UV: Los laboratorios e investigadores de la Universidad ya atienden a 48 empresas

UV: Los laboratorios e investigadores de la Universidad ya atienden a 48 empresas
En un año ha crecido un 30% el número de compañías que recurren a los equipos del campus
Los clientes externos absorben casi el 70% de la labor del centro de apoyo científico de Vigo

Hace unos días, el informe anual de la Fundación Conocimiento y Desarrollo advertía de que las universidades españoles aún viven de espaldas a la sociedad. El estudio animaba a los investigadores a abrir sus puertas a la empresa privada, y recomendaba a los rectores que adapten los programas de estudios a la realidad económica de la zona en la que imparten clase. Los datos salían a la luz en Vigo, y es precisamente en su universidad donde pueden presumir de haber emprendido ya el camino que marcan las principales empresas e instituciones europeas.

Pueden corroborarlo los últimos resultados del Centro de Apoyo Científico y Tecnológico para la Investigación (Cacti) del campus de Vigo. La Universidad ya cuenta entre sus clientes a un total de 48 empresas, que recurren a los investigadores y a los equipos tecnológicos del campus para innovar y para mejorar sus productos. Y la mejor noticia para la institución académica viguesa no es que el número de compañías sea grueso, sino que no cesa de aumentar a un ritmo de vértigo. En el último ejercicio la lista de empresas que se apoyan en la Universidad creció un 30%.

El avance supone además una transferencia directa de conocimiento al tejido productivo gallego y vigués. De hecho, más de la mitad de las empresas que utilizan los servicios de la Universidad son del área de influencia de Vigo. Y el resto, en su mayoría, tienen su sede en otros puntos de Galicia y en el norte de Portugal. Entre ellas figuran firmas como Rodman, Copo Ibérica, Dalphimetal, Dayco o Viza, íntimamente ligadas con el desarrollo económico del sur de la comunidad.

A estas compañías se unen un total de 31 instituciones públicas de la península, que también apostaron por los científicos y equipos de Vigo para trabajar. Entre ellas figuran algunas entidades de renombre, como la Universidad de Barcelona, el Instituto Politécnico de Lisboa y el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

El resultado de esta progresión es que los clientes externos copan ya casi el 70% de los 297.000 euros que factura anualmente el centro vigués de apoyo científico, que pronto verá cómo un nuevo proyecto de la Universidad, la Ciudad Tecnológica, multiplica la carga de trabajo de los investigadores del campus.

La Voz de Galicia, 05/11/06