Bill Berkowitz: Cruzadas en los campus universitarios

Bill Berkowitz: Cruzadas en los campus universitarios

David Horowitz y su colega de escritura Peter Collier eran izquierdistas de sobra conocidos en los 60. Horowitz fue partidario de los Panteras Negras y editor de la revista Ramparts, la principal publicación de izquierdas de la época. Él y Collier, cofundadores del Centro para el Estudio de la Cultura Popular (CSPC en inglés), se declararon republicanos de Reagan en un artículo altamente polémico de 1985, en el Washington Post, titulado "Izquierdistas con Reagan". Desde entonces, Horowitz ha mezclado la pomposidad de la Dra. Laura [1] con una extraordinaria habilidad para promocionarse a sí mismo.

Durante los últimos años, David Horowitz ha realizado numerosas apariciones en los campus universitarios y no le gusta lo que ha estado viendo. Estas visitas han precipitado el lanzamiento de la Campaña Nacional para Recuperar Nuestros Campus. En un nuevo folleto titulado Parcialidad política en las Universidades Americanas, Horowitz describe "lo que está mal en el mundo académico hoy en día" y los "pasos que podemos dar para recuperar la cordura en nuestras facultades y universidades".

Para este señor de derechas no es nada nuevo estar en desacuerdo con los "profesores izquierdistas" que cuestionan la "guerra contra el terrorismo" del presidente Bush ni con la "parcialidad liberal" en los campus. Lo que es único en esta ocasión es que Horowitz tiene la intención de implicar a ex-alumnos y legisladores: la gente que, según dice, controla la trama financiera en las universidades estadounidenses.

Mientras la campaña gira en torno al silenciamiento de los académicos del tipo "la culpa es de los Estados Unidos", existe otro, si cabe más amplio, orden del día. Incluye el futuro de la negociación colectiva de los contratos en los campus, las condiciones contractuales de profesor fijo, los estándares académicos, la selección curricular y la financiación gubernamental de los proyectos universitarios.

En su página en la red, Horowitz explica las razones para su nueva campaña centrada en los campus universitarios. Desde mediados de los 60, escribe, "la izquierda realizó un esfuerzo concertado para tomar posesión de nuestras facultades y universidades. El alboroto que rodeó a la guerra de Vietnam puso a punto nuestras facultades para ser presa de izquierdistas (...). Según han ido adquiriendo el control, han pisoteado la libertad de expresión, han hecho desaparecer virtualmente a los profesores conservadores y han convertido nuestras facultades en poco que menos que altavoces enormes para la retórica antiamericana de costa a costa. Hoy en día se puede hacer o decir lo que quieras en nuestros campus, siempre que encaje con un sentimiento negativo acerca de nuestra nación, nuestra Carta de Derechos, nuestra Constitución o nuestra cultura".

El plan de Horowitz requiere un "asalto informativo de cuatro levas", que incluye:

(1) "Investigar y exponer las prácticas de contratación y los criterios de selección del profesorado fijo utilizados en universidades y facultades (...). La puesta en práctica de un patrón de discriminación contra conservadores se está convirtiendo en algo cada vez más evidente, y me voy a asegurar de que el público americano lo sepa".

(2) "Publicar y distribuir 300.000 copias de mi nuevo folleto, Parcialidad política en las Universidades Americanas,en los campus de cada estado (...). Este folleto es un arma poderosa en nuestra lucha para dar a conocer la verdad a líderes políticos, ex-alumnos y legisladores."

(3) "Conducir una encuesta nacional sobre las condiciones en las universidades americanas, para luego recopilar y publicar los resultados en nuestra revista virtual matriz, FrontPage (...). Enviar los resultados a los dos grupos que aúnan el poder real sobre nuestras facultades: ¡los ex-alumnos y los legisladores estatales! Las asociaciones de ex-alumnos controlan la trama financiera de las contribuciones económicas privadas más importantes que las universidades reciben. Y los legisladores estatales controlan el presupuesto financiero más grande: ¡el dinero de tus impuestos!"

(4) "Proseguir mis visitas a los campus para divulgar la verdad acerca de América [sic], los principios conservadores sobre los que este país fue fundado y de la extraordinaria sociedad que dichos principios moldearon".

Horowitz dice que necesita 325.500 dólares para "hacer posible nuestro éxito y financiar en su totalidad la Campaña Nacional para Recuperar Nuestros Campus". Pero antes de que os precipitéis a extender un talón, tened en cuenta que entre 1991 y 2001, de acuerdo con Transparencia Mediática, una página en la red que le sigue la pista al dinero tras la política de derechas, el CSPC de Horowitz recibió más de 10,2 millones de dólares de apoyo de fundaciones conservadoras. (De acuerdo con la declaración de la renta de 200O, desde 1996 hasta 1999 el Centro recibió casi cuatro veces más en contribuciones y concesiones -8,7 millones de dólares- que los 2,2 millones que se gastaron en servicios prestados. En 1999, Horowitz recibió 253.000 dólares en compensaciones).

La reorientación de las universidades

Dos invitados (hasta el momento de escribir esto) a la gala de mediados de noviembre Fin de Semana de la Restauración organizada por el CSPC en Palm Springs, Florida, son el gobernador Jeb Bush y Lynne Cheney, la esposa del vicepresidente. Ambos comparten un sueño para las universidades estadounidenses.

Durante el verano de 2001, el gobernador Bush reestructuró el sistema de gobierno en las universidades estatales de Florida. Destituyó de forma sumaria a la Junta Directiva a nivel estatal y la reemplazó con Juntas de Fideicomisarios, cuyos miembros fueron designados a dedo y están en la órbita de las grandes empresas, y que ahora deciden sobre los respectivos sistemas de gobierno de las once universidades del estado.

En 1995, Lynne Cheney y el senador Joseph Lieberman (Demócrata por Connecticut), fundaron el Consejo Americano de Fideicomisarios y Ex-Alumnos (ACTA en inglés). En su página en la red ACTA destaca que el año pasado sus miembros contribuyeron con 3.400 millones a las facultades y universidades, convirtiendo a esta organización en "el contribuyente privado más importante para el apoyo a la educación superior". Con frecuencia, los grandes donantes son aconsejados por el personal de ACTA sobre el tipo de influencia que su dinero puede comprar en cursos y departamentos, en facultades y universidades.

ACTA jugó un papel en la facilitación de la transición del sistema universitario dirigido por la Junta Directiva al sistema de Juntas de Fideicomisarios en Florida. Anne Neal, vicepresidente y abogado de ACTA, llevó a cabo sesiones orientativas para todos los nuevos fideicomisarios estatales. Neal les dijo que ahora tendrían el poder sobre los presupuestos universitarios, los estándars académicos y también la posibilidad de seleccionar a los decanos y rectores. Señaló que una de las tareas más difíciles sería la revisión de las políticas escolares y examinar al personal y sus conexiones con el mundo de la empresa para asegurarse de que no existe ni siquiera la apariencia de impropiedad.

Un orden del día compartido

Horowitz no está solo al centrar toda su atención en lo campus universitarios. En noviembre de 2001, ACTA lanzó el Fondo para la Defensa de la Civilización "para promover el estudio de la historia y el civismo americanos y la civilización occidental". El primer proyecto fue un folleto notorio "La defensa de la Civilización. Cómo nuestras universidades están fallando a América y qué puede hacerse al respecto", según el cual las facultades universitarias han sido el eslabón más débil en la respuesta de los Estados Unidos al 11 de septiembre. ACTA es un grupo con sede en Washington D.C. dedicado a contrarrestar lo "políticamente correcto", vigilante de los "radicales" en los campus universitarios y para cambiar la forma en que se gobiernan a sí mismas las universidades en todo el país.

En marzo de 2002, el ex-zar antidroga y Secretario de Educación William J. Bennett fundó y devino presidente de Americanos para la Victoria Sobre el Terrorismo (AVOT en inglés), un proyecto de su gabinete de estrategia con sede en Washington D.C.: EMPOWER.org. El cometido proclamado de AVOT es "el mantenimiento y reforzamiento de la opinión pública americana mientras avance la guerra contra el terrorismo". En junio, AVOT dio a conocer los resultados de una encuesta de ámbito nacional sobre la actitud y la opinión de los estudiantes en facultades y universidades sobre diversas facetas de la guerra contra el terrorismo.

En la presentación del "primer sondeo general acerca de las actitudes y las opiniones de los estudiantes universitarios americanos sobre la guerra al terrorismo de este año", Bennett dijo: "Lo que hemos descubierto revela que nuestros estudiantes universitarios, sin mencionar los estudiantes de secundaria, necesitan conocer mejor muchas cosas: las virtudes de la democracia americana, el papel que jugamos en el mundo y los nombres de los participantes en dicho papel. Este sondeo revela que nosotros -padres, maestros, profesores y líderes- tenemos bastante trabajo por hacer".

