Comunidad Valenciana: Los sindicatos acusan a Nieto de aumentar el control político con la ley universitaria

Comunidad Valenciana: Los sindicatos acusan a Nieto de aumentar el control político con la ley universitaria

Mayor control político, pérdida de autonomía y falta de garantías sobre el necesario incremento de la financiación. Éste es el análisis que realizan las secciones de Enseñanza de los principales sindicatos sobre el anteproyecto de la Ley de Coordinación del Sistema Universitario Valenciano, que el viernes aprobó el Consell. A iniciativa de la Conselleria de Universidad, la nueva norma pretende reforzar la coordinación interuniversitaria, impulsar la integración de las Universidades Valencianas en el Espacio Europeo de Educación Superior y mejorar el sistema de investigación e innovación. Para los sindicatos, la iniciativa de Justo Nieto pretende «aumentar el control político y reducir la autonomía universitaria» además de haberse realizado «a espaldas» de la comunidad universitaria y critican que no garantiza «un aumento de la financiación que nos equipare a la Unión Europea».

Desde CCOO, el responsable de Enseñanza, Manuel Picó, ha tachado de «precipitada» la aprobación, en un momento en que está a punto de publicarse la reforma de la Ley Orgánica de Universidades.

Contraria a la normativa europea

Para Picó, la Ley de Coordinación «va en contra de las últimas directivas y legislaciones de la UE, que refuerzan la autonomía universitaria frente al control político». Afirma ser «contrario» a la creación de la Universidad Valenciana Internacional porque «las universidades valencianas están suficientemente preparadas desde el punto de vista tecnológico para prestar el servicio de enseñanza a distancia».

El Sindicat de Treballadors de l'Ensenyament ha incidido en el «incremento del control político» en los Consejos Sociales de las Universidades que supondrá la nueva ley. En un documento remitido a la conselleria, el STE pide que se eliminen del proyecto los dos consejos interuniversitarios social y académico, para ser sustituidos por dos comisiones específicas en el Consell Valencià d'Universitats i de Formació Superior. El STE «rechaza» la concepción de la Universidad como «fábrica de mano de obra cualificada» que impone la ley.

Levante, 22/05/06