Comunidad Valenciana: La Universitat de València reclama la prórroga del Plan de Financiación

Comunidad Valenciana: La Universitat de València reclama la prórroga del Plan de Financiación
Tomás dice que la Universitat tendrá que recurrir a un crédito para pagar 18 millones en nóminas por el retraso de los fondos del Consell

La Universitat de València aprobó este lunes su presupuesto para 2008, que ascenderá a 383 millones de euros, un 12,18 por ciento más que el presente ejercicio. Se trata de unas cuentas "ajustadas", según las definió el rector de la institución, Francisco Tomás, que apuntó que "se basan en el anuncio hecho público por el conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, de que el próximo año se prorrogará el Plan Plurianual de Financiación" aunque "aún no tenemos ese documento", observó.

Asimismo, el rector subrayó que la ejecución de estos presupuestos tienen un "handicap" de tesorería a causa de los "continuados retrasos" en la recepción de los fondos de la Generalitat, hasta tal punto que, "si no se produce un ingreso de aquí a final de año", la Universitat tendrá que recurrir a pólizas de crédito -cuyos intereses tendría que abonar la entidad educativa- para pagar los 18 millones de euros de las nóminas del personal correspondientes al mes de diciembre.

Así, el presupuesto aprobado incluye una partida de pasivos financieros por valor de 16,47 millones de euros de endeudamiento para hacer frente a las inversiones previstas con financiación de la Generalitat, explicó.

Tomás recalcó que la Universitat de València "ha hecho sus deberes" y "no vive de las subvenciones". Prueba de ello es que el 23 por ciento -unos 82 millones de euros- del presupuesto de 2008 procederán de ingresos del sector privado, lo que supone 4,3 puntos por encima de las previsiones del modelo de financiación fijado por la Generalitat.

El incremento de estos ingresos que provienen del sector privado se debe al aumento de las denominadas transferencias competitivas, entre las cuales las más importantes son las referidas a los recursos externos que obtienen los diferentes grupos de investigación. Para Tomás, este dato "pone de relieve la gran capacidad investigadora de la Universitat de València y sus esfuerzos por buscar recursos externos, que están por encima de las recomendaciones de la Generalitat", insistió.

Pese a ello, el rector lamentó la insuficiencia financiera que sufren las universidades públicas valencianas y, en concreto, la Universitat de València. Al respecto, declaró que que "el modelo de financiación universitaria se ha acabado y hace falta renovarlo" para lo que mostró sus disposición a "negociar un modelo de financiación estable con las ´conselleries´ de Educación y Economía de Hacienda".

No obstante, recordó que en este momento ni siquiera se ha firmado el documento de la prórroga para 2008 del vigente Plan de Financiación. En este punto, comentó que el pasado día 5 de noviembre los representantes de las universidades mantuvieron una reunión con la Conselleria de Educación en las que "pedimos ya el documento que garantice la prórroga del plan de financiación de 2008". "Ese documento -prosiguió- que consideramos prorrogado no lo tenemos y por ello hemos pedido a la Conselleria que para el año que viene nos dé un documento similar al que tuvimos para 2006 y 2007".

Igualmente, lamentó los "problemas de tesorería" que sufre la Universitat a causa de que la Generalitat no ha ingresado en efectivo una serie de fondos comprometidos. "Esto significa que nosotros todos los años y en esta ocasión en mayor cuantía tenemos dificultades de tesorería para hacer frente a los proveedores y personal del último trimestre", afirmó Tomás, que añadió que "esta es una cuestión que ha sido expresada tanto al conseller de Educación como al secretario autonómico de Universidad y se ha urgido desde todas las universidades públicas la necesidad de regularizar este desfase entre las cantidades previstas y las que recibe realmente cada centro en el ejercicio económico".

SINDICATURA DE COMPTES.

Advirtió que esto "no es una buena cosa porque pone obstáculos muy serios a la hora de ejecutar los presupuestos y de someter nuestras cuentas a auditorias como las de la Sindicatura de Comptes". De hecho, según el informe de 2006 de este organismo la Generalitat adeuda al sistema universitario público valenciano 344 millones de euros, de los que 122 son a la Universitat de València.

Francisco Tomás detalló además que de los 383 millones de euros con los que contará la Universitat el año que viene, el 72,59 proviene de transferencias de la Generalitat, 14,43 a tasas y otros ingresos y un 8,44 por ciento a transferencias de capital. Agregó que los gastos de personal supondrán en 2008 el 50,8 por ciento del presupuesto -es decir más de 70 por ciento de las subvenciones del Consell-, una subida "modesta", dijo el rector, del 5,5 por ciento.


Además de por la inflación, los gastos debidos a la antigüedad de la plantilla y el aumento de la factura energética, los incrementos presupuestarios venden marcados también por la puesta en funcionamiento de nuevos servicios, como el Instituto López Piñero o el Parque Científico, y las nuevas inversiones en infraestructuras.

En este sentido, las inversiones aumentan un 26,21 por ciento y comprenden las previsiones por atender las obras en curso, como por ejemplo las reformas de las facultades de Medicina, de Biológicas y de Psicología, además de las anualidades de las construcciones de la Escuela de Magisterio, de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Escuela Técnica Superior de Ingenierías.

Panorama Actual, 27/11/07