Muestra la tv australiana abusos a prisioneros iraquíes en Abu Ghraib

Muestra la tv australiana abusos a prisioneros iraquíes en Abu Ghraib
El sadismo en esa prisión en 2004 es mucho peor de lo que se creyó, afirma SBS
En las 60 imágenes, un hombre con la garganta cortada y otro con terribles lesiones en la cabeza
Las dantescas escenas, retransmitidas por estaciones de televisión árabe; temen estallidos de furor

 
[Máis fotos]

Nuevas fotos y videos que muestran el abuso, e incluso el asesinato, de prisioneros iraquíes en la tristemente célebre prisión de Abu Ghraib han sido difundidos por la televisión australiana y retransmitidos por televisoras árabes.

Con toda probabilidad, estas imágenes provocarán indignación pues muestran de manera más gráfica que nunca las escenas de humillación que tuvieron lugar en Abu Ghraib, a finales de 2003, y que se dieron a conocer en todo el mundo en 2004.

Los iraquíes verán las nuevas fotografías y videos en televisión días después de haber observado una cinta en que soldados británicos golpean a hombres jóvenes en la ciudad de Al Amarah, en el sur del país ocupado, y en medio de la furia musulmana por las caricaturas del profeta Mahoma.

Las 60 imágenes muestran, entre otras cosas, a un hombre con la garganta cortada, a otro con terribles lesiones en la cabeza y a una persona desnuda colgando cabeza abajo de una litera.

Estas imágenes fueron presentadas la noche de hoy en el programa Dateline, de la cadena televisiva estatal Special Broadcasting Service (SBS), de Australia.

En una declaración, SBS dijo: "La magnitud de los abusos que se muestra en estas fotos sugiere que las torturas y abusos cometidos en Abu Ghraib son peores de lo que se creyó hasta ahora".

En las fotografías figuran también seis cadáveres y lesiones que pudieron haber sido causadas por armas de fuego. Una de las fotos muestra a un prisionero con aparentes quemaduras en el antebrazo izquierdo y en otra se puede ver a un prisionero atado, vestido con un overol anaranjado, cuando es amenazado por un perro.

Los videos presentados en el programa Dateline muestran a prisioneros en el momento de ser obligados a masturbarse ante la cámara y en otro hay un hombre golpeándose la cabeza contra una pared.

En algunas fotos aparecen soldados que ya han sido juzgados por su participación en los abusos, incluyendo a la soldado Lynndie England y Charles Graner.

Una portavoz de SBS declinó revelar cómo se obtuvieron las nuevas imágenes pero aseguró que el programa, especializado en reportajes de bajo presupuesto de todo el mundo, confía plenamente en la credibilidad de su fuente.

"Cuando se filtraron a la prensa las fotografías originales de Abu Ghraib, éstas fueron presentadas en privado a miembros del Congreso de Estados Unidos y entre ellas se incluían las imágenes aparecidas en el programa Dateline", dijo SBS.

"Los congresistas estadunidenses quedaron estupefactos ante estas nuevas imágenes que revelan en su totalidad el error de los abusos que tuvieron lugar en Abu Ghraib", agregó el canal.

Las nuevas fotos y videos, difundidos en momentos en que el sentimiento antioccidental vive su momento más álgido entre los musulmanes debido a la publicación en Europa de caricaturas satíricas del profeta Mahoma, podrían torpedear de una vez por todas la reputación de la ocupación de Estados Unidos ante los ojos de los ciudadanos iraquíes.

Además de las nuevas imágenes que se difunden hasta ahora, hay decenas más cuya publicación está siendo bloqueada por medios legales por el gobierno de Estados Unidos.

Hay más de 100 fotografías y cuatro videos tomados en esa prisión, y el gobierno estadunidense ha interpuesto un recurso judicial contra la Unión Estadunidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) en su lucha para que todas esas imágenes sigan siendo un secreto.

El año pasado un juez de Nueva York falló en favor de la ACLU concediéndole acceso a 87 imágenes nunca antes vistas, pero la administración del presidente George W. Bush apeló con el argumento de que difundirlas no haría más que atizar el sentimiento antiestadunidense.

El abogado de la ACLU, Amrit Singh, declaró a Dateline: "Las fotografías tienen que darse a conocer para que el público tenga una idea de lo que sucedió en Abu Ghraib. Corresponde al público decidir, después de verlas, lo que debe hacerse en consecuencia".

Lo que reflejan las imágenes es un sadismo consciente, pues los guardias aparecen sonriendo junto a varios prisioneros encapuchados bañados en sangre, y que en ocasiones también están atados a artefactos no identificados.

La difusión de más imágenes de tortura hará que sea más difícil para Estados Unidos alegar que lo que ocurrió en Abu Ghraib entre 2003 y 2004 sólo fueron incidentes aislados y obra de guardias de bajo rango que actuaban según su propia iniciativa.

Singh aseguró que las imágenes son evidencia "de un abuso sistemático y extendido" de los soldados contra los prisioneros.

Impacto acumulativo

Las caricaturas danesas del profeta Mahoma, el video de los soldados británicos golpeando a jóvenes iraquíes y ahora estas imágenes de más abusos en Abu Ghraib tendrán serio impacto acumulativo sobre la población iraquí, por más que ésta se haya acostumbrado en el pasado a actos de violencia por parte de su Estado.

Encuestas de opinión muestran que desde mediados de 2003, todos los iraquíes árabes, tanto sunitas como chiítas, querían que la ocupación estadunidense llegara a su fin y que todas las tropas extranjeras salieran del país.

El problema que ahora enfrentan estadunidenses y británicos es que uno de los grupos más poderosos de la chiíta Alianza Iraquí Unida, con 128 curules de un total de 275, quiere que las fuerzas extranjeras se vayan luego.

Este es el partido que sigue a Moqtada Sadr, el clérigo nacionalista radical, quien está frontalmente opuesto a la ocupación.

El consejo de la provincia de Basora votó en favor de mantener un boicot contra las tropas británicas que supuestamente están en Irak con el fin exclusivo de dar apoyo a las fuerzas de seguridad locales, aunque recientemente se niegan a tener cualquier trato con el ejército de Gran Bretaña.

Este miércoles, Dinamarca anunció que quiere que el gobierno de Irak declare claramente su apoyo a sus tropas en Basora.

Sin embargo, el Ministerio del Transporte iraquí, controlado por gente cercana a Moqtada Sadr, congeló todos los contratos con compañías danesas y noruegas en protesta por la publicación de las caricaturas del profeta musulmán.

© The Independent

Traducción: Gabriela Fonseca

La Jornada, 16/02/06

Outras novas relacionadas:

A reacción do goberno de EE.UU.:

Revista de prensa: