Francia: Noche de violencia en París

Francia: Noche de violencia en París
Se han producido saqueos e incendios de comercios y coches y ataques a dos comisarías

La muerte anoche de dos adolescentes tras chocar la moto en la que iban con un coche de policía en una localidad al norte de París desencadenó anoche disturbios que se extendieron a localidades próximas, con saqueos e incendios de comercios y coches, y ataques a dos comisarías.

Ocho policías y un bombero resultaron heridos, según primeros datos de la prefectura (delegación del Gobierno) del departamento de Val d'Oise, que indicó que una comisaría de Villiers-le-Bel (donde estallaron los disturbios) fue incendiada y otra de la vecina localidad de Arnouville fue saqueada por grupos de jóvenes.

Los ataques acabaron a primera hora de la madrugada, con la llegada de refuerzos policiales, y esta mañana eran visibles varios comercios próximos a la estación de Villiers-le-Bel incendiados o saqueados.

La prefectura había indicado a medianoche que llevaba contabilizados más de una veintena de coches incendiados, así como un gran número de papeleras también destruidas por el fuego.

En una entrevista a la emisora «France Info», el alcalde de Villiers-le-Bel, Didier Vaillant, pidió a los habitantes que hagan lo posible «para que la ciudad recupere la calma».

Vaillant exigió también «una investigación imparcial y lo más rápido posible» sobre la causa que originó los disturbios, la muerte de dos jóvenes de 15 y 16 años al chocar la moto en la que circulaban con un coche de policía.

El alcalde insistió en que se habían puesto barreras en torno a los dos vehículos implicados en el siniestro para conservar las pruebas con el objetivo de que la investigación judicial abierta ayer se pueda llevar a cabo con objetividad.

Según la versión policial, el accidente se produjo cuando un coche patrulla que circulaba ayer por la tarde a velocidad reglamentaria y sin sirena en la calle Louis Michel al atravesar un cruce chocó de frente contra una moto de cross, cuyos dos ocupantes, sin casco, fallecieron.

Los incidentes de anoche recuerdan a la ola de disturbios que sacudió Francia hace poco más de dos años. Entonces, la muerte de dos adolescentes, electrocutados en un transformador eléctrico en una población del extrarradio de París, cuando huían de la policía, desencadenó actos violentos que rápidamente se extendieron a barrios conflictivos de todo el país y se prolongaron durante semanas.

La Voz de Galicia, 26/11/07

Villiers-le-Bel

Outras novas relacionadas: