Cuarto Congreso Mundial de la Internacional de la Educación: La educación: ¿servicio público o mercancía?

Cuarto Congreso Mundial de la Internacional de la Educación: La educación: ¿servicio público o mercancía?
Resolución sobre el subtema 1 del Congreso

El Cuarto Congreso Mundial de la Internacional de la Educación reunido en Porto Alegre, Brasil, del 22 al 26 de julio de 2004:

1. Constata que en el curso de estos últimos años se han hecho numerosas propuestas innovadoras por parte de organizaciones intergubernamentales, gobiernos y sindicatos para reformar los sistemas públicos educativos a fin de hacerlos más eficientes; pero al mismo tiempo se han hecho otras propuestas para someter los sistemas educativos a las reglas del mercado;

2. Constata que actualmente todo el mundo coincide en considerar que los sistemas educativos públicos a todos los niveles, deben preparar a los/as jóvenes para que desarrollen una actitud socialmente responsable, un enfoque crítico, una actitud positiva frente a la innovación y una capacidad al diálogo;

3. Constata que los sistemas educativos deben ofrecer oportunidades a todas las personas sin importar su edad. Deben asimismo incluir la preparación para la vida en tanto que ciudadanos/ as activos/as en una sociedad democrática; la transmisión de conocimientos, de competencias y aptitudes con espíritu crítico y la preparación para el mundo del trabajo, que incluya la recalificación de trabajadores/as y ciudadanos/as de edad. Los sistemas educativos de calidad deberían ofrecer un buen equilibrio entre estas tres dimensiones de la educación.

4. Constata también que la existencia de recursos humanos adecuadamente capacitados y el uso de las nuevas tecnologías se han convertido en factores estratégicos dentro de la encarnizada competencia a la que se libran las empresas a nivel internacional y que ciertos actores de la vida política y económica están cuestionando la capacidad de la enseñanza pública para superar estos desafíos.

5. Constata que la mundialización no se limita sólo a la produccion e intercambio de bienes materiales sino que se extiende actualmente a la producción de bienes inmateriales, como la enseñanza, que es considerada por algunos inversores como un nuevo ámbito de inversiones rentables. Esto conduce a la privatizacion de la educacion y la investigacion por medio de la OMC y la AGCS;

6. Nota además que la comercialización internacional de la educación tiene los siguientes resultados negativos:

  • Conduce a una mayor homogeneización y a un predominio continuo de las lenguas coloniales en detrimento de las culturas y lenguas nacionales y locales
  • Debilita y neutraliza los sistemas educativos nacionales y locales que no pueden competir con los mayores recursos puestos a disposición y con la oferta de cursos confeccionados, iguales para todos y – a primera vista - relativamente baratos
  • Amenaza con socavar el papel muy especial que la educación desempeña en la cohesión nacional de las sociedades históricamente divididas, en la promoción de los valores democráticos, de la reconciliación y del respeto de la diversidad.
  • Asimismo representa un desentendimiento masivo y una abdicación por parte del Estado frente a una de sus responsabilidades principales – a saber, proporcionar una educación de calidad para todos y todas.

7. Constata que el sector de la enseñanza, comparado con otros sectores profesionales, todavía utiliza escasamente las nuevas tecnologías de la información y comunicación y que las oportunidades y desafíos que éstas suscitan no son plenamente mensurables aún;

8. Constata, sin embargo, que cada vez más los responsables políticos ven en las nuevas tecnologías una herramienta ideal para la comercialización de la formación y la enseñanza vía internet, en la educacion primaria, secundaria, superior y a lo largo de la vida.

