Reino Unido: Los británicos recurren a Orwell para criticar los recortes de las libertades

Reino Unido: Los británicos recurren a Orwell para criticar los recortes de las libertades
Un joven, detenido por llevar una pancarta con el lema «Decir la verdad es un acto revolucionario»
Scotland Yard actuó amparado en la nueva legislación antiterrorista ideada por Blair

No importa que el pasado domingo se celebrara el 103 aniversario del nacimiento del escritor británico George Orwell. Sus escritos, sus pensamientos, sus críticas a la sociedad deshumanizada siguen siendo tan dañinas ahora como hace 50 años. El británico Steven Jago ha sido víctima de lo que tanto criticó Orwell, del Estado big brother (Gran Hermano), del totalitarismo, que inmortalizara en su celebre libro 1984 .

Jago, de 38 años, era detenido hace tres semanas en el centro de Londres por manifestarse con una pancarta en la que tenía escrita una frase del célebre escritor. «En una época de universal engaño decir la verdad constituye un acto revolucionario», pancarta que Jago mostraba a los transeúntes despreocupados por su presencia.

Sin embargo Scotland Yard decidía actuar amparado en la nueva legislación antiterrorista sobre crimen organizado, no porque Jago representara una amenaza a la seguridad nacional o la frase de Orwell fuera una apología del terrorismo, simplemente porque se estaba manifestando a menos de un kilómetro del Parlamento de Westmisnter.

Esto es lo que ayer el rotativo británico The Independent destacaba en su portada en un intento por llamar la atención por los recortes de los poderes civiles que ha llevado la nueva legislación antiterrorista presentada por el Partido Laborista. « The Independen t señala en su portada en grandes titulares: «Advertencia, si lee este periódico puede ser detenido bajo las leyes antiterroristas del Gobierno».

Cuando se produjo la detención de Jago, Scotland Yard también confiscó varios ejemplares de la revista Vanity Fair en su poder y en las que se había publicado un artículo titulado El legado de Big Brother de Tony Blair , material que según los que se oponen a los recortes de las libertades civiles, la policía consideró de índole subversivo. El autor del artí­culo, el periodista británico Henry Porter, envió una carta al comisario jefe de la Policía Metropolitana, Ian Blair, en la que mostraba su preocupación por la labor de censura que fue ejercida por la policía. «Los agentes le dijeron a Jago que el material en su poder tenía connotaciones políticas y como tal violaba la ley», indica Porter en su carta al jefe de Scotland Yard.

La Voz de Galicia, 30/06/06