas aplicadas por los soldados estadounidenses en la prisión iraquí de Abu Ghraib: un hombre con la garganta desgarrada, otro con una herida mortal en la cabeza, un tercero cubierto de excrementos. Washington calificó de «lamentable» la difusión de las nuevas imágenes y sostuvo que actúa con «transparencia» en el trato a los presos sospechosos de terrorismo.

«Las fotos que se han difundido son repugnantes y muestran conductas reprochables», dijo a la prensa John Bellinger, asesor legal del Departamento de Estado. «Es desafortunado, además, que se difundan en momentos en que sólo contribuyen a avivar las llamas de la opinión pública en todo el mundo», agregó. Según el funcionario, no se han facilitado la publicación de todas las fotos de que dispone sobre malos tratos «en consideración a los derechos de los prisioneros» a no ser mostrados.

Pase privado

Las imágenes emitidas forman parte de las difundidas en el Congreso de EE.?UU. durante una sesión privada, que conmocionó a los congresistas, y de las cuales sólo una parte apareció en la prensa. Otras fueron obtenidas por la Unión de Libertades Civiles (ACLU), pero el Gobierno impidió su difusión en Estados Unidos, según SBS, que no explicó la forma en que las obtuvo la cadena.

Las imágenes inciden en las vejanciones y torturas a presos iraquíes tomadas en el 2003 y que un año después dieron la vuelta al mundo. Por esos abusos fueron juzgados y condenados varios militares, como Lynndie England y Charles Graner. Se puede ver a un hombre colgando de una litera y a otros inertes con graves heridas. También a un detenido que muestra cicatrices en su brazo que parecen haber sido producidas por quemaduras. En unas extraídas de un vídeo se puede ver un grupo de detenidos que parecen masturbarse.

Las fotos podrían avivar más la ira árabe, ya agitada por la publicación el domingo de imágenes de soldados británicos golpeando a jóvenes iraquíes y las viñetas de Mahoma.

El productor ejecutivo de Dateline, el programa donde fueron emitidas, Mike Carey, explicó que las emitió porque «es de importante interés público que se exprese toda la historia de los malos tratos en Abu Ghraib». Australia, uno de los más fieles aliados de George W. Bush, participó en la invasión de Irak, donde aún están desplegados 900 soldados.

««La magnitud de los malos tratos revelada por esas fotos hacen pensar que los abusos que se registraron en Abu Ghraib fueron mucho peores de lo que se sabía hasta ahora», asegura la cadena.

La Voz de Galicia, 16/02/06