Google y el Gobierno de EE UU, cara a cara ante la Justicia

Google y el Gobierno de EE UU, cara a cara ante la Justicia
La administración Bush solicitó datos sobre los términos que buscan los internautas, pero Google se ha negado a entregar la información

Google y el Departamento de Justicia de EE UU acuden hoy a un tribunal federal para dirimir si el buscador de Internet debe entregar los datos exigidos por la administración Bush. Google se niega a proporcionar información sobre el uso que los internautas hacen del buscador, pero el Gobierno dice que al dar esos datos no violará la privacidad de sus clientes.

El Fiscal General de EE UU,. Alberto González, ha exigido a Google que entregara al Gobierno información sobre las búsquedas que realizan los internautas, como parte de una investigación del Ejecutivo sobre cómo la pornografía online puede afectar a los menores.

Los representantes de Google se preparan para presentarse hoy ante el juez federal James Ware, en el tribunal de distrito del norte de California, estado en el que la compañía tiene su sede. Ésta ha mostrado su preocupación sobre cómo afectaría la entrega de datos a la confianza que los internautas tienen en Google, y sostienen que podría hacer pensar que revelará información sobre sus hábitos de búsqueda.

La decisión de Google de resistirse a la exigencia del Gobierno se fundamenta también en que la entrega de datos podría provocar que se dieran a conocer las técnicas que han convertido al buscador en el líder del mercado. Sus competidores en las búsquedas, Yahoo! y Microsoft, sí accedieron a la petición gubernamental, bajo el argumento de que sólo se pedían listados de términos de búsqueda, y no datos específicos sobre la actividad de sus clientes.

Una posición sólida

El enfrentamiento con la administración Bush por esta cuestión afectó levemente a la cotización del buscador cuando el caso salió a la luz en el mes de enero. Pero los analistas legales señalan que la posición de Google tiene buenos cimientos. "Es el Gobierno el que tiene la obligación de construir su caso", señala por ejemplo Bruce Fein, ex consejero general de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés). El Ejecutivo "está invadiendo la privacidad de Google como unidad de negocio", afirma.

Los especialistas señalan en todo caso que este enfrentamiento revela que no está lejos el día en el que el Gobierno de EE UU intente tener un acceso pleno a todos los registros de actividad en Internet de los ciudadanos, incluso en el caso de que hayan sido recolectados por empresas privadas. "Los derechos que tenemos en casa no son los mismos que los que disfrutamos en nuestros ordenadores", afirma Michael Parekh, inversor y analista pionero de Internet con Goldman Sachs.

El País, 14/03/06