La guerra contra el terror | Informe devastador: Amnistía afirma que EEUU compró "terroristas"

La guerra contra el terror | Informe devastador: Amnistía afirma que EEUU compró "terroristas"
Washington ha llegado a pagar 3.900 euros por presos paquistanís y afganos

Más del 85% de las personas retenidas en la base estadounidense de Guantánamo (Cuba) no fueron aprehendidas por fuerzas militares de Washington, sino por miembros de la Alianza del Norte afgana, enemiga de los talibanes. Las detenciones tuvieron lugar en Afganistán, y también en Pakistán, donde desde el 2001 se han estado pagando recompensas de hasta 5.000 dólares (3.900 euros) por cada presunto "terrorista" entregado a EEUU. Así lo afirma un devastador informe de Amnistía Internacional hecho público ayer en Londres, que refleja de forma escalofriante la sistemática violación de los derechos humanos de miles personas atrapadas en la guerra contra el terror.

La práctica de ofrecer recompensas de miles de dólares por la captura de presuntos terroristas sin identificar facilitó la detención ilegal y la desaparición de cientos de personas en Pakistán, entre ellas mujeres y niños, familiares de los "terroristas".

A GUANTÁNAMO

"El camino a Guantánamo empieza literalmente en Pakistán" señala en el informe Claudio Cordone, director general de Investigación de AI. "Centenares de personas han sido detenidas en operaciones masivas, muchas de ellas vendidas como terroristas" a EEUU. De ellas, varios cientos han sido trasladadas a Guantánamo, a la base aérea de Bagram (Afganistán) o a centros secretos de detención controlados por las fuerzas militares estadounidenses. Contra muchos de los detenidos no había más prueba que la palabra de los cazarrecompensas. Y eso lo prueba el hecho de que unos 300 presos, calificados de "terroristas" por EEUU, fueron liberados sin cargos en Guantánamo.

"En Pakistán apenas se conocían las desapariciones forzadas antes de la guerra contra el terror. Ahora es un fenómeno creciente que se ha extendido a nacionalistas y también a periodistas", afirma Angelika Pathak, investigadora de AI.

El carácter secreto de la guerra contra el terror no permite cuantificar con precisión el número de muertes, desapariciones o detenciones arbitrarias. Pero, Shaukat Sulktan, portavoz del Ejército paquistaní dijo en junio que desde el 2001 habían dado muerte a 500 "terroristas" y detenido a más de 1.000.

El Periódico, 30/09/06