Canarias: Decanos someterán a consulta el plan de control de la ULL entre sus docentes

Canarias: Decanos someterán a consulta el plan de control de la ULL entre sus docentes
Los responsables de centros critican el método que propone el Rectorado

Los decanos de las facultades y centros de la Universidad de La Laguna (ULL) valoraron ayer la propuesta de verificación de la labor docente del profesorado que prevé poner en marcha la institución el próximo curso. Los decanos dijeron que ahora están informando a los docentes de sus respectivos centros acerca de este procedimiento, por lo que organizarán juntas para analizar la medida.

Pese a que varios de los decanos consultados ayer aplaudieron la iniciativa de la ULL de controlar la labor docente, no obstante plantearon dudas acerca del método para llevar a cabo dicha verificación, una serie de cuestiones que esperan debatir con los docentes de sus propias facultades y centros y elevar después sus conclusiones al Vicerrectorado de Ordenación y Profesorado.

Entre las principales preocupaciones esgrimidas por los decanos destaca el procedimiento a seguir para dicho control docente, basado en hojas para que cada profesor firme y cumplimente su entrada al centro, método que fue tildado de "obsoleto", "poco operativo" e "incompleto" por los consultados.

"Se trata de un mecanismo obsoleto que podría sustituirse por tarjetas electrónicas o un sistema de control de huellas digitales", consideró el decano de la Facultad de Matemáticas, Fernando Pérez; una afirmación en la que coincidió su homólogo en la Facultad de Medicina, Eduardo Domenech, que señaló que "existen métodos más modernos, como un control a través de tarjetas".

Por su parte, el decano de la Facultad de Derecho, Pedro Yanes, explicó que "este sistema tiene que ser el mejor posible: cómodo, adecuado a las nuevas tecnologías y descentralizado para que cada centro pueda establecer un método alternativo". Pero, añadió que "la articulación de la propuesta es manifiestamente mejorable desde el punto de vista de viabilidad, eficacia y por supuesto adecuación a cada realidad de los centros".

Mientras, el decano de Física, Teodoro Roca, entendió también que "es necesario ver la manera de que este procedimiento se haga de manera ágil y cómoda", aunque reconoció que "se trata de un proceso complejo porque debe adaptarse a la casuística de las facultades, como en concreto en ésta, donde tenemos una gran parte del horario en laboratorios", añadió.

Al respecto, Domenech dijo que "el reglamento de verificación se restringe prácticamente a las clases teóricas" y argumenta que "en este proceso en que nos encontramos inmersos, el de incorporación al Espacio Europeo de Educación Superior, en el que cobran protagonismo las clases prácticas y las tutorías, resulta coherente hacer más hincapié en estos aspectos".

Los decanos se reunieron el pasado lunes para conocer por parte de la propia vicerrectora esta iniciativa, reunión que Pedro Yanes resumió con que "ninguno cuestiona la necesidad de controlar y verificar la actividad del docente, aunque otra cosa es cómo debe hacerse. En ese punto es donde hay discrepancias".

Calidad docente

Además, los decanos coincidieron al aseverar que este proceso no implica que se mejore o controle la calidad de la docencia. Así, el decano de Medicina señaló que "en el preámbulo del reglamento se establece que esta iniciativa pretende la búsqueda de la calidad, pero consideramos que cumplir con la labor docente es una obligación, no sinónimo de calidad".

Mientras, Pedro Yanes explicó que "no entendemos este reglamento como un indicador de calidad (que tendría más que ver con lo que el docente hace en clase) que con asistir a dar clase" y añadió que "además esta iniciativa debería centrarse estrictamente en esta verificación y control, no entrar en otras materias que en cambio aborda".

Por su parte, el presidente de la Junta de Personal Docente e Investigador de La Laguna, Vicente Hernández, manifestó que "los profesores no nos oponemos a este tipo de control docente. De hecho el Plan Estratégico del centro académico recoge un servicio de inspección". No obstante, matizó que "esperamos que el método propuesto no arruine esta iniciativa, la cual debe ser la más ajustada y razonable posible". De todas maneras, "la mayoría cumple en sus tareas".

La Opinión de Tenerife, 21/06/06