El Instituto Político Clare Booth Luce ha organizado la campaña Trae a un Orador Conservador a tu Campus. El Instituto, que define su misión para "preparar jóvenes mujeres para un liderazgo conservador eficaz y (...) para promover oportunidades de alternativas escolares para todos, desde el parvulario hasta el décimo segundo grado en América", también patrocina el Programa para Oradoras Conservadoras. La columnista y autora conservadora Ann Coulter, dijo recientemente que a través de este programa "miles de estudiantes universitarias son capaces de ayudar a traer algún equilibrio a los debates, asegurándose [el Instituto] de que son mujeres conservadoras y que suponen un reto al dominio intimidador que exhiben los liberales y las feministas radicales en sus respectivos campus".

Sin parar y muy solicitados

Desde el 11 de septiembre, David Horowitz ha estado muy ocupado. Lanzó un ataque verbal al estilo McCarthy contra la integrante demócrata del Congreso Barbara Lee (el único representante del Congreso que votó en contra de la ilimitada "guerra al terrorismo" de Bush). En una columna periodística titulada "El enemigo entre nosotros", Horowitz cataloga a Lee de "comunista antiamericana que apoya a los enemigos de América y que ha colaborado activamente con ellos en su guerra contra América".

En su página en la red FrontPage etiquetó de "quinta columna" al comité electoral Afroamericano del Congreso y apodó "Hanoi Jane" a la recientemente perdedora de su asiento en el Congreso, la representante Cynthia McKinney. Horowitz se movilizó contra el "así llamado Movimiento por la Paz", un esfuerzo por el que se ganó tres horas a destajo en el programa de radio de la Dra. Laura Schlessinger. Formando parte del Llamamiento Nacional para Dar Respaldo a la Guerra, Horowitz inició la campaña "Piénsatelo dos veces", un esfuerzo publicitario indiscriminado para convencer a los estudiantes en los campus universitarios para que no se manifestaran contra la "guerra al terrorismo" de Bush.

El panfleto más reciente de Horowitz titulado "Cómo la izquierda ha socavado la seguridad en América" proclama que no pueden "confiarse" los asuntos de seguridad nacional al Partido Demócrata y que la administración Clinton le dio la espalda al tratamiento del terrorismo. Durante una aparición en el programa de televisión con base en Arizona "Fox 10 Domingo Informativo", Horowitz llamó a Clinton el presidente "más imprudente e irresponsable" que jamás ocupó la Casa Blanca.

Horowitz emprendió una cruzada contra Noam Chomsky. En un artículo de finales de septiembre de 2001 titulada "La mente enferma de Noam Chomsky", colgada en su sección habitual en Salon.com, Horowitz escribió: "Sin lugar a dudas, el intelecto más taimado, más deshonesto y -en estas horas de grave crisis nacional- más traicionero en América pertenece al profesor del MIT Noam Chomsky". Un mes más tarde, insistió en su ataque con un panfleto sobre Chomsky llamado "El mentiroso más sinvergüenza del mundo se inventa unas cuantas más".

La campaña para recuperar nuestros campus universitarios de Horowitz será sin duda parte del orden del día del Fin de Semana de la Restauración. The Breakers [2] en Palm Beach puede que sea un poco caro, pero el CSPC asegura a los asistentes que las cuotas individuales de 1.500 dólares, o 2.600 para las parejas, cubrirá todos los gastos de las conferencias. La lista de oradores cuya asistencia está confirmada nos revela quién es quién en la derecha, e incluye a representantes del Congreso, personalidades de la prensa conservadora, el ex-director de la CIA James Woolsey, el experto en terrorismo Steven Emerson, Bill Kristol del Weekly Standard y la escritora predilecta de todos, Ann Coulter.

A lo largo de los años, Horowitz ha perfeccionado el arte del ataque preventivo: la retórica conducente a dar un golpe rápido y seco. Se apropia de varios titulares de la prensa mayoritaria, atrae la atención de los medios de comunicación conservadores, hace las delicias del soporte financiero de la derecha y va a por el próximo objetivo. Si puede traer para su causa a Lynne Cheney, Jeb Bush y Bill Bennett, su nueva campaña podría tener muchas más posibilidades de aguante.

Bill Berkowitz es un escritor independiente que cubre los movimientos conservadores.

Notas

[1] La Dra. Laura Schlessinger es una psicóloga estadounidense que se ha hecho famosa en radio y televisión por su defensa encarnizada de los llamados "valores tradicionales de la familia americana" y sus imprecaciones homófobas. Actualmente tiene un programa de radio en KFI.

[2] Hotel de superlujo, de rancio abolengo e inspiración grecorromana que está catalogado de histórico.

Znet, Noviembre 2002