Baleares: Pedagogos de la UIB dicen que aún no pueden aplicar el Espacio Europeo

Baleares: Pedagogos de la UIB dicen que aún no pueden aplicar el Espacio Europeo
Los decanos de Ciencias de la Educación analizan los cambios
El secretario de Universidades dice que el proceso estará listo en 2008

Dolors Forteza, decana de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de las Islas Baleares (UIB) emitió ayer un juicio inquietante sobre la viabilidad de los estudios superiores europeos en fase de desarrollo que debería estar vigente en 2010; sus palabras son más inquietantes al proceder de la responsable de los expertos oficiales en educación: «Nosotros -dijo ayer la doctora Forteza en alusión a la Facultad de Educación- no hemos empezado aún a experimentar con el nuevo sistema de créditos porque no podemos, ni debemos, ni queremos hacerlo sin infraestructuras, sin una filosofía clara, sin un proyecto y si no se resuelven aspectos importantes como el profesorado necesario».

Forteza hacía así alusión a los cambios que son necesarios para adaptarse al nuevo sistema de transferencia de créditos europeos (ECTS) que obliga cambiar los procedimientos de enseñanza, fomentando el trabajo en equipo de los alumnos, el llamado «auto aprendizaje», las tutorías, los talleres, el estudio particular y el trabajo en común.

«Hay demasiados profesores para cambiarles la mentalidad a todos», dijo la decana de la Facultad de Educación, en alusión a todos los cambios de modos de enseñar que tendrán que aplicar los profesores. Estas declaraciones fueron hechas por la doctora Forteza tras la IV Asamblea de la Conferencia de Decanos y Directores de Magisterio y Educación.

Este encuentro, que ha reunido a decanos y directores de universidades de España, ha tenido como objeto debatir el nuevo mapa de titulaciones de grado (antiguas licenciaturas y diplomaturas) y postgrado (másters y doctorados) según la última propuesta del Ministerio de Educación para el desarrollo del Espacio Europeo de Estudios Superiores (EEES).

Invitado de excepción de este encuentro ha sido el secretario de Estado de Universidades, Miguel Àngel Quintanilla, quien defendió ante los decanos y directores de facultades de Pedagogía y Escuelas de Magisterio que los cambios de última hora que el Ministerio de Educación anunció la semana pasada, causando una convulsión en la universidad.

Esta preocupación deriva no tanto del contenido de la reforma, sino del momento en que se producen los cambios, a tres años del plazo de culminación del EEES y cuando ya se había hecho gran parte del trabajo. Lo cierto es que Quintanilla logró ayer tranquilizar un poco a este grupo de decanos con sus explicaciones al respecto de los cambios.

El doctor Felipe Trillo, presidente de la Conferencia de Decanos, resumía el encuentro con el secretario de Estado señalando que según Quintanilla gran parte de los libros blancos y las fichas realizadas sobre las futuras carreras y estudios serían aprovechables, aún aplicándose la reforma que está preparando el Ministerio de Educación de Mercedes Cabrera.

De hecho, si en la presentación del curso universitario, el pasado lunes, el rector de la UIB, Avel·lí Blasco, decía que no creía que a tenor de los nuevos planteamientos, el EEES estuviera listo en 2010, Quintanilla dijo ayer a los decanos de Educación que el proceso previo estaría culminado en 2008 y que los plazos impuestos para toda Europa se podrían cumplir.

Trillo dudó más de si los profesores están preparados para el cambio: «Muchos no lo están, no entienden los cambios que se preparan, creen que eso del autoprendizaje consiste en decirle al alumno 'váyase y vuelva cuando se lo sepa', cuando es algo mucho más complejo», dijo, en alusión a que los profesores tienen aún que prepararse para el cambio.

Trillo hizo además alusión a crítica al nuevo modelo, tal como se está planteando, «una adecuación de los estudios al modelo europeo, basado solo en la 'empleabilidad' de los estudiantes en el mercado del trabajo, nos aboca, en mi opinión a la precarización de la enseñanza. Hay que seguir cultivando todo tipo de conocimientos, incluso los menos rentables.»

Dolors Forteza quiso además retomar un viejo problema, que ahora que se acerca el modelo europeo y con ello la necesidad de enseñar de un modo complejo y con unos objetivos muy claros, puede ser más acuciante, como es la falta de capacitación de los licenciados universitarios para convertirse en profesores tras obtener sus titulaciones.

El Mundo, 07/10/06