Suecia: El Gobierno sueco quiere que el Ejército espíe a los ciudadanos

Suecia: El Gobierno sueco quiere que el Ejército espíe a los ciudadanos
El plan pretende controlar los teléfonos y el acceso a internet

Suecia teme convertirse en un estado Big Brother (Gran Hermano). Un amplio proyecto de escuchas auspiciado por el Gobierno para luchar contra una amenaza exterior ha levantado una viva polémica política y ciudadana. El controvertido proyecto de ley se presentará hoy en el Parlamento por parte del Ejecutivo de centroderecha del primer ministro, Fredrik Reinfeldt. El plan gubernamental pretende autorizar a la Agencia de Escuchas Militares a ampliar considerablemente su campo de acción hasta el punto de darle la posibilidad de interceptar todas las comunicaciones, teléfonos e internet. De prosperar la iniciativa, la referida agencia militar podría interceptar todas las comunicaciones del interior de Suecia y las procedentes del extranjero.

Actualmente, esta agencia tiene esencialmente la misión de vigilar las ondas en el marco militar. Durante la guerra fría, la agencia era la oreja de Suecia para vigilar a la Unión Soviética. El ministro de Defensa sueco, Mikael Odenberg, consideró que la reforma es necesaria en el mundo actual donde las comunicaciones pasan cada vez más por los cables de fibra óptica.

"Se trata de recoger información para la seguridad, la defensa y la política exterior del país, para proteger a Suecia de las amenazas exteriores", declaró Odenberg. "Queremos ser capaces de detectar todas las amenazas militares y también contradecir los riesgos terroristas, la amenaza de las armas de destrucción masiva, los ataques contra internet y también proteger los soldados que participan en operaciones internacionales", añadió.

Incluso un diputado de la coalición en el poder, Henrik von Sydow, consideró que el proyecto abre la puerta al espionaje por parte de un Gobierno mal intencionado.

El Periódico de Aragón, 08/03/07