El 75% de las titulaciones no tiene suficientes universitarios para ser viable

Botín, Vázquez e CabreraEl 75% de las titulaciones no tiene suficientes universitarios para ser viable
34 centros ofrecen títulos con menos de 10 nuevos estudiantes cuando se necesitarían 125

Las universidades públicas españolas ofrecen más de 2.200 titulaciones; es decir, repiten ese número de veces las 140 carreras que existen. Pero no hay tanto alumno para tan extensa oferta y en tres cuartas partes de esas titulaciones se matriculan menos de 125 estudiantes al inicio del curso, la cifra mínima de viabilidad que señalan los expertos. Así lo pone de manifiesto, con datos del curso 2004-2005, el Atlas de la España Universitaria, un exhaustivo estudio que ayer presentó la ministra de Educación, Mercedes Cabrera. A la vista de estos datos, la ministra dijo: "Habrá que adoptar decisiones trascendentes. Que esto no suene a amenaza, prestaremos todo nuestro apoyo para este proceso de reformas".

"En 1990 el futuro estaba escrito, pero nadie lo había leído", dijo ayer el autor del informe, el profesor Pedro Reques. Sí, en aquellos años ya se sabía que el número de estudiantes acusaría el descenso de la natalidad, pero las universidades siguieron creciendo hasta alcanzar los 213 campus que hay en la actualidad, un crecimiento "desordenado y sin coordinación" que ha dibujado un mapa universitario "más guiado por impulsos políticos y territoriales que por la oferta y la demanda", afirmó ayer el presidente de los rectores, Juan Vázquez. El estudio que ahora pone de manifiesto esta falta de planificación lo ha elaborado la Universidad de Cantabria con la colaboración del Ministerio de Educación y de la Conferencia de Rectores y lo ha financiado el Grupo Santander.

Por financiación y metodología docentes, los expertos calculan que menos de 125 alumnos nuevos cada año en una facultad para estudiar una carrera no es una cifra viable. Y en España, tres cuartas partes de las titulaciones que ofrecen las universidades públicas presenciales (excluyendo las privadas y la UNED) no llegan a esa cifra, según el estudio presentado ayer. La razón es que, pese a que sólo hay 140 carreras distintas, estás se repiten muchísimo; a veces, a muy pocos kilómetros de distancia, ya que incluso la misma universidad la ofrece en distintas sedes. El 75% de la población vive a menos de 25 kilómetros de un centro universitario y algunas comunidades ofrecen la misma titulación en prácticamente todas sus universidades. Es el caso de Ciencias Ambientales en Andalucía, por ejemplo, muy por encima de la demanda.

En el curso 2004-2005, 13 titulaciones quedaron desiertas, no hubo matrículas, y en otras 104 entraron como máximo 10 alumnos. Por ejemplo, en Matemáticas en las universidades de Almería o La Rioja; en Turismo en la de Lleida, o en Ingeniería Técnica Industrial, especialidad textil, en la Politécnica de Valencia o Salamanca.

La mitad de las plazas

En más de una veintena de titulaciones se cubren como mucho la mitad de las plazas que ofrecen. Entre ellas, la mayoría de las Filologías, la Ingeniería Técnica Industrial en la especialidad de textil, varias especialidades de la Ingeniería Técnica de Minas, Matemáticas o Estadística.

En general, las de Humanidades y Ciencias Experimentales ofrecen más plazas de las que se demandan. Mientras en las carreras sanitarias y, en menor medida y dependiendo de las titulaciones, en las ingenierías la demanda sigue superando la oferta. Por último, las Ciencias Sociales y Jurídicas están equilibradas. Incluso cuando las cifras globales señalan la buena salud de una carrera, hay ejemplos concretos de sobredemanda.

Y el estudio señala que el número de alumnos, siguiendo las previsiones del Instituto Nacional de Estadística, no comenzará a remontar hasta 2014. El descenso de estudiantes ha sido más acusado en la parte noroccidental de España, por tanto, será la que sufra las consecuencias más negativas de la baja natalidad.

La escasa movilidad de los estudiantes -alrededor del 90% de los nuevos universitarios estudia en la región o provincia donde ya residía- es parte del problema. Y sólo 23.670 alumnos, de los 1.443.800 que había el año pasado, recibieron una beca de movilidad, de unos 3.450 euros anuales de media. Madrid es la comunidad que más estudiantes atrae de otras regiones, mientras otras zonas, como Salamanca o Sevilla, sólo extienden su influencia a su comunidad, y otras, sólo a su provincia, por ejemplo Almería, según citaron ayer.

El País, 11/01/07

Outras novas relacionadas: