México: Piden Consejo que regule las universidades patito

México: Piden Consejo que regule las universidades patito

En los últimos 20 años, México ha experimentado un fenómeno de excesivo y desregulado crecimiento de las instituciones de educación superior (IES) privadas, que tiene como resultado un modelo de educación superior privada cuyo único fin esta basado en la ganancia económica, según el documento De la privatización a la mercantilización de la educación superior.

Por ello, el presidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) señaló que existe una urgente “necesidad de crear un Consejo Nacional de Educación Superior, que sería un sistema autónomo de certificación de la calidad de la educación superior en México, lo que permitiría además evitar el maquillaje de cifras que hace en muchas ocasiones el gobierno federal”.

Bolívar Huerta Martínez, investigador del Centro de Estudios Sobre la Universidad de la UNAM y colaborador del documento, reveló que las cifras presentadas por la Presidencia de la República están “infladas”, sobre todo en relación con el número de escuelas públicas y privadas establecidas anualmente en el país.

Según cifras del gobierno federal, por ejemplo, en 2005 había 1243 universidades públicas y 1604 privadas, mientras que la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior reporta solamente 366 y 1170, respectivamente, dijo Huerta Martínez.

Este manejo de cifras, dijo, ha sido utilizado por la Presidencia de la República para probar que existen avances en materia de cobertura educativa en el país durante los últimos cinco años, tal y cómo se ha declarado en diversos foros.

Axel Didriksson, coordinador de la investigación, indicó que también es urgente regular los spots televisivos para evitar que las universidades “patito” se anuncien en los medios comunicación masiva.

“Nosotros planteamos la propuesta de incluir artículos que regulen la publicidad de este tipo de escuelas en la Ley de Coordinación de la Educación Superior. Actualmente está en discusión en la Cámara de Diputados una nueva iniciativa de la misma”, informó.

De esta manera, concluyó, estas escuelas no se publicitarían a menos que cuenten con el registro adecuado y con la certidumbre de que ofrecen estudios de calidad.

Plaga. Paredes López explicó que existe una carencia de leyes o normas que regulen a estas instituciones y, sobre todo, la calidad de la educación que ofrecen, ya que “cualquier señor puede pintar la fachada de su casa y ponerla como universidad, otorgando incluso doctorados”.

Recalcó que en que el ritmo de crecimiento de estas instituciones ha sido tal que en algunos estados, como Guanajuato o Puebla, la matrícula de las IES privadas supera a la de las públicas, lo cual es alarmante, “sobre todo si se toma en cuenta que la gran mayoría de esas instituciones ofrecen títulos sin ningún tipo de reconocimiento o validez”.

Más particulares, que públicas

En el periodo de 1994 a 2005, la tasa de crecimiento de las IES privadas fue 3.5 veces mayor en comparación con las públicas. Por cada nueva institución superior pública se crearon 3.5 nuevas particulares. En 10 años, en promedio las instituciones públicas se han duplicado, mientras que las privadas se han sextuplicado.

El documento indica que, en las últimas dos décadas, alrededor de mil 500 instituciones particulares se han establecido en el país. “En contraparte, durante cuatro décadas el gobierno federal sólo abrió 57 nuevas instituciones públicas, la mayoría de tipo tecnológico y politécnicas (que no son en realidad universidades), y creó mil nuevos empleos de profesores en las existentes”.

La Crónica de Hoy, 24/03/06