USC: La USC instalará controles de acceso con tarjeta en todos sus edificios

USC: La USC instalará controles de acceso con tarjeta en todos sus edificios
El sistema, con un millón de euros de inversión, permitirá acceder con la tarjeta universitaria inteligente (TUI)

Control total

La Universidade de Santiago invertirá algo más de un millón de euros en instalar un sistema integral de seguridad en todos sus centros, tanto los del campus de Santiago como los de Lugo. La primera fase estará lista a finales de este año, y el objetivo será que todas las facultades y edificios universitarios tengan un control de acceso con la tarjeta universitaria inteligente (TUI).

La situación es muy heterogénea actualmente. En algunos centros los profesores o investigadores que quieren acceder fuera del horario habitual a sus despachos o laboratorios tienen una tarjeta de acceso, mientras en otros deben llamar al personal de seguridad para que abra la puerta principal. El objetivo es uniformizar y centralizar estos accesos. Aunque en un principio la TUI servirá para entrar, pero sin que quede registrado quién lo hizo, el objetivo final del sistema integral es saber qué persona ha accedido a las instalaciones y cuándo lo hizo.

El presupuesto previsto para estas obras supera ligeramente el millón de euros. El mayor porcentaje (más de 380.000 euros), se destina a instalar controles de acceso electrónicos en 58 centros, concretamente en 76 puertas. Establecer un control de las puertas de la residencia universitaria Burgo das Nacións (actualmente todavía se utiliza llave), lo que incluye 452 accesos, supondrá una inversión de cien mil euros, mientras que instalar sistemas de detección automática de incendios y alarma; así como de extinción seca en el archivo histórico, ascenderá a un montante de 130.000 euros.

Sistema contra la intrusión en cinco facultades

El control de acceso se establecerá en la totalidad de centros de la Universidade de Santiago, pero además, en determinadas facultades, se habilitará un sistema de protección contra intrusión. En concreto se hará en las de Biología, Farmacia, Física, Medicina y Química, que todavía tenían vigilancia específica dentro del centro.

Con este sistema contra intrusión (cuya inversión será de 300.000 euros), lo que se consigue, tal y como explica el vicerrector de Infraestructuras, Xoán Carlos Carreira, es sectorializar el edificio. Es decir, que la tarjeta universitaria permita el acceso por zonas y no de un modo universal a todas las partes de la facultad.

Con esto se limitará el riesgo de intrusión en las áreas más sensibles de la USC y la circulación de visitas, personal y estudiantes en aquellas circunstancias en las que este movimiento no está permitido. El sistema podrá ampliarse modularmente cuando haya futuras necesidades.

El centro de coordinación de seguridad (casi 120.000 euros en el proyecto), conocerá cuál es la situación de cada sensor, de forma que identificará no sólo que hay un intento de intrusión, sino también el lugar exacto en el que se está produciendo, el estado de apertura o de cierre de los puntos de paso que se protegen (ventanas o puertas), y si se han saboteado los sensores que están instalados en la zona.

El hecho de que se digitalice el acceso y se utilicen más recursos tecnológicos provocará ir reduciendo paulatinamente el servicio de seguridad. De hecho, este año ya se ha limitado prácticamente a la mitad el personal de vigilancia, pasando de una plantilla de cuarenta personas a unos veinte.

Amplia cobertura

El nuevo sistema de control abarcará prácticamente todos los edificios que dependen de la institución académica. Esto supone que además de las facultades y edificios de investigación se incluyan otros como la capilla del campus, el almacén, el auditorio, la piscina cubierta o las casas de viviendas de los funcionarios (en donde se sitúan los locales sindicales y la oficina web de la USC).

También se incluyen aquellas sedes que no pertenecen ni al campus de Santiago ni al de Lugo, como son la estación hidrológica Encoro do Con de Vilagarcía o la estación de biología mariña de A Graña.

Un circuito de televisión vigilará los puntos singulares de la institución

Asociado tanto al sistema de control de acceso en todos los centros, como al de control de intrusión que se implantará en determinadas facultades, la USC también implementará un circuito de televisión que vigilará los puntos del control de accesos y determinados lugares singulares que defina la universidad.

Las imágenes de la cámara serán registradas en formato digital, y el modelo a elegir (fija o móvil), dependerá del objetivo a proteger y evaluado por la USC. Este subsistema de circuito de televisión podrá grabar las imágenes de todas las cámaras o de cualquiera de las seleccionadas, y esta selección será manual (por parte del operador), o bien automática, cuando la active una alarma. Pese a poder grabar en todos los puntos que defina la institución académica, toda la información que se extraiga del disco duro de imágenes estará encriptando, evitando que puede reproducirse en cualquier pecé sin el software específico y sin los códigos necesarios para el acceso.

Extinción seca

Preservar el patrimonio del archivo histórico de la USC en caso de incendio es el objetivo de la instalación de un sistema de extinción seca en este edificio. La propuesta del concurso es que en las cinco plantas se instalen 29 botellas de gas. Cuando el sistema de detección alerta de un incidente, la válvula direccional de esa sala se abre, y si se confirma un incendio se provoca el disparo de la batería y se descarga el gas.

La Voz de Galicia, 23/09/07

Outras novas relacionadas: