Reino Unido: Casi dos millones de británicos se oponen al plan de cobrar por kilómetro en las carreteras

Reino Unido: Casi dos millones de británicos se oponen al plan de cobrar por kilómetro en las carreteras

Un millón ochocientos mil británicos han firmado una petición popular contra el plan del Gobierno laborista de aplicar un sistema de control de los viajes por carretera para cobrar a los automovilistas por kilometraje. Tony Blair ha decidido enviar un mensaje electrónico a todos y cada uno de los signatarios explicándoles que no se trata de un impuesto clandestino ni de crear una sociedad de control total del individuo. Según Blair, «está demostrado que mejorar el transporte público y atacar los cuellos de botella que se forman no bastan para evitar que siga agravándose el problema de congestión» del tráfico. Las únicas opciones son, afirma el líder laborista, construir nuevas carreteras, ampliar las ya existentes o introducir un sistema de cobro por kilómetros recorridos.

Blair agrega que dejar que continúe aumentando la congestión «sería malo para las empresas, para los individuos y para el medio ambiente».

La Voz de Galicia, 22/02/07