EEUU: El sistema de gobierno, descompuesto y sin remedio: 71% de estadunidenses

EEUU: El sistema de gobierno, descompuesto y sin remedio: 71% de estadunidenses
Sólo uno de cuatro electores confía en la precisión del conteo de votos: encuestas
Prueba experto de Princeton vulnerabilidad de las nuevas máquinas del voto electrónico

El sistema se está cayendo en Estados Unidos.

Casi 3 de cada cuatro estadunidenses opinan que el sistema de gobierno está "descompuesto" de manera irremediable, mientras un tercio no confía que su voto será contado en las elecciones.

Un abrumador 71 por ciento de los encuestados coincide en que "nuestro sistema de gobierno está descompuesto y no puede ser reparado"; otro siete por ciento señaló que el gobierno tiene graves fallas, pero conserva la esperanza de que podrían ser remediadas, y sólo 22 por ciento cree que el gobierno "no está descompuesto", según una encuesta de CNN divulgada hoy.

A la vez, una nueva encuesta de ABC News/Washington Post difundida esta noche registra que 68 por ciento opina que el país camina por el carril equivocado, el índice más alto en 10 años (con dos excepciones). Mientras, casi todas las encuestas recientes revelan que la gran mayoría desprecia la labor del gobierno, tanto del Congreso como del Ejecutivo. Más de la mitad opina que la mayoría de los legisladores son corruptos, y casi 60 por ciento cree que el presidente miente a la nación sobre la guerra y otros temas.

Por otro lado, aunque algunos políticos y activistas insisten en que la mejor opción para expresar esta inconformidad es participar en las elecciones, no sólo se espera que la mayoría se abstenga como ha sucedido históricamente en elecciones legislativas, sino que cada vez más ciudadanos dudan que su voto cuente.

Según una encuesta reciente de Ap/Pisos, sólo uno de cada cuatro estadunidenses dice estar muy confiado en que su voto será contado de manera precisa. Un tercio afirma que no confía en que sus votos serán contados, casi el mismo índice registrado en México, donde 39 por ciento dice que duda que su voto sea contado de manera precisa.

Minando aún más la confianza de los votantes en el sistema electoral, el nuevo método del voto electrónico introducido después de los desastres del conteo de 2000 ha generado mayores dudas. Las nuevas máquinas se han instalado en un tercio de todos los distritos electorales y se espera que 40 por ciento de electores las utilicen en la elección legislativa del próximo 7 de noviembre, pero cada vez más políticos y oficiales electorales han expresado su desconfianza en este sistema. La principal preocupación es que muchos no cuentan con un comprobante de papel, lo que hará casi imposible un recuento independiente.

Por otro lado, un estudio de la Universidad de Princeton comprobó qué tan vulnerables son las máquinas electrónicas al hacking (pirateo). De hecho, un experto de esta institución logró ingresar electrónicamente a una máquina de la empresa Diebold y cambiar sus claves por computadora en un minuto. Por lo menos 15 estados tienen máquinas electrónicas sin comprobantes en papel.

En otro golpe a la cultura democrática del país, la estrella porno Mary Carey anunció hoy que se retiraba de la contienda electoral para gobernador en California, ya que tiene que atender a su madre que se lanzó desde un edificio en un intento de suicidio... hace un mes. Carey había declarado que contaba con los atributos necesarios para ocupar el puesto, ya que era mucho más atractiva que el gobernador Arnold Schwarzennegger, y que además hablaba mejor inglés.

Al parecer, los únicos que aún no se han enterado de que el sistema se está cayendo son los políticos, ya que el electorado, según estos indicadores, lo tiene muy claro.

La Jornada, 24/10/06