Intelectuales y activistas sociales exigen el cierre de la prisión de Guantánamo

Intelectuales y activistas sociales exigen el cierre de la prisión de Guantánamo
Envían una carta dirigida a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU
Ocho Premios Nobel, Eduardo Galeano y Pablo González Casanova, entre los firmantes

Ante el próximo inicio del 62 periodo de sesiones de la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, unos 400 intelectuales, activistas sociales y diversas personalidades, firmaron una carta dirigida al organismo, entre ellos ocho Premios Nobel: Adolfo Pérez Esquivel, Darío Fo, Nadine Gordimer, José Saramago, Harold Pinter, Wole Soyinka, Mairead Corrigan Maguire y Rigoberta Menchú; así como Eduardo Galeano, Pablo González Casanova y Danielle Mitterrand, entre otros, en la cual exigieron el cierre del centro de detención estadunidense en Guantánamo, Cuba, y otras cárceles clandestinas creadas por Washington en Europa.

"Estados Unidos y sus aliados de la Unión Europea han impedido reiteradamente que esta Comisión se pronuncie contra las violaciones masivas y sistemáticas de los derechos humanos promovidas en nombre de la llamada guerra contra el terrorismo", señalan en la carta el intelectual paquistaní Tariq Ali, el pensador español-mexicano Adolfo Sánchez Vázquez, el historiador estadunidense, Howard Zinn, el escritor uruguayo Mario Benedetti, el ex procurador estadunidense, Ramsey Clark, el arquitecto brasileño, Oscar Niemeyer, el egipcio Samir Amin, la argentina Nora Cortiñas, el argentino Miguel Bonasso y el chileno Volodia Teitelbom.

El periodo de sesiones, previsto para comenzar el 13 de marzo y aplazado ante las divergencias sobre la creación del Consejo de Derechos Humanos que debe sucederla, coincide con la difusión de nuevas imágenes de torturas cometidas por militares estadunidenses contra prisioneros iraquíes, afirman también la periodista argentina, Stella Calloni, el reverendo estadunidense, Lucius Walker, el brasileño, Emir Sader, el actor estadunidense, Danny Glover, y el cantante Manu Chao.

"Los gobiernos de la Unión Europea se han negado a reconocer los testimonios y pruebas presentados por ciudadanos de sus países que han sufrido diversas formas de tortura en la base naval de Guantánamo", agrega la carta firmada además por el teólogo brasileño Leonardo Boff, el sociólogo argentino Atilio Borón, el franco-español Ramón Chao, el brasileño Joao Pedro Stédile, el portugués Boaventura de Sousa, los puertorriqueños Juan Mari Bras y Rafael Cancel Miranda.

Los gobiernos europeos "han permitido, además, el tránsito de naves aéreas de la CIA que trasladaban prisioneros hacia centros ilegales de detención en la propia Europa y otras naciones", acusan la palestina Hanan Awwad, el paraguayo Martín Almada, los cubanos Lisandro Otero, Islamel Clark Arxer, Carilda Oliver Labra, Cintio Vitier, Alicia Alonso y Amaury Pérez.

Convocaron a "intelectuales, artistas, activistas sociales y a hombres y mujeres de buena voluntad para que se unan a nuestro reclamo: la Comisión de Derechos Humanos o el Consejo que la sustituirá debe exigir el cierre inmediato de los centros de detención arbitraria creados por Estados Unidos y el cese de todas estas flagrantes violaciones de la dignidad humana".

Entre otros de los firmantes figuran los mexicanos Miguel Alvarez Gándara, Víctor Flores Olea, Juan Bañuelos, la española Rosa Grau, la colombiana Laura Restrepo, James Petras, Daniel Viglietti, Almudena Grandes, Tomás Borge, Armand Mattelart, Víctor Flores Olea, Danny Rivera, Luis Eduardo Aute, Joaquín Sabina, Silvio Rodríguez, el nicaragüense Miguel D'Escotto, Genaro Carotenuto, Keith Ellis, Jorge Berstein, Boris Kagarlistky, Alan Woods, Faride Zeran, Elizabeth A. Bowman, Blanca Chacosa Sánchez, Carlos Fazio, Anthony Arnove y Verenice Guayasamín.

La Jornada, 15/03/06