Comunidad Valenciana: Los rectores reclaman a Educación la coordinación de la reforma de las titulaciones

Comunidad Valenciana: Los rectores reclaman a Educación la coordinación de la reforma de las titulaciones porque su coste "no puede ser cero"
Los cambios supondrán un ajuste de plantilla que aún no está cuantificado

Los rectores de las universidades públicas valencianas han reclamado al conseller de Educación una "coordinación del sistema de la reforma de titulaciones" para adaptarlas al nuevo Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) "a todos los efectos", incluyendo el presupuestario, porque se trata de un proceso que "no será sencillo" y que no puede tener un "coste cero", según advirtió hoy el rector de la Universitat de València, Francisco Tomás.

El máximo responsable de la UVEG, que realizó estas manifestaciones en rueda de prensa para informar de los asuntos tratados en el último Consejo de Gobierno del año de la institución, informó de que en una reciente reunión con el conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, los rectores le demandaron una previsión presupuestaria acordada para la reforma de las titulaciones porque "de una manera o de otra nosotros tendremos que plantear la cuestión económica".

Tomás declaró que "no hay una previsión económica significativa en los presupuestos de 2008 de la Generalitat para la reforma de los planes de estudios" y añadió que "eso está bien porque la aplicaremos a partir del año 2009 y es entonces cuando necesitaremos los recursos". En este punto, auguró que los cambios supondrán un "ajuste de plantilla que aún no está cuantificado y una inversión no despreciable en infraestructuras".

El rector insistió igualmente en la necesidad de coordinación porque "no sería una buena cosa que en el seno del sistema universitario valenciano hubiera actitudes diversas" por lo que recordó que los rectores "ya acordamos coordinar la implantación y los vicerrectores mantienen reuniones constantes sobre este tema", lo que "no elimina la competitividad ni que cada uno tenga la mejor oferta", subrayó.

Con este objetivo, el Consejo de Gobierno de la Universitat de València aprobó esta mañana un documento para la puesta en marcha en el curso 2009-2010 y en el 2010-2011 de las nuevas titulaciones de grado adaptadas a Europa. El acuerdo, que se ha adoptado por "amplia mayoría", recalcó Tomás, contempla dos partes, los principios que informarán el cambio y el procedimiento práctico para elaborar la información que se ha de remitir a la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca) para que los títulos sean registrados.

A partir de ahora se remitirá a todos los centros de la entidad educativa un calendario de adaptación y las directrices recogidas en este documento. Además, para cada titulación se redactará un plan de viabilidad que establecerá la capacidad de cada carrera de acoger estudiantes, las demandas económicas que harán falta y el deber que tenemos como universidad pública. Esta última punto implicará que "ningún estudiante que quiera entrar en la Universitat de València se quede fuera, continuaremos asumiendo la carga que supera el 35 por ciento de alumnos de al Comunitat Valenciana", dijo.

Francisco Tomás recalcó el "esfuerzo" que supondrá este proceso, sobre todo en una universidad como la de Valencia, con más de 60 títulos que adaptar y un gran tamaño, con aularios pensados para 150 alumnos". De hecho, algunas facultades de la Universitat de València, como es el caso de la de Economía, son más grandes que universidades enteras de España, puntualizó el rector.

Por ello, Tomás defendió la decisión de la UVEG y del resto de universidades públicas de la Comunitat de iniciar las enseñanzas con títulos transformados en el curso 2009-2010 "y no porque tengamos ganas de aplazarlo indefinidamente sino porque el 15 de febrero --primer plazo previsto para presentar las propuestas-- es una fecha casi imposible teniendo en cuenta la dimensión de la documentación que hay que preparar". Agregó que "ofrecer estudios coordinados en un sistema universitario amplio como es el nuestro requiere tiempo porque el futuro de nuestra Universidad y de nuestra sociedad está en el aire".

"EJERCICIO DE RESPONSABILIDAD"

Asimismo, el rector se comprometió a realizar desde la Universitat un "ejercicio de responsabilidad porque no podemos hacer actuaciones improvisadas" sino que "hemos de conseguir que todos nuestros títulos sean viables". "Y eso quiere decir valorar las necesidades docentes y de infraestructuras". En este sentido, recordó que, por ejemplo, los aularios del campus de Tarongers están pensados para grupos de 150 alumnos, lo que tendrá que modificarse, o que el EEES prevé una atención más "directa e íntima" del profesor hacia el alumno.

Tomás garantizó que la UVEG "va a hacer un esfuerzo para optimizar al máximo nuestros recursos pero eso no significa que la reforma de acercamiento al EEES sea a coste cero". "Esa es una idea que no nos planteamos", aseveró el rector, que instó a "conjugar la responsabilidad de las universidades de hacer rentable su dotación con la necesidad de aplicar los recursos necesarios para hacer la reforma, porque de lo contrario está será un maquillaje", alertó.

Por su parte, la Universitat de València garantizará a los alumnos que lo soliciten la obtención del título de graduado a aquellos estudiantes que se hayan matriculado durante los próximos cursos en titulaciones del catálogo vigente y correspondientes a planes de estudios actuales, mediante el procedimiento de adaptación que se arbitrará al efecto.

Preguntado por su la adaptación de las carreras a Europa supondrá la desaparición de alguna titulación, Tomás comentó que la Universitat no tiene previsión de que se elimine ninguna aunque lo que sí se contempla es la reunificación.

Por otra parte, el Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC) convocó esta mañana ante el rectorado una concentración para protestar por el Proceso de Bolonia y el cambio de títulos. Al respecto, el rector comentó que "algunas de las ideas que defiende el grupo que ha convocado la manifestación han sido recogidas en el documento que ha aprobado el Consejo de Gobierno".

Levante, 19/12/07