La ONU exige a EE UU el cierre inmediato de las cárceles secretas

La ONU exige a EE UU el cierre inmediato de las cárceles secretas
Washington considera "decepcionantes" las conclusiones del Comité

El Comité de Derechos Humanos de la ONU pidió ayer a Estados Unidos el cierre inmediato de todas sus cárceles secretas, y que permita el acceso de miembros de la Cruz Roja a cualquier persona detenida en relación con un conflicto armado. Washington consideró "decepcionantes" las conclusiones de la ONU y lamentó que el Comité critique más a EE UU que a otros países en los que no se cumplen los derechos humanos.

"El Comité está preocupado por la información creíble e incontestable de que el Estado parte [EE UU] se ha visto involucrado en la detención secreta de personas y en lugares secretos, durante meses y años, sin informar de ello al Comité Internacional de la Cruz Roja", según explica un informe del Comité de Derechos Humanos de la ONU, hecho público ayer en Ginebra.

Estados Unidos "debe abolir inmediatamente todos los centros de detención secretos. Debe también garantizar un acceso rápido del Comité Internacional de la Cruz Roja a toda persona detenida en relación a un conflicto armado", según las conclusiones de un informe presentado por EE UU a este Comité, un organismo formado por 18 expertos independientes, encargado de examinar el cumplimiento de la Convención sobre Derechos Civiles y Políticos de 1966, en los 155 Estados firmantes.

En su informe, el Comité se muestra alarmado por los métodos utilizados por EE UU en la "guerra contra el terrorismo", y rechaza las argumentaciones de EE UU de que las disposiciones de la Convención no se aplicarían fuera de un Estado miembro. Según el informe, Estados Unidos habría adoptado la política de enviar o asistir en el traslado de sospechosos de terrorismo a terceros países para detenerles e interrogarles sin la apropiada salvaguarda de la Convención.

Por eso, el Comité solicita a Washington que "realice investigaciones independientes y rápidas sobre todos los indicios de muertes sospechosas, así como de tortura o castigos crueles, inhumanos o degradantes cometidos por sus agentes y empleados en los centros de detención de Guantánamo, Afganistán, Irak y otros lugares". Y que los responsables de esas acciones sean "enjuiciados y castigados de acuerdo con la gravedad del delito cometido". Según el informe, la Administración estadounidense debería autorizar a los detenidos de Guantánamo (Cuba), a que soliciten que se revise ante un tribunal la legalidad de su detención.

Los expertos del Comité muestran su "preocupación" por que Washington haya autorizado un posible uso de técnicas de interrogatorio como el aislamiento, la privación sensorial, el uso de capuchas, la exposición al frío o al calor, los interrogatorios de 20 horas seguidos, o desajustes alimenticios.

Por otra parte, el Comité ha solicitado una moratoria en las ejecuciones de pena de muerte en EE UU, que considera desproporcionadas en minorías y pobres.

Estados Unidos consideró "decepcionantes" las conclusiones de la ONU, y criticó que para elaborarlas no tuvo en cuenta toda la información que se le proporcionó. "El Comité pierde credibilidad cuando dedica su tiempo criticando más a Estados Unidos que a otros países en los que no hay derechos civiles ni políticos", indicó el Gobierno de EE UU en una declaración escrita, difundida por su Misión ante Naciones Unidas, según informa Efe. "No estamos de acuerdo con el Comité en asuntos fundamentales". "Examinaremos las conclusiones y sacaremos las nuestras al respecto".

El País, 29/07/06

Outras novas relacionadas: