Harold Bloom: "EE UU se ha convertido en una teocracia"

Harold Bloom: "EE UU se ha convertido en una teocracia"
El autor estadounidense ha presentado hoy en Madrid su último libro 'Jesús y Yahvé, los nombres divinos'

El escritor y crítico literario Harold Bloom, uno de los intelectuales estadounidenses más influyentes, ha dicho que "Estados Unidos más que una democracia es hoy día una plutocracia y una teocracia emergente". Bloom ha presentado hoy en Madrid, mediante videoconferencia, su último libro Jesús y Yahvé, los nombres divinos, editado por Taurus.

Un libro en el que desmonta la llamada tradición judeo-cristiana y habla de la "incompatibilidad" entre el Dios hebreo y el cristiano y se acerca a ambos personajes a través de los textos sagrados que de ellos han llegado hasta ahora.

Así, el escritor reconstruye los personajes con los textos de los evangelistas Marcos, Mateo, Lucas y Juan; la Biblia hebrea, la Torá, el Talmud y la Cábala para Yahvé. Bloom trata a Jeshúa de Nazaret, Jesucristo y a Yahvé como personajes literarios distintos, "a la altura de Shakespeare, Homero, o el Ulises de Joyce".

En lo que Bloom hace más hincapié es en que no existe una tradición judeo-cristiana, en que las dos historias, los dos dioses y las dos biblias no son compatibles. "Esto es una falacia política, es como defender una tradición cristiano-islámica. Estas dos religiones no tienen nada en común, tienen orígenes diferentes y nunca confluirán", ha precisado.

Bloom y su teoría

Harold Bloom (Nueva York, 1930) que, además de ser famoso por su apasionada defensa de los clásicos y por considerar la literatura la base de toda formación, es uno de los azotes de la política del presidente Bush.

El autor de El canon occidental o de Cómo leer y por qué, entre más de una veintena de libros, ha asegurado que no sabe qué dice la gente cuando habla de creer en Dios. "En Estados Unidos se ha perdido la dignidad, y no sé qué dicen cuando hablan de creer en Dios. Es una corrección política porque no hay un candidato a la presidencia de Estados Unidos que no diga que no cree en Dios", ha subrayado.

"Bush dice que Dios es su filósofo, pero no sé donde ha leído que Jesucristo haya dejado algún testimonio donde diga que los ricos tengan que ser más ricos y los pobres más pobres o que haya que ir a la guerra. Creer en Dios es una frase hecha, guiada por los valores políticos", ha manifestado el escritor. Bloom además ha ironizado sobre la imagen que los estadounidenses tienen de la divindad cristiana, al asegurar que éstos conciben a un "Jesucristo histórico, que hablaba en inglés, votaba al partido republicano y dirigía una empresa norteamericana".

También ha reconocido que su discurso tiene un tono político, "pero es que no lo puedo remediar, porque mi país se ha convertido en una especie de teocracia, que va a hacer de la Constitución una teología cristiana. Así que las diferencias entre Bush y Bin Laden no las tengo tan claras".

El País, 06/03/06