El IV° Congreso Mundial de la Internacional de la Educación

9. Otorga prioridad al fortalecimiento de las acciones de las organizaciones miembro contra las amenazas que pesan sobre la educación pública, y que están representadas en la economía neoliberal y las políticas que en materia de educación preconizan los organismos internacionales, en particular la Banca Mundial, el FMI, la OMC y la OCDE;

10. Recuerda que la enseñanza pública es un sistema gratuito, abierto a todos/as, sin discriminación de género, religión, cultura y nivel social, financiado por fondos públicos, gestionado y evaluado conforme a los objetivos y principios democráticamente fijados por las autoridades públicas;

11. Reafirma que el acceso de todos, y en particular de las niñas, a una educación de calidad es un derecho fundamental reconocido jurídicamente por la comunidad internacional, pero que todavía está lejos de traducirse en los hechos;

12. Reafirma que las autoridades públicas tienen la responsabilidad capital de asegurar a todos y todas el acceso a la educación y que la transferencia total o parcial de esta responsabilidad a las organizaciones no gubernamentales debe considerarse solo de manera provisional a fin de hacer frente a situaciones de emergencia;

13. Otorga mandato al Consejo Ejecutivo para que en el curso del próximo trienio tome las iniciativas pertinentes a fin de que se eliminen las desigualdades entre niños y niñas en la enseñanza primaria y secundaria para 2005, así como para lograr la igualdad de género en la educación en los siguientes diez años, tal como está previsto en el Marco de Acción de la EPT adoptado por el Foro de Dakar en abril de 2000;

14. Afirma que la enseñanza debe ser un lugar común para compartir y transmitir saber, donde las personas deben aprender a vivir juntas, sin discriminación basada en el origen étnico, la religión y la cultura, y que el replanteamiento de la enseñanza pública por políticas de privatización modificará profundamente la naturaleza de nuestras sociedades democráticas y reforzará las desigualdades de acceso a la educación;

15. Afirma que la enseñanza como servicio público debe continuar con sus esfuerzos de modernización y hacer cuanto pueda para obtener una mejor calidad y mayores niveles de éxito con el fin de responder a la inquietud de padres y madres y de los/as jóvenes víctimas de la inseguridad que en ellos/as generan los cambios económicos y sociales;

16. Afirma que la enseñanza debe ser gratuita y su financiación fundamentada en el concepto de la solidaridad fiscal: los individuos deben contribuir a la financiación de los servicios públicos en función de sus medios y no de sus necesidades, la gestión de estos fondos públicos debe llevarse a cabo con la mayor transparencia y la mala gestión y de las eventuales prácticas de corrupción deben ser denunciadas y sancionadas públicamente.

El IV° Congreso Mundial de la IE

17. Otorga mandato al Consejo Ejecutivo para que continúe abogando ante las organizaciones intergubernamentales, internacionales sindicales y políticas sobre la naturaleza y seriedad de nuestras propuestas en la materia;

18. Pide a las organizaciones afiliadas que continúen su reflexión sobre las reformas que deben llevarse a cabo para que el sistema público educativo se convierta en una escuela del éxito que garantice por una parte la libertad pedagogica del/la docente de acuerdo a la recomendación conjunta OIT/UNESCO de 1966 y por la otra, los derechos de los/as jovenes y los/as adultos/as a una formacion inicial y continua digna se ese nombre. Asimismo, pide que inicien con sus gobiernos respectivos, los medios de comunicación, las organizaciones de padres y jóvenes, el diálogo necesario para alcanzar estos objetivos.

19. Reitera que la educación no es una mercancía y no debe ser privatizada, y exige la exclusión de la educación, la investigación, el desarrollo y de los otros servicios sociales, del AGCS y de las negociaciones de los acuerdos comerciales, bilaterales, multilaterales y regionales

20. Reconoce la importancia de promover iniciativas y acciones entre las reuniones ministeriales relacionadas con el AGCS y los acuerdos comerciales regionales, bilaterales y multilaterales, a fin de dar seguimiento e influir en las cuestiones relativas al comercio, en particular aquellas que afectan a la educación, otros servicios públicos y a las normas laborales comunes.

21. Encomienda al Consejo Ejecutivo continuar y ampliar la labor de la IE sobre el AGCS mediante campañas en favor de que la educación y la investigación sean excluidos del AGCS y de los acuerdos regionales y bilaterales de libre comercio.

22. Otorgar mandato a la IE para que sensibilice a las organizaciones miembro sobre la relevancia, los efectos y la importancia que tienen los acuerdos de comercio internacionales para el trabajo de las organizaciones nacionales que representan a trabajadores/as de la educación.